Seguinos en redes

Argentina

En los últimos 20 años, el Estado argentino le sacó 11 millones de dólares por día al Campo en retenciones

Publicado

en

Desde que Duhalde reinstauró en 2002 los derechos de exportación al campo, el Estado se quedó con 76 mil millones de dólares, que derrochó prácticamente en su totalidad.

Los derechos de exportación o retenciones no son algo nuevo en Argentina. Sus orígenes datan del 1862 y han sido usados durante diversos gobiernos para aumentar la recaudación o intentar, aunque inútilmente, controlar los precios internos. Es una caja a la que los gobiernos le meten mano cuando las papas queman, básicamente.

Menem las eliminó en 1991 pero Duhalde, tras la crisis, las reinstauró en 2002. El kirchnerismo en sus 12 años hicieron uso y abuso de las retenciones, hasta que Macri las eliminó para algunos productos en 2015, pero dio marcha atrás en 2018, tras otra crisis.

Ahora, Alberto Fernández, en su afán de incrementar recaudación y de controlar los precios, aumenta las retenciones para los derivados de la soja del 31% al 33%. Es pertinente entonces analizar cuál ha sido el desempeño de las retenciones a lo largo de estos 20 años y cómo ha impactado en el sector; más allá de cuál sea la posición ideológica o moral sobre este tema.

Así las cosas, calculando el monto retenido al complejo agroexportador desde el 2002, ese importe llega a la suma de 76 mil millones de dólares. Es decir que al campo le han retenido 11 millones de dólares por día en 20 años. Además, al finalizar el 2021, el monto cobrado se incrementó 975% respecto al primer año de implementación y la participación se elevó 23 puntos.

En primer lugar, con esta masiva cantidad de dinero retenido no se hicieron las inversiones en infraestructura que posibiliten mejoras en el comercio, la producción y el beneficio de los ciudadanos, lo cual era la promesa de la clase política para justificar los derechos de exportación.

Por el contrario, si tomamos el Índice de desempeño logístico del Banco Mundial, que mide la calidad de la infraestructura relacionada con el comercio y el transporte, vemos que Argentina ha retrocedido en los últimos 10 años. En cambio, este dinero se podrá encontrar en el aumento del peso del Estado en la economía, en la cantidad en crecimiento de empleados públicos y en el despilfarro en empresas estatales.

Si bien ese dinero hubiera sido más eficiente en las manos del campo, vemos que ese dinero ya en las manos del Estado podría haber sido usado de maneras muy beneficiosas para la población. A saber: la construcción de una nueva central de energía nuclear, la construcción de 3 mil kilómetros de rutas, la construcción del equivalente a 5 líneas D de subte, la construcción de un tren de alta velocidad entre Buenos Aires y Córdoba, la construcción de 300 escuelas técnicas, la construcción de 24 hospitales de alta complejidad, la construcción de 200 mil viviendas y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas costarían en su conjunto menos del 60% de todo lo retenido al agro en concepto de retenciones. El 40% restante corresponde a casi la totalidad del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. 

Un análisis interesante, también, es el de las rentabilidades del sector. El costo por hectárea fue evolucionando a lo largo de estos 20 años, pasando de 290 dólares por hectárea en 2002 a 934 dólares por hectárea en 2021. Utilizando en el rendimiento, el costo y precio por hectárea, la rentabilidad que se obtiene tocó su pico en 2003, cuando fue del 41,7%. Nunca volvió a acercarse a ese valor y, de hecho, en tres oportunidades presentó rendimientos negativos o neutros. Es el caso de 2009, cuya rentabilidad fue del -4,4%; el caso del 2018, con una rentabilidad de -17%; y del 2020, marcando una rentabilidad del 0,1%. 

El ejercicio realizado pretende calcular las rentabilidades aislando y descontando las retenciones. Es decir, analizar cuánto hubieran sido las rentabilidades si no existieran los derechos de exportación. Los resultados arrojan que, para los años con rendimientos negativos o neutros, hubiera habido una rentabilidad del 30,5%; 12,4% y 19,6% para los años 2009, 2018 y 2020, respectivamente

Más rentabilidad, a diferencia de lo que el gobierno cree, no significa únicamente que el productor puede darse más lujos en su vida diaria. Significa, además, que al año siguiente incrementará su inversión para producir más, aumentando el valor agregado e incrementando la mano de obra, directa o indirectamente. 

Por supuesto no se puede pensar que esta suba en la rentabilidad no tendría su correlato en la producción. Si el incremento de la producción de soja eliminando las retenciones fuera similar al evidenciado cuando se eliminaron las retenciones al maíz y al trigo a finales de 2015, la producción subiría de 45 millones de toneladas en 2021 a 79,8 millones de toneladas. A precios actuales, es un incremento en divisas liquidadas de más de 20 mil millones de dólares. 

No dejan de sorprender la gran potencialidad que tiene el sector privado argentino y, a su vez, la gran voracidad del Estado que, a pesar de haber retenido para el fisco nacional durante dos décadas el equivalente a 76 mil millones de dólares, sigue buscando maneras de quedarse con más porcentaje del esfuerzo ajeno, puesto que, sólo se hizo hincapié en las retenciones y no en toda la otra parte de la carga impositiva y regulatoria, como la brecha cambiaria.

La historia hubiera sido otra si se hubiera puesto el foco en la producción y no en la recaudación, con vistas al desarrollo futuro de la Nación y de su crecimiento sostenible, con la mirada de un verdadero estadista al mando.


Por Jeremías Morlandi, Director de Políticas Públicas del CEEAXXI, e Ignacio Zorzoli, Director de Finanzas del CEEAXXI.

Argentina

El subsidio más grande de la historia: Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de renunciar

Publicado

en

Unos días antes de dejar el cargo, el funcionario favorito de Cristina dio comienzo al fideicomiso del trigo, a pesar de que sabía que se iría de la Secretaría de Comercio tras la absorción de Guzmán.

Un escándalo del que pocos medios hablan. Roberto Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de dejar la Secretaría de Comercio como parte de la puesta en marcha del “fondo del trigo”.

Este fin de semana comenzaron finalmente a llegar las bolsas de harina de 25 kilos con la leyenda “subsidiada por el Estado Nacional” y la principal beneficiada fue la alimenticia de Aldo Navilli, que cobró el 80% de los $1.394 millones que distribuyó Feletti antes de presentar su renuncia.

Molino Cañuelas es la empresa líder en molienda de harinas y el año pasado pidió el concurso de acreedores sobre una deuda de más de 1.400 millones de dólares que dejó de pagar en septiembre de 2018. La mayor parte de los acreedores son bancos provinciales estatales.

El ahora ex funcionario Feletti planeaba destinar alrededor de 800.000 toneladas de trigo a precios subsidiados. Dicho volumen representa cerca del 11% del total del consumo interno que ronda las 6 millones de toneladas por año. El fideicomiso pretende recaudar unos $7.000 millones anuales, pero se puso en pausa desde que Guzmán absorbió la Secretaría de Comercio.

Los otros dos molinos que recibieron subsidios son los que adhirieron al fideicomiso (lo aceptaron 3 empresas de alrededor de 160). Éstos son Molinos Florencia y Molisud, con sede la localidad pampeana de Jacinto Arauz.

La resolución de Feletti, que tiene como propósito subsidiar la harina de trigo destinada a la elaboración de productos panificados artesanales e industriales, incluye severas sanciones y multas ante la falta de cumplimiento y ausencia de la identificación “subsidiada por el Estado Nacional”, lo cual fue un pedido directo de Cristina Kirchner, según fuentes consultadas.

Después del escándalo de Vicentin, con una deuda de al menos USD 1.100  millones, Molinos Cañuelas fue declarada en concurso preventivo -  ENREDACCIÓN - Córdoba - Argentina
Planta de Molino Cañuelas.

Feletti estaba convencido que, mediante el fideicomiso, lograría que el precio de la tonelada de trigo empezara una trayectoria descendiente. El viernes en la zona de Rosario (Up River) el trigo se pagó $44.895 por tonelada. En febrero pasado valía alrededor de $ 27.000.

Esa diferencia de casi $18.000 por tonelada se financiaría con el subsidio. El tema es que los molinos descreen de ese mecanismo en función de los antecedentes que hubo con la ex ONCCA (entre 2007 y 2011) cuando quedaron millonarias deudas que nunca se pagaron.

En el Mercado de Chicago (CBOT) el viernes pasado el trigo disponible se negoció en baja a 430 dólaras por tonelada. Hace exactamente un año atrás se vendía a 250 dólares. El récord histórico se registró a principios de marzo cuando tocó los 473 dólares.

Ahora Feletti quedó reemplazado por Guillermo Hang, una figura del círculo íntimo de Guzmán, y la Secretaría de Comercio dejó de depender del Ministerio de Producción, donde actuaba con total autonomía, y pasó al de Economía.

El fideicomiso se puso en pausa y desde el entorno de Guzmán aseguran que revisarán todos los contratos que firmó Feletti. De todos modos, no se esperan mayores cambios en la política del Gobierno para combatir la inflación.

Desde el kirchnerismo creen que la inflación se combate con políticas de control de precios, cuando más de 4.000 años de historia y una robusta teoría monetaria afirman que el nivel de precios de una economía sube porque se devalúa la moneda, y se devalúa la moneda porque la oferta (emisión) excede la demanda.

Por lo que intentar pelear contra la inflación desde cualquier otro lado que no sea el Banco Central es una guerra literalmente imposible. No importa si está Paula Español, Roberto Feletti o Martín Guzmán. Si Miguel Ángel Pesce no impulsa una reforma monetaria desde el BCRA, la inflación no se revertirá.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto sin respaldo político: gobernadores e intendentes dejaron solo al presidente en el acto de la Uocra

Publicado

en

La convocatoria estuvo lejos de la anunciada por Gerardo Martínez. De los 16 gobernadores del FDT, solo apareció el sanjuanino Uñac. De los intendentes, no apareció ninguno. También faltaron 12 ministros.

Alberto Fernández no logró la foto de respaldo político que esperaba en el acto que le armó el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez. Varios diputados kirchneristas, y los gobernadores e intendentes peronistas pegaron el faltazo a la cita, que estuvo lejos de la convocatoria esperada.

El sanjuanino Sergio Uñac fue el único gobernador que dijo presente en Esteban Echeverría, confirmando la distancia que los mandatarios provinciales están tomando del Presidente, en un clima de extrema tensión con la Casa Rosada porque el ministro Martín Guzmán quiere hacer pasar buena parte del ajuste acordado con el FMI por las provincias.

El líder de la Uocra esperaba juntar a gobernadores, ministros, intendentes y sindicalistas en un acto que imaginaba multitudinario, con 20 mil militantes de su gremio. Nada de eso ocurrió. Además de la poca presencia de dirigentes importantes en el acto, la cifra del público estuvo bien lejos de la esperada.

El fracaso de la convocatoria de la Uocra acaso es también un síntoma de la decadencia del movimiento sindical argentino, que ya no logra las grandes convocatorias de otras épocas. En la CGT admiten que perdieron la calle a mano de los movimientos sociales, como Barrios de a Pie, el Polo Obrero o las agrupaciones de Juan Grabois.

Por otro lado revelaron la fallida apuesta de Alberto de apoyarse en la CGT y los gobernadores, que tampoco tienen capacidad de movilización en actos nacionales y encima le vaciaron el acto. Si bien éstos dos grupos siguen siendo la principal razón por la cual Fernández sigue en la Casa Rosada, su apoyo pende de un hilo.

Además de despegarse del proyecto de reelección de Alberto, los gobernadores están en alerta por la amenaza de un fuerte ajuste, y no quieren más fotos al lado del presidente, de quien aseguran que su imagen está en picada y en 2023 será la razón de la derrota del peronismo.

Acto de la UOCRA: Alberto apuntó contra la especulación empresaria por la  inflación - Informe Político

Además de Uñac, en el palco estuvieron Sergio Massa, Héctor Daer, Pablo Moyano, Emilio Pérsico, el Chino Navarro y segundas líneas de la CGT. El albertismo aportó la presencia de los diputados Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, y del embajador Daniel Scioli, quien se perdió la foto con Elon Musk en Brasil por ir a este evento.

Entre los funcionarios estuvieron Juan Manzur, Martín Guzmán, Matías Kulfas, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Martín Soria, Jaime Perczyk, Claudio Moroni, Matías Lammens y Jorge Ferraresi.

Un día antes el jefe de Gabinete le había pedido a todos los ministros que vayan al acto de la Uocra a apoyar al Presidente. Pareció un pedido un poco insólito, pero tampoco logró presencia plena.

No estuvieron ni Julián Domínguez, Daniel Filmus, Eli Gómez Alcorta, Carla Vizzotti, Aníbal Fernández, Jorge Taiana, Santiago Cafiero, Juan Cabandié, Alexis Guerrera ni Tristán Bauer.

Pero la ausencia más resonante fue la de Wado de Pedro, el funcionario más importante del kirchnerismo en la Casa Rosada, quien según varios reportes está con un pie afuera y ya está preparando su propio proyecto presidencial para 2023.

Aunque no invitaron a Máximo y Cristina Kirchner, en la Uocra esperaban la presencia de Wado y Axel Kicillof para una mínima muestra de unidad con el kirchnerismo. Pero el gobernador bonaerense tampoco apareció.

Kicillof prefirió hacer su propio acto en Escobar, al que fueron varios de los intendentes pesados del peronismo del Conurbano, que usualmente nunca se perdían un acto del Presidente en la provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Roberto Feletti presentó la renuncia a la Secretaría de Comercio Interior y en su lugar asumirá el cargo Guillermo Hang

Publicado

en

El funcionario dimitió del cargo ante el ministro de Economía, Martín Guzmán, a tres días de reconfiguraciones en la cartera.

El secretario de Comercio InteriorRoberto Feletti, renunció este lunes a su cargo dependiento del Ministerio de Economía, a cargo de Martín Guzmán.

La decisión llegó tres días después de cambios de parte del Gobierno en la reconfiguración en el área de economía y la Secretaría de Comercio Interior quedara bajo la órbita de Guzmán. El ahora exfuncionario dimitió de su cargo ante el Ministro por desacuerdos ante la política de precios que se lleva adelante.

He presentado mi renuncia al cargo de Secretario de Comercio Interior. Agradezco al presidente Alberto Fernández por la confianza, y a los ministros Matías Kulfas y Martín Guzmán por su trato siempre profesional y respetuoso”, confirmó Feletti en su cuenta de Twitter donde adjuntó la carta con los fundamentos.

El contador público había asumido a su cargo el pasado 12 de otubre en reemplazo de Paula Español. La última semana, el Gobierno decidió el traspaso de la Secretaría de Comercio Interior del ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas a la cartera de Martín Guzmán, razón que motivó la renuncia de Feletti.

Guillermo Hang asumirá como secretario de Comercio de la Nación

El actual director del Banco Central de la República Argentina, Guillermo Hang, asumirá como secretario de Comercio de la Nación tras la repentina renuncia de Roberto Fetelli. Tiene larga trayectoria en la función pública, habiéndose desempeñado en diferentes áreas del Ministerio de Economía desde el año 2008 al año 2015.

Hang es miembro del directorio del Banco Cental de la República Argentina. También es licenciado en Economía por la Universidad de La Plata, donde fue compañero del ministro Guzmán.

En trayectoria, cuenta con una gran experiencia en el área de investigación. Participó en el Centro Económico y Financiero para el Desarrollo de Argentina (Cedif-AR) entre 2010 y 2015.

Seguir Leyendo

Tendencias