Seguinos en redes

Estados Unidos

La Casa Blanca organizaba reuniones semanales con Facebook y Twitter para censurar a las voces disidentes

Publicado

en

Los correos, filtrados gracias a una demanda presentada por fiscales republicanos, muestran el trabajo en conjunto que realizaban funcionarios de Biden y las redes sociales para censurar lo que el gobierno consideraba como “desinformación”.

Funcionarios de alto rango del gobierno de Joe Biden presionaron a Facebook, Twitter y otras empresas de redes sociales para que censuren contenido que el gobierno demócrata consideraba como “desinformación”, según correos electrónicos obtenidos por los fiscales generales de Luisiana y Misouri.

Estos correos fueron obtenidos en el marco de una demanda federal presentada por el fiscal general de Misouri, Eric Schmitt, y el fiscal de Luisiana, Jeff Landry. En ellos se detallan meses de coordinación entre funcionarios del actual gobierno y los directivos de las redes sociales para censurar a cualquier usuario que se atreviera a cuestionar las medidas de aislamiento y las vacunas contra el COVID-19. 

“El descubrimiento proporcionado hasta ahora demuestra que el nivel de censura es extremadamente amplio”, precisaron Schmitt y Landry en conferencia de prensa. Ambos fiscales decidieron llevar al gobierno a la Justicia luego de que el Departamento de Justicia se negara a entregar las conversaciones entre los burócratas de Biden y los tecnócratas de Silicon Valley.

La exitosa litigación ya ha arrojado hasta el momento que más de 45 funcionarios de la Casa Blanca organizaban reuniones semanales con las compañías tecnológicas para discutir las publicaciones que se debían censurar, donde contaban con plena complicidad de los directivos en estas conversaciones.

En una tanda de correos que data de abril de 2021, las partes discuten programar una reunión para que el personal de Biden sea informado por Twitter sobre la “desinformación” que circulaba en la plataforma y cómo podían hacer para “frenarla”.

Más adelante, en el verano, empleados de Facebook le propusieron a la Casa Blanca complementar las reuniones semanales que se celebraban con una periodicidad mensual encabezada por un burócrata del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La censura era tan extensa que en otro correo enviado en julio del año pasado, Clarke Humphrey, director digital de la Casa Blanca y miembro del equipo de respuesta al  COVID-19, le pidió personalmente a un empleado de Instagram que eliminara una cuenta dedicada a parodiar al doctor Anthony Fauci, ideólogo de la política sanitaria de la actual administración.

“Esta cuenta no es nuestra. ¿Hay alguna manera en que podamos retirar esto?”, dice el correo que Humprey mandó a la red social. En menos de un minuto, una empleada de Instagram le responde afirmativamente y que estaban trabajando en ello. La cuenta parodia fue eliminada ese mismo día.

Los correos muestran una plena predisposición por parte de las redes sociales para censurar todo lo que le era solicitado por la Casa Blanca. Cuando en julio de 2021 un errático Joe Biden acusó a Facebook de “matar gente” por no eliminar contenido relacionado con las vacunas, un ejecutivo del gigante tecnológico contactó inmediatamente al cirujano general del gobierno, Vivek Murthy, para ver cómo se podía desdecir.

“No es bueno que nos acusen de matar a la gente, estamos deseosos de encontrar una manera de desescalar esta situación y trabajar juntos. Sé que nuestros equipos se han reunido hoy para entender mejor el alcance de lo que la Casa Blanca espera de nosotros en materia de desinformación de cara al futuro, escribió el ejecutivo de la compañía de Zuckerberg.

Una semana más tarde, Facebook adhirió a lo impuesto por la Casa Blanca y el mismo ejecutivo le escribió a un funcionario de Biden para proponer cambiar en las políticas de la empresa y eliminar varias páginas, grupos y cuentas que difundían lo que se había identificado como “desinformación”

Se espera que más correos sean difundidos conforme la demanda siga su curso. Hace unos días, el juez de distrito Terry Doughty ordenó al gobierno entregar todos los correos enviados a Facebook y Twitter que aún restan por conocerse, especialmente los escritos por la Secretaria de Prensa Karine Jean Pierre, el doctor Fauci y los restantes funcionarios de primera línea de la administración demócrata.

Estados Unidos

Trump se ofrece a mediar para conseguir la paz entre Rusia y Ucrania luego del ataque a los gasoductos Nord Stream

Publicado

en

En su red social, Trump llamó a la paz para terminar con la guerra y se ofreció a mediar para conseguirla, mientras la Casa Blanca de Biden continua apuntando a la escalada militar.

Tras las fugas causadas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 a comienzos de la semana, que podría llegar a ser considerado por el gobierno de Putin como un acto de guerra, el expresidente Donald Trump se ofreció para negociar un acuerdo de paz que pondría fin a la guerra entre Rusia y Ucrania.

En su cuenta de Truth Social, el exmandatario escribió que este hecho puede conducir a una “gran escalada” en la guerra que Rusia mantiene con Ucrania, además de posibles conflictos militares con Estados Unidos y Europa, por lo que le aconsejó a los líderes estadounidenses permanecer “frescos, tranquilos y secos” en este momento.

“Este es un grave hecho que no debería implicar una gran solución, al menos no todavía”, escribió Trump. “La catástrofe de la guerra NUNCA debería haber ocurrido, y definitivamente no habría ocurrido si yo fuera presidente. No empeore las cosas con la explosión. Sé estratégico, sé inteligente, logre un acuerdo de paz AHORA MISMO”, le pidió a Biden el republicano.

Trump finalizó su comunicado afirmando lo necesario que es llegar a este acuerdo de paz, a tal punto que “todo el mundo está en riesgo” si no se logra uno próximamente, señalando que “ambos lados lo necesitan y lo quieren” y hasta ofreciéndose el mismo para dirigir las negociaciones.

Según Trump, las fugas ocurrieron por un acto de sabotaje ejecutado por los Estados Unidos con sus socios europeos, una hipótesis que viene cobrando fuerza en las últimas horas, especialmente luego de que videos de Biden en conferencia de prensa anunciando el fin de los gasoductos de una u otra manera se viralizaran en las redes sociales.

Ya en febrero, cuando Rusia se aprestaba a invadir Ucrania, el actual mandatario había prometido que su gobierno “acabaría con Nord Stream 2” y, al ser consultado por una periodista sobre como seria esto posible ya que el proyecto se encontraba bajo la dirección de Alemania, Biden solo se limitó a prometerle que “serían capaces de hacerlo”.

Las declaraciones de Biden fueron compartidas por su ideóloga en política exterior, la neoconservadora Victoria Nuland, conocida durante el gobierno de Obama como una “amante de la guerra” y una funcionaria obsesionada con las intervenciones militares en otros países.

Conociendo los funcionarios con los que Biden se rodea y su obsesión con la guerra, Trump advirtió de lo cerca que la humanidad se encuentra de una Tercera Guerra Mundial donde “podrían pasar todas las cosas horribles que están ocurriendo en Ucrania.” 

“Creo que estamos en el momento más peligroso quizás en, en muchos, muchos años, tal vez nunca, debido al poder de la energía nuclear”, comentó ayer Trump en el podcast de John Catsimatidis.

Al ser consultado por la prensa sobre la propuesta de mediación de Trump para alcanzar la paz entre ambas partes, la Casa Blanca desestimó la iniciativa, afirmando de que “no estaban tomando en este momento solicitudes de mediación de terceras partes.”

Expertos suecos y daneses que visitaron el lugar descartaron que las fugas se hayan producido de manera accidental, concluyendo de que las mismas fueron el resultado de explosiones causadas por un acto deliberado.

A pedido de Rusia, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirá el jueves de esta semana para discutir los daños causados a los gasoductos Nord Stream. Hasta el momento, el Kremlin no ha descartado una contestación militar por parte de Rusia.

Seguir Leyendo

Economía

La Reserva Federal confirma que un eventual “dólar digital” no será anónimo como las criptomonedas convencionales

Publicado

en

Powell descartó el anonimato de los usuarios de una inevitable moneda digital patrocinada por Estados Unidos. Se recopilaría información y sería de curso forzoso.

En un evento organizado por el Banco de Francia el pasado día martes, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell precisó algunas determinaciones sobre cuáles podrían ser las características para una eventual moneda digital lanzada por Estados Unidos en un futuro. 

Powell sintetizó cuatro aspectos principales: capacidad de intermediación eficiente, protección a la privacidad de los usuarios, interoperabilidad y verificación de identidad. Esto último supone eventualmente anular el anonimato, una característica presente en la mayor parte de las criptomonedas en la actualidad. 

Los activos digitales actuales son virtualmente “anónimos” porque no se necesita ni se recopila información de los usuarios que participan de las transacciones. Se garantiza que la identidad de cada usuario está completamente protegida. Al mismo tiempo, puede decirse que estas monedas digitales carecen de “privacidad” ya que los registros de las transacciones son usualmente transparentes. 

La hipotética moneda digital oficial, imaginada por Powell, dispone de las características opuestas. La privacidad de las transacciones quedaría garantizada y esa información no podría ser divulgada al público, pero el Estado tendría la potestad de monitorear la información de identidad de los usuarios involucrados en las transacciones

Aunque la creación de una moneda digital estatal cuenta con la oposición de una gran parte del Partido Republicano dentro del Congreso, el presidente de la FED instó al lanzamiento de una nueva moneda digital del banco central (CBDC). 

La presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, participó como interlocutora junto a Powell y mostró preocupación por el avance de las criptomonedas en detrimento del poder del Estado para emitir dinero fiduciario como un “ancla monetaria” basada en expectativas. 

Lagarde defendió el lanzamiento de las monedas digitales, no por representar algún tipo de ventaja para los usuarios, sino principalmente para preservar el poder intervencionista del Estado sobre la economía monetaria. 

Según precisó, la creación de monedas digitales por parte de Estados podría significar un freno al retorno de la “banca libre”, un modelo financiero que había sido utilizado por última vez durante el siglo XIX y que es abiertamente opuesto a la vocación regulatoria de los bancos centrales. 

Seguir Leyendo

Economía

¿Estalla nueva burbuja inmobiliaria en Estados Unidos? El precio de las propiedades registra la mayor caída desde 2011

Publicado

en

El precio de las propiedades se derrumbó un 0,6% en el mes de julio, cuando los analistas esperaban un ligero incremento de hasta 0,2% contra el mes anterior. Es el peor registro mensual desde marzo de 2011.

La Agencia Federal de Financiamiento a la Vivienda confirmó que el precio general de las propiedades inmuebles registró una fuerte caída del 0,6% al término del mes de julio, mientras que los mercados financieros esperaban un repunte de al menos 0,2%, por lo que la diferencia terminó siendo de casi un punto.

Si bien en magnitud puede parecer poco, es la segunda vez desde el año 2012, cuando terminó la crisis hipotecaria, que se registra una caída en los precios de las viviendas, solo después de la que hubo en abril de 2020 en consecuencia del shock recesivo por la pandemia.

El número sorprende ya que es además la contracción mensual más importante desde marzo del 2011, y a diferencia de aquél entonces, se da un contexto altamente inflacionario.

Los precios de las propiedades inmuebles acumularon un aumento del 13,9% interanual en comparación al mismo mes del año 2021. Sin embargo, la variación interanual se mantiene en constante caída desde el pasado mes de febrero

Antes de la pandemia, los precios de la vivienda aumentaron a razón del 5% interanual en 2019. La fuerte expansión monetaria producida desde 2020 elevó la tasa de inflación de propiedades hasta casi el 20% interanual, y este proceso muestra indicios de agotamiento y corrección bajista. 

Del mismo modo en que ocurrió en 2008, la Reserva Federal se ve obligada a subir la tasa de interés de corto plazo, persiguiendo un objetivo de inflación estable a costa de los otros indicadores económicos. Al igual que en 2008, la suba repentina de las tasas explotan una burbuja que llevaba años inflándose.

Actualmente, la tasa de la FED aumenta al ritmo más drástico desde la década de 1980, y ya oscila entre el 3% y 3,25% para los bonos a corto plazo. El ajuste sobre la política monetaria suele ser un hecho característico para el fin de los ciclos expansivos en Estados Unidos, y el comienzo de fuertes recesiones

El alza de la tasa de política monetaria encarece el costo del financiamiento para el mercado hipotecario. La tasa hipotecaria promedio alcanzó el 6,02% en el mes de septiembre, y es el valor más alto registrado desde la crisis de 2008

El mayor de los activos financieros generan una presión alcista en la cantidad de hipotecas ofrecidas a tasa ajustable, la oferta de contratos a tasa fija con valores cada vez más altos, y en la práctica se espera una fuerte desaceleración de la demanda de vivienda en Estados Unidos

Seguir Leyendo

Tendencias