Seguinos en redes

Estados Unidos

Corrupción demócrata: el hijo de Joe Biden vinculado a la corrupción de Ucrania, el tráfico de personas y el lavado de dinero

Un reporte del Senado vinculó al hijo de Joe Biden, Hunter Biden, con empresarios rusos investigados por tráfico de personas. Además, su relación con una empresa ucraniana y otra china, lo ponen en el centro de un enorme caso de lavado de dinero a nivel mundial.

Publicado

en

El Comité de Defensa Nacional del Senado, junto al Comité del Tesoro, publicaron un reporte este miércoles 23 como conclusión de una larga investigación sobre la relación entre el ex vicepresidente Joe Biden, su hijo Hunter Biden y una empresa ucraniana Burisma, vinculada al lavado de dinero, tráfico de personas, prostitución de menores y a cientos de otros casos de corrupción en Rusia.

El reporte lee: "pudimos confirmar la participación de Hunter Biden, quien envió cientos de miles de dólares a individuos que: 1) estuvieron involucrados con transacciones de tráfico humano; 2) asociados con el entretenimiento adulto; o 3) asociados con la prostitución de menores".
Además, el reporte muestra evidencia que Hunter aceptó en 2014 unos 3,5 millones de dólares de parte de la mujer del ex acalde de Moscú, Yuri Luzhkov, quien fue expulsado del Gobierno por múltiples denuncias de corrupción en su contra. Cabe aclarar que en ese entonces, su padre y actual candidato a presidente por el Partido Demócrata, era el vicepresidente de Obama y delegado especial en las relaciones con Rusia y Ucrania.

"Luzhkov usó su posición como Alcalde para aprobar más de 20 construcciones que fueron encargadas a una empresa a nombre de su mujer, Elena Baturina, que generaron ganancias extraordinarias para su familia en concepto de sobreprecios y lavado de dinero. Cuando el entonces primer ministro Vladimir Putin se enteró, le ordenó al presidente Medvedev que lo sacara de su cargo en Moscú", describe el reporte

El dinero fue enviado por Elena Baturina a una cuenta de Rosemont Seneca, un banco de inversión co-fundado por Hunter Biden. La empresa también fue co-fundada por Christopher Heinz, el hijo del ex-Secretario de Estado de Obama, John Kerry. Desde Rosemont Seneca, se realizaron pagos a diferentes empresarios que actualmente están siendo investigados por trata de personas.

Así, Hunter quedó en el medio de un masivo escándalo de corrupción que, en el mejor de los casos, lo pone como testaferro de su padre Joe Biden cuando éste era Vicepresidente de la Nación o, en el peor de los casos, lo identifica como el líder de un entramado de corrupción que le podría ligar cadena perpetúa en Estados Unidos, con crímenes como traición a la patria.

Por último, el reporte especifica que se encontraron vínculos de Hunter Biden con China, cuando quiso establecer una empresa china de construcción para invertir en proyectos en Estados Unidos. La empresa, como casi todas las compañías en el país, tenía una estrecha relación con el Partido Comunista Chino.

El reporte asegura que los políticos chinos con los que Hunter tuvo contacto, le abrieron una línea de crédito por 100.000 dólares que Hunter, su tío James y su esposa Sara gastaron en Beijing, comprando lujosos relojes, computadoras y celulares de Apple y hasta pasajes de avión a 13 países.

Ad

La investigación del Senado fue lanzada en 2017, mucho tiempo antes que Joe Biden decidiera ser candidato a Presidente. De hecho, la fecha pactada para la publicación de este reporte fue establecida casi 2 años atrás.

La investigación en realidad fue iniciada por las relaciones de Hunter con la empresa minera Burisma, radicada en Ucrania y que está siendo investigada desde 2014 por el Gobierno ucraniano por una serie de denuncias contra el empresario Serhi Kurchenko que aseguran que Burisma estaba siendo usada para lavar activos obtenidos de manera ilegal.

Hunter Biden entró a la junta de directores de Burisma en abril de 2014 y fue su director ejecutivo hasta abril de 2019, a pesar de no haber tenido ni un año de experiencia en el sector minero y nunca haber trabajado en Ucrania.

El Senado comenzó a investigar a Hunter debido a que se tenían sospechas de que había sido asignado al frente de la compañía por un quid pro quo entre Joe Biden y el corrupto gobierno ucraniano del ex presidente Petro Poroshenko.

De hecho, el mismo Joe Biden, probablemente atormentado por su demencia senil, admitió públicamente en 2017 haber obligado al gobierno de Poroshenko a echar al Fiscal General Viktor Shokin para terminar con su investigación de Burisma. 

En una conferencia en el Consejo de Relaciones Exteriores, él mismo admite que amenazó al Gobierno con que si no lo echaban iba a retener mil millones de dólares en préstamos que el Tesoro de Estados Unidos le había prometido.

Ad

El medio estatal ruso, RT, explicó en detalle la situación de la empresa Burisma, revelando una serie de escuchas del entonces vicepresidente Biden hablando sobre lo que había hecho con Shokin.

Ad

El reporte completo del Senado de Estados Unidos: "Hunter Biden, Burisma, y Corrupción"

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Fuentes demócratas sugieren que Biden está "a punto de bajarse" pero en la Casa Blanca desafían las presiones: "No hay posibilidad que se baje"

Publicado

en

Se desató una guerra en el Partido Demócrata, entre los que quieren que Biden se baje de la competencia, liderados por el propio Barack Obama, y los bidenistas que defienden la candidatura.

Varios demócratas de alto rango han dicho en privado al medio Axios que se espera que el presidente Biden abandone la carrera presidencial tan pronto como este fin de semana debido a la creciente presión de los líderes del partido y aliados cercanos, después de que fracasara en el debate con Trump y que se desplomara en las encuestas.

Los líderes del partido, amigos y donantes clave esperan convencer a Biden, de 81 años, de que no puede ganar, ni puede convencer a nadie de que su edad y demencia senil no serán un problema en los próximos 4 años, y mucho menos ganar la mayoría legislativa en el Congreso.

El presidente, que se está supuestamente recuperando de Covid en su casa de playa en Rehoboth, Delaware, no está ganando ni una sola encuesta, y pierde cada vez por una mayor diferencia en todos los estados en disputa.

Una encuesta de AP también mostró que casi dos tercios de los demócratas quieren que se retire. El expresidente Barack Obama dijo a sus aliados que las posibilidades de reelección de Biden han disminuido en gran medida, según informó The Washington Post citando a personas de su círculo íntimo.

El líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, la expresidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otras figuras clave del partido como Hillary Clinton también están instando a Biden a considerar seriamente la posibilidad de dimitir.

Sin embargo, desde la Casa Blanca aseguran que "no hay ninguna posibilidad" de que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se retire de la carrera por la reelección. “Hay mucho en juego y la elección es clara. Juntos, ganaremos”, dicen que dijo a periodistas desde su casa en Delaware este viernes.

Desde su equipo de campaña también contraatacaron, diciendo que si bien había habido cierta “caída” en el apoyo, él seguía siendo el mejor candidato. “Sin duda, el presidente está en esta carrera”, dijo la directora de campaña, Jen O’Malley Dillon, al programa Morning Joe de MSNBC. “Joe Biden está más comprometido que nunca a derrotar a Donald Trump”.

El otro lado de la ecuación, asegura que Biden está resistiendo pero nadie cree que vaya a poder mantenerse en la competencia. Se está hablando de que en caso de bajarse, quien se debería quedar con la candidatura es Kamala Harris, no solo por cuestiones políticas sino por cuestiones financieras: ningún otro candidato podría acceder a los millones de dólares que fueron donados hasta ahora para la fórmula Biden-Harris.

De esta manera, si se bajara Biden, la pregunta sería quién será el candidato a vicepresidente de Harris. En estos momentos, y desde la campaña de Trump, especulan con el comunista gobernador de California, Gavin Newsom; el multimillonario goberador de Illionis, JB Pritzker, o la progresista gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El precio de la libertad: La Unión Europea amenaza con millonarias multas a Elon Musk por no entregar datos privados de los usuarios de X

Publicado

en

El exitoso empresario Elon Musk aseguró que la Comisión Europea busca sancionarlo por defender el derecho a la privacidad y la libertad. Además, reveló que, mientras X se resistió a entregar datos privados, todas las demás plataformas accedieron a hacerlo.

El viernes pasado, la Comisión Europea presentó sus conclusiones preliminares, indicando que la plataforma de redes sociales X, anteriormente conocida como Twitter y ahora propiedad del multimillonario tecnológico Elon Musk, habría infringido varias normas de la Ley de Servicios Digitales (DSA) de la Unión Europea.

Según el comunicado de la Comisión Europea, las áreas en las que X estaría incumpliendo la DSA incluyen la implementación de patrones oscuros, la falta de transparencia en la publicidad y el "rechazo a entregar datos personales para investigar a los usuarios".

Primero, la Comisión ha criticado el sistema de insignia azul de X, que bajo la propiedad de Musk, ahora está disponible para cualquier usuario mediante una suscripción premium. Anteriormente, la verificación de la insignia azul solía indicar que una cuenta representaba una supuesta "fuente de información confiable", aunque nunca fue así.

Sin embargo, la Comisión considera que la nueva práctica de X "engaña a los usuarios" y "no corresponde a los estándares de la industria". Thierry Breton, comisario europeo, declaró: "Nuestra opinión preliminar es que el cambio en la práctica de verificación de X ha llevado a una confusión entre los usuarios".

En segundo lugar, la Comisión ha encontrado que X no cumple con las normas de transparencia en materia de publicidad. Según el análisis, la plataforma no proporciona un "repositorio de publicidad fiable y que se pueda buscar", lo cual es un requisito bajo la DSA, con la excusa de "garantizar" que los usuarios puedan acceder a la información sobre los anuncios que ven en la plataforma.

El tercer hallazgo preliminar de la Comisión, que es el más polémico de todos, se centra en la "falta de acceso a los datos públicos de X para investigadores". La DSA exige que las plataformas proporcionen acceso a sus datos públicos de manera que los investigadores puedan llevar a cabo sus "análisis".

Sin embargo, la Comisión alegó que Elon Musk impide a los investigadores acceder de manera independiente a estos datos, defendiendo su derecho a la privacidad, lo cual está mal según la autoritaria Ley de Servicios Digitales.

En respuesta a las conclusiones de la Comisión, Musk ha acusado a la UE de intentar presionar a la plataforma para censurar a sus usuarios. Musk alegó en un tuit: "La Comisión Europea le ofreció a X un acuerdo secreto ilegal: si censurábamos información sin decírselo a nadie, no nos multarían. Las otras plataformas aceptaron ese acuerdo. X no".

X podrá examinar los documentos del expediente de investigación y responder por escrito a las acusaciones. Si los hallazgos preliminares se confirman, la Comisión podría emitir una "decisión de incumplimiento", lo que podría llevar a Elon Musk a enfrentar una multa de hasta el 6% de su facturación mundial.

Desde que Musk adquirió X el 27 de octubre de 2022, se llevaron a cabo una grandes transformaciones en la plataforma, que tuvieron como objetivo echar a empleados innecesarios, terminar con la censura llevada a cabo por los anteriores dueños, y defender a toda costa la libertad de expresión.


Seguir Leyendo

Estados Unidos

En plena entrevista, Joe Biden se olvidó el nombre de tres políticos estadounidenses y le dijo "el negro" a su Secretario de Defensa

Publicado

en

El mandatario de Estados Unidos enfrenta una serie de situaciones que ponen en jaque su posición como aspirante a la reelección. Esto ocurrió durante una entrevista enfocada en el voto afroamericano.

A pocos meses de las elecciones presidenciales y con las encuestas en su contra, el presidente estadounidense Joe Biden protagonizó otro momento insólito al olvidar el nombre de su secretario de Defensa, refiriéndose a él como “el tipo negro” durante una entrevista con un medio afroamericano, de nombre Black Entertainment Television (BET).

Durante la entrevista, Biden habló sobre su secretario de Defensa, Lloyd Austin, pero no pudo recordar su nombre en ese momento. "Mira las críticas que recibí por nombrar al Secretario de Defensa… emm… no recuerdo el nombre… es el tipo negro", dijo el mandatario para salir del apuro.

Este hecho se suma a una serie de tropiezos verbales que aumentaron la presión sobre Biden para que considere abandonar su candidatura. En la misma entrevista, Biden mencionó que evaluaría su decisión de continuar su campaña si un médico le indicara “un problema puntual” sobre su estado de salud.

A pesar de los llamados de una gran cantidad demócratas para que se retire de la carrera, especialmente después de su desastroso desempeño en el debate presidencial contra Donald Trump el pasado 27 de junio, Biden había asegurado anteriormente en una entrevista con ABC News que solo dejaría la carrera “si el Señor Todopoderoso lo bajaba”.

El presidente estadounidense también mostró signos de confusión al olvidar tres nombres durante la entrevista, el del expresidente Herbert Hoover, el secretario de Defensa Lloyd Austin, y además confundió el nombre del compañero de fórmula del expresidente Donald Trump, el senador JD Vance.

Solo hay dos presidentes en la historia de Estados Unidos que han llegado al cargo y se han ido con menos puestos de trabajo de los que llegaron al cargo. Y el otro era un tipo que todos conocemos muy bien”, expresó Biden, refiriéndose a Hoover. “Así que, Trump es uno de ellos”.

En otro momento, al hablar del aborto, Biden se equivocó con el nombre del senador Vance, llamándolo “Mance”. Él es un objetivo de campaña demócrata por su oposición a la legislación que busca codificar el derecho al aborto. “Mira, una de las cosas que está sucediendo es, ya sabes, la mayoría de los estados, incluso los estados conservadores, donde se ha dejado al público determinar si quieren o no tener excepciones, quieren tener una decisión difícil, como, como, Mance no quiere ningún aborto o circunstancia”, dijo Biden, aparentemente refiriéndose a Vance.

Estos incidentes han generado una preocupación creciente dentro del Partido Demócrata. Algunos miembros del partido consideran que estos lapsus podrían perjudicar la imagen y la efectividad de Biden como candidato presidencial, especialmente en un momento en que las encuestas ya muestran un panorama complicado para su reelección. Las encuestas reflejan una disminución en el apoyo hacia Biden, con una creciente presión para que el presidente reevalúe su decisión de postularse nuevamente.

El desempeño de Biden en el debate con Donald Trump el pasado 27 de junio también fue criticado, con analistas políticos argumentando que sus errores y confusiones durante el debate podrían haber debilitado su posición frente a los votantes. Los debates presidenciales son momentos cruciales en una campaña, y cualquier error puede ser magnificado y utilizado por los oponentes para cuestionar la capacidad del candidato.

En respuesta a estos tropiezos, algunos aliados de Biden han tratado de minimizar la importancia de estos incidentes, argumentando que los lapsus "son normales" y no necesariamente indicativos de problemas de salud graves. Sin embargo, la acumulación de errores ha dado munición a sus críticos, que utilizan estos momentos para cuestionar su salud para un segundo mandato.

Seguir Leyendo

Tendencias