Seguinos en redes

Argentina

Massa agotó todo en el “Plan Platita” para ganar las elecciones y dejó una bomba devaluatoria del 150% para el cierre de 2023

Publicado

en

Los mercados esperan un fuerte salto del tipo de cambio oficial para el último mes del año, ya que el Banco Central registra un déficit récord de reservas y no tiene forma de sostener la paridad.

La estabilidad del país nunca fue una prioridad para el candidato Sergio Massa. El Ministro de Economía apostó por prorrogar todos los desequilibrios fiscales, monetarios y cambiarios hasta fin de año, generando así una bomba de tiempo que está a punto de estallar.

Desde la segunda semana de agosto y hasta segunda semana de noviembre, el tipo de cambio oficial del dólar se mantuvo congelado en $350 para el segmento mayorista, pese a que la tasa de inflación mensual superó el 12,4% en agosto, 12,7% en septiembre y más de un 8% (según el INDEC) para el cierre de octubre. 

Esto provocó un profundo atraso cambiario en términos reales. El Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) que calcula el Banco Central había retrocedido a los niveles más bajos desde mayo de 2017. Tras la ligera devaluación de $3 en el día miércoles, a duras penas consiguió equipararse al valor de diciembre de 2017, una paridad que sigue siendo abiertamente insostenible para el nivel de reservas crítico de la autoridad monetaria.

Evolución del tipo de cambio real entre 2017 y 2023.

De hecho, para alcanzar el valor máximo del TCRM al momento de la devaluación del mes de agosto, el dólar oficial en la actualidad tendría que producir un salto superior al 35%. Esto refleja el deterioro que sufrió la cotización oficial con respecto a la inflación.

Las reservas netas del Banco Central acumulan un rojo que ya supera los US$ 10.000 millones. Para poder “administrar” este desequilibrio, las autoridades restringieron severamente las importaciones, provocando todo tipo de faltantes y desabastecimiento en la industria, en insumos para el sector de la salud, en combustibles, etc. Pero ni así fue suficiente para contener la sangría de divisas del BCRA.

Por todo esto, los mercados anticipan una fuerte devaluación para el mes de diciembre. La devaluación implícita en los contratos de dólar futuro sugiere un salto cambiario de por lo menos el 80% para fin de año. Algunos analistas estiman que el dólar oficial podría oscilar entre $650 y $700, con respecto a los $353 que actualmente alcanza el segmento mayorista del mercado regulado.

Otros economistas, entre ellos Domingo Cavallo, sugieren que el Gobierno de Massa podría llevar el dólar de las importaciones a una paridad que equipare al que perciben los exportadores (alrededor de $500 por el tope de liquidación al CCL). Esto generaría una devaluación superior al 40%.

Massa prometió que el dólar oficial se irá ajustando a una velocidad de devaluación del 3% mensual hasta el cierre del 2023, pero ninguna consultora privada ni ningún banco internacional encuentra creíble la promesa del Ministro, lo mismo ocurre con las expectativas implícitas en los contratos de futuros. Nadie le cree a Massa, porque como Ministro de Economía lleva en su haber una catarata de fracasos y promesas incumplidas en materia de inflación y crecimiento.

La devaluación que deja Massa provocará un fuerte salto en los precios de los bienes transables (principalmente alimentos), a los cuales seguirán los precios mayoristas, los minoristas, y sólo en último lugar los salarios (que corren por detrás de la inflación desde hace 10 años).

Argentina

Sinvergüenzas: Encontraron más de 3 toneladas de comida vencida en comedores de organizaciones piqueteras y ya hay un detenido

Publicado

en

Luego de 24 allanamientos realizados, se encontraron más de 100.000 unidades de alimentos suministrados por el Estado en enero, almacenados sin haber sido distribuidos a los sectores más vulnerables.

En los 24 allanamientos realizados ayer por orden del juez federal de Quilmes, Luis Armella, el Departamento de Investigaciones de Delitos Económicos de la Prefectura Naval Argentina decomisó aproximadamente 3.500 kilogramos de alimentos vencidos pertenecientes al Movimiento Teresa Rodríguez, ubicados en Florencio Varela.

Entre los productos encontrados había leche en polvo, puré de tomate, harina de trigo y lentejas. Durante los operativos, también se detuvo a una persona por portación ilegal de arma de fuego.

En la causa están implicados más de 50 dirigentes de diversas organizaciones sociales y piqueteras como el Movimiento Evita, Barrios de Pie, Libres del Sur, Polo Obrero, La Dignidad Confluencia, MTD Teresa Rodríguez, Corriente Clasista y Combativa (CCC), Movimiento Mariano Ferreyra, Frente Federal de los Pueblos, y CTD-Aníbal Verón, entre otras.

Los comedores y el depósito de alimentos, donde se encontró comida en estado de descomposición según la descripción de uno de los investigadores, fueron denunciados a la línea 134 del Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich.

Esta línea fue habilitada para personas que eran víctimas de extorsión y presiones por parte de punteros y piqueteros para mantener su participación en planes sociales del Estado. Los beneficiarios debían participar en marchas, protestas y eventos políticos para mantener sus beneficios, y en algunos casos se les retenía parte de sus ingresos provenientes de programas como el ex Potenciar Trabajo, que era gestionado por el ex Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Los allanamientos dirigidos por Prefectura se llevaron a cabo ayer desde las 9 de la mañana hasta las 21 horas. Los 24 procedimientos fueron simultáneos y fueron ordenados por el Juzgado Federal Número 1 de Quilmes, a cargo de Luis Armella, con la Secretaría Penal Número 2 a cargo de Diego Quiroga.

Estos operativos están relacionados con 44 causas que involucran posibles delitos de coacción (artículo 149 bis), extorsión y defraudación contra la administración pública, derivadas de más de 70 denuncias recibidas a través de la línea 134, originalmente tramitadas en los juzgados de Comodoro Py.

Durante los procedimientos, además de los alimentos vencidos entregados por el Estado en enero para ser distribuidos a los sectores vulnerables, se encontró un acopio de aproximadamente 104,000 unidades de alimentos no vencidos. También se incautaron $500,000, un revólver calibre 22, una pistola réplica de 9 mm, 47 equipos informáticos, 100 cajas y sobres conteniendo anotaciones, planillas de asistencia, libros contables y carpetas con material probatorio para la causa, además de pequeñas cantidades de marihuana.

El depósito donde se hallaron las más de tres toneladas de alimentos en estado de descomposición pertenece al Movimiento Teresa Rodríguez, una organización piquetera ubicada en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. El nombre de la organización está escrito en letras negras sobre una pared blanca. Junto al portón celeste por donde ingresaron los efectivos, hay una frase que dice: "Si el hambre es ley, la rebelión es justicia".

Los alimentos encontrados en el depósito ubicado en la calle 511 al 3000, según declaraciones de personas presentes en el lugar, habrían sido entregados en enero por la provincia de Buenos Aires.

El juzgado federal de Quilmes aún no ha confirmado si esa es la verdadera procedencia de los alimentos, que llevan más de seis meses en el depósito. Los envases de "Leche en polvo instantánea entera Vidalac" tienen una inscripción en negro que indica: "Prohibida su venta, Ministerio de Desarrollo de la Comunidad Gobierno de la Provincia de Buenos Aires". Varias partidas de este y otros insumos están vencidas.

Ante esta situación, el juzgado federal de Quilmes ha solicitado la intervención del Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, debido a que en otros comedores también se han encontrado alimentos, aunque en cantidades menores comparadas con el depósito del Movimiento Teresa Rodríguez.

Además, la justicia ha ordenado que las direcciones de bromatología de las municipalidades donde están ubicados los comedores allanados realicen estudios bromatológicos sobre los alimentos, ya que se ha observado que los lugares de acopio y almacenamiento no tienen las mejores condiciones, con ingreso de humedad y falta de ventilación.

Seguir Leyendo

Argentina

Lloran los "econochantas": A pesar de haber proyectado una explosiva inflación en junio, Toto Caputo anticipó que estará abajo de 5%

Publicado

en

El ministro de Economía también destacó una disminución en la inflación medida por núcleo, y afirmó que el dólar no se encuentra caro. El dato oficial del IPC será publicado mañana.

El ministro de Economía, Luis Caputo, anticipó que la inflación de junio estará por debajo del 5%, confirmando además que no habrá devaluación porque considera que "el dólar no está caro". También ratificó que en septiembre reducirán a la mitad el Impuesto PAIS.

"Yo espero que dé abajo de 5", dijo Caputo en una entrevista con el periodista Eduardo Feinmann en Radio Mitre, refiriéndose al índice de inflación que se dará a conocer mañana. "Y la inflación núcleo debería empezar con 3", agregó.

La inflación núcleo excluye la variación de precios de productos estacionales y servicios públicos. En Argentina, el aumento en las tarifas de luz y gas el 1° de junio influirá en la diferencia entre el índice general y el núcleo que se informará mañana.

En realidad, por razones de secreto estadístico, las autoridades del Gobierno no tienen acceso anticipado a las mediciones del INDEC. Por esta razón, Caputo habló en términos de proyecciones y no de datos concretos.

En este sentido, el presidente Javier Milei se expresó al respecto, festejando las afirmaciones de Caputo de una inflación menor al 5%, respecto a las proyecciones de un IPC del 5,5% al 6,5% en junio, por parte de algunos economistas.

"Esto si que pondrá muy nervioso a los econochantas que hablaban de un rango del 5,5% al 6,5%… frente a la pifia seguro que van a empezar con el debate de los decimales y dejarán de lado el tema tarifas… Recomiendo que a estos chantas le relean los informes de diciembre…", afirmó el presidente.

En una extensa entrevista, el ministro de Economía reconoció una falla en el anuncio de la "fase 2" del plan económico, hecho durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, hace dos semanas. "No somos expertos en comunicación y no logramos transmitir el mensaje correctamente", admitió.

Respecto al aumento del dólar, el ministro hizo una comparación con el gobierno anterior. "Desde que asumimos, el dólar subió un 16%; en la gestión anterior, había subido un 160% en el mismo período", destacó.

Caputo afirmó que las medidas adoptadas en los primeros siete meses de gestión han sacado al país de la "terapia intensiva", a pesar de todos los palos en las ruedas e intentos de desestabilización por parte de la oposición.

Según el ministro, la caída en la actividad económica ha encontrado su nivel más bajo. Expresó que los empresarios le han señalado "claros signos de recuperación" y destacó que junio tuvo seis días hábiles menos, lo que no permitió reflejar adecuadamente estos datos positivos en las mediciones mensuales. "Por ejemplo, cuando observamos el índice diario, la producción y venta en la industria automotriz aumentaron un 18% respecto a mayo. Es un número significativo y están realmente sorprendidos", detalló.

El funcionario reconoció que la situación actual del país "está lejos de lo que todos los argentinos quisiéramos". No obstante, afirmó que el panorama heredado fue "el peor de la historia", comparándolo incluso con el escenario que llevó al estallido de 2001, el cual describió como "Disneylandia en comparación con esto". Destacó que han logrado "salir de terapia intensiva" sin romper contratos, sin caer en crisis agudas ni enfrentar una hiperinflación.

"La gran diferencia esta vez es que todo tendrá sentido, y la gente lo comprende. Todo lo que estamos haciendo es para cambiar. Los esfuerzos realizados por los argentinos en el pasado solo condujeron a una situación peor. Esta vez, estamos trabajando para asegurar que esos esfuerzos den frutos. Estamos cumpliendo con todas nuestras responsabilidades", añadió.

“Hay tres canillas de emisión: una es el déficit fiscal. Otros son los intereses que el Central paga por retirar esos pesos, lo que eran las Leliqs, Lebacs, los pases. Ese déficit llegó a ser el doble del déficit fiscal. La tercera canilla, que es la única benigna, es la emisión por compra de dólares, Esa es la única que queda abierta. Que no haya emisión espuria por déficit o la brutal emisión que hubo por intereses de los pasivos remunerados es un cambio de reglas fuertísimo”, explicó.

Caputo reiteró que no hay posibilidad de una nueva devaluación ("cero posibilidades", afirmó) y pronosticó que con el tiempo, el peso se convertirá en la moneda fuerte del sistema.

"Todo lo que estamos haciendo ha sido meticulosamente estudiado durante mucho tiempo y lo hemos estado ejecutando de manera satisfactoria. En la situación en la que estamos ingresando ahora, muchos se sorprenderán. Lo mencioné en enero, cuando anticipé que pronto habría escasez de pesos. En poco tiempo, eso empezará a sentirse… En la competencia de monedas a la que hace referencia el Presidente, la moneda fuerte, debido a su escasez, será el peso. Lo digo porque es parte de nuestro programa", explicó.

"A través del programa que estamos implementando, el peso se fortalecerá. Argentina puede volverse más cara en términos de dólares, pero esto no significará que sea más difícil exportar o producir, ya que vamos a reducir impuestos. Vinimos acá para reducir la inflación y los impuestos. Devaluando, lo único que se ha logrado es aumentar la pobreza", agregó.

"El hecho de no emitir más y hacer que el peso sea una moneda fuerte llevará a una inflación cero en el corto plazo, en los próximos meses. Al controlar la emisión y reducir la inflación, las expectativas de devaluación se reducirán y la brecha cambiaria se estrechará significativamente. Esto creará condiciones mucho mejores para salir del cepo", concluyó.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei viajará con Toto Caputo a los Estados Unidos y dará una conferencia privada a los empresarios más importantes del mundo

Publicado

en

El Presidente partirá en las próximas horas y estará acompañado por una reducida comitiva. En la conferencia estarán presentes Mark Zuckerberg (Meta), Jeff Bezos (Amazon) y Sam Altman (OpenAI), entre otros.

Luego de sus exitosos viajes al país norteamericano, Javier Milei volverá a viajar a Estados Unidos para sostener reuniones privadas con algunos de los inversores más importantes del mundo.

El presidente partirá en las próximas horas hacia el norte del continente para participar en la Conferencia de Sun Valley, Idaho. En este evento, se reunirá con representantes de los fondos de inversión más destacados a nivel mundial.

La comitiva que acompañará al mandatario estará integrada por la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei, el ministro de Economía, Luis Caputo, el Jefe del Consejo de Asesores Económicos, Demian Reidel y Gerardo Werthein, el embajador argentino que se unirá directamente al grupo en Estados Unidos.

El Presidente llegará mañana a Estados Unidos y tiene previsto participar en la conferencia el sábado, aunque aún no se ha confirmado cuál será su agenda para el día domingo.

Este será el quinto viaje de Milei a territorio estadounidense desde que asumió la presidencia: el primero fue a Washington DC el 23 de febrero, durando 3 días, donde destacó su encuentro con el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en una conferencia de líderes conservadores. En esa ocasión, fue acompañado por 12 personas, incluyendo a su hermana Karina Milei y varios asistentes.

En abril, regresó a Estados Unidos visitando Miami, donde recibió una distinción de la organización Jabad Lubavitch, y luego viajó a Austin, Texas, donde visitó la fábrica de Tesla y se reunió por primera vez con el exitoso empresario Elon Musk.

Milei regresó por tercera vez al mismo país en mayo, pero esta vez llegó a Los Ángeles, donde tuvo un segundo encuentro con Musk. Además, fue uno de los participantes destacados en la conferencia del Instituto Milken, donde afirmó que "Argentina tiene todas las condiciones para convertirse en la nueva meca de Occidente".

Tres semanas después, el Presidente volvió nuevamente a Estados Unidos: el 28 de junio llegó a San Francisco para compartir su visión teórica sobre la economía y promover a Argentina como un polo de desarrollo en inteligencia artificial.

Este próximo viaje será breve y tiene como motivo principal, en principio, participar en la conferencia anual de Sun Valley, un evento privado organizado por el banco de inversión Allen & Company, conocido a veces como un "campamento de verano para multimillonarios".

El evento de este año comenzó el pasado 10 de julio y tiene como objetivo reunir a líderes tecnológicos y empresariales en Sun Valley. La agenda estará fuertemente influenciada por las elecciones en Estados Unidos y sus posibles implicaciones en el ámbito empresarial y político.

Para entender la magnitud del evento, basta con mencionar a tres de sus principales participantes: Mark Zuckerberg (Meta), Jeff Bezos (Amazon) y Sam Altman (OpenAI). También están presentes otros magnates del entretenimiento como Bob Iger de Walt Disney y Brian Roberts de Comcast.

Seguir Leyendo

Tendencias