Seguinos en redes

Estados Unidos

Hillary Clinton debió pagar una multa por no anunciar los pagos de las empresas que espiaron a Trump en 2016

Publicado

en

La ex candidata a presidente y la tesorera del Comité Nacional Demócrata fueron multados por la Comisión Federal de Elecciones.

La Comisión Federal de Elecciones (FEC) anunció este miércoles que emitió una multa a Hillary Clinton y al Comité Nacional Demócrata (DNC) por haber violado la ley federal durante las elecciones del 2016.

La candidata demócrata no anunció los gastos incurridos de su equipo con el bufete de abogados Perkins Coie, quien luego contrató a la firma de investigación Fusion GPS para armar un documento falso contra el entonces candidato Donald Trump y convencer al FBI de espiarlo en plena campaña.

En Estados Unidos los ingresos y egresos de una campaña electoral son sumamente flexibles, y no existen leyes anti-lobby como en el resto de los países, pero sí se pide con mucho rigor que se declaren todas las donaciones y gastos para tener absoluta transparencia. Hillary Clinton nunca divulgó que había realizado estos pagos.

La FEC se enteró de este conflicto por una carta que le envió la Fundación Coolidge Reagan, notificando sus dos denuncias ante la Justicia, contra Hillary for America (HFA) y el DNC, las dos instituciones que manejaron el dinero de la campaña demócrata del 2016.

Después de realizar una investigación sobre este asunto, la Comisión encontró causa probable para creer que DNC Services Corp. y Virginia McGregor en su capacidad oficial como tesorera de la DNC violaron 52 USC § 30104(b)( 5)(A) y (b)(6)(B)(v) y 11 CFR§ 104.3(b)(3)(i)”, asegura la respuesta de la Comisión Electoral a la carta de la Fundación Reagan.

La Comisión encontró además causa probable para creer que Hillary for America y Elizabeth Jones, en su capacidad oficial como tesorera de HFA, violaron 52 USC§ 30104(b)(5)(A) y 11 CFR § 104.3(b)( 4)(i)“, agrega.

Los delitos son violaciones del estatuto federal y reglamentos de la FEC que exigen la divulgación de los gastos superiores a 200 dólares, así como la fecha, el monto y el propósito del gasto. No solo no divulgaron estos datos, si no que intentaron disfrazar el dinero destinado a espiar a Trump como gastos legales, pasandola por firma Perkins Coie.

Clinton y la DNC aceptaron pagar las multas en mediación en vez de ir a juicio. Como parte de los acuerdos, el DNC acordó pagar una multa civil de US$ 105.000 y Clinton acordó pagar US$ 8.000.

El espionaje de la campaña de Hillary a Trump

Durante los meses previos a la elección de noviembre del 2016, la campaña de Hillary Clinton y el órgano que dirige al Partido Demócrata consiguieron que el FBI abra una investigación contra Trump basándose en información falsa, según descubrió el fiscal especial John Durham.

Por un lado, el abogado de Hillary Clinton, Michael Sussmann, se reunió dos meses antes de las elecciones presidenciales con el entonces abogado general del FBI, James Baker, donde le mostró datos falsos y libros blancos manipulados que supuestamente demostraban un canal de comunicación encubierto entre la Organización Trump y Alfa Bank, que tiene vínculos con el Kremlin.

Además, el bufete de abogados Perkins Coie, desarrolló un informe falso, confeccionado por la empresa Fusion GPS, que incluyó el dossier de Steele, un reporte firmado por el ex espía británico Christopher Steele que decía que los rusos tenían información comprometedora de Trump y que con eso lo podrían chantajear. Este informe se comprobó que fue en su totalidad un invento de los directores de Fusion GPS.

Basándose tanto en el dossier de Steele como en la carpeta entregada por Sussman, el director del FBI de aquél entonces, James Comey, ordenó abrir una investigación de la campaña de Trump.

En otra explosiva investigación, apodada “Obamagate“, se descubrió que Obama y Biden compartieron con Hillary Clinton la información obtenida por esta investigación, que incluyó escuchas a Trump y su equipo, además del hackeo de servidores de la Torre Trump.

Estados Unidos

El Arzobispo de San Francisco le prohíbe la eucaristía a Nancy Pelosi por presentar una ley para legalizar el aborto

Publicado

en

Pelosi asegura ser una católica ‘devota’ a pesar de su defensa del aborto. Ya no porá recibir la Sagrada Comunión en misa.

El Arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone, anunció el viernes que la presidente de la Cámara de Diputados, Nancy Pelosi, tiene prohibido recibir la Sagrada Comunión debido a su postura a favor del aborto, lo que marca una escalada en una tensión de décadas entre la Iglesia Católica y los políticos demócratas pro-aborto.

A pesar de ser supuestamente una “devota católica“, la líder congresista toda su vida defendió el aborto, pero la gota que rebalsó el vaso fue la presentación de una ley junto al senador Chuck Schumer para legalizar el aborto hasta el día antes del parto.

Cordileone le envió un escrito a la diputada de California, informándole que no debe presentarse para recibir la Sagrada Comunión en las misas de San Francisco, y que los sacerdotes no le distribuirán la eucaristía si se presenta.

Un legislador católico que apoya el aborto, después de conocer la enseñanza de la Iglesia, comete un pecado manifiestamente grave que es causa del más grave escándalo para los demás. Por lo tanto, la ley de la Iglesia universal establece que tales personas ‘no deben ser admitidas a los santos Comunión’“, dice en la carta. 

El Catecismo de la Iglesia Católica es inequívoco sobre la cuestión del aborto, tanto en procurarlo como en ayudar en la práctica: “Desde el primer siglo, la Iglesia ha afirmado el mal moral de todo aborto procurado“, dice el catecismo . “Esta enseñanza no ha cambiado y permanece inmutable“.

El aborto directo, es decir, el aborto querido como fin o como medio, es gravemente contrario a la ley moral“, dice, antes de calificar el aborto y el infanticidio de “crímenes abominables“.

En la carta, también declara que “la cooperación formal en un aborto constituye una falta grave. La Iglesia atribuye la pena canónica de excomunión a este crimen contra la vida humana“.

Sin embargo, a pesar de esa claridad, los políticos católicos demócratas han intentado consistentemente tratar de alinear sus creencias católicas con su apoyo al derecho al aborto

Por ejemplo, el entonces gobernador de Nueva York, Mario Cuomo, se declaró personalmente opuesto al aborto en 1984, pero dijo que no podía imponer ese punto de vista en el país, cuando firmó una ley de la Legislatura neoyorquina aprobandoló. Desde entonces, muchos demócratas católicos han adoptado esa misma postura, como la propia Pelosi.

Incluso el propio Biden, también católico, en el pasado apoyó la Enmienda Hyde, que impedía que fondos estadounidenses paguen abortos en el extranjero. Eso quedó en el pasado. En su campaña presidencial del 2020, dijo que se repentía de haber apoyado la Enmienda, recientemente describió “el derecho de una mujer a elegir” hacerse un aborto como “fundamental”.

Luego de que la carta se hiciera pública, el Arzobispo publicó en Twitter que antes de anunciar la prohibición, intentó “en numerosas ocasiones” hablar con Pelosi para “ayudarla a entender el grave mal que está perpetuando, el escándalo que está causando y el peligro que corre su alma“. Pero que tras ser rechazado, determinó que no será admitida para la Sagrada Comunión.

En una entrevista de 2008, Pelosi afirmó que “como católica devota y practicante”, la Iglesia “no ha sido capaz de hacer esa definición” de cuándo comienza la vida, un comentario que provocó una gran cantidad de críticas de varios de los principales obispos de Estados Unidos, quienes le explicaron que el catolicismo ya resolvió hace siglos que la vida empieza en la concepción.

Pelosi se reunió con el papa Francisco el año pasado en el Vaticano, donde tuvieron una larga charla a puertas cerradas. Ninguna de las dos partes confirmó si se trató el tema del aborto

El Papa Francisco comparó abortar con contratar a un asesino a sueldo, pero también defendió el derecho de los políticos a defender el aborto. “Nunca le he negado la Eucaristía a nadie“, sentenció.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Un solo día después de que Elon Musk dijera que votará por Trump, lo denunciaron por “acoso sexual”

Publicado

en

Elon Musk llama a las acusaciones de conducta sexual inapropiada “totalmente falsas” y “motivadas políticamente”. Prometió crear un nuevo equipo de abogados para denunciar casos de difamación.

El magnate Elon Musk fue denunciado este jueves por “acoso sexual“, en un caso insólito donde una azafata dice que la manoseó y luego la obligó a verle sus genitales en un avión privado de una de sus empresas, SpaceX, en 2016.

Esas acusaciones descabelladas son completamente falsas“, publicó Elon Musk en Twitter luego de que se haga pública la denuncia. “Si estuviera inclinado a involucrarme en acoso sexual, es poco probable que esta sea la primera vez en toda mi carrera de 30 años que sale a la luz”, aseguró, y agregó: “Esto es un ataque contra mí persona motivado políticamente”.

La mujer, que decidió mantener el anonimato, fue supuestamente entrevistada por el medio Business Insider, donde acusó a Musk de “exponerle su pene erecto, frotarle la pierna sin consentimiento y ofreciéndole comprarle un caballo a cambio de un masaje erótico“.

La única evidencia mostrada por Business Insider es el pago de 250.000 dólares por mala conducta para resolver el reclamo y que no llegue a la justicia. El pago, sin embargo, no fue realizado por Elon Musk si no que por el equipo de abogados de SpaceX.

Según Elon, la mujer inventó todo porque sabía que podría sacarle dinero a los abogados de SpaceX, cuya “única misión en la compañía es no llegar a juicio en ningún caso”.

Business Insider dice que la mujer era miembro de la tripulación de cabina por contrato para la flota de aviones corporativos de SpaceX, y que solo presentó una testigo, otra azafata, que según el mismo reporte, no vio la situación (el reporte aclara que estaban solos cuando ocurrió el hecho).

El empresario nacido en Sudáfrica, que tiene ciudadanía estadounidense, canadiense y sudafricana, dijo tan solo el día antes que esta denuncia se haga pública, que este año cambiaría su histórico apoyo del Partido Demócrata a los Republicanos.

“Comenzaron a generar ataques de todo tipo tan pronto como se anunció mí compra de Twitter. En mi carrera de 30 años, incluida toda la era MeToo, no hubo nada que informar, pero, tan pronto como digo que tengo la intención de restaurar la libertad de expresión en Twitter y votar por los republicanos, de repente aparecen las denuncias“, tuiteó.

Como era de esperarse, Twitter empezó a censurar las cuentas que salieron a apoyarlo a Elon Musk. La empresa todavía no pasó al control de Musk, quien está a la espera de que Twitter pueda demostrar fehacientemente ante la justicia que solo el 5% de sus usuarios son bots.

El tweet de Tara Bull, analista de Fox Business, fue completamente censurado luego de que escribiera: “¿Dónde estaban todas estas denuncias antes de que Elon Musk decidiera plantarse contra el establishment?“. El tweet tomó relevancia porque fue respondido por el propio Musk, quien negró todas las acusaciones.

Luego de que se haga pública la denuncia, Elon Musk anunció que va a crear un “nuevo equipo de abogados” para su otra empresa, Tesla, que se encargará específicamente de “iniciar y ejecutar denuncias” a quienes lo difamen, y que no arreglen nunca un caso para no llegar a la justicia.

Me comprometo a nunca buscar la victoria en un caso justo contra nosotros, incluso si ganaríamos, y a nunca pagar para resolver un caso injusto contra nosotros, incluso si perderíamos“, puso en Twitter acompañando una publicación donde pide a “abogados de excepcional habilidad” que le manden su CV con “3 o 5 punteos describiendo excepcional habilidad”.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden compró 13 millones de vacunas contra la “viruela del mono” el mismo día que se conoció un caso en Massachusetts

Publicado

en

La Casa Blanca está exagerando la gravedad de los casos de viruela del mono con fines políticos. Se gastó 113 millones de dólares en la vacuna de Jynneos por un solo caso.

Desde hace días se conoció un pequeño rebrote de casos a nivel mundial de pacientes confirmados o sospechosos de tener la “viruela del mono“. La enfermedad es endémica en las regiones selváticas de África, en países como Nigeria, hace varias décadas, pero ahora por primera vez en muhco tiempo se han detectado brotes esporádicos en otras naciones como España, Portugal e Inglaterra.

Es un virus muy parecido a la varicela, pero con la diferencia que presenta inflamaciones de los ganglios en muchas partes del cuerpo. Estos tipos de virus son catalogados de tipo POX, y esta cepa habría sido transmitida por un mono, por eso en inglés se la conoce como “Monkey Pox“.

Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y, en algunos casos, erupciones cutáneas. Rara vez causa la muerte, y el fallecimiento suele estar vinculado a casos de extrema pobreza en África, donde se han reportado tasas de mortalidad entre 1 y 5%.

El primer caso de rebrote de la viruela del mono afuera de África se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido. Con el correr de los días, las autoridades aseguran que la enfermedad comenzó a propagarse en la comunidad y ya se identificaron hasta la fecha 9 infectados en ese país, un número bajo y lejos de ser una preocupación como lo fue el coronavirus.

Pero eso no frenó a Joe Biden de ordenar una revisión nacional de casos, y luego de encontrar uno en Massachusetts, ejecutó ese mismo día la compra de 13 millones de estas vacunas.

La compra se hizo a los laboratorios Jynneos, por un monto total de 113 millones de dólares. El vocero de asuntos de salud pública de la Casa Blanca, Vivek Murphy, aseguró que no es una enfermedad para preocuparse pero anticipó que si no se “actúa rápido” podría convertirse en la “próxima gran pandemia”.

jynneos
Vacuna de Jynneos, aprobada por la FDA en 2015.

Lejos de ser una enfermedad de transmisión por aire como el coronavirus, la viruela del mono se transmite por el contacto de piel. Pero suele tener que haber frotamiento, no un pequeño contacto.

Por eso, las relaciones sexuales, especialmente anales sin protección, suelen ser el principal vector de contagio de esta viruela. De los 9 casos en el Reino Unido, 6 han reportado ser gays.

La transmisión en Occidente suele ser minúscula. En 2021, hubo solo tres casos en todo el año, y en 2020, uno solo. En Estados Unidos, el año pasado solo se registraron dos casos; y el anterior, ninguno.

Para el Instituto Nacional de Salud (INS) de Colombia, “es muy raro que se inicie el contagio entre personas, pero se puede dar y luego generar cadenas de transmisión”. La aparición del primer caso de la viruela del mono se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido.
El primer caso humano de viruela del simio se informó en 1970.

Es claro que hay una estrategia de comunicación, entre la Casa Blanca y los medios, para hacer de este tema la siguiente gran cosa, esperando que distraiga de la profunda crisis económica que afecta a Estados Unidos, causada por las políticas de Biden.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los demócratas necesitan desviar la atención y ya están hablando de una nueva ola de casos de coronavirus, de la viruela del mono, la guerra en Ucrania y el aborto.

Lo que sea para no hablar de la inflación, del desabastecimiento de leche para bebés, de la escasez de combustibles y demás problemas que aquejan a la población y los estadounidenses saben que la única persona para culpar es Joe Biden.

Seguir Leyendo

Tendencias