Seguinos en redes

Argentina

El oscuro pasado de Jorge Lanata: Fundó Página/12 con plata robada por el terrorista Gorriarán Merlo

Publicado

en

En los 80, el periodista de Clarín recibió un millón de dólares del ex guerrillero del ERP Enrique Gorriarán Merlo para lanzar el diario Página/12 que él dirigió. Desde ese medio, incitó la revolución comunista que desencadenó en el copamiento de La Tablada.

Si bien hoy opera como el caballo de batalla más fuerte que le queda al empresario de medios, Héctor Magnetto, el periodista Jorge Lanata tuvo sus orígenes en un lugar muy distinto. Lejos del Grupo Clarín, Lanata empezó su carrera fundando el diario Página/12 junto a Ernesto Tiffenberg.

El diario hoy de cabecera del kirchnerismo fue fundado en 1987 y tuvo sus inicios como un pasquín de extrema izquierda antiperonista, leído principalmente por aquellos militantes comunistas que añoraban todavía la época de la guerrilla.

Esto no fue casualidad. En 1986, Lanata, junto a Alberto Elizalde Leal, quien luego se convertiría en Gerente General del diario, consiguió financiación de nada más y nada menos que del ex guerrillero del ERP y líder del Movimiento Todos por la Patria (MTP), Enrique Gorriarán Merlo.

Los periodistas de izquierda lo endulzaron hablando maravillas de sus proezas del pasado, y Gorriarán Merlo, quien tenía amplios fondos robados de sus acciones guerrilleras en Nicaragua y Paraguay, les regaló un millón de dólares como inversión inicial para lanzar el diario.

Esto no se trata de un rumor o una especulación. Lo reconoció públicamente el propio Gorriarán Merlo, en su libro “Memorias de Enrique Gorriarán Merlo – De los Setenta a La Tablada” publicado en el 2003. 

“Entre esos proyectos del MTP, el principal era el de la creación de Página/12, que, contra todas las opiniones que auguraban un fracaso tras el argumento de que no había espacio para otro diario, se había convertido en una promisoria sorpresa, también para quienes impulsamos su aparición desde el inicio” escribió el ex líder terrorista en la página 496 de su autobiografía.

La idea de origen surgió en el trascurso de unas entrevistas sobre los años sesenta que estaba grabando Jorge Lanata con Fráncisco Pancho Provenzano y Hugo Biafra Soriani, dos militantes del ex PRT-ERP que habían estado en prisión poco antes de la democracia en 1983", continúa explicando.

"En sus conversaciones comenzaron a imaginar la posibilidad sacar un periódico de contrainformación, que diera una visión alternativa de las noticias que se publicaban en los medios tradicionales e incorporara otras que estos evitaban tratar”, añadió uno de los mayores terroristas de la región en los setentas y ochentas.

Tan solo dos años después del lanzamiento de Página/12, Gorriarán Merlo encabezaría un levantamiento guerrillero en plena democracia, atacando el cuartel de La Tablada, donde con un grupo de terroristas comunistas intentó copar una base militar donde entrenaban conscriptos, dejando un saldo de 43 muertos y 4 desaparecidos.

Los artículos que publicaba Lanata en Página/12 en esos dos años entre la fundación del diario y el copamiento de La Tablada, eran abiertamente proguerrilla y suscitaban a levantamientos populares de ese tipo. Lanata escribía tomó la posta de la revista comunista Entre Todos, que si bien apoyaba al MTP era de caracter plural, y lo tiñó de "periodismo serio".

El propio Gorriarán Merlo habla de la línea editorial de Página/12 en su autobiografía y la compara con la revista militante del MTP. “De los proyectos editoriales que impulsamos, solo Entre Todos revelaba abiertamente nuestra participación. En Página hubiese sido contraproducente. Pero hoy no hay razón para ocultarlo y es útil para mostrar que nuestros esfuerzos estaban centrados en cuestiones esencialmente políticas, y que La Tablada no fue un plan sino una circunstancia hasta poco antes inesperada”, describió el ex jefe guerrillero.

Cuando ocurrió el ataque a La Tablada, un 23 de enero de 1989, la sociedad entera se sorprendió por lo que estaba ocurriendo. Una vez más la guerrilla y el Ejército argentino se enfrentaban en las calles del país y dejaban un baño de sangre a su lado.

Pero el ataque no sorprendió a los lectores de Página/12, por el contrario, Lanata los había estado fogoneando y aclimatando para lo que se venía. El 7 de diciembre de 1988, unos 50 días antes del ataque Pagina/12 publicó una solicitada del MTP, firmada por el propio Gorriarán, que tenía pedido de captura, titulada “Resistamos a la amnistía y el golpe”.

En ella, con un discurso extemporáneo, el líder del MTP alertaban que tanto el gobierno de Alfonsín, como los entonces candidatos Carlos Menem y Eduardo Angelóz buscaban una “amnistía” e “indultos” para todos los altos mandos militares procesados por delitos de lesa humanidad. Y advertían que “como todo esto no terminó, el pueblo sabe que tiene que confiar en sus fuerzas, y estar alerta para aislar a los insurrectos. Para impedirles, mediante la Resistencia Civil, que atenten contra la democracia”.

Esto no fue todo. Pronto el "Perro", Horacio Verbitsky, se sumaría a las páginas de Página para fogonear un "inminente" golpe militar y daba el marco teórico para el levantamiento del MTP. Verbitsky escribiría hacia fines de 1988, que “los sediciosos estarían en condiciones de controlar el Ejército en 1989 y entonces imponer sus condiciones o destituir a las autoridades legales. La sociedad parece cada día más dispuesta a tomar su destino en sus manos y ejercer la democracia sin aceptar más tutelas, ni de los carapintadas ni del gobierno”.

Página no aflojaría y el 29 de diciembre, durante las fiestas, Lanata salió a la carga con la tesis del inminente golpe militar-menemista, y publicó una entrevista a Jorge Baños, dirigente del MTP y abogado del CELS, que poco antes había firmado la solicitada con Gorriarán, titulada “Los militares se preparan para salir de nuevo“.

En ella, Baños, que pocos días antes había presentado una denuncia por un supuesto intento de golpe por parte de los carapintadas, advertía una vez más que las Fuerzas Armadas se estaban por levantar en armas contra el débil gobierno de Alfonsín, y que había que tomar cartas en el asunto.

El 4 de enero, pleno verano, Lanata no se tomó vacaciones y seguía con su prédica revolucionaria, publicando una columna de Pablo Bergel donde arengaba: “La democracia no es indefensa: la vuelven indefensa quienes vacilan y renuncian a la iniciativa y movilización. Lo más impactante de la última sublevación militar no fue su poder y despliegue propio sino la declaración de impotencia reiterada de los supuestos jefes leales y la parálisis de la clase dirigente ante la emergencia….Para ello podría convocarse a una jornada de resistencia civil, con la participación de los partidos democráticos, CGT, organismos de derechos humanos, movimientos barriales, sociales, culturales, cooperativas, etc. Cada grupo de resistencia tratará de establecer en su área de influencia una hipótesis de amenaza a la democracia, y referenciar sus acciones, grandes o mínimas, en relación con dichas hipótesis elaborando diagramas de contingencias factibles”.

El 17 de enero, cinco días antes del copamiento el cuartel, ya como un órgano de propaganda política del MTP, Carlos Alberto “Quito” Burgos, otro reconocido dirigente del MTP que participó del ataque, editor de la revista Entre Todos, publicó el artículo titulado “Un secreto a voces, donde el dirigente del MTP evoca una teoría conspirativa en la que el coronel retirado Mohamed Alí Seineldín haría un golpe de Estado contra Alfonsín el 24 de enero, para conmemorar el 24 de marzo.

El Movimiento Todos por la Patria anunció un nuevo intento golpista encabezado por el coronel Mohamed Alí Seineldín con el apoyo del candidato justicialista Carlos Saúl Menem y Lorenzo Mariano Miguel, secretario de las 62 Organizaciones. Como publicó Página/12, voceros de ambos dirigentes rechazaron las acusaciones. Estas mismas versiones o similares son analizadas por el oficialismo, la oposición, los organismos de Derechos Humanos y medios sociales. En muchos de esos lugares se habla nuevamente de una fecha: la del 24 de enero”, vaticinaba Burgos en una columna publicada en Página/12.

La promoción de lo que fue una verdadera masacre en suelo argentino, alcanzó su cúspide el domingo 22 de enero, 24 horas antes del copamiento del cuartel. Ese domingo, dos días antes del supuesto golpe carapintada anticipado por Burgos, cuando más se lee el diario, en su tapa, cuyo diseño era resonsabilidad máxima de Lanata, Pagina/12 publicó una infame nota titulada “Más Vale Prevenir que Curar”, llamando abiertamente a una revolución guerrillera.

El copete de la nota decía: “Reunida en Mar del Plata para dar los últimos toques a su campaña, la conducción peronista tampoco descarta una remezón militar”O sea, además de apoyar explícitamente el inminente arribo de un golpe, el ahora periodista republicano de Clarín, le estaba diciendo a los militantes del MTP, lectores número uno de su diario, ‘vamos a tomar el cuartel porque se puede venir algo peor‘.

Como si esto fuera poco, unas páginas adentro, el diario de Lanata tenía otra nota sobre el teórico levantamiento de las Fuerzas Armadas, sin firma pero que salió con el visto bueno del ahora conductor de PPT. Se titulaba provocativamente “Con uno Ojo en los cuarteles”.

En ellas se informaba que “el peronismo reunido en Mar del Plata intercambiaron información sobre posibles rebrotes de descontento militar”. Y más abajo, otra nota con título imperativo “Estemos prevenidos y unidos”. Todo invitaba a una delirante aventura fomentada por un creativo Jorge Lanata.

Toda esta locura comunista desencadenó el peor ataque de la historia en democracia contra las instituciones. El lunes 23 de enero, a las 5.30 de la madrugada, un grupo de 70 terroristas del MTP, encabezados por Gorriarán Merlo, se dirigió a La Matanza, provincia de Buenos Aires, e ingresó por la fuerza en el cuartel de La Tablada.

Gorriarán Merlo, quien ya sabía bien el refrán de que un "soldado que huye, sirve para otra guerra", decidió no entrar al cuartel a último momento, supuestamente para ejercer la conducción estratégica del enfrentamiento desde afuera. Gorriarán aseguraba que su objetivo era llamar la atención de los medios de comunicación, y desencadenar una “insurrección popular”, que impidiera ese golpe de Estado militar que Lanata estaba jurando que iba a ocurrir al día siguiente.

El saldo: 32 guerrilleros del MTP, 9 soldados del Ejército (todos jóvenes que estaban haciendo la colimba) y 2 policías muertos. Entre estos, Baños y Burgoslos dos dirigentes del MTP que día antes habían escrito en Página/12.

Quien sí se salvó del ataque terrorista fue Gorriarán Merlo, quien mientras sus compañeros eran acribillados y secuestrados, se dio a la fuga y logró huir al exterior, donde estuvo prófugo hasta el año 1996 en México, cuando fue capturado luego de una denuncia de su propia esposa, a quien había abandonado en Cuba unos meses antes.

Esta información quizás sorprenda a los lectores, no muchos saben este pasado oscuro de Lanata. No es casualidad. Después del terrible fiasco que resultó los 2 años de operaciones medíaticas a través de Página/12, Lanata decidió actuar amnesia y nunca más volvió a hablar del tema en su diario.

El 24 de enero, día después del ataque y fecha en la que todos los lectores de Página/12 estaban esperando que suceda el golpe de Seineldin, Lanata decidió desdecir completamente todas las tapas de sus anteriores ediciones y salió a repudiar al MTP, a desconocer a Gorriarán Merlo y a condenar la retórica revolucionaria.

Lanata publicó una gran tapa sobre el tema, que puede verse abajo, con un título casi para los anales del anti-periodismo al no decír absolutamente nada: “Lugar común, la muerte”. Por encima, una volanta por demás equilibrada tipo La Nación que decía: “Un grupo comando asaltó el Regimiento 3 de La Tablada. Decenas de muertos y heridos. Condena unánime de todo el espectro político”.

Es decir, para el periodista, de golpe el MTP cuyos dirigentes y su financista Gorriarán Merlo publicaban en Pagina/12, eran “un grupo comando” desconocido que tomó a todo el país por sorpresa.

A partir de ese día, Lanata sellaría su destino: más que contar la verdad, buscaría quedar bien parado; más que expresar sus ideas, operaría a la sociedad hacia donde el dinero lo dicte; más que periodista, sería mercenario. Lanata empezaría ese mismo día y con esa misma tapa, su larga carrera de ensobrado.

Argentina

La oscura verdad detrás del depósito de alimentos de Capital Humano: Así es como el kirchnerismo y Grabois le robaban a los pobres

Publicado

en

Producto de una investigación independiente respecto a las compras irregulares de millones de kilos de yerba, se logró descubrir como el kirchnerismo y Juan Grabois se quedaban con el dinero de los pobres, y les vendían sus propios alimentos.

En los últimos días se pudo ver a dirigentes piqueteros y políticos kirchneristas reclamando por la "distribución de alimentos", de los cuales más del 60% son paquetes de yerba, que el ministerio de Capital Humano almacena en caso de catástrofes como inundaciones.

Parecería ser un reclamo "noble", pero como siempre sucede con el kirchnerismo y la izquierda, esconde un oscuro motivo que incentiva este tipo de actitudes.

Todo esto se origina con las manifestaciones de personas "supuestamente hambrientas", enviadas por diferentes dirigentes piqueteros como Juan Grabois y Emilio Pérsico, y la compra de 3.160.000 kilos de yerba, realizada a las apuradas por la exministra kirchnerista Victoria Tolosa Paz el 7 de noviembre de 2023.

Según la "Decisión Administrativa 878/2023″ (DECAD-2023-878-APN-JGM – Licitación Pública N° 95-0058-LPU23), el ex Ministerio de Desarrollo Social adquirió 12 millones de kilos de yerba de las marcas "El Buen Ojo" y "Sierras de Imán" a tres proveedores estatales polémicos.

De esta compra, 3.160.000 kilos de yerba aún permanecen en depósito. Esta yerba, que carece de valor nutricional significativo, nos hace preguntar: ¿Por qué las personas preocupadas por el hambre se interesan tanto en esta yerba?

La conexión con Juan Grabois y Emilio Pérsico

La marca "El Buen Ojo" tiene una historia oscura, una de ellas es la venta de los paquetes en ferias organizadas por militantes de Juan Grabois y Emilio Pérsico, pertenecientes al Movimiento Evita. Este proceso implicaba varias irregularidades:

  1. El ex Ministerio de Desarrollo Social compraba productos de baja calidad a proveedores amigos.
  2. Estos productos eran entregados a los punteros de Grabois y Pérsico.
  3. Los punteros vendían estos productos en ferias y se quedaban con el dinero.

Este esquema corrupto perjudicaba a los pobres en múltiples formas: en la compra a proveedores con sobreprecios, en la distribución discrecional de los productos, y en la venta final en las ferias. El dinero recaudado en estas ferias iba directamente a las organizaciones de Grabois y Pérsico.

Por lo tanto, no solo que se realizaban compras con sobreprecios, sino que los "alimentos" iban directo a las manos de los dirigentes piqueteros, que en vez de dárselo a los mas necesitados, se los vendían en ferias y se quedaban con el dinero. Los pobres pagaban 2 veces por un mismo producto (con impuestos al estado, y con su dinero en las ferias)

La relación entre Juan Grabois y Emilio Pérsico no es nueva. Ambos han trabajado juntos durante años, incluso extorsionando a la exministra de Desarrollo Social de Mauricio Macri, Carolina Stanley, quien les otorgó 30.000 millones de pesos en 2016 (aproximadamente 2 mil millones de dólares al tipo de cambio de entonces). A estos líderes no les preocupa realmente el hambre de los pobres, sino mantener sus fuentes de ingreso. La reciente manifestación frente al depósito del Ministerio de Capital Humano, con la presencia de Grabois y carteles del Movimiento Evita, subraya su interés en el negocio de la yerba.

La yerba comprada por Victoria Tolosa Paz era de pésima calidad, según diversas fuentes en Misiones. Incluso el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) se opuso a estas licitaciones, ya que el Ministerio ignoró sus recomendaciones para elegir mejores proveedores.

Entre los proveedores se encuentra Hugo Oscar Holowaty, un pequeño productor artesanal de yerba mate que ascendió rápidamente al convertirse en proveedor del Estado con precios inflados hasta en un 300%. Holowaty compraba la producción de otros pequeños productores a precios bajos y vendía esta yerba de mala calidad al Estado.

Holowaty tiene un historial de causas judiciales, incluyendo acusaciones de asociación ilícita fiscal. Se lo vinculó con la creación de empresas falsas para emitir facturas fraudulentas, generando créditos fiscales que luego vendía a empresas reales. Dos amas de casa figuraban como presidente y vicepresidente de estas empresas fantasmas, captadas bajo falsas promesas de trabajo.

La compra y distribución de yerba mate por parte del Ministerio de Desarrollo Social no solo expone la ineficacia y la corrupción dentro del ultimo gobierno kirchnerista, sino también la manipulación de la pobreza con fines políticos y económicos. Las acciones de Grabois, Pérsico y otros implicados en estas maniobras demuestran un desprecio por las verdaderas necesidades de los pobres, utilizando programas sociales para enriquecer a sus propias organizaciones y sus propios bolsillos.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Los senadores ratificaron el aumento de sueldo con una suba adicional y pasarán a cobrar 8 millones de pesos por mes

Publicado

en

La suba que se hicieron los senadores a mano alzada se sumó a un ajuste por inflación del 9%, atada a la paritaria de los trabajadores del Congreso. Cobrabrán 8 brutos y más de 5 millones en mano.

En medio del debate por la Ley Bases y la Reforma Fiscal, los senadores firmaron finalmente la suba de sus sueldos que se votaron a mano alzada en medio de una sesión en la que solamente se iba a votar la aprobación de los pliegos de los embajadores.

Si bien se habían subido sus dietas a $7,2 millones de pesos brutos, en la ratificación de la suba se agregaron un aumento adicional, del 9,14% (2% retroactivo a abril y 7% de mayo), por lo que los 72 integrantes de la Cámara Alta terminarán cobrando $8 millones de pesos brutos por mes.

El aumento llega como consecuencia de un mecanismo que, a diferencia de los diputados, ata los ingresos de los senadores a la paritaria de los empleados del Congreso Nacional, y se suma al aumento original ya que se subieron la cantidad de módulos que cobra un senador, en vez de aumentar el valor del módulo.

A mediados de abril, en una votación a mano alzada, los senadores nacionales decidieron aumentar sus dietas desde el 1 de mayo de $1,9 millones a $7,2 millones (bruto). La medida generó una fuerte polémica, especialmente en el oficialismo.

El propio presidente Javier Milei cuestionó la iniciativa desde sus redes sociales. “Así se mueve la casta”, escribió. Las críticas comenzaron a elevarse hasta llegar a la vice Victoria Villarruel, quien también oficia como presidente del Senado, quien se tuvo que defender en sus redes sociales y aclaró que no está dentro de sus facultades poder impedir esa votación.

Claro que hay limitaciones. Esto es una democracia. Si quieren que me comporte como una dictadora no lo voy a hacer. Las reglas son estas y todos los bloques estuvieron de acuerdo”, le respondió a un usuario que había avalado su explicación, al señalar que “hay limitaciones en el poder”.

El Senado continuaba esta tarde con el tratamiento de la Ley Bases y el Paquete Fiscal en comisiones y el Gobierno se esperanza con obtener dictamen esta semana. La reunión plenaria de las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales está pautada para las 15 horas en el Salón Azul del Congreso: allí seguirá el debate de la iniciativa reformista impulsada por el Gobierno del presidente Javier Milei.

La reuniones de comisión serán las primeras tras la asunción de Guillermo Francos al frente de la Jefatura de Gabinete: el dirigente libertario había conducido las negociaciones con gobernadores y legisladores opositores desde el Ministerio del Interior y, con la salida de Nicolás Posse, deberá continuar con esa gestión para lograr que el Gobierno obtenga las leyes que considera clave para avanzar con una serie de reformas.

Seguir Leyendo

Argentina

“El Resplandor”: El comedor fantasma que compromete al Polo Obrero en el manejo de dinero y de facturas truchas

Publicado

en

Un caso particular de un comedor fantasma puso contra las cuerdas al líder de la Unidad Piquetera.

El 27 de marzo pasado, cuando el gobierno de Javier Milei ya había puesto la lupa sobre el funcionamiento irregular de algunas cooperativas en la gestión de Alberto Fernández, Elizabeth Carmen de Palma, la presidente de la Asociación Civil Polo Obrero, le manifestaba su preocupación a Jeremías Cantero, una de las cabezas en la coordinación de comedores de esa agrupación.

Para esa altura, el fiscal Gerardo Pollicita ya los había puesto bajo la lupa y estaba siguiendo sus movimientos. Pero tras los allanamientos y la prueba encontrada, el juez Sebastián Casanello no sólo admitió llamarlos a indagatoria a ellos sino también a Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero, quien no estaba en lista original de imputados por la fiscalía.

Lo que finalmente dejó a Belliboni en la cuerda floja en la causa es la sospecha de facturación trucha y el dibujo de gastos en el comedor "El Resplandor".

Gracias a esta investigación, Belliboni pasó a ser parte de uno de los investigados en la causa porque firmó convenios ante el ex Ministerio de Desarrollo Social, hoy convertido en Capital Humano, en donde asumía una serie de obligaciones como unidad de gestión del dinero que repartía el Estado Nacional, mientras también recibía dinero para poder ejecutar esa ayuda social, como poner un taller o un comedor.

Pero los investigadores notaron que en esos movimientos aparecían “gastos dibujados” y usinas de lo que se sospechan son facturas truchas. Las dos firmas sospechadas son Rumbos y Coxtex. Mientras que Rumbos era aportante del Partido Obrero, Coxtex figura en un lugar inexistente, por lo que es un "comedor fantasma".

El dinero que reciben las agrupaciones se podía destinar a maquinaria o vestimenta y debía ser rendido a las autoridades nacionales. Pero de acuerdo a los investigadores judiciales, en base a lo informado en los registros administrativos, solo el 30% del dinero entregado al Polo Obrero se habría justificado de la manera correcta.

Las fuentes judiciales que dialogaron con Infobae también notaron que las descripciones que hacía el Polo Obrero, en relación a otras asociaciones que eran muy detalladas en su reporte de facturación, era más vaga. “Se hablaba de vestimenta pero eran pecheras del Polo Obrero”, deslizó uno de los investigadores.

El magistrado hizo hincapié en “la comprobación del empleo de facturación apócrifa y la simulación de gastos no concretados –al menos a través de las firmas ‘Ediciones e Impresiones Rumbos SRL’ y ‘Coxtex SA’-, para disfrazar el verdadero uso de una parte importante de los fondos. Se trató de montos significativos que fueron canalizados a través del uso de diferentes personas jurídicas, con la finalidad de obtener un beneficio particularizado. Así, lo público se confundió con lo privado al financiar actividad partidaria”.

Según el análisis de Casanello, esa maniobra “se vio complementada con la exigencia a quienes acudían a determinados comedores comunitarios y eran beneficiarios de aquel programa de concurrir a movilizaciones político-partidarias (con banderas identificatorias), aportar sumas de dinero a la organización y hasta votar por un candidato en particular -referenciado en el propio espacio político- en elecciones generales, bajo la amenaza de perder la ayuda estatal”. Las exigencias eran transmitidas a los beneficiarios del plan por otros beneficiarios de mayor antigüedad en la organización, pero igualmente de marcada vulnerabilidad, afirmó.

Seguir Leyendo

Tendencias