Seguinos en redes

Argentina

Larreta y Ritondo quieren introducir la Ley de Lemas para las PASO presidenciales de 2023

Publicado

en

El texto apunta a evitar que una división entre candidatos del PRO beneficie al radicalismo unido. Qué es la polémica Ley de Lemas que le permitió al kirchnerismo reinar Santa Cruz.

En los despachos del PRO circula el borrador de un proyecto de ley para modificar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y permitir que haya ley de lemas en cada alianza, una idea del diputado Cristián Ritondo que podría sellar la victoria de Horacio Rodríguez Larreta en la interna.

El texto sería presentado a fines de este año y apuntaría directamente a modificar las PASO del 2023. El borrador establece que los partidos podrán implementar “el sistema de doble voto simultáneo y acumulativo” para elegir a sus candidatos.

Cada partido integrante de una alianza podrá presentar dos o más listas de precandidatos para que compitan entre sí bajo un mismo sello partidario. A los fines de la proclamación de los candidatos, cada partido político acumulará los sufragios que obtengan cada una de las listas de precandidatos que compitan con su sello partidario dentro de la alianza”, detalla.

Esto quiere decir que, por ejemplo, el PRO podría presentar dos listas en la interna y competirían entre sí para ser la más votada del partido, pero al mismo tiempo sumarían para disputar contra la UCR o la Coalición Cívica.

En los hechos esto podría implicar que en un hipotético escenario de tres listas (dos del PRO y una de la UCR) la más votada sea la radical pero la elegida sea la del PRO que más votos tenga, si es que entre las dos se imponen a la de la UCR.

Este es justamente el escenario que envisionan en Uspallata para 2023. Unas PASO entre Larreta, Bullrich y un candidato radical, que puede ser Facundo Manes, Gerardo Morales o Alfredo Cornejo. Con el actual sistema, los votos del PRO se dividirían entre dos candidatos, y los radicales podrían imponer el presidente de Juntos por el Cambio.

En cambio si se pasa esta Ley de Lemas para las primarias, no importa cuántas líneas internas le aparezcan a Larreta dentro del PRO, mientras se presenten dentro del sello del partido que fundó Mauricio Macri, los votos no se descuentan.

En el albertismo también ven con buenos ojos la introducción de esta ley, que le permitiría a Alberto Fernández presentarse con el PJ junto a todas las líneas internas que quieran abrirle, pero al final del día todos esos votos se le sumarán.

Sabiendo que Juntos por el Cambio más el albertismo pueden aprobar cualquier ley, como quedó demostrado en la aprobación del acuerdo con el FMI, Larreta también quiere introducir la boleta única dentro de cada lema.

Cristian Ritondo eligió a su candidato a presidente de Independiente -  Todas las noticias de Independiente - Soy Del Rojo
Ritondo, el diputado que presentará el proyecto de primarias con lemas.

¿Qué es la Ley de Lemas?

Si bien la elección por lemas puede parecer una entelequia desconocida, en Santa Cruz y otras provincias del país tienen este sistema hace décadas. También Uruguay usa este sistema para las primarias, como propone Larreta.

En síntesis, la Ley de Lemas permite llevar a cabo en simultáneo elecciones entre distintas fuerzas e internas partidarias, pero también protege a los oficialismos de los partidos.

Este sistema electoral le entrega al líder de cualquier partido un método para imponerse en las elecciones. En las provincias donde existe la Ley de Lemas, el kirchnerismo acostumbra abrir líneas internas ficticias bajo el mismo lema, y así engañar a la gente que se cree que está votando a un opositor pero en realidad esos votos luego se suman al candidato predilecto.

Así es como Alicia Kirchner ganó la elección a gobernadora del 2015 en Santa Cruz a pesar de haber sacado menos votos que el radical Eduardo Raúl Costa.

El Frente para la Victoria abrió una línea interna, liderada por Daniel Peralta, quien encauzó casi 30 mil votos que hubieran ido en contra de los Kirchner, al mismo lema. Así, Alicia Kirchner, con tan solo 58 mil votos se quedó con la gobernación mientras que Cambiemos tuvo 79 mil votos.

Argentina

Revolución de Mayo: La verdadera historia del origen de Argentina

Publicado

en

Fue una revolución militar, religiosa, aristocrática, de señores, y con una inclinación monárquica. No fue contra el orden establecido, ni tampoco fue republicana. La importancia de desmitificar la historia.

La exposición del marxista italiano Antonio Gramsci en los años veinte sobre que la izquierda debía infiltrarse en las instituciones educativas, nunca está demás recordarla. Principalmente por el hecho de que dicha estrategia funcionó. Con la lectura izquierdista de que la cultura se puede cooptar se desprende la idea del “constructivismo social”. La noción que subyace de fondo es que la cultura es maleable, de manera tal que controlar la cultura es controlar las mentes.

Argentina es presa de esta maligna concepción. Si la pobreza tocó un piso histórico en los años 90 no importa, la cultura se encargará de borrar eso y ubicar a Carlos Menem como un enemigo de los pobres y convertir dicho período (el menemismo) en mala palabra. Si durante la década de 1930, Argentina siguió siendo potencia y fue uno de los países que más rápido se recuperó de la Gran Depresión, pues tampoco importa, la cultura se encargará de imponer una audaz etiqueta, la de “Década Infame”, para convertir a esos años en tiempos oscuros y esclavistas solo mejorados por un redentor democrático llamado Juan Domingo Perón. Si consiguieron que una persona tenga derecho a creerse un perro, ¿cómo no iban a lograr cambiar la historia?

Es por eso que el 25 de mayo de 1810 debe re-leerse. Eso implica contradecir lo que la izquierda nos ha vendido, por ejemplo, de que la nuestra fue una revolución de carácter jacobino, igualitario y democrático. Y que el alma de aquella Primera Junta era Mariano Moreno. Demasiada falsedad junta.

Los hechos

Los criollos del Río de la Plata no se levantaron de un día para el otro contra el virrey, ni tampoco acusándolo a éste de explotación. De hecho, una de las mayores gestas criollas en Buenos Aires había tenido lugar unos años antes. En 1806 y 1807, los porteños con escasos armamentos se encargaron de reconquistar la ciudad y el puerto contra las invasiones inglesas, y quien comandó la famosa reconquista fue glorificado en un Cabildo Abierto y declarado Virrey.

El hecho de nombrar a un Virrey (aunque luego recibió el aval del rey español Carlos IV), era verdaderamente revolucionario, como bien lo expone el historiador rosarino Pablo Yurman. El elegido Virrey era Santiago de Liniers, un francés católico que había escapado de las persecuciones religiosas ejecutadas por los jacobinos en el período más terrorífico de la Revolución Francesa.

No fue casual que Liniers haya sido ejecutado injustamente por orden de Moreno en 1810, suceso que la izquierda debió justificar con mil artimañas, entre ellas la de que Liniers era un traidor. ¿Cómo va a ser un traidor quien peleó codo a codo con los porteños en las invasiones inglesas mientras Moreno se escondía con su hermano como un cobarde?

Lo cierto es que para mayo de 1810, los porteños ya se creían con autoridad para deliberar quién tenía que gobernar. Deponer al Virrey de entonces, que era Baltasar Hidalgo de Cisneros, no fue más que el mismo acto protocolar que tuvo lugar unos años antes para nombrar a Liniers. Que haya sido un acto protocolar implica que no fue un golpe contra el orden establecido, que no pretendía cambiar el status quo.

No hizo falta que corriera ni una gota de sangre. Fue una conspiración trabajada por las fuerzas militares (al mando de Cornelio Saavedra) y los propietarios más importantes que demandaban ciertas libertades comerciales.

El 22 de mayo votaron y ganó la figura de Saavedra, quien también aseguró que sólo el Cabildo podría ahora deliberar sobre los impuestos y aranceles. También vale aclarar que la votación no hace referencia al pueblo. Días antes fueron convocados, entre las 50 mil almas que habitaban Buenos Aires, apenas 450 hombres para elegir las nuevas autoridades.

De esos 450, solo asistieron 250. Es decir, casi la mitad no estaba muy interesada en los acontecimientos políticos. El sufragio final (si se le puede llamar así) le otorgó 155 votos a Saavedra y 69 al Virrey. Evidentemente no fue ni popular ni democrático aquel evento: fue un acuerdo diplomático entre la aristocracia para oficializar una mayor autonomía.

Existía una suerte de grieta entre Saavedra y Moreno en el proceso  revolucionario” – Canal Abierto

También tuvo un componente religioso, infaltable en aquellos días. Tal como se evidencia en los clérigos que rodearon la Primera Junta. Uno de los sacerdotes que la integró, el patriota Manuel Alberti, fue el editor de La Gazeta de Buenos Ayres. No, no fue Moreno el creador de La Gazeta, ni siquiera fue redactor.

El 30 de mayo de 1810 los 7 integrantes de la Junta se arrodillaron para celebrar una misa. Le guste o no a la izquierda, la bandera y la cruz están juntas en el origen de nuestra patria. La Revolución de Mayo también fue de inclinación monárquica y bajo ningún aspecto republicana.

¿Por qué monárquica? Pues porque juraron en nombre del rey Fernando VII. Este fue el nombre oficial de la Junta: Junta Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Señor Don Fernando VII.

Es cierto que también esto pudo haber sido una “máscara” para hacer una transición más gradual. Pero incluso cuando rechazaron su autoridad recién en 1814, la pretensión fue buscar otro monarca, búsqueda que perduró hasta 1820 cuando los caudillos federales del interior vencieron a Buenos Aires.

Saavedra: el verdadero héroe

Así que sí. Fue una revolución militar, religiosa, aristocrática, de señores, y con una inclinación monárquica. No fue contra el orden establecido, ni tampoco fue republicana. Una vez consumados los hechos, la autoridad pasó a estar en manos de Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, héroe de la reconquista, y el gran gestor de que la Revolución de Mayo sea pacífica. Fue quien puso su vida al servicio de la patria.

Lamentablemente, la historia oficial progresista, eligió olvidarlo. Como también olvidó a aquellos próceres que más hicieron por el origen de nuestra nación. Eligieron reemplazarlos por personajes insignificantes como Mariano Moreno, solo por el hecho de que simpatizaba con las ideas de Maximilien Robespierre. Lo mismo sucedió posteriormente con Julio Argentino Roca, Juan Bautista Alberdi, entre otros que cayeron en la difamación histórica.

¿En cuál de nuestras escuelas se enseña que Saavedra es la gran figura del 25 de mayo y que él salvó dos veces a la Revolución arrojando su espada en el platillo donde estaba la suerte de la patria, una el 1° de enero de 1809 (contra el golpe jacobino de Mariano Moreno) y otra el 22 de mayo de 1810?”, se pregunta el historiador Hugo Wast en su libro Año X.

La respuesta es dolorosa, ya que evidencia el triunfo de la izquierda, incluso en la historia. Es tiempo, empezando por estas líneas, de ir ubicando los hechos en su lugar y evitar que el progresismo siga destruyendo la realidad. En materia de historia, la derecha liberal quizás debe recordar una frase del gran Don Quijote para identificar al enemigo: “los historiadores que de mentiras se valen habían de ser quemados como los que hacen moneda falsa”.

Seguir Leyendo

Argentina

El subsidio más grande de la historia: Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de renunciar

Publicado

en

Unos días antes de dejar el cargo, el funcionario favorito de Cristina dio comienzo al fideicomiso del trigo, a pesar de que sabía que se iría de la Secretaría de Comercio tras la absorción de Guzmán.

Un escándalo del que pocos medios hablan. Roberto Feletti le giró $1.100 millones a la concursada Molino Cañuelas antes de dejar la Secretaría de Comercio como parte de la puesta en marcha del “fondo del trigo”.

Este fin de semana comenzaron finalmente a llegar las bolsas de harina de 25 kilos con la leyenda “subsidiada por el Estado Nacional” y la principal beneficiada fue la alimenticia de Aldo Navilli, que cobró el 80% de los $1.394 millones que distribuyó Feletti antes de presentar su renuncia.

Molino Cañuelas es la empresa líder en molienda de harinas y el año pasado pidió el concurso de acreedores sobre una deuda de más de 1.400 millones de dólares que dejó de pagar en septiembre de 2018. La mayor parte de los acreedores son bancos provinciales estatales.

El ahora ex funcionario Feletti planeaba destinar alrededor de 800.000 toneladas de trigo a precios subsidiados. Dicho volumen representa cerca del 11% del total del consumo interno que ronda las 6 millones de toneladas por año. El fideicomiso pretende recaudar unos $7.000 millones anuales, pero se puso en pausa desde que Guzmán absorbió la Secretaría de Comercio.

Los otros dos molinos que recibieron subsidios son los que adhirieron al fideicomiso (lo aceptaron 3 empresas de alrededor de 160). Éstos son Molinos Florencia y Molisud, con sede la localidad pampeana de Jacinto Arauz.

La resolución de Feletti, que tiene como propósito subsidiar la harina de trigo destinada a la elaboración de productos panificados artesanales e industriales, incluye severas sanciones y multas ante la falta de cumplimiento y ausencia de la identificación “subsidiada por el Estado Nacional”, lo cual fue un pedido directo de Cristina Kirchner, según fuentes consultadas.

Después del escándalo de Vicentin, con una deuda de al menos USD 1.100  millones, Molinos Cañuelas fue declarada en concurso preventivo -  ENREDACCIÓN - Córdoba - Argentina
Planta de Molino Cañuelas.

Feletti estaba convencido que, mediante el fideicomiso, lograría que el precio de la tonelada de trigo empezara una trayectoria descendiente. El viernes en la zona de Rosario (Up River) el trigo se pagó $44.895 por tonelada. En febrero pasado valía alrededor de $ 27.000.

Esa diferencia de casi $18.000 por tonelada se financiaría con el subsidio. El tema es que los molinos descreen de ese mecanismo en función de los antecedentes que hubo con la ex ONCCA (entre 2007 y 2011) cuando quedaron millonarias deudas que nunca se pagaron.

En el Mercado de Chicago (CBOT) el viernes pasado el trigo disponible se negoció en baja a 430 dólaras por tonelada. Hace exactamente un año atrás se vendía a 250 dólares. El récord histórico se registró a principios de marzo cuando tocó los 473 dólares.

Ahora Feletti quedó reemplazado por Guillermo Hang, una figura del círculo íntimo de Guzmán, y la Secretaría de Comercio dejó de depender del Ministerio de Producción, donde actuaba con total autonomía, y pasó al de Economía.

El fideicomiso se puso en pausa y desde el entorno de Guzmán aseguran que revisarán todos los contratos que firmó Feletti. De todos modos, no se esperan mayores cambios en la política del Gobierno para combatir la inflación.

Desde el kirchnerismo creen que la inflación se combate con políticas de control de precios, cuando más de 4.000 años de historia y una robusta teoría monetaria afirman que el nivel de precios de una economía sube porque se devalúa la moneda, y se devalúa la moneda porque la oferta (emisión) excede la demanda.

Por lo que intentar pelear contra la inflación desde cualquier otro lado que no sea el Banco Central es una guerra literalmente imposible. No importa si está Paula Español, Roberto Feletti o Martín Guzmán. Si Miguel Ángel Pesce no impulsa una reforma monetaria desde el BCRA, la inflación no se revertirá.

Seguir Leyendo

Argentina

Alberto sin respaldo político: gobernadores e intendentes dejaron solo al presidente en el acto de la Uocra

Publicado

en

La convocatoria estuvo lejos de la anunciada por Gerardo Martínez. De los 16 gobernadores del FDT, solo apareció el sanjuanino Uñac. De los intendentes, no apareció ninguno. También faltaron 12 ministros.

Alberto Fernández no logró la foto de respaldo político que esperaba en el acto que le armó el jefe de la Uocra, Gerardo Martínez. Varios diputados kirchneristas, y los gobernadores e intendentes peronistas pegaron el faltazo a la cita, que estuvo lejos de la convocatoria esperada.

El sanjuanino Sergio Uñac fue el único gobernador que dijo presente en Esteban Echeverría, confirmando la distancia que los mandatarios provinciales están tomando del Presidente, en un clima de extrema tensión con la Casa Rosada porque el ministro Martín Guzmán quiere hacer pasar buena parte del ajuste acordado con el FMI por las provincias.

El líder de la Uocra esperaba juntar a gobernadores, ministros, intendentes y sindicalistas en un acto que imaginaba multitudinario, con 20 mil militantes de su gremio. Nada de eso ocurrió. Además de la poca presencia de dirigentes importantes en el acto, la cifra del público estuvo bien lejos de la esperada.

El fracaso de la convocatoria de la Uocra acaso es también un síntoma de la decadencia del movimiento sindical argentino, que ya no logra las grandes convocatorias de otras épocas. En la CGT admiten que perdieron la calle a mano de los movimientos sociales, como Barrios de a Pie, el Polo Obrero o las agrupaciones de Juan Grabois.

Por otro lado revelaron la fallida apuesta de Alberto de apoyarse en la CGT y los gobernadores, que tampoco tienen capacidad de movilización en actos nacionales y encima le vaciaron el acto. Si bien éstos dos grupos siguen siendo la principal razón por la cual Fernández sigue en la Casa Rosada, su apoyo pende de un hilo.

Además de despegarse del proyecto de reelección de Alberto, los gobernadores están en alerta por la amenaza de un fuerte ajuste, y no quieren más fotos al lado del presidente, de quien aseguran que su imagen está en picada y en 2023 será la razón de la derrota del peronismo.

Acto de la UOCRA: Alberto apuntó contra la especulación empresaria por la  inflación - Informe Político

Además de Uñac, en el palco estuvieron Sergio Massa, Héctor Daer, Pablo Moyano, Emilio Pérsico, el Chino Navarro y segundas líneas de la CGT. El albertismo aportó la presencia de los diputados Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, y del embajador Daniel Scioli, quien se perdió la foto con Elon Musk en Brasil por ir a este evento.

Entre los funcionarios estuvieron Juan Manzur, Martín Guzmán, Matías Kulfas, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Martín Soria, Jaime Perczyk, Claudio Moroni, Matías Lammens y Jorge Ferraresi.

Un día antes el jefe de Gabinete le había pedido a todos los ministros que vayan al acto de la Uocra a apoyar al Presidente. Pareció un pedido un poco insólito, pero tampoco logró presencia plena.

No estuvieron ni Julián Domínguez, Daniel Filmus, Eli Gómez Alcorta, Carla Vizzotti, Aníbal Fernández, Jorge Taiana, Santiago Cafiero, Juan Cabandié, Alexis Guerrera ni Tristán Bauer.

Pero la ausencia más resonante fue la de Wado de Pedro, el funcionario más importante del kirchnerismo en la Casa Rosada, quien según varios reportes está con un pie afuera y ya está preparando su propio proyecto presidencial para 2023.

Aunque no invitaron a Máximo y Cristina Kirchner, en la Uocra esperaban la presencia de Wado y Axel Kicillof para una mínima muestra de unidad con el kirchnerismo. Pero el gobernador bonaerense tampoco apareció.

Kicillof prefirió hacer su propio acto en Escobar, al que fueron varios de los intendentes pesados del peronismo del Conurbano, que usualmente nunca se perdían un acto del Presidente en la provincia.

Seguir Leyendo

Tendencias