Seguinos en redes

Asia

En la cumbre de Uzbekistán, Irán se unió al bloque de seguridad anti-occidental junto a China y Rusia

Publicado

en

La “OTAN de Asia” suma a Irán entre sus filas y suenan las alarmas en Occidente por el peligroso realineamiento geopolítico en Asia Central y Medio Oriente.

En una mega-cumbre celebrada en Uzbekistán, Irán firmó un memorándum de obligaciones para convertirse en un miembro permanente de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), cuerpo de seguridad de Asia Central liderado por Rusia y China, informó este jueves Hossein Amirabdollahian, ministro de Relaciones Exteriores iraní.

Se trata de una organización que busca contrarrestar la influencia de Estados Unidos y Occidente en la región. “Al firmar el documento para la membresía plena de la OCS, ahora Irán ha entrado en una nueva etapa de diversas cooperaciones económicas, comerciales, de tránsito y energéticas”, escribió el canciller en una publicación de Instagram.

La firma del memorándum se da en el marco de la cumbre de la OCS celebrada en Samarcanda, Uzbekistán, entre los ocho miembros permanentes de la organización. Dicha cumbre albergó a los líderes de China, India, Kazajstán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.

Hoy se ha firmado el memorándum de obligaciones de Irán con la OCS. Esto abre al país las puertas para su membresía plena en la OCS”, declaró Yusup Kabuljánov, portavoz del Ministerio de Exteriores de Uzbekistán. Además, agregó que el documento fue firmado por el secretario general de la OCS, Zhang Ming, y Hossein Amirabdollahian.

El secretario general de la OCS, el chino Zhang Ming, afirmó que se trata de un día importante tanto para Irán como para la organización, ya que “el ingreso de Irán fortalecerá la OCS”. Se espera que la membresía plena de Irán entre en vigencia en abril de 2023, cuando se celebre una nueva cumbre, esta vez en la India.

La relación entre los países que son sancionados por Estados Unidos, como Irán, Rusia u otros países, puede superar muchos problemas y cuestiones y hacerlos más fuertes”, dijo Ebrahim Raisi, presidente de facto iraní, a su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante una reunión bilateral en la mencionada ciudad uzbeka, considerada como el foco más importante de la Nueva Ruta de la Seda China.

Por su parte, Putin resaltó que las relaciones irano-rusas se estaban “desarrollando positivamente”, y dio su pleno apoyo a la solicitud de Irán para convertirse en miembro permanente de la OCS.

Irán está decidido a impulsar sus lazos con Rusia, desde los campos económico hasta el aeroespacial y político”, dijo Raisi; y agregó que “la cooperación entre Teherán y Moscú puede neutralizar significativamente las limitaciones impuestas a nuestros países por las sanciones de Estados Unidos”.

Recordemos que ambos países fueron los principales aliados de Bashar al-Asad, presidente sirio, durante la guerra civil que enfrentó su país luego del advenimiento de la Primavera Árabe en la región; sin embargo, tras el fin del conflicto con ISIS, ambos países habían empezado a alejarse políticamente. Pero la salida de Trump, la llegada de Biden, y ahora, la guerra con Ucrania han puesto a Rusia y a Irán en una alianza anti-occidental que se está formalizando paso a paso.

En septiembre de 2021, en la cumbre realizada en Dusambé, la organización de seguridad había aprobado la solicitud de adhesión de Irán, a la vez que el gobierno de Teherán pedía a los miembros de la OCS que lo ayudaran a formar un mecanismo para evitar las sanciones impuestas por Occidente luego de que Estados Unidos, bajo el gobierno de Donald Trump, abandonara unilateralmente el acuerdo nuclear.

Irán formaba parte del grupo de países observadores, junto con Afganistán, Bielorrusia y Mongolia, países que también están muy cerca de entrar, especialmente luego de los recientes conflictos. Sin embargo, esta movida diplomática iraní pone a la OCS en un lugar que nunca antes había estado, ya que alberga un Estado abiertamente enemigo de los Estados Unidos.

Además, otros seis países son considerados “socios de diálogo”. Ellos son Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía, que también participó en la cumbre y amenaza con romper con la OTAN y pasarse a la OCS.

La OCS, que es la organización regional más grande del mundo ya que engloba a más del 40% de la población mundial y aproximadamente el 30% del PBI mundial, además de albergar a cuatro potencias nucleares, fue creada en 2001 entre Rusia, China y las ex repúblicas soviéticas de Asia Central.

La misma se expandió cuatro años más tarde, al incluir a India y Pakistán, con el fin de desempeñar un papel más importante como contrapeso a la influencia occidental en la región. Hoy en día, la organización busca expandirse aún más, y anhela con convertirse en la OTAN de Oriente.

En este sentido, Bielorrusia también va a firmar oficialmente los documentos necesarios para iniciar el proceso de otorgamiento de su membresía permanente, informaron los medios locales.

Además, a la par de la movida diplomática iraní, Egipto ha firmado un memorándum de entendimiento para su adhesión a la organización como socio de diálogo. El mismo fue firmado por Hamdi Sanad Loza, viceministro de Relaciones Exteriores de Egipto para Asuntos Africanos, y Zhang Ming, Secretario General de la OCS.

Hamdi Sanad Loza, viceministro de Relaciones Exteriores egipcio y firmante del memorándum, ha dicho que la adhesión de Egipto como socio de diálogo es un paso importante para fortalecer sus relaciones con los Estados miembros en campos como el comercio, la inversión, la energía, el transporte y el turismo, así como para apoyar la seguridad y la estabilidad regional.

Esto se produjo al mismo tiempo que el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, se encontraba en Doha negociando y firmando tres memorándums de entendimiento con el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en materia de inversiones, cooperación portuaria y asuntos sociales.

Tanto Qatar como Arabia Saudita están cerca de convertirse en nuevos “socios de diálogo”. Marcando un total realineamiento en Asia mientras Biden y los Estados Unidos duermen la siesta.


De Santiago Vera García, para La Derecha Diario.

Asia

Putin celebró su Foro Económico en Rusia: Las claves del nuevo orden multipolar

Publicado

en

China y Rusia han presentado su visión de la configuración del sistema internacional en el 7º Foro Económico Oriental, condenando el accionar de las elites occidentales y remarcando su visión del mundo actual y futuro.

Bajó el título “En el Camino Hacia un Mundo Multipolar”, se desarrolló el 7º Foro Económico Oriental (EEF por sus siglas en inglés) en Vladivostok, Rusia, considerado la versión rusa del Foro Económico de Davos pero organizado por Putin.

Comenzó el pasado 5 de septiembre con la participación de 7.000 personas de 68 países distintos. Durante el mismo, el presidente ruso Vladimir Putin expuso por casi una hora y dejó en claro su visión del mundo actual y de la configuración multipolar que busca Rusia en el sistema internacional.

El EEF fue lanzado en 2015 y tiene como objetivo apoyar el desarrollo económico del Lejano Oriente ruso y expandir la cooperación internacional en la región de Asia y el Pacífico, despegándose de la influencia occidental. En esta ocasión, el foro internacional cobró una particular importancia ya que fue el primero durante la guerra en Ucrania, con una Rusia y China tomando el mando de la organización.

Al EEF también asistieron el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China Li Zhanshu; el primer ministro armenio Nikol Pashinyan; el primer ministro de Mongolia, Luvsannamsrai Oyun-Erdene; y el primer ministro del régimen militar de Myanmar, Min Aung Hlaing.

También participaron, pero en teleconferencia, el primer ministro de la India, Narendra Modi; el primer ministro de Malasia, Ismail Sabri Yaakob; y el primer ministro de Vietnam, Pham Minh Chinh, quienes sorprendieron abriéndose al diálogo con Putin.

Personas asisten al 7º Foro Económico Oriental (EEF, por sus siglas en inglés) en Vladivostok, Rusia, el 5 de septiembre de 2022.

Aspectos destacados del discurso de Putin

“Europa se congelará”. Bajo la apariencia de un cuento popular ruso, donde el castigo a un lobo travieso es congelarle la cola, Putin hizo una extraña referencia a Europa. Esto no lo hizo como una amenaza, sino como una declaración de hecho tras explicar los problemas de las sanciones al Nordstream 2, el suministro de gas, la desconexión del SWIFT y la congelación de activos financieros rusos en el exterior.

Economía rusa. Putin remarcó que Rusia está lidiando relativamente bien con la “agresión económica, financiera y tecnológica de occidente”. Señaló que el sistema financiero del país se ha estabilizado, la inflación está bajando y el desempleo está en mínimos históricos.

“Durante los 7 meses de enero a julio de 2022, el tráfico en los puertos rusos no ha disminuido y en algunas áreas de Rusia ha aumentado en volumen, especialmente en el Lejano Oriente ruso y Vladivostok. Mientras los puertos occidentales junto a Europa han sido sancionados, Asia ha adoptado una actitud mucho más comprensiva con Rusia” expresó el mandatario.

Economía global. El mandatario ruso atribuyó la crisis que vive la economía global a la “miopía” de las élites occidentales tras contagiarse de la “fiebre de las sanciones”. Según Putin, los líderes de Occidente dañan a sus propios pueblos por su incompetencia, y están tratando de aferrarse al poder global “mientras se les escapa de las manos”.

Para el mandatario ruso, “las naciones occidentales quieren preservar el viejo orden mundial, que solo las beneficia a ellas, para hacer que todos sigan las ‘reglas’ que ellas mismas inventaron y que regularmente rompen o cambian para su beneficio. La resistencia de otras naciones hace que las élites occidentales ‘ataquen’ y tomen decisiones arrogantes y miopes que afectan la seguridad, la política y la economía mundiales”.

Sobre los gobiernos occidentales. Putin calificó a los líderes occidentales como enemigos del interés público de sus pueblos, “los que se supone que deberían proteger”. Para él, los gobiernos de la Unión Europea son un buen ejemplo de que las élites están “distanciadas de su propio pueblo, ya que éstas decidieron desvincular sus economías de Rusia, negando a sus empresas energía asequible y acceso al mercado ruso, lo que les impide competir”.

El engaño de occidente a las naciones “pobres”. Para el presidente ruso, la crisis económica mundial va a afectar en mayor medida a las naciones vulnerables, mientras que las naciones occidentales fingen que quieren ayudar pero en realidad sostienen su centenaria cultura y experiencia de saqueo de colonias aplicada implícitamente en la actualidad.

“Rusia acordó ayudar a los barcos cargados de granos a salir de los puertos ucranianos bajo un acuerdo mediado por Turquía y la ONU en julio. Sin embargo, la mayoría de los barcos han ido a naciones de la UE en lugar de países en dificultades. Solo dos barcos de los 87 (3%) que se cargaron [en Ucrania] bajo el Programa de Alimentos de la ONU, que trabaja para brindar asistencia a los países necesitados, han ido a países en vías de desarrollo”, remarcó Putin.

Un mundo multipolar. Putin enfocó su discurso arremetiendo contra Estados Unidos, acusándolo de inventar sus propias reglas de juego a contramano de las leyes internacionales y de subordinar al reto de occidente bajo su imposición.

El mandatario ruso mencionó el artículo 51 de las Naciones Unidas, el cual proporciona solo la capacidad de autodefensa, y que Estados Unidos ha ignorado esto por décadas al atacar durante años a Irak, Libia y supervisar el bombardeo de Yugoslavia por parte de la OTAN.

Asia quiere cooperación. Oportunamente en el marco del EEF, Putin en nombre de todos los países participantes rechazó la “lógica destructiva de las sanciones” y aclaró que buscan fomentar los lazos comerciales y crecimiento económico en beneficio de su gente. “La gran ventaja competitiva y fuente de desarrollo a largo plazo es la abundancia de los países de la región Asia-Pacífico”, agregó.

Acerca de la operación militar especial en Ucrania. Putin fue claro sobre su postura en el conflicto con Ucrania: “Rusia no inició el conflicto”. Según el Kremlin, Rusia decidió usar la fuerza militar por obligación moral para el pueblo de Donbass ocho años después, tras no poder protegerlos por medios pacíficos.

“No empezamos nada en términos de acción militar. Estamos tratando de terminarlo. La acción militar se inició en 2014, luego de un golpe armado en Ucrania por parte de quienes no querían un desarrollo normal y buscaban subyugar a su propio pueblo, llevando a cabo una acción militar tras otra, y sometiendo a los ciudadanos de Donbás al genocidio durante ocho años”, concluyó.

Putin junto a funcionarios chinos.

Aspectos destacados del discurso de Li Zhanshu, presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional china

El discurso de Li se tituló “Avanzar en el Proceso de Multipolarización Mundial y Abrir un Nuevo Capítulo en la Cooperación Regional”. Para Li, “el mundo multipolar es la tendencia de la historia y la expectativa común de la comunidad internacional”.

“China apoya firmemente y promueve activamente un mundo multipolar. China está dispuesta a trabajar con Rusia y otros países de la región para profundizar la cooperación en la Franja y la Ruta, escribir un capítulo magnífico de cooperación regional en el Noreste de Asia, y hacer esfuerzos incansables para promover la construcción de una comunidad de futuro compartido de la humanidad”.

“En febrero de este año, el presidente Xi y el presidente Putin alcanzaron numerosos consensos importantes sobre la expansión de la cooperación práctica omnidireccional entre China y Rusia, además de practicar la concepción de la gobernanza global caracterizada por la codeliberación, la coedificación y el codisfrute”, indicó Li.

Además, Li expresó que China reforzará la cooperación omnidireccional con Rusia en comercio, energía, agricultura, construcción de infraestructuras, ciencia y tecnología, educación, tratamiento médico y cultura. Li remarcó que Xi ha presentado la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) y la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG) y que estas han inyectado estabilidad u energía positiva en el mundo con el aporte de la sabiduría y el plan chino para resolver los problemas de los tiempos.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

La última carta de Alberto Fernández: Argentina en conversaciones con India para ingresar al BRICS

Publicado

en

En el marco de su gira por Sudamérica, el canciller de India se reunió con Santiago Cafiero para asegurarse el abastecimiento de alimentos, potenciar las relaciones energéticas y la posibilidad de impulsar el ingreso de Argentina al BRICS.

El pasado viernes, el canciller de la India Subrahmanyan Jaishankar fue recibido por su homónimo Santiago Cafiero en el Palacio San Martín. Esta reunión bilateral se produjo en el marco de la gira del ministro indio por Brasil, Paraguay y la propia Argentina.

El punto fuerte de la reunión entre los cancilleres fue la posibilidad de que Argentina ingrese al BRICS, la asociación económico-comercial que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Esta alianza económica involucra a casi el 50% de la población mundial y casi el 40% de los productos comerciados de todo el mundo.

La idea de entrar al BRICS es una que trae Alberto Fernández desde su llegada a la Casa Rosada, y había puesto todas sus fichas en explotar la relación con Rusia para que los dejen entrar. Sin embargo, la complicada situación en Europa llevaron a que esta apuesta se caiga. Luego el presidente intentó ingresar con el aval de China, pero el embajador Vaca Narvaja solo logró entregar la soberanía argentina a la Nueva Ruta de la Seda y por ahora esas conversaciones están estancadas.

Dado que Argentina no tiene relaciones diplomáticas amplias con Sudáfrica y que Alberto Fernández está enemistado con Bolsonaro, ahora el mandatario intenta lograr el apoyo de India para que el BRICS se convierta en BRICSA.

Cabe recordar que desde la llegada de Sergio Massa al gobierno, el rol de Alberto Fernández ha pasado a ser más bien ceremonial, y el único ministerio que queda a su cargo es el de Relaciones Exteriores con Santiago Cafiero. Por lo que Alberto busca anotarse el ingreso al BRICS como una victoria diplomática antes de que termine su mandato.

Con una balanza comercial positiva de 1.923 millones de dólares para la Argentina en los primeros siete meses del 2022 con India, el ingreso al bloque comercial sería extremadamente positivo para el país. Además, allí dentro la Argentina tendría preferencia para firmar acuerdos comerciales con estos países, algo que bien podría ser aprovechado por un gobierno no-socialsita en Argentina luego de las próximas elecciones.

Por su parte, la India es la democracia más grande del mundo con casi 1.300 millones de habitantes. Actualmente, es el cuarto socio comercial de la Argentina, destino al cual se exportó 3.081 millones de dólares hasta julio de este año y desde donde se importó 1.158 millones de dólares en total.

El gobierno derechista de India también está buscando nuevos clientes para la provisión de industria militar. “India es hoy en día uno de los mayores exportadores de equipos de defensa de todo el mundo y nos gustaría ver cómo puede figurar este tema en nuestra cooperación con la Argentina”, indicó Jaishankar, dando a entender que eso es lo que pediría la India a cambio de una ayuda para ingresar al BRICS.

“En cuanto a la situación actual, en términos de la polarización que se vive, países que tienen puntos de vista independientes, como son India y Argentina, pueden trabajar más estrechamente sobre la situación. Podemos cooperar en el ámbito del sur global, en temas de la seguridad energética y alimentaria”, afirmó el canciller indio.

El jefe de la diplomacia india está de gira por los países del Mercosur en búsqueda de ampliar su acuerdo de preferencia fija con el Mercosur, asegurarse la provisión de aceite vegetal, el convenio de un consorcio indio con la explotación de litio en Jujuy y desplegar más su influencia en Latinoamérica.

Subrahmanyam Jaishankar en una reunión con Bolsonaro en el Palacio Planalto.

En su paso por Paraguay, el ministro de Asuntos Exteriores de la India inauguró la embajada en Asunción, la cual funcionaba en la sede de Argentina junto con la de Uruguay. Esto demuestra una vez más la intención de extender su influencia en la región.

La última visita de un representante indio en Argentina fue en agosto de 2019, cuando arribó el Ministro de Estado de Asuntos Exteriores, Shri V Muraleedharan, pero hay que remontarse a abril de 1984 cuando se produjo la visita de Estado a la Argentina del Presidente indio, Giani Zail Singh. Un claro desinterés por afianzar las relaciones entre ambos países.

Subrahmanyam Jaishankar, con Abdo Benítez en Paraguay.

Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Taiwán

Taiwán disparó contra un dron chino que sobrevolaba la isla y los dos países están al borde de la guerra

Publicado

en

Los drones estaban equipados con cámaras de vigilancia óptica y sobrevolaban una instalación militar en las islas en disputa. Las imágenes de los aparatos fueron publicadas en redes sociales.

Taiwán y China están más cerca de una guerra abierta que nunca antes desde 1950. Este martes, el Ejército taiwanés realizó tres disparos de advertencia contra un dron chino que sobrevoló una isla controlada por Taipéi cerca de la costa china, según lo anunciado por un portavoz militar.

Es la primera vez en la historia que Taiwán dispara contra un vehículo militar de Beijing, y se produce poco después de que la presidente Tsai Ing-wen anunciara públicamente que ordenaba al Ejército a tomar “fuertes contramedidas” contra lo que calificó de provocaciones del régimen de Xi Jinping.

El dron no fue derribado y regresó a China tras los disparos, indicó el portavoz taiwanés, pero anticiparon que la próxima vez dispararán para destruir, una acción que las autoridades comunistas señalaron como un “acto de guerra“.

Taiwán se ha quejado de que los drones chinos vuelan repetidamente muy cerca de su territorio, la última vez junto a las islas Kinmen, en el marco de ejercicios militares del Ejército Popular de Liberación que iniciaron luego de que la presidente de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara la isla y ponga en peligro la independencia de Taiwán.

Buques de guerra y aviones de combate chinos han cercado la isla e iniciado simulaciones de disparos de largo alcance con munición real. Además, China canceló el comercio con Taiwán, que se mantenía a pesar de la brutal confrontación bélica que mantienen hace siete décadas.

En las últimas semanas, China empezó a enviar drones que sobrevuelan la isla con cámaras y radares que recolectan información de las defensas de Taiwán, lo cual es un indicio de preparación para una invasión. Según las autoridades taiwanesas, este dron estaba manejado desde China y equipado con dispositivos de vigilancia óptica rondaba una instalación militar.

“Quiero decirles a todos que cuanto más provoque el enemigo, más tranquilos debemos estar”, alertó la presidente Tsai a los oficiales de la marina. “No provocaremos disputas, y ejerceremos la autocontención, pero eso no significa que no vayamos a contraatacar”.

Por su parte, Estados Unidos ha estado enviando buques de guerra al estrecho de Taiwán, luego de que Biden desplegara a la Séptima Flota a las cercanías de la isla, maniobra que generó el enojo de Beijing.

Xi Jinping ordenó a la Armada china a seguir y controlar de cerca los movimientos de los buques norteamericanos, perpetuando la guerra fría en el estrecho de Taiwán, pero que está a una mala decisión de estallar en una guerra muy caliente.

Seguir Leyendo

Tendencias