Seguinos en redes

Estados Unidos

Buscan robarse la elección: Los demócratas presentaron una demanda para aceptar votos por correo tardíos

Publicado

en

La demanda deberá resolverse después de las elecciones, que tendrán lugar este mismo martes. Habrá miles de votos por correo tardíos que serán contados, permitiendo así a Biden robarse nuevamente las elecciones.

En una movida de último minuto que probablemente asegurará que pasen días, si no semanas, antes de que declaren un ganador oficial, el candidato demócrata en la carrera por la banca del estado de Pensilvania en el Senado presentó una demanda para que se cuenten los votos por correo sin fecha o con fecha incorrecta.

La campaña del ultraizquierdista John Fetterman presentó este lunes en los tribunales una demanda que obliga a los funcionarios electorales a contar todas las boletas de voto por correo, sin importar la fecha que hayan llegado al centro de votación, varios días después de que haya terminado la elección.

La semana pasada, la Corte Suprema de Pensilvania dictaminó que las boletas por correo sin fecha y con fecha errónea sean apartadas y no contadas. El tribunal además emitió una orden de seguimiento estableciendo rangos de fechas específicos dentro de los cuales deben estar las fechas escritas a mano.

Sin embargo, con esta demanda del Partido Demócrata, estos votos serán ser contados y después se deberá decidir en la justicia si se incluyen en el resultado final o no, una situación compleja que históricamente ha terminado en favor de sumar todos los votos.

Cabe destacar que la ley estatal de Pensilvania específica que, sin excepción, los votantes deben escribir a mano una fecha en el sobre cuando devuelven sus boletas por correo. Si no lo hacen o si ponen la fecha errónea, el voto no debería ser contado. Además, si el voto es enviado después del 8 de noviembre a las 5 p.m., el sufragio tardío tampoco debería ser aceptado.

La razón por la que los demócratas se están moviendo judicialmente tiene dos caras: por un lado, los perjudica electoralmente, ya que han hecho una extensa campaña para que sus electores voten por correo y no en persona, una estrategia que permite en varios casos el voto de inmigrantes con dudosa situación legal en el país.

Pero también porque los votos por correo son un método de votación inseguro e ideal para el fraude, lo cual les permitirá a los demócratas fabricar miles de votos sin fecha, utilizando nombres de personas que no votaron en la elección, un dato que van a saber recién luego de este martes; y enviarlos para que sean contados durante la noche o la madrugada del día siguiente.

La cuestión de si los votos por correo sin fecha deben contarse ha sido una de las principales batallas legales y políticas en el país desde que le robaron la elección a Trump en el 2020 con la utilización masiva de este tipo de sufragio. Desde ese entonces, decenas de demandas han sido presentadas en todo el país disputando la constitucionalidad del voto por correo.

Los demócratas ya han tenido éxito presentando este tipo de peticiones en los últimos comicios. Recientemente, un tribunal estatal ordenó que se contaran las papeletas de correo sin fecha en las primarias de mayo, aunque dicha decisión fue anulada por la Corte Suprema el mes pasado gracias a su mayoría republicana.

Esto llevó al Comité Nacional Republicano a presentar una demanda sobre el tema, lo que dio lugar a la orden del Tribunal Supremo de Pensilvania de la semana pasada, ordenando el rechazo tanto de las papeletas sin fecha como las de con fecha incorrecta.

La jurisdicción donde Fetterman y su equipo legal presentaron la demanda aún no ha fijado una audiencia para escuchar los argumentos de las partes, pero se decidirá después de la elección, lo cual da pie a la argumentación de que ningún voto debe ser descartado.

Situación en Pensilvania

El candidato de ultraizquierda venía creciendo en las encuestas a principio de año, hasta que dos hechos claves le dieron la delantera a los republicanos. Por un lado, Fetterman tuvo un Accidente Cerebro Vascular (ACV) en mayo, que lo han dejado con serias consecuencias de salud, y todavía está lejos de la recuperación.

En entrevistas e incluso el debate, mostró problemas para entender las preguntas, dio respuestas sin sentido, dijo palabras que no existen y en todo momento presentó un tartamudeo que antes no tenía.

El otro hecho que puso a los republicanos al frente, y que forzó a los demócratas a mantener a Fetterman como candidato, fue el triunfo del célebre médico Mehmet Oz en las internas republicanas, una apuesta de Trump para poner a alguien de su extrema confianza en el Senado, pero ubicando un candidato moderado en sus opiniones para no asustar al electorado de Pensilvania, históricamente más centrista.

Desde fines de septiembre, el Dr. Oz es favorito en las encuestas, pero por una diferencia que al día de hoy se mantiene dentro del márgen de error. Esta elección es clave, ya que puede definir quién se quedará con el control del Senado, y los demócratas saben que perder Pensilvania puede ser el principio del fin para su regreso artifical al poder tras el fraude del 2020.

Coronavirus

¿Pandemia de los vacunados? A diferencia de lo que dijo Fauci, los vacunados representan la mayoría de las muertes por Covid

Publicado

en

Los datos indican que no existe más la “pandemia de los no vacunados”, y por el contrario, cada vez hay una mayor proporción de muertes por Covid entre los vacunados que los no vacunados.

Mientras las autoridades de salud de la Casa Blanca, encabezadas por el infame Dr. Anthony Fauci, aseguran que estamos viviendo una “pandemia de los no vacunados”, los datos indican un panorama completamente diferente.

Según un análisis publicado este miércoles por Cynthia Cox, vicepresidente de la Kaiser Family Foundation, para el boletín Health 202 de The Washington Post, la mayoría de los estadounidenses que mueren de Covid-19 recibieron al menos las dosis iniciales de la vacuna.

Según los datos, el 58% de las muertes por covid en agosto de este año fueron de personas vacunadas con las dos dosis iniciales o incluso con una o dos dosis de refuerzo. Según el estudio, esta es una continuación de una tendencia que surgió el año pasado pero que se empezó a ver bien este año.

A medida que aumentaron las tasas de vacunación y aparecieron nuevas variantes, la proporción de muertes de personas vacunadas aumentó constantemente. En septiembre de 2021, las personas vacunadas representaban solo el 23% de las muertes por coronavirus. Para febrero de este año, el indicador subió al 42%.

Como mencionamos, en agosto de este año, el número ya está en 58% y continúa al alza. Ya hay más personas muriéndose con vacunas que sin vacunas, lo cual va en contra del relato del gobierno de Estados Unidos que asegura que las inyecciones de Pfizer y Moderna tienen un 95% de efectividad.

Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), un 80% de la población está vacunada con al menos dos dosis, mientras que un 34% tienen por lo menos una dosis de refuerzo. Pero los datos indican que estas personas no tienen la protección que creen tener. La autora del estudio afirmó que “ya no podemos decir que esto es una pandemia de los no vacunados”.

En Estados Unidos, las agencias de salud han recomendado que las personas se mantengan al día con la vacuna, recibiendo regularmente dosis de refuerzo, tal como lo establece el calendario oficial, sin embargo, esto parecería no tener el impacto que se dice que tiene.

El asesor de salud pública de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, quien afortunadamente se jubilará el próximo mes, instó a las personas a vacunarse en su última conferencia de prensa antes de su retiro. “Por su propia seguridad y la de su familia, obtenga su vacuna Covid-19 actualizada tan pronto como sea elegible“, dijo y agregó: “No sea parte de la pandemia de los no vacunados“.

Cynthia Cox, como muchos expertos, pone en duda los dichos de Fauci. Cabe aclarar que Cox está lejos de ser una conspiranoica anti-vacunas. Como vicepresidente de la KFF, trabajó en el desarrollo del Obamacare durante el último gobierno demócrata, y es una de las más vocales promotoras de las vacunas.

Las vacunas no son tan efectivas ni duraderas como se las promociona. Las vacunas son altamente eficacias pero su protección dura poco tiempo, y los refuerzos no están teniendo los efectos deseados, especialmente con la aparición de las variantes“, aseguró en un reciente tweet.

Y completó: “En este punto de la pandemia, la mayoría de los estadounidenses han recibido al menos su serie primaria de vacunas contra el Covid. Por lo tanto, tiene sentido que las personas vacunadas representen una mayor proporción de muertes, pero no debería estar pasando que la proporción de personas que se mueren con la vacuna aumente todos los meses“.

Hay una competencia entre el hecho nominal que hay más personas vacunadas por lo que debería haber una mayor proporción de muertes, pero al mismo tiempo si las vacunas son efectivas en un 95% como se dice, este número debería estar amortiguado. La tendencia apunta a que las vacunas no son tan efectivas como se dice, por lo que cada vez hay menos diferencia de protección entre los vacunados y no vacunados.

Además, la subvariante BA.5 omicron se volvió dominante en julio y representó constantemente la mayoría de las nuevas infecciones por coronavirus en los Estados Unidos y todo el mundo desde entonces. La cepa altamente transmisible provocó una ola de nuevas infecciones, aunque esta resultó considerablemente menos letal que la cepa original, lo que se cree que fue la verdadera razón que terminó la pandemia, al menos en mayor medida que la vacunación.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Tiroteo en un boliche LGBT en Colorado: Los medios acusaron al atacante de ser “homofóbico” pero se trata de un gay

Publicado

en

CNN, MSNBC, CBS, PBS, y tantos otros medios se apuraron a decir que se trataba de un crímen de odio contra los gays, pero el atacante era también parte de la comunidad LGBT.

El asesino junto a su madre, a quien también había amenazado de muerte antes del ataque.

Un sospechoso de 22 años fue detenido después de abrir fuego en un boliche gay el pasado sábado por la noche en Colorado Springs, Colorado. El “Club Q” es uno de los más famosos boliches para la comunidad LGBT de la ciudad.

A pesar de que Colorado es un estado con fuertes leyes en contra de la portación de armas, el atacante entró sin problemas con un rifle AR-15 y empezó un sangriento tiroteo que dejó 5 muertos y por lo menos 25 heridos.

Nadie en el club nocturno estaba armado, ni siquiera los de seguridad, y el asesino serial tuvo que ser frenado por dos valientes clientes del boliche que se lanzaron contra el atacante y lo abatieron con la culata de su propia arma.

Inmediatamente después del ataque, todos los medios mainstream al unísono aseguraron que se trataba de un conservador republicano supremacista blanco y homofóbico, señalando el ataque como un crímen de odio contra la comunidad gay.

Pero este relato se desmanteló cuando se publicó la identidad del asesino: Anderson Lee Aldrich, un hombre de 22 años que su abogado lo describió como un “joven con serios problemas, de orientación homosexual, que pidió que se refieran a él como no binario y no le dijeran conservador“.

En la presentación judicial, su abogado pidió que lo nombren en género neutro como “Mx. Aldrich“, en vez de “Mr.” (Señor) o “Mrs.” (Señora).

El sospechoso fue puesto bajo custodia policial y fue tratado en un hospital. Las autoridades aseguraron que los agentes no le dispararon, ya que estaba amañatado cuando llegó la policía.

En 2021, sus abuelos lo habían denunciado porque Aldrich les dijo que iba a cometer un tiroteo masivo: “Voy a hacer un tiroteo masivo, voy a ser el próximo tiroteador que aparecerá en todos los medios. Me quiero ir de manera explosiva“, les había dicho según la presentación judicial.

En su momento, intervino la policía y estuvo algunos días bajo supervisión policial, incluso siendo entrevistado por el FBI. Sin embargo, tras hablar con las autoridades federales, por alguna razón, fue puesto en libertad, ante la desilusión de sus abuelos.

Pocos días después, cometió actos de violencia contra su familia y amenazó con “estallar” la casa de su madre si lo arrestaban de nuevo. Incluso llegó a publicar una transmisión en vivo vestido con chaleco antibalas y un rifle dentro de la casa, rodeada de agentes del FBI. La situación por suerte terminó sin un tiroteo, pero nuevamente por alguna razón, las autoridades federales lo dejaron en libertad.

La vida de Anderson Lee Aldrich sin dudas fue complicada. Su padre, un adicto a la metanfetamina, contó en una reciente entrevista para CBS que lo tuvo “poco antes de convertirse en una estrella porno” y que la madre no le permite verlo desde 2011.

Por su parte, su madre, Laura Voepel, intentó criarlo sola, sin éxito. Cuando tenía 12 años, ella fue arrestada por sospecha de incendio premeditado, según documentos judiciales. Más tarde fue declarada culpable pero fue condenada como un delito menor y pasó poco tiempo en la cárcel.

A los 15 años, se convirtió en el blanco de un ataque particularmente cruel de acoso online de sus compañeros de la escuela, en el que se publicaron acusaciones insultantes en un sitio web, junto con su nombre, fotos y alias en línea, según contaron conocidos suyos a periodistas del Washington Post.

Desde ya tuvo serios problemas en la escuela, la cual dejó en 2016, y se fue por su su cuenta a Texas con tan solo 16 años, donde se cambió el nombre. Originalmente llamado Nicholas F. Brink, solicitó a un tribunal de Texas que cambiara su nombre, y por ley, fue condedido, aunque no dijo por qué decidió hacer este cambio. Cuando regresó a Colorado, se fue a vivir con sus abuelos, a quienes amenazaba de muerte prácticamente todos los días, según contaron en entrevistas.

Aldrich llamó al periódico local The Gazette para intentar que eliminen la historia sobre el incidente de 2021 en la casa de su madre, informó el periódico. “No hay absolutamente nada allí, el caso se abandonó y les pido que eliminen o actualicen la historia”, dijo Aldrich en un mensaje de voz, en el que terminó amenazando a los redactores con poner una bomba si no lo hacían.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

¿Por qué el criminal financiero Sam Bankman-Fired no fue arrestado todavía?

Publicado

en

Blindado por sus contactos en Washington, el dueño de FTX y responsable de uno de los fraudes financieros más grandes de la historia sigue en libertad en su mansión en las Bahamas.

Sam Bankman-Fried, el dueño del exchange FTX y segundo mayor donante de los demócratas detrás de George Soros, admitió públicamente que despilfarró miles de millones de dólares del dinero de sus clientes en un esquema ponzi sin precedentes en Estados Unidos, solo comparable con el del delincuente financiero Bernie Madoff.

Sin embargo, a diferencia de Madoff, quien fue arrestado la misma semana que estalló el escándalo de su fraude, Bankman-Fried sigue libre, en su mansión en las Bahamas, potencialmente interfiriendo en la causa y moviendo sus contactos en el Partido Demócrata para evitar una condena más fuerte.

Además, miles de millones de dólares siguen siendo sacados de la empresa en circunstancias poco claras. Si bien FTX dijo que el dinero “desapareció” por un error de la plataforma, muchos especulan que Bankman-Fried está sacando la plata para asegurarse su futuro en caso de ir preso.

Por eso desde La Derecha Diario nos preguntamos: ¿Por qué Bankman-Fried, uno de los criminales más fácilmente identificables de la historia, no está preso todavía?

El abogado contratado para supervisar la bancarrota de FTX, que también estuvo a cargo de la misma tarea para la empresa Enron, responsable del fraude financiero y contable más grande de la historia, al menos hasta FTX. John Ray ha dicho que “nunca ha visto una empresa en peor forma que FTX”.

Tengo más de 40 años de experiencia legal y de reestructuración. He sido director de reestructuración o director ejecutivo en varias de las mayores quiebras corporativas de la historia… Nunca en mi carrera había visto una falla tan completa de los controles corporativos y una ausencia tan completa de información financiera confiable como ocurrió aquí”, aseguró en la presentación judicial.

En diciembre, la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos abrirá una comisión para investigar la quiebra de FTX, donde el propio Bankman-Fried está citado a declarar.

Hay pocas esperanzas de que esta comisión logre algo, ya que estará presidida por Maxine Waters, una diputada demócrata de California, quien recibió miles de millones de dólares por parte de Bankman-Fried para las elecciones de 2020 y 2021 y quien tiene entre sus asesores a los padres del delicuente financiero.

Bankman-Fried junto a Maxine Waters, la diputada demócrata encargada de investigarlo en la Comisión de Fraude Financiero del Congreso.

Es claro que los contactos en Washington que tiene Bankman-Fried, junto al enorme nivel de corrupción que sale de la Casa Blanca de Biden, han blindado al dueño de FTX y está evitando caer preso como correspondería, para que no interfiera en la causa ni se escape de la justicia.

Bankman-Fried mantiene una estrecha amistad con los Clinton e incluso con el ex primer ministro británico Tony Blair. Además, en esta última elección puso US$ 40 millones de dólares para elegir a la gran mayoría de diputados y senadores electos en los comicios del pasado 8 de noviembre.

No sorprende que una persona tan bien conectada esté blindada en la justicia, aunque muchos recuerdan el caso de Bernie Madoff, quien también tenía amistades con los Clinton y las altas esferas del Partido Demócrata e incluso con algunas figuras Partido Republicano, y cayó preso prácticamente la misma semana en que se destapó la olla. Es evidente que el gobierno de George Bush, a pesar de todo, era menos corrupto que el de Joe Biden.

Como referencia histórica, Bernie Madoff fue arrestado el 11 de diciembre de 2008, en su departamento de la ciudad de Nueva York, acusado de ser el autor intelectual de un esquema Ponzi de larga duración que se estimó en alrededor de US$ 65.000 millones de dólares. Su arresto se produjo tan solo dos días después de que admitió ante sus hijos y su hermano que había cometido fraude.

Por su parte, FTX colapsó alrededor del 8 de noviembre de 2022 y Binance rechazó el rescate de la compañía el 9 de noviembre de 2022. Bankman-Fried admitió haber “jodido” a sus clientes el 10 de noviembre de 2022 y FTX se declaró en bancarrota el 11 de noviembre de 2022, lo que significa ya han pasado 13 días desde la declaración de quiebra y casi 2 semanas desde el colapso de la empresa, y sigue en total libertad.

La última foto suya fue sacada en las Bahamas, comprando algo para tomar en un minimercado, en el distrito financiero de la ciudad de Nasáu. El responsable de fraudulentar casi US$ 30.000 millones de dólares camina en libertad mientras sus víctimas perdieron todos sus ahorros.

Bankman-Fried fotografiado este fin de semana en Nasáu, Bahamas.

Seguir Leyendo

Tendencias