Seguinos en redes

Argentina

Cristina Kirchner rompe con Alberto Fernández con una carta exigiéndole cambios en el gabinete

Publicado

en

Luego de dos días de rumores que indicaban una quiebra entre Alberto y Cristina, finalmente la vicepresidente publicó una carta abierta confirmando todas las versiones.

Cristina Kirchner rompió el silencio tras dos días de máxima tensión en el gobierno con una extensa carta publicada en su sitio web personal, una costumbre en su manera de comunicar en el último tiempo.

Allí, la Vicepresidente confirmó todos los rumores de que su sector le exigió un cambio de gabinete tras la derrota en las elecciones del domingo, y envió un muy duro mensaje contra Alberto Fernández y su entorno.

Cristina la recordó que ella es la que digitó su gabinete y que ella lo eligió para la presidencia, por lo que debe “honrar” su palabra y hacerle caso a los cambios que le sugirió.

“El domingo 12 de septiembre de este año el peronismo sufrió una derrota electoral en elecciones legislativas sin precedentes. Mientras escribo estas líneas tengo el televisor encendido pero muteado y leo un graph: “Alberto jaqueado por Cristina”. No… no soy yo. Por más que intenten ocultarlo, es el resultado de la elección y la realidad”, sentenció.

“Es más grave aún: en la provincia de Buenos Aires, termómetro inexcusable de la temperatura social y económica de nuestro país, el domingo pasado nos abandonaron 440.172 votos de aquellos que obtuvo Unidad Ciudadana en el año 2017 con nuestra candidatura al Senado de la Nación… con el peronismo dividido, sin gobierno nacional ni provincial que apoyara y con el gobierno de Mauricio Macri y su mesa judicial persiguiendo y encarcelando a ex funcionarios y dueños de medios opositores a diestra y siniestra”, continuó la ex mandataria, que, con razón, destaca que esta fue la derrota en las urnas más grande de la historia del peronismo.

El mensaje de la Vicepresidenta es claro: Alberto Fernández debe reaccionar y escuchar realmente lo que dijo la ciudadanía en las urnas para relanzar su gobierno. Principalmente, un cambio en la política económica. Según Cristina, los argentinos piden una profundización del asistencialismo y del socialismo, algo muy extraño, porque los argentinos votaron por la opción contraria a eso el pasado domingo, pero ese es su análisis.

“El año pasado, con ocasión de presentarse el mismo, se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó como es de público y notorio-. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social. No estoy proponiendo nada alocado ni radicalizado. Al contrario, simplemente estoy recogiendo lo que en este contexto global de pandemia está sucediendo a lo largo y a lo ancho del mundo, desde Estados Unidos, pasando por Europa y en nuestra región también: el Estado atemperando las consecuencias trágicas de la pandemia”, añadió al respecto en una velada crítica al modelo económico que, según su visión, ahogó a la clase media y baja.

Cristina lo llamó a Guzmán ayer por la noche para aclararle que no había pedido su cabeza.

A su vez, para marcar la importancia del método de trabajo para una gestión con dinámica, dio a conocer el dato de que durante el 2021 se reunió con Alberto Fernández 19 veces en la Quinta de Olivos: “Nos vemos allí y no en la Casa Rosada a propuesta mía y con la intención de evitar cualquier tipo de especulación y operación mediática de desgaste institucional”.

En su carta, la Vice ratifica su visión de que hay que llevar a cabo cambios en el seno del Gobierno, y recordó lo que ocurrió en 2009, cuando Néstor Kirchner perdió en territorio bonaerense: “El día lunes siguiente a las elecciones no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo como Presidenta de la Nación pedí la renuncia de quien fuera mi Jefe de Gabinete, entre otros. Y ¡ojo!… habíamos perdido en la Provincia de Buenos Aires pero habíamos ganado a nivel nacional. A Néstor Kirchner hay que recordarlo en versión completa y no editada”.

“Sin embargo ahora, al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?”, completó, en clara alusión al Gabinete de Alberto Fernández.

A raíz de esto, la Vicepresidenta contó que, efectivamente, el martes se reunió con el Presidente y aprovechó para criticarlo por no llamarla habiendo pasado 48 horas desde la elección: “El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48hs sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48hs deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía)”.

“Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi Ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi Ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a Gobernador de la Provincia de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo”, aseguró Cristina, confirmando que pidió cambios en el Gabinete y Alberto le dijo que no.

Y ahí elevó el tono de la carta. “No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”, lanzó apuntando directamente contra Juan Pablo Biondi, vocero presidencial.

“A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan… el vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio”.

Esto le sirvió como introducción para ratificar lo que sus voceros hicieron trascender ayer: que ella no estaba pidiendo la cabeza de Martín Guzmán: “Por la misma razón me comuniqué con el Ministro de Economía cuando se difundió falsamente que en la reunión que mantuve con el Presidente de la Nación, había pedido su renuncia. Las operaciones son permanentes y, finalmente, sólo terminan desgastando al gobierno. Es increíble que no lo adviertan. Es una pena tanto daño autoinfligido”.

En este sentido, Cristina confirmó que la versión de que quería la renuncia de Guzmán fue inventada por Biondi, para sacarle legitimidad a su pedido de cambiar a Cafiero y al Ministro del Interior.

Sobre el final, dio a entender que no es su intención romper el Gobierno, aunque esta carta solo contribuye a la quiebra: “He sido Presidenta durante dos períodos consecutivos. En el 2008 nos tocó atravesar la crisis global más grande después de la Gran Depresión del año ‘30. Soportamos corridas cambiarias permanentes -con muchas menos reservas en el Banco Central que en la actualidad- y el asedio de los Fondos Buitre. Sé que gobernar no es fácil, y la Argentina menos todavía. Hasta he sufrido un vicepresidente declaradamente opositor a nuestro gobierno. Duerman tranquilos los argentinos y las argentinas… eso nunca va a suceder conmigo”.

“Cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a Presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, finalizó, dejándole en claro a Alberto Fernández que ella lo eligió a él.

La carta completa de Cristina contra Alberto: “Como siempre… sinceramente”.

Argentina

El Partido Comunista Chino censura la expresión artística de Shen Yun en el Teatro Colón

Publicado

en

Este año se cumple una década sin que el Teatro Colón acepte presentar a la prestigiosa Shen Yun por presiones de la Embajada del Partido Comunista de China.

A pesar de lo emocionado que estuvo Jorge Telerman en 2014 con la obra, hoy como director se niega a presentarlos.

Desde hace unos 10 años, el Partido Comunista Chino (PCCh), a través de su Embajada en Buenos Aires, presiona a funcionarios argentinos para denegar el alquiler del Teatro Colón para la presentación de la prestigiosa compañía de artes escénicas, Shen Yun Performing Arts, la cual revive los 5.000 años de cultura tradicional china antes de la llegada del comunismo.

Las autoridades locales han aceptado esta vergonzosa demanda proveniente de un poder totalitario extranjero y una y otra vez le niegan a la prestigiosa compañía de música y danza clásica china a nivel mundial con sede en Nueva York la posibilidad de tener una función en el Colón.

El totalitarismo comunista no quiere que esta obra sea escenificada en Argentina, donde hay una enorme comunidad china, ya que muestra la gloriosa historia china que el Partido Comunista se ha dedicado a tapar y reescribir. Pero también porque todos sus artistas son practicantes de Falun Dafa.

Falun Dafa es una disciplina espiritual milenaria de la Escuela Buda, que entra en jaque con la naturaleza atea del Partido Comunista. En 1999, el dictador Jiang Zemin ordena la prohibición de esta religión en China debido a la enorme aceptación que estaba teniendo en los años 90. Falun Dafa fue prohibida ese año y desde entonces comenzó una brutal persecución que continúa hasta la actualidad

Organismos de derechos humanos internacionales, la justicia argentina, Naciones Unidas y parlamentos de todo el mundo han catalogado a esta persecución religiosa como un genocidio. Pero lo más preocupante es que esta persecución se ha extendido hacia el extranjero; donde el Partido Comunista difunde calumnias contra Falun Dafa, e incluso ejerce violencia e intimidación.

En Argentina, los practicantes argentinos de Falun Dafa han sido violentados en manifestaciones pacíficas, ante la inacción deliberada de las fuerzas de seguridad. En la actualidad, hay seis causas judiciales abiertas contra ciudadanos de origen chino y también funcionarios argentinos por las agresiones realizadas públicamente a los practicantes argentinos

Pero además, la repudiable injerencia del Partido Comunista Chino en Argentina se ha extendido hasta el ambiente artístico: la Embajada china en Buenos Aires estaría presionando a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que Shen Yun no se pueda presentar en el Teatro Colón.

Al ser el PCCh un régimen oficialmente ateo, teme el despertar espiritual que Shen Yun pueda generar en la audiencia, y quiere evitar, por todos los medios posibles, que se revele ante la comunidad china argentina la trágica realidad de la persecución religiosa que sufren los practicantes de Falun Dafa en la China continental

Además, el Partido Comunista considera a la cultura tradicional china como una amenaza a la ideología comunista. Es por eso que para contrarrestar esta injerencia comunista se ha iniciado una petición ciudadana a nivel nacional para concientizar sobre esta intromisión extranjera en la expresión artística en Argentina y poder apoyar la causa, afirmando tanto la libertad de expresión como la soberanía nacional.

Petición Ciudadana 

Habiendo agotado las vías administrativas para resolver este conflicto, se ha lanzado una gran campaña de difusión a nivel nacional para informar a todos los ciudadanos argentinos acerca de lo que está ocurriendo en Argentina con la censura extranjera en la expresión artística.

Se invita a todos aquellos que quieran reafirmar la soberanía a firmar la petición ciudadana dirigida a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires y del Teatro Colón

Ceder ante el PCCh significa no solo apoyar la persecución realizada en China hace ya 23 años hacia los practicantes pacíficos de Falun Dafa, si no permitir que un régimen genocida extranjero cercione la soberanía nacional.

Funcionarios de otros países han respondido con dignidad, y han permanecido  firmes ante las demandas irracionales del Partido Comunista incluso manteniendo intactas sus relaciones comerciales, por lo que no se entiende por qué en Argentina se ha decidido en los últimos años ceder tanta soberanía.

Una década de censura artística

Desde hace 10 años se han solicitado fechas para poder alquilar el Teatro Colón para las funciones de Shen Yun en Buenos Aires. Sorprendentemente, las múltiples solicitudes fueron ignoradas y evadidas detrás de un comportamiento muy poco profesional

Recién por primera vez en 2019, Shen Yun obtuvo la primera respuesta formal de parte de la por entonces Directora General, María Alcaraz, diciendo que no había disponibilidad de fechas para los próximos 3 años.

En otra ocasión más informal, también se ha excusado diciendo que Shen Yun no es una obra “clásica”, lo cual es falso, ya que la naturaleza del espectáculo es puramente de música y danza clásica china.  Además es sabido que hoy el Teatro Colón abre sus puertas a todo tipo de espectáculos de diferentes géneros musicales y artísticos, incluso a conciertos de rock

Sin bajar los brazos, las solicitudes para la actuación de Shen Yun se siguen enviando mediante cartas documento. Pero ni el último cambio de autoridades, con la asunción de Jorge Telerman como director, quien ha hablado maravillas del espectáculo cuando lo vio en el año 2014, ha podido cambiar esta forma evasiva de operar por parte del Teatro Colón. 

A puertas cerradas, hay testimonios de directores de teatros argentinos y funcionarios públicos sobre cómo la Embajada china, a través de llamadas telefónicas y “amenazas”, los ha presionado para que cancelen las presentaciones y les ha advertido que no vean el espectáculo.

En octubre del año 2016, la Asociación de Falun Dafa pidió información a la Cancillería sobre la ”interferencia por parte de la Embajada China en Buenos Aires con el fin de evitar la presentación del espectáculo Shen Yun en el Teatro Colón en 2017”.

La Cancillería no negó la interferencia, y respondió que esa información es clasificada. “Esa información en materia de política exterior solicitada se encuentra expresamente clasificada como reservada. En virtud de ello, sugiere denegar la información requerida amparándose en el Artículo 16 inciso a) del Reglamento General del Acceso a la Información Pública para el Poder Ejecutivo Nacional”.

Este tipo de acciones difamatorias e irrespetuosas a través de sus diplomáticos son actos sistemáticos que realiza el Partido Comunista en cada país donde se presenta Shen Yun. Sin embargo, la gran mayoría de ciudades y teatros del mundo libre no ha aceptado esta forma de interferencia en las decisiones culturales de su país.

Los funcionarios locales de un país soberano no tienen ninguna obligación de aceptar estas presiones. En cambio, repudiar y rechazar este tipo de inescrupulosos planteos y proteger a su pueblo es su deber y responsabilidad.

¿Qué es Shen Yun Performing Arts?

Shen Yun Performing Arts fue fundada por practicantes de Falun Dafa en Nueva York en el 2006. La misión de Shen Yun es utilizar las artes escénicas para revivir la esencia de la cultura china, considerada tradicionalmente una civilización inspirada en lo divino, una idea que va en contra de la concepción de la nación china que pregona el Partido Comunista.

Shen Yun encarna esta antigua cultura representando en el escenario antiguas historias y tradiciones a través del arte ancestral de la danza clásica china, una orquesta sinfónica en vivo que combina majestuosamente instrumentos occidentales y orientales, elegantes vestuarios, y proyecciones digitales que crean una actuación inspiradora que le ha forjado un gran prestigio internacional.

El espectáculo se despliega en los mejores teatros internacionales, tales como el Lincoln Center de Nueva York, el Kennedy Center de Washington, D.C. y la Deutsche Oper de Berlín, entre otros. Además imparte un mensaje inspirador, y la audiencia sale no solo conmovida, sino profundamente agradecida por la oportunidad de presenciar una obra tan purificadora para el alma.

En Argentina Shen Yun se ha presentado desde el año 2012 en el Teatro Ópera de Buenos Aires. Pero debido al continuo deterioro en su infraestructura, el Teatro Ópera ya no se encuentra en condiciones para volver a ser anfitrión de tan grandioso espectáculo. Cabe destacar que actualmente no existe otro escenario con las características necesarias para que se presente Shen Yun en Buenos Aires además del Teatro Colón.

Seguir Leyendo

Argentina

Rosario es un Narcoestado: 2022 fue el año más sangriento de la historia de la ciudad santafesina

Publicado

en

Los narcos ya dominan todos los aspectos de la sociedad rosarina, con policías, funcionarios del gobierno y sicarios en su bolsillo.

La ciudad de Rosario ya es un Narcoestado. Los policías que no son parte de la red de narcotráfico no tienen recursos para enfrentar la creciente amenaza del crimen organizado. El gobierno no hace nada, o peor, es cómplice y se lleva una tajada.

Nada de esto es gratis, y Rosario hoy vive un infierno de violencia. El 2022 ya es el año más sangriento de la historia de la ciudad santafesino, y registra hasta octubre unos 258 homicidios dolosos. La gran mayoría producto de tiroteos entre narcos.

Sin embargo, no son los narcos los únicos que mueren. Los civiles son víctimas y lamentablemente muchas veces quedan en el medio de los tiroteos. Dos chicos de 14 y 15 años fueron las últimas víctimas del lastimoso conteo. Se trata de Eric Galliz y Valentín Solís, que fueron emboscados y asesinados a balazos en el Fonavi de Rouillón y Seguí, en el oeste de la ciudad.

Con este número, el contador del Ministerio Público de la Acusación (MPA) rompió el récord de 2014, cuando se registraron 254 crímenes en la Unidad Regional II de Santa Fe que abarca el departamento de Rosario, además de Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria, Pérez, Funes, Ibarlucea y Arroyo Seco, entre otras localidades.

Sin embargo, en ese momento, se desató una ola de crímenes tras el asesinato de Claudio “Pájaro” Cantero, en 2013, y la guerra entre clanes fue la principal fuerza impulsora de los asesinatos sicarios durante ese año. Al siguiente, en 2015, la cifra descendió a 234, mientras que en 2016 hubo “solo” 181 muertes.

En 2017, el número continuó en baja y tocó el piso de 165 muertes. En 2018 volvió a subir a 204, a medida que el poder de las bandas narcos volvieron a crecer. En 2019 se registró otra baja, con 169 homicidios, pero en 2020 estalló la crisis narco en todo su esplendor.

Pese a las restricciones por la pandemia, el MPA anotó 214 homicidios y la curva siguió hacia arriba en 2021, con 244 muertes. Aunque todavía no cerró, el 2022 barrió con todas las estadísticas en un año que comenzó con un cruento triple crimen, al cierre de una boda narco.

Nadie en Rosario espera que las cifras desciendan, por el contrario, prevén que la violencia irá creciendo por las disputas entre narcos por el territorio, mientras la ciudad se convierte fácticamente en un Narcoestado.

Los rosarinos reclaman intervención del Gobierno Nacional, y la militarización de las calles de la ciudad. Rosario es uno de los distritos más peligrosos a nivel nacional y desafía todas las estadísticias de violencia en el país, pareciéndose más a una ciudad mexicana que argentina.

Seguir Leyendo

Argentina

El Kirchnerismo y JxC acordaron subir los sueldos de los diputados un 30%, mientras el pueblo argentino pasa hambre

Publicado

en

No se aguanta más: Los salarios reales cayeron sistemáticamente desde que Alberto Fernández asumió la presidencia, pero los diputados y senadores tendrán un aumento del 30%.

Los bloques mayoritarios del oficialismo y la oposición en el Congreso acordaron un aumento del 30% para los sueldos de los diputados y senadores nacionales, que comenzarán a percibir con la liquidación de noviembre. Si bien hay diferencias en los cobros de los legisladores por desarraigo y otros adicionales, en promedio pasarán a cobrar alrededor de $500.000 en la liquidación de la primera semana de diciembre.

Además, se resolvió que los legisladores volverán a quedar atados a las paritarias del personal legislativo, un ajuste automático que habían relegado durante la pandemia para quedar bien ante la población cuando obligaron a 40 millones de argentinos a encerrarse en sus casas.

El personal legislativo este año tuvo un aumento automático del 69%, y recibieron un bono de $30.000 este mes. Los diputados y senadores empezarán a tenerlo este mes, por lo que el aumento será solamente del 30%.

Ambos quedan muy lejano a la inflación de precios al consumidor que tendrá Argentina este año, que se estima entre 85 y 90% interanual. Sin embargo, es un insulto a los sueldos del sector privado que tienen que sufrir el resto de los argentinos, que en muchos casos aumentaron una fracción de la inflación que se acumuló este año.

Los sueldos reales del sector privado se desplomaron con Alberto Fernández. Desde diciembre de 2019 los salarios perdieron constantemente contra el alza de los precios, y acumularon una pérdida real del 1,9% sobre el piso heredado de la gestión Macri.

En otras palabras, la remuneración promedio percibida por cualquier persona en cualquier momento de la administración de Alberto Fernández es inferior, en términos reales, a cualquier salario percibido durante el Gobierno anterior.

Además, el nivel salarial actual (nuevamente en términos de compra) es el más bajo desde enero de 2004, y similar al promedio del último trimestre de 2003. De hecho, es incluso un 15,5% inferior al nivel salarial que había en diciembre de 2001, en medio de una severa recesión económica y el caos político.

El modelo económico heredado por el kirchnerismo, y conservado en gran medida durante la gestión Macri, demuestra claros indicios de agotamiento. A partir de 2011 los salarios reales jamás volvieron a ganarle a la inflación de forma sostenida, y entre mayo de 2013 y mayo de 2022 se redujeron hasta un 27,4%.  

Con una inflación interanual cercana a los 3 dígitos para fin de año, los mecanismos de actualización salarial se vuelven poco eficientes ante una suba de precios cada vez más rápida y volátil. La pérdida del poder adquisitivo amenaza con derrumbar el consumo y terminar por sepultar el estancamiento para dar paso a una recesión formal.

Seguir Leyendo

Tendencias