Conecte con nosotros

Estados Unidos

“Super-Martes”, uno por uno, los estados que van a elecciones primarias

Este martes se disputa en elecciones primarias un tercio de los delegados nacionales que elegirán al candidato del Partido Demócrata. Bernie Sanders, favorito. Joe Biden, el candidato moderado que quiere unificar al partido.

Publicado

en

Este martes 3 de Febrero se llevarán a cabo en los Estados Unidos las elecciones correspondientes al “Super Martes” en la primaria del Partido Demócrata, y de igual manera en la del Partido Republicano, donde el Presidente Donald Trump ganará todos los estados por amplio margen, ya que no tienen oponentes serios y en todos los estados tiene alrededor del 90% de intención de voto entre republicanos.

En cambio, en el partido opositor, rige más que nunca la disputa entre los principales candidatos: el senador socialista por Vermont, Bernie Sanders, el ex-vicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, y el magnate ex-gobernador de New York, Michael Bloomberg, seguidos por la persistente senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren. Sin chances, compite también la diputada por Hawaii, Tulsi Gabbard.

Tras la contundente victoria de Biden en South Carolina, 3 de sus principales rivales por el voto demócrata “moderado” abandonaron la carrera: el billonario de California, Tom Steyer, la senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, y el ex-alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg. Los últimos 2 apoyaron abiertamente a Biden en las últimas 24 horas, consolidándolo como el candidato único del establishment partidario para detener al radical Sanders.

Sin embargo, esta jugada puede haberse realizado demasiado tarde, ya que los principales estados ya han recibido una gran proporción de sus votos a través del “early voting”, o voto temprano por vía postal. Los votos ya emitidos por esa vía, no pueden ser cambiados ni retractados — por lo tanto, todo voto temprano emitido por Buttigieg, Klobuchar o Steyer, no podrá ser capitalizado por Biden. Quedará por verse cuál será el impacto de esta realidad en los resultados finales.

A continuación analizaremos las 16 elecciones (14 estados y 2 territorios) que se disputarán en este “Super Martes”, y el panorama en cada una de ellas:


California: 415 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 53.1%, Bernie Sanders 46.0%

Probable ganador: Bernie Sanders

En el estado más rico del país, a su vez el más progresista, lidera cómodamente las encuestas Bernie Sanders, con un 34.7% sobre su rival más cercano, Joe Biden, con 18.0%. Los sigue Warren con 15.3%, y luego Bloomberg con 13.0%. Al fondo, Gabbard con 1.7%.

Incluso sumando la totalidad de la intención de voto de Buttigieg (7.7%), Klobuchar (4.7%) y Steyer (2.7%), Biden no lograría derrotar a Sanders, pero sumar estos votos será crucial para reducir la brecha, y principalmente, obtener más delegados nacionales. Sin embargo, en el estado más de izquierda del país, esta drástica reducción de candidatos puede darle un empujón inesperado a Sanders que le otorgue más delegados de los esperados por una simple cuestión aritmética.


Texas: 228 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 65.2%, Bernie Sanders 33.2%

Probable ganador: Joe Biden

Las encuestas previas en el Lone Star State indicarían una decente victoria de Sanders (30.3%) por sobre Biden (24.3%), con Bloomberg (16.7%) y Warren (14.7%) detrás, y Gabbard debajo del 2%.

Sin embargo, Biden dedicó su último día de campaña principalmente a Texas, donde realizó actos con Buttigieg, Klobuchar, y el ex-candidato a senador y luego presidente, el tejano Beto O’Rourke. Biden apunta a quedarse con la jugosa intención de voto de Buttigieg (6.7%), Klobuchar (5.0%) y en menor medida Steyer (1.3%), para ganar este crucial estado. Su principal obstáculo: el voto postal temprano.


North Carolina: 110 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 54.5%, Bernie Sanders 40.9%

Probable ganador: Joe Biden

La pelea estaba reñida en este estado según las últimas encuestas: Biden lideraba con 26.7% seguido por Sanders con 23.3%. Siguen Bloomberg con 15.0%, Warren con 11.0% y Gabbard con 1.0%. Las intenciones de voto de Buttigieg y Klobuchar eran de 5.0% cada uno, mientras que Steyer contaba con un 2.0% de apoyo. Contar con dichos votos puede consolidar una victoria de Biden en este estado que será crucial en la elección general de Noviembre.


Virginia: 99 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 64.3%, Bernie Sanders 35.2%

Probable ganador: Joe Biden

En otro estado reñido, Bernie Sanders lidera con un promedio de 22.0% contra un 19.7% de Biden, seguido de cerca por Bloomberg con un 17.3%. Detrás vienen Warren con 10.0% y Gabbard con 1.0%. Los votantes de Buttigieg serán clave, ya que totalizarían un 10.3%, y no menos importantes serían los de Klobuchar, un 6.3% del total según los sondeos.


Massachusetts: 91 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 49.7%, Bernie Sanders 48.3%

Probable ganador: Bernie Sanders

Elizabeth Warren no podría ganar su estado natal, midiendo 20.7% contra un 24.7% de Bernie Sanders. Lo sondeos indicaban que tercero se ubicaría el ya retirado Pete Buttigieg, con 13.3%, seguido de Michael Bloomberg con 11.7% y luego Biden con 10.7%. No se espera que el 2.3% de Steyer influencie el resultado, y Gabbard no superaría el 2.0%. El único obstáculo del socialista Sanders para ganar donde perdió por 1.4% en 2016, sería la “hija favorita” del estado, Warren, quien lograría aquí su mejor resultado de la noche.


Minnesota: 75 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 61.6%, Hillary Clinton 38.4%

Probable ganador: Bernie Sanders

Klobuchar hubiese logrado su única victoria en su estado natal, con un 28.0% sobre el 22.0% de Sanders. Resta por verse si el fuerte apoyo a Klobuchar se trasladará a Biden, quien contaba tan solo con un 10.7% en este estado según los últimos sondeos, superado por Buttigieg (13.3%) y Bloomberg (11.7%). Steyer y Gabbard rondaban el 2% cada uno.

Minnesota puede ser el que más demuestre las falencias del sistema de voto temprano: llevan votando desde el 17 de enero, y sin dudas una gran proporción de esos votos fueron a Klobuchar, votos con los cual ya no podrá contar Biden. Con este escenario, no sorprendería una leve victoria de Sanders, quien ganó cómodamente aquí en 2016, con Klobuchar alcanzando completando el podio y obteniendo delegados nacionales a pesar de ya no participar de la contienda.


Colorado: 67 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 59.0%, Hillary Clinton 40.3%

Probable ganador: Bernie Sanders

Sanders está encaminado a repetir victoria en Colorado, donde alcanza el 29% de las intenciones de voto, seguido de lejos por Warren con 18.3%. Joe Biden probablemente alcance, como mínimo, un segundo puesto, contando de por sí con un 15.3% y con una parte significativa del 10.3% de Buttigieg y el 6.0% de Klobuchar. Bloomberg resultaría cuarto con un 12.5% de los votos, seguido por Gabbard con su usual 1.0%.


Tennessee: 64 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 66.1%, Bernie Sanders 32.5%

Probable ganador: Joe Biden

El estado sureño y fuertemente pro-Trump de Tennessee no ha tenido encuestas en este ciclo electoral, pero debido al perfil de sus votantes podemos esperar una muy cómoda victoria de Joe Biden. La única disputa se dará a nivel de delegados nacionales, donde Bloomberg, Sanders y Warren intentarán llevarse la mayor cantidad posible e intentarán evitar que Biden los gane todos.


Alabama: 52 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 77.8%, Bernie Sanders 19.2%

Probable ganador: Joe Biden

Al igual que Tennessee, las consultoras no se han molestado en sondear el estado de Alabama, donde Sanders no alcanzó ni el 20% en 2016 y se daría una gran victoria de Biden que lo ayudará a la hora de acumular delegados.


Oklahoma: 37 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 51.9%, Hillary Clinton 41.5%

Probable ganador: Joe Biden

El ex-alcalde neoyorquino Michael Bloomberg lidera, según los sondeos, por un mínimo margen sobre el ex-vicepresidente Joe Biden: 20.0% contra 19.7%. Tercero lejos figura Sanders con un 10.7%, y seguiría Warren con 9.7%.

Buttigieg acumulaba un 9.0% de intención de voto y Klobuchar el 6.5%. Obtener la mayoría de estos votos empujará a Biden a una victoria en este estado, donde Sanders ganó por 10 puntos en la primaria de 2016. Sin embargo, un 28% de los potenciales votantes estarían indecisos, y el destino de estos votos puede cambiar todo.


Arkansas: 31 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 66.1%, Bernie Sanders 30.0%

Probable ganador: Joe Biden

Similarmente, Bloomberg lidera en Arkansas con un 20% sobre un 19% de Biden. En tercer puesto empataban Sanders y Buttigieg con un 16% cada uno, seguidos por Warren con 9% y Klobuchar con 5%. Al igual que en Oklahoma, el voto de quienes apoyaban a Buttigieg y Klobuchar muy probablemente le de otra victoria a Biden, aunque por un margen menor.


Utah: 29 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 79.3%, Hillary Clinton 20.3%

Probable ganador: Bernie Sanders

El senador socialista Sanders ganó en Utah con casi un 80% en la primaria de 2016, y repetiría con facilidad la victoria en 2020, donde los sondeos le otorgan un 27.5%. En segundo puesto empataban Bloomberg y Warren con un 14.5%. Cuarto estaba Buttigieg con un 11.5%, seguido por Biden con 9.0% y Klobuchar con 3.5%. Finalmente Steyer acumulaba un mísero 1%, al igual que Tulsi Gabbard.

El desafío de Biden en este estado será acumular suficientes de los votos de Buttigieg y Klobuchar como para superar el mínimo de 15% y obtener tantos delegados nacionales como pueda, y lograr un segundo puesto como premio consuelo.


Maine: 24 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 64.3%, Hillary Clinton 35.5%

Probable ganador: Bernie Sanders

El estado de Maine, en el lejano noreste del país, es una de las elecciones menos definidas del “Super Martes”: Warren lideró por mucho tiempo las encuestas aquí, seguida por Biden y Sanders. Sin embargo, Sanders ya estaría liderando con un 25%. Antes de retirarse de la carrera, Pete Buttigieg contaba con el segundo puesto, alcanzando el 16%, seguido por Bloomberg con 14% y Biden con 12%. Recién detrás del ex-vicepresidente estarían Warren con 9%, Klobuchar con 4% y Gabbard con un 3%. Steyer acumulaba solo un 2%.

Mientras que es difícil predecir cómo se comportarán los votantes de Buttigieg, cabe recordar que Sanders ganó por 30 puntos la primaria en Maine hace 4 años, y recuperaría una buena parte del 64% que obtuvo entonces. El 12% de Biden podría llegar hasta a duplicarse, otorgándole delegados nacionales, pero no alcanzaría para ganar.


Vermont: 16 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 85.7%, Hillary Clinton 13.6%

Probable ganador: Bernie Sanders

En 2016, Bernie Sanders ganó su pequeño “home state” por 72 puntos, y esta vez no sería distinto: las pocas encuestas realizadas aquí le otorgaban ya un 51% de la intención de voto en una elección con 8 candidatos, seguido muy de lejos por Buttigieg (13%), Warren (9%), Bloomberg (7%), Biden (5%) y Klobuchar (4%). Es poco probable que Sanders repita una victoria tan amplia como la de 2016, pero es probable que ninguno de sus contrincantes alcance el mínimo de 15%, y por ende Sanders podrá obtener la totalidad de los 16 delegados.


Democrats Abroad (Demócratas en el Exterior): 13 delegados

Resultado en 2016: Bernie Sanders 68.9%, Hillary Clinton 30.9%

Probable ganador: Bernie Sanders

El Partido Demócrata permite a sus afiliados en el exterior votar en las primarias a partir de este martes y durante 1 semana completa. En 2016, votaron 34570 personas, distribuidas principalmente en Gran Bretaña (13.3%), Canadá (9.5%), Alemania (8.4%), Francia (8.4%), España (4.9%), México (4.0%) y Japón (3.9%). En todos esos territorios obtuvo la victoria Bernie Sanders — Hillary Clinton ganó únicamente entre los americanos que residen en República Dominicana (1.17% del total), Singapur (0.75%) y Nigeria (0.01%), donde ganó por 4 votos contra 1. En Argentina (0.25% del total), Sanders ganó por 67 votos contra 20, sobre un total de 88 — 1 americano en Argentina votó por Martin O’Malley, quien se había retirado hace tiempo de la competencia.

Ninguna encuesta se ha realizado en este ciclo electoral para los demócratas en el exterior, pero en base al resultado de 2016 y la gran popularidad de Sanders en el exterior (particularmente en países de corte socialdemócrata o socialista), se espera una holgada victoria del senador por Vermont.


American Samoa: 6 delegados

Resultado en 2016: Hillary Clinton 68.4%, Bernie Sanders 25.7%

Probable ganador: Joe Biden

Una de las elecciones más pequeñas del ciclo electoral, las primarias de la Samoa Americana atrajeron a tan solo 237 demócratas en 2016. Clinton ganó aquí con 162 votos contra 61. El candidato perenne Rocky De La Fuente obtuvo los otros 14 votos.

Ninguna encuesta se ha realizado en este territorio para este ciclo electoral, pero el apoyo mayoritario de sus votantes a Hillary Clinton en 2016 indican que el probable ganador aquí sea Joe Biden, su sucesor como candidato “moderado”.


Conteo final de probables ganadores

Joe Biden: 7 estados + 1 territorio

  • Texas

  • North Carolina
  • Virginia
  • Tennessee
  • Alabama
  • Oklahoma
  • Arkansas
  • Maine
  • American Samoa

Bernie Sanders: 7 estados + 1 territorio

  • California

  • Massachusetts
  • Minnesota
  • Colorado
  • Utah
  • Maine
  • Vermont
  • Democrats Abroad (Demócratas en el Exterior)

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

A pesar de aceptar a miles de mexicanos, Joe Biden ordena la deportación masiva de haitianos

Publicado

en

Joe Biden anda persiguiendo a caballo a los inmigrantes haitianos que tratan de entrar en Estados Unidos desde la frontera sureña.

El gobierno de Estados Unidos dio inicio al proceso de deportación de decenas de miles de migrantes haitianos, gracias a una orden de la Casa Blanca para regularizar la situación en Del Río, Texas.

La decisión surgió luego de que se identificaran a unos 15 mil haitianos acampando en la frontera con México, impidiendo el paso de los inmigrantes mexicanos. Un número importante de personas están siendo monitoreadas y reubicadas por el personal de orden y seguridad para seguir con el plan de retornar a los migrantes irregulares hasta su país de procedencia.

Este movimiento migratorio podría ser uno de los más grandes en la historia estadounidense, ya que son decenas de miles de personas las que serán expulsadas del país en tiempo récord.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, unos 14.800 migrantes, mayoritariamente de Haití, acampaban bajo un puente en la frontera sur de Estados Unidos, una crisis humanitaria que el gobierno primero negó y ahora está poniendo en aprietos a Joe Biden.

Los migrantes están en una zona controlada por las autoridades de aduanas y fronteras, que desplegaron 400 efectivos adicionales para tratar de contener la crisis y “mejorar el control del área”, según un comunicado del Departamento de Seguridad.

Las autoridades indicaron que añadirán “transporte adicional para acelerar el ritmo de vuelos e incrementar la capacidad” de traslado “hacia Haití y otros destinos en las próximas 72 horas”.

Casi 15 mil haitianos acampan del lado de México esperando entrar a Estados Unidos.

Lo que resulta curioso es que Joe Biden había hecho campaña durante 2020 diciendo que Trump era racista y xenófobo por tener una política migratoria estricta. Incluso, Biden está demostrando ser extremadamente selectivo con la procedencia de inmigrantes.

Mientras permite que entren miles de mexicanos todos los días, además de personas del Medio Oriente, como Siria o Afganistán, pero expulsa violentamente a inmigrantes procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Incluso Biden habilitó a la Policía Fronteriza a cazar a los haitianos con caballos y látigos, una práctica que era muy común para agarrar inmigrantes ilegales mexicanos en las vastas fronteras, pero que había sido prohibida por Obama en 2010.

¿Por qué Joe Biden no quiere dejar entrar haitianos a Estados Unidos pero sí a los mexicanos? ¿Será porque históricamente los haitianos votan más republicano que demócrata?

Seguir Leyendo

Estados Unidos

CNN asegura que Trump está llevando a cabo un “gobierno paralelo en las sombras”

Publicado

en

Un extraño artículo de análisis de CNN expone una serie de medidas que el ex presidente está tomando para mantener una línea ejecutiva paralela a la Casa Blanca.

En una extraña nota de análisis, el periodista de CNN Chris Cillizza publicó un artículo “revelando” una “presidencia en las sombras” de Donald Trump.

“Un beneficio de no haber admitido nunca que perdiste una elección presidencial —aunque, por supuesto, la perdiste— es que puedes seguir actuando como el presidente, escribe Cillizza. “Eso es exactamente lo que Donald Trump está tratando de hacer en estos días, supervisando una especie de presidencia en las sombras para la base del Partido Republicano en la que el Covid-19 no es un problema tan grande, le robaron las elecciones de 2020 y él tenía razón sobre, bueno, todo lo demás”.

Trump se ha estado haciendo cargo de muchas cosas que Joe Biden, por su propia ideología de izquierda o por su galopante demencia senil, no ha querido o no ha podido hacer.

“El último ejemplo de la presidencia desde las sombras de Trump se produjo el miércoles, cuando The Washington Post informó que Trump había hablado con varios de los familiares de los soldados estadounidenses que fueron asesinados por un terrorista suicida  en Afganistán, explica CNN. Hasta la fecha Biden no ha hablado con ellos, e incluso les faltó el respeto cuando miró su reloj mientras estaba impacientemente esperando que terminara el funeral de los 13 soldados caídos.

Varias de estas familias se negaron a reunirse o hablar con Biden, pero sí aceptaron el llamado de Donald Trump. Mientras otras directamente confrontaron al presidente demócrata por su desastrosa retirada luego de que el republicano pusiera fin a la guerra en Afganistán después de 20 años de ocupación estadounidense.

Trump también se hizo cargo de hablar con los policías y bomberos de la Comisaría 17° de Manhattan, que pusieron su cuerpo para rescatar a los estadounidenses tras el ataque a las Torres Gemelas. Joe Biden solo asistió al evento en Ground Zero, en el que no pronunció palabra y se fue sin saludar a los veteranos del atentado.

Otro de los indicios de esta “presidencia en las sombras” es el rol activo que está teniendo Trump con los gobernadores republicanos, como Ron DeSantis en Florida o Greg Abbott en Texas. El ex mandatario está prácticamente trabajando con ellos en lo que en Estados Unidos se conoce como “policy making”, determinando cómo proteger la frontera, bajar los impuestos, conseguir financiación y rechazar las cuarentenas de Biden.

Además Trump está teniendo un rol importante en la selección de candidatos a diputados y senadores para las elecciones de medio término en 2022. Está eligiendo todos candidatos propios, trumpistas, que puedan desplazar en las internas a los candidatos del establishment republicano.

La oficina de Trump en Mar-a-Lago

“La regla general para los expresidentes es mantenerse al margen de los asuntos nacionales, sabiendo quizás mejor que nadie en el planeta que no están al tanto del espectro completo de un tema de la misma manera que el presidente en turno”, trata de justificar CNN sobre por qué Trump debería minimizar su rol político.

“Una pospresidencia es su propio tipo de cargo, con un mandato limitado solo por la muerte, y ocupado en un momento dado por unos pocos hombres, cada uno con sus propias ideas sobre cómo ejercer un tipo de poder más abstracto”, asegura el artículo, y lo compara con Bush: “George W. Bush regresó a Texas, se dedicó a la pintura y casi nunca ofreció comentarios —positivos o negativos— sobre Barack Obama”.

Sin embargo, la pospresidencia de Trump es una casi sin precedente histórico. El 95% de los votantes republicanos cree que la elección fue robada y sigue viendo a Trump como el líder del Partido Republicano, algo que nunca había pasado con un presidente de un solo término.

Además, es la primera vez que un presidente pierde la reelección con un índice de imagen positiva entorno al 50%. De hecho, es el primer mandatario en dejar la Casa Blanca con un nivel de aprobación así desde Ronald Reagan en 1988.

El hecho de que Trump dice continuamente que quiere volver a candidatearse en 2024, y que logró que su base entienda que hubo fraude electoral en 2020, convierten a la pospresidencia de Trump en una sin comparación en la historia del país. Algo que CNN interpreta como un “gobierno paralelo en las sombras”.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden obligará a los extranjeros a estar vacunados contra el coronavirus para poder ingresar al país

Publicado

en

Luego de decir durante cuatro años que Trump era racista por pedir documentación a los inmigrantes, Biden decretó que nadie puede entrar al país sin estar previamente vacunado.

A pesar de haber tenido un discurso tajante en contra de limitar la inmigración, habiendo acusado a Trump de racista y xenófobo por pedir documentación a los inmigrantes, ahora Joe Biden decretó que todos los extranjeros adultos deben estar vacunados contra el coronavirus si quieren ingresar al país, sea con VISA de trabajo o de turista.

Hasta el momento, las restricciones eran incluso más duras. Estados Unidos había prohibido a la mayoría de los ciudadanos no estadounidenses que en los últimos 14 días hayan estado en el Reino Unido, los 26 países Schengen de Europa sin controles fronterizos, además de Irlanda, China, India, Sudáfrica, Irán y Brasil, de ingresar al país, sea cual sea su situación vacunatoria.

Ahora los pasajeros totalmente vacunados podrán viajar una vez que se levante la prohibición dentro de unas semanas, y también se permitirá la entrada de personas que participen en ensayos clínicos de fórmulas aún no aprobadas en Estados Unidos, como la canadiense. No obstante, deberán presentar una prueba de PCR negativa hecha 72 horas previas al viaje, sin necesidad de realizar una cuarentena al llegar.

En síntesis, las vacunas aprobadas para el ingreso a Estados Unidos son Pfizer, Moderna, J&J, AstraZeneca, Sinopharm y Sinovac. Vacunas como la Sputnik rusa y la Abdala cubana no permitirán el ingreso al país.

Por su parte, los ciudadanos estadounidenses que viajen al exterior también deberán someterse a una prueba un día antes y un día después de regresar al país. Por ahora, no se le exigirá a los propios que estén vacunados para salir y entrar al país.

El sector turístico temía que el gobierno de Biden no levante las restricciones a los viajes durante meses o potencialmente hasta 2022. El premier británico, Boris Johnson, tenía en su agenda pedirle al presidente estadounidense que permita la entrada de viajeros británicos, en el marco de la reunión que sostendrán en la Casa Blanca en los próximos días.

Las restricciones de viaje, que estaban en pie desde marzo de 2020, habían sido muy criticadas por los socios europeos, donde el porcentaje de vacunación es mayor que el de Estados Unidos, y la situación epidemiológica está más controlada.

La curva de casos en Estados Unidos ha permanecido en una meseta en los últimos días, con un promedio de casi 150 mil contagios por jornada, aunque la cantidad de muertes se mantiene en alza, superando las 2.000 por día. Esto con casi el 55% de la población vacunada, con uso de barbijo obligatorio en casi todos los Estados y con todavía restricciones severas en muchos distritos del país.

Biden ha culpado de estos números a los no vacunados, a pesar de que la gran mayoría de los pacientes de Covid son los vacunados, que se agarran la variante Delta. La Casa Blanca ha elevado la presión sobre los no vacunados y la medida sobre los pasajeros podría enfatizar su deseo de alcanzar un 90% de inmunización en todo el país.

Seguir Leyendo

Trending