Seguinos en redes

Argentina

A solo una semana de abandonar el poder, el Gobierno kirchnerista boicotea el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea

Publicado

en

Pese a las expectativas de Lula, Lacalle Pou y la Comisión Europea, el canciller Santiago Cafiero ratificó que la Argentina no firmará el acuerdo entre ambos bloques comerciales, dejando en manifiesto el rechazo del kirchnerismo a la apertura comercial.

Después de casi 20 años de negociaciones, y en particular las últimas rondas llevadas a cabo en los últimos 4 años, finalmente el Gobierno kirchnerista confirmó a través de Santiago Cafiero que Argentina no firmará el acuerdo Mercosur-Unión Europea este miércoles 6 de diciembre.

Esta decisión fue anticipada por el actual Canciller pese a las expectativas positivas que tenía el Gobierno de Lula da Silva en Brasil, Lacalle Pou en Uruguay y Ursula von der Leyen en representación de la Comisión Europea. La negativa argentina conducirá a una nueva y tortuosa ronda de negociaciones que recaerá sobre el gobierno de Javier Milei, pero se pierde la posibilidad de que se concrete en el corto plazo.

Cafiero explicó que “no están dadas las condiciones para firmar un acuerdo”, y resaltó la vocación del Gobierno kirchnerista por sostener la protección arancelaria para la industria local, en perjuicio de los millones de consumidores argentinos que se ven obligados a pagar bienes más caros y de peor calidad en relación a las importaciones europeas.

El Mercosur aplica un rango tarifario para las importaciones de extra-zona que alcanza al 35%, y en el caso argentino esta tasa máxima se aplica comúnmente para productos de indumentaria, automóviles y tecnología. Por otra parte, el recargo arancelario de Argentina asciende a un máximo del 42,5% considerando la carga por el Impuesto PAIS, y hasta un 65% en el caso de bienes suntuarios.

Bajo la administración de Alberto Fernández y Sergio Massa, la Argentina retornó a los niveles de protección arancelaria más drásticos de los últimos 34 años. Y esto se suma al arsenal de medidas de restricción cuantitativas, entre ellas el fatídico sistema SIRA implementado por Massa desde septiembre del año pasado.

Desde el punto de vista europeo, el Gobierno de Emmanuel Macron se mostró como un frontal opositor a cualquier tipo de apertura comercial con América Latina. El mandatario francés alegó que el pacto “no toma en cuenta la biodiversidad y el clima”, pero lo cierto es que esto constituye solo excusa estéril para evitar la rebaja de aranceles en el sector agropecuario francés.

El mayor uso relativo de carbono en las exportaciones del Mercosur no sería un problema para la Unión Europea, porque la Comisión aprobó el lanzamiento del llamado Mecanismo de Ajuste de Carbono en Frontera (CBAM) precisamente para contrarrestar este efecto, aunque con perjuicios para los productores en América Latina. 

Aún así, y pese a que el sistema CBAM ofrece una solución concreta para las demandas de Macron, Francia se niega a firmar el pacto y ya boicoteó hasta 4 acuerdos comerciales desde 2017. 

Bloqueó el acuerdo comercial entre la UE y Estados Unidos en 2019, logró rechazar un amplio acuerdo con Australia en 2021, y aplazó las negociaciones con Nueva Zelanda hasta mediados de 2022 aunque en esta oportunidad no logró boicotearlo. Francia se valió de todas las excusas posibles, climáticas o no, para poder frenar acuerdos a discreción.

Cabe resaltar que la UE aplica una tasa arancelaria promedio nominal del 13,7% para cereales (con tarifas máximas de 68%), un arancel promedio en torno al 38,4% sobre la importación de productos lácteos (el nivel más alto llega al 133%), 10% para plantas, frutas y vegetales, 24,6% sobre el azúcar y 17% para productos de origen animal.

También establece cuotas arancelarias que alcanzan hasta el 13,5% de sus importaciones anuales, y el 23% de las líneas arancelarias se ven alcanzadas por regímenes de importación especial (por ejemplo aranceles especiales que se aplican cuando se supera una determinada cantidad de importación en el mercado).

Argentina

Flybondi no adhiere a la extorsión: Movió sus vuelos a Ezeiza y evita que sus usuarios se vean afectados por el paro aeronáutico

Publicado

en

En el contexto del paro de 24 horas anunciado por algunos gremios aeronáuticos para este 28 de febrero, Flybondi prioriza a sus usuarios y traslada todas sus operaciones a Ezeiza para esquivar la medida de fuerza intempestiva.

En los últimos días, algunos gremios aeronáuticos anunciaron un paro de actividades para este 28 de febrero. Llegó el día, se confirmó el paro, y gran parte de la actividad aérea en el país se vio fuertemente afectada.

La medida gremial, de corte extorsiva y que pone como rehenes a usuarios que ya habían abonado un servicio, fue hecha por la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA). Su justificación es que no se alcanzó un acuerdo salarial con Aerolíneas Argentinas y con Intercargo, la empresa estatal que se encarga de las rampas, traslados y demás en los aeropuertos.

Una de las quejas de los gremios fue que recibieron el mismo incremento que recibió el personal del Estado Nacional, como estipuló el presidente Javier Milei, quien se niega a darle un beneficio a los empleados de Aerolíneas por el del resto del Gobierno.

En ese sentido se expresó el secretario general de UPSA, Ruben Fernandez, quien dijo que “recién en febrero nos dieron un incremento del 16% porque consideraron que debíamos tener los incrementos salariales del personal del estado”.

Estos gremios trataron de justificar su accionar diciendo que no afectaba a los pasajeros, lo cual es falso. “Avisamos con antelación suficiente para que ambas compañías puedan tomar los recaudos necesarios para no afectar a los usuarios", dijeron responsabilizando a sus autoridades por los inconvenientes que pudieran surgir.

Resultan por lo menos cómicas estas afirmaciones. Los gremios paran y solo por ello los usuarios se ven afectados, no por responsabilidad de algún otro imaginario. Los gremios deben entender que ellos pueden parar si desean hacerlo, pero deben responder ante la ciudadanía que se ve afectada por su accionar de fuerza.

FlyBondi: La libertad de volar

En el contexto de este fatídico paro, una empresa caracterizada por su innovación y que muchas veces ha sido bastardeada por cuestiones ideológicas, decidió priorizar a sus usuarios y trasladar sus operaciones a Ezeiza, donde tienen su propia rampa y no dependen del personal que está de paro. Este es el caso de FlyBondi, que, amparada en la política de cielos abiertos de Milei, en un comunicado de prensa anunció la medida.

En ese sentido la empresa aseguró que “trasladará toda su operación del 28 de febrero al Aeropuerto Internacional de Ezeiza debido al paro anunciado por algunos gremios aeronáuticos que, entre otros servicios, afectarán la prestación de servicio de handling (asistencia en tierra a los aviones y a los pasajeros).” Esto puede representar un total de 70 vuelos, sumando aproximadamente 11.500 pasajeros.

Además la empresa aclaró que “dado que la low cost cuenta con su propio servicio en el 80% de los aeropuertos en los que opera, podrá mantener la actividad durante el día del paro. Sin embargo, en otros aeropuertos como Aeroparque esta actividad es provista por la compañía Intercargo. A raíz de esto, Flybondi tuvo que realizar ajustes operativos para ese día como cambios de aeropuertos, reprogramaciones y la cancelación de 6 vuelos.”

No obstante con eso, se encargó de dar certidumbre a los pasajeros y asegurar que “los pasajeros afectados por estas modificaciones, cuyos vuelos hayan sido cancelados o reprogramados con más de 4 horas de diferencia respecto a su horario original, podrán cambiar la fecha de su vuelo sin costo adicional”.

Por último, en una postal que muestra su firme postura ante las medidas intempestivas de algunos gremios, la empresa cierra su comunicado diciendo que “FlyBondi reafirma su compromiso con la conectividad del país y con su propósito de dar la libertad de volar.”

Por Lucas Bello, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Starlink: Qué es y cuánto sale el internet satelital de Elon Musk que llega a la Argentina de la mano de Milei

Publicado

en

El Gobierno Nacional autorizó la llegada de la empresa del magnate estadounidense. Te contamos en detalle todo lo que tenes que saber de este gigante de la tecnología que arriba al país.

A partir de cuatro resoluciones publicadas en el boletín oficial, firmadas por el interventor del organismo Juan Martin Ozores, el ENACOM autorizó a las empresas StarlinkAmazon OneWeb a ofrecer sus productos y servicios relacionados al internet satelital en el país.

Entre ellas, la más famosa es la del empresario multimillonario Elon Musk, quien a su vez es dueño de SpaceX, Tesla y Twitter. El magnate ofrece internet a partir de más de 7.000 satélites que puso SpaceX en órbita en los últimos años.

¿Qué es y que ofrece a los usuarios?

Starlink fue fundada en 2015 por Elon Musk, el exitoso empresario que ha llevado el emprendedurismo hasta sus últimas consecuencias y se ha caracterizado por tener un éxito arrollador en el área tecnológica de los negocios.

Esta empresa forma parte de un conglomerado de compañías de alta tecnología. En ese sentido, dentro de este conglomerado, Starlink es la empresa que se dedica a brindar servicios de internet. Así, la empresa se describe a sí misma como una compañía que brinda “internet de alta velocidad” y que permite que este esté “disponible en casi cualquier lugar del mundo”.

La empresa se especializa en brindar servicios de internet a lugares donde las empresas tradicionales no alcanzan con sus productos. Su lema es “conectividad donde menos te lo esperas” y aseguran que “hacer streaming, videollamadas, juegos en línea, trabajar de forma remota y mucho más ahora es posible incluso en los lugares más remotos gracias al sistema de internet más avanzado del mundo”.

Este “internet de alta velocidad” se caracteriza por llegar a las 100 o 200 megas en la región, lo cual supera ampliamente la velocidad promedio de internet en la Argentina, que está entre los 30 y 40 megas.

En cuanto a sus distintas opciones de servicios, Starlink ofrece servicios para empresas y personas particulares. En lo que atañe a las empresas brinda paquetes para “sitios fijos”, para “movilidad terrestre”, para conexión “marítima” y para conexión en “aviación”.

En lo que atañe a los particulares, brinda tres modalidades distintas. La primera es la residencial, ideal para los hogares. Aquí aseguran que el plan funcionará “donde sea que viva” el usuario. La segunda es la itinerante, que asegura la conexión cuando uno está en movimiento. Este plan es ideal para los viajeros, ya que incluye distintas opciones “ideales para casas rodantes y viajeros en todo el continente” y “ideal para viajeros internacionales".

Por último, ofrece la modalidad para barcos, la cual es ideal para todos aquellos que zarpen por las aguas, y requieran conexión “cuando la embarcación está en movimiento o anclada”.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de todo este engranaje de servicios que brinda la empresa depende de un sistema de alta tecnología que Elon Musk ha sido capaz de conformar. Ahora bien, a pesar de ser de alta tecnología, la empresa aclara que la experiencia para el usuario, en lo que respecta en la instalación y uso, es muy sencilla y está al alcance de todos.

En ese sentido, esa dinámica de complejidad y sencillez al mismo tiempo se logra a través de la constelación más grande de satélites altamente avanzados que operan en una órbita baja a la tierra. Estos satélites fueron lanzados por la empresa y, como dice su lema, orbitan a una distancia de la tierra mucho menor que los satélites tradicionales.

Esto permite que el recorrido que tienen que hacer los datos sean menores y optimiza la conexión. Así, el usuario se conecta a través de un kit que le brinda la empresa al abonar el servicio, y con su mera instalación ya está en contacto con los satélites, recibiendo así la conexión de alta velocidad.

El kit incluye el dispositivo “starlink” y todos los artefactos necesarios para su instalación, y una vez que se conecta a la corriente y se instala a través de la aplicación está listo para usarse. La empresa asegura que todo este proceso de instalación son “solo dos pasos”; Conectarlo y apuntarlo al cielo. Así, es un proceso que dura “pocos minutos”. Además aclara que el dispositivo requiere “un cielo despejado y sin obstrucciones”, para lo cual la aplicación oficial puede “determinar su mejor ubicación de instalación”.

¿Qué precio tendrá en la Argentina?

Claro está que una de las cosas más importantes a saber es cuánto costará este servicio en la Argentina. En ese sentido, la empresa se caracteriza por establecer precios diferenciados para regiones según el poder adquisitivo de la población.

Así, se estima que en el país el kit necesario para conectarse tendrá un precio que oscila entre los 400.000 y 500.000 pesos (pago único), mientras que el abono mensual para mantener la conexión estaría entre los 40.000 y 50.000 pesos

Cabe aclarar que funcionará como nos tienen acostumbrados los servicios de streaming, en donde no se requiere la firma de un contrato sino que se puede activar y desactivar la suscripción en cualquier momento poniendo simplemente la tarjeta.

El futuro que llega para quedarse

La empresa del magnate sudafricano tiene el camino allanado para llegar a la Argentina y esa suena como una enorme noticia que beneficia e impulsa el desarrollo tecnológico del país. Esta decisión del gobierno de habilitar a Starlink muestra su compromiso con la prosperidad y su vocación de dejar atrás años de proteccionismo que estancaron a la región en materia tecnológica y de conectividad.

El presidente Javier Milei parece convencido de volver a introducir a la Argentina al mundo, y la llegada de empresas innovadoras como esta es solo el principio de un largo camino que se avecina, un camino donde la Argentina intentará integrarse a los avances tecnológicos que tiene el mundo y donde las barreras proteccionistas y arcaicas sean cosa del pasado.

Por Lucas Bello, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Torres y otros 4 gobernadores se gastaron millones para viajar a CABA y anunciar que impulsarán el "Parlamento patagónico"

Publicado

en

El órgano deliberativo fue creado en 1991 y ahora Nacho Torres busca relanzarlo para confrontar con Milei, sin embargo, sobre el pago de la deuda confirmó: "El tema está cerrado".

Liderados por el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, los gobernadores Alberto Weretilneck (Río Negro), Sergio Ziliotto (La Pampa), Rolando Figueroa (Neuquén), y Claudio Vidal (Santa Cruz) estuvieron presentes en el Senado de la Nación, desde donde dieron una dura conferencia.

Torres, liderando este grupo conocido como "gobernadores patagónicos", anunció que debido al conflicto con el presidente Javier Milei, quien se niega a pagarles una deuda de la provincia de Chubut con el Gobierno nacional, hizo un anuncio de tinte sedicioso.

"El día 7 de marzo vamos a tener un encuentro donde vamos a ratificar en cada una de las legislaturas un Parlamento patagónico con un Manifiesto patagónico donde queremos mostrarle a toda la Argentina el tremendo potencial que tenemos, es cansador en un momento tan crítico ver que en vez de ponernos de acuerdo nos peleamos y ese es el principal problema", anunció.

Si bien el Parlamento patagónico fue creado en 1991 y está compuesto por legisladores de todas las provincias de la Patagonia, un relanzamiento con nu Manifiesto patagónico, que no vendría a ser otra cosa que una declaración de principios que antecede a la redacción de una Constitución, viola directamente la imperante Constitución Nacional.

Estos comentarios, que fueron hechos a la pasada pero que tienen un enorme peso político, revelan el enorme problema que enfrenta Milei ante un grupo de gobernadores que se niegan a acompañar el ajuste en las cuentas provinciales, y que está dispuesto a secesionarse de Argentina para no reducir el masivo gasto público que tienen en las provincias.

Más allá del tono sedicioso, Torres pidió la escupidera. En otro segmento del discurso, afirmó que: “El árbitro de esta discusión es la Justicia. Después el Gobierno puede apelar, pero para Chubut el tema está saldado”.

Hicimos un planteo legítimo que derivó en la Justicia, no para plantar bandera contra el Gobierno, creemos que es lo correcto, no podemos discutir qué modelo queremos cuando vivimos en una Argentina federal", aseguró bajando el tono contra Milei.

"Las provincias reunidas representan el 50% de las divisas que se dilapida en los gobiernos y queremos que Argentina salga adelante. Argentina necesita además de equilibrio, una agenda de crecimiento. Por eso vamos a proponer al Gobierno participar activamente de una agenda de desarrollo patagónica que nos ayude a generar divisas, que nos permita agregarle valor a nuestro recursos y ser más competitivos”, finalizó Torres.

El costo de los viajes

Para hacer el anuncio de que en dos semanas los gobernadores de la Patagonia relanzará el Parlamento regional, cuatro gobernadores viajaron a la Capital Federal utilizando los aviones sanitarios, mientras que el quinto, Claudio Vidal, decidió participar por Zoom.

Sin comprender que el presidente Javier Milei les pide ajuste y reducción del gasto público, que incluye recortar los gastos innecesarios como un vuelo de emergencia en avión privado a la Ciudad de Buenos Aires para hacer un show político, los gobernadores que viajaron gastaron más de $35 millones de pesos.

Torres se gastó aproximadamente $12.080.420 para ir y volver de Chubut, mientras que Weretilneck gatilló unos $8.049.600. Por su parte, Ziliotto gastó unos $5.392.200, y el Rolo Figueroa pagó unos $10.036.200, de acuerdo al grupo aeronáutico Modo-S.

Insólitamente, mientras decían en la conferencia que Milei no está trabajando para los jubilados, ellos se gastaron en un solo día 170 veces la jubilación mínima, que el mandatario estableció en $205.000 pesos.

Seguir Leyendo

Tendencias