Conecte con nosotros

Estados Unidos

La Corte Suprema de Justicia falló en contra de Trump en la eliminación del DACA

Este jueves por la mañana la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos falló 5-4 en contra del gobierno de Trump en su decisión de dejar de implementar la medida migratoria de Obama conocida como “DACA”. El juez John Roberts, republicano, se alió con la extrema izquierda.

Publicado

en

Este jueves por la mañana, la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos (SCOTUS), falló en contra de la administración Trump en un esfuerzo para eliminar el DACA, una polémica medida migratoria introducida por la administración de Barack Obama en 2012 que permite dar ciertos beneficios a inmigrantes indocumentados e ilegales que habían arribado al país durante su infancia y contaban con determinado nivel educativo.

La Suprema Corte expresó que la decisión de la administración de eliminar el DACA viola el Acto de Procedimiento Administrativo (APA) que determina los procedimientos de legislaciones para agencias federales. 
La decisión de la Corte Suprema fue favorable a los ”dreamers”, nombre coloquial que se le da a los infantes que llegaron al país de manera ilegal y que ya han cumplido más de 18 años, y sentará jurisprudencia en contra de las medidas que buscan endurecer las leyes migratorias por muchos años venideros.
Este resultado, a pesar de ser una gran frustración para los republicanos y conservadores del país, era esperable. La Corte Suprema norteamericana tiene 9 jueces, 4 de ellos fueron nominados por presidentes demócratas y tienen una enorme inclinación por la izquierda, mientras que los otros 5 fueron por presidentes republicanos (2 de ellos por Trump), pero solo 4 pueden identificarse con una inclinación por la derecha. 
El quinto, John Roberts, fue nominado por el presidente Bush en 2005 con el objetivo de poner un juez “moderado” en la Corte, que no votara siempre con los republicanos ni siempre con los demócratas. Sin embargo, desde entonces ha demostrado ser un gran aliado del progresismo y ha defraudado a los republicanos en múltiples ocasiones. 
Roberts, además, es el presidente de la Corte Suprema y ha siempre marcado su impronta progresista en todas sus decisiones. Por ejemplo, en el año 2012 se alineó con el ala izquierdista y falló a favor de la constitucionalidad del ObamaCare. Más recientenemte, en 2019 su voto fue decisivo para prohibir que se agregue una pregunta relacionada a la ciudadanía en el censo de este año.
Como era de esperarse, el juez Roberts votó junto con los 4 jueces demócratas y se unió al bando de los defensores del DACA. La decisión de Roberts fue acompañada por los izquierdistas Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan, Stephen Breyer y Sonia Sotomayor, mientras que los miembros que votaron en contra fueron los derechistas Clarence Thomas, Samuel Alito, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

De izquierda a derecha: abajo – Stephen Bryer (D), Clarence Thomas (R), John Roberts (I-presidente), Ruth Bader Ginsburg (D), Samuel Alito(R). Arriba – Neils Gorsuch (R), Sonia Sotomayor (D), Elena Kagan (D), Brett Kavanaugh (R).

Ad

El presidente Donald Trump expresó su preocupación por las decisiones que vienen saliendo de la Corte Suprema, a pesar de haber logrado nominar dos jueces conservadores a través de un Congreso controlado por el progresismo.

Se espera que tanto Ruth Bader Ginsburg como Stephen Bryer se retiren de la Corte en los próximos años, por lo que quien gane la elección de este año puede modificar su composición para la posteridad. 

De ser reelecto Trump, nominará 1 o 2 jueces más de derecha e inclinará la balanza para el lado conservador por lo menos por los próximos 20 años. En caso de ganar Biden, estos dos puestos progresistas serán reemplazados por jueces progresistas y el actual problema de 5 vs 4 se seguirá manteniendo en favor de las decisiones de la izquierda.

Según Trump, el futuro de la segunda enmienda corre riesgo en caso de que los actuales miembros de la Corte se mantengan.

Además, el presidente expresó a través de Twitter que lanzará el 1ro de septiembre una nueva lista de jueces conservadores que nominará si o si para la Corte Suprema en caso de tener la oportunidad si es reelegido. Hizo lo mismo durante su campaña presidencial de 2016, cuando presentó una lista de jueces conservadores de gran renombre para reemplazar la vacante que había en ese entonces.

Esa lista estaba encabezada por Neil Gorsuch, quien terminó siendo el primer nominado de Trump para la Corte, y también contaba con el nombre de Brett Kavanaugh, que ingresó como juez supremo en 2018. Por lo que esta lista será para mirar con atención.

Ad

Por su parte, el Partido Demócrata festejó esta decisión. El ex-presidente Barack Obama, quien fue responsable durante su mandato de nominar a dos de las juezas más de izquierda de la Corte, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, celebró que la Corte progresista proteja su medida migratoria. 

Obama en las últimas semanas ha mantenido una actividad muy alta en cuanto a opiniones políticas en contra del gobierno de Trump, probablemente para ayudar al candidato demócrata Joe Biden, que viene de mal en peor en una campaña muy especial por la pandemia del coronavirus.
El Partido Republicano, en su conjunto, se mostró muy desilusionado con la decisión de la Corte. Por ejemplo, el senador republicano por Arkansas, Tom Cotton, criticó duramente a la institución e incluso invitó a John Roberts a renunciar.

No es posible que la ley sea que lo que Obama hizo ilegalmente no pueda ser deshecho por ningún otro presidente. Aún así, John Roberts de nuevo se postula como un Salomón quien salvará a nuestras instituciones de la controversia política y la rendición de cuentas. Si el juicio político del presidente de la Suprema Corte es tan bueno, lo invito a renunciar, viajar a Iowa y ser elegido. Sospecho que los votantes encontrarán, como otros jueces principados en la Corte, que sus extrañas visiones no son tan convincentes.”, Tom Cotton.. 

Esta frase de Cotton fue en referencia a que otros jueces de la Suprema Corte, Clarence Thomas, Samuel Alito y Neil Gorsuch, también acusaron al resto de la Corte de haber tenido una motivación política en la decisión establecida con respecto al DACA, mientras que el juez Brett Kavanaugh publicó un disentimiento aún más fuerte por separado a los anteriormente mencionados. 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Trump lanza un conglomerado de medios, entre ellos “Truth Social” para competir contra Twitter y Facebook

Publicado

en

Promete pelear contra las “Grandes Empresas Tecnológicas” de Sillicon Valley, y no permitir más la censura por expresar una opinión política en las redes sociales.

Es oficial, el anuncio de la nueva red social de la Organización Trump está a la vuelta de la esquina, y la noticia vino acompañada por un anuncio mayor: Trump compró la empresa Digital World ($DWAC) y la convertirá en un mega conglomerado de medios, con programas televisivos, diarios, y hasta su propia red social.

El conglomerado se lamará Trump Media & Technology Group (TMTG), y la empresa cotizará en la bolsa, a un valor inicial de US$ 875 millones, y emitirá US$ 825 millones en acciones, por lo que el valor total de la nueva compañía será de US$ 1.700 millones, si la acción no cotiza por debajo del precio de lanzamiento tras su salida al mercado.

La empresa tendrá inicialmente US$ 293 millones en efectivo y Trump planea invertir “colosalmente” en este emprendimiento, que será su principal trabajo además de continuar su labor como dirigente republicano y potencialmente candidato a presidente en 2024.

Desde su oficina en Palm Beach, Trump aseguró que “la misión de la empresa es la de crear competencia a los medios de izquierda y pelear directamente contra las Grandes Empresas Tecnológicas de Sillicon Valley, que han usado su poder monopolístico para silenciar voces opositoras en Estados Unidos”, en referencia a Facebook, Google y Twitter.

El anuncio más esperado: “TRUTH Social”, la nueva red social de Trump

En el comunicado, se anunció que en noviembre Trump Media & Technology Group (TMTG) dará su primer paso con el lanzamiento beta de la red social TRUTH Social, para usuarios invitados y otros que se anoten para ir probando la nueva plataforma.

Luego del beta, aproximadamente en los primeros cuatro meses del 2022, TRUTH pasará a alfa, donde se abrirá al público (aunque con cupos) y luego tendrá su lanzamiento completo hacia mediados del año que viene, justo antes de las elecciones de medio término en Estados Unidos, donde Trump y el Partido Republicano van decididos a recuperar el control del Congreso.

He decidido crear TRUTH y TMTG para enfrentar la tiranía de las Grandes Empresas Tecnológicas“, dijo en el comunicado Trump, que lo identifica como el nuevo director de la compañía. “Vivimos en un mundo donde el Talibán puede tener Twitter, pero el presidente favorito de los americanos ha sido silenciado. Esto es inaceptable“, lanzó.

Estoy ansioso por poder enviar mi propia Verdad en TRUTH“, dijo, en un juego de palabras con el nombre de la red social, como se le dice tuitear a publicar un mensaje en Twitter. “Esta empresa ha sido creada para darle una voz a todos“.

Estoy ansioso por poder empezar a decir mis verdades a todos, y empezar la tan esperada pelea a Sillicon Valley. Muchos me preguntan por qué nadie se anima a pararse y enfrentar a Facebook o Twitter. Bueno, yo lo voy a hacer“, concluyó.

Podes registrarte en truthsocial.com para unirte a la lista de espera para ir ingresando por cupos en las próximas etapas de lanzamiento. También podes pre-ordenar la aplicación en el App Store de iOS.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Fue jurado como “la primera mujer almirante de 4 estrellas” un transexual sin carrera militar funcionario de Biden

Publicado

en

Se trata del Subsecretario de Salud de la Casa Blanca, Rachel Levine, quien “transicionó” en 2011 y fue ingresado en 2021 como Almirante mujer de 4 estrellas, uno de los rangos más importantes de las Fuerzas, a pesar de no tener carrera militar.

Rachel Levine, actual subsecretario de Salud del gobierno de Joe Biden, ingresó en el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública del Ejército de los Estados Unidos (PHSCC, por sus siglas en ingles) a sus 63 años, sin haber hecho el servicio militar ni haber hecho carrera en la institución.

“Fue un honor presenciar el histórico nombramiento de la almirante Levine como la primera mujer oficial de cuatro estrellas en servir en el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los EE.UU. Y la primera oficial de cuatro estrellas abiertamente transgénero en servir en cualquiera de los servicios uniformados”, tuiteó el Cirujano General del gobierno.

“Rachel hizo historia cuando se convirtió en la funcionaria abiertamente transgénero de más alto rango de la nación, además de haberse convertido en la primera oficial de cuatro estrellas mujer“, dijo la Casa Blanca en un comunicado oficial.

La decisión fue aclamada por grupos de defensa de la sexualidad como la organización de derechos de los homosexuales GLAAD, pero fue altamente criticada por la sociedad, que acudió a las redes sociales para repudiar el hecho de que una persona que nació biológicamente como un hombre y “transicionó” a mujer recién a sus 53 años le quite la oportunidad a una mujer de ser la primera en llegar al prestigiosa rango.

El Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública del Ejército de los Estados Unidos, es una fuerza de aproximadamente 6.000 miembros que responde a las crisis de salud en nombre del gobierno federal y del Ejército, como conflictos alimentarios, epidemias y atender las consecuencias de los huracanes.

Si bien sus miembros son oficialmente considerados soldados, son catalogados como “no combatientes” y rara vez participaron de un conflicto bélico.

Sin embargo, según la reglamentación oficial, sus miembros deben ser como mínimo graduados del servicio militar, pero esto no aplica para los funcionarios que estén el el cargo de Secretario de Salud, Subsecretario de Salud o Cirujano General de la Casa Blanca, quienes pueden ser inducidos al Cuerpo en cualquier momento por decisión del Presidente.

Aprovechándose de esta regla, Biden indujo a Levine como Almirante, y le dio de entrada el máximo rango posible, el de 4 estrellas. En la justificación, el máximo mandatario nombró la pandemia, y aseguró que Levine fue “instrumental” en la administración de las vacunas contra el coronavirus.

El gobierno demócrata promocionó la elevación de Levine a almirante como un hito histórico en el país, se auto elogió felicitando al presidente Biden por su “compromiso” con la diversidad, y señalaron que la ceremonia tuvo lugar durante el mes de la historia LGBTQ.

La pandilla de Biden juega a la política de cupos de género con el servicio de salud pública”, escribió en Facebook Tom Fitton, presidente del grupo legal conservador Judicial Watch.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El Secretario de Transporte de Biden se tomó paternidad en medio de la peor crisis de desabastecimiento de la historia del país

Publicado

en

Mientras que los estadounidenses se preocupan por encontrar productos básicos en los supermercados, la persona clave de la administración Biden para enfrentar este problema, Pete Buttigieg, ha estado de licencia con su marido cuidando a sus hijos recién adoptados. 

El Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, está desde mediados de agosto con licencia por paternidad “para pasar tiempo con su esposo, Chasten, y sus dos bebés recién nacidos” que adoptaron hace dos meses.

Si bien la noticia es vieja, estalló en Estados Unidos esta semana porque el Secretario ya lleva casi dos meses de licencia mientras el país está en medio de la peor crisis de desabastecimiento de su historia, luego de un fuerte repunte en los precios del petróleo, y las consecuencias de nuevas regulaciones que impuso el gobierno demócrata en los transportistas.

Buttigieg salió este sábado a defender su ausencia en una entrevista con CNN y aseguró que “no son vacaciones, es trabajo cuidar a tus hijos“, mientras la Subsecretaria de Transporte, Polly Trottenberg, se ha estado encargando fallidamente de la crisis.

Algunos Estados han sido más afectados que otros, pero desde septiembre que una serie de regulaciones sobre el sistema de transporte que decretó Biden han generado un fuerte desabastecimiento: buques de carga inactivos en los puertos, estanterías de supermercados vacías y pedidos online que nunca llegan.

La Subsecretaria ha resuelto priorizar los envíos de alimentos y medicamentos, mientras los demás productos figuran con “meses de demora” en todas las tiendas del país. El gobierno demócrata a su vez se niega a dar marcha atrás con las regulaciones que limitan la capacidad de asignar transportes de manera libre para las empresas, y la crisis no tiene un fin a la vista.

El secretario de Transporte está hace 2 meses de licencia por paternidad luego de adoptar dos hijos con su pareja gay.

El conflicto se ha visto recrudecido con la reciente suba de combustibles, producto también de la decisión política de Joe Biden de achicar la producción de petróleo en Estados Unidos, principalmente por el fracking. La reducción en la oferta ha tenido un impacto en los precios, y además ha vuelto la balanza del mercado a los países de Medio Oriente, como Irán o Arabia Saudita, quienes usan su poder de monopolio para subir los precios y presionar a Occidente.

El gobierno apuesta todo a pasar la Ley de Infraestructura en el Congreso, que le dará una enorme suba al gasto público en Transporte y le permitirá al Estado subsidiar a las empresas que estén con problemas de abastecimiento.

Esta ley exige que se aumente el techo de deuda para su financiación, e incluye medidas progresistas y feministas que nada tienen que ver con el Transporte, por lo que por ahora los republicanos y algunos demócratas más de centro han dicho que no votarán el proyecto en el Senado.

La interrupción del suministro amenaza con aumentar generar un aumento en los costos de los juguetes y demás regalos en Navidad, según se calcula entre un 10 y 20 por ciento, algo que en Estados Unidos tiene malos precedentes: la crisis de desabastecimiento de diciembre de 1978 fue para muchos la gota que rebalsó el vaso y sepultó las posibilidades de reelección del ex presidente Jimmy Carter en 1979.

Seguir Leyendo

Trending