Seguinos en redes

Estados Unidos

Explota el #Obamagate: Flynn queda exonerado y Biden queda comprometido en una operación ilegal

Luego de años de falsas acusaciones perpetradas contra Michael Flynn, ex-asesor de Donald Trump, una Corte Federal ordenó cerrar el caso. Como respuesta a esta exoneración, el gobierno reveló evidencia que indica que Obama y Biden coordinaron una operación contra él.

Publicado

en

Hoy por la mañana, una Corte Nacional de Apelaciones ordenó a una corte de menor instancia que cierre el caso contra Michael Flynn, el ex-asesor de Seguridad Nacional de la administración Trump imputado por mentirle al FBI en una declaración sobre su relación con Rusia en 2016, como respuesta a un requerimiento del Departamento de Justicia luego de que la votación resultara 2-1 a favor de Flynn por un panel de 3 jueces en la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia.

Esta decisión podría terminar finalmente con un largo periodo de falsas acusaciones efectuadas contra Flynn por varios miembros del obamismo, que como se demostró (y fue el principal motor de la decisión de exonerar a Flynn), múltiples funcionarios del gobierno de Obama y Biden, incluidos miembros del FBI, le inventaron causas.
Luego de estas revelaciones del #Obamagate, que cubrimos de manera exclusiva en La Derecha Diario, le dieron la posibilidad al General Flynn a realizar una apelación y un posterior requerimiento de mandamiento judicial, obligando a los jueces de la Corte de Apelaciones a expedirse sobre el caso.
En un primer momento, el mandamiento judicial fue enviado al juez Emmet Sullivan, quien no cumplió con la orden inmediatamente sino que buscó mantener el caso con vida, sabiendo que la causa ya no tenía validez alguna, puramente por motivos políticos. Finalmente, las presiones del público por este caso emblemático obligaron a la decisión de hoy.

Ad

Sin embargo, la noticia más fuerte del día respecto a Michael Flynn no fue su exoneración total de la causa, si no que se dieron a conocer manuscritos en los cuales se evidencia como el ex-presidente Barack Obama y el entonces vicepresidente y actual candidato a presidente por el Partido Demócrata, Joe Biden, ordenaron la operación del FBI contra Flynn que hoy sabemos que fue armada para culparlo erróneamente de algo que no hizo. 

Los manuscritos son pertenecientes a Peter Strzok, jefe de contra-inteligencia del FBI durante el gobierno de Obama. Strzok habría tomado estos apuntes de una conversación de alto perfil entre los principales funcionarios de Obama, en la cual discutían los planes para operar contra Michael Flynn.
En ese entonces, Obama todavía era presidente, Trump recién había sido electo y debía asumir en menos de una semana, y Flynn ya había sido anunciado como el próximo asesor de Seguridad Nacional, un puesto de suma importancia en la jerarquía de la Casa Blanca y desde el cual se trataría de corregir 8 años de errores del presidente demócrata.

No solo la operación ejercida contra Flynn es de extrema gravedad debido a que habría sido ordenada e ideada por un presidente y un vicepresidente, sino que fue ideada y orquestada directamente desde el Salón Oval en la Casa Blanca, lo que demuestra el nivel de impunidad con el que se manejaba el anterior gobierno. 

Ad

De acuerdo a los manuscritos de Strzok, la reunión mencionada en el Salón Oval se dio a lugar el 5 de enero de 2017, a 5 días de la asunción de Trump.

En el manuscrito se detalla como Joe Biden propone un plan para operar contra Michael Flynn utilizando el ”Logan Act”. El Logan Act es una ley nacional que criminaliza y penaliza la negociación desautorizada entre ciudadanos estadounidenses con gobiernos extranjeros con los cuales los Estados Unidos posean algún tipo de disputa. 

En la conversación que se manifiesta en las notas de Strzok, también se ven involucrados además de Obama y Biden, James Comey (ex-director del FBI), Sally Yates (ex-Fiscal General)) y Susan Rice (ex-asesora de Seguridad Nacional). Esta última hoy se encuentra en el círculo íntimo de la campaña de Biden y además es una de las principales nominadas a acompañarlo en la fórmula como vice.
En estas conversaciones también figura el ex-presidente Obama ordenando que se aseguren de “poner a la gente justa en la operación contra Flynn”, lo cual sería un enorme abuso de la autoridad y le podría ganar un juicio en su contra.
Y lo que es más fuerte, en los apuntes figura Obama preguntando al equipo si había algo más que no le debiera mencionar al equipo de transición de Trump, a lo que James Comey responde que no hay que  a las llamadas a Serguéi Kislyac, el ex embajador de Rusia en los Estados Unidos, que incluso para ellos eran legitimas.
Notas archivadas por el Departamento de Justicia, desclasificadas luego de la exoneración de Flynn.

La letra es poco clara pero hay transcripciones mecanográficas.

P = Presidente, Barack Obama; VP = Vicepresidente, Joe Biden;  NSA = Asesor de Seguridad Nacional, Susan Rice;  D = Director del FBI, James Comey;  DAG = Fiscal General, Sally Yates.

Ad

Lo más curioso es que a diferencia de Comey o de Obama, el ex-vicepresidente y actual candidato a presidente Joe Biden, constantemente negó su participación de cualquier manera en el caso Flynn.

El caso más reciente, el 14 de mayo del presente año, a través de una entrevista brindada a la cadena de noticias CNN, negó su involucramiento y además su conocimiento en cualquier intento de operación contra Flynn. Como todavía no hay una causa abierta sobre esta “opereta”, los dichos de Biden no lo dejan expuesto legalmente, aunque evidencian las terribles mentiras que dice ante la prensa.

En síntesis: uno de los más allegados funcionarios del gobierno de Obama y Biden dejó por escrito apuntes de cómo Obama y Biden discutían sobre la operación que iban a llevar a cabo ilegalmente contra Flynn. Antes de esta evidencia abrumadora, Biden había dicho en televisión que él no tuvo nada que ver, ¿pedirá disculpas por mentirle a su electorado?

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Biden no llega y Kamala es impopular: El californiano Newsom sería el candidato demócrata a la presidencia en 2024

Publicado

en

El gobernante californiano ha mantenido reuniones con empresarios y consultores para recaudar fondos para su proyecto presidencial anticipando que Biden no buscará la reeleción en 2024.

Debido al cansancio físico y mental de Biden, el Partido Demócrata sabe que no podrá presentarse nuevamente en 2024 para la reelección y en su lugar están buscando alternativas.

Si bien el candidato natural sería Kamala Harris, la vicepresidente, ninguna encuesta la da ganando una elección presidencial, y la ex senadora californiana mantiene un nivel de imagen negativa sin precedentes. Por esto, el establishment demócrata está preparando la candidatura de otro californiano.

Todas las rutas conducen al actual gobernador de California, el ultra-izquierdista Gavin Newsom, y ya está armando un equipo de campaña y se está preparando para ser el próximo candidato presidencial en las elecciones generales de 2024 por el Partido Demócrata.

“Después de que terminen estas elecciones de mitad de período, absolutamente va a anunciar que se postula para la presidencia una vez que Biden anuncie que no se postula”, dijo al New York Post un destacado recaudador de fondos de California con estrechos vínculos con la familia Newsom.

La intención de Newsom de postularse también fue confirmada por otro filántropo cercano a la familia, que actúa como donante y puntero demócrata en el área de Los Ángeles y que está liderando la campaña del gobernante californiano buscando empresarios que financien la campaña.

Según el medio demócrata CNBC, Newsom se ha estado reuniendo con los mismos ejecutivos de Wall Street que apoyaron la campaña de Biden para pedirles que financien su proyecto presidencial y abandonen al actual presidente por sus visibles y serias limitaciones de salud.

A su vez, el gobernador también se ha contactado con Heather Podesta, una veterana puntera política del área de Washington D.C., para que lo conecte y programe reuniones con decenas de empresarios y consultores políticos para un evento de la Asociación de Gobernadores Demócratas que se realizará la próxima semana, donde buscará oficialmente informarle a los demás dirigentes de su partido sus intenciones.

La semana pasada, en un intento desesperado por ganar atención nacional y sin mencionar al expresidente Trump, Newsom desafió a un debate al actual gobernador de Florida, Ron DeSantis, para abordar dos temas: el aborto y la respuesta de Florida a la pandemia, a la que Newsom considera como “muy flexible” pese a que la estrategia de DeSantis fue la más exitosa y es considerada como un modelo a seguir en el país.

Desde julio, el gobernante demócrata está usando el dinero de los contribuyentes californianos para financiar sus aspiraciones políticas comprando anuncios publicitarios que se trasmiten en los canales locales de Florida, invadiendo así de propaganda política al estado sureño y dándose a conocer nacionalmente. El californiano cree que el principal objetivo de los demócratas debe ser ganar Florida.

Newsom es un defensor de las cuarentenas estrictas e impuso una de las políticas sanitarias más duras del país, lo que provoco un éxodo de ciudadanos californianos a estados republicanos nunca antes visto.

Miembro de una familia con larga trayectoria en el Poder Judicial, desde que llegó a la gobernación, Newsom abolió la pena de muerte, convirtió a California en un infierno fiscal y promovió el aborto sin limitaciones hasta el noveno mes.

Por su parte, pese a que es inusual que en Estados Unidos los presidentes no busquen un segundo término, Biden no ha dado ningún indicio de querer buscarlo.

En una entrevista que se transmitió el domingo, el mandatario dijo que su intención de postularse a un segundo mandato sigue vigente, pero que es “demasiado pronto” para tomar una decisión al respecto y que aún está por verse.

La idea de Newsom es preparar su campaña en las sombras hasta mediados del año que viene, cuando Biden blanqueará sus problemas de salud. En ese momento, algunas fuentes indican que podría dar un paso al costado o intentar seguir gobernando, pero en ambos escenarios no se presentará a la reelección, y el californiano quiere que Biden anuncie públicamente que apoyará su candidatura presidencial.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

FBI de Biden fuera de control: Arrestó a activista provida por defender a su hijo del ataque de un militante abortista

Publicado

en

El viernes pasado, más de 25 agentes del FBI fueron enviados por el Departamento de Justicia a la casa de un activista y consejero provida para arrestarlo por cargos de agresión a una militante proaborto.

Un reconocido activista y consejero provida se convirtió en la nueva víctima del Departamento de Justicia de Biden al ser arrestado en su casa en frente de sus hijos en una redada que involucró a más de 25 agentes del FBI armados.

Se trata de Mark Houck, un padre de 7 hijos y fundador de la organización The King’s Men, abocada a ayudar a madres solteras durante su embarazo para evitar que recurran al aborto y a fomentar los valores cristianos en los Estados Unidos y Europa.

Además de su trabajo con su organización, Houck también viaja semanalmente a Filadelfia para brindar charlas en las afueras de de dos centros gubernamentales donde se practican abortos para concientizar a las potenciales víctimas de este procedimiento.

En entrevista con el sitio LifeSiteNews, la esposa de Houck, Ryan-Marie, relató los escalofriantes momentos que vivió su familia por una redada del FBI, ejecutada por orden de la Casa Blanca, con un equipo SWAT integrado por más de 25 agentes en 15 diferentes vehículos.

El pasado viernes por la mañana, el equipo SWAT se presentó en la casa de la familia gritando para que abrieran la puerta. Cuando los Houck abrieron la puerta, los agentes ingresaron intempestivamente y apuntaron con sus rifles a los hijos y los obligaron a subir las escaleras mientras se llevaban detenido a su padre.

Ryan Marie relata que “todos los niños estaban gritando” y que “fue todo muy aterrador y traumático”. Como resultado del incidente, la madre afirma que los niños se encuentran “realmente tristes, estresados y traumatizados”.

Luego, los agentes del FBI procedieron a subir al activista provida a un vehículo y cuando su esposa les preguntó si tenían una orden de arresto, le respondieron que “se lo iban a llevar tuvieran una orden judicial o no”.

Foto tomada por la familia Houck durante la redada de su hogar por efectivos del FBI, con rifles y escudos.

Después de varias horas y la intermediación de un abogado de la familia, quien amenazó al FBI con presentar una denuncia por secuestro al no presentar una razón legal para llevarse a Houck, los agentes finalmente accedieron a mostrarle a Ryan-Marie la orden, donde se detallaba una imputación por una violación a una ley federal conocida como “FACE Act”.

El “Freedom of Access to Clinic Entrances Act“, que data del año 1994, hace ilegal agredir a una persona para evitar que ingresen a una clínca. De acuerdo al expediente de la causa, el fundador de The King’s Men está siendo acusado de “agredir” con un empujón a un activista pro aborto que intentó acosar a uno de sus 7 hijos y que no paraba de insultarlo a él y a su familia cuando se encontraban rezando frente a una clínica de abortos.

Si bien la denuncia de este activista fue desestimada en el verano al no haber pruebas de que Houck intentó impedir su ingreso a la clínica, y la policía en escena corroboró que solo actuó en defensa propia, el Departamento de Justicia de Biden decidió revivir la causa para transformarla en una acusación federal. De esta forma, Houck fue arrestado y será llevado a juicio por este hecho.

Con maniobras despreciables como estas, intensificadas luego del allanamiento en la residencia de Trump, la Casa Blanca de Biden entendió que tiene el total blindaje para operar con la policía federal y está demostrando que usará todo el poder de las agencias federales para silenciar y perseguir a las voces disidentes

Seguir Leyendo

Economía

La secretaria del Tesoro Janet Yellen admite que la inflación en Estados Unidos no bajará hasta 2023

Publicado

en

La máxima dirigente de las finanzas públicas en el Gobierno de Biden admite que la inflación no empezará a bajar en lo que resta del año. La Reserva Federal volvió a subir la tasa de interés de corto plazo en 75 puntos básicos. 

La Casa Blanca admite que su diagnóstico inicial acerca de la inflación fue completamente obliterado por la realidad. La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, la demócrata Janet Yellen, admitió que la inflación difícilmente podrá bajarse en lo que resta del 2022, y pretende concretar los primeros resultados positivos para el año próximo. 

La inflación interanual alcanzó el 8,25% al término del mes de agosto, y registró un pico de hasta el 9% en junio. La inflación subyacente aumentó al 6,32% interanual en agosto y se aceleró con respecto a los dos meses previos. 

Creo que ciertamente va a bajar el próximo año, aunque, seamos claros, hay riesgos. La invasión rusa de Ucrania no ha llegado a su fin, estamos viendo que Putin usa el petróleo y el gas como armas para luchar en esta guerra, por lo que seguimos siendo vulnerables a las crisis de suministro. Pero creo que la FED está claramente comprometida con reducir la inflación, y espero que tenga éxito”, declaró Yellen. 

Bajo la dirección del presidente Joe Biden, el Gobierno de los demócratas aprobó un masivo programa de estímulo fiscal entre febrero y marzo de 2021, que llegó el déficit primario del Estado del 14,2% del PBI a casi 17%, y el déficit total aumentó del 15,8% al 18,2% del producto. 

Las medidas irresponsables del Gobierno se tornaron imposibles de financiar en los mercados de deuda convencionales, por lo que la Reserva Federal debió comprar la deuda del Tesoro y permitir un nuevo incremento de la oferta monetaria en consecuencia. Este hecho significó el golpe de gracia para que la inflación dejara de ser percibida como transitoria, y se enquistara en la economía estadounidense.

La Reserva Federal dirigida por Jerome Powell determinó un nuevo aumento de la tasa de interés para los bonos a corto plazo, por una cuantía de 75 puntos básicos. De esta manera, el umbral de la tasa de corto plazo oscila entre el 3% y el 3,25%

La tasa de política monetaria persiste en un nivel holgadamente por debajo de la inflación interanual, y por debajo de las recomendaciones sugeridas por la Regla de Taylor u otras normativas convencionales para la determinación de la política monetaria. 

Seguir Leyendo

Tendencias