Seguinos en redes

Entretenimiento

Escándalo en Hollywood: Ezra Miller, actor de The Flash, imputado por corrupción sexual y secuestro de menores

Publicado

en

El famoso actor, que asegura ser no-binario y transgénero, drogó y secuestró a una joven activista por el cambio climático de la comunidad indígena Rock Sioux, después de haberla manipulado sexualmente.

Esta semana, los padres de una chica de 18 años solicitaron una orden de protección contra un famoso actor de Hollywood, acusando a la estrella de manipular sexualmente a su hija desde que tenía 12 años.

Se trata de Ezra Miller, famoso actor de The Flash y de la saga de Fantastic Beasts, quien se dio a la fuga con la chica, mientras la policía lo busca por todo el país luego de haber sido imputado por sexual grooming y secuestro.

Sexual grooming es un término muy popular en Estados Unidos, que se refiere al acto de entablar una amistad y establecer una conexión emocional con un niño con el objetivo de tener relaciones sexuales con él. En Argentina, este delito se conoce como corrupción sexual de menores.

La chica secuestrada tampoco es desconocida. Se trata de Tokata Iron Eyes, hija del famoso abogado y activista indígena Chase Iron Eyes, fallido candidat a diputado del Partido Demócrata en 2016, y la famosa pediatra indígena Sara Jumping Eagle. La pareja se ha codeado con el mundo de Hollywood en los últimos años, incluido el propio Miller.

En la demanda, aseguran que Miller usó “violencia, intimidación, amenaza de violencia, y drogas (incluyendo marihuana y LSD) para dominarla y alejarla de sus padres“. Esta relación pederasta con Tokata comenzó en 2016 cuando Miller tenía 23 años y ella 12.

Entre los varios ejemplos, citan que Miller la convenció en 2021, cuando la niña tenía 17 años, de abandonar la escuela e irse a vivir con él en Vermont. Además, la convenció de que volara a Londres para visitarlo en el set de Fantastic Beasts and Where to Find Them. También alegan que Miller la golpeaba y le dejó moretones.

Ezra Miller interpretando a Flash y a Credence Barebone.

La propia Tokata había sido promovida como una “activista joven” contra el cambio climático. Sus padres la expusieron desde muy chica al pervertido mundo de Hollywood y la política demócrata.

A sus 9 años, fue llevada para que testifique contra una compañía que quería instalar una mina de uranio cerca de la reserva de los Rock Sioux, y desde entonces se ha convertido en una “estrella” del establishment, siendo llevada al Congreso en múltiples ocasiones por legisladores demócratas para que hable en contra del calentamiento global.

A sus 12 años protestó contra el Gasoducto de Dakota, y “salió del clóset” asegurando que no se identificaba como mujer si no como no-binaria y transgénero.

En septiembre de 2019, se reunió a la otra joven activista climática favorita de Hollywood, Greta Thunberg, en la Universidad George Washington. Tokata invitó a Thunberg a la reserva indígena y celebraron varios mítines juntos en Dakota del Norte y Dakota del Sur en octubre de 2019.

File:Greta Thunberg and Tokata Iron Eyes at Lakota People's Law Project  climate change forum.jpg - Wikimedia Commons
Greta Thunberg y Tokata.

Los padres de Tokata aseguran que a principio de año viajaron a Vermont en un esfuerzo por traer a su hija de vuelta a casa. Cuando llegaron, ella no tenía llaves de la casa ni comida y Miller la había abandonado allí algunos días atrás.

Tokata finalmente accedió a regresar con sus padres a Dakota del Norte, donde permaneció durante unas tres semanas antes de volver a fugarse con Miller, y desde entonces, ni los padres ni la Justicia saben dónde están. Sus padres creen que Miller está actualmente en Hawái con la niña, donde el actor ha sido arrestado en múltiples ocasiones.

Miller está imputado en la causa pero la Justicia todavía no ha podido hacerle llegar la carta documento, ya que no pueden dar con su paradero. El FBI ya se puso en contacto con la policía de Hawái para que trate de localizarlo, pero también hay teorías de que se la llevó a Londres o a Sudamérica.

Entretenimiento

La película de Buzz Lightyear de Disney fracasó rotundamente en la taquilla: Hizo un tercio de lo que se esperaba en el estreno

Publicado

en

La película no logró derrocar a Jurassic Park y a Top Gun en la taquilla después de la controversia sobre el beso lésbico y la decisión de despedir a la estrella conservadora Tim Allen como la voz de Buzz.

La película animada de Disney Lightyear, que trata de representar la película ficticia en el mundo de Toy Story que dio lugar al juguete de Buzz Lightyear, fracasó rotundamente en su primer fin de semana en los cines.

En los primeros tres días de su estreno, la película recaudó tan solo US$ 51,7 millones en Estados Unidos. Para poner estos números en magnitud, Disney esperaba recaudar por lo menos US$ 120 millones en el estreno, pero se quedó casi un tercio corto.

Generalmente, las películas animas de Disney buscan ganar por lo menos la mitad de su presupuesto en el primer fin de semana de su estreno para que no sea considerado un fracaso. Dado que el costo de la película fue de US$ 200 millones, el resultado fue extremadamente malo.

La película no solo tuvo un estreno más bajo de lo esperado, sino que tampoco logró vencer ni a Jurassic World: Dominion ni a Top Gun: Maverick en ventas durante ese fin de semana, a pesar de que las dos pelícuas se estrenaron más de dos semanas antes.

Jurrasic World se mantuvo en el primer lugar con US$ 58,7 millones en su segundo fin de semana, y Top Gun con US$ 53 millones en su tercer fin de semana, eclipsando el gran estreno de Disney, por el cual a su vez gastaron casi US$ 100 millones en marketing.

Varios analistas aseguran que el estreno decepcionante se produjo por la controversia sobre la decisión de Disney de incluir un beso entre una pareja birracial de lesbianas en la película, además de reemplazar al mítico actor Tim Allen con Chris Evans como la voz de Buzz Lightyear.

En los últimos años, Tim Allen fue “cancelado” por revelar su ideología conservadora y expresarse a favor del ex presidente Donald Trump. Esta controversia llevó a que sea expulsado de su rol legendario como el astronauta en la franquicia de Toy Story.

Lightyear se estrenó en 4.255 cines a nivel nacional y en 43 mercados en el extranjero, pero 14 países de mayoría musulmana y China prohibieron que la película se exhibiera en sus cines porque Disney incluyó un beso lésbico, privando al largometraje animado de una masiva audiencia en Asia.

Los Emiratos Árabes Unidos, una nación liderada por musulmanes que criminaliza la homosexualidad, se convirtió en el primer país en prohibir la película en los cines en respuesta a la escena. Pronto, los otros países lo siguieron.

Según fuentes de Hollywood citadas por el DailyMail, la escena no era parte de la película hasta bien entrada la producción. En enero, Disney había decidido eliminarla para poder estrenarla en China y en los países árabes, pero se restableció en marzo después de que el personal de Pixar se quejara de la censura homofóbica en una carta abierta contra los directores.

La carta criticaba al director ejecutivo de la compañía, Bob Chapek, por su manejo del tema, acusándolo de intentar censurar el “amor gay”, mientras que muchos fans de Toy Story criticaban la inclusión forzada no solamente de personajes afroamericanos, si no de personajes homosexuales.

Pero la película también sufrió un fuerte boicot de grupos conservadores, luego de que Disney le rescindiera el contrato a Tim Allen por expresarse a favor de Trump. En 2017, el popular actor participó de la toma de posesión de Donald Trump, y dijo que coincidía en muchas cosas con el entonces presidente.

Tras se expulsado de la compañía, Allen declaró públicamente la persecución política que sufrió. “Esto es como la Alemania de los años treinta. No sé qué le pasó a este país. ‘Si no eres parte del grupo, estás en contra nuestra’, me decían“, contó en una entrevista con Jimmy Kimmel ese año.

Agregó: “Literalmente no predico nada. Lo que he hecho es simplemente no unirme a, como yo lo llamo, la “cultura woke”. No le estoy diciendo a nadie más cómo vivir. No me gusta eso“.

Tras salir del clóset como conservador, Tim Allen perdió su rol como la voz de Buzz Lightyear como Toy Story y fue echado de la serie que protagonizaba en ABC, Last Man Standing, que fue luego renovada por dos temporadas más en FOX.

La estrella de Everyone Loves Raymond, Patricia Heaton, dijo: “Vi el tráiler de Buzz Lightyear y todo lo que puedo decir es que Disney/Pixar cometió un GRAN error al no elegir a mi amigo Tim Allen para el papel que él originó, el papel que le pertenece“. Y completó en el tweet: “¡Tim ES Buzz! ¿Por qué castrarían por completo a este icónico y amado personaje?”.

Chris Evans y Tim Allen.

Con un presupuesto de producción informado de US$ 200 millones, que no tiene en cuenta los millones gastados en marketing y promoción, Lightyear tiene un largo viaje por delante para llegar a la rentabilidad.

Mientras tanto, Jurassic World: Dominion ha ganado más de US$ 622,2 millones en todo el mundo desde su lanzamiento, de los cuales US$ 259,2 millones provienen de los cines de Estados Unidos.

En su cuarto fin de semana, Top Gun: Maverick ya recaudó US$ 466,2 millones en Estados Unidos, mientras que a nivel mundial, la secuela de la película de aviación ha recaudado más de US$ 885 millones, colándose entre las películas que más dinero han hecho desde el comienzo de la pandemia.

En este contexto, Lightyear está a años luz de recaudar esos niveles, y después del estreno, no se espera que alguna vez llegue a esos números. La gran apuesta de Disney, que si era exitosa hubiera desencadenado en una serie de atracciones en Disney World y capaz incluso una secuela, han explotado en el aire por una mala política sobre-ideologizada de la empresa.

Seguir Leyendo

Entretenimiento

El autor del nuevo Superman gay asegura que es más heroico ser homosexual que combatir el crimen

Publicado

en

El escritor de Superman: Son of Kal-El, Tom Taylor, dice que Jon Kent es “un joven bisexual empático mucho más heroico que alguien golpeando a un supervillano en la cara”.

Desde el 2021, la tira de comics de Superman está centrada en Jon Kent, hijo de Clark Kent (el Superman original) y Louis Lane. Pero en la quinta edición de la serie que ya lleva 12 volúmenes, Superman: Son of Kal-El reveló al mundo que el nuevo Superman es bisexual y está de novio con un chico.

El comic #5 que salió en noviembre del año pasado, reveló que Jon Kent está de novio con su mejor amigo, Jay Nakamura, un alienígena gamorreano viviendo como refugiado ilegal en Estados Unidos, que a su vez es un activista por los “derechos LGBT” y el cambio climático.

Según los informes oficiales de ventas de ICv2, el último número de Superman: Son of Kal-El que se situó en las listas de los 50 mejores cómics fue el #6, en enero de 2022, sin duda gracias al impulso que supuso la revelación de Jon como bisexual en el número anterior.

Desde entonces, la serie no ha conseguido situarse en dichos rankings ni por unidades vendidas ni por dólares recaudados, la primera vez en la historia que un comic de Superman cae fuera de este top 50.

A pesar del fracaso rotundo de esta nueva tira, el autor de Superman: Son of Kal-El, Tom Taylor, dice que es uno de los momentos más importantes de la historia del mundo del comic, y que Jon Kent es más heroico que su padre, el clásico Superman.

El mero hecho de que Jon Kent exista como un joven bisexual con inclinación por el pacifismo es un acto mucho más heroico que el que alguien le dé un puñetazo en la cara a un supervillano“, aseguró.

Ignorando la caída en las ventas, Taylor asegura que es una virtud suya y de los demás autores que lograron enfocarse más en cuestiones de activismo político que en pelear contra el crimen. “De alguna manera, hemos conseguido mantener a los lectores interesados sin que Jon le pegue a ningún supervillano durante seis números. Creo que eso también es muy importante“, aseguró.

Así que tenemos a un joven bisexual que además es el tipo más dulce y empático que no quiere hacer daño a nadie“, dijo. “Y creo que eso es mucho más heroico que alguien que golpea a un supervillano en la cara“, completó.

El autor de DC Comics compartió su opinión sobre las cualidades del heroísmo durante una reciente entrevista con el medio de noticias de entretenimiento AIPT, concedida para promocionar otro de sus superhéroes con disforia de género, el transexual Dreamer, en la continuidad de DC Comics en Superman: Son of Kal-El #13.

En la entrevista, le preguntaron a Taylor si hay algo que le hubiera gustado hacer diferente con Jon Kent, y señaló que el primer beso de Jon y su novio Jay Nakamura, fue apresurado por los productores para que salga el mismo día que una fecha LGBT: “Soy un escritor, ya sabes, había cosas que eran como, de acuerdo, esto tiene que suceder para el Día de la Salida del Clóset, el 11 de octubre. Y me hubiera gustado un poco más de tiempo para que Jon y Jay estuvieran juntos antes del beso“.

Como no podía ser de otra manera, en la continuidad de DC Comics, el Superman original abandonó la tierra para ir a pelear contra supervillanos en otras galaxias, una trama muy criticada por los fans, que bien conocen el vínculo entre el Hombre de Hierro y el planeta tierra.

Jon Kent, con la bandera LGBT en el dorso de su capa.

Jon Kent, por lo tanto, quedó como “el Superman de la tierra“, reemplazando a su padre. En palabras del propio Taylor, Jon está buscando las maneras de ser un mejor Superman que su padre. No más poderoso, si no “mejor”.

Jon mira lo que ha hecho Clark y busca cómo puede mejorar, o se pregunta por qué su padre no ha hecho más. Y lo desafía y dice: ‘¿Sabes qué? Cuando tienes tanto poder, cuando puedes ver lo que le pasa al mundo, cuando puedes mirar la crisis climática, cuando puedes mirar tanta desigualdad, ¿cómo puedes quedarte al margen?’ Y esa es una gran parte de la misión de Jon. Pero sí, por supuesto que hay un elemento del síndrome del impostor. Y debido a que es joven, aún no está muy seguro de qué camino tomar”, asegura.

Por último, dio una reinterpretación de lo que significa Superman. “Regresas a 1938 y Superman era un héroe radical. Fue un héroe en su primer número que luchaba contra la violencia doméstica. Más tarde estaba derribando las puertas de los políticos corruptos“, dice con un fuerte revisionismo histórico.

“Fue un héroe por un tiempo, y luego fue un héroe por otro tiempo. Y una gran parte de esta serie pregunta: ‘¿Qué es Superman hoy? ¿Qué podría ser Superman hoy?’ Y sí, solo porque esté enojado por la crisis climática, o esté enojado por las armas, o esté enojado por las dictaduras, o empatice con los refugiados, no significa que pueda actuar sobre todo eso sin desestabilizar el mundo. Ya sabes, tiene que andar con cuidado, pero es más joven. Es más crudo. Está sintiendo estas cosas de una manera que un tipo que ha estado presente durante mucho tiempo no puede hacerlo”, concluyó.

Seguir Leyendo

Entretenimiento

Empleados de Netflix renuncian tras el lanzamiento del stand-up “políticamente incorrecto” de Ricky Gervais

Publicado

en

El CEO de Netflix salió en defensa del comediante y le abrió la puerta a los empleados para que renuncien si no están de acuerdo con el nuevo contenido de la plataforma.

Varios empleados de Netflix han presentado la renuncia tras la publicación de Super Nature, el nuevo stand-up políticamente incorrecto del comediante británico Ricky Gervais, según informa Forbes.

En las dos horas de comedia, Gervais toca todos los temas tabú del momento, y no escatima chistes sobre la agenda LGBT, la disforia de género de los trans y demás tópicos que hoy le valdrían a cualquier otro una “cancelación cultural”.

Pero el programa rompió todos los récords de visitas de la plataforma de streaming, y es uno de los pocos shows que le está haciendo plata a Netflix en estos momentos, por lo que la compañía, a pesar de su marcada agenda progresista, ha decidido defender a Gervais como su gallina de huevos dorados.

Lo mismo había ocurrido hace unos meses con el programa de stand-up de Dave Chapelle, el comediante mejor valuado del momento. En su especial The Closer, Chapelle hace chistes sin filtro sobre la agenda progresista, lo cual llevó a varios empleados a hacer una huelga de 24 horas en las oficinas de Netflix.

Sin embargo, el CEO de la compañía, Ted Sarandos, salió en defensa del comediante afroamericano y envió un correo electrónico a todos sus empleados informándoles que si no les gusta el contenido que se sube a la plataforma pueden renunciar.

“Creo que es muy importante para la cultura estadounidense en general tener libertad de expresión. Estamos subiendo shows para mucha gente diversa que tiene opiniones diferentes, gustos diferentes y estilos diferentes y, sin embargo, no estamos haciendo todo para todos. Queremos algo para todos, pero no todo va a ser para todos“, justificó la decisión Sarandos.

Netflix adoptó en los últimos años un modelo de negocios que llevó a una brutal caída en la bolsa. Rescindió cientos de contratos de series muy exitosas como The Office, Friends, How I Met Your Mother, Parks & Recreation, The West Wing, entre otras, mientras que destinó todos sus recursos en producir series propias cargadas de mensajes políticos que a nadie le interesó.

Series como Dear White People o Sense8 resultaron en un fracaso financiero. Este modelo llevó a una fuerte caída en suscriptores, una situación que empeoró con la llegada de otras plataformas de streaming.

Durante la misma entrevista, Sarandos reconoció que han cometido errores en el modelo de negocios y pasó a elogiar a comediantes como Ricky Gervais o Dave Chappelle, diciendo que nadie piensa que su comedia “no es reflexiva o inteligente”, y que la gente simplemente tiene algo que decir porque no está de acuerdo con su punto de vista

Desde 2015, Netflix ha construido una reputación como el hogar de una amplia variedad de especiales de comedia, y junto con algunas joyas como Stranger Things y Squid Game, estos shows de stand-up se han convertido en la columna vertebral de los ingresos de la empresa.

Este año ya se han estrenado 22 especiales de comedia separados de una amplia variedad de comediantes, incluidos Chappelle, Gervais, Ali Wong, Katt Williams, David Spade, Mike Epps, Ronny Chieng, y Aziz Ansari. Incluso se publicó este miércoles el especial sorpresa que el famoso comediante conservador Norm Macdonald filmó antes de fallecer. 

Esto marca un claro cambio de rumbo para Netflix, que atraviesa una crisis financiera importante, y la junta directiva ha decidido quedarse con los tramos más exitosos, sean de izquierda o de derecha.

Seguir Leyendo

Tendencias