Seguinos en redes

Estados Unidos

Tras casi una semana de protestas, Trump consolida su liderazgo y despliega la Guardia Nacional

Tras casi una semana de protestas violentas y una histórica conferencia de prensa del presidente Trump, que culminó con su visita a la recientemente vandalizada iglesia de St. John’s, la Guardia Nacional finalmente logra calmar el caos en casi todo el país.

Publicado

en

Las protestas violentas en Estados Unidos ya llevan casi una semana. Impulsadas por el descontento en la comunidad afroamericana por el asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco, las protestas rápidamente degeneraron en terrorismo doméstico, con saqueos, vandalismo y asesinatos.

Según el FBI, esta escalada en la violencia se debió a la infiltración de un grupo comunista conocido como Antifa, que el presidente Trump ha denominado como una organización terrorista en suelo norteamericano.

El lunes 1ro de junio, luego de un fin de semana marcado por el caos y por la inacción de los gobernadores de los Estados que estaban siendo vandalizados, el presidente Trump, desde el Jardín de la Casa Blanca, y mientras ocurrían una serie de incidentes cerca de la casa de gobierno, brindó una conferencia de prensa muy contundente.

Primeramente, se refirió al asesinato de George Floyd y reafirmó su compromiso por justicia: 

“Todos los americanos hemos estado horrorizados y disgustados por el brutal asesinato de George. Mi administración está totalmente comprometida con George y su familia, se hará justicia y él no habrá muerto en vano”. 

Sin embargo, remarcó:

“No podemos permitir que los manifestantes que se manifiestan en paz sean tapados por una turba violenta. Las mayores víctimas de los saqueos son ciudadanos pacíficos de nuestras más pobres comunidades y como su presidente voy a pelear para mantenerlos seguros”.

Además, agregó: 

“Soy el presidente de la Ley y el orden y aliado de todas las protestas pacíficas, pero en los recientes días nuestra Nación ha sido tomada por profesionales anarquistas, saqueadores, criminales, Antifa y otros”

.


Por último, aseguró que le recomendó a todos los gobernadores cuyos Estados estén siendo asediados por las manifestaciones que activen la Guardia Nacional.

La Guardia Nacional es una fuerza del Ejército de Estados Unidos con tropas en suelo norteamericano creadas para repeler ataques tanto de grupos externos como internos. La Guardia Nacional es la principal fuerza que repele manifestaciones que se salen de control en EE.UU., y si bien responden al presidente en su rol de Comandante en Jefe, cuando son desplegadas en cada Estado, pasan a recibir órdenes de cada gobernador.

Ad

Rápidamente muchos gobernadores aceptaron la propuesta de Trump y con la ayuda de la Guardia Nacional, desplegada en 27 de los 30 Estados comprometidos, ya han podido controlar la situación.

Lo curioso es que la gran mayoría de los gobernadores o alcaldes de las ciudades donde las protestas son más violentas, pertenecen al Partido Demócrata.

Trump no dudó en criticar a estos gobernadores por su postura laxa en combatir el crimen y dejaron a sus ciudadanos a merced de los violentos:

“Gobernadores estatales y alcaldes locales han fallado en salvaguardar sus residentes, gente inocente ha sido salvajemente golpeada, como el joven en Dallas que lo dejaron a morir en las calles, o la mujer en el norte de Nueva York que fue viciosamente atacada por matones, o los dueños de pequeños comercios que han visto su sueño ser destruido”.

El gráfico video que nombró Trump sobre el “joven de Dallas” fue reportado por el colega Elijah Schaffer, que luego informó que a pesar de estar en un estado muy grave, por ahora está vivo e internado en el hospital.

Además, Trump se refirió a la violencia de parte de los manifestantes contra la Policía, incluso agrediendo a policías negros.

“Un oficial federal afroamericano fue atacado y asesinado. Estos no son actos de personas que protestan pacíficamente, son actos de terrorismo doméstico. 
”

En esta frase, Trump se refirió al oficial federal de seguridad, Patrick Underwood, asesinado a los tiros por dos personas que todavía no han sido identificadas pero fueron grabadas disparándole desde su camioneta. El hecho ocurrió en Oakland, California.

Desde que Trump dio su discurso el lunes, otro policía afroamericano fue asesinado viciosamente por los manifestantes.

Su nombre es David Dorn, capitán retirado de la Policía de la ciudad de St. Louis. Tenía 77 años y había sido una persona muy importante para la comunidad afroamericana local, habiendo luchado por sus derechos en la década del ’60 y reconocido por sus pares.

Dorn, en su condición de civil, estaba pasando por una joyería cuando estos manifestantes estaban robando mercadería y un televisor. Cuando el policía retirado les advirtió que lo que estaban haciendo estaba mal, fue asesinado a sangre fría de un tiro en la cabeza y otro en el pecho.

¿Cuántos más afroamericanos se deben morir hasta que el terrorismo de izquierda esté satisfecho?

Ad

Uno de los últimos bastiones de las protestas que todavía no pudo ser controlado es el del Estado de Nueva York, principalmente la Ciudad de Nueva York. Tanto el Estado como la Ciudad están en manos de los demócratas Andrew Cuomo y Bill de Blasio, respectivamente.

A pesar de las advertencias de Trump, el gobernador Cuomo se negó a aceptar la ayuda de la Guardia Nacional el día lunes. 

Pero luego de una noche del terror en las calles de Manhattan, donde un policía fue atropellado y casi pierde la vida, otro policía fue disparado y tuvo que ser internado de urgencia y hubo miles de saqueos e incendios, finalmente Cuomo activó la Guardia Nacional, pero se encontraría con la resistencia del alcalde De Blasio.

De Blasio es un demócrata muy de izquierda, con intenciones marxistas muy peligrosas, perteneciente al ala más radical del Partido, y se niega rotundamente a aceptar la ayuda del gobierno federal. 

En lo que fueron las protestas del martes, De Blasio volvió a desplegar la NYPD, la policía local de Nueva York y la más grande y mejor equipada del país, pero que sin armas de alto calibre, helicópteros e instrumentos de control de multitud, falló estrepitosamente en garantizar la paz en su Ciudad.

Cuomo, que en un primer momento atacó ferozmente a Trump por ofrecer la Guardia Nacional, ahora trata de inútil a De Blasio públicamente por no aceptar la ayuda federal.

“El alcalde no entiende el problema, no entiende la magnitud del problema, subestima la duración del problema, y creo que no usaron la suficiente cantidad de policías ayer a la noche. Esto no está abierto a discusión”.

Ad

En su discurso en la Casa Blanca del lunes, Trump abordó la situación de la capital estadounidense, Washington D.C., cuando el domingo por la noche los manifestantes desbordaron al Servicio Secreto y llegaron hasta las puertas del Jardín de la Casa Blanca. En ese momento la Casa Blanca apagó sus luces y dejó salir a la Policía Militar, una rama de la seguridad del Capitolia altamente entrenada en control de disturbios.

“Estoy despachando personal militar seriamente armados para detener los disturbios, los saqueos, vandalismo y la destrucción de la propiedad. Arrestaremos, procesaremos y enjuiciaremos a los violentos, y quiero que sepan los organizadores de este terror que se enfrentan a grandes penas, multas y sentencias muy largas en la cárcel, esto implica a AntifA y a otros organizaciones que están ejerciendo como instigadores de esta violencia

El presidente terminó su discurso con una gran reflexión: “Cuando no hay ley, no hay oportunidad. Cuando no hay justicia, no hay libertad. Y cuando no hay seguridad, no hay futuro. Los mejores días de esta nación están por venir”

Tras su discurso, acompañado de su hija Ivanka, del Fiscal General de la Nación William Barr, y otros miembros de su gabinete, el presidente Trump ordenó que se abran las puertas de la Casa Blanca y caminó entre los manifestantes hacia la histórica iglesia episcopal St John’s, que fue había sido vandalizada e incendiada la noche anterior.

Al llegar, sostuvo una biblia en su mano frente a los reporteros, dejando una de las postales más icónicas de su administración y tal vez, de la política norteamericana en décadas.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Un condado de Arizona se niega a certificar la victoria de los demócratas y pone en jaque el sistema de fraude de Katie Hobbs

Publicado

en

El condado de Cochise es el único de los 15 condados que componen el estado que se niega a certificar la elección mientras los candidatos trumpistas impugnan los resultados ante la justicia.

Despues de las incontables denuncias de fraude en las elecciones del pasado 8 de noviembre en el estado de Arizona, el condado de Cochise, el tercero más poblado, anunció la semana pasada que no certificaría los resultados hasta que se otorgue una explicación oficial para todos los problemas registrados.

Máquinas rotas el día de la elección, más de 500 denuncias de personas depositando paquetes de cientos de votos por correo en las casillas de votación, problemas con las máquinas de tabulación durante el conteo, y una decena de otros problemas registrados han llevado a las autoridades del condado, que están compuestas tanto por demócratas como por republicanos, a no certificar el resultado.

Sin el resultado de Cochise, el estado no puede dar un resultado final para ninguna de las carreras, lo cual ha puesto en jaque a la Secretaria de Estado, Katie Hobbs, encargada de llevar a cabo las elecciones en Arizona, y al mismo tiempo, candidata demócrata para la gobernación.

Hobbs, quien se creía que el fraude en esta ocasión sería un trámite, como lo fue en la elección del 2020, presentó una demanda este lunes para forzar a Cochise que aún no ha certificado su victoria. La demanda, presentada ante el Tribunal Superior de Arizona, pretende obligar a la Junta de Supervisores del Condado de Cochise a certificar los resultados antes del lunes 5 de diciembre.

Según los resultados preliminares que publicó la Secretaría de Estado, Hobbs se impuso por el 0,6% de los votos contra la republicana Kari Lake. Mientras que el senador demócrata Mark Kelly reeligió contra el candidato republicano Blake Masters por el 5%, la candidata demócrata a fiscal general Kris Mayes se impuso por el 0,2% de los votos contra el republicano Abe Hamadeh, y el candidato demócrata a secretario de estado Adrian Fontes ganó contra el republicano Mark Finchem por el 4%.

Sin embargo, Cochise, uno de los 15 condados que componen al estado, fue el único distrito que se rebeló ante la victoria fraudulenta demócrata y que por denuncias de sus residentes de errores en las máquinas que cuentan los votos se niega a certificar la elección hasta que los mismos sean investigados.

Entre los que ya certificaron sus elecciones se encuentra el inescrupuloso condado de Maricopa, el lugar donde mayores denuncias de fraude se realizaron y donde el día de la elección, cuando un mayor flujo de votantes republicanos se auguraba, comenzaron a fallar las máquinas de votación y miles de personas fueron enviados a sus casas.

La certificación se produjo en una audiencia donde muchos fiscales de mesa presentaron objeciones y evidencias de las irregularidades que fueron ignoradas por los funcionarios del condado de Maricopa.

De acuerdo a estos fiscales, la tasa de rechazo de boletas llegó a ser del 52% en algunos lugares, un número sin precedentes e incluso mayor que el 37% que se había registrado en 2020, cuando también hubo problemas en las máquinas. Aquél número ya había sido récord histórico, y desde que se tiene registro la tasa de rechazo de boletas había sido menor al 3%.

Se calcula que 70 de los 223 centros de votación del condado de Maricopa informaron el día de las elecciones un mal funcionamiento de las máquinas tabuladoras, algo que provocó que aproximadamente 16.000 papeletas no pudieran pasar por los tabuladores electrónicos.

Como explicamos anteriormente, en Arizona no es ilegal que la persona que maneja las elecciones se presente como candidato a los comicios y pueda usar esta posición para su propio beneficio abusando de su poder, como ahora lo está haciendo Hobbs, actual ocupante del cargo de Secretaria de Estado.

Contraofensiva Republicana

Si bien la elección ya está cerrada, y es poco probable que la resistencia del condado de Cochise prevenga la certificación general del resto del estado, todos los ojos están puesto en la elección a Fiscal General de Arizona.

El trumpista Abe Hamadeh presentó una demanda este martes impugnando los resultados preliminares de las elecciones estatales en una carrera que se dirige a un recuento automático. Hamadeh, que se presenta para ser el nuevo Fiscal General del Estado, perdió supuestamente la elección ante su oponente demócrata Kris Mayes por solo 510 votos.

En el recuento para esta carrera en particular, la resistencia del condado de Cochise puede ser fundamental, y con que en este condado encuentre 510 votos de más de 4 millones que hayan sido contados erróneamente, la victoria podría quebrarse en favor del republicano.

La demanda de Hamadeh pone el foco en las irregularidades que se vivieron en el infame condado de Maricopa, donde Hobbs consiguió robarse la elección. El escrito judicial alega que se ha privado indebida e inconstitucionalmente a las personas cuya elegibilidad no pudo ser confirmada de la oportunidad de emitir un voto; que se han tabulado indebidamente ciertas papeletas que no pudieron ser tabuladas electrónicamente anteriormente y que muchas de las firmas presentadas en el voto por correo no coinciden con la de los votantes. 

Seguir Leyendo

Estados Unidos

En pleno Mundial, Estados Unidos aprobó la venta de sistemas “anti-drones” por 1.000 millones de dólares a Qatar

Publicado

en

El Departamento de Estado confirmó que Doha podrá comprar 10 sistemas defensivos “anti-drones”, 200 interceptores y otros equipos relacionados a empresas de desarrollo tecnológico militar norteamericano.

Mientras todos los ojos están puestos en el Mundial de Fútbol, el cuerpo diplomático de Qatar logró que Estados Unidos le apruebe la venta de armas, sobre todo de sistemas defensivos “anti-drones”, por valor de 1.000 millones de dólares.

La transacción se dio a conocer durante el entretiempo del partido entre Irán y Estados Unidos, en el estadio al-Thumama de Doha, que terminó con el triunfo 1-0 de los norteamericanos y su clasificación a los Octavos de Final de la Copa Mundial de la FIFA.

Los principales contratistas que entregarán sus productos serán Raytheon Technologies Corp (RTX. N), SRC y Northrop Grumman Corp (NOC. N), según informó el Pentágono en un comunicado. Cabe recordar que los ex gerentes de estas tres compañías hoy forman parte del gobierno de Biden, con el caso más explícito siendo el de Lloyd Austin, actual Secretario de Defensa y cabeza del Pentágono, que hasta el año pasado era el CEO de Raytheon.

El Departamento de Estado anunció que había firmado la venta de 10 sistemas de drones defensivos, 200 interceptores y equipos relacionados. Si bien las relaciones de Qatar con Irán son más amistosas que las del resto de los países del Golfo, sobre todo porque ambos comparten el mayor campo de gas del mundo, no deja de ser una amenaza a la supremacía de Irán en la región.

A pesar de la aprobación pública del Departamento de Estado, la notificación no indica que se haya firmado un contrato o que las negociaciones hayan concluido. Para ello todavía falta, y la venta final podría concretarse en unos años.

El acuerdo requeriría de la asignación de cinco representantes adicionales del gobierno de Estados Unidos y 15 representantes de contratistas estadounidenses a Qatar durante cinco años para apoyar las actividades de campo, capacitación y mantenimiento.

Dron estadounidense del tipo que serían vendidos a Qatar.

El Departamento de Estados dijo en un comunicado oficial que la venta “respaldaría la política exterior y los objetivos de seguridad nacional de Estados Unidos al ayudar a mejorar la seguridad de un país amigo que continúa siendo una fuerza importante para la estabilidad política y el progreso económico en Medio Oriente”.

Mejorará la capacidad de Qatar para hacer frente a las amenazas actuales y futuras al proporcionar capacidades de derrota electrónica y cinética contra los sistemas de aeronaves no tripuladas (drones). Qatar no tendrá dificultad en absorber estos artículos y/o servicios en sus Fuerzas Armadas”, señaló el comunicado estadounidense.

La posible aprobación de la venta se produce después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, designara a principios de este año a Qatar como un importante aliado no perteneciente a la OTAN de Estados Unidos, otorgando un estatus especial a un amigo clave en una región turbulenta.

Qatar es un buen amigo, un socio confiable y capaz. Y estoy notificando al Congreso que designaré a Qatar como un importante aliado no perteneciente a la OTAN para reflejar la importancia de nuestra relación. Creo que hace tiempo que debería haberse hecho“, dijo Biden en enero cuando se reunió con el emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani, a principio de año.

Reunión entre Joe Biden y Tamim bin Hamad al-Thani en Doha, en enero del 2022

La semana pasada, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, viajó a Qatar para participar de un foro de diálogo estratégico, y ver el partido de Estados Unidos contra Gales por el Mundial.

La visita supuso un fuerte simbolismo diplomático de Estados Unidos en la región pues, a diferencia de Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, Qatar se alineó con Estados Unidos a favor de Ucrania y en contra de Rusia y de Vladimir Putin.

Junto con la aprobación en su momento de que Qatar sea la sede del Mundial 2022, el país árabe da un histórico paso en la normalización de relaciones con países occidentes, a pesar de su retórica interna en contra del imperialismo y del colonialismo de países como Estados Unidos o el Reino Unido.

Seguir Leyendo

Economía

Bidenomics: La Bolsa cayó un 17% en lo que va del año y los bonos del Tesoro tuvieron el peor derrumbe desde 1788

Publicado

en

El índice S&P 500 obtuvo el peor rendimiento de 11 meses para cualquier año desde 2008, y los bonos emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos se desplomaron al ritmo más violento registrado desde 1788. 

Los efectos adversos de la aplicación de fuertes estímulos fiscales y monetarios durante la pandemia siguen dando de qué hablar aún en la actualidad, dos años después del impacto por la emergencia.

La reaparición de la inflación en Estados Unidos desequilibró el rendimiento que era habitual tener en los últimos años. El índice bursátil S&P 500 obtuvo una caída nominal del 17% entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, y considerando el efecto del alza de los precios la caída efectiva es aún más drástica. 

Pero obviando el efecto de la inflación, aún así la caída nominal del precio de las acciones es la peor registrada para un período de 11 meses desde el año 2008. Esto desalienta la inversión en el agregado de la economía, ya que se modifica la relación entre el valor real de reposición de los bienes de capital y el valor del capital en el mercado bursátil a través. 

La caída del S&P 500 es equivalente a una pérdida de hasta US$ 11 billones en capitalización de mercado durante los últimos 11 meses. Solamente para tomar una real dimensión de lo que este monto significa, resulta equivalente a producción anual de bienes y servicios de las economías de Alemania, Japón y Canadá, puestas juntas.

El valor bursátil de las empresas tecnológicas se vio particularmente afectado, lo cual precipitó una oleada de despidos sobre las principales Bit Tech de los Estados Unidos

Lo que es aún peor, la caída de los bonos de largo plazo del Tesoro de los Estados Unidos es la peor registrada desde el año 1788. Pero combinando el desempeño de los bonos públicos y las acciones del sector privado, los retornos nominales correspondientes al 2022 arrojan la peor combinación desde 1932, cuando el país atravesaba la famosa Gran Depresión. 

La economía de Biden dista mucho de la solidez adjudicada por el Presidente, y según algunas firmas especializadas en microdatos de alta frecuencia como IHS Markit, la actividad económica manifiesta evidentes señales de desaceleración desde, al menos, noviembre del año pasado. 

Seguir Leyendo

Tendencias