Seguinos en redes

Estados Unidos

El Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que prohíbe que la Reserva Federal cree su propia moneda digital

Publicado

en

La Cámara Baja aprobó en los últimos días una legislación que impide que el Banco Central de los Estados Unidos lance un criptodólar, lo que cercenaría las libertades de los estadounidenses.

El pasado jueves 23 de mayo, la Cámara Baja estadounidense le dio media sanción a un proyecto en el cual se garantiza que la Reserva Federal (FED) no tenga la potestad de emitir su propio criptoactivo. De esta manera, muere la idea de una dólar digital, que tanto preocupaba a los libertarios en Estados Unidos por su capacidad de monitoreo y accionamiento contra la sociedad.

El proyecto ahora deberá ser tratado en el Senado en las próximas semanas y existe gran expectativa en cuanto al voto de algunos senadores demócratas que podrían apoyar la ley, y aquellos que abandonaron las filas de los demócratas, como es el caso de Krysten Sinema de Arizona.

Liderado por el representante republicano del estado de Minnesota, Tom Emmer, la Cámara Baja aprobó por medio de 216 votos a favor frente a 192 votos en contra el proyecto que busca la libre competencia de criptoactivos, consiguiendo que 3 diputados demócratas acompañaran el proyecto.

Los representantes demócratas que acompañaron los esfuerzos del Partido Republicano fueron Jared Golden (Maine), Mary Peltola (Alaska) y Marie Gluesenkamp Perez (Washington).

El proyecto de ley denominado "CBCD Anti-Surveillance State Act" o H.R. 5403, comprende entre otras cosas la imposibilidad de que la Reserva Federal estadounidense emita dicho activo digital en el sustento de las tareas del Banco Central, además de garantizar que el mercado de las criptomonedas no sea regulado.

En los últimos años, la emisión de activos digitales ha tenido un grado de popularidad enorme en el mundo, principalmente con la aparición de aquellos más populares como lo fueron las criptomonedas Bitcoin, Ethereum y Dogecoin entre otras, pero que son de origen privado, no estatal ni centralizado.

Así, con la aparición de los mencionados activos y el crecimiento en su popularidad, los gobiernos alrededor del mundo buscaron regular ese mercado y esa tendencia parece haber llegado recientemente a Estados Unidos.

Con la llegada de Biden al poder sumado a su buena relación con el presidente de la FED, Jerome Powell, el banco central de los Estados Unidos buscó inmiscuirse en un mercado que no necesita ser regulado, por lo que desde la Cámara Baja se originó este proyecto para mantener este mercado de manera liberada.

En primer lugar, el proyecto delimita las funciones de la Reserva Federal, aclarando que la misma no puede incurrir en el ofrecimiento de productos y servicios de manera directa a particulares en los Estados Unidos, de la misma manera que no puede emitir ningún tipo de activo digital con el sello propio del Banco Central que esté dirigido a particulares.

Del mismo modo, las intenciones de la Reserva Federal también incluían la participación de los bancos comerciales para poder ofrecer dicha moneda digital de origen estatal a través de canales privados, significando un método indirecto de distribución del hipotético criptoactivo, pero el proyecto liderado por Emmer se anticipó a esta posibilidad y estableció que no se permitirá el ofrecimiento de cualquier activo digital emitido por la FED a través de canales bancarios secundarios o financieras que estén destinados a particulares.

La premisa de las monedas digitales desde su comienzo fue la promesa de que su emisión se encontraría limitada con el objetivo de no generar desvalorización de la misma (lo cual trasladado a una moneda de curso legal se traduciría en inflación), sumado al hecho de que en su generalidad es utilizado como un activo de inversión y su popularidad y utilización como medio de pago o moneda como medio de cambio es casi nula.

La intención de la Reserva Federal (al igual que otros bancos centrales que buscan la emisión de un criptoactivo propio) es la competencia entre estas y el actual sistema de moneda FIAT, lo cual generaría una gran desvalorización a futuro de la nueva criptomoneda por parte del banco central (debido a la alta demanda contrarrestada por el caudal de oferta a través de la emisión que la FED debería realizar), desvalorizando a su vez el Dólar Estadounidense en respuesta a la conversión de la moneda a activo digital.

Así como a nivel federal, la legislación aprobada en el Congreso también se extiende a los bancos centrales de los distintos estados, señalando a la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal y al Comité de Operaciones de Mercado Abierto del mismo, que la misma instrucción de no emitir activos digitales propios del Banco Central estadounidense, rige también para los bancos centrales estatales para ser utilizado como herramienta de la política monetaria.

Ya habiendo sido tratada en el Congreso, con el tratamiento y la aprobación del Comité de Servicios Financieros de la Cámara Baja, ahora el proyecto deberá dirigirse al Senado en donde el panorama parece más complicado, debido al gran control del Partido Demócrata de la Cámara Alta, por lo que los senadores republicanos deberán negociar con aquellos demócratas que se perfilen más afines al proyecto.

Otro aspecto que los senadores republicanos deberán tener en cuenta al momento del tratamiento del proyecto, es la influencia que puedan tener en aquellos senadores independientes que puedan representar un voto a favor del proyecto, como los casos de Krysten Sinema (quien abandonó el Partido Demócrata recientemente) o Angus King.

Del mismo modo también deberán buscar el apoyo de Joe Manchin, quien se ha mostrado muy cercano en muchas ocasiones a las votaciones del Partido Republicano.

Si la legislación es aprobada en el senado, el proyecto deberá llegar al despacho del presidente Joe Biden, quien deberá aprobar o vetar en un escenario en el cual todavía la incertidumbre juega un papel crucial, ya que todavía ni el ni el gabinete se han expresado frente a la votación resultante en el Congreso.

Quienes sí se han expresado han sido el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien se ha mostrado de acuerdo con el proyecto de ley asegurando que la idea de emitir una moneda digital por parte del Banco Central nunca fue considerado. Powell afirmó que en el caso de que dicho suceso alguna vez se presente, será realizado a través del sistema bancario y no de forma directa.

También la representante demócrata de California, Maxine Waters, quien se desempeña como la representante principal del Partido Demócrata en el comité financiero del Congreso, se mostró en desacuerdo con la legislación aprobada señalando que se trata de un atraso en la innovación para usos gubernamentales de parte de los activos digitales.

Estados Unidos

Por fin un poco de cordura: El TAS falló en contra del nadador trans Lia Thomas y no podrá competir en los Juegos Olímpicos

Publicado

en

El atleta estadounidense de 25 años había presentado en enero un recurso en busca de anular la prohibición de la World Aquatics, la federación internacional de la natación, que prohibió a hombres competir en ligas femeninas.

En un revés muy esperado en la comunidad de atletas, el nadador transgénero Lia Thomas no podrá participar en la categoría femenina de los Juegos Olímpicos de París 2024, gracias a una fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Esta decisión marca un nuevo capítulo en la controvertida saga que ha envuelto al nadador estadounidense de 25 años desde que World Aquatics, la federación internacional de natación, restringió la participación de atletas transgénero en eventos femeninos de alto nivel.

En enero de este año, Thomas presentó un recurso ante el TAS con el objetivo de anular la prohibición impuesta por World Aquatics. El atleta argumentó que las restricciones son "inválidas e ilegales", además de "discriminatorias", y que "violan la carta olímpica", y las "normas internacionales de derechos humanos y protección contra la discriminación hacia las mujeres", a pesar de que él no es una mujer.

Sin embargo, el tribunal con sede en Suiza desestimó la apelación de Thomas. En su fallo emitido el 10 de junio, el panel de arbitraje citó la falta de legitimación, señalando que el atleta no tenía fundamentos para demandar la política transgénero de World Aquatics debido a que ya no era miembro de USA Swimming y no estaba registrado para participar en ninguna competición internacional de la entidad, dado que fue desvinculado por no ser mujer.

World Aquatics dio la bienvenida a la decisión del TAS mediante un comunicado: "World Aquatics está dedicada a fomentar un entorno que promueva la equidad, el respeto y las oportunidades iguales para atletas de todos los géneros, y reafirmamos este compromiso", expresó el organismo que tomó la decisión luego de una carta con más de 200 firmantes, principalmente nadadoras mujeres que se sentían en desventaja competitiva contra un hombre biológico.

"Nuestras políticas y prácticas se evalúan continuamente para garantizar que se alineen con estos valores fundamentales, lo que llevó a la introducción de nuestra categoría abierta", completaron.

Riley Gaines, exnadadora universitaria quien compitió contra Thomas, firmó la carta y ha sido una crítica vocal de las personas transgénero que compiten en deportes femeninos, acudió a la plataforma X para elogiar el fallo del panel de arbitraje.

"¡Grandes noticias! Lia Thomas no podrá competir en la categoría femenina en los Olímpicos ni en ninguna otra competición de élite. Acaba de perder su batalla legal en el fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo. Esta es una victoria para las mujeres y niñas en todas partes", escribió Gaines.

Por su parte, Hudson Taylor, fundador y director ejecutivo de Athlete Ally, una organización que aboga por el "acceso igualitario" a los deportes, que en el fondo se dedica a representar a atletas transgénero para que puedan competir en ligas femeninas, calificó la decisión del TAS como "un día triste" para el deporte.

El ascenso de Lia Thomas a la fama se produjo en marzo de 2022, cuando conquistó el título universitario de las 500 yardas (457 metros) bajo la Asociación Nacional de Atletas Colegiados (NCAA). Posteriormente, World Aquatics, entonces conocida como FINA, votó a favor de limitar la participación de nadadores transgénero en competiciones femeninas de élite, debido a la masiva ventaja física que tienen los hombres por sobre las mujeres en competencias de este estilo.

La nueva política establece que cualquier persona que haya pasado parte de la pubertad masculina no puede competir en la categoría femenina de élite. Sumado a esto, una serie de estados y localidades de los Estados Unidos han adoptado leyes que prohíben a los atletas transgénero participar en deportes escolares, principalmente en los niveles K-12.

Según Gallup, una abrumadora mayoría de los estadounidenses (69%) opina que los atletas solo deberían poder competir en equipos deportivos que se ajusten a su sexo biológico y no a su "identidad de género" que eligen arbitrariamente.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El G7 acordó un nuevo paquete de ayuda económica y militar por 50.000 millones de dólares para Ucrania

Publicado

en

Esto sigue a 61 mil millones de dólares en ayuda militar que enviará por su parte los Estados Unidos luego de que se apruebe el paquete en Washington.

En la cumbre del G7, en la ciudad italiana de Fasano, los siete jefes de Estado más importantes de Occidente acordaron una nueva financiación militar para el gobierno de Ucrania. La moción fue impulsada por el presidente estadounidense Joe Biden, quien propuso enviar unos 50.000 millones de dólares.

La ayuda será entregada por los recursos propios del G7 (principalmente de Estados Unidos y la Unión Europea) y el Banco Central Europeo, los cuales recibirán activos rusos confiscados tras la invasión de Ucrania, en concepto de pago de intereses.

En total, se han congelado activos por valor de alrededor de 325 mil millones de dólares desde 2022, generando alrededor de 3 mil millones de dólares al año en intereses. Según el nuevo plan, ese dinero se utilizará para pagar los intereses anuales del préstamo de 50 mil millones de dólares al gobierno ucraniano.

Al vincular la financiación de Ucrania a los activos rusos congelados, el G7 ha señalado que se aplican límites de gasto nominal a este paquete de ayuda en particular, en contraposición a un cheque en blanco de asistencia militar como ocurrió el año pasado.

Este cambio en la manera de entregar ayuda a Volodimir Zelenski, limitada a un tope de gastos anuales, indica una fuerte victoria en los intereses de Donald Trump, quien viene pidiendo este tipo de clausulas en las ayudas que se entregan desde que comenzó el conflicto.

Acuerdo militar entre Ucrania y los Estados Unidos

A pesar de ceder ante las presiones de Trump, quien lidera en todas las encuestas y los demás líderes del mundo ya lo consideran un fuerte actor político incluso siendo opositor en Washington, Biden logró firmar un acuerdo de seguridad bilateral con Zelenski por los próximos 10 años.

La Casa Blanca describe el acuerdo como uno diseñado para construir y mantener las capacidades defensivas de Ucrania, actuar como elemento disuasivo, fortalecer sus industrias de defensa y, con cierta "desviación de la misión" de los objetivos formales de seguridad, impulsar la recuperación económica y la seguridad energética.

Este acuerdo es considerado por muchos una "pendiente resbaladiza" hacia una mayor escalada, ya que ahora pone a Rusia en una guerra con un país que tiene un acuerdo militar con los Estados Unidos, algo que no pasó ni siquiera durante la Guerra Fría.

El pacto entre Estados Unidos y Ucrania pone en letras una medición de la agresión rusa, con la promesa de consultas (énfasis agregado) “en los niveles más altos para determinar las medidas apropiadas y necesarias para apoyar a Ucrania e imponer costos a Rusia.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei se reunió con la directora del FMI en el G7: Hablaron sobre la importancia de salir urgente del cepo cambiario

Publicado

en

El encuentro tuvo lugar durante la cumbre del G7, justo después de que el organismo aprobara las metas de Argentina debido al "sobrecumplimiento" de la mismas. Según se informó, "fue una reunión muy productiva".

En el marco de su participación como invitado a la cumbre del G7, el presidente Javier Milei se encontró este viernes con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, con quien nuevamente dialogó sobre el exitoso programa económico en curso y el objetivo del Gobierno de levantar el cepo, una medida que también había sido solicitada por la institución financiera. "Fue una reunión muy productiva", informaron.

En el exclusivo complejo hotelero Borgo Egnaza, donde se celebra desde el jueves la reunión de los líderes de los países más avanzados del mundo, el mandatario argentino conversó en privado con la líder del organismo internacional de préstamo.

El encuentro se retrasó debido al aplazamiento generalizado de todas las actividades programadas para el día, pero finalmente tuvo lugar según lo previsto y en un contexto favorable para Milei, quien recientemente aseguró la aprobación de la Ley Bases en el Senado y está logrando exterminar la inflación.

Además, este encuentro tuvo lugar un día después de que el Fondo Monetario Internacional anunciara que su equipo técnico aprobó la octava revisión del programa de Facilidades Extendidas (EFF) de Argentina y se aprobara un desembolso cercano a los 800 millones de dólares para el país.

En la Oficina del Presidente, la cuenta oficial que divulga actividades y comunicados del Gobierno, se compartió un breve video del encuentro en el que Milei y Georgieva intercambian algunas palabras:

En este momento, el Gobierno está buscando avanzar en una nueva negociación con el FMI con el fin de acelerar la eliminación del cepo e impulsar la recuperación económica.

En relación a este tema, de hecho, hubo coincidencia, ya que el mismo viernes la subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, le recomendó a la administración libertaria a través de un comunicado a flexibilizar la política cambiaria, reducir los subsidios y ampliar el impuesto a las Ganancias.

Se han logrado avances significativos hacia el logro de un equilibrio fiscal general y ahora es crucial mantener las metas conseguidas. Debe continuarse con los esfuerzos para reformar el impuesto a la renta personal, racionalizar los subsidios y los gastos tributarios, y fortalecer los controles del gasto”, expresó la funcionaria del FMI.

Milei y Georgieva se habían encontrado unas horas antes en la sala donde se llevó a cabo la sexta sesión de trabajo conjunto del grupo, que se centró principalmente en discusiones sobre inteligencia artificial y sus posibles riesgos, así como en temas de energía y las relaciones con África y los países del Mediterráneo.

En esa ocasión, ambos tuvieron una charla breve y relajada, incluso se sacaron una foto juntos con sonrisas. Más tarde, se reunieron nuevamente para la foto tradicional de la familia ampliada en una de las plazas del complejo.

Para la imagen, Milei se posicionó en el extremo derecho de la tarima, donde también estaban otros líderes invitados como el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; el presidente de Kenia, William Ruto; el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan; el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune; y el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani.

Además, estaban presentes el primer ministro de India, Narendra Modi; el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán; el Rey Abdalá II bin Al Hussein de Jordania; el Papa Francisco; Kristalina Georgieva y el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, junto con todos los miembros del G7.

La última vez que Milei y Georgieva se encontraron fue el 17 de enero pasado, durante el Foro Económico de Davos, donde el Presidente reafirmó su compromiso político de implementar un sólido plan de ajuste para combatir la inflación y reducir el déficit fiscal.

Desde entonces hasta la fecha actual, el gobierno ha logrado cumplir con su objetivo. Según datos del Indec, el índice de precios mayoristas ha mostrado una tendencia a la baja, con el último dato registrado en mayo que indicó un aumento del 4,2%, el menor en 2 años.

Además, durante la única hora disponible para los encuentros oficiales, Milei también sostuvo una reunión bilateral con Ajay Banga, quien lidera el Banco Mundial. Estaba previsto que mantuviera otras dos reuniones bilaterales, una con Meloni y otra con Macron, aunque no se confirmó si finalmente tuvieron lugar.

El presidente argentino ya había encontrado previamente a la primera ministra italiana, quien lo invitó a la cumbre y lo recibió con un cálido abrazo a su llegada. El último encuentro con ella había sido el 12 de febrero pasado en Roma, como parte de una gira que también incluyó una visita al Vaticano, donde fue recibido por el Papa Francisco en audiencia.

Las últimas actividades del Presidente en Italia serán de relajación: por la noche, tiene planeado asistir a un espectáculo musical a cargo del renombrado cantante Andrea Bocelli y a un show de baile, seguido de un brindis y una cena organizada por Meloni en uno de los restaurantes de Borgo Egnazia.

El sábado por la mañana, a las 8:30 hora local (3:30 en Buenos Aires), Milei y su equipo abordarán nuevamente el avión presidencial para dirigirse a Zúrich. Desde allí, viajarán por carretera hasta la ciudad de Bürgenstock para participar en la Cumbre Global por la Paz, organizada por el presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias