Seguinos en redes

Estados Unidos

Trump arrasó en el Segundo Debate con una moderadora demócrata, micrófonos apagados y los medios en su contra

En el último debate antes de las elecciones del 3 de noviembre, el presidente Trump se impuso sobre Joe Biden de manera contundente. Aprovechó los micrófonos apagados para mostrar una imagen más calmada y dejó a Biden que se hunda en sus propios furcios.

Publicado

en

El presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden se enfrentaron en el segundo y último debate antes de las elecciones del 3 de noviembre este jueves por la noche. El debate fue transmitido por la emisora ultra-demócrata NBC News, que celebró el debate en Nashville, Tennessee, con la moderadora Kristen Welker, periodista y militante del Partido Demócrata.

Este fue el primer debate de la historia del país que permitió que la moderadora apague los micrófonos de los participantes. La Comisión de Debates Presidenciales (CPD) aseguró que luego de los enfrentamientos que hubo en el Primer Debate, esta medida era necesaria para poder seguir realizando los encuentros; una medida de último momento que buscó beneficiar a Joe Biden, cuya débil voz fue victima de múltiples interrupciones por el candidato Trump aquella vez.

La regla que se acordó con ambas campañas fue que cada candidato tendría 2 minutos al principio de cada tema, en los que su oponente estaría con el micrófono apagado. Sin embargo, la moderadora abusó de esta herramienta y cortó al presidente Trump en múltiples ocasiones incluso luego de los 2 minutos reglamentarios. 

En esta oportunidad, sabiendo de la desventaja que corría por el silencio obligatorio, Trump se mostró mucho más calmado que en anteriores oportunidades, y dejó una imagen respetuosa ante las cámaras, en lo que fue su último debate presidencial, ya que, gane o pierda, nunca más será candidato a Presidente.

El debate además se produjo tan solo una semana después de la masiva revelación de mails del hijo de Joe, Hunter Biden, en los que se revelaron enormes actos de corrupción de la familia Biden con empresas de Ucrania, Kazajistán, Rusia y China. Además, ese mismo día, uno de los ex socios de Hunter Biden, Tony Bobulinksi, dijo que las acusaciones de que Joe Biden se beneficiaba monetariamente de los negocios de su hijo en China eran ciertas.

La campaña de Biden emitió un comunicado negando las acusaciones minutos antes del debate, pero no presentó evidencias que refuten lo que presentó Bobulinski.

Ad

Coronavirus

Welker inició el debate con el coronavirus, cuestionando a ambos candidatos sobre cómo llevarían al país a la siguiente etapa de la pandemia de COVID-19.

Trump promocionó sus esfuerzos de la Operation Warp Speed ​​para acelerar una vacuna contra el coronavirus, diciendo que una vacuna puede llegar a estar lista tan rápido como “en las próximas semanas” y aseguró que tiene al Ejército listo para entregarla en todo el país. 

Welker, como buena demócrata, cuestionó el cronograma de vacunas de Trump, e hizo referencia a “algunos expertos” que han dicho que Estados Unidos no volverá nunca a la normalidad después de la pandemia.

Biden señaló el número de muertos que sigue aumentando y dijo que Trump “no tiene un plan integral” sobre el coronavirus. Luego, criticó a Trump por esperar a cerrar los viajes desde China después de que 40 países ya lo habían hecho, sin embargo, Estados Unidos fue el primer país del mundo en cerrar sus puertas a China (20 de enero), y Biden en ese momento criticó la medida como “xenófoba“.

La moderadora luego cuestionó a Biden sobre su voluntad de imponer nuevas cuarentenas incluso 7 meses después de la pandemia, ya que muchos temen que nuevas medidas así puedan traer un desastre económico permanente.

Trump lo atacó: No podes volver a poner cuarentena en todo el país. La gente no puede esconderse en su sótano y esperar por un año que el virus se vaya. La gente necesita trabajar“.

En el primer furcio de la noche, Biden argumentó que está “cerrando el virus, no cerrando el país“.

Biden más adelante en el debate respaldó la idea de aumentar el salario mínimo nacional a 15 dólares la hora, argumentando que ayudaría a las pequeñas empresas que intentan recuperarse del efecto de COVID-19. Trump se burló de la declaración, argumentando que aumentar el salario mínimo en un momento de inestabilidad económica destruiría cientos de miles de empresas.

Ad

Cuidado de la Salud

Welker giró la conversación hacia la seguridad social y la atención médica, cuestionando a Trump sobre su oposición al Obamacare y el intento continuo de su administración de desmantelarlo en la Corte Suprema.

Trump ha querido reformar el fracasado plan de Obama desde el inicio de su mandato, pero el Congreso ha puesto múltiples obstáculos en el camino. Por lo tanto, el Presidente, por decreto, eliminó el “mnadato Individual”, una parte del Obamacare que penalizaba con un destructivo impuesto a cualquier individuo que no se quiera meter en el programa estatal del Obamacare.

Trump reiteró su apoyo a la cobertura de condiciones preexistentes de los clientes del sistema de salud privado, diciendo que cualquier plan que él y los republicanos usarían para reemplazar Obamacare incluiría dicha cobertura. Trump continuó acusando a Biden de apoyar un sistema de salud socialista.

Welker saltó de la acusación de Trump y le pidió a Biden que explicara su plan para “construir a partir de” Obamacare.

Biden dijo que facilitaría la competencia entre las compañías de seguros médicos y enfatizó que no quería terminar con los seguros médicos privados. Sin embargo, como se puede ver en otros países del mundo que han tomado este camino, la competencia entre la medicina estatal y la privada destruye el mercado de la salud, ya que es imposible competir entre sí, y presiona a la baja los salarios de los médicos.

Biden argumentó que una de las razones principales por las que se destacó entre sus competidores demócratas en las primarias presidenciales del Partido fue su oposición a la prohibición de los seguros privados, aunque desde entonces ha llegado a un acuerdo con el candidato de extrema izquierda, Bernie Sanders, para llevar a cabo exactamente su agenda socialista.

Ad

Correos electrónicos de Biden:

Biden cayó en la trampa y fue el primero en abordar el tema de las acusaciones contra él y su hijo, cuando mencionó al ex alcalde de la Ciudad de Nueva York y abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y dijo que estaba siendo utilizado como un “peón ruso“.

Al no negar la información, Trump disparó contra el candidato demócrata: Joe obtuvo 3,5 millones de dólares de Rusia. Que vinieron de Putin, porque era muy amigo del ex alcalde de Moscú. Algún día vas a tener que explicarle a los americanos por qué tu familia cobró ese dinero. La respuesta de Joe Biden, a pesar de la enorme cantidad de evidencia en contra, fue la de negar todo.

Todos los mails, los horribles mails, que muestran todo el dinero que te llegó, a vos y a tu familia, de parte de Rusia. Y Joe, vos eras Vicepresidente cuando esto ocurrió… Creo que le debes una explicación a los ciudadanos americanos“, dijo Trump.

Biden negó una y otra vez que se hubiera beneficiado de los negocios de su hijo, nuevamente contradiciendo las declaraciones de Bobulinski y los correos electrónicos reportados. Biden argumentó que Trump no debería acusarlo de corrupción cuando él mismo no está dispuesto a publicar sus declaraciones de impuestos.

Yo no gano dinero con China, tú lo haces. No gano dinero con Ucrania, tú lo haces… Eres el ‘gran hombre’ en los correos electrónicos“, respondió Trump, haciendo referencia a los correos electrónicos de Hunter Biden donde dicen que un porcentaje de los contratos serían cobrados por “the big guy”, en clara referencia a su padre.

Ad

Inmigración

Desesperada por sacarlos del tema de los mails de Hunter, que dañan a la campaña demócrata, Welker giró la conversación hacia la inmigración, cuestionando a Trump sobre sus políticas de separación de niños y preguntó cómo planeaba reunir a las familias.

Trump argumentó que los niños son llevados al otro lado de la frontera por “cárteles y coyotes”; carteles son las mafias narcotraficantes y coyotes es el nombre coloquial para quienes trafican personas entre países, y que su muro puso fin a esto.

Trump argumentó que la administración Obama había iniciado la política de separación de niños y su administración fue responsable de ponerle fin a ello.

Welker luego presionó a Trump sobre las supuestas jaulas donde los niños inmigrantes van a parar cuando sus padres delincuentes son arrestados.

Trump fue contundente: “Las jaulas las construyeron ellos. Decían que yo las construí pero es mentira. Se publicaron fotos de esas jaulas horribles y dijeron ‘miren estas jaulas que construyó Trump’. Después tuvieron que corregirse, esas jaulas se construyeron en 2014, cuando él era Vicepresidente“.

Luego del debate, resurgieron las fotos demostrando que Trump tenía razón, y que las jaulas que se le adjudican a Trump fueron construidas por el Director de Seguridad Nacional de Obama, el afroamericano Jeh Johnson.

Ad

Disturbios Raciales

Welker cuestionó tanto a Trump como a Biden sobre sus posiciones pasadas sobre cuestiones raciales. Sin sustancia contra Trump, Biden terminó defendiéndose de un proyecto de ley contra el crimen que presentó cuando era Senador en 1994 que apuntaba directamente contra las comunidades afroamericanas.

Trump lo acusó a Biden de haber llamado a los delincuentes afroamericanos “super-depredadores” y de haber dicho que no quería que su ciudad se convierta en una jungla racial.

Trump argumentó también que Biden ha tenido décadas para corregir sus errores tanto en el Senado como cuando fue Vicepresidente durante 8 años.

¿Por qué no lo hiciste?” le preguntó a Biden. “Pusiste a decenas de miles de jóvenes, en su mayoría negros, en prisión“. 

Biden argumentó que el Congreso republicano impidió que la administración Obama actuara sobre la reforma de la justicia penal, algo que no es cierto ya que entre 2008 y 2010 gobernó con super mayoría demócrata. De todos modos, Trump señaló que pudo aprobar la Ley del Primer Paso junto con los republicanos para liberar cientos de afroamericanos encerrados injustamente por la ley de 1994 de Biden, diciendo que “tuvo que convencer a muchos demócratas“.

Incluso la fact-checker ultra-demócrata Snopes atribuyó como correcta las acusaciones de Trump.

Ad

Cambio Climático

Welker terminó el debate sobre el tema del cambio climático, cuestionando la decisión de Trump de retirarse de los Acuerdos de París y pidiendo a Biden que dé una respuesta final a su posición sobre el fracking. Biden dijo que se oponía a la prohibición del fracking, a pesar de que fue filmado cientos de veces diciendo lo contrario, y lo desafió a Trump a publicar dichos videos.

Al minuto de terminado el debate, Trump publicó en su cuenta de Twitter el video solicitado, dejando en ridículo a Biden. Al finalizar, en el peor furcio de la noche, Biden aseguró que buscaría alejar a Estados Unidos del petróleo, destruyendo un estimativo de 9,8 millones de empleos.

Ad

Mirá el análisis del Debate en un programa especial de La Derecha Diario

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Un solo día después de que Elon Musk dijera que votará por Trump, lo denunciaron por “acoso sexual”

Publicado

en

Elon Musk llama a las acusaciones de conducta sexual inapropiada “totalmente falsas” y “motivadas políticamente”. Prometió crear un nuevo equipo de abogados para denunciar casos de difamación.

El magnate Elon Musk fue denunciado este jueves por “acoso sexual“, en un caso insólito donde una azafata dice que la manoseó y luego la obligó a verle sus genitales en un avión privado de una de sus empresas, SpaceX, en 2016.

Esas acusaciones descabelladas son completamente falsas“, publicó Elon Musk en Twitter luego de que se haga pública la denuncia. “Si estuviera inclinado a involucrarme en acoso sexual, es poco probable que esta sea la primera vez en toda mi carrera de 30 años que sale a la luz”, aseguró, y agregó: “Esto es un ataque contra mí persona motivado políticamente”.

La mujer, que decidió mantener el anonimato, fue supuestamente entrevistada por el medio Business Insider, donde acusó a Musk de “exponerle su pene erecto, frotarle la pierna sin consentimiento y ofreciéndole comprarle un caballo a cambio de un masaje erótico“.

La única evidencia mostrada por Business Insider es el pago de 250.000 dólares por mala conducta para resolver el reclamo y que no llegue a la justicia. El pago, sin embargo, no fue realizado por Elon Musk si no que por el equipo de abogados de SpaceX.

Según Elon, la mujer inventó todo porque sabía que podría sacarle dinero a los abogados de SpaceX, cuya “única misión en la compañía es no llegar a juicio en ningún caso”.

Business Insider dice que la mujer era miembro de la tripulación de cabina por contrato para la flota de aviones corporativos de SpaceX, y que solo presentó una testigo, otra azafata, que según el mismo reporte, no vio la situación (el reporte aclara que estaban solos cuando ocurrió el hecho).

El empresario nacido en Sudáfrica, que tiene ciudadanía estadounidense, canadiense y sudafricana, dijo tan solo el día antes que esta denuncia se haga pública, que este año cambiaría su histórico apoyo del Partido Demócrata a los Republicanos.

“Comenzaron a generar ataques de todo tipo tan pronto como se anunció mí compra de Twitter. En mi carrera de 30 años, incluida toda la era MeToo, no hubo nada que informar, pero, tan pronto como digo que tengo la intención de restaurar la libertad de expresión en Twitter y votar por los republicanos, de repente aparecen las denuncias“, tuiteó.

Como era de esperarse, Twitter empezó a censurar las cuentas que salieron a apoyarlo a Elon Musk. La empresa todavía no pasó al control de Musk, quien está a la espera de que Twitter pueda demostrar fehacientemente ante la justicia que solo el 5% de sus usuarios son bots.

El tweet de Tara Bull, analista de Fox Business, fue completamente censurado luego de que escribiera: “¿Dónde estaban todas estas denuncias antes de que Elon Musk decidiera plantarse contra el establishment?“. El tweet tomó relevancia porque fue respondido por el propio Musk, quien negró todas las acusaciones.

Luego de que se haga pública la denuncia, Elon Musk anunció que va a crear un “nuevo equipo de abogados” para su otra empresa, Tesla, que se encargará específicamente de “iniciar y ejecutar denuncias” a quienes lo difamen, y que no arreglen nunca un caso para no llegar a la justicia.

Me comprometo a nunca buscar la victoria en un caso justo contra nosotros, incluso si ganaríamos, y a nunca pagar para resolver un caso injusto contra nosotros, incluso si perderíamos“, puso en Twitter acompañando una publicación donde pide a “abogados de excepcional habilidad” que le manden su CV con “3 o 5 punteos describiendo excepcional habilidad”.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden compró 13 millones de vacunas contra la “viruela del mono” el mismo día que se conoció un caso en Massachusetts

Publicado

en

La Casa Blanca está exagerando la gravedad de los casos de viruela del mono con fines políticos. Se gastó 113 millones de dólares en la vacuna de Jynneos por un solo caso.

Desde hace días se conoció un pequeño rebrote de casos a nivel mundial de pacientes confirmados o sospechosos de tener la “viruela del mono“. La enfermedad es endémica en las regiones selváticas de África, en países como Nigeria, hace varias décadas, pero ahora por primera vez en muhco tiempo se han detectado brotes esporádicos en otras naciones como España, Portugal e Inglaterra.

Es un virus muy parecido a la varicela, pero con la diferencia que presenta inflamaciones de los ganglios en muchas partes del cuerpo. Estos tipos de virus son catalogados de tipo POX, y esta cepa habría sido transmitida por un mono, por eso en inglés se la conoce como “Monkey Pox“.

Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y, en algunos casos, erupciones cutáneas. Rara vez causa la muerte, y el fallecimiento suele estar vinculado a casos de extrema pobreza en África, donde se han reportado tasas de mortalidad entre 1 y 5%.

El primer caso de rebrote de la viruela del mono afuera de África se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido. Con el correr de los días, las autoridades aseguran que la enfermedad comenzó a propagarse en la comunidad y ya se identificaron hasta la fecha 9 infectados en ese país, un número bajo y lejos de ser una preocupación como lo fue el coronavirus.

Pero eso no frenó a Joe Biden de ordenar una revisión nacional de casos, y luego de encontrar uno en Massachusetts, ejecutó ese mismo día la compra de 13 millones de estas vacunas.

La compra se hizo a los laboratorios Jynneos, por un monto total de 113 millones de dólares. El vocero de asuntos de salud pública de la Casa Blanca, Vivek Murphy, aseguró que no es una enfermedad para preocuparse pero anticipó que si no se “actúa rápido” podría convertirse en la “próxima gran pandemia”.

jynneos
Vacuna de Jynneos, aprobada por la FDA en 2015.

Lejos de ser una enfermedad de transmisión por aire como el coronavirus, la viruela del mono se transmite por el contacto de piel. Pero suele tener que haber frotamiento, no un pequeño contacto.

Por eso, las relaciones sexuales, especialmente anales sin protección, suelen ser el principal vector de contagio de esta viruela. De los 9 casos en el Reino Unido, 6 han reportado ser gays.

La transmisión en Occidente suele ser minúscula. En 2021, hubo solo tres casos en todo el año, y en 2020, uno solo. En Estados Unidos, el año pasado solo se registraron dos casos; y el anterior, ninguno.

Para el Instituto Nacional de Salud (INS) de Colombia, “es muy raro que se inicie el contagio entre personas, pero se puede dar y luego generar cadenas de transmisión”. La aparición del primer caso de la viruela del mono se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido.
El primer caso humano de viruela del simio se informó en 1970.

Es claro que hay una estrategia de comunicación, entre la Casa Blanca y los medios, para hacer de este tema la siguiente gran cosa, esperando que distraiga de la profunda crisis económica que afecta a Estados Unidos, causada por las políticas de Biden.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los demócratas necesitan desviar la atención y ya están hablando de una nueva ola de casos de coronavirus, de la viruela del mono, la guerra en Ucrania y el aborto.

Lo que sea para no hablar de la inflación, del desabastecimiento de leche para bebés, de la escasez de combustibles y demás problemas que aquejan a la población y los estadounidenses saben que la única persona para culpar es Joe Biden.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Tras la lluvia de críticas, la “Ministra de la Verdad” renuncia y Biden suspende la creación de la Secretaría de Desinformación

Publicado

en

Nina Jankowicz ni siquiera llegó a asumir y renunció por las “críticas de grupos de derecha en las redes sociales”.

Nina Jankowicz, la funcionaria desginada para encabezar la “Secretaría de Desinformación” que Joe Biden ordenó crear en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), renunció este miércoles antes de asumir asegurando que fue objeto de una “lluvia de críticas” que “pusieron en riesgo su salud mental”.

La decisión es la consecuencias de semanas de acoso dirigido por parte de usuarios de derecha en las redes sociales, así como amplias críticas de dirigentes republicanos a la iniciativa de luchar contra la desinformación“, le dijo al Insider.

“Después de seis años dedicados al estudio de la desinformación y las mejores prácticas para responder a ella, me uní al DHS para ser la directora ejecutiva de la Junta de Gobernanza de la Desinformación con la intención de apoyar el importante trabajo del Departamento para abordar la desinformación que afecta al territorio nacional“, aseguró.

Pero he decidido dejar el DHS para volver a mi trabajo en el sector privado”, dijo Jankowicz en un comunicado enviado por correo electrónico al diario demócrata. “Es profundamente decepcionante que las caracterizaciones erróneas de la Secretaría se convirtieran en una distracción del trabajo vital del Departamento“.

Según fuentes consultadas por el Insider, Biden ordenó “poner en pausa” la creación de la Secretaría de Desinformación que hubiera tenido la potestad de intervenir en redes sociales y otras paginas de internet para “agregar contexto” a las publicaciones y “combatir la desinformación en línea“.

La Secretaría permanecerá en pausa mientras el Consejo Asesor de Seguridad Nacional lleva a cabo una “revisión y evaluación exhaustiva” para mejorar la transparencia, la confianza pública y la capacidad del Departamento para combatir la desinformación, aseguró el secretario Alejandro Mayorkas.

Los usuarios de Twitter comenzaron a llamar a la Secretaría como el “Ministerio de la Verdad”, una referencia a la novela 1984, de George Orwell, donde el gobierno comunista de Oceania opera un ministerio dedicado a reescribir la historia y cualquier noticia para decir la “verdad”.

Los usuarios de Twitter celebraron la renuncia de Jankowicz, y el candidato a representante de Carolina del Sur, Tim Swaine, la calificó como “una victoria para la libertad y el pueblo estadounidense“.

El analista Richard Hanania, se preguntó con tono irónico: “¿Qué podría darle tanta vergüenza a los demócratas que no se animen a hacer?”. A lo que responde: “Gracias a Nina Jankowicz, tenemos una respuesta“.

El diputada de Luisiana, Mike Johnson, anunció en Twitter que él y otros republicanos habían presentado un proyecto de ley para disolver la Secretaría de Desinformación.

Hoy lideré a 50 miembros de @HouseGOP en la presentación de un proyecto de ley para desfinanciar el ‘Ministerio de la Verdad’ de Biden. El gobierno no tiene ningún papel en la determinación de lo que constituye la verdad o el discurso aceptable, y esta junta distópica e inconstitucional debe ser disuelta. Si Biden no lo hace, lo haremos nosotros”, dijo.

“La decisión de la Administración Biden de crear un ‘Ministerio de la Verdad’ tiene un diseño distópico, es casi seguro que es inconstitucional y está claramente condenada al fracaso desde el principio”, dijo en un comunicado de prensa en su sitio web. “El gobierno no tiene ningún papel en determinar qué constituye la verdad o un discurso aceptable. El presidente Biden debería disolver esta junta de inmediato y por completo. Si no lo hace, lo harán los republicanos”.

Seguir Leyendo

Tendencias