Seguinos en redes

Asia

En la cumbre de Uzbekistán, Irán se unió al bloque de seguridad anti-occidental junto a China y Rusia

Publicado

en

La “OTAN de Asia” suma a Irán entre sus filas y suenan las alarmas en Occidente por el peligroso realineamiento geopolítico en Asia Central y Medio Oriente.

En una mega-cumbre celebrada en Uzbekistán, Irán firmó un memorándum de obligaciones para convertirse en un miembro permanente de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), cuerpo de seguridad de Asia Central liderado por Rusia y China, informó este jueves Hossein Amirabdollahian, ministro de Relaciones Exteriores iraní.

Se trata de una organización que busca contrarrestar la influencia de Estados Unidos y Occidente en la región. “Al firmar el documento para la membresía plena de la OCS, ahora Irán ha entrado en una nueva etapa de diversas cooperaciones económicas, comerciales, de tránsito y energéticas”, escribió el canciller en una publicación de Instagram.

La firma del memorándum se da en el marco de la cumbre de la OCS celebrada en Samarcanda, Uzbekistán, entre los ocho miembros permanentes de la organización. Dicha cumbre albergó a los líderes de China, India, Kazajstán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.

Hoy se ha firmado el memorándum de obligaciones de Irán con la OCS. Esto abre al país las puertas para su membresía plena en la OCS”, declaró Yusup Kabuljánov, portavoz del Ministerio de Exteriores de Uzbekistán. Además, agregó que el documento fue firmado por el secretario general de la OCS, Zhang Ming, y Hossein Amirabdollahian.

El secretario general de la OCS, el chino Zhang Ming, afirmó que se trata de un día importante tanto para Irán como para la organización, ya que “el ingreso de Irán fortalecerá la OCS”. Se espera que la membresía plena de Irán entre en vigencia en abril de 2023, cuando se celebre una nueva cumbre, esta vez en la India.

La relación entre los países que son sancionados por Estados Unidos, como Irán, Rusia u otros países, puede superar muchos problemas y cuestiones y hacerlos más fuertes”, dijo Ebrahim Raisi, presidente de facto iraní, a su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante una reunión bilateral en la mencionada ciudad uzbeka, considerada como el foco más importante de la Nueva Ruta de la Seda China.

Por su parte, Putin resaltó que las relaciones irano-rusas se estaban “desarrollando positivamente”, y dio su pleno apoyo a la solicitud de Irán para convertirse en miembro permanente de la OCS.

Irán está decidido a impulsar sus lazos con Rusia, desde los campos económico hasta el aeroespacial y político”, dijo Raisi; y agregó que “la cooperación entre Teherán y Moscú puede neutralizar significativamente las limitaciones impuestas a nuestros países por las sanciones de Estados Unidos”.

Recordemos que ambos países fueron los principales aliados de Bashar al-Asad, presidente sirio, durante la guerra civil que enfrentó su país luego del advenimiento de la Primavera Árabe en la región; sin embargo, tras el fin del conflicto con ISIS, ambos países habían empezado a alejarse políticamente. Pero la salida de Trump, la llegada de Biden, y ahora, la guerra con Ucrania han puesto a Rusia y a Irán en una alianza anti-occidental que se está formalizando paso a paso.

En septiembre de 2021, en la cumbre realizada en Dusambé, la organización de seguridad había aprobado la solicitud de adhesión de Irán, a la vez que el gobierno de Teherán pedía a los miembros de la OCS que lo ayudaran a formar un mecanismo para evitar las sanciones impuestas por Occidente luego de que Estados Unidos, bajo el gobierno de Donald Trump, abandonara unilateralmente el acuerdo nuclear.

Irán formaba parte del grupo de países observadores, junto con Afganistán, Bielorrusia y Mongolia, países que también están muy cerca de entrar, especialmente luego de los recientes conflictos. Sin embargo, esta movida diplomática iraní pone a la OCS en un lugar que nunca antes había estado, ya que alberga un Estado abiertamente enemigo de los Estados Unidos.

Además, otros seis países son considerados “socios de diálogo”. Ellos son Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía, que también participó en la cumbre y amenaza con romper con la OTAN y pasarse a la OCS.

La OCS, que es la organización regional más grande del mundo ya que engloba a más del 40% de la población mundial y aproximadamente el 30% del PBI mundial, además de albergar a cuatro potencias nucleares, fue creada en 2001 entre Rusia, China y las ex repúblicas soviéticas de Asia Central.

La misma se expandió cuatro años más tarde, al incluir a India y Pakistán, con el fin de desempeñar un papel más importante como contrapeso a la influencia occidental en la región. Hoy en día, la organización busca expandirse aún más, y anhela con convertirse en la OTAN de Oriente.

En este sentido, Bielorrusia también va a firmar oficialmente los documentos necesarios para iniciar el proceso de otorgamiento de su membresía permanente, informaron los medios locales.

Además, a la par de la movida diplomática iraní, Egipto ha firmado un memorándum de entendimiento para su adhesión a la organización como socio de diálogo. El mismo fue firmado por Hamdi Sanad Loza, viceministro de Relaciones Exteriores de Egipto para Asuntos Africanos, y Zhang Ming, Secretario General de la OCS.

Hamdi Sanad Loza, viceministro de Relaciones Exteriores egipcio y firmante del memorándum, ha dicho que la adhesión de Egipto como socio de diálogo es un paso importante para fortalecer sus relaciones con los Estados miembros en campos como el comercio, la inversión, la energía, el transporte y el turismo, así como para apoyar la seguridad y la estabilidad regional.

Esto se produjo al mismo tiempo que el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, se encontraba en Doha negociando y firmando tres memorándums de entendimiento con el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en materia de inversiones, cooperación portuaria y asuntos sociales.

Tanto Qatar como Arabia Saudita están cerca de convertirse en nuevos “socios de diálogo”. Marcando un total realineamiento en Asia mientras Biden y los Estados Unidos duermen la siesta.


De Santiago Vera García, para La Derecha Diario.

Corea del Sur

Corea del Sur afianza su agenda de seguridad con los Estados Unidos

Publicado

en

Corea del Sur ampliará sus ejercicios militares con Estados Unidos, su principal socio militar, e impulsarán en conjunto la planificación de la disuasión nuclear para contrarrestar la amenaza norcoreana y evitar una guerra.

Corea del Sur mantuvo a comienzos de esta semana una agenda de reuniones con altos funcionarios occidentales, tras la visita del secretario general de la OTAN el lunes 30 de enero y del secretario de Defensa de los Estados Unidos el martes 31.

Estados Unidos y Corea del Sur han sido aliados y socios políticos desde hace mucho tiempo en todas las esferas. En el ámbito militar, una gran cantidad de personal militar de Estados Unidos está estacionado en el Corea y los ejercicios conjuntos se realizan constantemente entre los dos ejércitos. Estados Unidos y Corea del Sur a menudo usan la palabra “férrea” o “acorazada”, lo que significa que la asociación es indestructible.

El 20 de enero, el poder legislativo de Corea del Norte aprobó un presupuesto que mantiene altos los gastos de defensa mientras el dictador Kim Jong Un presiona para una expansión agresiva de su arsenal nuclear. Corea del Norte disparó más de 70 misiles el año pasado, incluidos múltiples lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales en una serie de pruebas tituladas como “Ataques nucleares simulados contra objetivos surcoreanos y estadounidenses”.

El secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin, se reunió con su homólogo surcoreano, Lee Jong-Sup, con el objetivo de profundizar la cooperación para abordar los desafíos de seguridad compartidos y reafirmar el compromiso de Estados Unidos con Corea del Sur como “férreo aliado” en un momento de mayor tensión y provocación por parte de Corea del Norte.

El secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin, junto con su homólogo surcoreano, Lee Jong-Sup.

Tras sus reuniones, el ministro de Defensa Nacional de Corea del Sur, Lee, declaró que los dos países realizarán ejercicios de simulación nuclear en febrero en un escenario de ataques nucleares de Corea del Norte, a medida que avanzan para mejorar la planificación e implementación nuclear conjunta e impulsar el intercambio de información.

Nuestro compromiso con la defensa de la República de Corea sigue siendo inquebrantable. Estados Unidos se adhiere firmemente al compromiso en el campo de la disuasión ampliada, que implica el uso de un conjunto completo de activos militares estadounidenses, incluidas armas convencionales y nucleares, así como como defensa antimisiles”, dijo el secretario de Defensa de los Estados Unidos.

A mediados de enero, el presidente de Corea del Sur no descartó la posibilidad de construir propias armas nucleares ante la amenaza norcoreana. A pesar que los comentarios eran condicionales y que fueron negados al día siguiente por los funcionarios presidenciales, era la primera vez que Yoon o cualquier presidente surcoreano mencionaba en un documento oficial el desarrollo o adquisición de armas nucleares por su cuenta propia

Esta vez, Washington y Seúl acordaron también ampliar el alcance de los ejercicios conjuntos en 2023.

“Ambos líderes también se comprometieron a expandir y aumentar aún más el nivel y la escala de los ejercicios y entrenamientos conjuntos. Con este fin, ambos líderes acordaron la necesidad de tener en cuenta los cambios en la situación de seguridad, incluidos los pasos recientes de la RPDC [Corea del Norte] en su armamento nuclear y programas de misiles”, dice el comunicado del Servicio de prensa del Pentágono.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg y el canciller surcoreano, Park Jin-in.

El día previo a la llegada del secretario de Defensa norteamericano, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, visitó de manera oficial a Corea del Sur. En su visita, Stoltenberg habló sobre la amenaza norcoreana, la agenda con China y la guerra en Ucrania.

Sobre el programa nuclear del Norte y sus provocaciones con misiles, Stoltenberg afirmó que son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y una amenaza significativa para la paz mundial. En cuanto a China, expresó que no es el adversario de la OTAN pero se ha vuelto “mucho más alto” en cuanto a prioridad en la agenda de la alianza.

Sobre la guerra en Ucrania, el secretario general de la OTAN instó a la República de Corea a intensificar el apoyo militar. En este momento, Corea del Sur proporciona a Ucrania solo ayuda no letal que cumple las promesas hechas por el presidente. La OTAN, en cambio, quiere que Corea del Sur envíe tanques y armamento a Ucrania.

El accionar de la OTAN de buscar armamento en todo el mundo para abastecer a Ucrania es muy peligroso, pues solo hace escalar aún más el conflicto que sufre la población ucraniana y lo lleva a los distintos escenarios mundiales.

La península de Corea es de por sí una región muy volátil, como para sumarle la amenaza rusa por un desalineamiento surcoreano sin justificación en los intereses vitales del país.

Seguir Leyendo

Asia

Indonesia no se deja intimidar por la amenaza China en su disputa territorial

Publicado

en

Tras la aprobación de un enorme yacimiento de gas en una zona disputada con China, el gobierno de Indonesia no se deja intimidar por el buque guardacostas más grande del mundo, operado por China, y despliega sus fuerzas en la región.

Tras casi un mes desde la escalada de tensiones en el bloque Tuna en el Mar de China Meridional, Indonesia se para contra la intimidación China y desplegó a sus guardacostas en la región sobre la que reclama legítima soberanía.

A principios de enero, el gobierno de Joko Widodo aprobó el plan inicial para el desarrollo del yacimiento de gas Tuna ubicado en el Mar de China Meridional entre Indonesia y Vietnam, con una inversión total estimada de US$ 3.070 millones de dólares hasta el inicio de la producción.

Más allá del volumen de petróleo que les permitiría producir, que es enorme y traería grandes beneficios económicos, al desarrollar el nuevo campo Indonesia subrayará su derecho al territorio en el Mar de China Meridional, que es disputado por China.

El llamado bloque Tuna está dentro de la Zona Económica Exclusiva de Indonesia, pero también dentro de la llamada “línea de nueve guiones” que Beijing utiliza para reclamar derechos sobre alrededor del 90% del disputado Mar de China Meridional.

Disputas en el Mar de China Meridional, vía Wall Street Journal

China reclama como propio el 90% de los recursos del Mar del Sur de China, pasando por alto a la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CDM) y los reclamos de Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

Lo que hace el gigante asiático hace años es crear islas artificiales para reclamarlas como propias y así reclamar la soberanía de las aguas alrededor, lo que ha llevado a que el resto de países copien esta técnica para no quedar atrás.

Esto generó una enorme carrera militar en las aguas, ya que cada mini-isla queda resguardada por bases militares, además de crear un laberinto de pequeñas islas donde se superponen todos los reclamos.

Islas Natuna, disputadas entre China e Indonesia

Tal es la importancia que se le dio a esto que de entrada el presidente indonesio declaró que “La Armada de Indonesia participará en la seguridad del proyecto de petróleo y gas upstream para que, económica y políticamente, se convierta en una afirmación de la soberanía de Indonesia”.

De esta forma, el 18 de enero se anunció que el barco más grande de la Guardia Costera de Indonesia, KN Tanjung Datu, partiendo hacia el Mar de Natuna del Norte. En esta misma zona está merodeando desde fines de diciembre el CCG 5901 chino, que conocido como “The Monster 5901” es el buque guardacostas más grande del mundo.

Tan solo unos días después, el 29 de enero, los radares marítimos identificaron la llegada de un nuevo actor a la región: el portaaviones norteamericano USS Nimitz habría cambiado su área de operaciones al sureste de la isla Natuna, mientras el CCG 5901 chino se unió al CCG 5303 chino cerca de Luconia Breakers, en la zona de Malasia.

Los enfrentamientos entre China e Indonesia por este bloque han sido reiterativos durante los últimos años. En un enfrentamiento de 2016, un barco de la guardia costera china impidió que las autoridades indonesias detuvieran un barco pesquero chino en las aguas de Natuna.

Desde ese encuentro, Yakarta ha impulsado el fortalecimiento de su presencia militar y económica en el área, aunque la lejanía de las islas ha dificultado que Indonesia implemente completamente sus políticas.

En 2018, Indonesia inauguró una nueva base de comando militar en Natuna Besar, la isla principal del bloque, e intensificó las patrullas navales y aéreas. El gobierno lanzó programas para mejorar las oportunidades económicas de los aproximadamente 80.000 residentes de las islas, donde la pesca es el comercio dominante.

El objetivo de Indonesia es desarrollar enlaces para conectar la zona con la isla de Java y así mantener sus intereses en la región.

Seguir Leyendo

Taiwán

Diputados republicanos presentan una resolución para que Estados Unidos reconozca a Taiwán

Publicado

en

La Cámara de Diputados, con mayoría republicana, votará una resolución para exigirle al gobierno de Joe Biden que reconozca oficialmente la soberanía e independencia de Taiwán.

El pasado miércoles 25 de enero, un grupo de 18 republicanos de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos presentó una nueva resolución en la que le exige a la Casa Blanca que reconozca a Taiwán como un estado soberano e independiente y que reanude los lazos diplomáticos formales.

Encabezados por el republicano Tom Tiffany, de Wisconsin, se busca además que la resolución lleve al gobierno norteamericano a establecer un acuerdo de libre comercio con el gobierno taiwanés, con sede en Taipéi.

De esta manera, los republicanos presionan a Biden para dar un apoyo claro y conciso a Taiwán, que está al borde de la invasión por parte de las fuerzas del Partido Comunista Chino, quien busca hace décadas reunificar China pero esta vez bajo la bandera roja de la hoz y el martillo.

De los 18 co-patrocinadores, uno de ellos es Michelle Steel de California, una coreana-americana quien recientemente fue nombrada para integrar el nuevo Comité Selecto de la Cámara sobre Competencia Estratégica entre los Estados Unidos y China, creado por los republicanos para implementar medidas que frenen la hegemonía que ha tenido el gigante asiático en los últimos años.

Michelle Steel, nacida en Corea del Sur y Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos desde 2023

Repaso a la historia reciente de Taiwán

Taiwán mantiene su independencia desde 1949, cuando el comunista Mao Zedong tomó el poder en Beijing por la fuerza después de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno republicano del Kuomintang, dirigido por el presidente Chiang Kai-shek. Esto llevó a que los principales funcionarios, aliados de Estados Unidos, se escaparan a la isla desde donde reclaman todavía al día de hoy la legítima soberanía sobre la China continental.

Estados Unidos defendió enérgicamente la independencia de Taiwán y reconoció su soberanía desde 1949 hasta la década de los 70’. Hasta ese entonces, el gobierno de Taipéi ocupaba la silla del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de China y tenía amplio reconocimiento internacional.

Durante los 70, la política exterior China dejó de enfocarse a en Estados Unidos como su principal competidor estratégico y puso su foco en la Unión Soviética, por lo que pasó a tener un enemigo compartido con Estados Unidos. Eso generó que eventualmente, el demócrata Jimmy Carter firme un tratado para reconocer el principio de “una sola china”, dejando de considerar a Taiwán oficialmente como país soberano.

Afortunadamente, todos los siguientes gobiernos de Estados Unidos nunca dejaron de defender extraoficialmente la soberanía de Taiwán, y China nunca se ha animado a invadir directamente la isla por el riesgo de una reacción norteamericana. En otras palabras, Taiwán se mantiene independiente gracias a la disuasión que genera tener de aliado una potencia nuclear.

A pesar de esto, desde hace meses que las Fuerzas Armadas del Partido Comunista, irónicamente llamadas Ejército Popular de la Liberación, no han parado de violar el espacio aéreo y marítimo de Taiwán.

Esto, además de desgastar a la población de la isla, ha encendido las alarmas en la región. Japón, Estados Unidos y los principales aliados en el Pacífico ya siguen la situación de cerca, con el despliegue de la VII Flota americana en el Estrecho de Taiwán y el refuerzo militar en Corea del Sur, Filipinas y Japón.

Evolución del reconocimiento internacional de Taiwán como Estado soberano e independiente. En (azul) los países que apoyan a Taiwán, en (rojo) los que apoyan a China.

En una entrevista con el medio taiwanés The Epoch Times, el congresista Tom Tiffany asegura que la nación republicana en las costas de China permanece como uno de los mayores aliados de Estados Unidos y que llegó la hora de reconocer una “realidad negada por el gobierno“.

“Es hora de cambiar el statu quo y reconocer la realidad negada por el gobierno de los Estados Unidos durante décadas: Taiwán es una nación independiente“, aseguró. “Como nuestro socio valioso y de larga data, el reconocimiento correcto de la independencia de Taiwán de la China comunista hace mucho tiempo que se debe reconocer”.

Todo indica que la resolución será aprobada, debido a que tras el triunfo en las elecciones de noviembre, los republicanos dominan la Cámara de Representantes. Sin embargo, sin el apoyo del Senado esto solo podría hacerse en forma Resolución de la Cámara en lugar de un proyecto de ley, y no es vinculante.

La medida solo reflejaría el sentimiento del 118º Congreso de los EE.UU. y una recomendación política para la administración Biden, pero el mandatario demócrata no estaría obligado a hacerlo. De todos modos, el impacto simbólico igualmente sería muy fuerte.

A comienzos de esta semana se anunció que se espera que el nuevo presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy, visite Taipéi en abril para discutir las relaciones bilaterales y los temas de interés mutuo con la administración de la presidente Tsai Ing-Wen.

Cabe recordar que lo mismo hizo la anterior presidente de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, pero lo hizo a las apuradas, desesperada por mostrarse dura contra China de cara a las elecciones del año pasado. Para bajar las tensiones, Pelosi dio una entrevista desde Taipéi diciendo que apoyaba la reunificación con China, un papelón internacional sin precedentes. Restará por ver cómo McCarthy maneja la misma situación.

Seguir Leyendo

Tendencias