Seguinos en redes

Estados Unidos

Legisladores del Estado de Michigan iniciaron un proceso de impeachment contra la gobernadora ultra-demócrata Gretchen Whitmer

La legislatura de Michigan se prepara para tratar un proceso de destitución de la gobernadora Gretchen Whitmer, principalmente por sus restricciones inconstitucionales, casos de corrupción y por arrogarse la suma del poder público durante la pandemia del COVID-19. 

Publicado

en

El pasado miércoles 18 de noviembre los legisladores del Estado de Michigan, Beau LaFave, Matt Maddock y Daire Rendon, introdujeron en la Legislatura estatal una resolución con cuatro artículos pidiendo iniciar el proceso de impeachment contra la Gobernadora del Estado, la ultra-demócrata Gretchen Whitmer. 

La principal razón que se enlistó es la constante violación constitucional contra los derechos civiles de los michiguenses, con la excusa de la pandemia por el COVID-19.

La Gobernadora, copiándose de los países del tercer mundo, ha estado aplicando durísimas restricciones durante los últimos meses, obligando a cerrar restaurantes, escuelas, universidades y limitando las reuniones sociales a una cantidad de cinco personas como máximo por vivienda.

Pero a diferencia de países como Argentina donde poca gente respeta la cuarentena y el Gobierno mucho no llega a hacer al respecto, Whitmer tomó una serie de medidas para asegurarse que la Policía aplique estos decretos con todo el peso del Estado: se hacen controles aleatorios de hogares, inspectores miran con binoculares al interior de las casas, y se le dio permiso a los policías para que hagan clausuras inmediatas a los locales.

La resolución N° 234 de los representantes de la Asamblea de Michigan, lista cuatro artículos por los que se somete a votación la destitución de Whitmer. 

Estos artículos son: 
  1. Faltar el respeto a la separación de poderes del Estado, salteándose al Poder Legislativo, ya que introdujo medidas que no fueron tratadas por dicho poder.
  2. Violar los derechos constitucionales de la gente del Estado de Michigan.
  3. Emitir ordenes ejecutivas contra los intereses de la población de Michigan y de las instituciones del mismo Estado. 
  4. Destinar recursos del Estado para recompensar a sus aliados políticos.

Ad

Los legisladores del condado de Kalkaska, ubicado al norte del Estado de Michigan, fueron los precursores de esta iniciativa, votando a favor de iniciar el proceso el pasado viernes 20 de noviembre y enviándolo para su tratamiento a la Legislatura estatal. 

Este proceso político no sólo representa una movida política audaz, sino también un hecho que puede servir como precedente para que otros legisladores republicanos combatan los excesos y violaciones constitucionales de las administraciones demócratas durante la pandemia.

A pesar de que los republicanos controlan la Legislatura de Michigan, buena parte de estos legisladores son miembros del establishment del Partido Republicano, que rechazan estas medidas “extremas” y detestan a los legisladores vinculados a Donald Trump. Es por esto que con un bloque republicano dividido, con legisladores que no apoyan la destitución a la Gobernadora, está en serias dudas que el impeachment pueda ser logrado. 

El comisionado del condado de Kalkaska, David Comai, se dirigió el otro día a estos republicanos anti-Trump, y les recordó que las ”ordenes ejecutivas inconstitucionales” emitidas por Gretchen Whitmer son culpables de la actual crisis económica que el condado atraviesa y que ellos tanto han criticado a lo largo del año.
Además, hay otra instancia donde este impeachment probablemente no pase. De acuerdo a la Constitución de Michigan, el Poder Legislativo del Estado puede destituir oficiales por acciones de corrupción mientras se encuentran en función por crímenes o delitos menores mediante el voto mayoritario, pero se requieren dos tercios del voto del Senado para ratificar esa destitución y condenar al oficial estatal.
Hoy en día, el Partido Demócrata es minoría en el Senado estatal pero posee un 42% de las bancas, por lo que su destitución es muy difícil, y que se alcancen los dos tercios necesarios para ratificar la remoción es casi una imposibilidad.
Sin embargo, cualquier proceso como este serviría para exponer a la Gobernadora a un escrutinio público, mientras también se enfrenta a múltiples denuncias por fraude electoral en la elección del 3 de noviembre y una demanda por coordinar un sistema de cómputo de votos fraudulento.

Ad

Desde el entorno de la gobernadora Whitmer se mostraron evasivos respecto a las acusaciones por corrupción y mal desempeño en el manejo de la situación por el coronavirus, así como también al proceso de destitución. 

La portavoz de Whitmer, Tiffany Brown, se encargó de transmitir un sentimiento de desconocimiento ante las causas y desestimó a quienes llevan a cabo el proceso, tratándolos de “peligrosos anti cuarentena”. 

El mal desempeño de la gobernadora izquierdista ha producido una gran crisis económica no solo en el condado de Kalkaska, sino en todo el Estado de Michigan, donde las ventas de electricidad cayeron un 3% en el tercer cuatrimestre del año, y las ventas industriales y comerciales se han reducido en un 4%. Números calamitosos para el Estado norteamericano.

No contenta con la crisis económica que se vive en el Estado, Whitmer también ha prohibido tajantemente las reuniones sociales y familiares para celebrar el Día de Acción de Gracias, lo que ha provocado una profunda crisis social en el Estado, con protestas y pedidos de renuncia por la ciudadanía.

Las acciones restrictivas y cuasi-dictatoriales de Whitmer tuvieron que ser frenadas por la Justicia semanas atrás, cuando la Corte Suprema del Estado de Michigan falló en su contra y estableció que algunas de las prohibiciones de la Gobernadora demócrata han sido inconstitucionales.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Se enfría la economía de Estados Unidos: cae la oferta laboral y aumenta la desocupación

Publicado

en

Tras la suba de la tasa de política monetaria, la economía más importante del mundo muestra cada vez más signos de agotamiento. El desempleo aumentó al 3,7% en agosto y la oferta laboral retrocedió al nivel más bajo desde el año 2021. 

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó su informe sobre la Encuesta de Ofertas de Trabajo y Rotación, y advirtió por una profunda desaceleración del mercado laboral, un sector que hasta ahora no había sufrido efectos significativos devenidos de la recesión. 

La oferta laboral de Estados Unidos cayó en 1,1 millones de puestos de trabajo al término del mes de agosto, totalizando así las 10,1 millones de plazas disponibles en ese mes. Es el resultado más bajo registrado desde el primer trimestre de 2021, y la caída mensual observada entre julio y agosto de 2022 fue la más violenta desde abril de 2020. 

Solamente en el sector industrial de comercio minorista el número de vacantes laborales disponibles cayó en 143.000 en agosto, los servicios sociales y de asistencia sanitaria eliminaron hasta 236.000 ofertas de trabajo, mientras que en otros servicios la caída mensual fue de 183.000 vacantes, entre los que se encuentra la actividad hotelera. 

La cantidad de despidos registrados aumentó a 1,5 millones en agosto, partiendo de 1,4 millones al término de julio. La mayor parte de los mismos se concentraron en el comercio minorista, servicios de alojamiento y alimentación, y servicios profesionales.

La tasa de desocupación subió al 3,7% en el mes de agosto, ligeramente por encima del 3,5% de julio y la cifra más elevada desde el pasado mes de febrero. Por otra parte, la tasa de empleo se mantuvo apostada en el 60,1% entre mayo y agosto

El dato efectivamente recabado para agosto superó las expectativas de los mercados, que esperaban un techo de 3,5% sobre la tasa de desempleo para el mes. Por su parte, la tasa de empleo no logró retornar al 61,2% de febrero de 2020.

La reducción de la brecha entre la cantidad de personas dispuestas a trabajar y la cantidad de vacantes disponibles supone una presión negativa para la evolución de los salarios, que ya acumulan una caída real del 4% desde que Joe Biden se hizo cargo de la presidencia en enero de 2021. 

La desaceleración laboral responde a la fuerte corrección de tasas impulsada por la Reserva Federal de Jerome Powell. La tasa de política monetaria aumentó al umbral de entre 3% y 3,25% nominal anual a partir del 23 de septiembre, y los mercados anticipan que superará el 4% para fin de año. 

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Trump demanda a la CNN por difamación y busca un resarcimiento de más de 400 millones de dólares

Publicado

en

La demanda, que forma parte de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas, pone el foco en las repetidas ocasiones en las que el pasquín demócrata utiliza el nazismo para comparar a Trump.

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, presentó hoy por la mañana una demanda en los tribunales de Florida por difamación contra la cadena demócrata de noticias CNN y busca un resarcimiento de más de 475 millones de dólares en daños punitivos, además de una disculpa pública. 

El escrito presentado destaca las diferentes veces en la que la cadena demócrata difamó al expresidente y su familia solo con la intención de dañarlo, un método que la misma continúa utilizando activamente para intentar que el empresario republicano no se presente por segunda vez como candidato en las elecciones de 2024.

“La campaña de disuasión de CNN en forma de difamación y calumnias contra el demandante solo se ha intensificado en los últimos meses ya que CNN teme que el demandante se postule para presidente en 2024”, alega una parte del documento legal. 

Durante los últimos 6 años, la cadena televisiva ha calumniado a Trump acusándolo de ser el líder de un culto, un lacayo de Rusia, un ídolo para los supremacistas blancos y un racista, entre otras palabras injuriosas y maliciosas que la cadena ha utilizado sin que la prensa salga en defensa del expresidente.

La demanda resalta especialmente una captura televisiva de enero del 2022 en donde CNN utiliza lemas del nazismo y fotos del dictador alemán Adolf Hitler para compararlos con un discurso que Trump había dado denunciando el fraude electoral.

En total, fueron unas 7700 veces las que la cadena demócrata utilizó el término “La gran mentira”, una expresión alemana acuñada por Hitler, para referirse a las denuncias de fraude presentadas por el equipo de Trump.

“La asociación altamente difamatoria y persistente que CNN hizo de Trump con Hitler no es algo accidental. Es un ‘reportaje’ malicioso destinado a alimentar una narrativa y lograr el fin deseado: hacer que los espectadores asocien al demandante con lo más bajo de lo bajo, le teman, no voten por él y apoyen campañas en su contra”, dice la denuncia.

Por esta razón, Trump pretende un total de 75.000 dólares en daños compensatorios y más de 400 millones en daños punitivos, además de que las costas legales estén a cargo de la cadena demócrata.

De acuerdo al equipo legal del republicano, que se ha visto envuelto en varios litigios para defender el honor del exmandatario en los últimos meses, la demanda contra CNN es solo la primera de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas que calumniaron a su cliente a lo largo de los años.

En su cuenta de Truth Social, el exmandatario anunció la presentación de la demanda: “hoy se presentó una demanda contra CNN, la alguna vez prestigioso canal de noticias que se ha convertido en un proveedor de desinformación, difamación y noticias falsas, a un nivel que el público estadounidense, y de hecho el mundo, ni siquiera creerá que es posible”.

“Durante años he visto que esto sucedía, a menudo con incredulidad, pero finalmente ha llegado el momento de responsabilizar y legalmente a CNN por su engaño deliberado y sus declaraciones difamatorias sobre mí”, agregó Trump cerrando su comunicado.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Fin de la odisea: Elon Musk aceptó comprar Twitter por US$ 44.000 millones y la acción se disparó un 22%

Publicado

en

El próximo 17 de octubre comenzaría el juicio de Twitter a Musk para forzarlo a comprar la compañía. Los grandes accionistas de la empresa pasaron de rechazar la compra a pedir por favor que ocurriera.

El hombre más rico del mundo, Elon Musk, renovó este martes su propuesta para comprar la red social Twitter al precio de oferta original de 54,20 dolares por acción, equivalente a unos US$ 44.000 millones de dólares.

Esta decisión evita que se inicie un juicio producto de una demanda de los directores de la empresa, que denunciaron a Elon Musk que no podía no ejercer la opción de compra después de haber presentado la oferta en abril.

El CEO de Tesla y SpaceX había frenado la adquisición de Twitter cuando su equipo técnico descubrió que mucho más del 5% de los usuarios son bots, cuentas generadas automáticamente para elevar financieramente las cuentas de la empresa. Elon Musk argumentó que por lo menos el 15% de las cuentas son bots, tres veces más de lo que admite Twitter.

Musk no había retirado la oferta, solo la había suspendido hasta que “Twitter pudiera demostrar fehacientemente que solo el 5% de sus usuarios son robots”. Sin embargo, la empresa lo denunció diciendo que ya lo habían demostrado y que debía ejercer la opción de compra.

En un principio, la Junta de Directores de Twitter había resistido la compra, pero luego de que Elon amenazara con retirarla, decidieron hacerle juicio y obligarlo a que la compre. Una situación sin precedentes.

Las acciones de Twitter habían alcanzado un pico de 48,2 dólares en abril cuando Elon Musk hizo la oferta original. Sin embargo, durante los idas y vueltas, la acción volvió a caer a hasta un mínimo de 36,8 dólares. Pero este martes, tras el anuncio, las acciones volaron por los aires. Cerraron la jornada de hoy con una suba del 22,2%, a 52 dólares.

Durante las discusiones legales, el pasado 13 de septiembre, los accionistas de Twitter votaron para aceptar la oferta de compra tal como la presentó Musk en abril, a pesar de que el magnate en ese momento estaba intentando retirar la oferta. El 98,6% de los votos emitidos apoyó la compra.

Algunos creen que Elon Musk quería retirarse de la compra debido a que la oferta inicial fue extremadamente elevada para el verdadero valor de la compañía, que sin el poder de censura que actualmente ejerce en la política perdería gran parte del interés de sus clientes.

Pero otros, especialmente allegadas al propio empresario, aseguran que inicialmente la oferta fue muy resistido por los accionistas, especialmente grandes conglomerados como BlackRock o Vanguard, fuertemente alineados al Partido Demócrata, y que de esta manera terminó forzándolos a que lo obliguen a hacer la compra.

Seguir Leyendo

Tendencias