Conecte con nosotros

Etiopia

En plena guerra civil en Etiopía, 16 funcionarios de la ONU quedan detenidos por el gobierno central

Publicado

en

El primer ministro Ahmed Ali aprovecha el contexto nacional de guerra civil y detiene ilegalmente a 16 funcionarios de la ONU que habían denunciado crimenes de guerra.

El vocero de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Stéphane Dujarric, confirmó en una conferencia de prensa esta semana la grave situación de sus agentes en Etiopía, luego de entrar en conflicto con el gobierno central etíope, que aún no dio explicaciones de lo ocurrido.

Dujarric confirmó que 16 funcionarios de la ONU se encuentran detenidos, y que ya mandaron un pedido formal al Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía pidiendo por una liberación inmediata, pero que no fue respondido.

A su vez, el gobierno de Abiy Ahmed Ali, el primer ministro etíope, mantiene detenidos a un número indeterminado de colaboradores externos del organismo internacional, mientras su país está en plena guerra civil.

En septiembre, el Ministro de Asuntos Exteriores había dado indicios de una creciente tensión con la presencia de la ONU en su país, tras amenazar con echar forzosamente del país a siete funcionarios de la propia organización por interferir en los asuntos locales.

Los funcionarios de la ONU advirtieron desde territorio etíope que la guerra civil estaba causando hambruna entre las poblaciones civiles de la zona del Tigray, por orden de Ahmed Ali, lo cual constituye un crimen de guerra.

El conflicto entre Adis Abbeba, capital etíope y sede del gobierno central, y distintas etnias enemigas y fuerzas opositoras se ha intensificado en las últimas semanas, y la guerra civil ya es una realidad incuestionable.

El país se encuentra en Estado de Emergencia, tras la toma de gran parte del norte del país por parte de los nacionalistas tigré (de Tigray), que avanzan hacia la capital, secundados por otras tribus rebeldes y movimientos opositores que se sublevan en otras zonas del país con armas de fuego.

Etiopía, que fue por años uno de los países más estables de la región, ahora evidencia la fragilidad y los problemas de un país multicultural en el que no solo hay muchos idiomas sino que muchas culturas distintas que se quieren hacer convivir bajo un mismo gobierno.

Hoy en día, los izquierdistas y nacionalistas (cada uno de su propia etnia) englobados en el Frente para la Liberación Popular de Tigray y Frente de Liberación Oromo se encuentran aliados con el objetivo común de derrocar a Ahmed Ali, que desde que ganó el Nobel de la Paz 2019 no para de promover un conflicto bélico en su país.

Ahmed Ali ha llamado a la ciudadanía a armarse y resistir contra los movimientos independentistas y subversivos, además de explotando el gasto público en el Ejército preparándose para la llegada de los tigreses y oromeses.

De ganar los rebeldes, éstos proponen la destrucción de la Etiopía que conocemos y la división de su territorio en al menos 5 países, cada uno de distinta etnia, idioma o cultura.

Etiopia

El primer ministro de Etiopía dejó el gobierno a su vice y se fue a pelear al frente de batalla en la guerra civil

Publicado

en

El primer ministro de Etiopía Abiy Ahmed Ali está desde el martes en el frente de batalla en la guerra civil que lo enfrenta con las poderosas guerrillas étnicas y grupos políticos opositores.

Abiy Ahmed Ali, primer ministro y jefe de Estado etíope, no para de recibir malas noticias sobre el agravamiento de la situación nacional y la creciente fragilidad del gobierno central tras haber ganado en 2019 el Nobel de la Paz. Hoy, es acusado de genocida.

Etiopía se encuentra en una guerra civil donde los rebeldes de distintas etnias se están acercando con una preocupante velocidad a la capital nacional, Adis Abbeba. En este contexto, el mandatario llamó a todos los civiles etíopes con capacidades a salir a las calles para defenderse y repeler la ofensiva.

Incluso él mismo asumió su responsabilidad civil y con sus 45 años se enlistó al frente de batalla y está desde el martes 23 de noviembre en un escuadrón combatiendo en primera persona contra el avance rebelde.

A pesar de la preocupación por su posible falta de preparación militar, de joven el hoy jefe de Estado etíope había tenido una activa participación en las fuerzas armadas y tiene experiencia a un alto nivel.

Primer video publicado de Abiy Ahmed Ali en el frente de batalla. El mandatario dice “Hoy vamos a tomar Chifra y Burqa. Vamos a continuar hasta asegurar la liberación de Etiopía”.

Tras la complicación del frente armado, Francia, Alemania y Turquía comenzaron a evacuar a sus residentes en el país, al igual que otros países de Occidente que ya están dando avisos de seguridad y recomendando una huída.

Gran parte de los cuerpos diplomáticos internacionales temen que de ganar los rebeldes étnicos, el país se rompa en varias partes, y dividido por etnias, culturas y posturas políticas se forme una nueva inestable y turbulenta región, donde antes había un estable país con un mandatario muy apoyado.

La movida de Ahmed Ali yendo personalmente a batallar tiene precedentes claros en África y sin remontarnos mucho tiempo antes. En Chad, el presidente Idriss Deby fue a luchar a principios de 2021 contra los rebeldes en la guerra civil, algo que no tuvo un final positivo ya que en abril fue asesinado en el campo de batalla.

Mientras tanto, el vice primer ministro quedó a cargo de manejar las políticas del gobierno en el día a día y haciendo las gestiones necesarias desde el alto mando, provisoriamente hasta que el verdadero líder nacional regrese de la cruenta guerra comenzada en noviembre de 2020 entre los líderes de la fuerza étnica tigré y el gobierno central.

En su adolescencia, Abiy Ahmed Ali se unió a la rama militar del Partido Demócrata Oromo, una agrupación socialista moderada que abogaba por la independencia de la etnia oromo y luchaba contra el régimen comunista de Mengistu Haile Mariam, en el gobierno central.

Tras ganar aquél enfrentamiento, dejó de lado su independentismo y se inscribió en el Ejército nacional, especializándose en operaciones de inteligencia, algo que luego permitió su llegada a la política del gobierno central, y luego, a la máxima oficina.

Seguir Leyendo

Etiopia

Etiopía cae de nuevo en guerra civil: la insurgencia de los oromo abre paso a la segunda guerra étnica en menos de un año

Una rebelión de la etnia oromo en Etiopía estalla una segunda guerra civil étnica en tan solo un año en el país, tras haber terminado hace apenas unos meses la que se libró entre el gobierno central y los tigray.

Publicado

en

Por

La aparición de una nueva rebelión étnica en Etiopía pone al gobierno central en alerta tras haber apenas finalizado con la insurgencia de los tigray al norte del país. Ahora, son los oromo los que se están comenzando a levantar en armas.
Sin embargo, esta vez el peligro es muchísimo mayor, ya que los oromo constituyen la principal etnia del país siendo más de 25 millones de personas y representan el 35% de la población
A pesar de carecer de una religión única y compartida (se dividen principalmente entre musulmanes y cristianos de la iglesia ortodoxa), son un pueblo muy unido que controla gran parte del territorio etíope.
Este nuevo levantamiento comenzó tras el esparcimiento de la noticia que en la región de Amhara, grupos de milicianos nacionalistas oromo atacaron y lograron tomar el control de un puesto de observación militar del gobierno.
Los nacionalistas oromo se encuentran divididos en varios grupos desconectados, algunos más violentos y otros menos, pero están englobados en la organización Frente de Liberación Oromo, cuyo brazo armado es el Ejército de Liberación Oromo, constituido en defensa de su pueblo frente a los constantes ataques y opresiones de las etnias tigray y amhara.

Ad

En 2018 se había logrado frenar mediante un acuerdo de paz un largo conflicto entre el gobierno etíope y el mencionado ejército étnico de los oromo

Sin embargo, en 2019 la facción armada de los oromo se desligó del acuerdo y acusó al gobierno de no cumplir sus promesas. Ese año hubo algunos enfrentamientos pequeños que fueron escalando en 2020 y estallaron con la reciente toma del puesto militar que marca finalmente una nueva etapa de choque entre el gobierno y los guerrilleros.

En los últimos años varios brotes de violencia inter-étnica en Etiopía provocaron que los oromo más pacíficos terminaran “refugiados” en las organizaciones del Ejército de Liberación para defenderse por las dudas del gobierno.

Un caso trascendental fue el asesinato del cantante y activista oromo Hachalu Hundessa en junio de 2020 por manos de militantes de una etnia contraria.

De esta manera, el Ejército de los oromo se ha ido engrosando y hoy constan de una fuerza que puede hacerle frente a las Fuerzas Armadas nacionales y disparar una peligrosa guerra civil en el país.

Territorio oromo en rojo. Por otro lado, la región del extremo norte es el minúsculo territorio de los Tigray.

Seguir Leyendo

Trending