Conecte con nosotros

Estados Unidos

Trump asistirá al histórico lanzamiento espacial de Elon Musk en Florida

El presidente Donald Trump asistirá el 27 de mayo al nuevo lanzamiento de la empresa aeroespacial SpaceX en Florida, del empresario Elon Musk. Este evento será la primera vez que una empresa privada llevará astronautas al espacio.

Publicado

en

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asistirá al lanzamiento de la misión Demo-2 el próximo miércoles 27 de mayo, en el Centro Espacial Kennedy, Florida. 
Allí, los astronautas de la NASA Doug Hurley y Bob Behnken serán lanzados al espacio en un cohete Falcon 9. El lanzamiento es parte de una misión conjunta de la NASA y la compañía privada SpaceX, fundada por el emprendedor Elon Musk, co-fundador de PayPal y también fundador de la automotriz Tesla.
La misión Demo-2 que se lanzará este miércoles tendrá como objetivo llevar a los astronautas Hurley y Behnken a la Estación Espacial Internacional, y será la primera misión tripulada que la compañía de Elon Musk lanzará al espacio. A su vez, esta será la primera vez desde 2011 que la NASA lanzará astronautas al espacio desde suelo estadounidense.

Doug Hurley, nacido en New York y con 53 años, es un ingeniero, piloto de testeo de la NASA y coronel del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Se graduó en ingeniería civil en la Universidad de Tulane, en Louisiana en 1988. 

Bob Behnken, nacido en Missouri y con 49 años, es un ingeniero mecánico y físico graduado de la Universidad de Washington en Saint Louis, y asistió a Caltech (California Institute of Technology), donde obtuvo una maestría en Ciencias Aplicadas. Es piloto de la Fuerza Aérea y ha volado diferentes aeronaves como los modelos F-15 y F-16, y también forma parte de los testeos del F-22. En 2012, fue designado como Jefe de la Oficina de Astronautas, la mayor posición de liderazgo entre los astronautas activos en la NASA. 

Tanto Hurley como Behnken fueron seleccionados como pilotos por la NASA en el año 2000, y desde entonces han conformado numerosas misiones.

Ad

El lanzamiento de esta misión es otro de los pasos tomados por el presidente Trump en su meta declarada de reestablecer el dominio estadounidense en el espacio. En esta línea, creó en 2019 la Fuerza Espacial (Space Force), la nueva sexta rama de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, enfocada en la protección de los intereses de los EE.UU. en el espacio.
Trump es uno de los presidentes más pro-espacio desde Nixon y John F. Kennedy. En 2017 creó el programa Artemis, reviviendo el espíritu de Apollo, a través del cual planea enviar de nuevo al hombre a la Luna para el fin de su segundo mandato si es reelegido, en 2024, donde planea empezar la creación de una base espacial sobre el suelo lunar, que será a su vez utilizada para enviar una expedición a marte durante la década del ’30 (esto es, 2030s). Según los cálculos, para entonces va a ser significativamente más barato lanzar un cohete desde la Luna que desde el planeta Tierra, debido a que se puede utilizar hasta 36 veces menos combustible.
Además, Trump quiere desbloquear una nueva economía en el espacio; la minería de metales como el oro, la plata y el platino. Estos metales de altísimo valor en la Tierra, se estima que en 2 o 3 décadas empezarán a agotarse considerablemente y para evitar una suba calamitosa de sus precios, mirar a la Luna y a los asteroides puede ser una solución realmente plausible.
Todo este plan está siendo desarrollado conjuntamente entre Trump y Elon Musk, el dueño de SpaceX, la empresa aeroespacial privada más exitosa del mundo, que de hecho ha desarrollado tecnología de lanzamiento de cohetes más barata que la que utiliza la NASA. Por lo tanto, desde hace casi una década que para la NASA es más barato contratar los servicios de SpaceX que programar sus propios lanzamientos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a su ex-asesor Steve Bannon y el empresario Elon Musk, el 3 de febrero de 2017 en la Casa Blanca.

Ad

La presencia de Trump en el lanzamiento de la misión Demo-2 es una clara muestra de los fortalecidos vínculos entre la administración Trump y Elon Musk, el sudafricano naturalizado estadounidense cuyos activos suman arriba de 37 mil millones de dólares.

Semanas atrás, Musk había amenazado con mover las fábricas de Tesla, la otra mega-empresa del excéntrico millonario, actualmente establecidas en California, a Texas y Nevada, debido a las tensiones entre Musk y funcionarios del Departamento de Salud de California en torno a la cuarentena por el COVID-19. 
Dicho organismo no ha permitido a Musk reabrir su fábrica en Fremont, California, afirmando que “no están dadas las condiciones” para reactivar su producción. Tesla tenía planeado restablecer la producción y reincorporar a un 30% de los trabajadores a sus puestos de trabajo, pero el condado de Alameda lo impidió. Musk hizo formal una demanda judicial contra el condado, afirmando que sus órdenes van a contramano de “el gobernador, el presidente, nuestras libertades constitucionales y simplemente el sentido común”. La demanda busca revocar dichas órdenes y así permitir a Tesla continuar sus operaciones en Fremont.
Luego de las restricciones impuestas a Tesla por el condado californiano, el presidente Trump expresó su apoyo a Musk a través de las redes sociales, señalando que California debía dejar a Tesla y a Elon Musk reabrir su planta de producción. El empresario respondió agradeciéndole, en lo que sería una de sus primeras interacciones en Twitter.
El conflicto entre Musk y el condado californiano ha traído diversas repercusiones en el ámbito político estadounidense. El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, señaló que Elon Musk y Tesla estaban muy interesados en Texas como posible destino para las fábricas de su compañía, luego de una conversación telefónica entre ambos. 
A lo largo de su historia, Texas ha ofrecido atractivos incentivos a múltiples empresas que buscaron nuevos lugares de asentamiento para sus operaciones, como por ejemplo reducciones impositivas o desregulaciones. Aunque la planta de California es la única fábrica de Tesla en el país, Musk ya cuenta con operaciones en Texas, incluyendo un sitio de pruebas de cohetes para SpaceX en Brownsville, ciudad del condado de Cameron.

Ad

Otra de las personalidades de la política que apoyó a Musk fue el congresista republicano trumpista Dan Crenshaw, también de Texas. 
Crenshaw retwitteó al empresario y publicó un mensaje en el cual señalaba que su estado “se va a poner aún más asombroso” con las potenciales mudanzas de Musk y del conductor de podcasts Joe Rogan.
Poco tiempo después, Musk publicó un curioso mensaje que desató olas de especulación, cuando a través de la red social Twitter dijo: “Take the red pill” (“toma la pastilla roja”). 
Esta frase referencia a la película Matrix, en la cual Neo, el protagonista de la película, es presentado con dos pastillas: una azul, que lo mantiene contento e ignorante en una falsa realidad, y una roja, que le permite observar la verdadera realidad. Desde 2012, la “píldora roja” ha sido utilizada por sectores conservadores de los Estados Unidos como analogía sobre escapar de la “falsa realidad” que la izquierda hegemónica presenta desde la política y los medios de comunicación.
Desde la campaña de Trump en 2015-2016, este concepto se popularizó fuertemente en sectores del Partido Republicano. Por ello, el tweet de Musk fue interpretado por muchos como pruebas de un acercamiento al presidente Trump. Hasta la fecha, Musk no ha refutado esta teoría.

Y como si esto fuera poco, la mismísima hija y asesora del presidente, Ivanka Trump, citó el tweet de Musk, afirmando: “Taken!” (“¡ya la tomé!”)

Un día después de la presentación de la demanda por parte de Elon Musk en contra del condado de Alameda, la asambleísta del Partido Demócrata de California y oriunda de San Diego, Lorena González, lanzó insultos contra el empresario a través de Twitter, luego de que Musk avisara que suspendería sus operaciones en California. A pesar de su autocensura, el mensaje fue corto y conciso: “Fuck Elon Musk.”

Ad

Por todo esto y más, Elon Musk ha ganado recientemente una fuerte admiración de parte de los sectores más conservadores, a pesar de haber sido en el pasado amigo de Barack Obama, defensor de la despenalización de las drogas y un activista del cambio climático. Hoy se muestra cercano a Donald Trump, es una de las principales voces en contra de las cuarentenas excesivas por el COVID-19 y ha hecho una serie de comentarios en contra del progresismo moderno que lo han alejado mucho de la izquierda demócrata. 
El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que vendría a ser como el ministro de Economía en los países latinoamericanos, se alineó públicamente a la postura mantenida por el empresario, al declarar que el gobierno de California debería trabajar más en reabrir la economía local y destacando que Musk es uno de los mayores creadores de empleo y manufactureros en California. 
Por su parte, Musk también ha mostrado un alineamiento a las posturas del presidente y de su gabinete. En respuesta a un usuario de Twitter que lo acusó del gran pecado de “estar de acuerdo con Trump”, Musk respondió que “los que están siempre en desacuerdo [con Trump] tienen una mente cerrada.”
La planta de Tesla en Fremont, California, finalmente reabrió por orden de Musk el pasado lunes 11 de mayo, desafiando las órdenes del condado de Alameda y con un juicio en transcurso. 
En dicha fábrica, los empleados recibieron una capacitación con un video informativo que les explica cómo mantener el distanciamiento social, y que deben respetar el uso de barbijos y guantes.

Ad

Respecto al lanzamiento de la misión Demo-2 de SpaceX, el vicepresidente Mike Pence, otro de los grandes impulsores del renovado programa espacial estadounidense, afirmó esta semana que el lanzamiento servirá como una señal de esperanza para los estadounidenses en medio de la pandemia, en una entrevista brindada a Fox News:

“Cuando la semana que viene, ese cohete se dispare, le recordará al pueblo americano que incluso en medio de en los tiempos más desafiantes, Estados Unidos todavía avanza hacia adelante,” afirmó el vicepresidente.

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence partirán rumbo a Florida para ser testigos del retorno de los vuelos espaciales tripulados el próximo miércoles 27 de mayo a las 4:33 PM, hora de Florida. La última visita del presidente Trump a la Costa Espacial fue en 2017, habiéndola visitado antes durante su campaña. La industria aeroespacial es una prioridad para la gestión Trump, y el binomio Trump-Musk será sin dudas esencial para este propósito.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Biden llamó “desesperado” al presidente de Ucrania para advertirle de una invasión inminente y tuvo que ser calmado

Publicado

en

Los republicanos piden que se haga público el transcripto de la conversación que podría dejar en ridículo al presidente Joe Biden.

Según reportaron varios medios, el presidente Joe Biden llamó “desesperado” a su par de Ucrania para advertirle que tenía inteligencia de un ataque inminente por parte de Rusia y que debía enviar a sus tropas a la frontera.

Sin embargo, Volodomir Zelensky rechazó la advertencia y le pidió “por favor” que se “calmara”. Según fuentes oficiales que escucharon la llamada, Zelensky tuvo que corregir varias afirmaciones falsas de Biden en la llamada que duró aproximadamente dos horas.

Aparentemente, Biden no estaba enterado o no se acordaba que este viernes habrá una cumbre en París entre las autoridades de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia para tratar de poner fin al conflicto“, contó el periodista Jack Posobiec, cercano al gobierno ucraniano.

“Biden le dijo a Zelensky que una invasión es prácticamente segura y que se prepare para el impacto. También le dijo que Kiev podría ser ‘saqueada’ por las fuerzas rusas, y que debía de actuar de inmediato“.

Zelensky le pidió a Biden que frene el mensaje belicista, ya que la inteligencia ucraniana tiene controlada la situación y no ve un ataque de Rusia en las próximas semanas. Además, la retórica de una guerra inminente está desplomando la economía de Ucrania y según el mandatario es todo culpa del mensaje que está saliendo de la prensa norteamericana.

La noticia fue primero publicada por la periodista de la CNN, Natasha Bertrand, quien luego debió borrar su tweet cuando en el medio empezaron a cambiar la historia de lo que había ocurrido para blindar la imagen del presidente demócrata.

Un funcionario ucraniano le dijo a CNN que la llamada entre los dos líderes “no salió bien”, y que Zelensky le terminó colgando el telefono a Biden. Además, la comunicación telefónica no estaba programada y se cree que fue improvisada por el demócrata.

Usualmente Biden mantiene cortas conversaciones con los mandatarios extranjeras, y generalmente le deja a la vicepresidente Kamala Harris o a su secretario de Estado, Anthony Blinken, este tipo de comunicaciones. Pero por alguna razón desconocida, esta vez decidió llevar a cabo la llamada personalmente.

Posterior a la debacle de la llamada, el bloque de diputados del Partido Republicano exigió a la Casa Blanca que publique el transcripto de la conversación entre Biden y Zelensky.

Cabe recordar que en 2020, los diputados demócratas le hicieron un impeachment al entonces presidente Donald Trump por una llamada con el mandatario ucraniano, donde se decía que le había pedido que investigara la corrupción de Biden, por entonces su oponente en las elecciones. La publicación del transcripto refutó esta noticia, y Trump finalmente fue absuelto por el Senado.

Image
Tweet eliminado de la periodista Natasha Bertrand.

Rápidamente el Departamento de Defensa debió hacer control de daños de la situación, y el portavoz John Kirby tomó el escenario un rato después de que estallara la noticia este jueves por la noche.

Kirby no minimizó el mensaje como pidieron los funcionarios rusos y confirmó que Estados Unidos anticipa un ataque contra Ucrania lanzado por el Kremlin tan pronto como mediados de febrero.

Cuando se le preguntó sobre el cronograma del Departamento de Defensa, Kirby dijo: “Siempre hemos dicho y dicho durante bastante tiempo que otra incursión de Rusia podría ser inminente, e inminente significa inminente“.

Seguimos viendo, incluso en las últimas 24 horas, una mayor acumulación de fuerzas de combate creíbles desplegadas por los rusos, nuevamente, en la parte occidental de su país y en Bielorrusia“, aseguró en conferencia de prensa.

Kirby también reveló que las tropas de Fort Bragg, Fort Carson y Fort Campbell se han puesto en alerta máxima para desplegarse en Europa del Este a medida que aumentan las tensiones en la región, pero confirmó que Estados Unidos no se involucraría en el conflicto, más que con sanciones económicas a Rusia si decide invadir.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

La estatua de Teddy Roosevelt del Museo de Historia Natural de Nueva York fue removida por “racista”

Publicado

en

La íconica figura que se inmortalizó en la película “Una Noche en el Museo” ya no es más aceptada por la progresía, y ahora fue retirada de Nueva York por el gobierno.

Image

Desde hace varios años los sectores progresistas dentro de los gobiernos locales, estatales e incluso el federal, han intentado editar la historia estadounidense a su gusto, ya sea eliminando personajes históricos, modificando o demonizando hechos claves en la historia y, como lo es en este caso, removiendo estatuas u otras simbologías de personajes de la historia que no resulten del agrado de la izquierda.

El más reciente caso se dió el pasado miércoles 19 de enero cuando la icónica estatua del vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, Teddy Roosevelt, fue removida de su lugar en el Museo de Historia Natural de Nueva York y será reelocada en el Estado norteño de Dakota del Norte.

La nueva excusa utilizada por los sectores demócratas del gobierno de Nueva York apunta a que la mítica estatua, que ha estado por más de 80 años y en la cual se ve a un Roosevelt montando a caballo escoltado por un hombre afroamericano y un hombre indigena, simboliza al racismo y la supremacía blanca del siglo XX.

Otro de los pretextos utilizados, es que según los sectores radicalizados por el progresismo, la estatua simboliza el coloñalismo, concepto que estos sectores demonizan constantemente, pero que es de crucial importancia para la historia de la humanidad, ya que sin la llegada del hombre a América, no existirían los países occidentales tal como los conocemos en la actualidad.

La remoción, llevada a cabo tras un acuerdo entre el Museo y el gobierno de la ciudad de Nueva York, costó aproximadamente 2 millones de dólares y será relocalizada en la Biblioteca Presidencial Theodore Roosevelt en la ciudad de Medora, Dakota del Norte.

Uno de los descendientes del ex-presidente Roosevelt, Theodore Roosevelt V, celebró la relocalización de la estatua señalando que podrá tener una mejor contextualización y será más respetada allí que en la ciudad de Nueva York.

La estatua del presidente Roosevelt siempre fue vista con orgullo por los neoyorquinos y por el progresismo, incluso inmortalizándolo como uno de los personajes principales de las dos películas de “Una Noche en el Museo”, interpretado por el icónico actor Robin Williams y celebrado por todo Hollywood.

Pero su figura comenzó a ser mal vista luego de la muerte del delincuente afroamericano George Floyd en 2020 en el estado de Minnesota, cuando Black Lives Matter empezó una revisión histórica de todos los presidentes previo a la Ley de Derechos Civiles de 1964, tildándolos a todos de racistas y supremacistas blancos.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Spotify decidió defender a Joe Rogan frente al últimatum de Neil Young y removerá sus canciones de la plataforma

Publicado

en

“Pueden tener a Neil Young o Rogan. No ambos”, había dicho el cantante hace unos días criticando que Spotify le dé un espacio en su plataforma al programa donde se critica la vacuna contra el Covid.

El legendario cantante de folk Neil Young le dio un ultimátum a Spotify a principios de esta semana, diciendo que se negaba a permitir que su música estuviera en la misma plataforma que Joe Rogan

El cantante de “Heart of Gold” acusó a Rogan y su podcast de difundir información falsa sobre las vacunas contra el COVID-19, de ser “anti-gobierno” y de “defender a los conspiranoicos”.

Hace un año, Spotify le pagó más de US$ 100 millones a Rogan para un contrato de exclusividad y poder ser el hogar exclusivo de su programa de podcasts. Young criticó duramente este arreglo, y dijo que su música no puede estar en ningún lugar que le dé un espacio a “gente como Rogan”.

Quiero que le avisen inmediatamente a Spotify HOY que quiero toda mi música fuera de su plataforma”, escribió el ícono del rock de 76 años el pasado lunes. “Estoy haciendo esto porque Spotify está difundiendo información falsa sobre las vacunas, lo que podría causar la muerte de aquellos que creen que la desinformación está siendo difundida por ellos”.

La nota termina con un últimatum formal: “Pueden tener a Neil Young o Rogan. No ambos”. Finalmente, la empresa tecnológica decidió priorizar su contrato con Rogan, que tiene el podcast más escuchado del mundo, y rescindirá su acuerdo con Neil Young a fin de mes.

Young actualmente percibe el 60% de sus ingresos por transmisión de su música en Spotify, según contó en un comunicado en su sitio web, por lo que esta decisión le costará muy caro.

Queremos que todo el contenido de música y audio del mundo esté disponible para los usuarios de Spotify”, dijo un portavoz de la compañía al Wall Street Journal justificando la defensa de Rogan. “Con eso viene una gran responsabilidad de equilibrar la seguridad de los oyentes y la libertad de los creadores”.

A pesar de haber defendido al popular conductor, Spotify le ha censurado episodios en por lo menos seis ocasiones, algo que la empresa destaca con orgullo. “Desde el comienzo de la pandemia“, señaló el portavoz, “Spotify ha eliminado más de 20.000 episodios de podcasts relacionados con COVID de diferentes conductores, entre ellos Joe Rogan“. 

Recientemente, Spotify eliminó el programa más escuchado de todos los tiempos en su plataforma, la entrevista que le hizo Rogan al Dr. Robert Malone, co-creador de la vacuna ARNm que se utiliza actualmente en las vacunas de Pfizer y Moderna.

Malone es un férreo crítico de estas vacunas, y asegura que solo deberían estar aplicándose en pacientes de máximo riesgo, ya que tienen demasiados efectos adversos para dárselas a personas jóvenes y sanas. Además, criticó duramente las restricciones sanitarias y dijo que las medidas gubernamentales de hoy en día le hace acordar a lo que leyó en los libros de historia acerca de la Alemania Nazi.

Aún así, las protestas de Young no fueron suficientes para que la compñía de streaming abandone a su lucrativo conversador estrella. “Lamentamos la decisión de Neil de eliminar su música de Spotify, pero esperamos poder darle la bienvenida de nuevo pronto”, agregó el portavoz. 

Seguir Leyendo

Trending