Seguinos en redes

Estados Unidos

La corrupción de la que nadie habla: Los Biden recibieron millones de dólares de empresas estatales chinas

Publicado

en

El Comité de Supervisión y Responsabilidad del Congreso presentó en los últimos días una serie de documentos que revelan una gran cantidad de dinero enviado desde China a la familia Biden a través de testaferros.

Estos días la fiscalía de Manhattan lidera una brutal persecución política contra el ex presidente Donald Trump, y los medios están analizando rigurosamente todo el dinero que entró y salió de sus compañías en los últimos años.

Mientras tanto, los medios hacen silencio absoluto frente a la revelación del pasado martes, cuando una comisión investigadora del Congreso mostró un enorme esquema de corrupción entre la familia Biden, el Partido Comunista Chino y los socios comerciales del actual presidente de los Estados Unidos.

El pasado martes 14 de marzo, el presidente del Comité de Supervisión y Responsabilidad, el diputado republicano James Comer reveló a través de la publicación de una serie de documentos que Joe Biden, su hijo Hunter Biden y su hermano, James Biden, recibieron la suma de US$ 4,8 millones de dólares provenientes de la compañía china "CEFC China Energy" entre los años 2017 y 2018.

El equipo legal de Hunter Biden asegura que se trata meramente de la acción de ciudadanos individuales con derecho a perseguir "negocios personales", y este dinero es simplemente su comisión por haber conseguido una inversión para una empresa con la que trabajaban como asesores.

Pero esto no cierra por ningún lado. En primer lugar, este dinero lo recibieron en varios montos cuidadosamente valorizados por debajo de lo que los organismos de control suelen revisar, y no hay explicación por qué una comisión de esta naturaleza se pagaría en varias transferencia a lo largo de varios meses.

Además, correos comprometedores fueron hallados en la computadora de Hunter Biden donde queda demostrado que el dinero fue una recompensa por haberle brindado acceso a la Oficina Oval a varios funcionarios comunistas, mientras Biden era vicepresidente.

Estos correos fueron legitimados una y otra vez, y están actualmente incluidos como evidencia en una investifación federal del FBI. Pero como si fuera necesaria una confirmación adicional, Hunter Biden denunció esta semana al taller de reparación donde dejó su computadora.

Esta demanda que alega robo de datos e invasión a la privacidad solo confirma la información y no tendrá cabida, ya que el dueño del taller le hizo firmar un contrato a Hunter que decía que si en 6 meses no iba a buscar la computadora reparada, ésta pasaba a control del taller; y eso es exactamente lo que pasó.

Entre los correos y una investigación del comité del Congreso, se encontró una operación en marzo del año 2017, donde la compañía "State Energy HK Limited", asociada al Partido Comunista Chino y subsidiaria de la "CEFC China Energy", realizó una transferencia por US$ 3 millones de dólares a una compañía de Rob Walker, uno de los más importantes socios empresariales de la familia Biden.

Rob Walker no se quedó con este dinero, si no que lo transfirió a varios destinatarios, quedándose él mismo con un saldo de US$ 869.308 dólares por esta operación. El ex funcionario de la administración Clinton, cuya esposa fue asistente de Jill Biden, es ampliamente considerado el testaferro de Biden para sus negocios con China.

Hunter Biden, a través de las cuentas bancarias de sus compañías "Owasco PC and RSTP II LLC" y "First Cleaning LLC", recibió entre marzo y abril del año 2017, seis transferencias bancarias de parte de Robinson Walker LLC por montos variables de entre $10.692 a $300.000 dólares.

En concordancia, James Biden, recibió entre los meses de abril y mayo de 2017 cinco transferencias bancarias con pagos que datan de cifras de entre $15.000 y $125.000 dólares mediante su compañía JBBSR INC. por parte de Walker.

Al siguiente día, la misma compañía giró un importe equivalente a US$ 1.065.000 dólares a una compañía perteneciente a otro socio de la familia Biden, de nombre James Gilliar, un antiguo oficial de las fuerzas especiales británicas con vínculos cercanos a los servicios de inteligencia ingleses y considerado como otro testaferro del presidente norteamericano.

En los documentos publicados, y según se pudo corroborar en los correos que se encontraron en la laptop de Hunter Biden, Gilliar le estaba "guardando un 10% para el Hombre Grande" a través de su compañía en Abu Dhabi, "European Energy and Infrastructure Group (EEIG)". En el contexto del correo, todo indica que "Big Guy" es el propio Joe Biden.

El ex-oficial de las fuerzas armadas especiales británicas, James Gilliar, es uno de los socios de la familia Biden y a través de su compañía, recibió la suma de poco más de 1 millon de dólares de China.

La red sigue: Otras operaciones de la familia Biden

Otra llamativa operación surgió de revisar las cuentas bancarias de James Biden. Acorde a sus propias palabras, el hermano del presidente trabajó con la firma Hill Stone International, una subsidiaria de la constructora norteamericana Hill International, la cual declaró recientemente ante la justicia que James Biden utilizó su influencia como hermano del vicepresidente (en aquél entonces) para hacer posible la realización de negocios de la compañía en Arabia Saudita.

El antiguo oficial del Departamento del Tesoro, Thomas Sullivan, quien ofició de detective privado en esta causa, declaró que James Biden intervenía por parte de Hill International debido a la ventaja competitiva que su apellido representaba. Incluso en 2012, utilizó su influencia como el hermano del vicepresidente de los Estados Unidos en una reunión celebrada con funcionarios saudíes para conseguir su dinero.

Un portavoz del Comité de Supervisión señaló a través de Fox News que están investigando el origen de la riqueza de la familia Biden a través del tráfico de influencias y las preocupaciones de que el presidente Biden pueda estar comprometido por las relaciones comerciales de su familia con adversarios de los Estados Unidos a nivel internacional.

Otro nombre que aparece en la nómina de las transferencias bancarias realizadas por Rob Walker, es el de la ex esposa de Beau Biden (hijo fallecido del presidente Biden y antiguo procurador general del estado de Delaware), Hallie Biden, quien según las investigaciones del comité, recibió dos pagos separados en el mes de marzo del año 2017 que totalizaban la suma de US$ 25.000 dólares.

Luego de que en el año 2015 Beau falleciera a causa de un tumor de cerebro, su viuda, Hallie, tuvo una relación con el infame Hunter Biden, que sería el principal vínculo con esta red criminal.

A su vez, dentro del memorandum presentado por el comité, se detallan 2 operaciones respectivas a transferencias con importes de US$ 5.000 y US$ 25.000 efectuadas por la compañía de Rob Walker hacia un beneficiario solo referido como "Biden", el cual muchos especulan que se trata del propio Joe Biden.

En la semana, el Departamento del Tesoro notificó a James Comer que darán al comité acceso a registros videográficos de reportes de actividades sospechosas (SAR) relacionadas a Hunter Biden, así como a su familia, algo que el legislador viene pidiendo hace meses.

A su vez, el líder del comité señaló que seguirán utilizando la evidencia documental, así como también la información bancaria y SARs con el fin de determinar si las tareas del presidente Biden se encuentran comprometidas y si existe algún riesgo para la seguridad nacional.

En sintonía con sus dichos, Comer remarcó que si el Tesoro continúa obstruyendo la investigación contra Biden, usarán todas las herramientas que tengan a disposición para asegurarse de que colaboren en la investigación.

Estados Unidos

El G7 acordó un nuevo paquete de ayuda económica y militar por 50.000 millones de dólares para Ucrania

Publicado

en

Esto sigue a 61 mil millones de dólares en ayuda militar que enviará por su parte los Estados Unidos luego de que se apruebe el paquete en Washington.

En la cumbre del G7, en la ciudad italiana de Fasano, los siete jefes de Estado más importantes de Occidente acordaron una nueva financiación militar para el gobierno de Ucrania. La moción fue impulsada por el presidente estadounidense Joe Biden, quien propuso enviar unos 50.000 millones de dólares.

La ayuda será entregada por los recursos propios del G7 (principalmente de Estados Unidos y la Unión Europea) y el Banco Central Europeo, los cuales recibirán activos rusos confiscados tras la invasión de Ucrania, en concepto de pago de intereses.

En total, se han congelado activos por valor de alrededor de 325 mil millones de dólares desde 2022, generando alrededor de 3 mil millones de dólares al año en intereses. Según el nuevo plan, ese dinero se utilizará para pagar los intereses anuales del préstamo de 50 mil millones de dólares al gobierno ucraniano.

Al vincular la financiación de Ucrania a los activos rusos congelados, el G7 ha señalado que se aplican límites de gasto nominal a este paquete de ayuda en particular, en contraposición a un cheque en blanco de asistencia militar como ocurrió el año pasado.

Este cambio en la manera de entregar ayuda a Volodimir Zelenski, limitada a un tope de gastos anuales, indica una fuerte victoria en los intereses de Donald Trump, quien viene pidiendo este tipo de clausulas en las ayudas que se entregan desde que comenzó el conflicto.

Acuerdo militar entre Ucrania y los Estados Unidos

A pesar de ceder ante las presiones de Trump, quien lidera en todas las encuestas y los demás líderes del mundo ya lo consideran un fuerte actor político incluso siendo opositor en Washington, Biden logró firmar un acuerdo de seguridad bilateral con Zelenski por los próximos 10 años.

La Casa Blanca describe el acuerdo como uno diseñado para construir y mantener las capacidades defensivas de Ucrania, actuar como elemento disuasivo, fortalecer sus industrias de defensa y, con cierta "desviación de la misión" de los objetivos formales de seguridad, impulsar la recuperación económica y la seguridad energética.

Este acuerdo es considerado por muchos una "pendiente resbaladiza" hacia una mayor escalada, ya que ahora pone a Rusia en una guerra con un país que tiene un acuerdo militar con los Estados Unidos, algo que no pasó ni siquiera durante la Guerra Fría.

El pacto entre Estados Unidos y Ucrania pone en letras una medición de la agresión rusa, con la promesa de consultas (énfasis agregado) “en los niveles más altos para determinar las medidas apropiadas y necesarias para apoyar a Ucrania e imponer costos a Rusia.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei se reunió con la directora del FMI en el G7: Hablaron sobre la importancia de salir urgente del cepo cambiario

Publicado

en

El encuentro tuvo lugar durante la cumbre del G7, justo después de que el organismo aprobara las metas de Argentina debido al "sobrecumplimiento" de la mismas. Según se informó, "fue una reunión muy productiva".

En el marco de su participación como invitado a la cumbre del G7, el presidente Javier Milei se encontró este viernes con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, con quien nuevamente dialogó sobre el exitoso programa económico en curso y el objetivo del Gobierno de levantar el cepo, una medida que también había sido solicitada por la institución financiera. "Fue una reunión muy productiva", informaron.

En el exclusivo complejo hotelero Borgo Egnaza, donde se celebra desde el jueves la reunión de los líderes de los países más avanzados del mundo, el mandatario argentino conversó en privado con la líder del organismo internacional de préstamo.

El encuentro se retrasó debido al aplazamiento generalizado de todas las actividades programadas para el día, pero finalmente tuvo lugar según lo previsto y en un contexto favorable para Milei, quien recientemente aseguró la aprobación de la Ley Bases en el Senado y está logrando exterminar la inflación.

Además, este encuentro tuvo lugar un día después de que el Fondo Monetario Internacional anunciara que su equipo técnico aprobó la octava revisión del programa de Facilidades Extendidas (EFF) de Argentina y se aprobara un desembolso cercano a los 800 millones de dólares para el país.

En la Oficina del Presidente, la cuenta oficial que divulga actividades y comunicados del Gobierno, se compartió un breve video del encuentro en el que Milei y Georgieva intercambian algunas palabras:

En este momento, el Gobierno está buscando avanzar en una nueva negociación con el FMI con el fin de acelerar la eliminación del cepo e impulsar la recuperación económica.

En relación a este tema, de hecho, hubo coincidencia, ya que el mismo viernes la subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, le recomendó a la administración libertaria a través de un comunicado a flexibilizar la política cambiaria, reducir los subsidios y ampliar el impuesto a las Ganancias.

Se han logrado avances significativos hacia el logro de un equilibrio fiscal general y ahora es crucial mantener las metas conseguidas. Debe continuarse con los esfuerzos para reformar el impuesto a la renta personal, racionalizar los subsidios y los gastos tributarios, y fortalecer los controles del gasto”, expresó la funcionaria del FMI.

Milei y Georgieva se habían encontrado unas horas antes en la sala donde se llevó a cabo la sexta sesión de trabajo conjunto del grupo, que se centró principalmente en discusiones sobre inteligencia artificial y sus posibles riesgos, así como en temas de energía y las relaciones con África y los países del Mediterráneo.

En esa ocasión, ambos tuvieron una charla breve y relajada, incluso se sacaron una foto juntos con sonrisas. Más tarde, se reunieron nuevamente para la foto tradicional de la familia ampliada en una de las plazas del complejo.

Para la imagen, Milei se posicionó en el extremo derecho de la tarima, donde también estaban otros líderes invitados como el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; el presidente de Kenia, William Ruto; el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan; el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune; y el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani.

Además, estaban presentes el primer ministro de India, Narendra Modi; el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán; el Rey Abdalá II bin Al Hussein de Jordania; el Papa Francisco; Kristalina Georgieva y el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, junto con todos los miembros del G7.

La última vez que Milei y Georgieva se encontraron fue el 17 de enero pasado, durante el Foro Económico de Davos, donde el Presidente reafirmó su compromiso político de implementar un sólido plan de ajuste para combatir la inflación y reducir el déficit fiscal.

Desde entonces hasta la fecha actual, el gobierno ha logrado cumplir con su objetivo. Según datos del Indec, el índice de precios mayoristas ha mostrado una tendencia a la baja, con el último dato registrado en mayo que indicó un aumento del 4,2%, el menor en 2 años.

Además, durante la única hora disponible para los encuentros oficiales, Milei también sostuvo una reunión bilateral con Ajay Banga, quien lidera el Banco Mundial. Estaba previsto que mantuviera otras dos reuniones bilaterales, una con Meloni y otra con Macron, aunque no se confirmó si finalmente tuvieron lugar.

El presidente argentino ya había encontrado previamente a la primera ministra italiana, quien lo invitó a la cumbre y lo recibió con un cálido abrazo a su llegada. El último encuentro con ella había sido el 12 de febrero pasado en Roma, como parte de una gira que también incluyó una visita al Vaticano, donde fue recibido por el Papa Francisco en audiencia.

Las últimas actividades del Presidente en Italia serán de relajación: por la noche, tiene planeado asistir a un espectáculo musical a cargo del renombrado cantante Andrea Bocelli y a un show de baile, seguido de un brindis y una cena organizada por Meloni en uno de los restaurantes de Borgo Egnazia.

El sábado por la mañana, a las 8:30 hora local (3:30 en Buenos Aires), Milei y su equipo abordarán nuevamente el avión presidencial para dirigirse a Zúrich. Desde allí, viajarán por carretera hasta la ciudad de Bürgenstock para participar en la Cumbre Global por la Paz, organizada por el presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Hunter Biden fue declarado culpable por haber comprado armas ilegalmente y podría enfrentar hasta 25 años de prisión

Publicado

en

El hijo del presidente fue encontrado culpable y su libertad queda en manos de la jueza Maryellen Noreika, quien ahora deberá dictar sentencia.

Hunter Biden ha sido declarado culpable de los tres cargos de delitos graves relacionados con la compra de un revólver de manera ilegal en 2018. Según el jurado compuesto por 12 ciudadanos de Delaware, el hijo del presidente estadounidense mintió en un formulario cuando compró un arma de fuego al decir que no consumía drogas ilegalmente ni era adicto a ellas.

Al saber lo que le esperaba, mostró poca sorpresa cuando se leyó el veredicto. Después de la lectura, abrazó a sus dos abogados y sonrió tímidamente. La primera dama, Jill Biden, llegó al tribunal minutos después de que el jurado emitiera su veredicto y no estaba en la sala cuando se leyó.

De esta manera, el hijo del presidente de Estados Unidos podría enfrentar hasta 25 años de prisión, aunque es común que los delincuentes primerizos no reciban la sentencia máxima, y aún no está claro si la juez a cargo del caso, que no ha fijado fecha para la sentencia, lo condenará a prisión.

Los delitos

Durante la investigación del FBI, salió a la luz un documento de la agencia federal de armas (ATF) donde se registra que Hunter Biden, cuya firma aparece en la hoja, mintió en un formulario para comprar un arma de fuego en 2018.

El Formulario 4473 es un documento federal que cualquier persona en Delaware que quiera comprar un arma debe llenar, el cual luego es enviado al FBI y al ATF donde se realiza una verificación de antecedentes penales para determinar si la persona puede acceder al arma o no.

En la foto se puede ver que Hunter Biden miente en la pregunta 11e: respondió “No” a la pregunta “¿Es usted un usuario ilegal o adicto a la marihuana o cualquier depresivo, estimulante, narcótico o cualquier otra sustancia controlada?”.

Es de público conocimiento que Hunter Biden ha luchado contra la adicción a las drogas durante gran parte de su vida adulta, incluso habiendo sido dado de baja de la Marina en 2014 después de dar positivo en una prueba de drogas. 

Esto quedó constatado de manera legal, ya que el hijo del presidente fue detenido por la policía con una pipa de crack en su automóvil en 2017, y un asaltante le apuntó con un arma mientras intentaba comprar cocaína en Los Ángeles en 2016, según registros de la policía.

Además, se sabe por las fotos encontradas en su computadora portátil que Hunter en 2018 todavía era un drogadicto, especialmente adicto a la marihuana y a la cocaína. Es por eso que el fiscal a cargo del caso tuvo suficiente evidencia para demostrar ante un tribunal que el hijo de Biden mintió en el formulario.

La Fiscalía lo imputó a Hunter Biden por dos cargos de declaraciones falsas en sus formularios federales para la adquisición de armas y uno de posesión de un arma de fuego ilegal mientras era adicto a drogas ilícitas.

Cabe aclarar que mentir en un formulario de una agencia federal es un delito grave cuya condena está estipulada en 10 años de prisión y como mínimo una multa de 250.000 dólares, y la posesión ilegal de un arma tras haber mentido en dicho formulario, agrega una condena de 15 años de prisión y otros 400.000 dólares en multas.

El formulario fraudulento se entregó en el Registro de Transacciones de Armas de Fuego de Delaware, según publicó el medio POLITICO, que reveló que Biden compró un revólver .38 el 12 de octubre de 2018.

POLITICO obtuvo copias del registro y aseguró que el Servicio Secreto intervino en su favor para que el permiso para comprar un arma sea otorgado con rapidez. Si bien su padre en ese momento no estaba más en la Casa Blanca, el Servicio Secreto sigue trabajando para la familia presidencial o vicepresidencial hasta 20 años después de que terminen sus funciones.

Según reveló el comerciante Ron Palmieri a POLITICO, agentes del Servicio Secreto se acercaron al dueño de la tienda StarQuest Shooters & Survival Supply, donde Hunter compró el arma, y le pidieron que se hiciera cargo de los trámites relacionados con la venta.

Posesión de un arma ilegal y violencia de género

El tercer cargo que presentó el fiscal Weiss es quizás el más preocupante, ya que la situación no quedó en solamente una compra ilegal de un arma. El 23 de octubre de 2018, tan solo 11 días después de la compra, Hunter tuvo una feroz pelea con su novia de aquél momento, Hallie Biden, la viuda de su difunto hermano, Beau Biden.

Según los reportes policiales, Hunter amenazó o golpeó a Hallie con el arma comprada ilegalmente mientras estaba bajo los efectos de la cocaína. No está claro en los documentos, pero lo que sí está muy claro es que después del extraño incidente, Hallie tomó el arma de Hunter, se subió a un auto, manejó hasta la cercanía de una escuela y la arrojó a un tacho de basura detrás de un restaurante.

Se desconoce qué motivó a Hallie a hacer lo que hizo, pero en el reporte policial dice que llegó a temer por su vida. Sin embargo, también declaró ante la policía que unas horas después recapacitó y quiso ir a buscar el arma, pero ésta ya había desaparecido.

La policía de Delaware comenzó a investigar el hecho, preocupados porque el tacho de basura estaba frente a una escuela secundaria y que el arma desaparecida podría usarse en un delito o en un tiroteo escolar, según se puede ver en una copia del informe policial obtenido por POLITICO.

Sin embargo, la causa se cerró poco tiempo después, bajo la caratula de “no procedente”. Según fuentes policiales consultadas por POLITICO, al no haber un damnificado no se pudo seguir con la investigación.

Es claro que para la familia Biden hay dos mundos: el mundo de la política, donde son extremadamente progresistas y están en contra de la tenencia de armas, pero después hay un mundo privado, que poco a poco va saliendo a la luz, donde todo está permitido y donde el Gobierno trabaja para garantizarles impunidad. Pero esta impunidad parece estar llegando a su fin.

Seguir Leyendo

Tendencias