Seguinos en redes

Taiwán

Taiwán disparó contra un dron chino que sobrevolaba la isla y los dos países están al borde de la guerra

Publicado

en

Los drones estaban equipados con cámaras de vigilancia óptica y sobrevolaban una instalación militar en las islas en disputa. Las imágenes de los aparatos fueron publicadas en redes sociales.

Taiwán y China están más cerca de una guerra abierta que nunca antes desde 1950. Este martes, el Ejército taiwanés realizó tres disparos de advertencia contra un dron chino que sobrevoló una isla controlada por Taipéi cerca de la costa china, según lo anunciado por un portavoz militar.

Es la primera vez en la historia que Taiwán dispara contra un vehículo militar de Beijing, y se produce poco después de que la presidente Tsai Ing-wen anunciara públicamente que ordenaba al Ejército a tomar “fuertes contramedidas” contra lo que calificó de provocaciones del régimen de Xi Jinping.

El dron no fue derribado y regresó a China tras los disparos, indicó el portavoz taiwanés, pero anticiparon que la próxima vez dispararán para destruir, una acción que las autoridades comunistas señalaron como un “acto de guerra“.

Taiwán se ha quejado de que los drones chinos vuelan repetidamente muy cerca de su territorio, la última vez junto a las islas Kinmen, en el marco de ejercicios militares del Ejército Popular de Liberación que iniciaron luego de que la presidente de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara la isla y ponga en peligro la independencia de Taiwán.

Buques de guerra y aviones de combate chinos han cercado la isla e iniciado simulaciones de disparos de largo alcance con munición real. Además, China canceló el comercio con Taiwán, que se mantenía a pesar de la brutal confrontación bélica que mantienen hace siete décadas.

En las últimas semanas, China empezó a enviar drones que sobrevuelan la isla con cámaras y radares que recolectan información de las defensas de Taiwán, lo cual es un indicio de preparación para una invasión. Según las autoridades taiwanesas, este dron estaba manejado desde China y equipado con dispositivos de vigilancia óptica rondaba una instalación militar.

“Quiero decirles a todos que cuanto más provoque el enemigo, más tranquilos debemos estar”, alertó la presidente Tsai a los oficiales de la marina. “No provocaremos disputas, y ejerceremos la autocontención, pero eso no significa que no vayamos a contraatacar”.

Por su parte, Estados Unidos ha estado enviando buques de guerra al estrecho de Taiwán, luego de que Biden desplegara a la Séptima Flota a las cercanías de la isla, maniobra que generó el enojo de Beijing.

Xi Jinping ordenó a la Armada china a seguir y controlar de cerca los movimientos de los buques norteamericanos, perpetuando la guerra fría en el estrecho de Taiwán, pero que está a una mala decisión de estallar en una guerra muy caliente.

China

Una China furiosa pinta el cielo de Taiwán con misiles balísticos, bloquea la isla y amenaza con una invasión

Publicado

en

El Ejército Popular de Liberación de China disparó misiles balísticos y desplegó aviones de combate y buques de guerra el jueves a la mañana mientras realizaba sus mayores ejercicios militares dentro del territorio de Taiwán.

China desplegó decenas de aviones y disparó misiles balísticos desde las islas de Pingtan, a tan solo 130 kms de Taiwán, en los inicios de sus mayores ejercicios militares en el Estrecho de Taiwán de la historia.

Las maniobras militares chinas se dan un día después de que la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara a la isla y desafiara la política de “Una Sola China” que firmó el gobierno demócrata de Jimmy Carter en 1979.

Los simulacros comenzaron alrededor de las 4 de la mañana, hora GMT, e involucraron un “ataque con potencia de fuego de misiles convencionales de clase Dongfeng” en aguas al este de Taiwán, dijo el Ejército Popular de Liberación de China en una serie de videos que publicó a través de la emisora estatal CCTV.

China demostró su poderío militar y pintó el cielo de Taiwán con misiles durante la mañana de este jueves. Más de 100 aviones se metieron en el espacio aéreo taiwanés, incluidos cazas de combate y bombarderos cargando municiones reales.

Además, una docena de buques de guerra rodearon la isla y por el momento el acceso marítimo a Taiwán permanece completamente bloqueado. Algunos de los barcos de guerra chinos permanecen a solo 20 kilómetros de las costas de Taiwán.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo que envió aviones para advertir a 22 aviones de combate chinos que cruzaron la línea media del Estrecho de Taiwán hacia su zona de defensa aérea, y dijo que disparó bengalas para ahuyentar a otros cuatro aviones que sobrevolaron el área de sus islas Kinmen, frente a la costa sureste de China.

Según el gobierno con sede en Taipéi, los misiles disparados por China volaron alto en la atmósfera y no constituían una amenaza para Taiwán, pero fueron una demostración de fuerza sin precedentes, y revela la preparación del Partido Comunista China para avanzar sobre la isla antes del fin de la década.

Japón protestó porque cinco misiles chinos cayeron en su zona de exclusión, constituyendo la primera violación de soberanía de territorio entre estos dos países desde la Segunda Guerra Mundial. Otros tres misiles cayeron en la zona de exclusión de Filipinas.

La colusión y la provocación entre Estados Unidos y Taiwán solo empujarán a Taiwán hacia el abismo del desastre, trayendo la catástrofe a los compatriotas de Taiwán“, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa chino.

La pésima política exterior de Biden ha dejado a una Estados Unidos debilitada, y en este contexto, una jugada geopolítica como la que hizo Nancy Pelosi provocó más problemas para Taiwán que soluciones. La Casa Blanca envió a la Séptima Flota a las aguas próximas a Taiwán para intentar disuadir los simulacros de China, pero sin éxito.

En respuesta a los ensayos militares chinos, la presidente taiwanesa Tsai Ing-wen dijo que Taiwán defendería firmemente su soberanía y seguridad nacional, con el apoyo de Estados Unidos o no.

Taiwán nunca será derribado por los desafíos“, dijo Tsai en un mensaje de video grabado tras la salida de Pelosi. “Somos tranquilos y no impetuosos, somos racionales y no provocadores, pero también seremos firmes y no eludiremos“, completó.

Taiwán mantiene su independencia desde 1949, cuando los comunistas de Mao Zedong tomaron el poder en Beijing por la fuerza después de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno republicano del Kuomintang de Chiang Kai-shek, lo que llevó a que los principales funcionarios aliados de Estados Unidos se escaparan a la isla, desde donde reclaman todavía al día de hoy la legítima soberanía sobre la China continental.

Seguir Leyendo

Taiwán

Taiwán finaliza compra millonaria histórica de F-16 a EEUU en medio de amenazas de invasión de China

Luego de 28 años sin adquirir aeronaves de EEUU, Taiwán finalizó una compra de 66 cazas F-16 de Lockheed Martin Corp. en un contrato de 62.000 millones de dólares con el Pentágono. Este movimiento sucede a raíz de las incesantes amenazas de China de invasión real a la isla.

Publicado

en

Por

Tras varios meses de amenazas por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) de invadir Taiwán, y annte los recientes ejercicios militares del Ejército chino en el Estrecho de Taiwán, el gobierno de Taipéi cerró un contrato con Estados Unidos para la compra de 66 aviones F-16 de última generación, por el valor de 62.000 millones de dólares, según reveló el Pentágono.

Esta compra es solamente el primer paso, dentro de un acuerdo a largo plazo con la Casa Blanca de seguir vendiendo armamento de alta calidad hasta 2026. Los funcionarios de la compañía han adelantado que proyectan un mercado de hasta 400 nuevos F-16 para entonces.

El Pentágono otorgó este enorme contrato a Lockheed Martin Corp., especializada en industria espacial y militar, el cual incluye 4.940 millones de dólares para la construcción de los 66 F-16 Block 70. A este costo se le suman los gastos logísticos, mermas extraordinarias que cumplir, tasas, tarifas legales y una estructura de costos enormes, pero que el gobierno de Taiwán está dispuesto a pagar para prepararse ante una posible invasión de China.

La compra de estos F-16 marca la primera venta de aviones avanzados de EE.UU. a Taiwán desde la presidencia de George H.W. Bush, cuando hace 28 años, en 1992, se vendieron 150 aviones del mismo tipo que ya han quedado obsoletos frente a la aviación china. 

En un artículo escrito por el Asia Times, se revelaron las características de los nuevos F-16, que estarán equipados con un radar de control de fuego de primera línea fabricado por Northrop Grumman Corp. Estos radares, denominados APG-83, permitirían disparar municiones guiadas con gran precisión a mayores distancias, otorgándole una enorme ventaja contra la actual aviación china.

Sede de Lockheed Martin Corp.

Ad

Hay algunos mensajes directos muy claros detrás de esta transacción: el primero es que, a pesar de no reconocer oficialmente a Taiwán, lo cual sería una declaración de guerra en los ojos de China, los EE.UU. respaldan y son hoy en día el principal aliado y proveedor de armas del país insular. 

El otro mensaje evidente es contra el Partido Comunista Chino, poniéndoles límites y una advertencia firme en sus intenciones expansionistas, manifestadas durante este año con el coronavirus, la cuasi-anexión de Hong Kong y la intensidad de sus reclamos en el Mar del Sur de China.

Otro punto clave en esta transacción tiene que ver más con decisiones políticas y promesas de campaña: Tsai Ing-wen, la actual presidente taiwanesa, quién logró su reelección en enero del presente año asegurando que consolidaría la relación con Estados Unidos, impulsó como propuesta de gobierno aumentar el presupuesto total de defensa nacional en un 5,2%, uno de los números más altos que tuvo alguna vez el pequeño país chino.

Ad

Taiwán, una pequeña isla en el Mar del Sur de China, está habitado por el verdadero gobierno chino, aquél que presidió sobre la República de China por décadas previo al golpe de Estado comunista. 

Desde entonces, los sucesores al legado de una China libre y próspera reclaman la soberanía de todo el territorio continental chino, actualmente usurpado por el Partido Comunista. Taiwán no es reconocido por muchos países alrededor del mundo, el régimen chino se aseguró de que esto sea así en sus múltiples acuerdos comerciales a lo largo del globo.

Sin embargo, Taiwán es uno de los principales aliados de Donald Trump en la región, habiendo sido el primer presidente desde 1979 en aceptar el llamado congratulatorio de la presidente taiwanesa cuando llegó a la Casa Blanca en 2017.

En el pasado, los presidentes estadounidenses recibían constantemente llamados de Taiwán pero no respondían, con el objetivo de sostener la “Política de Una Sola China“, consensuada con Beijing. Trump aseguró desde el día cero en el Gobierno, que esta política está “bajo revisión“.

Cualquier avance sobre la autonomía de Taiwán, luego del atropello sin precedentes sobre Hong Kong, no le dejaría otra opción al presidente Trump que lanzar una intervención para proteger a los taiwaneses.


Reconocimiento internacional de Taiwán en 2016. Fuente: Taiwan International Cooperation and Development Fund.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Taiwán

China amenaza con guerra y “borrar del mapa” a la presidente de Taiwán

El medio estatal chino Global Times aseguró que las maniobras de la Armada china en el Estrecho de Taiwán son un ensayo de invasión a la isla. Además, amenazaron de muerte a la presidente Tsai Ing-wen si mantiene su acercamiento a Estados Unidos y a Trump.

Publicado

en

Por

Este sábado el medio de comunicación del régimen chino Global Times publicó una noticia donde advertían directamente al gobierno de Taiwán que las maniobras militares chinas en el estrecho que separa ambos países “no son solo una advertencia, sino que un ensayo para la invasión de Taiwán”.

Además, en un tweet desde la cuenta oficial del medio, hablaron de iniciar una guerra y amenazaron de muerte a la Presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, con el siguiente mensaje:

“La líder de Taiwán, Tsai Ing-wen, quien prometió vínculos más profundos con Estados Unidos en una cena para un alto funcionario del Departamento de Estado que estaba de visita, está claramente jugando con fuego. Si cualquier acto de su provocación viola la Ley Anti Secesión de China, se iniciará una guerra y Tsai será aniquilada.”

Ad

El país de Taiwán, oficialmente la República de China, fue formado por el antiguo gobierno en China, que fue exiliado del continente tras el golpe de Estado comunista. Desde entonces, el Partido Comunista se opone a cualquier tipo de interacción entre Taiwán y el resto de los países del mundo, y sostiene que Taiwán es parte de su territorio soberano y que lo reincorporará por la fuerza si es necesario.

Este fin de semana, en Taipéi, la capital de Taiwán, se rindió homenaje al ex presidente Lee Teng-hui, quien lideró la transición de Taiwán a la democracia. En esa fecha tan importante, el Subsecretario de Estado norteamericano, Keith Krach, se hizo presente, dando un claro mensaje contra el régimen comunista chino.

Desde la década del ’70, Estados Unidos se ha mantenido alejado de Taiwán para no enfurecer a China. Sin embargo, Trump desde 2017 que viene impulsando enormes cambios en esta relación. 

La presencia de Krach en la isla fue vista como una provocación directa hacia China, quien envió ese fin de semana doce aviones J-16, dos J-10, dos J-11, dos bombarderos H-6 y un avión antisubmarino Y-8 a patrullar sobre la zona aérea de identificación de Taiwán, mostrando una grave amenaza a la isla taiwanesa y su enojo a la presencia del funcionario estadounidense.

En esta imagen difundida por el ministerio de Defensa Nacional de Taiwán se ve un bombardero H-6 del Ejército de Liberación Popular chino mientras vuela cerca de la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán, el viernes 18 de septiembre de 2020.

Ad

En respuesta, la Fuerza Aérea de Taiwán, recientemente re-equipada por una serie de millonarias compras a empresas militares estadounidenses, hizo lo propio y desplegó su sistema de misiles de defensa antiaérea para monitorear las actividades de las fuerzas chinas, según reveló el comunicado del Ministerio de Defensa de la isla.

El Ministerio dijo el lunes en un comunicado nuestras fuerzas armadas tienen derecho a la autodefensa y a contraatacar en medio del acoso y las amenazas”, para luego concluir con que Taiwán no provoca, pero tampoco tiene miedo del enemigo.
Una guerra entre China y Taiwán podría enviar al mundo 50 años en el pasado, a la época donde Estados Unidos y China peleaban una guerra fría proxy a través de otros países, como lo fueron Corea y Vietnam.
Por suerte, un enfrentamiento bélico entre estas dos super-potencias en Taiwán no tiene riesgos de volverse nuclear: China quiere mantener habitable a la isla para poder “reconquistarla”. Cualquier otro resultado ser devastador para la imagen del Partido Comunista en su país.
Programa especial del medio progresista y pro-China, DW, sobre la situación de Taiwán.

Seguir Leyendo

Tendencias