Seguinos en redes

Estados Unidos

Surfeando la Ola Roja: A un día de las elecciones, el Partido Republicano es favorito en este ciclo electoral

Publicado

en

Todas las encuestas apuntan a un fuerte triunfo de los republicanos, en concordancia con el desastre de la gestión de Biden. Pero el fantasma del fraude todavía cierne sobre las elecciones y puede dar otra sorpresa.

No hay mucho misterio en este ciclo de elecciones intermedias. Los republicanos van a hacerse del control de la Cámara Baja, y es posible que tendran mayoría en el Senado también, aunque por un margen más peleado. Este esperado triunfo tiene varias razones: desde el fracaso del Partido Demócrata durante estos meses a nivel gestión federal y la dificultad para defender dos años mediocres a través de su comunicación, hasta los aciertos republicanos en materia de división de jurisdicciones electorales.

Repasemos un poco lo ocurrido en éstos últimos casi dos años de administración y las razones por las cuales podemos esperar que el Partido Republicano se imponga en las elecciones de este martes.

Primero vamos a ver las tres áreas troncales donde el Partido Demócrata hizo agua: economía, política exterior, y foco estratégico de comunicación. Luego vamos a repasar aspectos estructurales de éste ciclo electoral y la simpleza en la comunicación republicana. Finalmente tendremos consideraciones finales a tener en mente de cara al martes, dia de comicios.

Realidades

Economia Politica Pobre

Hasta el momento, la administración Biden se desempeña, en términos generales, de manera mediocre. Como grandes hitos, podemos marcar la reducción forzosa de la Build Back Better Act (BBB), la visiblemente torpe salida de Afganistán, y una constante erosión de la capacidad de consumo del estadounidense medio.

Joe Biden, y el Partido Demócrata en general, comenzó sus dos años de gestión con un desafío claro: darle un comienzo de final a la pandemia y coordinar la vuelta a la normalidad. Para ello, los equipos ejecutivos del Partido Demócrata diseñaron la BBB, cuyo objetivo era establecer un marco para el paquete de inversión gubernamental más grande desde la gran depresión.

El plan encontró fuertes detractores incluso dentro del seno del Partido Demócrata, quienes auguraban que el costo económico del plan llevaría a problemas macroeconómicos relacionados al aumento de deuda pública y erosión del valor de la moneda. Lo que comenzó como un plan de 3.5 trillones de dólares fue subsecuentemente reducido a medida que las expectativas de recuperación respecto a la economía de EEUU fueron deteriorándose y la inflación se disparó como no había ocurrido en 42 años. Año y medio después de asumir la trifecta demócrata, y luego de varias rondas de negociación internas debido al estado de la macro, la segunda etapa de la BBB dio lugar a la Inflation Reduction Act (IRA).

La IRA suplanta a la BBB reduciendo el costo del paquete inicial hasta los 1.7 trillones de dólares. Una reducción superior al 50%. Para entonces la inflación, que superó los dos dígitos en el sector alimentos, obligó a la reserva federal a subir los tipos de interés rapidamente, lo que redujo aún más las posibilidades de consumo del público estadounidense. La IRA se aprobó el 16 de agosto de 2022, un año y medio después de haber comenzado como BBB, con el voto final de la Vicepresidente Kamala Harris, debido a que el senado no pudo ponerse de acuerdo en aprobar la pieza de legislación, que finalizo con una votación dividida 50-50.

Los últimos informes del Bureau of Economic Analysis, ente gubernamental encargado de difundir los números de producción bruta de Estados Unidos, son reveladores. De los últimos tres trimestres, dos de ellos arrojaron una reducción del producto interno bruto (PIB). Y en el informe correspondiente al tercer trimestre del año, la evolución positiva del PIB producido por una reducción de las importaciones, esconde una merma en el consumo privado de los hogares.

Cambio porcentual interanual en el ingreso disponible por parte de los hogares.

Política Exterior Humillante

Las imágenes de la increiblemente torpe salida de Afganistán circularon por todos los medios del planeta. Civiles afganos colgados de aviones de transporte militares, talibanes capturando armamento por cientos de millones de dólares, estadounidenses implorando por una vía de escape, entre otros surreales fotogramas y videogramas quedarán en los anaqueles de la historia. Las campañas de comunicación originadas por la abrupta salida y relacionadas a las violaciones de derechos humanos, derechos de las mujeres, y avance de la democracia chocan directamente con aquellos objetivos que afirma perseguir la actual administración.

La invasión a Ucrania es un asunto en proceso, cuyos resultados finales aún están por verse. Sin embargo, podemos extraer conclusiones parciales en lo que refiere a política exterior. En principio, entre febrero y el 16 de octubre de 2022, EEUU ha invertido más de 17.5 billones de dólares solamente en armamento para Ucrania. Aunque Rusia ahora encontró una clara señal de parate en sus planes de expansión por parte de la OTAN, los resultados de la contraofensiva no han sido precisamente los mejores y la resolución del conflicto no parece cercana. De acuerdo con la encuestadora Rasmussen Reports, de cara a las elecciones, los cinco temas que generan más preocupación en los electores estadounidenses, en orden, son:

  1. Inflación
  2. La Economía
  3. Que las elecciones sean íntegras
  4. Precios de la gasolina
  5. Crímenes violentos

Hay una perspectiva que ganó tracción en el público estadounidense al que le cuesta llegar a fin de mes: pareciera que la prioridad son los ucranianos. Esta es una de las líneas argumentales utilizadas por el Partido Republicano para sumar votos, al margen de que existen opiniones divididas en ésta materia.

La atenta mirada de China a ambos affaires no puede dejar de mencionarse. Las autoridades del Partido Comunista Chino han dejado claras sus intenciones de hacer valer su “One China Policy” y unificar por la fuerza a Taiwán. La re-eleccion de Xi jinping como chairman y la prevalencia del ala nacionalista dentro del PCC indica que esto es una posibilidad para nada lejana en el tiempo. Nancy Pelosi, Presidente de la Cámara de Representantes, tuvo un importante gesto al visitar personalmente la Isla. Sin embargo, el guiño también produjo que volaran misiles por sobre la isla por primera vez, al igual que un bloqueo temporal de la isla. Este tipo de política exterior basada en apretones de manos más que en muestras de poder, provoca a la autocracia y no brinda resultados en materia de seguridad exterior. Claramente, tampoco resultados electorales.

Partido de una sola propuesta (‘Single Issue’)

Debido a las dificultades para encontrar aspectos positivos a destacar a nivel nacional, la política federal en la estrategia del Partido Demócrata fue la de resaltar una amenaza a los derechos de las mujeres. En particular, la revocación del fallo Roe vs Wade dió lugar a que cada estado de la unión definiera su postura en materia restricciones a la realizacion de abortos. Los demócratas vieron en esto una oportunidad, dado que una mayoría de estadounidenses cree que debería ser posible abortar al menos en casos de excepción. 

Existen varios problemas con la estrategia adoptada. Uno de los más relevantes es que la heterogeneidad interestatal degrada el alcance real de la estrategia federal. Éstas mayorías en general se encuentran concentradas en las grandes ciudades, donde su representación se ve reducida proporcionalmente en base al sistema estadounidense. Adicionalmente, muchas de estas mayorías se encuentran en las ciudades grandes de estados típicamente conservadores, como Texas. Si bien los demócratas tienen una marcada postura federal en éste aspecto, a nivel de legislaturas locales no necesariamente es así.

Gastos de campaña en publicidad por tópico donde los demócratas gastan en proporción para el ciclo electoral 2022. Washington Post.

En Arkansas, 4 de los 29 demócratas de la legislatura local votaron por ampliar restricciones al aborto en casi toda circunstancia. En Kentucky, 19 demócratas votaron en favor de una política estatal similar, 40% del total de demócratas en tal legislatura. En Mississippi, 9 legisladores demócratas votaron en favor de la restricción del aborto de las 15 semanas, que finalmente terminó en la revocación de Roe v Wade.

El aborto es un tema polémico que ‘enoja’ a sus militantes, que suelen ser fervientes e informados independientemente de su opinión favorable o no. En el caso de los demócratas más progresistas, debe ser difícil ver que su partido defiende a nivel federal una política conjunta cuando los representantes locales de sus partidos no necesariamente coinciden. Estas contradicciones impiden el desarrollo positivo de la estrategia, haciéndola implícitamente más efectiva en estados azules, pero no necesariamente en aquellos rojos. Podríamos incluir en la lista estados claves en estas elecciones de medio término como Georgia o Arizona.

La Estrategia Republicana

A nivel federal, la estrategia de comunicación del Partido Republicano se caracteriza por su simpleza. La idea parece ser enfocar la atención en aquellos aspectos que más preocupan al público: inflación, economía, precios de la gasolina-política energética, y evadir las acusaciones de mal character en sus candidatos que plantea el Partido Demócrata en cada estado.

El Partido Republicano también resalta a Joe Biden como estrategia. De acuerdo con el sitio Fivethirtyeight, perteneciente al consultor Nate Silver, el trabajo de Joe Biden es desaprobado por el 53.2% de los estadounidenses, y aprobado por el 42.2%. Los demócratas buscan el efecto contrario, al intentar internalizar las elecciones en cada estado de manera independiente. De acuerdo con un informe del Washington Post sobre los registros públicos de publicidad de campaña, de los 66 millones de dólares gastados por ambos partidos relacionados (positiva o negativamente) a Joe Biden, 63 millones corresponden al partido republicano. En otras palabras, prácticamente ningún candidato desea asociarse a la figura del actual Presidente. Cuando las problemáticas que preocupan al electorado son de alcance nacional, como la inflación o el estado de la economía, es más fácil establecer una estrategia federal basada en relacionar al Presidente con lo que ocurre a nivel estadual.

Un último aspecto a tener en cuenta es el proceso de dibujo de distritos que se produjo este año. Cada década, las legislaturas locales deben establecer nuevos circuitos electorales, lo que termina influyendo fuertemente en la composición general del poder legislativo, y particularmente, de la cámara baja. Durante este ciclo, los republicanos controlaban el dibujo de 187 distritos y los demócratas el dibujo de 75 en base a su poder en diferentes estados.  De acuerdo con el trabajo realizado por Fivethirtyeight, el mapa de distritos anterior poseía 181 distritos con resultados naturalmente favorables al Partido Demócrata y 208 al Partido Republicano. En base a los nuevos mapas, los números republicanos quedarían iguales y los demócratas ganarían favorabilidad natural en seis asientos.

Resultado final y sesgos por cada distrito del nuevo mapa electoral para ésta década. FiveThirtyEight.

A prima facie, uno creería que fue una mejora para el partido demócrata. Se trata simplemente de otra forma de agrupar, es decir, la composición debe haber cambiado. En este ciclo, los republicanos aumentaron los distritos que podrían considerarse “fuera de peligro” de 156 a 169 sin perder siquiera un “posiblemente republicano”. Los demócratas aumentaron en 6 sus distritos “posiblemente demócratas”, pero también disminuyeron en 6 sus bancas “fuera de peligro”. Esto implica una toma de riesgos mayor en términos de bancas durante estos diez años. En un ciclo electoral con tendencia republicana como el actual, una mayor cantidad de bancas demócratas pueden ser tomadas. Adicionalmente, debido a las actuales incumbencias en la cámara baja, múltiples analistas ubican entre 3 y 4 las bancas netas que pasarían a ser republicanas en esta elección por variaciones en el dibujo de los distritos, sin tener en cuenta los patrones de preferencias electorales.

La Discusión está en los Márgenes

Históricamente hablando, las elecciones de medio término suelen ser negativas para el partido incumbente. En este momento, el poder federal cuenta con una virtual trifecta demócrata cuyos resultados en diversos planos podríamos tildar de mediocres. De acuerdo con el análisis hecho hasta aquí, que es coincidente con buena parte de las encuestadoras, deberíamos preguntarnos cuál será el margen de victoria del Partido Republicano y la composición de poderes intrapartidarios.

Un informe de CBS afirma que en su revisión encontró que 238 de los 435 candidatos a la cámara baja del Partido Republicano cuestionan de alguna manera el resultado de las elecciones de 2020. Lo mismo ocurre con 20 de los 36 candidatos en el senado. Estos candidatos podrían ser aquellos más cercanos a Trump, y en vistas de disputar las elecciones de 2024, su importancia en materia de poder es clave.

Otra pregunta relevante es qué piezas de legislación puede bloquear el Partido Republicano, así como también lo que pueda ocurrir ante un escenario donde ambas cámaras queden bajo su control. Desde la presidencia de Bill Clinton que no hay un presidente demócrata con ambas cámaras republicanas. Durante el congreso Nº104 hubo 21 días de shutdown gubernamental, y en el congreso Nº105, Bill Clinton atravesó su proceso de impeachment. 

Con alta probabilidad de ocurrencia, los años venideros probablemente profundicen las divisiones internas del gobierno estadounidense, aunque no necesariamente las civiles. En materia económica, los estadounidenses no están acostumbrados a lidiar con estos niveles de inflación. Es altamente improbable que la política monetaria, regulada por la Reserva Federal, sea suficiente para controlar el aumento de precios. El complemento de un esquema de reducción de déficit y deuda del gobierno federal es vital para que la política monetaria surta efecto. El Partido Republicano debe presionar lo suficiente como para realizar el mayor ajuste posible en el gasto agregado en estos dos años, antes de las elecciones de 2024. La debilidad de Joe Biden, percibida por su ambos partidos, puede ser también un peligroso caldo de cultivo. Una parálisis de gobierno no suena descabellada.

Las agendas de ambos partidos en materia de política exterior son relativamente coincidentes. Sin embargo, se observa una creciente divergencia en los cómos. Dentro de esa esfera, ocupando un lugar menos que minúsculo, estamos nosotros. Lamentablemente, latinoamérica, y Argentina particularmente, no parecen actores relevantes en el gran esquema de las cosas. Nuestro relativo aislacionismo de la política estadounidense nos mantendrá lejos de cualquiera de los aspectos revisados. La derecha local puede alegrarse de la victoria de otras derechas, pero debe saber también que lo importante está a la vuelta de su esquina.

Economía

JP Morgan le suelta la mano a Biden: La financiera pronostica una fuerte recesión en Estados Unidos

Publicado

en

La firma financiera más importante de Estados Unidos cuestionó el diagnóstico optimista del presidente Biden, y asegura que la fortaleza en el gasto de los consumidores no podrá sostenerse, y este era el único factor que hasta ahora limitaba la recesión en el país. 

El CEO de la firma JP Morgan & Chase, Jamie Dimon, advirtió por el deterioro de las condiciones macroeconómicas de Estados Unidos de cara a los primeros trimestres de 2023, en una dura crítica a la política económica de Joe Biden.

El multimillonario hombre de negocios explicó que la actividad sufrirá un impacto recesivo aún más importante del que se registró hasta ahora, y pidió un cambió en el rumbo económico de la Casa Blanca de manera “urgente” para evitar una recesión más profunda.

Se debe tener en cuenta que si bien la economía estadounidense cayó por dos trimestre consecutivos y entró formalmente en recesión, el presidente Biden decidió negar públicamente que el país atraviesa una recesión y se concentró en la evolución de los pocos datos que aún sortean el ambiente recesivo, entre ellos la expansión del consumo privado

Pero el diagnóstico de JP Morgan advierte que, esta vez, ni siquiera el consumo logrará salvarse de la estampida recesiva. Pese al deterioro de los salarios reales desde mediados de 2021, el consumo privado real mantuvo un ligero crecimiento en base al endeudamiento (vía tarjetas de crédito) y la caída en la tasa de ahorro. 

De hecho, en noviembre la tasa de ahorro personal de Estados Unidos cayó al 2,3% sobre la base del ingreso disponible, la cifra más baja desde julio de 2005 y una de las más reducidas desde el comienzo de la serie histórica de datos en 1959. 

Para Jamie Dimon la drástica caída en la tasa de ahorro conforma una señal temprana de recesión, ya que la persistencia de la inflación y el alza en las tasas de interés de los bancos obligarán a los consumidores a agotar completamente todos los ahorros que obtuvieron por los cheques familiares adquiridos en pandemia. 

Cabe recordar que los cheques de estímulo fiscal lanzados entre marzo de 2020 y marzo de 2021 fueron mayormente ahorrados por los consumidores, y no consumidos como se esperaba para “estimular la economía”.

Son activos que los estadounidenses decidieron atesorar para suavizar su consumo en el futuro. Se estima que los ciudadanos de EE.UU tienen hasta 1,5 billones de dólares en sus cuentas bancarias, más del triple de la suma que tenían antes del comienzo de la pandemia. 

Una vez que los consumidores hayan agotado sus posibilidades de endeudamiento con tarjetas de crédito, y hayan hecho uso de sus ahorros por los cheques gubernamentales, la única opción posible será la retracción del consumo, que deberá alinearse con la caída de los salarios reales

“El menor gasto de los consumidores puede descarrilar la economía y causar una recesión leve o dura que preocupa a la gente”, explicó Dimon.

Este efecto es el que teme JP Morgan, y de producirse la economía perdería el último “motor” de crecimiento que hasta ahora mantenía. El consumo privado representa hasta el 60% de la economía estadounidense, por lo que adquiere una relevancia trascendental.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El comunista Warnock reelige como Senador de Georgia en una fácil elección contra un Partido Republicano partido

Publicado

en

Raphael Warnock, un pastor de la Iglesia Bautista, amigo de los Castro y una de las mentes que estableció el sistema de recolección de votos por correo en Georgia, gana la reelección y cumplirá 6 años más en el Senado.

El senador demócrata Raphael Warnock reeligió fácilmente este martes por el 51,3% de los votos contra el 48,7% del republicano Herschel Walker, quien fue víctima de una Partido Republicano fracturado y prácticamente no pudo hacer campaña para la elección de segunda vuelta.

Walker, un candidato impulsado por Trump, había ganado la interna republicana por amplia diferencia en mayo contra los demás contendientes, varios de los cuales habían sido impulsados por el movimiento anti-trumpista dentro del GOP.

A pesar de ser el candidato para el Senado del Partido Republicano, Walker recibió mínimo apoyo del Fondo de Liderazgo del Senado Republicano, ya que las llaves de esta caja están en manos de Mitch McConnell, un ferviente anti-trumpista quien prácticamente no le envió dinero para la campaña.

Trump financió buena parte de la campaña de primera vuelta, que dejó un buen resultado para Walker, quien logró meterse en una segunda vuelta contra el actual senador defendiendo el cargo. Sin embargo, para esta segunda vuelta, Trump anunció su candidatura a presidente y esto le impidió legalmente seguir donándole a Walker para su campaña.

Sin el apoyo del fondo del Senado, ni de Trump, ni del gobernador republicano Brian Kemp, quien había impulsado a otro candidato en la interna que perdió contra Walker y nunca hizo campaña con el ex jugador de fútbol americano, era prácticamente una elección perdida desde el principio.

En el mes que tuvo para hacer campaña entre la primera y segunda vuelta, Walker no hizo ni una aparición pública junto al gobernador-electo Kemp o a los demás candidatos que habían logrado ganar su carrera en noviembre. Ni siquiera pudo aparecer junto a su padrino político Trump, quien estuvo inmiscuido en el anuncio de su candidatura y batallas legales contra el Departamento de Justicia de Biden.

En contraste, Warnock tuvo el apoyo de todo el Partido Demócrata unificado, pudiendo canalizar varios fondos de donaciones y gastando 10 dólares en campaña por cada dólar gastado por Walker. Incluso, contó con el apoyo y la visita de Barack Obama, uno de los pesos más pesados del oficialismo.

¿Quién es Raphael Warnock, uno de los demócratas más exitosos de la historia de Georgia?

Warnock, un pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer de Atlanta, es el primer senador negro de la historia de Georgia, y renovó el masivo apoyo de la comunidad afroamericana de la empobrecida ciudad de Atlanta que ayudaron a sellar su victoria.

De ideología abiertamente comunista, Warnock fue un amigo y confidente de Fidel Castro en su juventud, incluso llevándolo a su iglesa en Nueva York en 1995 para que le dé un discurso a los jóvenes congregantes.

Fidel Castro hablando en la Iglesia Bautista Abisinia, invitado por Raphael Warnock (1995). Fuente: Shutterstock.

Junto a la derrotada candidata a gobernadora Stacey Abrams, ambos dirigentes demócratas fundaron en 2017 el New Georgia Project, una organización destinada a la recolección de boletas por correo, que tomó tracción en las elecciones del 2020, cuando el voto por correo se tornó predominante.

El gobernador Brian Kemp ilegalizó la recolección de boletas en Georgia a principio de año, luego de las múltiples denuncias de fraude en las elecciones del 2020, que extrañamente le dieron el estado a Joe Biden a pesar del masivo apoyo que históricamente siempre ha tenido el Partido Republicano allí. Sin embargo, el New Georgia Project ya había logrado su cometido, y le dio dos elecciones al hilo a los demócratas.

Raphael Warnock y Stacey Abrams, los fundadores de la organización, ahora ilegal, de recolección de boletas en Georgia.

Seguir Leyendo

Economía

Las políticas proteccionistas de Biden comienzan a generar malestar entre sus socios europeos

Publicado

en

El programa “Made in America” y las cláusulas proteccionistas implícitas en el acta de reducción de la inflación despertaron el malestar de muchos de los principales socios comerciales de Estados Unidos en Europa y Asia. 

Las políticas comerciales impulsadas por el presidente Joe Biden en las últimas semanas finalmente despertaron malestar entre los países de la Unión Europea y las economías más importantes de Asia, entre otros socios.

Muy por el contrario de lo que estipulaba en la retórica de su campaña, donde criticó severamente el ligero proteccionismo que esbozó Trump contra el comercio chino, Biden demostró ser el presidente más proteccionista desde la Segunda Guerra Mundial.

Con subidas arancelarias que no se veían en décadas, mucho mayores que las impuestas por Trump contra China y dirigidas a todo el comercio, Biden ha re-lanzado la política “Made In America” del ex presidente republicano, incluso quedándose con el mismo logo que utilizó el neoyorquino.

También es importante destacar el cambio de retórica. Mientras Trump aseguraba que los aranceles estaban destinados a conseguir un comercio más justo contra un país como China que destina millones de dólares del Estado en subsidiar productos para que entren con precios más bajos en Estados Unidos, Biden adoptó el relato de que las empresas norteamericanas necesitan de la protección del gobierno para desarrollarse, indiscriminadamente de las políticas comerciales de otros países, a tono con el kirchnerismo en Argentina, por ejemplo.

La agenda proteccionista de los demócratas

Solamente desde su llegada al poder, la administración Biden endureció los requisitos para el establecimiento de barreras no arancelarias a las importaciones, lo cual incluye pero no se limita a la aplicación de licencias y cuotas legales.

Esta política tuvo un efecto particularmente dramático sobre el abastecimiento de leche de fórmula para bebés, como parte de un arsenal de regulaciones para favorecer el “compre nacional”. 

Asimismo, Biden ratificó la decisión de Estados Unidos para mantenerse fuera del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica a pesar de su reestructuración. Esto supone el cese de cualquier levantamiento de posiciones arancelarias para con los países asociados.

Fueron ratificados todos y cada uno de los aranceles de importación impuestos a China, impuestos que habían sido introducidos por la administración anterior en protesta por la manipulación del tipo de cambio efectuada por el Gobierno chino.

Sin embargo, y lisa y llanamente por motivos de proteccionismo comercial, Biden impulsó un fuerte incremento de los aranceles a la importación de madera canadiense, valiéndose de la flexibilidad legal que provee el acuerdo comercial vigente en el NAFTA. 

El malestar de los socios comerciales

El mandatario francés Emmanuel Macron llegó este martes a Washington en medio de una agenda marcada por las discrepancias con las erráticas políticas de la Casa Blanca, que amenazan con desestabilizar las históricas relaciones comerciales entre Estados Unidos y Europa.

El reclamo francés, que también encarna el desencanto de las economías asiáticas y europeas, reconoce como “competencia desleal” a la gran batería de subsidios a productos nacionales previstos como parte de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) aprobada este año. 

China favorece sus propios productos, Estados Unidos favorece sus propios productos. Podría ser hora de que Europa favorezca sus propios productos”, advirtió el ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, en alegación por el proteccionismo de Biden y Xi Jinping. 

Los subsidios indirectos a la producción constituyen una manera implícita para favorecer el proteccionismo y generan una distorsión con respecto a los productos extranjeros. De hecho, así lo había reconocido el expresidente Donald Trump al sugerir este mismo planteo sobre los subsidios agrícolas que aplicaba la UE. 

Seguir Leyendo

Tendencias