Seguinos en redes

Estados Unidos

DeSantis envió inmigrantes que Biden no dejó deportar a Martha’s Vineyard, una isla donde tienen sus mansiones los líderes demócratas

Publicado

en

Las autoridades del bastión demócrata no saben qué hacer luego de que 50 inmigrantes arribaran a la isla provenientes de Florida. Las autoridades declararon emergencia y llamaron a la Guardia Nacional.

La isla Martha’s Vineyard, donde tienen sus mansiones los principales políticos demócratas, declaró este jueves la emergencia humanitaria luego de que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, enviara dos aviones cargados de inmigrantes que habían cruzado ilegalmente la frontera y que Biden no le permitió deportar.

De acuerdo a Fox News, DeSantis envió dos aviones con un total de 50 inmigrantes a bordo de ambas aeronaves. La gran mayoría de ellos provenía de un grupo de venezolanos que habían ingresado ilegalmente en caravana por la frontera con México a la altura de Texas, pero habían sido reubicados a Florida como parte de una medida de la Casa Blanca para distribuir “equitativamente” todos los inmigrantes ilegales.

Sin embargo, los estados republicanos de Florida, Texas y Arizona son adredemente los más afectados por la política migratoria de fronteras abiertas ejecutada por el gobierno Biden, que permite a los inmigrantes ilegales establecerse en el país y solicitar asistencia económica, mientras le impide a los gobernadores deportarlos.

En Estados Unidos, la política migratoria es una responsabilidad del Estado federal, lo que implica que los gobernadores no pueden deportar a nadie sin el consentimiento de la Policía Federal Fronteriza.

Por ello, a modo de protesta, ya son varios los gobernadores republicanos de los estados más afectados por esta política que deciden enviar a estos inmigrantes en colectivos y aviones a las ciudades más progresistas que están dominadas por el Partido Demócrata, para que los reciban y se responsabilicen de sus gastos.

Texas fue el primero en hacerse con esta idea y ya ha enviado más de 5.000 inmigrantes ilegales a la Ciudad de Nueva York, a Chicago y a Washington D.C., donde recientemente dejó dos colectivos cargados de inmigrantes frente al Naval Observatory, residencia oficial de la vicepresidente Kamala Harris, quien Biden designó como la “encargada de la política migratoria de Estados Unidos”.

El objetivo de estos vuelos es exponer la hipocresía de los políticos demócratas, quienes aprueban políticas que protegen a los extranjeros ilegales de la detención y la deportación, mientras que al mismo tiempo hacen recaer la carga de la inmigración ilegal en los estados republicanos que no quieren flujo migratorio.

Así, DeSantis tuvo la brillante idea de enviar a los últimos inmigrantes ilegales que llegaron a Florida al corazón del Partido Demócrata, ubicado en una isla en el estado de Massachusetts, donde residen los Obama, y los Kennedy, mientras que los Clinton y los Biden van a vacacionar.

Recientemente, el ex presidente Barack Obama celebró su cumpleaños número 60 en su millonaria mansión en Martha’s Vinyard, durante las restricciones sanitarias que había impuesto Joe Biden.

A pesar de sus discursos progresistas, los residentes del bastión demócrata enloquecieron ante la llegada de los inmigrantes e inmediatamente solicitaron asistencia estatal y federal mientras las autoridades locales alojaban a los inmigrantes en refugios transitorios.

Los funcionarios municipales dijeron a los medios que durante la noche de ayer recibieron mensajes de vecinos furiosos por el arribo de estos inmigrantes, mostrándose preocupados de que “iban a llenar las calles con vagabundos” y que “la paz de la isla iba a ser perturbada“.

“En algún momento, tendrán que trasladarse a otro lugar. No tenemos servicios para atender a 50 inmigrantes… no tenemos casa para 50 personas más”, dijo la coordinadora de refugio de inmigrantes, Lisa Belcastro.

Esto es totalmente falso, ya que, como bien argumenta la izquierda demócrata, la isla cuenta con extensos campos y vastas mansiones que están vacías durante gran parte del año. La propiedad de políticos y empresarios demócratas podría usarse para alojarlos.

Los residentes de la isla no fueron los únicos que enloquecieron ante esta acción tomada por el gobernador DeSantis. El senador demócrata Bob Menendez calificó el acto como “tráfico ilegal de personas“, y comparó el envío de los aviones con la segregación racial ocurrida en los años 60.

Según los datos que maneja la Organización por la Reforma de la Inmigración Smericana (FAIR), la situación en la frontera es caótica debido a la reversión por parte de Biden de las políticas migratorias implementadas durante el mandato de Trump, que habían asegurado la frontera.

Entre ellas, Biden canceló la construcción del muro, impuso un nuevo reglamento a la Policía Fronteriza, y suspendió las deportaciones de niños. Esto llevó a que cualquier persona que ingresara al país con un niño, aunque no tenga relación familiar con él, automáticamente ambos son alojados en refugios y empiezan a cobrar asistencia estatal.

Un total de más de 5 millones de personas han cruzado ilegalmente la frontera en los primeros 18 meses de gobierno de Biden, y en julio solamente la patrulla fronteriza ha aprehendido un total de 150.000 inmigrantes. Además, ese mismo mes se incautaron en la frontera sur unos 1.000 kilogramos de fentanilo, el equivalente a 469 millones de dosis letales, y 5800 kg de metanfetamina.

Estados Unidos

California prohíbe ejercer a los médicos que cuestionen la dictadura sanitaria y se opongan a los pases de vacunas

Publicado

en

La ley define como “desinformación” a todo pensamiento contrario al oficial, castigando a los médicos que propaguen información diferente a la del Gobierno a sus pacientes.

Con la firma del gobernador demócrata Gavin Newsom el pasado viernes haciendo efectivo el proyecto de ley, California se convirtió en el primer estado que castigará a los profesionales médicos que se atrevan a cuestionar la dictadura sanitaria y brinden “desinformación y mentiras sobre el COVID-19” a sus pacientes.

La ley, denominada como AB2098 y propuesta por el legislador demócrata Evan Low, establece que cualquier médico que difunda con sus pacientes “información errónea o desinformación” sobre la naturaleza y los riesgos del COVID-19 y sobre la “seguridad y eficacia de las vacunas” incurrirá en una falta ética y será denunciado al colegio de profesionales para que le quiten su matrícula.

La legislación designa la difusión de información médica falsa o engañosa a los pacientes como una “conducta no profesional” sujeta a sanciones por parte de la Junta Médica de California, que abrirá rápidamente un sumario frente al profesional que incurrió en esa falta tras recibir la denuncia y evaluará su castigo.

La legislación define a la “desinformación” como las “falsedades difundidas deliberadamente con intención maliciosa o de engañar y que se contradicen con el consenso científico contemporáneo contrario al estándar de atención“, básicamente determinando lo que es científico y lo que no, única ley en el mundo que hace esta definición.

“Los médicos tienen el deber de proporcionar a sus pacientes información precisa y con base científica, incluyendo el uso de las vacunas aprobadas por el gobierno de los Estados Unidos”, reza otro extracto de la ley que impone a los doctores no hablar con sus pacientes sobre la inoculación.

Si bien la ley no decreta cuál debe ser la sanción y lo deja a discreción de la Junta Médica, la misma aconseja que el castigo adecuado para punir este comportamiento es la suspensión por tiempo indeterminado de la licencia del médico o directamente revocarla para que el profesional no pueda volver a ejercer la medicina en el estado.

Ante esta invasión a la privacidad de la labor de los profesionales de la medicina, un grupo local llamado Médicos por el Consentimiento Informado que nuclea a miles de profesionales en el estado se movilizó para oponerse a la legislación, argumentando que silenciaría la opinión personal del médico y destrozaría la confidencialidad con sus pacientes.

El grupo además presentó una demanda para solicitar una orden judicial que impida a la Junta Médica de California disciplinar a los médicos basándose en acusaciones de desinformación. En la demanda, se califica a la definición de desinformación por parte de la Legislatura como “fascista” e “irremediablemente vaga”.

En California, uno de los bastiones del Partido Demócrata, una tracalada de leyes destinadas a imponer una sola opinión sobre el coronavirus, y la pandemia fueron aprobadas pero aún no han sido firmadas por Newsom, temiendo una posible retalía legal por parte de grupos que aglutinan a padres, médicos y opositores a la vacunación forzada.

En agosto, el legislador ultraizquierdista Scott Wiener presentó un proyecto que permitía a los menores de 15 años dirigirse voluntariamente a un centro de vacunación e inocularse sin el consentimiento de sus padres, mientras que otra ley presentada por dos diputados demócratas obligaba a todos los trabajadores del sector privado a inocularse.


Seguir Leyendo

Estados Unidos

Trump acelera la campaña en Michigan: Criticas a los republicanos pro-Biden, burlas a Kamala Harris y el deseo de volver a ser candidato

Publicado

en

Cada vez faltando menos para las elecciones de medio término, Trump animó a sus votantes en Michigan, donde coqueteó con volverse a presentar como candidato si los resultados en noviembre son históricos para el Partido Republicano.

A 38 días de las elecciones de medio término, el expresidente Donald Trump desembarcó en Michigan para reencontrarse nuevamente con sus seguidores en un masivo evento y visitar a sus candidatos en uno de los estados que serán claves para determinar si los republicanos recuperan el control del Senado y de las gobernaciones estatales.

Ante una multitud y durante las casi 2 horas de discurso, Trump arengó a su base de votantes para que se dirijan en masa a los comicios en noviembre, remarcando los cuatro mayores problemas que está sufriendo el país en este momento gracias a las políticas de Biden: la inflación, el precio de la nafta, el aumento del crimen y la poca seguridad en la frontera que está atrayendo a millones de inmigrantes.

El exmandatario se llevó la mayor ovación de la noche al hablar de Gretchen Whitmer, la actual gobernadora ultra-demócrata del estado que impuso una de las cuarentenas más estrictas en todo el país similar a la de California, a la que Trump calificó como una “abortista radical” y una de las gobernadoras “más radicales y siniestras”.

La rival de Whitmer es la trumpista Tudor Dixon, una empresaria local que fue invitada por Trump a subir al escenario en medio del discurso a dar algunas palabras.

“No vamos a dejar que nuestros hijos se radicalicen, no vamos a dejar que nuestros hijos se sexualicen, no vamos a dejar que se demonice a nuestras fuerzas de seguridad y no vamos a decir a nuestros negocios que no pueden expandirse”, expresó Dixon.

Otro de los momentos de gran ovación de la noche vino cuando Trump mencionó su victoria ante Hillary Clinton en la elección del 2016 y volvió a denunciar el fraude ocurrido en la del 2020: “Fue una elección arreglada y robada, ¿quién podría haber pensado nuestras elecciones serían tan tercermundistas? Francamente, no creo que volvamos a tener unas elecciones justas de nuevo”.

En otro pasaje de su discurso, para denunciar la persecución judicial demócrata que él y sus aliados están sufriendo por directiva de la Casa Blanca de Biden, Trump agradeció a Ginni Thomas, la esposa del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, que testificó voluntariamente ante el comité extrajudicial demócrata del 6 de enero esta semana y reafirmó su pensamiento de que la elección fue robada por el Partido Demócrata.

“Ella no se achicó ante la presión como tantos otros. Dijo lo que pensaba, dijo lo que creía. Demasiados republicanos son débiles y tienen miedo y así no podemos tener un país”, denunció Trump, arremetiendo contra el ala moderada de su partido que decidió hacerle el juego a los demócratas en la última elección.

El exmandatario aprovechó una parte de su discurso para burlarse de otro papelón que pasó en su visita a la Zona desmilitarizada de Corea la actual vicepresidenta Kamala Harris, donde, en uno de sus constantes furcios, calificó a la comunista Corea del Norte liderada por el dictador Kim Jong-un como una aliada de los Estados Unidos en lugar de la capitalista Corea del Sur, amiga de los Estados Unidos desde hace décadas.

“Creo que fue uno de los peores errores de todos. ¿Se imaginan? Están en la frontera, Corea del Norte está disparando misiles mientras ella habla y estás diciendo que Corea del Norte es nuestro aliado y nuestro amigo. Es una gran incompetencia”, reflexionó Trump durante una parte del discurso.

Para finalizar, el empresario republicano cerró su mitín coqueteando una vez más con presentarse como candidato en las presidenciales del 2024, algo que viene haciendo de forma continua en sus eventos y que cada vez es más solicitado por sus seguidores.

“Puede que tengamos que hacerlo de nuevo, volver a presentarnos y ganar. Creo que van a ser felices cuando lo confirme, pero primero tenemos que conseguir una victoria histórica para el Partido Republicano este noviembre”, concluyó el expresidente para cerrar una noche cargada de entusiasmo para sus votantes en Michigan. 

Seguir Leyendo

Economía

La economía de Biden a la deriva: Los salarios cayeron un 4% desde que los demócratas volvieron al poder

Publicado

en

La actividad económica se encuentra en estancamiento mientras que la inflación es la más alta en cuatro décadas. Los salarios reales cayeron un 4% desde que Biden es presidente y el consumo por habitante no crece desde junio. 

Aunque la economía de Estados Unidos atraviesa formalmente una recesión tras caer por dos trimestres consecutivos, el Gobierno de Joe Biden niega la situación y asegura ser testigo del “crecimiento más rápido de la historia”. 

El indicador de la actividad económica mensual elaborado por la firma IHS Markit estima que el crecimiento fue completamente abortado desde octubre del año 2021. El ingreso real por habitante acumula una caída del 1% entre octubre del año pasado y agosto de 2022, lo cual es evidencia de una incipiente recesión

Al mismo tiempo, la inflación interanual registró un pico de hasta 9% en el mes de junio, y trepó del 1,36% al 8,25% desde que Biden se hizo cargo de la presidencia del país. La situación de estancamiento en un contexto de elevada inflación da comienzo a la primera estanflación formal registrada oficialmente desde 1982

PBI per cápita e inflación en Estados Unidos desde 2015.

El Gobierno niega la recesión y estipula que variables mensuales como la actividad industrial o el consumo privado real aún no registran ninguna contracción, aunque se encuentran estancados. 

La Reserva Federal de St. Louis estima que el gasto real per cápita de los consumidores dejó de crecer a partir de junio, y la actividad industrial se anotó una pequeña reversión a partir de julio. 

Esta situación se produjo incluso a costa de una fuerte erosión real de las remuneraciones en la economía. Los salarios perdieron sistemáticamente contra la inflación desde enero de 2021, y acumulan una fuerte caída del 4%

El ingreso disponible real en la economía, una vez sustraídos los impuestos y las transferencias del Gobierno, se derrumbó un 11,7% en lo que va de la administración Biden

Ingreso disponible y salario real en Estados Unidos, entre 2017 y 2022.

Con la disminución del poder adquisitivo de los ingresos privados, el constante endeudamiento se transformó en la única vía para sostener el consumo, así como la utilización de ahorros pasados obtenidos por los cheques familiares entregados entre 2020 y 2021. 

El endeudamiento se torna una opción cada vez más encarecida debido a la fuerte alza de la tasa de política monetaria de la Reserva Federal, que ya superó el 3% nominal anual en septiembre. 

Sin la posibilidad de sostener indefinidamente el endeudamiento privado, y ante la pérdida del poder adquisitivo de los salarios por la inflación, la dinámica expansiva sobre el consumo tiende a agotarse progresivamente

Algunos analistas de los mercados financieros, entre ellos Michael Burry, estiman que el endurecimiento de la política monetaria no podrá garantizar un “aterrizaje suave” sobre la actividad como pretende la FED de Jerome Powell. 

Seguir Leyendo

Tendencias