Seguinos en redes

Economía

El Milagro Económico Irlandés: Las políticas de libre mercado que dispararon el crecimiento en el que fue el país más pobre de Europa

Publicado

en

El que alguna vez fue el país más pobre de Europa pasó a ostentar el 11° ingreso per cápita más alto a nivel mundial. Las reformas del Consenso de Washington produjeron un verdadero milagro que se continúa materializando hasta el día de hoy.

La economía de Irlanda se convirtió en un caso paradigmático de éxito en la aplicación correcta de las reformas plasmadas por el Consenso de Washington. Hacia las décadas de 1970 y 1980, Irlanda era un país comúnmente catalogado como “el más pobre entre los ricos” según publicaciones famosas como The Economist.

Las reformas condujeron a un auténtico milagro que llevaron a la economía irlandesa de ser el país más pobre de Europa, a ocupar el onceavo lugar en el ranking de PBI Per cápita mundial.

Hacia los comienzos de la década de 1930, y a tan solo 15 años de su independencia, Irlanda estaba aplicando un modelo basado en el proteccionismo, el creciente Estado de Bienestar, elevados impuestos sobre sociedades y personas, una importante carga regulatoria sobre el mercado laboral y la frecuente intervención de empresas estatizadas en la economía.

Todo esto condujo a la estanflación, el atraso tecnológico, un muy bajo nivel de competitividad y a un nivel de pobreza inusual para Europa en los años previos a la Gran Depresión. Pero a diferencia de las demás economías de Occidente, después de la Segunda Guerra Mundial, Irlanda solo profundizó este modelo.

No fue hasta la década de 1980, cuando los dos partidos más grandes del país se pusieron de acuerdo para dejar atrás el empobrecedor sistema socialista que habían estado probando por décadas, y dieron un giro de 180° a la política económica.

Así, los primeros ministros Garret FitzGerald y su sucesor Charles Haughey, de signos políticos diferentes, iniciaron un fuerte proceso de liberalización económica que perdura hasta el día de hoy.

La economía irlandesa se expandió hasta un 317% sólo entre 1997 y el primer trimestre de 2023, un ritmo de crecimiento que supera holgadamente al de países como Estados Unidos (que creció un 79,2% en el mismo período) y el promedio para los 27 países que hoy conforman la Unión Europea (que acumuló una expansión del 50%).

PBI Real de Irlanda entre 1997 y 2023.

Las rebajas impositivas y las políticas de oferta

Hacia 1985 las personas físicas en Irlanda debían tributar una tasa marginal máxima de hasta el 65%, y una alícuota superior del 50% para las utilidades no distribuidas de las empresas. Estás tasas eran abiertamente inviables para el desarrollo de la oferta agregada y la entrada de capitales.

Se inició una profunda transformación del sistema tributario que llevó a la tasa máxima hasta el 46% hacia fines de la década de 1990, 41% hasta antes de la Gran Recesión de 2008 y 40% a partir de la última reforma impositiva del año 2022. Se acumuló una rebaja de 25 puntos porcentuales, alentando así la oferta laboral y la acumulación de capital.

La tasa impositiva máxima sobre sociedades cayó del 50% en 1987 al 25% para el año 2000, permitiendo un proceso extremadamente acaudalado de inversión extranjera directa, el principal motor de las altísimas tasas de crecimiento registradas sobre el PBI irlandés.

En el 2000 el modelo se profundizó aún más, y el tratamiento fiscal sobre las empresas se dividió en dos: una tasa reducida del 12,5% para ingresos comerciales y 25% para ingresos pasivos. Se produjo una explosión de entrada de capitales que motorizó la creación de miles de puestos de trabajo.

Rebajas impositivas de Irlanda desde 1974.

La disciplina fiscal y el ajuste al “Estado de Bienestar”

El tamaño del Estado irlandés se redujo drásticamente desde el 57% del PBI en 1982 a solamente el 22,4% para 2022. El necesario recorte al Estado de Bienestar permitió disciplinar las finanzas públicas, eliminar cualquier riesgo de dominancia fiscal sobre la política monetaria y permitir trazar un sendero de previsibilidad para la iniciativa privada.

Una importante excepción a este proceso fue el violento shock provocado por la crisis internacional de 2008. Hasta antes del estallido de la crisis, las erogaciones del Estado irlandés no superaban el 36% del PBI y se mantenía una situación de superávit fiscal (incluso pudiendo pagar los intereses de la deuda pública).

Pero la drástica exposición del país al sistema financiero internacional (y principalmente una gran cantidad de bancos transnacionales que se vieron afectados por la crisis) provocaron que los “rescates” bancarios aprobados por las autoridades fueran sideralmente más costosos de los que produjeron en la mayor parte de las economías desarrolladas. De hecho, el FMI calcula que el rescate al sistema financiero llegó a representar el 32% del PBI.

Evolución de las finanzas públicas de Irlanda entre 2002 y 2022.

El gasto público se disparó a casi el 65% del PBI hacia el último trimestre de 2010 y el déficit escaló al 32% del producto, por lo que fue necesario un paquete de endeudamiento externo por 85.000 millones de dólares (casi el 40% del PBI), de los cuales el 53% se correspondía con la Unión Europea y el monto restante del Fondo Monetario Internacional.

Pero lejos de cambiar el modelo, las autoridades anunciaron un estricto programa de recortes presupuestarios para retornar al equilibrio fiscal: reducciones entre 10% y 14% sobre salarios en el Estado, masivo cierre de agencias gubernamentales y numerosos recortes sobre prestaciones sociales y servicios económicos. El programa de ajuste pretendía recortar nominalmente hasta 15.000 millones de euros del gasto público entre diciembre de 2010 y diciembre de 2013.

El tamaño del Estado se moderó a mínimos históricos y las finanzas públicas recuperaron el pleno equilibrio fiscal desde mediados de 2018. Actualmente Irlanda ostenta un robusto superávit fiscal del 1,6% del PBI, la deuda pública del país se redujo en casi 80 puntos del PBI desde 2013 y la economía se expande a un ritmo del 5,6% anual (duplicando el promedio mundial para 2023).

Economía

El Ministerio de Economía absorberá el control de los fondos fiduciarios: Se anunció la eliminación de hasta 9 cajas política

Publicado

en

El Ministro Caputo tendrá en control de estos fideicomisos para implementar una reorganización general de los mismos, apuntando directamente contra los privilegios de la política. Estas determinaciones avanzan en línea con el ordenamiento de las finanzas públicas y las conversaciones con el FMI.

El Presidente de la Nación Javier Milei firmará prontamente una resolución para poner a la suma de los todos fondos fiduciarios nacionales bajo la dependencia directa del Ministerio de Economía, liderado por Luis Caputo.

Con las nuevas atribuciones anunciadas, el Ministro de Economía adquiere un poder que no se veía desde la administración de Domingo Cavallo entre 1991 y 1996. Este Ministerio recupera finalmente el poder de decisión que necesita para ejecutar las reformas estructurales que necesita el país.

Se trata de un paso fundamental para poder implementar un programa de racionalización sobre los mismos, ponderando costos y beneficios de cada una de las partidas alcanzadas, y trazando un verdadero orden de prioridades.

Se apunta a reducir drásticamente todos aquellos recursos que se destinen a privilegios de la política, o sectores discrecionalmente beneficiados en desmedro del grueso de la sociedad.

A partir de estas medidas, la masa de recursos que operan bajo la figura de los fondos fiduciarios dejará de escapar a la vista del Congreso, una maniobra usual que implementó la mayoría de los Gobiernos anteriores.

El vocero presidencial Manuel Adorni confirmó públicamente que serán eliminados hasta 9 fondos fiduciarios con gastos millonarios. Esta determinación acompaña al ajuste fiscal que se está ejecutando a nivel nacional, ya que significa un ahorro total equivalente a los US$ 2.000 millones por año (aproximadamente un 0,5% del PBI). Nuevamente, la aplicación de estos recursos no fue debidamente tratada por el Congreso, sino que se mantuvieron al margen de la voz y el voto de la sociedad. 

Los primeros datos fiscales de Argentina, correspondientes al mes de enero, registraron un superávit primario de por lo menos $ 2.010.746 millones de pesos, y aún contabilizando la carga de intereses se logró un resultado financiero superavitario de hasta $ 518.408 millones

Si estas cifras son ajustadas por el paso de la inflación, se llega a la conclusión de que enero de 2024 obtuvo el superávit financiero más importante desde 2011, superó a cualquier otro mes de enero desde entonces. Se espera otro resultado potencialmente para el cierre de febrero, consolidando así la reducción del déficit acumulado de los últimos 12 meses.

Seguir Leyendo

Economía

La cotización del Bitcoin rompió el techo de los US$ 60.000 dólares y acumuló un alza del 42% en los últimos 30 días

Publicado

en

La criptomoneda más famosa del mercado volvió a sorprender con fuertes subas desde finales del mes de enero. Solamente en el último año acumuló un incremento de casi el 160% en dólares, principalmente explicado por las subas de febrero.

El Bitcoin registró un nuevo e histórico repunte que comenzó en la última semana del mes de enero, y se profundizó notoriamente a lo largo de febrero. La criptomoneda más popular del mundo rozó la barrera de los US$ 63.000 por unidad en el día jueves, anotando así una variación diaria positiva de casi el 0,3% frente a la jornada anterior.

Son los valores más elevados registrados desde noviembre de 2021, cuando la criptomoneda había alcanzado sus últimos récords. Llegó a un piso en torno a los US$ 16.800 dólares entre noviembre y diciembre de 2022, y desde ese momento desencadenó un nuevo ciclo alcista que perdura hasta el día la fecha.

Solamente en los últimos 5 días la cotización en dólares del Bitcoin se incrementó en un 18,6%, y hasta un 42,4% en el último mes. Con estos movimientos, la criptomoneda demostró un gran costo de oportunidad para todos los tenedores de dólares (y más aún considerando que la divisa cayó en la mayoría de los mercados alternativos con respecto al peso).

En los últimos 6 meses la cotización del Bitcoin se incrementó más de un 137% frente al dólar (partiendo de un piso de US$ 25.811 en el 1° de septiembre de 2023), y casi un 160% con respecto al 1° de marzo del año pasado.

El Bitcoin demoró casi 3 años en volver a alcanzar sus máximos históricos, y a partir de la presente recuperación podría volver a superarse a sí mismo, como lo hizo sistemáticamente desde su lanzamiento al mercado.

También se registraron subas semanales muy importantes sobre el Dogecoin (50%), Solana (23%), ETH (13%) y Tether (10%)

Seguir Leyendo

Economía

La desregulación alivia el bolsillo: El Gobierno de Milei eliminó miles de restricciones para productos textiles y calzado

Publicado

en

Se eliminan las cláusulas que obligaban a las empresas a transitar por trámites completamente innecesarios y arbitrarios, cuyo único propósito era encarecer tanto las importaciones como los productos nacionales, en detrimento del bolsillo del consumidor.

El Gobierno sigue profundizando el proceso de desregulación para favorecer la competencia, y de esta manera hacer rendir mejor el bolsillo de la gente. La Secretaría de Comercio confirmó oficialmente la eliminación de la “Declaración Jurada de Composición de Producto (DJCP) ”, una decisión que beneficiará a millones de consumidores argentinos.

Esta regulación exigía a los fabricantes nacionales de productos textiles, así como también a los importadores de estos bienes, la presentación de información sobre la composición porcentual y el material de sus productos (cosas que ya estaban perfectamente detalladas en la etiqueta de los mismos y era redundante).

Se estima que solamente con esta regulación absurda, la industria textil absorbió costos equivalentes a los US$ 5 millones cada año, y alrededor de 1 millón de trámites registrados solamente en 2023. También se encarecieron artificialmente los precios de los productos importados.

En última instancia, todos estos costos fueron trasladados a los consumidores finales, que sufrieron una debacle inflacionaria sobre la indumentaria en mucha mayor medida que en cualquier otro rubro relevado en el IPC.

Los requisitos de información no servían para informar a los consumidores (nuevamente, era información que ya aparecía en la etiqueta de los productos), y tampoco para el Estado a los fines de poder recaudar o clasificar los productos en cuestión por razones de nomenclatura comercial. Se trataba de una regulación abiertamente absurda y carente de toda utilidad.

La resolución N° 49/2024 firmada por el secretario de Comercio, Pablo Lavigne, deja sin efecto las regulaciones normadas por las resoluciones N° 26/96, 850/96 y 404/16. Se verán abaratados los costos sobre una amplia gama de productos, entre los cuales se encuentran los insumos textiles (hilados y tejidos), las confecciones, y finalmente los insumos para la industria del calzado.

Seguir Leyendo

Tendencias