Conecte con nosotros

Estados Unidos

Corrupción demócrata: el hijo de Joe Biden vinculado a la corrupción de Ucrania, el tráfico de personas y el lavado de dinero

Un reporte del Senado vinculó al hijo de Joe Biden, Hunter Biden, con empresarios rusos investigados por tráfico de personas. Además, su relación con una empresa ucraniana y otra china, lo ponen en el centro de un enorme caso de lavado de dinero a nivel mundial.

Publicado

en

El Comité de Defensa Nacional del Senado, junto al Comité del Tesoro, publicaron un reporte este miércoles 23 como conclusión de una larga investigación sobre la relación entre el ex vicepresidente Joe Biden, su hijo Hunter Biden y una empresa ucraniana Burisma, vinculada al lavado de dinero, tráfico de personas, prostitución de menores y a cientos de otros casos de corrupción en Rusia.

El reporte lee: “pudimos confirmar la participación de Hunter Biden, quien envió cientos de miles de dólares a individuos que: 1) estuvieron involucrados con transacciones de tráfico humano; 2) asociados con el entretenimiento adulto; o 3) asociados con la prostitución de menores“.
Además, el reporte muestra evidencia que Hunter aceptó en 2014 unos 3,5 millones de dólares de parte de la mujer del ex acalde de Moscú, Yuri Luzhkov, quien fue expulsado del Gobierno por múltiples denuncias de corrupción en su contra. Cabe aclarar que en ese entonces, su padre y actual candidato a presidente por el Partido Demócrata, era el vicepresidente de Obama y delegado especial en las relaciones con Rusia y Ucrania.

“Luzhkov usó su posición como Alcalde para aprobar más de 20 construcciones que fueron encargadas a una empresa a nombre de su mujer, Elena Baturina, que generaron ganancias extraordinarias para su familia en concepto de sobreprecios y lavado de dinero. Cuando el entonces primer ministro Vladimir Putin se enteró, le ordenó al presidente Medvedev que lo sacara de su cargo en Moscú“, describe el reporte

El dinero fue enviado por Elena Baturina a una cuenta de Rosemont Seneca, un banco de inversión co-fundado por Hunter Biden. La empresa también fue co-fundada por Christopher Heinz, el hijo del ex-Secretario de Estado de Obama, John Kerry. Desde Rosemont Seneca, se realizaron pagos a diferentes empresarios que actualmente están siendo investigados por trata de personas.

Así, Hunter quedó en el medio de un masivo escándalo de corrupción que, en el mejor de los casos, lo pone como testaferro de su padre Joe Biden cuando éste era Vicepresidente de la Nación o, en el peor de los casos, lo identifica como el líder de un entramado de corrupción que le podría ligar cadena perpetúa en Estados Unidos, con crímenes como traición a la patria.

Por último, el reporte especifica que se encontraron vínculos de Hunter Biden con China, cuando quiso establecer una empresa china de construcción para invertir en proyectos en Estados Unidos. La empresa, como casi todas las compañías en el país, tenía una estrecha relación con el Partido Comunista Chino.

El reporte asegura que los políticos chinos con los que Hunter tuvo contacto, le abrieron una línea de crédito por 100.000 dólares que Hunter, su tío James y su esposa Sara gastaron en Beijing, comprando lujosos relojes, computadoras y celulares de Apple y hasta pasajes de avión a 13 países.

Ad

La investigación del Senado fue lanzada en 2017, mucho tiempo antes que Joe Biden decidiera ser candidato a Presidente. De hecho, la fecha pactada para la publicación de este reporte fue establecida casi 2 años atrás.

La investigación en realidad fue iniciada por las relaciones de Hunter con la empresa minera Burisma, radicada en Ucrania y que está siendo investigada desde 2014 por el Gobierno ucraniano por una serie de denuncias contra el empresario Serhi Kurchenko que aseguran que Burisma estaba siendo usada para lavar activos obtenidos de manera ilegal.

Hunter Biden entró a la junta de directores de Burisma en abril de 2014 y fue su director ejecutivo hasta abril de 2019, a pesar de no haber tenido ni un año de experiencia en el sector minero y nunca haber trabajado en Ucrania.

El Senado comenzó a investigar a Hunter debido a que se tenían sospechas de que había sido asignado al frente de la compañía por un quid pro quo entre Joe Biden y el corrupto gobierno ucraniano del ex presidente Petro Poroshenko.

De hecho, el mismo Joe Biden, probablemente atormentado por su demencia senil, admitió públicamente en 2017 haber obligado al gobierno de Poroshenko a echar al Fiscal General Viktor Shokin para terminar con su investigación de Burisma. 

En una conferencia en el Consejo de Relaciones Exteriores, él mismo admite que amenazó al Gobierno con que si no lo echaban iba a retener mil millones de dólares en préstamos que el Tesoro de Estados Unidos le había prometido.

Ad

El medio estatal ruso, RT, explicó en detalle la situación de la empresa Burisma, revelando una serie de escuchas del entonces vicepresidente Biden hablando sobre lo que había hecho con Shokin.

Ad

El reporte completo del Senado de Estados Unidos: “Hunter Biden, Burisma, y Corrupción”

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Trump lanza un conglomerado de medios, entre ellos “Truth Social” para competir contra Twitter y Facebook

Publicado

en

Promete pelear contra las “Grandes Empresas Tecnológicas” de Sillicon Valley, y no permitir más la censura por expresar una opinión política en las redes sociales.

Es oficial, el anuncio de la nueva red social de la Organización Trump está a la vuelta de la esquina, y la noticia vino acompañada por un anuncio mayor: Trump compró la empresa Digital World ($DWAC) y la convertirá en un mega conglomerado de medios, con programas televisivos, diarios, y hasta su propia red social.

El conglomerado se lamará Trump Media & Technology Group (TMTG), y la empresa cotizará en la bolsa, a un valor inicial de US$ 875 millones, y emitirá US$ 825 millones en acciones, por lo que el valor total de la nueva compañía será de US$ 1.700 millones, si la acción no cotiza por debajo del precio de lanzamiento tras su salida al mercado.

La empresa tendrá inicialmente US$ 293 millones en efectivo y Trump planea invertir “colosalmente” en este emprendimiento, que será su principal trabajo además de continuar su labor como dirigente republicano y potencialmente candidato a presidente en 2024.

Desde su oficina en Palm Beach, Trump aseguró que “la misión de la empresa es la de crear competencia a los medios de izquierda y pelear directamente contra las Grandes Empresas Tecnológicas de Sillicon Valley, que han usado su poder monopolístico para silenciar voces opositoras en Estados Unidos”, en referencia a Facebook, Google y Twitter.

El anuncio más esperado: “TRUTH Social”, la nueva red social de Trump

En el comunicado, se anunció que en noviembre Trump Media & Technology Group (TMTG) dará su primer paso con el lanzamiento beta de la red social TRUTH Social, para usuarios invitados y otros que se anoten para ir probando la nueva plataforma.

Luego del beta, aproximadamente en los primeros cuatro meses del 2022, TRUTH pasará a alfa, donde se abrirá al público (aunque con cupos) y luego tendrá su lanzamiento completo hacia mediados del año que viene, justo antes de las elecciones de medio término en Estados Unidos, donde Trump y el Partido Republicano van decididos a recuperar el control del Congreso.

He decidido crear TRUTH y TMTG para enfrentar la tiranía de las Grandes Empresas Tecnológicas“, dijo en el comunicado Trump, que lo identifica como el nuevo director de la compañía. “Vivimos en un mundo donde el Talibán puede tener Twitter, pero el presidente favorito de los americanos ha sido silenciado. Esto es inaceptable“, lanzó.

Estoy ansioso por poder enviar mi propia Verdad en TRUTH“, dijo, en un juego de palabras con el nombre de la red social, como se le dice tuitear a publicar un mensaje en Twitter. “Esta empresa ha sido creada para darle una voz a todos“.

Estoy ansioso por poder empezar a decir mis verdades a todos, y empezar la tan esperada pelea a Sillicon Valley. Muchos me preguntan por qué nadie se anima a pararse y enfrentar a Facebook o Twitter. Bueno, yo lo voy a hacer“, concluyó.

Podes registrarte en truthsocial.com para unirte a la lista de espera para ir ingresando por cupos en las próximas etapas de lanzamiento. También podes pre-ordenar la aplicación en el App Store de iOS.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Fue jurado como “la primera mujer almirante de 4 estrellas” un transexual sin carrera militar funcionario de Biden

Publicado

en

Se trata del Subsecretario de Salud de la Casa Blanca, Rachel Levine, quien “transicionó” en 2011 y fue ingresado en 2021 como Almirante mujer de 4 estrellas, uno de los rangos más importantes de las Fuerzas, a pesar de no tener carrera militar.

Rachel Levine, actual subsecretario de Salud del gobierno de Joe Biden, ingresó en el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública del Ejército de los Estados Unidos (PHSCC, por sus siglas en ingles) a sus 63 años, sin haber hecho el servicio militar ni haber hecho carrera en la institución.

“Fue un honor presenciar el histórico nombramiento de la almirante Levine como la primera mujer oficial de cuatro estrellas en servir en el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los EE.UU. Y la primera oficial de cuatro estrellas abiertamente transgénero en servir en cualquiera de los servicios uniformados”, tuiteó el Cirujano General del gobierno.

“Rachel hizo historia cuando se convirtió en la funcionaria abiertamente transgénero de más alto rango de la nación, además de haberse convertido en la primera oficial de cuatro estrellas mujer“, dijo la Casa Blanca en un comunicado oficial.

La decisión fue aclamada por grupos de defensa de la sexualidad como la organización de derechos de los homosexuales GLAAD, pero fue altamente criticada por la sociedad, que acudió a las redes sociales para repudiar el hecho de que una persona que nació biológicamente como un hombre y “transicionó” a mujer recién a sus 53 años le quite la oportunidad a una mujer de ser la primera en llegar al prestigiosa rango.

El Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública del Ejército de los Estados Unidos, es una fuerza de aproximadamente 6.000 miembros que responde a las crisis de salud en nombre del gobierno federal y del Ejército, como conflictos alimentarios, epidemias y atender las consecuencias de los huracanes.

Si bien sus miembros son oficialmente considerados soldados, son catalogados como “no combatientes” y rara vez participaron de un conflicto bélico.

Sin embargo, según la reglamentación oficial, sus miembros deben ser como mínimo graduados del servicio militar, pero esto no aplica para los funcionarios que estén el el cargo de Secretario de Salud, Subsecretario de Salud o Cirujano General de la Casa Blanca, quienes pueden ser inducidos al Cuerpo en cualquier momento por decisión del Presidente.

Aprovechándose de esta regla, Biden indujo a Levine como Almirante, y le dio de entrada el máximo rango posible, el de 4 estrellas. En la justificación, el máximo mandatario nombró la pandemia, y aseguró que Levine fue “instrumental” en la administración de las vacunas contra el coronavirus.

El gobierno demócrata promocionó la elevación de Levine a almirante como un hito histórico en el país, se auto elogió felicitando al presidente Biden por su “compromiso” con la diversidad, y señalaron que la ceremonia tuvo lugar durante el mes de la historia LGBTQ.

La pandilla de Biden juega a la política de cupos de género con el servicio de salud pública”, escribió en Facebook Tom Fitton, presidente del grupo legal conservador Judicial Watch.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El Secretario de Transporte de Biden se tomó paternidad en medio de la peor crisis de desabastecimiento de la historia del país

Publicado

en

Mientras que los estadounidenses se preocupan por encontrar productos básicos en los supermercados, la persona clave de la administración Biden para enfrentar este problema, Pete Buttigieg, ha estado de licencia con su marido cuidando a sus hijos recién adoptados. 

El Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, está desde mediados de agosto con licencia por paternidad “para pasar tiempo con su esposo, Chasten, y sus dos bebés recién nacidos” que adoptaron hace dos meses.

Si bien la noticia es vieja, estalló en Estados Unidos esta semana porque el Secretario ya lleva casi dos meses de licencia mientras el país está en medio de la peor crisis de desabastecimiento de su historia, luego de un fuerte repunte en los precios del petróleo, y las consecuencias de nuevas regulaciones que impuso el gobierno demócrata en los transportistas.

Buttigieg salió este sábado a defender su ausencia en una entrevista con CNN y aseguró que “no son vacaciones, es trabajo cuidar a tus hijos“, mientras la Subsecretaria de Transporte, Polly Trottenberg, se ha estado encargando fallidamente de la crisis.

Algunos Estados han sido más afectados que otros, pero desde septiembre que una serie de regulaciones sobre el sistema de transporte que decretó Biden han generado un fuerte desabastecimiento: buques de carga inactivos en los puertos, estanterías de supermercados vacías y pedidos online que nunca llegan.

La Subsecretaria ha resuelto priorizar los envíos de alimentos y medicamentos, mientras los demás productos figuran con “meses de demora” en todas las tiendas del país. El gobierno demócrata a su vez se niega a dar marcha atrás con las regulaciones que limitan la capacidad de asignar transportes de manera libre para las empresas, y la crisis no tiene un fin a la vista.

El secretario de Transporte está hace 2 meses de licencia por paternidad luego de adoptar dos hijos con su pareja gay.

El conflicto se ha visto recrudecido con la reciente suba de combustibles, producto también de la decisión política de Joe Biden de achicar la producción de petróleo en Estados Unidos, principalmente por el fracking. La reducción en la oferta ha tenido un impacto en los precios, y además ha vuelto la balanza del mercado a los países de Medio Oriente, como Irán o Arabia Saudita, quienes usan su poder de monopolio para subir los precios y presionar a Occidente.

El gobierno apuesta todo a pasar la Ley de Infraestructura en el Congreso, que le dará una enorme suba al gasto público en Transporte y le permitirá al Estado subsidiar a las empresas que estén con problemas de abastecimiento.

Esta ley exige que se aumente el techo de deuda para su financiación, e incluye medidas progresistas y feministas que nada tienen que ver con el Transporte, por lo que por ahora los republicanos y algunos demócratas más de centro han dicho que no votarán el proyecto en el Senado.

La interrupción del suministro amenaza con aumentar generar un aumento en los costos de los juguetes y demás regalos en Navidad, según se calcula entre un 10 y 20 por ciento, algo que en Estados Unidos tiene malos precedentes: la crisis de desabastecimiento de diciembre de 1978 fue para muchos la gota que rebalsó el vaso y sepultó las posibilidades de reelección del ex presidente Jimmy Carter en 1979.

Seguir Leyendo

Trending