Conecte con nosotros

Estados Unidos

Punto por punto, el plan de Trump para reabrir Estados Unidos

La Casa Blanca publicó una guía detallada para que los estados puedan definir su proceso de reapertura económica, en base a resultados y en 3 frases escalonadas. La difícil tarea de “abrir nuevamente los Estados Unidos”.

Publicado

en

La pandemia de COVID-19 que azota al mundo no sólo debe ser analizada desde el punto de vista sanitario, sino también y, quizá más importante aún, el económico
El impacto de las prolongadas cuarentenas en cada país ha sido devastador, generando históricas caídas en las bolsas y un incremento en el desempleo sin precedentes. Particularmente, en los Estados Unidos, esta crisis ha logrado deshacer muchos de los logros de la gestión del Presidente, Donald Trump, en materia económica, incluyendo un índice de desempleo históricamente bajo y valores récord en las bolsas norteamericanas.
Para aplacar los efectos de la crisis, el gobierno de Trump propuso un plan de rescate y estímulo de 2,2 billones de dólares, que fue aprobado por el Congreso y se encuentra actualmente en ejecución. Pero no es la intención del mandatario estadounidense sostener la economía de su país en base a rescates estatales y, tanto él como su equipo económico, tienen claro que la solución comenzará a verse cuando finalicen las cuarentenas y el país vuelva a operar comercialmente.
Es por eso que, el pasado jueves 16 de abril, Trump presentó junto a su vicepresidente, Mike Pence, y a miembros de la Comisión Especial de la Casa Blanca sobre el Coronavirus, el plan para volver al trabajo, titulado “Opening Up America Again”, o “Abriendo Nuevamente a los Estados Unidos”, elaborado por dicha Comisión Especial en conjunto con el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. 

Ad

Este plan no solo pone sobre la mesa la prioridad de retomar las actividades normales que componen la principal economía del mundo lo antes posible, si no que resuelve una cuestión que había generado muchas discusiones en el nivel federal: la autonomía de los estados. 

Trump había considerado una estrategia unificada a nivel nacional para reabrir el país, pero había recibido críticas de gobernadores que buscaban asegurarse el legítimo derecho de tomar sus propias decisiones sobre sus propios estados, uno de los principales sostenes del federalismo estadounidense desde el fin de la Guerra Civil en 1865. 
En respuesta, Trump afirmó su autoridad para proceder unilateralmente en casos de emergencia y de crisis nacional (como, por ejemplo, en una guerra), pero finalmente decidió ceder a cada gobernador la ejecución de la reapertura económica en su propio estado.
En consecuencia, el plan presentado no es un conjunto de órdenes o medidas federales impuestas desde la presidencia hacia los gobernadores; en cambio, el plan está formulado como una guía de criterios y pasos a seguir, dispuestos a lo largo de 3 fases, que trazan un camino desde la situación actual de cada estado hasta su reapertura completa. 
El avance (o retroceso) entre fases estará basado en los resultados observados en base a ciertos “criterios de entrada” que la misma guía define.
Según la Casa Blanca, los beneficios de este diseño basado en fases incluyen: la capacidad de responder a la información actualizada diariamente sobre los casos de coronavirus, un reducido riesgo de rebrotes y un enfoque en proteger a los grupos de riesgo y aquellos determinados como “vulnerables”. Entiéndase por vulnerables a las personas pertenecientes a los grupos de riesgo, es decir, aquellas de avanzada edad, o que cuenten con condiciones médicas severas pre-existentes, principalmente de índole respiratoria e inmunológica.

Ad

A continuación, el detalle punto a punto del plan de Trump para “abrir nuevamente los Estados Unidos” en el futuro inmediato:

Criterios: ¿quiénes pueden reabrir su economía?

El inicio del plan determina, ante todo, los “criterios de entrada” que los estados deben utilizar para determinar si pueden comenzar su reapertura. 
Estos criterios están agrupados en 3 grandes grupos: síntomas, casos y hospitales. Aunque cada estado tiene la potestad de ajustar las mediciones según su circunstancia local, la guía presentada por Trump y Pence propone que sólo los estados que cumplan los criterios a continuación comiencen a reabrir sus economías:
  • Sobre los síntomas, la guía recomienda que un estado que se disponga a reabrir debe presentar una trayectoria descendiente de enfermedades similares a gripe (“influenza-like illnesses”) y de cualquier otro diagnóstico similar al COVID-19 en los últimos 14 días.
  • Similarmente y en ese mismo período de tiempo, debe presentar una trayectoria descendiente de casos confirmados de coronavirus, así como también del porcentaje de tests realizados que resultan positivos, más allá de que la cantidad de tests aumente o se mantenga estable.
  • Finalmente, sobre los hospitales, la guía indica que sólo pueden comenzar a reabrir los estados cuya capacidad hospitalaria permita que todos los pacientes sean tratados mediante la infraestructura tradicional, sin “cuidados de crisis” como puedan ser carpas ambulatorias u hospitales temporales. Y sobre el testeo de casos, la guía exige un “robusto programa de testeo” para los especialistas de salud en mayor riesgo.

Ad

Preparación: ¿Qué se necesita para reabrir la economía?

El segundo punto del plan para reabrir los Estados Unidos plantea los requisitos logísticos y de infraestructura que los estados deben asegurarse de tener a disposición antes de decidir emprender una reapertura de sus economías. Estos requisitos también están agrupados en 3 secciones: testeo y seguimiento de contactos, capacidad del sistema de salud, y planificación.
  • Respecto al testeo de casos y el seguimiento del contacto de las personas afectadas, la guía federal establece que un estado dispuesto a reabrir debe contar con la habilidad de organizar de forma segura y eficiente sitios dedicados al testeo para casos sintomáticos, incluyendo un seguimiento de los contactos de dichos individuos. De la misma forma, sobre los casos asintomáticos, deben contar con la capacidad de detectarlos de manera temprana, particularmente en la población vulnerable.
  • En lo que corresponde a la capacidad del sistema de salud de cada estado dispuesto a reabrir, se recomienda que cuenten con suficiente equipamiento protector (máscaras, barbijos, batas médicas, guantes, etc.) y el equipamiento médico necesario para el tratamiento de los pacientes, incluyendo camas y respiradores. Asimismo, deben contar con la capacidad de aumentar su oferta de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) si la circunstancia lo requiriese.
  • Y finalmente, en lo que corresponde a planificación, se requiere que los estados candidatos a la reapertura comprendan y prevean la necesidad de proteger a los trabajadores de las industrias clave, las primeras que buscarán reabrir. Asimismo, deben velar por la salud de los trabajadores de mayor riesgo, incluyendo los de salud y los de cuidado de ancianos. Otros grupos a tener en cuenta son los empleados y usuarios de los sistemas de transporte masivo (buses, trenes, subterráneos.) Para todos estos grupos, y para todos los demás trabajadores, deben preverse lineamientos de distanciamiento social y de cobertura facial mediante barbijos o máscaras.
Los planes de cada estado ante una reapertura de su economía deben también prever la posibilidad no solo de avanzar de una fase a otra, sino de retroceder de una fase hacia otra, si la situación así lo requiriese. 

Ad

Fases: ¿Cómo reabrir la economía?

El plan para volver a abrir la economía de los EE.UU. prevé 3 fases principales de evolución en el proceso de devolverle la normalidad a las distintas industrias y actividades sociales afectadas. La guía propone lineamientos generales que deben ser respetados a lo largo de las 3 fases, pero también plantea lineamientos específicos para cada fase, orientados a 3 grupos: individuos, empleadores en general, y empleadores de actividades específicas.
Los lineamientos generales que deben ser respetados a lo largo de todo el proceso de reapertura tienen como base principal la importancia de las indicaciones a nivel nacional (via el CDC), estatal y local respecto a salud pública en esta pandemia, “particularmente respecto a coberturas faciales.” 
Además, para los individuos, el plan de reapertura diseñado por los expertos médicos de la Casa Blanca y el CDC recalca la importancia de la buena higiene, incluyendo el lavado de manos con agua y jabón, o en su defecto alcohol desinfectante. 
También recomienda “desinfectar frecuentemente” los objetos y las superficies más utilizadas. Otra recomendación es la de evitar tocarse la cara, y asegurarse de contener los estornudos en pañuelos, servilletas o el codo propio. Y aunque no plantea la obligatoriedad del uso de máscaras o barbijos en la vía pública, sí recomienda “considerar seriamente” utilizarlas, especialmente en medios de transporte masivos. 
Otro importante punto que destaca la guía es que, sin importar la fase en la que se encuentre cada estado, todos aquellos que se sientan enfermos deben quedarse en casa, evitar ir al trabajo o a la escuela, contactar a su proveedor médico de confianza y seguir sus instrucciones.
La guía insta a los empleadores a implementar políticas dentro de sus ambientes laborales que tengan en cuenta puntos clave como el distanciamiento social, el equipamiento protector (barbijos, máscaras, guantes), higiene adecuada, y desinfección frecuente de áreas comunes o de uso frecuente. 
También recomienda prever la toma frecuente de temperatura de los empleados y el monitoreo constante de síntomas, y emplear precaución a la hora de organizar viajes laborales de cualquier tipo. Y en el caso de la detección de un caso positivo de COVID-19, se urge a los empleadores contar con un sistema de rastreo de los contactos de la persona infectada en el ambiente laboral.

Ad

A continuación se detallan los lineamientos específicos para cada una de las 3 fases principales de la reapertura económica:

Fase 1

Aquellos estados que cumplan con los criterios de entrada detallados anteriormente, pueden implementar los lineamientos de la fase 1.
Para los individuos, esta fase prevé que aquellos determinados “vulnerables” continúen en cuarentena en sus casas o donde se encuentren, y recomienda a los familiares de dichos individuos tomar las precauciones necesarias para evitar contagiarlos. 
Para aquellos que retomen sus actividades, tanto laborales como sociales, se recomienda maximizar la distancia física entre personas, y evitar conglomeraciones de más de 10 personas donde no pueda ser practicada la distancia social mínima, excepto que se prevean precauciones específicas al respecto. Asimismo, se sugiere evitar todos los viajes no esenciales.
Para los empleadores en general, esta fase prevé continuar priorizando el “teletrabajo” o trabajo a distancia, siempre que fuera posible. Sin embargo, también se prevé la posibilidad de comenzar a regresar a los puestos de trabajo, de forma ordenada
Se recomienda cerrar todo tipo de áreas comunes y continuar implementando el distanciamiento social dentro de los espacios de trabajo, y minimizar todos los viajes no esenciales. En el caso de que un empleado pertenezca al grupo de riesgo, y el mismo se presente a trabajar, la guía sugiere disponer de espacios especiales para él o ella.
Para los empleadores de actividades específicas, esta fase incluye los siguientes lineamientos:
  • Las escuelas y otras actividades infantiles o juveniles deben permanecer cerradas.
  • Los hogares de ancianos y hospitales deben continuar prohibiendo las visitas, y aquellos que trabajen en dichos ambientes deben continuar adhiriendo a los lineamientos generales respecto a la prevención e higiene.
  • Los grandes establecimientos como restaurantes, cines, estadios deportivos y lugares de culto pueden comenzar a operar bajo reglas estrictas de distanciamiento social e higiene.
  • Las cirugías electivas pueden resumir para los pacientes ambulatorios según sea “clínicamente apropiado.”
  • Los gimnasios pueden abrir bajo reglas estrictas de distanciamiento social e higiene.
  • Los bares deben permanecer cerrados.

Fase 2

Aquellos estados que, tras la fase 1, no vean evidencias de un rebote en los casos y que, tras un determinado período de tiempo, vuelvan a satisfacer los criterios de entrada, pueden comenzar a implementar los lineamientos de la fase 2.
Para los individuos, esta fase prevé que los considerados “vulnerables” continúen sin salir de sus casas, y recomienda las mismas precauciones que en la fase 1 para aquellos con individuos vulnerables en sus familias. Para el resto de la población, se plantea ampliar a 50 el número de personas máximas para un contexto laboral o social, respetando la mayor distancia que sea practicable de forma realista. Asimismo, esta fase plantea que puedan resumirse los viajes no esenciales.
Para los empleadores en general, se recomienda en esta fase continuar enfatizando el trabajo a distancia donde sea posible, pero continuar regresando a los lugares de trabajo en forma ordenada, respetando los lineamientos generales respecto a distancia e higiene. El resto de los lineamientos de la fase 1 continúan en pie.
Para los empleadores de actividades específicas, se sugieren los siguientes lineamientos:
  • Las escuelas y otras actividades infantiles o juveniles pueden comenzar a reabrir.
  • Los hogares de ancianos y hospitales deben continuar prohibiendo las visitas, respetando los mismos lineamientos que en la fase 1.
  • Los grandes establecimientos como restaurantes, cines, estadios deportivos y lugares de culto pueden relajar moderadamente sus reglas de distanciamiento e higiene.
  • Las cirugías electivas pueden resumir para tanto pacientes ambulatorios como internados.
  • Los gimnasios pueden relajar moderadamente sus reglas de distanciamiento e higiene.
  • Los bares pueden comenzar a operar, con capacidad reducida para clientes de a pie en los casos donde aplique.

Fase 3

Aquellos estados que tras la fase 2 no vean evidencias de un rebote y que satisfagan los criterios de entrada una tercera vez, pueden comenzar a implementar los lineamientos de la tercera y última fase.
Para los individuos, esta fase prevé que aquellos considerados vulnerables vuelvan a las actividades públicas, practicando inicialmente los lineamientos generales de distanciamiento social e higiene. El resto de la población puede retomar las actividades de forma normal, intentando minimizar las interacciones que involucren a un número elevado de personas en un espacio reducido.
Para los empleadores en general, esta frase prevé que los lugares de trabajo puedan volver a ser ocupados en su totalidad, respetando los lineamientos generales de distancia e higiene.
Para los empleadores de actividades específicas, se proponen los siguientes lineamientos en esta fase final:
  • Los hogares de ancianos y hospitales pueden volver a permitir las visitas. Se recomienda que aquellos que realicen esas visitas continúen observando estándares elevados de higiene.
  • Los grandes establecimientos como restaurantes, cines, estadios deportivos y lugares de culto pueden operar con las reglas tradicionales de distanciamiento e higiene.
  • Los gimnasios pueden operar con sus reglas tradicionales de distanciamiento e higiene.
  • Los bares pueden aumentar su capacidad para clientes de a pie en los casos donde aplique.

Ad

Tras el cumplimiento de las 3 fases, el siguiente paso es el regreso a la normalidad. A través de este enfoque escalonado y basado en resultados, el gobierno de Donald Trump plantea lograr el preciado equilibrio entre salud y economía que tanta discusión ha generado últimamente en torno a esta pandemia.
Sin embargo, como se detalló al inicio de esta nota, la puesta en escena de este plan no depende de la administración federal liderada por Trump, sino de cada estado. Restará por verse cuáles serán los estados que tomarán la iniciativa y comenzarán su proceso de reapertura. 
Sin dudas, una ejecución exitosa de este plan en los primeros estados que lo implementen generará un importante incentivo para imitar este accionar en otros estados. 
El presidente Trump dirigió múltiples mensajes en Twitter a los estados que su gobierno considera más aptos para comenzar su reapertura, Minnesota, Michigan y Virginia, bajo la consigna de su “liberación.”
De la misma manera, pero a escala global, el potencial éxito de esta forma de encarar la pandemia por parte de los Estados Unidos podría generar una decisión de imitar la decisión de Trump en muchos otros países del mundo, especialmente aquellos cuya economía no puede continuar sobreviviendo bajo la premisa de “cuarentenas permanentes.” En esa situación, hasta los gobiernos menos afines a Trump, entre ellos el de Nicolás Maduro en Venezuela y el de Alberto Fernández en Argentina, no tendrían otra opción que seguir los pasos del presidente norteamericano, ante su incapacidad propia para solucionar esta crisis.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Biden le pidió al presidente afgano que mintiera ante la prensa en la última llamada antes de la toma de poder talibán

Publicado

en

En una filtración de una llamada entre Biden y Ghani, el estadounidense le pidió al afgano que cambiara la percepción de lo que estaba ocurriendo en el país y ocultara la inminente victoria de los terroristas talibanes.

El medio Reuters reveló una transcripción de una llamada del presidente Joe Biden al ahora ex presidente afgano Ashraf Ghani, del pasado 23 de julio, tres semanas antes de que los talibanes tomaran el poder.

En la llamada, Biden le pedía a Ghani que mintiera ante la prensa internacional y que dijera que la situación estaba controlada. “Biden presionó a Ghani para crear la percepción de que los talibanes no estaban ganando, aunque sea mentira”, reportó Reuters.

Los hombres hablaron durante aproximadamente 14 minutos, en los que Ghani le explicó que la situación era terminal. Le informó que Pakistán estaba intercediendo en favor de los talibanes y que la pelea en el interior del país era básicamente una guerra entre el Ejército afgano y unidades especiales paquistaníes, no talibanes locales.

En la llamada también le asegura que la asistencia aérea de Estados Unidos había estado decreciendo desde que él llegó a la Casa Blanca, y le recuerda que la paga a los soldados afganos no se aumentaba hace una década, lo cual estaba llevando a defecciones masivas al Talibán.

La llamada, que fue la última vez que hablaron ambos mandatarios, ocurrió 22 días antes del 15 de agosto, cuando Ghani huyó del palacio presidencial y los talibanes entraron en Kabul. Desde entonces, decenas de miles de afganos desesperados han huido del país y 13 soldados estadounidenses además decenas de civiles afganos murieron en un atentado suicida en el aeropuerto de Kabul durante la frenética evacuación militar estadounidense, que dejó a miles de norteamericanos varados en el nuevo Emirato.

Las cosas que dijo Biden en la llamada constituyen claramente el delito de abuso de poder. Esta semana, los republicanos presentaron artículos de impeachment contra el máximo mandatario, pero es altamente probable que este juicio político no pasará ni siquiera la votación en comisión, donde los demócratas tienen amplia mayoría.

Cabe recordar que el primer impeachment de Trump bajo la misma excusa: una llamada del mandatario republicano con el presidente de Ucrania, donde, según los demócratas, cometió abuso de poder al pedirle que investigara al hijo de Joe Biden por sus crimenes en el país, en plena campaña.

Si bien el impeachment prosperó en la Cámara de Diputados, la transcripción de la llamada de Trump con Volodímir Zelenski fue publicada y se demostró que el presidente republicano no había pedido nada de lo que se lo acusaba, y finalmente fue absuelto en el Senado.

La última visita de Ghani a Washington D.C.

Trancripto de la llamada Joe Biden – Ashraf Ghani

La transcripción fue filtrada por los periodistas de Reuters, Aram Roston y Nandita Bose, ambos militantes demócratas.

BIDEN: Señor presidente. Joe Biden.

GHANI: Por supuesto, señor presidente, es un placer escuchar su voz.

BIDEN: Sabes, llego un momento tarde. Pero lo digo en serio. Oye, mira, quiero dejar en claro que no soy un militar más que tú, pero me he estado reuniendo con nuestra gente del Pentágono y nuestra gente de seguridad nacional, como tú lo has hecho con el nuestro y el tuyo, y como sabes. y no necesito decirles que la percepción alrededor del mundo y en partes de Afganistán, creo, es que las cosas no van bien en términos de la lucha contra los talibanes.

Y hay una necesidad, sea cierto o no, hay una necesidad de proyectar una imagen diferente.

– Silencio –

BIDEN: Si autorizás a Bismillah [el ministro de Defensa afgano] para que ejecute una estrategia centrada en partes clave de los centros de población, y yo no soy un militar, por lo que no te voy a decir cómo debería ser exactamente ese plan, vas a recibir no solo más ayuda, sino que vas a tener una percepción que va a cambiar en términos de cómo, um… nuestros aliados y gente aquí en los Estados Unidos y otros lugares piensan que estás haciendo.

Claramente tenés el mejor Ejército, tenés 300.000 soldados bien armados contra 70 u 80.000 y claramente son capaces de luchar bien, continuaremos brindando apoyo aéreo cercano, si sabemos cuál es el plan y lo que estamos haciendo. Y hasta finales de agosto, y quién sabe qué después de eso.

También continuaremos asegurándonos de que su fuerza aérea sea capaz de continuar volando y brindar apoyo aéreo. Además de eso, vamos a seguir luchando duro, diplomática, política y económicamente, para asegurarnos de que su gobierno no solo sobreviva, sino que se sostenga y crezca porque claramente redunda en el interés del pueblo de Afganistán, que tenga éxito y usted lidera. Y aunque sé que, por un lado, es presuntuoso por mi parte decirte esas cosas tan directamente, te conozco desde hace mucho tiempo, te encuentro un hombre brillante y honorable.

Pero realmente creo, no sé si estás consciente, hasta qué punto la percepción en todo el mundo es que esto parece una propuesta perdedora, pero no lo es, no es que necesariamente sea eso, pero lo que les estoy pidiendo es que consideren reunir a todos, desde el [ex vicepresidente Abdul Rashid] Dostum hasta el [ex presidente Hamid] Karzai, y en el medio, si se quedan ahí y dicen que respaldan la estrategia que usted elaboró, y poner un guerrero a cargo, conoces a un militar, [el ministro de Defensa Bismillah] Khan a cargo de ejecutar esa estrategia, y eso cambiará la percepción, y eso cambiará muchísimo, creo.

– Silencio –

GHANI: Señor Presidente, nos enfrentamos a una invasión a gran escala, compuesta por los talibanes, la planificación y el apoyo logístico totales de Pakistán, y al menos 10 o 15.000 terroristas internacionales, predominantemente paquistaníes arrojados a esto, por lo que esa dimensión debe tenerse en cuenta también.

En segundo lugar, lo que es crucial es el apoyo aéreo cercano, y si pudiera hacer una solicitud, usted ha sido muy generoso, si su asistencia, en particular a nuestra fuerza aérea, se carga al frente, porque lo que necesitamos en este momento, y es muy importante, es la dependencia en gran medida del poder aéreo, y hemos priorizado que, si pudiera ser de carga frontal, lo apreciaremos enormemente.

Y tercero, en cuanto al procedimiento para el resto de la asistencia, por ejemplo, la paga militar no se incrementa durante más de una década. Necesitamos hacer algunos gestos para reunir a todos, de modo que si pudieran asignar al asesor de seguridad nacional o al Pentágono, a cualquiera que desee, trabaje con nosotros en los detalles, por lo que nuestras expectativas en particular con respecto a su apoyo aéreo cercano. Hay acuerdos con los talibanes de los que nosotros [o “usted” esto no está claro] no conocemos previamente, y debido a que su fuerza aérea fue extremadamente cautelosa al atacarlos.

Y el último punto, acabo de hablar de nuevo con el Dr. Abdullah, él fue hoy a negociar con los talibanes, los talibanes no mostraron ninguna inclinación. Solo podremos llegar a la paz si reequilibramos la situación militar.

Biden interrumpe pero rápidamente se calla cuando escucha que Ghani no ha terminado de hablar

GHANI: Y puedo asegurarles que he estado en cuatro de nuestras ciudades clave, viajo constantemente con el vicepresidente y otros, podemos dar pelea, pero necesitamos más ayuda. Su garantía de apoyo es muy importante para permitirnos movilizarnos realmente en serio.

La resistencia urbana, señor presidente, ha sido extraordinaria, hay ciudades que han asediado por 55 días y que no se han rendido. Una vez más, les agradezco y siempre estoy a solo una llamada de distancia. Esto es lo que un amigo le dice a un amigo, así que por favor no sienta que me está imponiendo.

BIDEN: No, bueno, mira, yo, gracias. Mire, el apoyo aéreo cercano funciona solo si hay una estrategia militar en tierra para apoyar. Podemos revisar el acuerdo de cooperación pero necesitamos cambiar la percepción de la situación en Afganistán.

Los mandatarios hablaron unos minutos más pero no quedaron transcripciones del resto de la conversación.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Los Ángeles anuncia el pasaporte de vacunación un día después que el gobernador demócrata sobreviva la elección

Publicado

en

Rompiendo una promesa de campaña en tan solo 24 horas, las autoridades demócratas del condado de Los Ángeles anuncia un Pase Covid para salir a la calle.

A pesar de que el Partido Demócrata había prometido en la campaña de la elección de revocatoria que no promovería el pasaporte de vacunación en el Estado, este jueves el condado de Los Ángeles emitió una orden de salud que requerirá que los residentes muestren prueba de la vacunación Covid-19 en bares, bodegas, cervecerías, clubes nocturnos y cines bajo techo a partir de octubre, según la directora de salud del condado, la Dr. Barbara Ferrer.

Los funcionarios hicieron el anuncio un día después de que el gobernador de California, Gavin Newsom, sobreviviera a las elecciones revocatorias en su contra, rompiendo su promesa de campaña en tiempo récord.

Se requerirá que los usuarios y empleados tengan al menos una dosis de la vacuna antes del 7 de octubre y su segunda dosis antes del 4 de noviembre.

En California, los patrocinadores de eventos bajo techo con más de 1.000 asistentes ya debían mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa. La nueva orden sanitaria también se aplicará a los eventos al aire libre.

Todos los participantes, incluidos los empleados, de grandes eventos al aire libre con multitudes de más de 10.000 personas deberán mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa dentro de las 72 horas. El requisito también se aplicará a los parques temáticos como Disney.

Los legisladores demócratas de California archivaron los proyectos de ley que emitían más restricciones de Covid-19 días antes de la elección revocatoria, para demostrar que ellos no estaban a favor de restringir las libertades de los californianos. Sin embargo, la legislatura ha indicado luego de ganar que es probable que vuelva a examinar esos proyectos de ley en enero de 2022.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

SpaceX realiza la primera misión espacial con civiles y la cápsula ya orbita la Tierra

Publicado

en

La empresa de Elon Musk vuelve a ponerse al frente del sector con un viaje de cuatro tripulantes, lanzada desde Cabo Cañaveral, que logró separarse con éxito del cohete y ya puso a 4 civiles en el lugar más lejos de la Tierra de la historia.

La segunda etapa del cohete Falcon 9 de SpaceX se separó como estaba previsto unos 12 minutos después del despegue, dejando la cápsula Dragon con cuatro turistas espaciales a bordo orbitando la Tierra, anunció la compañía de Elon Musk.

Una primera etapa arrancó primero la nave de la gravedad terrestre, antes de separarse y volver sana y salva a un navío en el mar para su reutilización. La segunda etapa terminó de impulsar la cápsula hasta la órbita, donde por primera vez en la historia cuatro novatos fueron enviados sin ningún astronauta profesional a bordo.

Está previsto que la misión Inspiration4 dure tres días y viaje más allá de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Se trata de la primera misión espacial compuesta completamente por civiles, sin astronautas profesionales, que despegó este miércoles desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida).

El histórico lanzamiento de la misión ocurrió a las 20.02 horas del miércoles (00.02 GMT del jueves 16 de septiembre), como estaba previsto.

En medio de gritos y aplausos desde el centro de control se cumplieron todas las etapas del lanzamiento de la misión, gracias a unas condiciones meteorológicas favorables.

¿Quiénes son los cuatro tripulantes?

Esta vez los tripulantes no son astronautas ni gente que haya sido entrenada para manipular una nave espacial, si no civiles con mucho dinero que pagaron para vivir esta experiencia. Uno de ellos es el multimillonario Jared Isaacman, el dueño de Draken y Shift4, quien pagó más de 200 millones de dólares por estar en este vuelo.

El resto de los tripulantes son el ingeniero aeronáutico Chris Sembroski, quien ganó un sorteo para participar del viaje, la asistente médica Hayley Arceneaux, sobreviviente de cáncer que fue donada el lugar en el Dragon, y la científica, piloto y educadora Sian Proctor, quien también ganó un sorteo para estar allí.

Los cuatro civiles, que recibieron entrenamiento durante seis meses sobre maniobras en gravedad cero, entre otras materias, surcarán la Tierra a una velocidad de unos 28.160 kilómetros por hora y darán una vuelta a este planeta cada 90 minutos.

Alcanzarán un altura de unos 575 kilómetros de la Tierra, unos 160 kilómetros más que la Estación Espacial Internacional (EEI), “más lejos que cualquier otro vuelo espacial humano desde las misiones del Hubble”, según SpaceX.

También es una distancia superior a la de los viajes suborbitales que realizaron este año los millonarios Jeff Bezos y Richard Branson a bordo de sendas naves de sus respectivas compañías espaciales privadas, dejando nuevamente a SpaceX como líder en el sector y pionero de los viajes espaciales civiles.

Seguir Leyendo

Trending