Conecte con nosotros

Estados Unidos

Trump arrasó en el Segundo Debate con una moderadora demócrata, micrófonos apagados y los medios en su contra

En el último debate antes de las elecciones del 3 de noviembre, el presidente Trump se impuso sobre Joe Biden de manera contundente. Aprovechó los micrófonos apagados para mostrar una imagen más calmada y dejó a Biden que se hunda en sus propios furcios.

Publicado

en

El presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden se enfrentaron en el segundo y último debate antes de las elecciones del 3 de noviembre este jueves por la noche. El debate fue transmitido por la emisora ultra-demócrata NBC News, que celebró el debate en Nashville, Tennessee, con la moderadora Kristen Welker, periodista y militante del Partido Demócrata.

Este fue el primer debate de la historia del país que permitió que la moderadora apague los micrófonos de los participantes. La Comisión de Debates Presidenciales (CPD) aseguró que luego de los enfrentamientos que hubo en el Primer Debate, esta medida era necesaria para poder seguir realizando los encuentros; una medida de último momento que buscó beneficiar a Joe Biden, cuya débil voz fue victima de múltiples interrupciones por el candidato Trump aquella vez.

La regla que se acordó con ambas campañas fue que cada candidato tendría 2 minutos al principio de cada tema, en los que su oponente estaría con el micrófono apagado. Sin embargo, la moderadora abusó de esta herramienta y cortó al presidente Trump en múltiples ocasiones incluso luego de los 2 minutos reglamentarios. 

En esta oportunidad, sabiendo de la desventaja que corría por el silencio obligatorio, Trump se mostró mucho más calmado que en anteriores oportunidades, y dejó una imagen respetuosa ante las cámaras, en lo que fue su último debate presidencial, ya que, gane o pierda, nunca más será candidato a Presidente.

El debate además se produjo tan solo una semana después de la masiva revelación de mails del hijo de Joe, Hunter Biden, en los que se revelaron enormes actos de corrupción de la familia Biden con empresas de Ucrania, Kazajistán, Rusia y China. Además, ese mismo día, uno de los ex socios de Hunter Biden, Tony Bobulinksi, dijo que las acusaciones de que Joe Biden se beneficiaba monetariamente de los negocios de su hijo en China eran ciertas.

La campaña de Biden emitió un comunicado negando las acusaciones minutos antes del debate, pero no presentó evidencias que refuten lo que presentó Bobulinski.

Ad

Coronavirus

Welker inició el debate con el coronavirus, cuestionando a ambos candidatos sobre cómo llevarían al país a la siguiente etapa de la pandemia de COVID-19.

Trump promocionó sus esfuerzos de la Operation Warp Speed ​​para acelerar una vacuna contra el coronavirus, diciendo que una vacuna puede llegar a estar lista tan rápido como “en las próximas semanas” y aseguró que tiene al Ejército listo para entregarla en todo el país. 

Welker, como buena demócrata, cuestionó el cronograma de vacunas de Trump, e hizo referencia a “algunos expertos” que han dicho que Estados Unidos no volverá nunca a la normalidad después de la pandemia.

Biden señaló el número de muertos que sigue aumentando y dijo que Trump “no tiene un plan integral” sobre el coronavirus. Luego, criticó a Trump por esperar a cerrar los viajes desde China después de que 40 países ya lo habían hecho, sin embargo, Estados Unidos fue el primer país del mundo en cerrar sus puertas a China (20 de enero), y Biden en ese momento criticó la medida como “xenófoba“.

La moderadora luego cuestionó a Biden sobre su voluntad de imponer nuevas cuarentenas incluso 7 meses después de la pandemia, ya que muchos temen que nuevas medidas así puedan traer un desastre económico permanente.

Trump lo atacó: No podes volver a poner cuarentena en todo el país. La gente no puede esconderse en su sótano y esperar por un año que el virus se vaya. La gente necesita trabajar“.

En el primer furcio de la noche, Biden argumentó que está “cerrando el virus, no cerrando el país“.

Biden más adelante en el debate respaldó la idea de aumentar el salario mínimo nacional a 15 dólares la hora, argumentando que ayudaría a las pequeñas empresas que intentan recuperarse del efecto de COVID-19. Trump se burló de la declaración, argumentando que aumentar el salario mínimo en un momento de inestabilidad económica destruiría cientos de miles de empresas.

Ad

Cuidado de la Salud

Welker giró la conversación hacia la seguridad social y la atención médica, cuestionando a Trump sobre su oposición al Obamacare y el intento continuo de su administración de desmantelarlo en la Corte Suprema.

Trump ha querido reformar el fracasado plan de Obama desde el inicio de su mandato, pero el Congreso ha puesto múltiples obstáculos en el camino. Por lo tanto, el Presidente, por decreto, eliminó el “mnadato Individual”, una parte del Obamacare que penalizaba con un destructivo impuesto a cualquier individuo que no se quiera meter en el programa estatal del Obamacare.

Trump reiteró su apoyo a la cobertura de condiciones preexistentes de los clientes del sistema de salud privado, diciendo que cualquier plan que él y los republicanos usarían para reemplazar Obamacare incluiría dicha cobertura. Trump continuó acusando a Biden de apoyar un sistema de salud socialista.

Welker saltó de la acusación de Trump y le pidió a Biden que explicara su plan para “construir a partir de” Obamacare.

Biden dijo que facilitaría la competencia entre las compañías de seguros médicos y enfatizó que no quería terminar con los seguros médicos privados. Sin embargo, como se puede ver en otros países del mundo que han tomado este camino, la competencia entre la medicina estatal y la privada destruye el mercado de la salud, ya que es imposible competir entre sí, y presiona a la baja los salarios de los médicos.

Biden argumentó que una de las razones principales por las que se destacó entre sus competidores demócratas en las primarias presidenciales del Partido fue su oposición a la prohibición de los seguros privados, aunque desde entonces ha llegado a un acuerdo con el candidato de extrema izquierda, Bernie Sanders, para llevar a cabo exactamente su agenda socialista.

Ad

Correos electrónicos de Biden:

Biden cayó en la trampa y fue el primero en abordar el tema de las acusaciones contra él y su hijo, cuando mencionó al ex alcalde de la Ciudad de Nueva York y abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y dijo que estaba siendo utilizado como un “peón ruso“.

Al no negar la información, Trump disparó contra el candidato demócrata: Joe obtuvo 3,5 millones de dólares de Rusia. Que vinieron de Putin, porque era muy amigo del ex alcalde de Moscú. Algún día vas a tener que explicarle a los americanos por qué tu familia cobró ese dinero. La respuesta de Joe Biden, a pesar de la enorme cantidad de evidencia en contra, fue la de negar todo.

Todos los mails, los horribles mails, que muestran todo el dinero que te llegó, a vos y a tu familia, de parte de Rusia. Y Joe, vos eras Vicepresidente cuando esto ocurrió… Creo que le debes una explicación a los ciudadanos americanos“, dijo Trump.

Biden negó una y otra vez que se hubiera beneficiado de los negocios de su hijo, nuevamente contradiciendo las declaraciones de Bobulinski y los correos electrónicos reportados. Biden argumentó que Trump no debería acusarlo de corrupción cuando él mismo no está dispuesto a publicar sus declaraciones de impuestos.

Yo no gano dinero con China, tú lo haces. No gano dinero con Ucrania, tú lo haces… Eres el ‘gran hombre’ en los correos electrónicos“, respondió Trump, haciendo referencia a los correos electrónicos de Hunter Biden donde dicen que un porcentaje de los contratos serían cobrados por “the big guy”, en clara referencia a su padre.

Ad

Inmigración

Desesperada por sacarlos del tema de los mails de Hunter, que dañan a la campaña demócrata, Welker giró la conversación hacia la inmigración, cuestionando a Trump sobre sus políticas de separación de niños y preguntó cómo planeaba reunir a las familias.

Trump argumentó que los niños son llevados al otro lado de la frontera por “cárteles y coyotes”; carteles son las mafias narcotraficantes y coyotes es el nombre coloquial para quienes trafican personas entre países, y que su muro puso fin a esto.

Trump argumentó que la administración Obama había iniciado la política de separación de niños y su administración fue responsable de ponerle fin a ello.

Welker luego presionó a Trump sobre las supuestas jaulas donde los niños inmigrantes van a parar cuando sus padres delincuentes son arrestados.

Trump fue contundente: “Las jaulas las construyeron ellos. Decían que yo las construí pero es mentira. Se publicaron fotos de esas jaulas horribles y dijeron ‘miren estas jaulas que construyó Trump’. Después tuvieron que corregirse, esas jaulas se construyeron en 2014, cuando él era Vicepresidente“.

Luego del debate, resurgieron las fotos demostrando que Trump tenía razón, y que las jaulas que se le adjudican a Trump fueron construidas por el Director de Seguridad Nacional de Obama, el afroamericano Jeh Johnson.

Ad

Disturbios Raciales

Welker cuestionó tanto a Trump como a Biden sobre sus posiciones pasadas sobre cuestiones raciales. Sin sustancia contra Trump, Biden terminó defendiéndose de un proyecto de ley contra el crimen que presentó cuando era Senador en 1994 que apuntaba directamente contra las comunidades afroamericanas.

Trump lo acusó a Biden de haber llamado a los delincuentes afroamericanos “super-depredadores” y de haber dicho que no quería que su ciudad se convierta en una jungla racial.

Trump argumentó también que Biden ha tenido décadas para corregir sus errores tanto en el Senado como cuando fue Vicepresidente durante 8 años.

¿Por qué no lo hiciste?” le preguntó a Biden. “Pusiste a decenas de miles de jóvenes, en su mayoría negros, en prisión“. 

Biden argumentó que el Congreso republicano impidió que la administración Obama actuara sobre la reforma de la justicia penal, algo que no es cierto ya que entre 2008 y 2010 gobernó con super mayoría demócrata. De todos modos, Trump señaló que pudo aprobar la Ley del Primer Paso junto con los republicanos para liberar cientos de afroamericanos encerrados injustamente por la ley de 1994 de Biden, diciendo que “tuvo que convencer a muchos demócratas“.

Incluso la fact-checker ultra-demócrata Snopes atribuyó como correcta las acusaciones de Trump.

Ad

Cambio Climático

Welker terminó el debate sobre el tema del cambio climático, cuestionando la decisión de Trump de retirarse de los Acuerdos de París y pidiendo a Biden que dé una respuesta final a su posición sobre el fracking. Biden dijo que se oponía a la prohibición del fracking, a pesar de que fue filmado cientos de veces diciendo lo contrario, y lo desafió a Trump a publicar dichos videos.

Al minuto de terminado el debate, Trump publicó en su cuenta de Twitter el video solicitado, dejando en ridículo a Biden. Al finalizar, en el peor furcio de la noche, Biden aseguró que buscaría alejar a Estados Unidos del petróleo, destruyendo un estimativo de 9,8 millones de empleos.

Ad

Mirá el análisis del Debate en un programa especial de La Derecha Diario

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Los Ángeles anuncia el pasaporte de vacunación un día después que el gobernador demócrata sobreviva la elección

Publicado

en

Rompiendo una promesa de campaña en tan solo 24 horas, las autoridades demócratas del condado de Los Ángeles anuncia un Pase Covid para salir a la calle.

A pesar de que el Partido Demócrata había prometido en la campaña de la elección de revocatoria que no promovería el pasaporte de vacunación en el Estado, este jueves el condado de Los Ángeles emitió una orden de salud que requerirá que los residentes muestren prueba de la vacunación Covid-19 en bares, bodegas, cervecerías, clubes nocturnos y cines bajo techo a partir de octubre, según la directora de salud del condado, la Dr. Barbara Ferrer.

Los funcionarios hicieron el anuncio un día después de que el gobernador de California, Gavin Newsom, sobreviviera a las elecciones revocatorias en su contra, rompiendo su promesa de campaña en tiempo récord.

Se requerirá que los usuarios y empleados tengan al menos una dosis de la vacuna antes del 7 de octubre y su segunda dosis antes del 4 de noviembre.

En California, los patrocinadores de eventos bajo techo con más de 1.000 asistentes ya debían mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa. La nueva orden sanitaria también se aplicará a los eventos al aire libre.

Todos los participantes, incluidos los empleados, de grandes eventos al aire libre con multitudes de más de 10.000 personas deberán mostrar prueba de vacunación o prueba de una prueba de Covid-19 negativa dentro de las 72 horas. El requisito también se aplicará a los parques temáticos como Disney.

Los legisladores demócratas de California archivaron los proyectos de ley que emitían más restricciones de Covid-19 días antes de la elección revocatoria, para demostrar que ellos no estaban a favor de restringir las libertades de los californianos. Sin embargo, la legislatura ha indicado luego de ganar que es probable que vuelva a examinar esos proyectos de ley en enero de 2022.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

SpaceX realiza la primera misión espacial con civiles y la cápsula ya orbita la Tierra

Publicado

en

La empresa de Elon Musk vuelve a ponerse al frente del sector con un viaje de cuatro tripulantes, lanzada desde Cabo Cañaveral, que logró separarse con éxito del cohete y ya puso a 4 civiles en el lugar más lejos de la Tierra de la historia.

La segunda etapa del cohete Falcon 9 de SpaceX se separó como estaba previsto unos 12 minutos después del despegue, dejando la cápsula Dragon con cuatro turistas espaciales a bordo orbitando la Tierra, anunció la compañía de Elon Musk.

Una primera etapa arrancó primero la nave de la gravedad terrestre, antes de separarse y volver sana y salva a un navío en el mar para su reutilización. La segunda etapa terminó de impulsar la cápsula hasta la órbita, donde por primera vez en la historia cuatro novatos fueron enviados sin ningún astronauta profesional a bordo.

Está previsto que la misión Inspiration4 dure tres días y viaje más allá de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Se trata de la primera misión espacial compuesta completamente por civiles, sin astronautas profesionales, que despegó este miércoles desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida).

El histórico lanzamiento de la misión ocurrió a las 20.02 horas del miércoles (00.02 GMT del jueves 16 de septiembre), como estaba previsto.

En medio de gritos y aplausos desde el centro de control se cumplieron todas las etapas del lanzamiento de la misión, gracias a unas condiciones meteorológicas favorables.

¿Quiénes son los cuatro tripulantes?

Esta vez los tripulantes no son astronautas ni gente que haya sido entrenada para manipular una nave espacial, si no civiles con mucho dinero que pagaron para vivir esta experiencia. Uno de ellos es el multimillonario Jared Isaacman, el dueño de Draken y Shift4, quien pagó más de 200 millones de dólares por estar en este vuelo.

El resto de los tripulantes son el ingeniero aeronáutico Chris Sembroski, quien ganó un sorteo para participar del viaje, la asistente médica Hayley Arceneaux, sobreviviente de cáncer que fue donada el lugar en el Dragon, y la científica, piloto y educadora Sian Proctor, quien también ganó un sorteo para estar allí.

Los cuatro civiles, que recibieron entrenamiento durante seis meses sobre maniobras en gravedad cero, entre otras materias, surcarán la Tierra a una velocidad de unos 28.160 kilómetros por hora y darán una vuelta a este planeta cada 90 minutos.

Alcanzarán un altura de unos 575 kilómetros de la Tierra, unos 160 kilómetros más que la Estación Espacial Internacional (EEI), “más lejos que cualquier otro vuelo espacial humano desde las misiones del Hubble”, según SpaceX.

También es una distancia superior a la de los viajes suborbitales que realizaron este año los millonarios Jeff Bezos y Richard Branson a bordo de sendas naves de sus respectivas compañías espaciales privadas, dejando nuevamente a SpaceX como líder en el sector y pionero de los viajes espaciales civiles.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El máximo general del Pentágono traicionó al país y vendió secretos a China durante el gobierno de Trump

Publicado

en

El general Mark Milley cometió traición a la Patria, trató de socavar la figura presidencial y organizó un grupo subversivo en el Pentágono. Los detalles del Jefe de Estado Mayor que cometió el máximo crimen y que saldrá ileso.

En el nuevo libro PERIL de los periodistas Bob Woodward y Robert Costa del Washington Post, que saldrá la semana que viene pero su información ya se hizo pública, se reveló que el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, le dijo al general chino Li Zuocheng que si Estados Unidos atacara a China, él le avisaría de antemano para que pudieran estar preparados y contrarrestar el ataque.

Según el reporte, que viene del seno demócrata y contribuye a la enorme interna que hay en el gobierno de Biden entre el establishment demócrata, al que Milley sin dudas pertenece, y al sector más radicalizado del partido, este general temía que el presidente Trump tomará el poder por la fuerza e iniciara hostilidades con China. 

Milley le aseguró al máximo general chino que Estados Unidos no participaría en hostilidades armadas contra la nación comunista, mientras él fuera Jefe del Estado Mayor.

La investigación descubrió dos llamadas. La primera fue realizada por Milley el 30 de octubre de 2020 y la segunda fue realizada el 8 de enero de 2021. En octubre, Milley creyó que Estados Unidos estaba considerando y preparándose para un ataque militar contra el territorio chino, especialmente en la antesala de la elección del 3 de noviembre y mientras China mentía con el coronavirus, invadía ilegalmente Hong Kong, echaba diplomáticos de Estados Unidos e incluso se descubrió que una famosa espía china se encontraba de novia con un importante diputado demócrata miembro del Comité de Inteligencia del Congreso.

En ese contexto, según los registros de la llamada, Milley dijo: “General Li, quiero asegurarle que el gobierno estadounidense es estable y que todo va a estar bien. No vamos a atacar ni realizar ninguna operación cinética en su contra”.

Esto constituye un delito federal, y es considerado la máxima traición a la Patria. Sin embargo, esta tarde Joe Biden salió a decir que defendería a Milley de cualquier acción judicial o militar en su contra, y que confía que actuó con el mejor de los intereses.

Según los periodistas del Post, Milley se apoyó en su relación personal con Li y dijo: “General Li, usted y yo nos conocemos desde hace cinco años. Si vamos a atacar, lo llamaré antes de tiempo. No va a tener ninguna sorpresa”.

Luego, en otra llamada el 8 de enero, dos días después del fatídico día en el que se convalidó el fraude electoral de Joe Biden y los simpatizantes de Trump ingresaron al Congreso en protesta, el libro explica que Milley “estaba seguro de que Trump había sufrido un grave deterioro mental después de las elecciones”.

Según los informes, Milley dijo que Trump estaba “casi maníaco, gritando a los funcionarios y construyendo su propia realidad alternativa sobre interminables conspiraciones electorales” .

Como tal, afirman los autores, “Milley estaba supervisando la movilización del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos sin el conocimiento de Trump, del pueblo estadounidense o del resto del mundo”.

Se informa que Milley convocó una “reunión secreta” en el Pentágono ese 8 de enero, a raíz de los disturbios en el Capitolio y les dijo a los demás generales que no debían recibir más órdenes de Trump.

“No importa lo que te diga”, dijo Milley, socavando directamente la autoridad presidencial, “Tú haces el procedimiento. Tú haces el proceso. Y yo soy parte de ese procedimiento”. Buscó la confirmación visual de cada persona en esa reunión antes de continuar y preguntó “¿Entendido?”.

Al enterarse de esto, hoy Trump publicó un comunicado diciendo que se entera por primera vez de los llamados a China y sus conversaciones con los otros generales. “Milley está completamente loco!”.

Milley también tuvo una llamada telefónica privada con la Presidente de la Cámara de Representantes, la líder del Partido Demócrata Nancy Pelosi, durante la cual los dos coincidieron en que Trump estaba “loco”. Este recuento se basa en una transcripción de la convocatoria.

Según esa transcripción, Milley usó esa llamada para asegurarle a Pelosi sobre la seguridad del arsenal nuclear de Estados Unidos.

“Lo que les estoy diciendo es que si ni siquiera pudieron detenerlo de un asalto al Capitolio, ¿Quién sabe qué más puede hacer? ¿Y hay alguien a cargo en la Casa Blanca que estuviera haciendo algo más que besar su trasero gordo por todo esto?”, dijo Pelosi según figura en el registro, y continuó diciendo: “Sabes que está loco. Ha estado loco durante mucho tiempo”.

Milley le dijo que estaba totalmente de acuerdo y respondió: “Señora presidenta, estoy de acuerdo con usted en todo”.

Fue después de esta llamada telefónica que Milley comenzó a tomar el poder en sus propias manos. Le dijo a su personal, así como al director de la Agencia de Seguridad Nacional Paul Nakasone y a la directora de la CIA, Gina Haspel, que “vigilaran todo todo el tiempo y no le hicieran más caso a Trump”.

Milley creía, según los autores, que estaba actuando en el mejor interés del pueblo estadounidense al quitarle este poder a la presidencia, en secreto, y ejercerlo para sus propios fines. Pero lo que estaba haciendo era un delito, subversión a la presidencia y debería obtener la pena capital por lo que hizo.

Seguir Leyendo

Trending