Seguinos en redes

Estados Unidos

Histórico: SpaceX llevó exitosamente astronautas a la Estación Espacial Internacional

Por primera vez en la historia, la empresa privada SpaceX envió humanos al espacio. El primer paso del esperanzador plan de Donald Trump y Elon Musk para poner humanos en la Luna para 2024, construir una base lunar en 2030 y finalmente, viajar a Marte en las próximas décadas.

Publicado

en

Finalmente, tras un intento el pasado miércoles 27 de mayo frustrado por mal clima, este sábado 30 de mayo, se llevó a cabo exitosamente el histórico lanzamiento de la misión espacial Demo-2, organizada conjuntamente entre la NASA y la compañía privada SpaceX, del empresario Elon Musk. 
Los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken viajaron 19 horas en la cabina Crew Dragon, propulsados por un cohete Falcon 9, ambos construidos por SpaceX, y alcanzaron exitosamente la Estación Espacial Internacional (ISS) el domingo por la mañana.

Se trata de la primera vez en 9 años que una tripulación es enviada al espacio desde suelo norteamericano, y la primera vez en la historia que astronautas son transportados por un vehículo comercial, diseñado y construido por una empresa privada

Sin dudas, se abre un nuevo capítulo en la historia de la exploración espacial.

El histórico lanzamiento contó con la presencia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su vicepresidente, Mike PenceTrump y Pence habían asistido también el pasado miércoles, y algunos analistas especulaban que, debido a las violentas protestas de izquierda ocurridas en los últimos días, podrían ausentarse esta vez. Pero no fue el caso, y como resultado fueron capturados en video viendo el emocionante despegue.

Ad

El éxito de la misión fue absoluto. Al arribar en la ISS, Hurley y Behnken afirmaron que el viaje se realizó exactamente como en las simulaciones, lo cual les permitió hasta dormir cómodamente durante 7 de las 19 horas de duración del viaje.

Además de realizar un lanzamiento perfecto y un acople sin inconvenientes en la ISS, la misión Demo-2 cumplió al pie de la letra con su objetivo secundario: recuperar intacto el propulsor del cohete Falcon 9. El mismo se separó de la cabina Crew Dragon tras 2 minutos y medio del despegue, y aterrizó exitosamente en el barco-plataforma “Of Course I Still Love You”, nombrado en referencia a la novela de ciencia ficción “El jugador” de Iain M. Banks, publicada en 1988.
La recuperación del cohete utilizado para despegar es una de las grandes ideas que tuvo Elon Musk y su equipo de ingenieros, que le permitió reducir hasta un 25% los costos de lanzamiento, haciendo mucho más rentable toda la misión.

El masivo éxito de esta misión permite a los Estados Unidos, y al mundo, esperanzarse con un pronto regreso a la Luna, y en un futuro no tan lejano, la primera presencia humana en el planeta Marte

El lanzamiento de este sábado solo fue posible debido a las políticas implementadas por el gobierno del republicano Donald Trump, quien revertió las políticas de recortes del demócrata Barack Obama.

Obama había quitado a la NASA el objetivo de la exploración espacial, intentando enfocar a dicha agencia a investigaciones científicas terrestres, diplomacia internacional, y un insólito revisionismo histórico progresista: el administrador de NASA durante los 8 años de mandato de Obama, el ex-Marine Charles Bolden, afirmó en julio de 2010:

“Cuando me convertí en el administrador de la NASA, [el Presidente Obama] me encargó tres cosas. Primero, que ayudara a re-inspirar a los niños que quieren estudiar ciencias y matemáticas; también, que expandiera nuestras relaciones internacionales; y tercero, y quizá más importante, él quería que yo encontrara una forma de acercarnos al mundo musulmán, e interactuar mucho más con naciones predominantemente musulmanas, para ayudarlas a sentirse bien respecto a sus históricas contribuciones a la ciencia, la matemática y la ingeniería.”

Con este nuevo énfasis político, en 2011 Obama ordenó cancelar el programa “Constellation” de la NASA, comenzado bajo las órdenes de George W. Bush en 2005. 
Este programa proponía volver a la Luna “a más tardar para el 2020,” e inmediatamente después enfocarse en pisar Marte. Tras cancelarlo, el gobierno de Obama redujo el presupuesto de la NASA en un 20%.
Estas políticas le valieron a Obama fuertes críticas de 3 héroes nacionales estadounidenses, los comandantes de las misiones espaciales Apollo 11 (1969), Apollo 13 (1970) y Apollo 17 (1972), Neil Armstrong, Jim Lovell y Eugene Cernan. Armstrong fue el primer hombre en pisar la Luna, y hasta la fecha, Cernan fue el último; y Lovell es el único humano en haber visitado el satélite terrestre en 2 ocasiones, aunque nunca la pisó. Los 3 históricos astronautas repartieron sus críticas al ex-presidente por haber “abandonado” la misión espacial de la NASA.

Ad

Todo cambió con la asunción de Donald Trump como presidente, el 20 de enero de 2017: en su mismísimo discurso inaugural, y tras haberlo prometido en campaña, Trump reafirmó a la exploración espacial como una prioridad de su gobierno, expresando:

“Nos encontramos en el nacimiento de un nuevo milenio, preparados para desbloquear los misterios del espacio, para liberar a la Tierra de las miserias de las enfermedades, y para aprovechar las energías, industrias y tecnologías del mañana.” 

Pero no fueron solo palabras, ya que la política espacial es uno de los aspectos más consistentes del nuevo gobierno republicano: el 30 de junio de 2017, mediante un decreto presidencial, Trump ordenó volver a establecer el Consejo Nacional del Espacio (NSC), que pasaría a ser liderado por el vicepresidente Mike Pence.
El NSC había sido creado por el presidente George H. W. Bush en 1989, como sucesor del Consejo Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASC) establecido en 1958 por Dwight Eisenhower y desmantelado en 1973 por Richard Nixon. Para sorpresa de muchos, tan solo 4 años después, en 1993, el presidente Bill Clinton ordenó cerrar el NSC. 
Durante la campaña de 2008, Obama había prometido re-establecer el NSC, pero nunca cumplió dicha promesa, y tal como se comentó, su política espacial fue en la dirección contraria. Trump prometió lo mismo en la campaña de 2016, y 6 meses luego de asumir, cumplió su promesa.
Eso no fue todo. Pocos meses después, el 11 de diciembre de 2017, en el aniversario número 45 de la última misión lunar tripulada (Apollo 17), Trump firmó la Directiva de Política Espacial 1 (SPD-1), que modificaba una directiva de Obama que limitaba la futura exploración espacial, y autorizaba una nueva campaña de exploración lunar: el programa Artemis.
Meses después, el 24 de mayo de 2018, Trump firmó la segunda Directiva de Política Espacial (SPD-2), que reducía las regulaciones para el uso de vehículos comerciales, permitiendo a la revitalizada NASA cooperar con compañías aeroespaciales privadas, entre ellas SpaceX, para futuras misiones
Menos de un mes después, el 18 de junio de 2018, el presidente firmó la SPD-3, que estableció un marco para la gestión del tráfico espacial. Y en febrero de 2019, Trump firmó finalmente la esperada SPD-4, que ordenaba establecer el Comando Espacial de los Estados Unidos (SPACECOM) y una sexta rama de las Fuerzas Armadas: la Fuerza Espacial de los Estados Unidos (US Space Force), la primera rama nueva desde 1947, cuando se estableció la Fuerza Aérea.
La Fuerza Espacial representó una evolución de las funciones del Comando Espacial de la Fuerza Aérea (AFSPC), establecido en 1982 por el presidente republicano Ronald Reagan. El AFSPC fue absorbido completamente por la nueva Fuerza Espacial, y sus funciones y presupuesto fueron ampliamente ampliados por el Congreso tras un pedido de Trump.

Ad

A través de esta proactiva y eficiente política espacial, el programa Artemis de Trump ya está en completo funcionamiento, y se encuentra actualmente desarrollando decenas de proyectos orientados a la colonización de la Luna en el futuro cercano, y la próxima exploración de Marte
Gracias a las Directivas de Política Espacial de Trump, la NASA está colaborando con múltiples empresas privadas en este objetivo, incluyendo a SpaceX de Elon Musk, Blue Origin del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, Dynetics del grupo científico Leidos, y Boeing, que casi le gana el contrato a SpaceX para realizar el lanzamiento del sábado. Además, la NASA tiene previsto colaborar en el futuro con muchas otras empresas, entre ellas , Lockheed Martin, Aerojet Rocketdyne, Mastein, Maxar, Northrop Grumman, OrbitBeyond y Sierra Nevada.
El programa Artemis tiene programado su vuelo inaugural para noviembre de 2021. Este vuelo, apropiadamente llamado Artemis 1, no será tripulado ni tocará la Luna, sino que servirá para certificar las capacidades de vuelo del vehículo espacial Orion
Según los resultados de Artemis 1, la misión Artemis 2 se llevará a cabo entre 2022 y 2023, y esta vez sí será tripulada, pero no pisará la Luna, sino que la sobrevolará, y luego volverá a la Tierra.
Si los resultados de Artemis 1 y 2 son exitosos, la misión Artemis 3 resultará en humanos pisando la Luna por primera vez en 52 años. Por decisión del presidente Trump, esta misión incluirá la primera mujer en pisar la Luna, una carrera espacial paralela que se estuvo formando los últimos años contra China
Las candidatas actuales son:
  • La teniente de la Marina, Kayla Barron, quien tendrá 37 años al momento de la misión.
  • La bióloga Zena Cardman, quién también tendrá 37.
  • La mayor de los Marines, Jasmin Moghbeli, quien tendrá 41 años en 2024.
  • La ingeniera de investigación Loral O’Hara, quién también tendrá 41.
  • La geóloga del Instituto Tecnológico de California (Caltech), Jessica Watkins, quién tendrá 36 años.
  • La ingeniera mecánica, científica en combustión y profesora, Jenni Sidey, que también tendrá 36 años en 2024.
Tras la Artemis 3, se planean otras 6 misiones, Artemis 4 a 9, todas tripuladas y de lanzamiento anual entre 2025 y 2030, las cuales avanzarán y desarrollarán el primer establecimiento colonial humano en la Luna.
Inmediatamente después, la NASA se enfocará en lanzar humanos a Marte, ya sea desde la Tierra, o desde nuevas plataformas de lanzamiento construidas en la Luna colonizada.
El futuro de la exploración espacial es más prometedor que nunca, gracias a las innovaciones de empresarios como Elon Musk y Jeff Bezos, y gracias a las políticas de Donald Trump, sin dudas el presidente de los Estados Unidos que más ha logrado en este campo desde los años ’60
Si Trump obtiene su reelección, podrá ver los resultados de su política espacial culminando en una nueva caminata lunar en 2024, y su sucesor liderará el primer esfuerzo de colonización espacial en la historia de la humanidad, incluyendo los primeros humanos en Marte.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Trump recupera el control del Partido Republicano de Arizona: Kari Lake y Blake Masters ganan las primarias

Publicado

en

Los candidatos de ultra-derecha apoyados por el ex presidente vencieron a los candidatos anti-Trump que responden a Liz Cheney a lo largo de todo el país.

Kari Lake junto al ex presidente Donald Trump.

Este martes se llevaron a cabo las elecciones primarias en cinco estados, y el ex presidente Donald Trump marcó una fundamental victoria para recuperar el control del Partido Republicano en los Estados donde le fue mal en 2020.

De cara a las elecciones legislativas de este año, Trump está intentando que candidatos que responden directamente a él se queden con la nominación del Partido Republicano. En 2020, en estados conservadores como Arizona o Georgia, a pesar de tener republicanos en el poder, se aliaron con Biden y lo traicionaron.

Hasta el momento, Trump lleva ganando una amplia mayoría y se ha quedado con más del 90% de las contiendas, especialmente después de esta ronda electoral. La única derrota que lleva en el hombro es en el estado de Georgia, donde ganaron para la reelección tanto el gobernador Brain Kemp como el secretario de Estado Brad Raffensperger, quienes sabotearon la auditoría que Trump quiso hacer de las elecciones del 2020.

Arizona

Arizona es el otro gran estado republicano que había abandonado a Trump durante la pandemia, pero hoy quedó confirmado que fue una cuestión transitoria, y los prinicipales candidatos que apoyó el ex presidente se quedaron con la nominación.

En las elecciones primarias de Arizona, la candidata trumpista de derecha Kari Lake se alzó victoriosa para la gobernación luego de imponerse sobre la anti-Trump Karrin Taylor Robson, en una muy reñida elección donde los votos por correo volvieron a jugar un papel fundamental perjudicando al candidato de Trump, pero esta vez sin éxito.

Después de 4 días de conteo de votos, donde constantemente aparecían nuevos lotes con cajas llenas de boletas enviadas por correo, finalmente Kari Lake consolidó su posición en el condado de Maricopa, y terminó ganando el distrito electoral más grande del país, lo que le permitió conseguir los votos que necesitaba para imponerse sobre Robson.

Entrada la noche del jueves, Lake sacó una considerable ventaja de 4 puntos (47,7% a 43,4%), liderando el estado por alrededor de 40.000 votos. Aunque parecía que iba a entrar otro bache de votos este viernes, finalmente se declaró victoriosa a la candidata trumpista. Lake también tuvo el desafío de ganarle a Robson con el voto dividido, ya que había otro candidato trumpista, Matt Salmon, quien obtuvo el 3,9% de los votos.

Karrin Robson, actual secretaria de estado de Arizona, fue la responsable de rechazar una auditoría de las elecciones en 2020 y fue respaldada por el ex vicepresidente Mike Pence, quien estaba mirando de cerca este ciclo electoral ya que en caso de que Trump no consiga suficiente apoyo interno en el partido, planea disputarle las primarias al ex presidente en 2024

En las elecciones generales que definirán quien ocupará el cargo de gobernador de Arizona, a celebrarse en noviembre, Lake deberá enfrentarse a la demócrata Katie Hobbs, quien resultó victoriosa por un enorme margen ante sus contrincantes Marco López (22,5%) y Aaron Lieberman (4,9%), habiendo obtenido Hobbs el 72,6% del total de los votos en las elecciones primarias del Partido Demócrata.

Otra gran victoria de Trump se dio para la nominación a candidato a senador. Blake Masters, fácilmente el candidato más de derecha de la historia del Partido Republicano, arrasó al anti-trumpista Jim Lamon, por 39,4% contra el 28,5% respectivamente. Esta victoria encima se dio con Mark Brnovich, Mick McGuire y Justin Olson, otros tres candidatos trumpistas, obteniendo 18,1%, 8,8% y 5,1% respectivamente.

Masters es bastante conocido en el mundo de la tecnología debido a sus vínculos de años con el mega-empresario Peter Thiel, cofundador de PayPal y aliado de Trump. El ahora candidato a senador era director de operaciones de Thiel Capital y presidente de la fundación personal de Thiel. Renunció a esos cargos en febrero para hacer campaña.

Ahora Masters deberá enfrentar al demócrata Mark Kelly, actual senador por Arizona, quien tiene una agenda conservador y se logró colar como un senador demócrata en un estado extremadamente republicano en las irregulares elecciones del 2020.

A la izquierda, Blake Masters y Kari Lake.

Michigan

Una de las contiendas más destacadas en la semana para los candidatos trumpistas fue la victoria para diputado de John Gibbs en el 3er distrito del estado de Michigan.

Gibbs, un afroamericano ferviente admirador de Trump, consiguió derrotar a Peter Mejier, actual diputado por el distrito, y uno de los diez republicanos que votó a favor del impeachment para destituir al presidente Trump luego de los incidentes del Capitolio el 6 de Enero de 2021.

A su vez, en el estado de Michigan, en las primarias para la gobernación, un sorpresivo respaldo de Donald Trump a Tudor Dixon una semana antes de las elecciones dió sus resultados, y la conductora radial de derecha resultó victoriosa en las primarias republicanas y se enfrentará para destronar la hegemonía de la actual gobernadora comunista Gretchen Whitmer.

Missouri

En las elecciones primarias del estado de Missouri, el procurador general del estado, Eric Schmitt, quien contaba con el apoyo de Trump, consiguió la victoria, y se enfrentará en noviembre a Trudy Busch Valentine, en lo que será la contienda para reemplazar al saliente senador republicano Roy Blunt.

Schmitt se impuso con un total del 44,8% por sobre Vicky Hartzler (23,1%), el ex-gobernador del estado Eric Greitens (19,5%), el representante Billy Long (3,9%) y por sobre Mark McCloskey (3,1%), el famoso abogado que defendió su propiedad privada con un rifle luego de que una manifestación de Black Lives Matter (BLM) trataran de ingresar a su hogar.

El procurador general, ha respaldado a Trump en la causa por el fraude en las elecciones presidenciales del 2020, así como también ha apoyado causas contra la administración Biden por el cierre del gasoducto Keystone y una causa contra China por los daños causados por la pandemia del Covid-19.

Kansas

En las elecciones que definirán quien peleará las elecciones que elegirán gobernador en Kansas, el procurador general del estado Derek Schmidt resultó victorioso tras superar por un amplio margen a su contrincante anti-Trump Arlyn Briggs con un resultado aplastante de 80,61% a 19,39%.

Schmidt, quien cuenta con el apoyo tanto del presidente Trump como de Mike Pompeo, deberá enfrentarse en Noviembre a la actual gobernadora de Kansas Laura Kelly, quien gobierna una estado que votó masivamente por Trump en 2020 pero optó por una gobernadora demócrata en 2018.

Washington

En el estado de Washington (no confundir con el distrito federal Washington DC), el candidato respaldado por Trump, Joe Kent, por lejos la apuesta más arriesgada del ex presidente por apoyar un veterano desconocido con una ideología radical de derecha, no estaría rindiendo sus frutos.

Kent está en camino de perder la nominación para diputado por el 3er distrito por un margen minúsculo contra la diputada anti-Trump Jaime Herrera Beutler. La legisladora tiene 23,3% al 99,9% escrutado y Kent se ubica en 22,4%.

Nuevamente, los votos por correo jugaron un papel fundamental en darle la victoria al candidato anti-Trump, y la inexperiencia política de Kent le jugó en contra. Además, no quiso negociar con Heidi St. John y Vicki Kraft, otras dos candidatas de derecha trumpista, que sacaron 16% y 4% respectivamente y fácilmente podrían haberle dado la victoria a Trump si se juntaban en una única candidatura.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

ONU: La élite global que controla el mundo dice que no existe tal cosa como una élite global que controla el mundo

Publicado

en

La UNESCO le declara la guerra a las teorías conspirativas y lanza una masiva campaña para concientizar sobre que el mundo “NO” es manipulado en secreto por una élite global.

Tras una votación interna en los salones de las Naciones Unidas, la organización internacional controlada por las élites globales anunció el lanzamiento de una campaña masiva en medios de comunicación para desmentir que las élites globles controlan la política internacional.

A través de la UNESCO, en asociación con FacebookTwitterla Comisión Europea y el Congreso Judío Mundial se lanzará la campaña denominada #ThinkBeforeSharing, cuyo principal objetivo será detener la propagación de teorías conspirativas sobre ellos mismos.

En la página web, la ONU quiere convencer a la que que los eventos mundiales NO son “manipulados en secreto tras bambalinas por fuerzas poderosas con intenciones negativas” e incluso preparó un manual de reaccionas para las personas que se encuentren con publicaciones en redes que hablan de teorías conspirativas.

Como si fuera un virus, en el pie de la primer infografía publicada, lee: “Los primeros pasos para prevenir las teorías conspirativas es saber que existen. Estate atento. Ayudá a frenar el contagio“.

Según la UNESCO, “si usted está seguro de haber encontrado una teoría de la conspiración” en Internet, debe “reaccionar” inmediatamente y publicar un enlace relevante a un “sitio web de verificación de hechos” en los comentarios que desmienta la teoría. Para esto, brinda una serie de sitios de fact-checkers (o “verificadores de hechos”) para buscar información.

Esto resulta un argumento circular, ya que los fact-checkers son financiados por ellos mismos y en muchas ocasiones mienten para “desmentir” la información que analizan. Snopes, Politifact y Chequeado son algunas de las empresas verificadoras que utilizan las redes sociales y protegen a sus clientes en vez de abogar por la máxima veracidad de la información.

Por último, la guía brinda una serie de consejos para cualquier persona que se encuentre con una teoría conspirativa en redes. Según la agencia de la ONU, bajo ninguna circunstancia una persona debe caer en una discusión con los que publican esta información tabú. “Cualquier argumento puede tomarse como prueba de que eres parte de la conspiración y reforzar esa creencia”, aseguran, y advierten que el conspirativo probablemente “argumentará mucho para defender sus creencias” y “puede intentar convencerte“.

Nuevamente, en el pie de la infografía, un mensaje digno del Ministerio de la Verdad del libro 1984 de George Orwell: “DEBES BASARTE EN INFORMACIÓN VERIFICADA. DEBES CONTRADECIR INFORMACIÓN FALSA. FRENA EL CONTAGIO“.

Sorprendentemente, escondido en la letra pequeña al final de la página, la UNESCO admite que existen teorías de conspiración que resultaron ser reales. Bajo el título “¿Qué es una conspiración real?”, los burócratas de las Naciones Unidas explican que “existen verdaderas conspiraciones grandes y pequeñas”.

En una infografía, explican que una conspiración solo puede ser creída cuando es publicada por los medios, usando “hechos verificables” y “evidencia”. Como ejemplo, citan un artículo del LA Times del 2006 que reveló una conspiración de las tabacaleras para suprimir información de los riesgos a la salud que presentaban los fumadores.

No se dieron cuenta en la UNESCO, pero hubo publicaciones de medios respetados sobre los riesgos a la salud de las apuradas vacunas contra el COVID-19. Estas son constantemente eliminadas de las redes sociales y las páginas web que mencionan este tema son desmonetizadas. Probablemente esta nota pierda su monetización y resulte en un reporte de violación en Google AdSense, solamente por este párrafo.

Tampoco se dieron cuenta que esta definición no previene teorías conspirativas peligrosas como el Russiagate, la famosa teoría conspirativa falsa que divulgaron medios como CNN o MSNBC que decía que Trump era un espía ruso trabajando para Putin, o que el Kremlin había hackeado la elección del 2016 para hacer ganar al republicano.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Ron DeSantis desalojó al Fiscal de Tampa que liberaba delincuentes y tenía financiación ilegal de Soros

Publicado

en

El fiscal Andrew Warren, electo en el condado de Hillsborough, se negaba a imputar médicos que brindan abortos o cirugía transgénero, además de liberar arbitrariamente criminales afroamericanos.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció la suspensión del fiscal electo de Tampa, Andrew Warren, por defraudación a su cargo público y por severas denuncias de financiación ilegal.

Recientemente, Warren había hecho pública su intención de no perseguir legalmente a los médicos acusados de brindar abortos clandestinos o de brindar cirugías de cambio de género, dos prácticas que fueron prohibidas recientemente por la Legislatura en Florida.

DeSantis también presentó pruebas de que Warren liberaba delincuentes o daba sentencias laxas a criminales afroamericanos, lo cual justificaba con teorías legales vinculadas a la “justicia social y racial“, un precepto que no existe en las leyes estadounidenses.

Warren, un fiscal demócrata re-electo recientemente por el condado de Hillsborough, también fue acusado de recibir donaciones de organizaciones respaldadas por el magnate europeo George Soros, que en algunos casos “habrían superado los limites permitidos por ley“.

Este dinero fue utilizado en la campaña de 2020, cuando venció a su contrincante republicano con una masiva campaña publicitaria que despertó las alarmas en los investigadores estatales.

En su campaña, mostró como logros de su previa gestión haber reducido el número de encarcelaciones (como si eso estuviera relacionado a una menor criminalidad), haber liberado más de 100 criminales convictos que según él estaban “erróneamente sentenciados” y haber prohibido la cárcel efectiva para delincuentes menores e infractores no-violentos, que incluye narcotraficantes.

En una conferencia de prensa rodeado por policías de Tampa Bay, Ron DeSantis dijo que Warren “se ha puesto públicamente por encima de la ley” y que convirtió la oficina del Fiscal Estatal de Hillsborough en un cargo político en vez de judicial.

Mientras hablaba el gobernador, policías desalojaron por la fuerza al fiscal de sus oficinas, e incautaron varias cajas de documentos para la investigación de sus vínculos potencialmente ilegales con Soros.

DeSantis se basó en una cláusula de la constitución estatal de Florida, que señala que el gobernador puede remover de su cargo a cualquier fiscal, incluso aquellos que hayan sido electos por voto popular, si encuentra pruebas de malversación, mala conducta, negligencia en el cumplimiento del deber, embriaguez, incompetencia, incapacidad permanente para realizar funciones oficiales o comisión de un delito grave.

En el mismo anuncio, el gobernador trumpista nombró a Susan López para que se desempeñara como fiscal estatal interina para completar el mandato de Warren, quien tendrá una posibilidad de apelar la decisión de DeSantis ante el Senado estatal, el cual podría votar para reinstiuirlo. Algo muy difícil que ocurra, ya que los republicanos mantienen mayoría en la Cámara Alta de la Legislatura estatal.

Warren fue elegido por primera vez para fiscal estatal en 2016, derrotando por tan solo 4.700 votos (menos del 0,5%) al republicano Mark Ober, quien había estado en el cargo por varias décadas, en una elección reñida que predijo el giro a la izquierda del segundo condado más importante de Florida

Fue reelegido en 2020, bajo varias denuncias de fraude electoral. En aquél momento, ganó un mayor porcentaje de votos en el condado de Hillsborough que el propio presidente Joe Biden, un hecho sin precedentes no solo en Florida si no que en el resto del país.

En el cargo, Warren lanzó una unidad de revisión de condenas para investigar a los convictos que todavía aclamaban su inocencia. En unos pocos años, la unidad liberó a cientos de personas, por ejemplo a Robert Duboise, quien había pasado 37 años en prisión por una violación y un asesinato que según el flamante fiscal no cometió. 

Warren también se asoció con investigadores académicos para crear un tablero de datos en el sitio web de su oficina que mostraba las “disparidades raciales” y las “tendencias sociales” en los casos. También impulsó reformas en los pagos de fianza, habilitando que personas queden libres sin la necesidad de pagar el monto establecido para la excarcelación, diciendo que las personas no deberían languidecer en la cárcel solo porque no pueden pagar la fianza.

Seguir Leyendo

Tendencias