Seguinos en redes

Entretenimiento

En un nuevo libro publicado por Disney, se revela que Obi-Wan Kenobi es bisexual

Publicado

en

En el último ejemplo del deseo casi fetichista de Disney de explorar la sexualidad de todos sus personajes, la nueva novela Star Wars: Padawan presenta a Obi-Wan Kenobi como posiblemente bisexual.

Aunque Obi-Wan Kenobi es uno de los personajes más desarrollados del universo Star Wars, los encargados de expandir el mundo que creó George Lucas desde su venta a Disney creen que es importante ahora explorar su sexualidad.

La novela más reciente de Star Wars, Padawan, escrita por la activista feminista Kiersten White, explora la adolescencia de Obi-Wan, cuando era aprendiz de Qui-Gon Jinn, mientras "lucha con el perfeccionismo, el aburrimiento y las interminables reglas que lo rodean".

El libro está supuestamente dirigido a jóvenes, y tiene lugar nueve años antes de The Phantom Menace, con un Obi-Wan de tan solo 16 años. Lo cual resulta extraño porque constantemente se hace referencia a las relaciones sexuales. "Como muchos adolescentes, Kenobi se encuentra en una posición en la que comienza a explorar su sexualidad", explica la autora.

Si bien hay varias menciones a lo largo de las 416 paginas que tiene el libro, el momento más explícito donde Disney "revela" que Obi-Wan es bisexual, ocurre cuando un personaje masculino del planeta que está visitando coquetea con él.

A pesar de que todos los jedi hacen un juramento de celibato, una regla inspirada en los monjes religiosos, Kenobi acepta la idea del romance y la atracción por primera vez con un hombre. La confusión de Obi-Wan pronto se transforma en descubrimiento, confesando que le gustaría estar en una relación con alguien "tranquilo, pacífico y fácil de llevar" en lugar de "un político o líder".

Cuando su compañero lo presiona para obtener más información, Kenobi confiesa que no está seguro de lo que quiere cuando se trata de romance e interiormente se pregunta si llegará un momento en que no se sentirá como una traición a la Orden Jedi.

“¿A quién querría besar? Los Lenahran eran confiados y carismáticos, lo cual era atractivo. Pero no podía imaginarse simplemente… besando a cualquiera de ellos. Tal vez no quería estar con ninguno de ellos sino ser más como cada uno de ellos. O tal vez quería besarlos a todos. Sin embargo, no Mem, porque tenía el presentimiento de que la molestaría mucho", lee una sección del libro.

En sus propias palabras, Kenobi afirma que explorar su sexualidad no se limita a la atracción hacia un solo género. O tal vez no siente atracción hacia los demás en absoluto. El joven Obi-Wan Kenobi, sujeto a las reglas de la Orden, todavía está en su momento de descubrimiento, pero la autora deja en claro que se encuentra en algún lugar entre las filas de la comunidad LGBTQ+.

En otra parte, Obi-Wan le recuerda al hombre que estaba coqueteando con él, Casul, que "yo no puedo formar vínculos así, de todos modos", pero una voz en tercera persona, que vendrían a ser sus propios pensamientos, dice: "Pero podría, en verdad, si no vuelve a la Orden Jedi".

"¿Sería algo que de verdad quiere? Siempre ha sido todo tan prohibido, y solo pensarlo lo hace sentir como poner la mano al lado de una espada de luz", continúa, dejando todo bajo un halo de duda y exploración. "Él sabía que sus amigos se habían inmiscuido en relaciones físicas, incluso sospechaba que Siri habría estado abierto a ello, pero siempre le pareció más un obstáculo que una tentación".

Casul le dice: "Te admito que tengo curiosidad de besarte y entiendo por qué a Audj y Zae-Brii les gusta tanto hacerlo. Así que si alguna vez tenés curiosidad, avisame".

Y cierra con la frase que más evidencia que todo esto no debería haber sido más que una fan-fiction escrita para Wattpad: "Obi Wan se sonroja. ‘Lo voy a hacer… digo, te voy a avisar cuando sienta curiosidad. No lo voy a hacer ahora‘".

Es deplorable lo que Disney ha estado haciendo con el universo Star Wars. En vez de enfocarse en películas de alta calidad, como lo era originalmente con George Lucas, la empresa que dirige Bob Chapek parece más interesada en usar la marca para publicar novelas románticas dirigidas a adolescentes mujeres más parecidas a un fanfic que a literatura profesional.

Para no romper con la continuidad, hacia el final del libro se confirma su relación posterior con la duquesa Satine Kryze, de Mandalore, con quien tiene una extensa relación luego explorada en la excelente serie animada Clone Wars, creada antes de la adquisición de Disney, pero deja la puerta abierta a la posibilidad de que Obi-Wan sea bisexual.

Ejemplos recientes de esta misma técnica que se utiliza con el mismo fin se pueden ver en las recientes ‘reinventaciones’ bisexuales de Jon Kent de DC Comics, la encarnación del cómic de Marvel de Star-Lord y la versión de MCU de Loki.

Entretenimiento

El progresismo ahora quiere arruinar Warhammer: Los dueños del juego de fantasía le cambian el género a un batallón de soldados

Publicado

en

Games Workshop empezó a introducir soldados mujeres en batallones masculinos en su nueva línea de miniaturas para el juego de mesa. En vez de usar los batallones de mujeres que ya existen, el progresismo insiste en reemplazar a los hombres.

Los dueños detrás de Warhammer 40k, el juego de mesa de fantasía más popular del mundo, han introducido un nuevo personaje femenino en uno de sus batallones de mesa más populares. Esta decisión está en línea con la nueva visión feminista que quieren introducir en el juego.

Games Workshop, la compañía que distribuye el juego de mesa, está preocupada porque la base de jugadores es "extremadamente varonil", y en general tiene un público de hombres blancos heterosexuales, en su mayoría jóvenes de derecha que pueden reírse y apreciar la ironía de una historia que exalta el imperialismo y la guerra.

La empresa ha anunciado por primera vez que mujeres formarán parte de su popular brigada ‘Adeptus Custodes’, y ante el cuestionamiento del público, Games Workshop acudió al manual de autoritarismo de George Orwell, "1984″, y en una impresionante demostración de "doblepensar", aseguraron que "siempre hubo mujeres en la brigada", a pesar de que eso es falso.

Las discusiones se pusieron candentes, y la cuenta oficial de @Warhammer bloqueó a miles de fanáticos del juego en X (ex Twitter), generando la furia de los jugadores que han dedicado años de vida y muchísimo dinero al table-top.

La avanzada woke

Una nueva edición de la ficción fantástica de Warhammer 40,000 presenta a un personaje llamado ‘Custodia Calladyce Taurovalia Kesh‘ y usa pronombres femeninos para ella. Los fanáticos de toda la vida del juego salieron a cuestionar en redes diciendo que es la primera vez que una mujer ha sido parte del equipo dorado de Adeptus Custodes.

El sitio de fans Wargamer discutió la controversia en una publicación que describía cómo había habido "casi tres décadas de libros e historias cortas de Warhammer 40k solo protagonizadas por guardias custodios masculinos".

Continuó diciendo: "Los fanáticos ven la introducción de un miembro canónicamente femenino de los Custodes como un cambio narrativo consciente por parte de Games Workshop", y le recordó a los productores del juego que hay una línea de luchadoras mujeres que ya existe hace tiempo conocida como "Sisters of Battle", ampliamente reconocida por los jugadores.

"No necesitan poner mujeres en brigadas compuestas de soldados masculinos, ya existen, por ejemplo, las Adeptas Sororitas, una división de fuerzas armadas del Imperio compuesta por mujeres, y que fue introducida de excelente manera en 1997 y ha tenido un enorme éxito desde entonces", aseguró oro usuario en X (ex Twitter).

La discusión incluso llegó a mundo de los videojuegos, donde el universo de Warhammer también tiene una fuerte llegada, y se metió a opinar el ex desarrollador de World Of Warcraft, Mark Kern, quien acusó a Games Workshop de "cambiar el género" de los personajes para lograr "puntos woke".

"Está empezando a sentirse como un absoluto desprecio por los fans", completó, y sugirió: "La decisión se tomó claramente para causar fricción intencionalmente y nada más".

El mundo de Warhammer fue mencionado en todos los medios recientemente cuando el famoso actor británico Henry Cavill, intérprete de Superman y The Witcher, abandonó ambos papeles y anunció, en agosto de 2022, que había llegado a un acuerdo con Games Workshop y con Amazon para producir, dirigir y protagonizar en una serie ambientada en este universo. Cavill ha hablado de ser un gran admirador y de pintar sus propias figuras en miniatura. 

La historia de Warhammer está ambientada 40.000 años en el futuro, donde la civilización humana ha dejado de evolucionar en medio de una guerra interminable con alienígenas y demonios. La humanidad es dirigida por un todopoderoso Emperador, que envía a sus guerreros, los "Marines Espaciales" a pelear contra los peores horrores cósmicos equipados únicamente con su rifle, una espada y la lealtad al Imperio.

Este universo captó la atención de millones de fanáticos en todo el mundo gracias al inmersivo juego de mesa en 1983, pero también gracias a clásicos videojuegos de estrategia como Dawn of War o Total War: Warhammer, first-person shooters como Space Hulk, Vermintide o Darktide; third-person shooters como Space Marine o Eternal Crusade; o turn-based como Mechanicus.

Warhammer ha sabido ser un refugio de la avanzada woke en tiempos modernos, cuidando y respetando los pilares fundamentales que hacen de este universo tan entretenido. Sin embargo, parece que el caos ha finalmente desembarcado en Games Workshop, y ni siquiera el Imperio del Hombre se salva del progresismo feminista.

Fanáticos de Warhammer se juntan en tiendas especializadas o en sus casas para jugar con miniaturas que compran, pintan y despliega cada jugadores.
Intro de Dawn of War 2, la secuela del mítico videojuego de estrategia que llevó a Warhammer al estrellato.

Seguir Leyendo

Entretenimiento

Los 96° Premios Oscar: El fenómeno Barbenheimer busca su coronación en la primera edición con las nuevas reglas de diversidad

Publicado

en

Si bien la Academia impuso para esta edición un conjunto de reglas que piden una cierta cantidad de minorías en el reparto o en la silla de la dirección, la magnífica Oppenheimer podría demostrar que el cine sigue vivo.

Este domingo se realizan en el Dolby Theatre de Hollywood los internacionalmente conocidos Premios Oscar por la excelencia cinematográfica a los proyectos realizados durante todo el período 2023. Más allá de la polémica por las nuevas medidas de diversidad, las nominaciones coinciden con lo que la mayoría de las personas interpretó como lo mejor del cine en el último año.

A partir de este año, todos los nominados debieron enviar un formulario confidencial de Estándares de Inclusión de la Academia (RAISE) y cumplir con dos de los siguientes cuatro estándares para que la película se considere elegible: 

  1. El reparto debe tener un porcentaje de minorías representadas, sean grupos raciales, étnicos o de género; o "personas con discapacidades cognitivas o físicas, o que son sordas o tienen problemas de audición".
  2. El equipo creativo debe tener un porcentaje de minorías representadas, sean grupos raciales, étnicos o de género.
  3. La productora debe tener un porcentaje de sus empleados que pertenezcan a las minorías, sean grupos raciales, étnicos o de género.
  4. La empresa de marketing que distribuya la película debe tener un porcentaje de sus empleados que pertenezcan a las minorías, sean grupos raciales, étnicos o de género.

Hay mucha expectativa los cuales incluyen varias presentaciones artísticas, siendo la más esperada para el corriente año la interpretación de la favorita a ganar Mejor Canción Original, I’m Just Ken” de Barbie de parte de su actor Ryan Gosling.

Restará por ver en esta edición si estas nuevas políticas de diversidad han dañado la nominación de las películas, o si realmente las mejores de ellas han accedido a la nómina y serán premiadas por su excelencia y no por la cantidad de personas étnicas que contiene la película.

Pero la gran expectativa de este ciclo es el último largometraje del legendario cineasta Christopher Nolan: Oppenheimer, la cual ha recibido 13 nominaciones, que incluyen Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Actor de Reparto, entre otros, siendo en varias de éstas la favorita a ganar.

Mejor Película

En esta categoría hay 10 películas bastante diferentes entre sí, desde un suspenso psicológico insertado en el Holocausto (Zone of Interest) hasta una comedia sobre el juguete más famoso de todos los tiempos (Barbie).

No obstante, la preferida a ganar el premio mencionado es Oppenheimer de Nolan, por su realista y a su vez fantástica representación de la historia personal del físico que creo la primera bomba atómica, marcando así un antes y un después en la historia de la humanidad.

Pero además, esta historia adquiere valor gracias a que añade la perspectiva de un personaje menos conocido: Lewis Strauss. Funcionando como la antítesis de nuestro protagonista, provoca altos niveles de tensión e intriga, haciendo que esta película de 3 horas parezca de la mitad.

La película de Oppenheimer logra transmitir el patriotismo de una persona para con su país, al cual le entrega el arma más poderosa jamás creada, y cómo una persona de carne y hueso tiene que lidiar con un acto de extremo heroismo pero que a su vez llevó a la muerte de cientos de miles de personas en un instante.

Mejor Director

Para la dirección también encontramos una gran variedad de creadores, aquellos que priorizan más una mirada práctica y realista de sus creaciones (Martin Scorsese) comparados a otros que consideran que se debe aprovechar la flexibilidad del formato para presentar su mensaje de las formas más bizarras posible (Yorgos Lanthimos).

De todas formas, el favorito para esta categoría también resulta ser Christopher Nolan, del cual se considera que su último proyecto demuestra de forma irrefutable que se encuentra en su pico como cineasta, en tanto logró incluir elementos de todos sus largometrajes anteriores, que, hay que decirlo, no son poca cosa.

Mejor Actor

Dentro de esta categoría, una de las más competitivas desde que existe dicha ceremonia, en tanto determina en muchos casos si el actor en cuestión “ha logrado su cometido”, entendiendo a este premio como el mayor logro obtenible dentro de la profesión.

Sorprendentemente, casi todos los nominados nunca han llegado previamente tan lejos en este certamen, siendo el preferido para ganarlo el que solo ha logrado premios locales en su carrera: Cillian Murpy, por su papel de J. Robert Oppenheimer en la película previamente mencionada, en tanto logra cumplir con la gran expectativa de la gran cantidad de biopics lanzadas últimamente, sino que además resalta los aspectos más enigmáticos de este genio torturado, mostrándonos que hay más de lo que se ve a simple vista.

Mejor Actriz

Respecto de la última categoría de las cuatro grandes, nos encontramos con un tremendo choque de protagónicos que han resaltado en exceso, incluyendo la polémica Bella Baxter interpretada por Emma Stone (Poor Things) hasta la culposa Sandra recreada por Sandra Huller (Anatomy of a Fall).

A pesar de todo, la preferida para ganar en este caso es Lily Gladstone por su papel de Mollie Burkhart en Killers of the Flower Moon, que a pesar de considerarse uno de los trabajos menos innovadores o exitosos de su histórico director Martin Scorsese, sigue resaltando gracias a la mencionada actriz y a su colega en la cinta Leonardo DiCaprio.

Seguir Leyendo

Entretenimiento

Falleció Akira Toriyama: Las enseñanzas, los valores y el legado de Dragon Ball para una generación entera

Publicado

en

El creador japonés ideó una de las series que más impactaron en el mundo y que marcó a varias generaciones a lo largo y ancho del planeta.

Este viernes 8 de marzo anunciaron que falleció el creador del manga Dragon Ball, el japonés Akira Toriyama, a los 68 años de edad, debido a un hematoma subdural agudo.

El comunicado, atribuido a la productora Bird Studio de Toriyama, explica que el artista falleció el pasado 1ro de marzo, cuando todavía tenía "varios trabajos en medio del proceso de creación con gran entusiasmo", pero se avisó recién hoy.

La noticia tuvo un masivo impacto, dado que Dragon Ball crió y enseñó valores a una generación entera. La serie, que fue furor entre los jóvenes que crecieron en la década del 90, y luego nuevamente en los nacidos en la última década, debido a su continuación Dragon Ball Super, estuvo construída a base de los valores más fundamentales de la humanidad.

Dragon Ball enseñó valores como la superación personal, la importancia de la familia y el heroísmo. Promovió la perseverancía, el esfuerzo, la empatía, y el altruísmo, empaquetado en una excelente historia de acción y aventura que captó la atención de toda una generación.

Una y otra vez, el lápiz de Toriyama, que luego fue traducido a la pantalla chica en la serie Dragon Ball Z, captó la atención de los más chicos día tras día, quienes veían las hazañas de Goku y sus amigos en las horas antes de ir a la escuela, o a la vuelta a la hora de la merienda.

Sin duda alguna, los personajes de la serie son muy poderosos, pero esto no lo lograron solo por querer que así fuera, a lo largo de toda la historia, todos los involucrados han logrado superar sus propios límites y esto lo hacen a través de saber en que están fallando, y el entrenamiento constante de sus cuerpos y mentes.

En cada saga, los personajes se superaban a sí mismos a base de esfuerzo y dedicación, lograban obtener más poder para proteger a sus seres queridos, con una dedicación que le llegaba a todos los televidentes.

Los personajes principales de Dragon Ball, como Goku, Son Gohan y Vegeta, mantienen una notable fortaleza física, pero no ocultan el esfuerzo que requiere mantenerla y superarla para cada enfrentamiento. De hecho, sirven como un destacado ejemplo de cómo la perseverancia en la búsqueda de objetivos puede conducir al éxito.

En conexión con esto, Dragon Ball ilustra cómo los sueños a veces se hacen realidad. En Dragon Ball Z, se subraya la idea de que cualquier deseo puede convertirse en realidad con suficiente dedicación.

Los héroes que ideó Toriyama han tenido que enfrentarse a innumerables peligros, villanos que dieron batallas en las que los personajes han sabido aumentar su fuerza, obligándoles a entrenar cada vez más duro para ser capaces de derrotarlos. Sus enemigos (sin querer) se convirtieron en la mejor competencia para mejorar.

Si trasladamos esa filosofía de ‘Dragon Ball’ al mundo real, la visión es exactamente la misma. No tener competencia en nada no es algo bueno, tus horizontes serán pequeños y no tener rivales te volverá complaciente y hará que dejes de intentarlo más a fondo. En otras palabras, la sana competencia.

Otra enseñanza que dejó plasmada en su obra es la de siempre cumplir con tus promesas. La serie nos enseñó que si prometes una cosa, sea la que sea, tienes que cumplirlo. Si no cumplís lo que decís, la gente comenzará a valorarte de una manera diferente.


Seguir Leyendo

Tendencias