Seguinos en redes

Reino Unido

Boris Johnson ordena cerrar la infame clínica Tavistock donde se hacían cirugías transgénero en niños

Publicado

en

El NHS anunció que cerrará finalmente el Servicio de Desarrollo de Identidad de Género en la primavera del 2023, poniendo fin al "reino del terror" de la clínica financiada por el Estado.

En sus últimos días en el cargo, el primer ministro Boris Johnson ordenó al Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS, por sus siglas en inglés) cerrar la infame clínica Tavistock, el único centro de salud público habilitado para el tratamiento de cambio de género infantil, luego de una serie de escándalos.

El Servicio de Desarrollo de Identidad de Género (GIDS) de Tavistock & Portman NHS Foundation Trust se había vuelto muy controvertido en los últimos años, por las brutales cirugías y tratamientos hormonales en niños.

El sistema era demasiado simple para un tema tan complejo. Los padres llevaban a sus hijos a la clínica, un médico los analizaba en cinco minutos y les daba el diagnóstico de "disforia de género" y le "recetaba" cirugía o tratamiento hormonal. Se les daba pastillas de hormonas para que tomen un tiempo y después de un tiempo se les asignaba un turno para la operación de genitales en niños.

Según un reporte especial de The Times, el número de niños diagnosticados con disforia de género aument+o un 5.000% en los últimos 10 años, un valor que no condice con la realidad, y rápidamente las denuncias por mala praxis empezaron a caer.

Los denunciantes alegaron que se consideraba que los niños eran trans con pretextos muy débiles. Por ejemplo, a un niña se le ordenó cirugía de reasignación de género porque no les gustaban las "muñecas y cintas rosas".

Además, un ex director del fideicomiso, el Dr. David Bell, advirtió que "prácticamente no había ningún escrutinio psicológico en absoluto" antes de que los niños fueran desviado hacia un camino hacia la medicación y la cirugía que alteran la vida sin posibilidad de dar marcha atrás.

Múltiples familias denunciaron al NHS y a Tavistock después de que hayan "apresurado" la reasignación de género en sus hijos. "Después de aproximadamente tres sesiones cortas y ninguna investigación real de cualquier problema mental que posiblemente subyace a su creencia adolescente de que nació en el cuerpo equivocado, ya se recetaban tratamientos o cirugías irreversibles", escribió un demandante.

Según los informes, hubo un boom de pedidos de "destransición" en los últimos años, que los médicos de Tavistock no pudieron satisfacer, ya que muchos de los tratamientos recetados no permiten volver para atrás.

Una de las figuras públicas que más visibilidad le dio a la situación fue la autora JK Rowling. En múltiples publicaciones en sus redes sociales escribió: “Las clínicas de género del Servicio Nacional de Salud Británico han estado funcionando como si actuaran fuera del requisito ordinario de una buena práctica médica y psiquiátrica. Algunos pueden descartar este documento… pero lo hacen bajo su propio riesgo”, advirtió, citando un artículo académico que explica la importancia de dejar los tratamientos de cambio de género como última opción.

Rowling, una ídola del feminisimo convertida en figura de odio para la nueva izquierda desde que hizo pública su creencia de que "el sexo biológico es real y tiene sus consecuencias" y que "no existe el cambio de género".

El ex donante del Partido Laborista pasó a citar un segundo artículo, titulado “Sexo, género e identidad de género: una reevaluación de la evidencia”, citando su conclusión de que “la psiquiatría se encuentra en el filo de la navaja: corre el riesgo de ser acusada de transfobia o, alternativamente, permanecer en silencio durante este experimento descontrolado”. “Se siente como si estuviéramos al borde de un escándalo médico”, completó. Cuánta razón tenía.

Tras el escándalo, la Dra. Hilary Cass, directora del GIDS, salió a contener la crisis. La pediatra hizo un mea culpa y aseguró que el tratamiento en Tavistock "no es una opción segura o viable a largo plazo" para los pacientes y que su enfoque en la identidad de género ha "eclipsado" las consideraciones de otros problemas de salud mental.

Cass ha recomendado que la clínica sea reemplazada por centros regionales atendidos por médicos con “una perspectiva clínica amplia para integrar la atención de niños y jóvenes con incertidumbre de género dentro de un contexto de salud infantil y adolescente más amplio”. El NHS aceptó esta alternativa, y el Tavistock cerrará en la primavera de 2023.

El NHS también se ha comprometido a inscribir a los jóvenes que recibieron hormonas bloqueadoras de la pubertad en una investigación a largo plazo en colaboración con el Instituto Nacional de Investigación en Salud y Atención para esclarecer mejor sus efectos a largo plazo a los pacientes.

Todas las denuncias coinciden en que los médicos de Tavistock minimizaron los efectos irreversibles de las operaciones de reasignación de género, y en varias ocasiones describieron a los padres y a los niños que es similar a simplemente presionar un "botón de pausa", y nunca hicieron mención de efectos adversos, como la infertilidad.

Reino Unido

El principio del fin: La ciudad de Brighton, una de las más étnicamente inglesas, eligió a un inmigrante musulmán como alcalde

Publicado

en

No es la única. Birmingham, Leeds, Sheffield y Oxford también tendrán alcaldes musulmanes, que llegaron de países donde impera la Ley Sharia.

La ciudad de Brighton and Hove, en el condado de East Sussex, en Inglaterra, ha elegido por primera vez en su historia a un inmigrante musulmán como alcalde. Se trata de Mohammed Asaduzzaman, un concejal del Partido Laborista, quien llegó de Bangladesh en su juventud.

"Brighton and Hove puede esperar un alcalde cuya compasión ya ha dejado una huella en el panorama social, cultural, económico y político de la ciudad", dijo Bella Sankey, la presidente del Consejo Municipal, del que Mohammed era parte hasta ser electo alcalde.

Asaduzzaman, que llegó al país hace 30 años pero no nació en Inglaterra, trabajó en su juventud en el Gobierno de Bangladesh, particularmente en el Ministerio de Riego y Desarrollo Hídrico del país asiático.

Según relatan sus pares, durante la pandemia de Covid-19 decidió meterse en política e impulsó una campaña de vacunación en los centros de refugiados para que los inmigrantes indocumentados puedan recibir las dosis de la vacuna. Incluso, dicen, actuó como intérprete con médicos y enfermeros.

Si bien es una ciudad pequeña, y la mayoría de las decisiones las toma el Consejo, la llegada de un musulmán a encabezar un ayuntamiento en Inglaterra marca un antes y un después en el proceso demográfico y migratorio que está atravesando Europa.

Si bien el caso de Mohammed fue el más famoso, no fue el único inmigrante musulmán que en las elecciones municipales de mayo accedió a la alcaldía de su ciudad en Inglaterra. Además de la reelección del paquistaní Sadiq Khan al frente de Londres, hubo otros cuatro islamistas que ahora son alcaldes.

La ciudad de Birminghan quedó en manos de Chaman Lal, originario de la India; la ciudad de Leeds será gobernada por Coun Akthar, de Afganistán; la ciudad de Sheffield tendrá como alcalde a Magid Magid, un supremacista negro fanático islamista de Somalía, y por último, en Oxford habrá otra inmigrante de Bangladesh, la inmigrante musulmana Lubna Arshad. Todos son miembros del izquierdista Partido Laborista.

Seguir Leyendo

Reino Unido

AstraZeneca admitió ante un tribunal británico que su vacuna contra el COVID puede causar trombosis

Publicado

en

Tres años después del fin de la pandemia, víctimas de los efectos adversos lograron que el laboratorio inglés admita que su inoculación tiene efectos adversos graves y con una tasa de incidencia mayor a la reportada originalmente en 2021.

El laboratorio AstraZeneca admitió en documentos legales que su vacuna contra el COVID-19 podría inducir un síndrome de trombosis, en medio de una demanda colectiva que se inició en el Reino Unido, donde se alega que el fármaco, producto de la colaboración entre esa compañía farmacéutica y la Universidad de Oxford, sería la causa lesiones graves en varios pacientes.

Desde hace años que distintos medios e investigadores advierten sobre los efectos secundarios de las vacunas, con la fórmula de AstraZeneca como una de las más riesgosas. De hecho, la compañía ya había revelado en un paper publicado en 2021 que existía la posibilidad de ese efecto adverso en casos muy raros.

Pero ahora la demanda argumenta que el inoculante provocó una reacción adversa grave en algunas personas, que afectó de manera devastadora a varias familias, con un riesgo mucho mayor al admitido dos años atrás.

Este reconocimiento por parte de AstraZeneca podría sentar las bases para un acuerdo de compensación de hasta 100 millones de libras esterlinas (unos 125 millones de dólares) para los demandantes, informó el medio británico The Telegraph.

El mencionado diario indicó que en un primer momento el laboratorio rechazó las afirmaciones de que existían efectos adversos, pero luego, en febrero, aceptó, en un documento legal que presentó ante el Tribunal Superior, que su formulación “puede, en casos muy raros, causar TTS”, es decir, síndrome de trombosis con trombocitopenia, que provoca que las personas tengan coágulos de sangre y un recuento bajo de plaquetas en sangre.

El Tribunal Superior del Reino Unido recibió la presentación de 51 casos de personas que afirman haber sufrido estos cuadros o sus familiares, y la farmacéutica se hizo responsable de todos ellos.

Según describe The Telegraph, el laboratorio admitió la presencia de estos casos raros en el marco de una defensa legal ante la demanda de Jamie Scott, quien fue el primero en presentarse en 2023 ante la Justicia.

El hombre sufrió una lesión cerebral irreversible tras desarrollar un coágulo de sangre y una hemorragia cerebral luego de ser vacunado en abril de 2021. El caso involucra un daño moral teniendo en cuenta que el hospital avisó a su esposa —ambos son padres de dos niños— que moriría.

Según describió el periódico, en mayo del año pasado en una carta a los abogados de Scott, AstraZeneca dijo: “no aceptamos que el TTS sea causado por la vacuna a nivel genérico”. Pero en el documento legal presentado ante el Tribunal Superior en febrero el laboratorio dijo: “Se admite que la vacuna AZ puede, en casos muy raros, causar TTS. Se desconoce el mecanismo causal”.

Asimismo, destacó: “Además, el TTS también puede ocurrir en ausencia de la vacuna AZ (o cualquier vacuna). La causalidad en cualquier caso individual será materia de prueba pericial”.

Un estudio publicado en la revista científica BMJ en octubre de 2022, sobre la base de una investigación realizada entre diciembre de 2020 y mediados de 2021 en base de datos de salud de Francia, Alemania, los Países Bajos, España, el Reino Unido y los EE. UU. se identificó por primera vez un vínculo entre la vacuna mencionada y la enfermedad que dieron en llamar entonces trombocitopenia y trombosis inmunitarias inducidas por vacunas (VITT).

Los medios de comunicación y las compañías de redes sociales intentaron tapar la existencia de estos hallazgos, hasta que un paper fue publicado, el 27 de julio de 2021, en la revista The Lancet, titulado “Trombosis muy rara con trombocitopenia después de la segunda dosis de AZD1222: un análisis de la base de datos de seguridad global”, de científicos del propio laboratorio.

Allí, señalan que “desde el lanzamiento de la vacuna COVID-19, se han informado casos muy raros de trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS), que se conoce como trombocitopenia trombótica inmune inducida por la vacuna”.

Si bien en un primer momento se mostraron reticentes, la la Organización Mundial de la Salud terminó admitiendo en su página oficial que la vacuna ChAdOx1-S (recombinante) de Oxford/AstraZeneca presenta efectos adversos.

El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas aseguró: “Se ha notificado un nuevo tipo de evento adverso muy raro, conocido como síndrome de trombosis con trombocitopenia, tras la administración de esta vacuna".

Aunque aclaró que dada la mortalidad que en ese momento se creía que tenía el coronavirus, mayor a los efectos adversos, convenía vacunarse: "Este síndrome comporta alteraciones de la coagulación sanguínea graves y poco frecuentes asociadas a recuentos plaquetarios bajos. En los países en que actualmente se registra transmisión del SARS-CoV-2, las ventajas de vacunarse superan con creces los riesgos, dada la protección que confiere la vacuna frente a la COVID-19″.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Un inmigrante ilegal que había marchado con un cartel de "los inmigrantes no somos criminales" fue arrestado por violar una niña de 15

Publicado

en

Un congolés que sobrevivió tres intentos de deportación y que se había hecho famoso protestando en contra de la política migratoria conservadora, se declaró culpable esta semana de violar a una niña de 15 años.

Anicet Mayela, un inmigrante ilegal que llegó en 2004 a Londres de la República del Congo, se viralizó unos años atrás cuando en una marcha en contra de las políticas migratorias del gobierno de Boris Johnson, protestó frente a un centro de deportaciones con un cartel que leía: "los inmigrantes no somos criminales".

El hombre, que estuvo en múltiples ocasiones a punto de ser deportado, logró esquivar todos los intentos de la Policía británica, y esta semana fue arrestado, no por su condición de inmigrante ilegal, sino por algo mucho peor: fue encontrado culpable de violar a una niña inglesa de 15 años.

El Tribunal de la Corona de Oxford se está encargando de su caso, y aseguró en el expediente que hubo un alto nivel de violencia durante el ataque sexual de Mayela contra la niña, según informa The Sun.

Tras su arribo al país en 2004, el Gobierno británico intentó deportarlo inmediatamente, pero la medida tuvo que ser suspendida después de que alegara que fue herido en una celda de aislamiento en el Centro de Deportación de Inmigrantes de Colnbrook, cerca del aeropuerto de Heathrow.

Poco después, las autoridades hicieron un segundo intento, donde incluso lograron subirlo a un avión de la línea Air France que viajaba al Congo. Sin embargo, la tripulación francesa del avión hizo una protesta para evitar su deportación, asegurando que se había convertido en la "cara visible" de la poco humana política migratoria del gobierno.

Los pilotos del avión que salían del aeropuerto de Southampton se negaron a despegar, y finalmente el gobierno de Tony Blair decidió suspender su deportación. Semanas más tarde, Mayela obtuvo permiso para quedarse en el país después de que sus abogados dijeran que los agentes encargados de subirlo al vuelo lo habían agredido y hasta le habían roto una mano.

Mayela quedó en una situación rarísima: no fue otorgado ciudadanía pero la Justicia decidió que no sería deportado, por lo que se le dio vía libre para quedarse en el Reino Unido. El diputado conservador Marco Longhi protestó en el Parlamento por este caso que fue paradigmático en aquel entonces, pero nada cambió su situación.

Casi 20 años después, el africano jamás se adaptó a la civilización inglesa, y unas semanas atrás fue arrestado luego de ser identificado como el principal culpable en la violación de una niña de 15 años en Oxford, ante lo cual confesó su culpabilidad.

Longhi, quien todavía es diputado, ha estado recorriendo los medios acusando al Gobierno de no ser lo suficientemente duro con la inmigración. “Mis electores seguramente estarán furiosos al descubrir que se quedó aquí con lo que parece ser una excusa endeble antes de cometer este horrible crimen”, dijo.

Seguir Leyendo

Tendencias