Seguinos en redes

Estados Unidos

Biden decretó que a partir del 2030 la mitad de las ventas de autos deberán ser eléctricos

El presidente Joe Biden busca el proyecto con las principales copañías automotrices para que para el 2030 la mitad de los vehículos vendidos sean libres de carbono.

Publicado

en

En una orden ejecutiva que lo puso en contra de las principales empresas automotrices y del sindicato de trabajadores automovilísticos, Estados Unidos deberá vender un 50% de autos eléctricos para 2030. Hoy estas ventas representan el 1%.

El pasado jueves 5 de agosto, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva en la cual establece el objetivo de que para el año 2030, todos los autos que sean vendidos en los Estados Unidos por las principales compañías automotrices sean eléctricos, con el objetivo de reducir las emisiones de carbono.

Los directores de tres de las compañías automotrices más grandes de Estados Unidos, Ford, GM y Stellantis, junto al titular del United Auto Workers, el principal sindicato de los trabajadores automovilísticos del país, rechazaron este plan, en un anuncio que realizaron de manera conjunta.

Si bien apoyaron el “espíritu” del proyecto, los empresarios y sindicalistas se pusieron de acuerdo en que el objetivo de una transición verde en los próximos 9 años es “irreal” y “demasiado ambiciosa“, especialmente luego de una pandemia que destrozó la actividad industrial.

Las empresas señalaron que se comprometen a reducir las emisiones de gases dañinos para la atmósfera terrestre entre un 40 y un 50% mediante la manufactura de autos eléctricos, pero que no dejarían de vender autos convencionales en 2030.

Esta unión sin precedentes del sector automotriz logró sus efectos, ya que en la firma de la orden ejecutiva, Biden le quitó a último momento el carácter obligatorio y bajó el objetivo al 50%, aunque le exigirá a las empresas que tengan un contrato con el Estado que adopten vehículos eléctricos.

Pero lo grave de la orden ejecutiva terminó siendo un nuevo esquema de subsidios a las empresas que vendan autos eléctricos, que tendrá en cuenta primero a las empresas de autos convencionales que hagan la transición a autos eléctricos por sobre las empresas que siempre se han enfocado a este mercado.

Es así que marcas como Volvo, recibirán mayor asistencia para 2030 que la marca líder en ventas de autos eléctricos, Tesla, que ha sido dejada de lado por la administración Biden.

En sintonía con el Acuerdo de París, Biden busca reducir las emisiones de carbono para el año 2050 mediante la baja en la producción de autos alimentados por combustibles fósiles, pero desde el gobierno demócrata insisten con la Agenda 2030 que quiere lograr resultados visibles en esta década.

Este plan no tiene en cuento lo costoso que todavía es la manufactura de los automóviles eléctricos, mientras solo representan el 1% de las ventas en el país.

Image
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden junto con la CEO de General Motors (GM) Mary Barra.

El valor de los autos eléctricos puede llegar a un costoso precio de hasta $80.000 dólares, siendo este muy elevado para el promedio de los ciudadanos de clase media por diversas razones que incluyen su bajo nivel de aceptación en el mercado y sus altos costos de producción debido a sus materiales caros.

Su inmenso costo en la producción es culpa, principalmente, del uso de sus baterías de ion de litio. Este concepto es similar a la manufactura de los celulares con sus baterías (las cuales se componen del mismo material) pero mucho más grandes, lo que representa un costo enorme tan solo con la composición de la batería. A su vez, el cátodo necesario para el funcionamiento de los automóviles eléctricos cuenta con materiales mineros extremadamente costosos como lo son el cobalto, el níquel, el litio y el manganeso.

Bajo este concepto, el costo de la producción de la batería de un automóvil eléctrico, es de alrededor de US$ 7.350 dólares, trasladándose este precio también al mantenimiento del mismo, ya que para hacer uso de la carga del automóvil, se tendría que desembolsar un monto de alrededor de US$ 156 dólares por kilowatt/hora, según estimaciones privadas.

A su vez, otro factor no tenido en cuenta por Biden, es la adquisición de los materiales con los que las baterías se producen, ya que el principal productor de estas materias primas es China, desplazando aún más la balanza comercial en favor del gigante asiático.

Estados Unidos

Trump demanda a la CNN por difamación y busca un resarcimiento de más de 400 millones de dólares

Publicado

en

La demanda, que forma parte de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas, pone el foco en las repetidas ocasiones en las que el pasquín demócrata compara a Trump con el nazismo.

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, presentó este martes por la mañana una demanda en los tribunales de Florida por difamación contra la cadena demócrata de noticias CNN y busca un resarcimiento de más de 475 millones de dólares en daños punitivos, además de una disculpa pública. 

El escrito presentado destaca las diferentes veces en la que la cadena demócrata difamó al expresidente y su familia solo con la intención de dañarlo, un método que la misma continúa utilizando activamente para intentar que el empresario republicano no se presente por segunda vez como candidato en las elecciones de 2024.

“La campaña de disuasión de CNN en forma de difamación y calumnias contra el demandante solo se ha intensificado en los últimos meses ya que CNN teme que el demandante se postule para presidente en 2024”, alega una parte del documento legal.

Durante los últimos 6 años, la cadena televisiva ha calumniado a Trump acusándolo de ser el líder de un culto, un lacayo de Rusia, un ídolo para los supremacistas blancos y un racista, entre otras palabras injuriosas y maliciosas que la cadena ha utilizado sin que la prensa salga en defensa del expresidente.

Cabe recordar que en Estados Unidos las difamaciones deben probarse falsas para ser consideradas como tales, por lo que CNN, en su defensa, va a tener que presentar pruebas de todos los disparates que afirmó en los últimos 6 años intentnando menoscavar la imagen del republicano.

La demanda resalta especialmente una captura televisiva de enero del 2022 en donde CNN utiliza lemas del nazismo y fotos del dictador alemán Adolf Hitler para compararlos con un discurso que Trump había dado, denunciando el fraude electoral en las elecciones del 2020.

En total, fueron unas 7.700 veces que la cadena demócrata utilizó el término “La Gran Mentira”, una expresión alemana acuñada por Hitler, para referirse a las denuncias de fraude presentadas por el equipo de Trump.

“La asociación altamente difamatoria y persistente que CNN hizo de Trump con Hitler no es algo accidental. Es un ‘reportaje’ malicioso destinado a alimentar una narrativa y lograr el fin deseado: hacer que los espectadores asocien al demandante con lo más bajo de lo bajo, le teman, no voten por él y apoyen campañas en su contra”, dice la denuncia.

Por esta razón, Trump pretende un total de 75.000 dólares en daños compensatorios y más de 400 millones en daños punitivos, además de que las costas legales estén a cargo de la cadena demócrata.

De acuerdo al equipo legal del republicano, que se ha visto envuelto en varios litigios para defender el honor del exmandatario en los últimos meses, la demanda contra CNN es solo la primera de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas que calumniaron a su cliente a lo largo de los años.

En su cuenta de Truth Social, el exmandatario anunció la presentación de la demanda: “Hoy se presentó una demanda contra CNN, la alguna vez prestigioso canal de noticias que se ha convertido en un proveedor de desinformación, difamación y noticias falsas, a un nivel que el público estadounidense, y de hecho el mundo, ni siquiera creerá que es posible”.

“Durante años he visto que esto sucedía, a menudo con incredulidad, pero finalmente ha llegado el momento de responsabilizar y legalmente a CNN por su engaño deliberado y sus declaraciones difamatorias sobre mí”, agregó Trump cerrando su comunicado.

Seguir Leyendo

Economía

El peor escenario a un mes de las elecciones: Sigue la recesión, se frena la oferta laboral y aumenta la desocupación

Publicado

en

Tras la suba de la tasa de política monetaria, la economía más importante del mundo muestra cada vez más signos de agotamiento. El desempleo aumentó al 3,7% en agosto y la oferta laboral retrocedió al nivel más bajo desde el año 2021. 

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó su informe sobre la Encuesta de Ofertas de Trabajo y Rotación, y advirtió por una profunda desaceleración del mercado laboral, un sector que hasta ahora no había sufrido efectos significativos devenidos de la recesión. 

La oferta laboral de Estados Unidos cayó en 1,1 millones de puestos de trabajo al término del mes de agosto, totalizando así las 10,1 millones de plazas disponibles en ese mes. Es el resultado más bajo registrado desde el primer trimestre de 2021, y la caída mensual observada entre julio y agosto de 2022 fue la más violenta desde abril de 2020. 

Solamente en el sector industrial de comercio minorista el número de vacantes laborales disponibles cayó en 143.000 en agosto, los servicios sociales y de asistencia sanitaria eliminaron hasta 236.000 ofertas de trabajo, mientras que en otros servicios la caída mensual fue de 183.000 vacantes, entre los que se encuentra la actividad hotelera. 

La cantidad de despidos registrados aumentó a 1,5 millones en agosto, partiendo de 1,4 millones al término de julio. La mayor parte de los mismos se concentraron en el comercio minorista, servicios de alojamiento y alimentación, y servicios profesionales.

La tasa de desocupación subió al 3,7% en el mes de agosto, ligeramente por encima del 3,5% de julio y la cifra más elevada desde el pasado mes de febrero. Por otra parte, la tasa de empleo se mantuvo apostada en el 60,1% entre mayo y agosto

El dato efectivamente recabado para agosto superó las expectativas de los mercados, que esperaban un techo de 3,5% sobre la tasa de desempleo para el mes. Por su parte, la tasa de empleo no logró retornar al 61,2% de febrero de 2020.

La reducción de la brecha entre la cantidad de personas dispuestas a trabajar y la cantidad de vacantes disponibles supone una presión negativa para la evolución de los salarios, que ya acumulan una caída real del 4% desde que Joe Biden se hizo cargo de la presidencia en enero de 2021. 

La desaceleración laboral responde a la fuerte corrección de tasas impulsada por la Reserva Federal de Jerome Powell. La tasa de política monetaria aumentó al umbral de entre 3% y 3,25% nominal anual a partir del 23 de septiembre, y los mercados anticipan que superará el 4% para fin de año. 

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Fin de la odisea: Elon Musk aceptó comprar Twitter por US$ 44.000 millones y la acción se disparó un 22%

Publicado

en

El próximo 17 de octubre comenzaría el juicio de Twitter a Musk para forzarlo a comprar la compañía. Los grandes accionistas de la empresa pasaron de rechazar la compra a pedir por favor que ocurriera.

El hombre más rico del mundo, Elon Musk, renovó este martes su propuesta para comprar la red social Twitter al precio de oferta original de 54,20 dolares por acción, equivalente a unos US$ 44.000 millones de dólares.

Esta decisión evita que se inicie un juicio producto de una demanda de los directores de la empresa, que denunciaron a Elon Musk que no podía no ejercer la opción de compra después de haber presentado la oferta en abril.

El CEO de Tesla y SpaceX había frenado la adquisición de Twitter cuando su equipo técnico descubrió que mucho más del 5% de los usuarios son bots, cuentas generadas automáticamente para elevar financieramente las cuentas de la empresa. Elon Musk argumentó que por lo menos el 15% de las cuentas son bots, tres veces más de lo que admite Twitter.

Musk no había retirado la oferta, solo la había suspendido hasta que “Twitter pudiera demostrar fehacientemente que solo el 5% de sus usuarios son robots”. Sin embargo, la empresa lo denunció diciendo que ya lo habían demostrado y que debía ejercer la opción de compra.

En un principio, la Junta de Directores de Twitter había resistido la compra, pero luego de que Elon amenazara con retirarla, decidieron hacerle juicio y obligarlo a que la compre. Una situación sin precedentes.

Las acciones de Twitter habían alcanzado un pico de 48,2 dólares en abril cuando Elon Musk hizo la oferta original. Sin embargo, durante los idas y vueltas, la acción volvió a caer a hasta un mínimo de 36,8 dólares. Pero este martes, tras el anuncio, las acciones volaron por los aires. Cerraron la jornada de hoy con una suba del 22,2%, a 52 dólares.

Durante las discusiones legales, el pasado 13 de septiembre, los accionistas de Twitter votaron para aceptar la oferta de compra tal como la presentó Musk en abril, a pesar de que el magnate en ese momento estaba intentando retirar la oferta. El 98,6% de los votos emitidos apoyó la compra.

Algunos creen que Elon Musk quería retirarse de la compra debido a que la oferta inicial fue extremadamente elevada para el verdadero valor de la compañía, que sin el poder de censura que actualmente ejerce en la política perdería gran parte del interés de sus clientes.

Pero otros, especialmente allegadas al propio empresario, aseguran que inicialmente la oferta fue muy resistido por los accionistas, especialmente grandes conglomerados como BlackRock o Vanguard, fuertemente alineados al Partido Demócrata, y que de esta manera terminó forzándolos a que lo obliguen a hacer la compra.

Seguir Leyendo

Tendencias