Seguinos en redes

Estados Unidos

La Junta Directiva de Twitter aprobó la venta de la empresa a Elon Musk por 44 mil millones de dólares

Publicado

en

Twitter ya dio el visto bueno para ser comprada por el CEO de Tesla. Solo quedará pendiente la aprobación del propio Elon Musk y del órgano regulador, la SEC.

Elon Musk está más cerca que nunca de completar su adquisición de Twitter por US$ 44 mil millones. Este martes, la Junta Directiva de la compañía aprobó por unanimidad su oferta de compra, según muestra el registro en la página web de la SEC.

Las acciones de Twitter vieron una pequeña subida tras la noticia, vendiéndose a casi 39 dólares por acción, pero siguen lejos de la oferta pública de adquisición de 54,20 dólares por acción de Musk.

La aprobación se produce pocos días después de que Musk accediera a una reunión virtual con los directores de Twitter, la señal más seria hasta el momento de que el hombre más rico del mundo está decidido a comprar la compañía.

El mes pasado, Musk dijo que estaba poniendo el acuerdo “en suspenso” a la espera de que Twitter pueda demostrar que solo el 5% de sus usuarios son bots o cuentas de spam, un número que ellos mismos declararon ante la Justicia pero que el CEO de Tesla descree.

Elon Musk asegura que sus técnicos encontraron que por lo menos el 15% son cuentas bots que no le van a permitir a Twitter ganar dinero. Es por eso que la situación termina siendo una cuestión financiera. Si Elon Musk está pagando 44 mil millones de dólares por una plataforma que solo tiene el 85% de los usuarios monetizables que dice tener, entonces el magnate argumenta que debería estar pagando un 15% menos.

En declaraciones recientes, Musk dijo que estimaba que entre el 15 y el 20% de los 229 millones de usuarios monetizables de Twitter son spambots, cuatro veces la cifra promocionada por la empresa.

Si el trato se cerrara ahora, los inversionistas en la compañía obtendrían una ganancia de US$ 15,22 por cada acción que posean. Una prima impensada para una empresa que está en una situación tan delicada como Twitter, que depende exclusivamente de sus inversionistas para mantenerse a flote.

La ganancia extraordinaria por la venta de acciones a Elon Musk es tan grande que el propio abogado del empresario argumentó que si la Junta Directiva rechazaba la propuesta, podrían haber tenido problemas fiduciarios con los accionistas de la empresa.

Jack Dorsey, el fundador de Twitter que renunció como CEO el año pasado, se embolsará 978 millones de dólares una vez que se complete la adquisición de Musk, ya que posee 2,4% de la empresa, lo que se traduce en 18.042.428 acciones, según documentos de la SEC.

Parag Agrawal, el actual CEO del gigante tecnológico con sede en San Francisco, se irá a casa con un pago de US$ 42 millones como resultado de la transacción. Mientras que el director financiero Ned Segal, se iría a casa con un paquete de pago de US$ 25,5 millones.

Se desconoce por el momento si los directores ejecutivos de la empresa seguirán en su lugar o Elon Musk llevará a cabo un cambio de las autoridades c-level, reemplazando a figuras como Parag Agrawal, Ned Segal o Vijaya Gadde, la abogada de Twitter y directora del “departamento de censura” de la red social.

Todo indica que Elon Musk se pondrá a sí mismo como CEO, al menos en un principio, y buscará poner gente afín a sus ideas pro-libertad de expresión al timón de Twitter mientras se llevan a cabo los cambios que prometió.

Estados Unidos

Biden explota contra una periodista: “Los americanos van a seguir pagando precios altos mientras sea necesario”

Publicado

en

El anciano presidente dice que los estadounidenses pagarán precios altos durante ‘el tiempo que sea necesario’ y nuevamente culpó a Putin por el aumento de los costos de los alimentos y el gas.

El presidente Joe Biden dijo este jueves en una trágica conferencia de prensa luego de concluida la cumbre de la OTAN que “los estadounidenses deberían pagar precios altos durante el tiempo que sea necesario“, y volvió a culpar al presidente ruso Vladimir Putin por la inflación en Estados Unidos.

Una periodista le preguntó en la conferencia que dio en Madrid, por cuánto tiempo más los estadounidenses deberán pagar casi 5 dólares por galón de combustibles en la estación de servicio y otros precios que se han vuelto impagables por la explosiva inflación que está atravesando el país.

Deberán seguir pagando precios altos durante el tiempo que sea necesario“, estalló. “Rusia no puede derrotar a Ucrania y avanzar más allá de Ucrania. Esta es una posición crítica crítica para el mundo“, dijo el presidente norteamericano.

Biden, como lo ha hecho en repetidas ocasiones, culpó a Rusia por la suba de precios. En la respuesta de casi seis minutos, dijo que los aumentos de precios son de Putin y que si no hubiera invadido Ucrania no existiría la inflación.

Esto es demostrablemente falso. La inflación interanual de los meses previos a la guerra ya eran altos, en torno al 8%, y lo único que hizo la guerra fue provocar que Estados Unidos siga imprimiendo dinero para enviárselo a Ucrania.

Hasta la fecha, Biden ha enviado más de 7.000 millones de dólares al gobierno de Ucrania, y durante la conferencia anunció un adicional 800 millones. Este dinero ha sido utilizado para comprar municiones, armas, tanques, aviones, artillería y demás medios de guerra, pero también ha engrosado las arcas del gobierno y hay múltiples denuncias de senadores estadounidenses que aseguran que un porcentaje de este dinero terminó en los bolsillos de políticos y de oligarcas ucranianos.

Inflación interanual de cada mes desde julio 2021. La guerra comenzó el 24 de febrero del 2020, cuando la inflación ya había superado el 8%.

En última instancia, la razón por la que los precios de la gasolina han subido es por Rusia, Rusia, Rusia“, repitió con su clásico balbuceo. “La razón por la que existe la crisis alimentaria es que Rusia no permite que el grano salga de Ucrania“, aseguró, lo cual es falso.

Hasta el momento Biden ha respondido a la inflación liberando las reservas estratégicas de petróleo que Trump logró acumular, y le ha pedido al Congreso que le otorgue poderes para implementar una política de control de precios, y que imponga un feriado federal de gasolina hasta septiembre.

Pero los precios no han caído y los expertos dicen que las acciones de Biden solo ahorrarían unos centavos por galón de concretarse, mientras no ataque el principal problema que está causando la inflación: la emisión monetaria de la Reserva Federal.

En julio, Biden viajará a Arabia Saudita, el mayor productor de petróleo del mundo y líder del cartel OPEP. En sus declaraciones públicas, el anciano presidente aseguró que no le pediría al rey que liberen más petróleo, pero es claro que el objetivo del viaje es irle a rogar que por favor expanda la oferta para bajar los precios.

“No voy a pedirle a él”, dijo. “Espero que lo vean en su propio interés concluyendo que tiene sentido hacerlo”, anunció. “Les he indicado que creo que deberían aumentar la producción de petróleo en general, no a los saudíes en particular”, dijo Biden.

El presidente también argumentó que otros países tienen una tasa de inflación más alta, a pesar de los datos que muestran lo contrario. “Puedo entender por qué el pueblo estadounidense está frustrado por la inflación. Pero la inflación es más alta en casi todos los demás países”, dijo ignorando el problema.

Si bien es cierto que los precios aumentaron en todo el mundo, la inflación en los Estados Unidos ha sido más alta que las naciones del G7 y China durante la mayor parte del año. La inflación local fue de 8,6% para el mes de mayo, mientras que naciones como Alemania, Francia, Japón y Canadá aún están debajo del 8%.

 

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El cantante R. Kelly fue sentenciado a 30 años de prisión por delito tráfico de mujeres y abuso sexual

Publicado

en

El “rey del R&B” fue condenado por liderar una red de tráfico de mujeres, inclusive menores de edad, a las cuales abusaba y vendía a otras personas.

En otro caso de tráfico sexual de mujeres en Estados Unidos, y tan solo dos días después de la sentencia por la red de pedofilia de Jeffrey Epstein, el cantante Robert Sylvester Kelly, mejor conocido como R. Kelly, fue sentenciado a 30 años de prisión por un tribunal federal de Brooklyn, luego de ser condenado por nueve cargos de tráfico sexual y crimen organizado.

La jueza Ann Donnelly dijo, antes de determinar la condena, que el comportamiento de Kelly fue violento y “cuidadosamente planeado”. Además, se refirió a la “indiferencia hacia el sufrimiento humano” y dijo que dejó “vidas rotas” a su paso.

A diferencia de la floja sentencia a Ghislaine Maxwell, en este caso el fallo fue ejemplar. Los 30 años equivalen a una cadena perpetua y sobrepasan por cinco años la condena que había pedido la fiscalía.

Ya en la década del ’90, se había casado ilegalmente con la famosa cantante Aaliyah, quien en ese momento era menor de edad, con tan solo 15 años. R. Kelly fue denunciado por haber filmado videos de la pareja teniendo relaciones sexuales, lo cual constataba como pornografía infantil. Sin embargo, tras un largo juicio, en 2008 fue finalmente exonerado, en un caso que despertó la furia de otras mujeres menores de edad que en los años anteriores también lo habían denunciado por abuso sexual.

Por suerte, en enero del 2019, un documental titulado Surviving R. Kelly (Sobreviviendo a R. Kelly), volvió a despertar las acusaciones de decenas de mujeres que habían sido calladas a lo largo de los años por el equipo de prensa del músico.

Tal vez en el único caso de cancelación social justificable de los últimos años, se creó un movimiento de mujeres en contra de R. Kelly y rápidamente su productora, RCA Records, terminó su contrato con el cantante y se sumó a los litigios en su contra.

R Kelly había producido el disco de Aaliyah, “Age is Just a Number” (La Edad es Solo un Número). Se casaron ilegalmente en 1994, y ella murió en un sospechoso choque de avión en 2001.

Ese año, el Fiscal Federal del Distrito Este de Nueva York inició una demanda en su contra, en representación de 9 víctimas distintas. En 2021, después de dos años de un juicio que fue postergado por el inicio de la pandemia, un jurado lo había encontrado culpable de extorsión y otros cargos en un juicio.

En agosto además empezará otro juicio en su contra, litigado por el Fiscal Federal del Distrito Norte de Chicago, donde se reabrió la causa del 2008 y la fiscalía argumenta que R. Kelly extorsionó y repartió coimas para que el jurado lo exonere. Podría enfrentar otros 20 años de prisión por estos cargos, que se sumarían a los 30 ya sentenciados.

La condena

R. Kelly fue condenado por liderar una asociación ilícita (racketeering, en inglés) cuyo objetivo era secuestrar mujeres, abusar de ellas, y luego venderlas para su explotación sexual.

En julio de 2019, los fiscales alegaron que R. Kelly lideraba “una asociación ilícita que se aprovechaba de las mujeres y niñas que asistían a sus conciertos para que las víctimas pudieran estar disponibles para participar en actividades sexuales ilegales con él en cualquier momento“. 

Kelly fue declarado culpable de “extorsión y múltiples actos predicados” en el juicio de 2021. Una declaración de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York dijo que Kelly, durante casi 30 años, dirigió una asociación criminal que incluía a otros que se desempeñaron como sus guardaespaldas, gerentes, contadores, corredores de bolsa, prenseros y asistentes personales.

Las mujeres secuestradas por el equipo de R. Kelly tenían que seguir las reglas establecidas por el artista, como no comer para bajar de peso, estar siempre disponibles para mantener relaciones sexuales y cortar todo contacto con familiares y amigos.

Según explicaron las víctimas, en un primer momento ellas querían estar “bajo la esfera de influencia” del músico, pero que no sabían en el infierno en el que se estaban metiendo. Además, contaron que después no podían escapar, ya que todo estaba diseñado para que dependieran económicamente de él.

“R. Kelly nos obligaba a tener relaciones sexuales con él y con otras personas, y grababa todos los encuentros sexuales”, explicó una de las víctimas en su testimonio. “Nos decía que si tratabamos de escapar le enviarían los videos nuestros a nuestros familiares, y luego nos dejarían en la calle sin dinero“.

Seguir Leyendo

Economía

Inminente recesión en Estados Unidos: La caída del PBI en el primer trimestre fue más fuerte que lo estimado

Publicado

en

Los organismos de estadísticas oficiales volvieron a recortar la estimación de crecimiento para el PBI en el primer trimestre del año, y encontraron que la caída no fue de 1,5% si no que de 1,6%.

La Oficina de Análisis Económico de los Estados Unidos publicó este miércoles un nuevo informe que ajusta hacia la baja la estimación de crecimiento correspondiente a los primeros tres meses del año. El PBI estadounidense cayó oficialmente un 1,6% en el primer trimestre de 2022, en comparación con el último trimestre del año pasado, cuando la estimación anterior proyectaba una caída del 1,5%.

Se trata de la primera caída trimestral registrada desde la crisis por la pandemia en 2020, y la primera fuera del contexto pandémico desde 2008. La actividad económica mensual, estimada por la firma IHS Markit, revela que la economía se encuentra estancada desde octubre del año pasado.

Además, se descarta una rápida respuesta de la Reserva Federal para aumentar la tasa de interés de corto plazo y contener el ritmo de la inflación. La tasa efectiva de los bonos de la FED alcanzó el 1,58% en el mes de junio.

De producirse una segunda caída trimestral al término de este mes, la economía estadounidense entraría técnicamente en una recesión formal, y este escenario cada vez cobra más relevancia en los análisis de los mercados.

Los principales motivos para la corrección bajista fueron dos: el estancamiento del gasto de los consumidores a causa del deterioro del salario real, y el retroceso de las ganancias corporativas. Solamente en lo que va de la administración de Joe Biden, los salarios reales del sector privado acumularon una caída del 3,3% en promedio. La inflación está provocando un impacto negativo en el poder adquisitivo de los salarios, el crecimiento del consumo y el nivel de ventas.

La estimación oficial de crecimiento para 2023, también estimada por la Oficina de Análisis Económico, se redujo a sólo el 1,6% anual y fue rebaja de aquel 2% que se proyectaba hace tan solo un mes. Por su parte, el crecimiento estimado para 2022 continúa en el rango del 2,4%, a pesar de una incipiente recesión que podría afectar al primer semestre del año.

El organismo de estadística explicó que su pronóstico más factible espera una “recesión de bajo crecimiento” similar a la que registró Estados Unidos entre 2000 y 2001, sin necesidad de producirse una caída consecutiva de dos trimestres. Sin embargo, este último escenario de recesión técnica no es improbable y, de hecho, se proyecta con una probabilidad de ocurrencia de entre el 35% y el 45% según precisaron las autoridades. 

Seguir Leyendo

Tendencias