Conecte con nosotros

Estados Unidos

Éxodo demócrata y pesadilla republicana: cómo está cambiando el mapa electoral de los Estados Unidos

Escapando de impuestos altos, regulaciones absurdas y caos social, millones de demócratas están escapando los Estados demócratas para ir a los republicanos. Este éxodo tiene a muchos preocupados: ¿seguirán votando por los demócratas o se darán cuenta que de eso huyeron?

Publicado

en

Por Sebastián Maril, para La Derecha Diario.


Es una realidad innegable que el ser humano busca emigrar hacia territorios que ofrezcan un mejor nivel de vida. Ya sea por motivos políticos, religiosos, económicos o tan simple como temas climáticos, este fenómeno migratorio está lleno de ejemplos en el mundo que muestran como la movilidad de personas es una opción buscada por un creciente grupo de la población cuyo resultado siempre es el mismo: el abandono del hogar en búsqueda de la prosperidad. 

Estados Unidos históricamente ha sido un país receptor de grupos sociales que buscan radicarse dentro de sus fronteras y rara vez ha mostrado un marcado éxodo de su población. Según cifras oficiales del Gobierno de los EE.UU. publicadas en 2017, la población foránea que actualmente reside de manera permanente en el país, alcanzó un nivel récord de 44,4 millones o el 14,3% de la población. 

La Décima Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, ratificada el 15 de diciembre de 1791 y que expresa el principio del federalismo, detalla cuales son los derechos de los Estados y cuál es el límite de poder y accionar de Washington sobre sus territorios. La Décima Enmienda muestra como los poderes del Gobierno central sobre los estados están limitados por sólo aquellos delegados por la Constitución, reservando el resto de los poderes a los gobiernos estatales y a sus respectivas poblaciones. 

Por este motivo, y gracias a su creciente población foránea, los 50 Estados y el Distrito de Columbia compiten entre ellos por recibir y atraer población, negocios e inversiones. De esta manera, sus respectivas economías pueden diferenciarse entre ellas y beneficiarse con más negocios, inversiones y, por qué no, más población. 

Sin embargo, esta prosperidad económica tiene una connotación política no deseada para aquellos Estados que ofrecen un nivel de vida superior a otros, y hoy, el Partido Republicano, se encuentra en alerta porque Estados históricamente gobernados por los suyos, están recibiendo altos niveles de población provenientes de Estados históricamente gobernados por el Partido Demócrata. 

El llamado “éxodo azul” (el Partido Demócrata se representa por el color azul y el Republicano por el rojo) ofrece un alto nivel de incertidumbre porque aún se desconoce si este fenómeno migratorio doméstico cambiará la ideología política del Estado receptor de la población. 

Existe un número creciente de norteamericanos que muestran un notable hartazgo hacia los altos impuestos, las estrictas regulaciones y absurdas leyes propuestas y aprobadas por Estados cuya población históricamente ha votado a candidatos a Presidente por el Partido Demócrata. Estos norteamericanos muestran su preferencia por vivir en un Estado fiscalmente responsable, que minimice la carga tributaria a sus residentes y con legisladores que propongan leyes para mejorar la vida de aquellos que habitan dentro de sus fronteras. Por eso buscan emigrar y el temor crece por saber cómo votarán en el futuro.

Caricatura que representa este éxodo azul, de California a “cualquier otro lado”.

Ad

La Oficina del Censo y el IRS, la agencia de recaudación de impuestos estadounidense, recientemente publicaron datos sobre el crecimiento de la población estatal y la migración de ingresos correspondiente al 2018. 

Ambas instituciones muestran que el éxodo de la población radicada en aquellos Estados con alta presión impositiva hacia aquellos Estados con baja presión impositiva, se está acelerando. 

De los 10 Estados que más población han perdido, nueve son considerados demócratas porque desde las elecciones presidenciales de 1992, siempre han votado, salvo excepciones puntuales, al candidato a Presidente que representa al Partido Demócrata. California, Nueva York, Illinois, Nueva Jersey, Massachusetts, Maryland y Connecticut, han votado consistentemente al Partido Demócrata en cada ciclo electoral desde entonces. 

Pennsylvania y Michigan desde 1992 siempre votaron demócrata excepto en 2016 que optaron por votar a Donald Trump, candidato republicano. La única excepción es Ohio, considerado “swing State” (“Estado Péndulo”) porque, en las últimas siete elecciones presidenciales (desde 1992), cuatro ha votado por los Demócratas y 3 por los Republicanos. Entre estos 10 Estados, no hay uno solo que pueda ser considerado consistentemente como Republicano.

Un análisis similar se puede realizar en los 10 Estados que han ganado población desde 2010 y a qué partido político han votado desde 1992. Utilizamos 1992 como año de referencia ya que en 1988, George Bush (Republicano) ganó 40 de los 50 estados y previamente, Ronald Reagan (Republicano) en 1984 ganó 49 de los 50 estados que forman el país. De los 10 Estados que más han visto crecer su población desde 2010, cinco son considerados sólidamente Republicanos (Texas, Carolina del Sur, Arizona, Tennessee y Georgia), uno, Carolina del Norte, es considerado Republicano pero en 2008 votó a Barack Obama (Demócrata), uno, Florida, es considerado “swing State” porque desde las elecciones presidenciales de 1992, en 4 ocasiones ha votado a Presidente Republicano y en 3 a Presidente Demócrata y tan solo 3 Estados, Nevada, Washington y Colorado, pueden ser considerados consistentemente Demócratas.

Entre los Estados que más estadounidenses han recibido se encuentra Florida y Texas, mientras que Nueva York lidera con creces entre los Estados que más población han perdido al “éxodo azul”, con California e Illinois en 2° lugar.

Crecimiento y Pérdida de la Población por Estado 2010-2019. Fuente: Census Bureau.

Ad

Las consecuencias políticas para aquellos Estados actualmente Republicanos receptores de población proveniente de Estados actualmente Demócratas, son numerosas. 

Por un lado, en un país que elige Presidente y Vicepresidente mediante el Colegio Electoral y no mediante el voto popular, el arribo de posibles nuevos electores Demócratas puede fácilmente cambiar la ideología de un Estado históricamente Republicano. 

Pongamos como ejemplo Texas, hogar de todo aquello que representa la tradición capitalista, auto-suficiente, religiosa y conservadora que ha hecho de EE.UU. la potencia económica y militar que es hoy. De las 10 ciudades más grandes de Texas, nueve ya votaron al Partido Demócrata en las últimas elecciones presidenciales. Si esta tendencia continúa y las grandes urbes texanas siguen recibiendo población Demócrata, no sería descabellado pensar que, en 2024, Texas vote a un candidato Demócrata a Presidente de los EE.UU., algo que no ocurre desde 1976, cuando ambos partidos compartían una ideología muy alejada del socialismo.

También existen otras consecuencias políticas de ser un Estado receptor de población. Se espera que, gracias al crecimiento de su población, Florida y Texas ganen 2 y 3 diputados respectivamente en la Cámara Baja, mientras que California y Nueva York pierdan 1 diputado cada uno. Así, Florida podría convertirse en el tercer Estado más importante del país relegando a Nueva York en cuanto a electores.

En rojo, los Estados que en 2016 votaron por Donald Trump y el Partido Republicano, en azul, los que optaron por Hillary Clinton y los demócratas.

Ad

Los Republicanos no pueden ocultar su preocupación.

El éxito económico de la mayoría de sus Estados está atrayendo población demócrata que huye de los destructivos impuestos y de las rígidas regulaciones, pero esta gente parece arrastrar su ideología a sus nuevos hogares. 

Utilicemos nuevamente a Texas como ejemplo. Según la Oficina del Censo, este Estado sureño se ha convertido en uno de los principales destinos para los californianos, ya que cada vez más empresas radicadas en el “Golden State” se han dado cuenta que es hora de mudarse a destinos donde la presión tributaria sea menor.

Muchas familias californianas también han decidido emigrar a Texas simplemente para encontrar hogares más asequibles, impuestos más bajos y un Gobierno que muestre respeto por la Constitución y no busque ignorarla. Quienes se mudan a las grandes ciudades ya han demostrado seguir votando de la misma manera que votaban en su Estado de nacimiento, la pregunta es si los moderados que están huyendo del caos social y económico que avala el Partido Demócrata traerán la misma ideología de la cual optaron por huir. 

Por esto mismo, Donald Trump está mostrando al electorado norteamericano que las políticas económicas de su partido, especialmente aquellas relacionadas con la eliminación de regulaciones, la rebaja de impuestos y la creación de empleos, es el camino que EE.UU. debe seguir. Es una manera de proteger la ideología de los Estados Republicanos y convencer a la población que emigra de Estados demócratas que, en sus nuevos hogares, al menos consideren votar por un Partido que represente todo aquello que eligieron y rechazar el que representa todo aquello de lo cual optaron por abandonar.

No es una tarea sencilla y por ahora nadie la había tratado de implementar, lo cual estaba causando una debacle en los dos Estados que más habrán crecido después de conocerse los resultados del Censo 2020, Texas y Florida, que han sido gobernados sin interrupción por el Partido Republicano desde 1994 y desde 1998 respectivamente pero que sus grandes urbes ya son Demócratas y solo sus respectivas zonas rurales, mantienen al Partido Republicano en el poder. 

  

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Los Ángeles anuncia el pasaporte de vacunación un día después que el gobernador demócrata sobreviva la elección

Publicado

en

Rompiendo una promesa de campaña en tan solo 24 horas, las autoridades demócratas del condado de Los Ángeles anuncia un Pase Covid para salir a la calle.

A pesar de que el Partido Demócrata había prometido en la campaña de la elección de revocatoria que no promovería el pasaporte de vacunación en el Estado, este jueves el condado de Los Ángeles emitió una orden de salud que requerirá que los residentes muestren prueba de la vacunación Covid-19 en bares, bodegas, cervecerías, clubes nocturnos y cines bajo techo a partir de octubre, según la directora de salud del condado, la Dr. Barbara Ferrer.

Los funcionarios hicieron el anuncio un día después de que el gobernador de California, Gavin Newsom, sobreviviera a las elecciones revocatorias en su contra, rompiendo su promesa de campaña en tiempo récord.

Se requerirá que los usuarios y empleados tengan al menos una dosis de la vacuna antes del 7 de octubre y su segunda dosis antes del 4 de noviembre.

En California, los patrocinadores de eventos bajo techo con más de 1.000 asistentes ya debían mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa. La nueva orden sanitaria también se aplicará a los eventos al aire libre.

Todos los participantes, incluidos los empleados, de grandes eventos al aire libre con multitudes de más de 10.000 personas deberán mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa dentro de las 72 horas. El requisito también se aplicará a los parques temáticos como Disney.

Los legisladores demócratas de California archivaron los proyectos de ley que emitían más restricciones de Covid-19 días antes de la elección revocatoria, para demostrar que ellos no estaban a favor de restringir las libertades de los californianos. Sin embargo, la legislatura ha indicado luego de ganar que es probable que vuelva a examinar esos proyectos de ley en enero de 2022.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

SpaceX realiza la primera misión espacial con civiles y la cápsula ya orbita la Tierra

Publicado

en

La empresa de Elon Musk vuelve a ponerse al frente del sector con un viaje de cuatro tripulantes, lanzada desde Cabo Cañaveral, que logró separarse con éxito del cohete y ya puso a 4 civiles en el lugar más lejos de la Tierra de la historia.

La segunda etapa del cohete Falcon 9 de SpaceX se separó como estaba previsto unos 12 minutos después del despegue, dejando la cápsula Dragon con cuatro turistas espaciales a bordo orbitando la Tierra, anunció la compañía de Elon Musk.

Una primera etapa arrancó primero la nave de la gravedad terrestre, antes de separarse y volver sana y salva a un navío en el mar para su reutilización. La segunda etapa terminó de impulsar la cápsula hasta la órbita, donde por primera vez en la historia cuatro novatos fueron enviados sin ningún astronauta profesional a bordo.

Está previsto que la misión Inspiration4 dure tres días y viaje más allá de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Se trata de la primera misión espacial compuesta completamente por civiles, sin astronautas profesionales, que despegó este miércoles desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida).

El histórico lanzamiento de la misión ocurrió a las 20.02 horas del miércoles (00.02 GMT del jueves 16 de septiembre), como estaba previsto.

En medio de gritos y aplausos desde el centro de control se cumplieron todas las etapas del lanzamiento de la misión, gracias a unas condiciones meteorológicas favorables.

¿Quiénes son los cuatro tripulantes?

Esta vez los tripulantes no son astronautas ni gente que haya sido entrenada para manipular una nave espacial, si no civiles con mucho dinero que pagaron para vivir esta experiencia. Uno de ellos es el multimillonario Jared Isaacman, el dueño de Draken y Shift4, quien pagó más de 200 millones de dólares por estar en este vuelo.

El resto de los tripulantes son el ingeniero aeronáutico Chris Sembroski, quien ganó un sorteo para participar del viaje, la asistente médica Hayley Arceneaux, sobreviviente de cáncer que fue donada el lugar en el Dragon, y la científica, piloto y educadora Sian Proctor, quien también ganó un sorteo para estar allí.

Los cuatro civiles, que recibieron entrenamiento durante seis meses sobre maniobras en gravedad cero, entre otras materias, surcarán la Tierra a una velocidad de unos 28.160 kilómetros por hora y darán una vuelta a este planeta cada 90 minutos.

Alcanzarán un altura de unos 575 kilómetros de la Tierra, unos 160 kilómetros más que la Estación Espacial Internacional (EEI), “más lejos que cualquier otro vuelo espacial humano desde las misiones del Hubble”, según SpaceX.

También es una distancia superior a la de los viajes suborbitales que realizaron este año los millonarios Jeff Bezos y Richard Branson a bordo de sendas naves de sus respectivas compañías espaciales privadas, dejando nuevamente a SpaceX como líder en el sector y pionero de los viajes espaciales civiles.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El máximo general del Pentágono traicionó al país y vendió secretos a China durante el gobierno de Trump

Publicado

en

El general Mark Milley cometió traición a la Patria, trató de socavar la figura presidencial y organizó un grupo subversivo en el Pentágono. Los detalles del Jefe de Estado Mayor que cometió el máximo crimen y que saldrá ileso.

En el nuevo libro PERIL de los periodistas Bob Woodward y Robert Costa del Washington Post, que saldrá la semana que viene pero su información ya se hizo pública, se reveló que el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, le dijo al general chino Li Zuocheng que si Estados Unidos atacara a China, él le avisaría de antemano para que pudieran estar preparados y contrarrestar el ataque.

Según el reporte, que viene del seno demócrata y contribuye a la enorme interna que hay en el gobierno de Biden entre el establishment demócrata, al que Milley sin dudas pertenece, y al sector más radicalizado del partido, este general temía que el presidente Trump tomará el poder por la fuerza e iniciara hostilidades con China. 

Milley le aseguró al máximo general chino que Estados Unidos no participaría en hostilidades armadas contra la nación comunista, mientras él fuera Jefe del Estado Mayor.

La investigación descubrió dos llamadas. La primera fue realizada por Milley el 30 de octubre de 2020 y la segunda fue realizada el 8 de enero de 2021. En octubre, Milley creyó que Estados Unidos estaba considerando y preparándose para un ataque militar contra el territorio chino, especialmente en la antesala de la elección del 3 de noviembre y mientras China mentía con el coronavirus, invadía ilegalmente Hong Kong, echaba diplomáticos de Estados Unidos e incluso se descubrió que una famosa espía china se encontraba de novia con un importante diputado demócrata miembro del Comité de Inteligencia del Congreso.

En ese contexto, según los registros de la llamada, Milley dijo: “General Li, quiero asegurarle que el gobierno estadounidense es estable y que todo va a estar bien. No vamos a atacar ni realizar ninguna operación cinética en su contra”.

Esto constituye un delito federal, y es considerado la máxima traición a la Patria. Sin embargo, esta tarde Joe Biden salió a decir que defendería a Milley de cualquier acción judicial o militar en su contra, y que confía que actuó con el mejor de los intereses.

Según los periodistas del Post, Milley se apoyó en su relación personal con Li y dijo: “General Li, usted y yo nos conocemos desde hace cinco años. Si vamos a atacar, lo llamaré antes de tiempo. No va a tener ninguna sorpresa”.

Luego, en otra llamada el 8 de enero, dos días después del fatídico día en el que se convalidó el fraude electoral de Joe Biden y los simpatizantes de Trump ingresaron al Congreso en protesta, el libro explica que Milley “estaba seguro de que Trump había sufrido un grave deterioro mental después de las elecciones”.

Según los informes, Milley dijo que Trump estaba “casi maníaco, gritando a los funcionarios y construyendo su propia realidad alternativa sobre interminables conspiraciones electorales” .

Como tal, afirman los autores, “Milley estaba supervisando la movilización del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos sin el conocimiento de Trump, del pueblo estadounidense o del resto del mundo”.

Se informa que Milley convocó una “reunión secreta” en el Pentágono ese 8 de enero, a raíz de los disturbios en el Capitolio y les dijo a los demás generales que no debían recibir más órdenes de Trump.

“No importa lo que te diga”, dijo Milley, socavando directamente la autoridad presidencial, “Tú haces el procedimiento. Tú haces el proceso. Y yo soy parte de ese procedimiento”. Buscó la confirmación visual de cada persona en esa reunión antes de continuar y preguntó “¿Entendido?”.

Al enterarse de esto, hoy Trump publicó un comunicado diciendo que se entera por primera vez de los llamados a China y sus conversaciones con los otros generales. “Milley está completamente loco!”.

Milley también tuvo una llamada telefónica privada con la Presidente de la Cámara de Representantes, la líder del Partido Demócrata Nancy Pelosi, durante la cual los dos coincidieron en que Trump estaba “loco”. Este recuento se basa en una transcripción de la convocatoria.

Según esa transcripción, Milley usó esa llamada para asegurarle a Pelosi sobre la seguridad del arsenal nuclear de Estados Unidos.

“Lo que les estoy diciendo es que si ni siquiera pudieron detenerlo de un asalto al Capitolio, ¿Quién sabe qué más puede hacer? ¿Y hay alguien a cargo en la Casa Blanca que estuviera haciendo algo más que besar su trasero gordo por todo esto?”, dijo Pelosi según figura en el registro, y continuó diciendo: “Sabes que está loco. Ha estado loco durante mucho tiempo”.

Milley le dijo que estaba totalmente de acuerdo y respondió: “Señora presidenta, estoy de acuerdo con usted en todo”.

Fue después de esta llamada telefónica que Milley comenzó a tomar el poder en sus propias manos. Le dijo a su personal, así como al director de la Agencia de Seguridad Nacional Paul Nakasone y a la directora de la CIA, Gina Haspel, que “vigilaran todo todo el tiempo y no le hicieran más caso a Trump”.

Milley creía, según los autores, que estaba actuando en el mejor interés del pueblo estadounidense al quitarle este poder a la presidencia, en secreto, y ejercerlo para sus propios fines. Pero lo que estaba haciendo era un delito, subversión a la presidencia y debería obtener la pena capital por lo que hizo.

Seguir Leyendo

Trending