Seguinos en redes

Argentina

Milei desmintió la brecha de género en el debate y recibió insultos de Lospennato, la ministra de Mujeres de Bullrich

Publicado

en

El candidato liberal le explicó los errores más comunes detrás del análisis de este fenómeno a Bregman en el debate, pero recibió ataques de Juntos por el Cambio y el kirchnerismo, que entraron en cólera y defendieron al FIT.

El candidato Javier Milei volvió a diferenciarse ampliamente de sus contrincantes en el primer debate presidencial de 2023, esta vez haciendo referencia a la llamada “brecha salarial de género”, un tema especialmente controvertido y traído originalmente a colación por la agenda política de la izquierda extrema.

Milei apuntó contra el supuesto “sesgo patriarcal” que estaría detrás de las diferencias entre los salarios que perciben los hombres y las mujeres, algo que por supuesto no existe en la economía moderna.

No existe un sistema organizado y sesgado para deliberadamente rebajar los salarios de las mujeres en contraposición de los hombres, la inmensa mayoría de las empresas no tienen en cuenta estos motivos arbitrarios a la hora de contratar personal.

¿Pero de dónde surge la discusión por la brecha de género? Milei anunció en el debate que la brecha existe si se mide el promedio salarial de los hombres y el de las mujeres (aún más alta en el mercado informal), pero si se discrimina el cómputo por las horas efectivamente trabajadas y las diferentes modalidades de empleo (rubros mayoritariamente ocupados por hombres o por mujeres según el caso), la brecha disminuye notoriamente hasta el punto de resultar prácticamente nula.

Según el INDEC, la brecha de ingresos entre hombres y mujeres asciende al 25% según los últimos sondeos de la encuesta EPH correspondiente al segundo trimestre de 2023, y osciló entre el 22% y el 30% desde el año 2017.

Pero lo que realmente muestran estas cifras es que, en promedio, los hombres ganan un 25% más plata que las mujeres, no que lo hagan por el mismo trabajo, ni que un género reciba un sueldo mayor al de su contraparte femenina.

Esto no ocurre por un “sesgo patriarcal” ni por un sistema especialmente ideado para provocar tal diferencia, sino que las mujeres se insertan en el mercado laboral típicamente en empleos de menor carga horaria, y también mayoritariamente a empleos vinculados al cuidado, la salud y la enseñanza, que suelen pagar menos en general. El dato que se desprende que sí es interesante de analizar es que la cantidad de horas efectivamente trabajadas por las mujeres es menor a la de los hombres.

La mera comparación entre el promedio salarial sin ponderación de hombres y mujeres no es trivial, porque no se comparan trabajos en las mismas condiciones y de la misma duración, sino que se comparan cosas distintas.

Normalmente las preferencias de las mujeres se inclinan a destinar una mayor cantidad de tiempo al cuidado del hogar y de los hijos en comparación con los hombres, y la contracara de estas preferencias es una menor asignación de tiempo para trabajar en el mercado laboral. Esto se refleja en las estadísticas como menos horas trabajadas en promedio.

Desde ya esto no quiere decir que no existan mujeres que trabajan más que los hombres, pero tomando el promedio de todas las mujeres en Argentina, y sus horas trabajadas, se llega a esta conclusión.

Pero pese a todo esto, y aún midiendo los promedios salariales brutos entre hombres y mujeres, las brechas se reducen sistemáticamente en la mayor parte de las economías modernas y bajo un sistema de mercado, porque las mujeres se insertan cada vez más en el mercado laboral y destinan menos tiempo a otras tareas que antes hacían.

La diputada feminista y fanáticamente a favor del aborto por el espacio de Juntos por el Cambio, Silvia Lospennato, le compró todos los argumentos al kirchenrismo y a la izquierda, y defendió públicamente la existencia de la brecha de género en sus redes sociales contrariando el discurso de Javier Milei. 

La diputada ignora completamente que está comparando cosas distintas, y no presentó ningún trabajo serio en el que se estime una regresión entre ingresos y salarios controlando por la cantidad de horas trabajadas, los días trabajados y las distintas modalidades laborales. Lejos de ser un discurso “científico”, Juntos por el Cambio apeló al dogmatismo de la misma manera en que lo hacen el kirchnerismo y la izquierda. No adhiere a una postura favorable a la condena del “patriarcado” por una cuestión de evidencia, sino más bien por una justificación ideológica.

Argentina

Éxito de "Carajo": Desde su estreno, Luzu TV, Olga, Blender y Gelatina están preocupados por los bajos números de sus audiencias

Publicado

en

Desde el estreno del canal de streaming de derecha "Carajo", los canales conducidos por Nico Occhiato, Migue Granados, Pedro Rosemblat y Guillermo Aquino sufrieron una caída repentina en sus cifras diarias de Youtube.

Actualmente, la competencia por el rating no solo se destaca en la televisión tradicional, sino también entre los canales de streaming. Los nuevos medios online han desplazado a los formatos convencionales, y plataformas como YouTube han visto un nuevo aumento en su popularidad.

En Argentina, los programas de streaming fueron históricamente de izquierda, como por ejemplo los de Luzu TV, Olga, Gelatina y Blender. Sin embargo, en los últimos días se ha reportado una caída abrupta en sus cifras de audiencia, generando preocupación.

Con el estreno del streaming de derecha Carajo, se han producido bajas importantes en las cifras de visualización en los canales de izquierda. Según la cuenta de X "Ptc Recargado Rating", Luzu TV, que solía promediar 70 mil espectadores con el programa "Nadie dice Nada" conducido por Nico Occhiato, ha visto caer su audiencia a 45 mil visualizaciones en vivo.

Por su parte, en Olga, el programa "Soñé que volaba" con Migue Granados, que solía contar con 60 mil espectadores en vivo, ahora se mantiene en 30 mil visualizaciones.

Blender, con Guillermo Aquino y Tomás Rebord, que generalmente atrae entre 20 mil espectadores con "Escucho ofertas" o "Hay Algo Ahí", ha visto caer su audiencia a menos de 10 mil. Finalmente, en Gelatina, "Industria Nacional" con Pedro Rosemblat, que solía tener alrededor de 10 mil espectadores, ha bajado a menos de 5 mil visualizaciones. Estas caídas en las visualizaciones han generado una gran inquietud entre los creadores de contenido.

Por otro lado, el nuevo canal de streaming Carajo, ha tenido un éxito rotundo. “Vuelven los gordos que pusieron un presidente por Twitter”, anunciaron los miembros de La Misa de Dan en un tráiler para el lanzamiento del programa.

Este canal, que se estrenó el jueves 11 de julio, entra en la arena virtual con una fuerte inclinación hacia la derecha liberal, con críticas al kirchnerismo, y buscando competir con otros medios similares como Luzu TV, Olga, Blender, Neura y Eva, entra otros.

La transmisión en vivo, que es de lunes a viernes, comienza a las 19:00 con Toda, conducido por Caniggia, acompañado por Tomás Díaz Cueto y Melina del Piano. Su primera invitada fue Julia Scaglione, conocida como “Furia” de Gran Hermano. El estreno arrancó con 7 mil usuarios en vivo. La apertura incluyó una coreografía del conductor tocándose los genitales, rodeado de cuatro enanos vestidos de negro y con gafas de sol, en una oficina decorada con una gigantografía de Donald Trump y una bandera de Estados Unidos.

Caniggia, convencido de que las plataformas digitales superan a los medios tradicionales, afirmó: “La tele no va más, la nueva tele es el streaming”, y agregó: “Que la tele de un paso al costado porque su tiempo ya ha pasado”.

Durante el programa, el artista celebró el triunfo de Javier Milei en las elecciones presidenciales del año pasado: “Estoy muy contento de que ganó nuestro amigo El Peluca”, afirmó.

A las 21:00 comienza La Misa de Dan, conducida por el tuitero libertario “Gordo Dan”. En el anticipo en redes sociales, se promovió el programa diciendo que “van a poder ver y escuchar a un tipo que echó a un funcionario con sólo un tuit”, en referencia al despido de Fernando Vilella, el exsecretario de Agricultura.

Durante el estreno, el “Gordo Dan” estuvo acompañado por Mariano Pérez de Breakpoint, "Juan Doe", el "Gordo Pablo", "Piro" y el "Ruso", personajes libertarios conocidos en redes sociales.

Hicieron bromas sobre la actualidad, se burlaron de quienes critican su ideología y enviaron un “abrazo acreditado” a la periodista Silvia Mercado, quien denunció, según ella, no haber sido acreditada para cubrir eventos en la Casa Rosada por orden de la secretaria de Presidencia, Karina Milei.


Seguir Leyendo

Argentina

Fuego amigo: El antisemita y neonazi, Santiago Cúneo, dijo que Máximo Kirchner y Guillermo Moreno son una tragedia para el peronismo

Publicado

en

“No pueden ser una alternativa aquellos que pavimentaron la llegada de Milei”, afirmó el simpatizante de Hamas. Además, se refirió a la nueva camada que considera como renovación, y agregó: “El resto es un geriátrico político”.

El acercamiento entre Máximo Kirchner y Guillermo Moreno no pasó desapercibido para quienes ven al peronismo como una posible alternativa de poder frente a La Libertad Avanza (LLA).

Santiago Cúneo, un kirchnerista antisemita, neonazi, defensor del terrorismo palestino, y vende patria, fue uno de los primeros en expresar su fuerte rechazo a la posibilidad de que ese encuentro, realizado hace un par de semanas, pueda derivar en una propuesta competitiva contra el presidente Javier Milei, quien día a día tiene un aumento en su imagen positiva.

Es una tragedia que la imagen de lo que debería ser el peronismo vuelva a ser la imagen del deterioro, la precarización, la derrota, la desilusión, la falta de autocrítica y percepción de lo que debe ser un nacionalismo peronista del Siglo XXI”, afirmó Cúneo en diálogo con Infobae.

El periodista criticó la expresión “vamos a volver”, calificándola como una “metáfora lamentable”. “Aquí no hay que volver a nada, hay que empezar de nuevo”. Según Cúneo, el peronismo debe adaptarse al siglo XXI debido a la cuestión generacional: “El 60% del padrón electoral es menor de 40 años”.

Cúneo también ofreció una visión crítica del papel de Guillermo Moreno, afirmando que “Guillermo, que es mi amigo, está equivocado. Está confundido sobre lo que es su rol”. En este sentido, consideró que darle protagonismo a Máximo Kirchner es un error, ya que “niega la oportunidad de una reconciliación”.

El dirigente fue claro al asegurar que la estrategia política del Partido Justicialista en la última década, basada en la designación de candidatos por “dedo”, fue lo que llevó al partido al fracaso. “A lo largo del kirchnerismo, el dedo nos llevó al fracaso y trajo a Alberto Fernández y, en última instancia, a Javier Milei. Por eso, la apuesta de Moreno defrauda a todos aquellos que tuvieron expectativas, porque apuesta al dedo de Cristina”, concluyó.

Cúneo interpretó que la reciente reunión entre Máximo Kirchner, el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, y Guillermo Moreno responde a un apoyo que La Cámpora brindó para el acto celebrado en el estadio de Ferrocarril Oeste, el cual estuvo caracterizado por la poca cantidad de gente. “Lo están usando”, sostuvo Cúneo.

En su llamado a la renovación, el periodista destacó a quienes considera como la "nueva camada de dirigentes peronistas" que podrían "conectar" con el electorado joven que votó masivamente a Javier Milei en 2023. “Tenemos que empoderar a los menores de 50 años. Por ejemplo, Leonardo Nardini en la provincia de Buenos Aires, el intendente de Mercedes en San Luis, Maximiliano Frontera, Facundo Moyano, Fernando Gray. Hay una camada de jóvenes que representa una renovación del peronismo del siglo XXI y que tiene el desafío de conectar con una generación menor de 40 años, que pertenece a la era de la inteligencia artificial”, afirmó erróneamente el periodista.

En contraste, Cúneo criticó a los ex funcionarios del kirchnerismo, como Sergio Berni, Roberto Feletti y José Ignacio De Mendiguren. “Son una foto en color sepia. Los ancianos ilustres, los que reciben una jubilación miserable, finalmente no pueden ser representados por esos viejos dirigentes políticos. Es un geriátrico político. Nadie puede aspirar a que esa foto vuelva a gobernar”, concluyó.

En medio de las críticas, Santiago Cúneo afirmó increíblemente que el único con "autoridad" para plantear su postura dentro del peronismo es Sergio Massa, el ex ministro de Economía kirchnerista, que dejó al país al borde de la peor crisis de la historia. “Es el único que puede hablar, porque impidió que un gobierno fracasado y patético, con fiestas en Olivos mientras Cristina Kirchner votaba por el aborto, continuara”, sostuvo Cúneo.

El enojo de Cúneo se intensificó tras la divulgación de la cena secreta que mantuvieron hace unas semanas Máximo Kirchner y Guillermo Moreno. El diputado nacional y presidente del PJ bonaerense tuvo un encuentro reservado con el ex candidato presidencial, en el cual discutieron política, el peronismo, y la situación económica y la gestión del presidente Javier Milei.

El encuentro tuvo lugar antes del cónclave de economistas de diversas extracciones del peronismo promovido por Moreno. Según Moreno, quien afirmó haber tenido una “muy buena impresión” de Máximo Kirchner, el diputado estaba “muy bien, centrado, con ideas claras”.

Las fuentes cercanas a Kirchner aclararon que la reunión "no estuvo relacionada con cuestiones electorales", sino que se centró en política y economía. Según su entorno, el objetivo de la cena fue dialogar sobre cómo "enfrentar" al gobierno de Javier Milei y unificar acciones con diferentes sectores.

“Ellos se conocían porque Guillermo (Moreno) fue secretario de Comercio con Néstor y Cristina (Kirchner), aunque no tenían una relación personal. La cena fue una oportunidad para intercambiar ideas y opiniones, y tratar de definir líneas de acción frente a la gestión de Javier Milei”, detallaron los allegados al presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires.

La información que trascendió sobre la cumbre fue que fue “positiva” y no se descartó la posibilidad de que haya algún "nuevo acto" o "encuentro más público".


Seguir Leyendo

Argentina

El Gobierno de Milei encontró un esquema de corrupción en la Agencia de Discapacidad que desvió US$3.400 millones con pensiones truchas

Publicado

en

Las auditorías revelaron que había expedientes con graves irregularidades. Por ejemplo, se detectó que se otorgó una pensión por invalidez laboral utilizando la radiografía de un perro. El desvío de fondos fue del 40% sobre el monto anual destinado a pensiones no contributivas por discapacidad.

El Gobierno de Javier Milei denunció un esquema de corrupción del gobierno kirchnerista de Alberto Fernández, con un desvío de fondos a través de la facturación de prestaciones médicas falsas en la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), que podría ascender a un total de 3.400 millones de dólares.

Las nuevas autoridades del área, que pasó de depender de la Jefatura de Gabinete al Ministerio de Salud, estiman que “el desvío de fondos fue del 40% sobre el monto anual destinado a pensiones no contributivas por discapacidad”. Las irregularidades derivaron en una denuncia penal, que será ampliada, realizada por el director ejecutivo del organismo, Diego Spagnuolo, y es investigada por el fiscal federal Guillermo Marijuan.

Según el primer corte de auditoría realizado por los funcionarios de La Libertad Avanza, solo “el 7% de las pensiones por invalidez laboral cumplen con los requisitos establecidos”. La documentación que alimenta el expediente judicial tiene aristas que rozan lo inverosímil: en un expediente se aportó como prueba de incapacidad laboral una radiografía de un perro. “Lo que descubrimos es escandaloso”, calificaron desde la ANDIS.

“Tenemos la radiografía del mismo hombro roto en 157 expedientes. Tenemos radiografías bajadas directamente de Google. También tenemos constancias de análisis de laboratorios repetidos y hasta un certificado médico que acredita la supuesta dolencia del paciente que en teoría no podía trabajar por una incapacidad grave, que, en vez de describir la dolencia de la persona, reprodujo un poema de Arias Uriburu titulado ‘La Herida’. Ese es el diagnóstico médico que justificaba la documentación médica para el pedido de la pensión por invalidez”, describe un funcionario de La Libertad Avanza. “No había controles médicos en la ANDIS. Se aprobaban los expedientes sin una auditoría médica”, recalca.

"Estamos seguros de que entre el 30% y el 50% de las pensiones otorgadas durante los gobiernos kirchneristas serán dadas de baja después de una exhaustiva auditoría que abarca a todo el país”, afirman las autoridades de la ANDIS. Y enfatizan: “Se encontró un sistema de pensiones por invalidez laboral poco transparente, complejo de auditar y muy susceptible al fraude. Durante las gestiones anteriores, las pensiones fueron utilizadas como moneda de cambio para favores políticos, otorgándolas a personas que no cumplían con los requisitos de invalidez laboral o discapacidad”.

De los 2.559 casos auditados médicamente hasta el momento, solo el 7% (185) cumplen con los requisitos establecidos”, destaca la denuncia judicial. Esas pensiones “truchas” ya fueron dadas de baja. “El gobierno de Alberto Fernández armaba operativos para otorgar pensiones. Es escandaloso”, opinan los funcionarios, agregando que hay personas que llaman a la Agencia denunciando que son titulares de una pensión que nunca gestionaron.

Además de las pensiones mal otorgadas, Spagnuolo encontró otras irregularidades que poco tienen que ver con la asistencia a personas con discapacidad, como la contratación de artistas como Ignacio Copani, y gastos por más de 35 millones de pesos en “agasajos” e instalación de un gazebo y 20 remeras para la marcha LGTB+ del año pasado, por lo cual se abonaron $900.000.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, brindó detalles desde la Casa Rosada sobre la pesquisa iniciada en la ANDIS, la cual ya tiene su correlato en los tribunales de Comodoro Py.

Según los datos oficiales, entre 2003 y 2015, es decir, durante los corruptos gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, la cantidad de Pensiones no Contributivas por Invalidez Laboral aumentó de 80.000 a 1.050.000, “un número sin precedentes incluso en países que han sufrido guerras mundiales”, opinan desde la Casa Rosada.

El valor actual de la pensión es de $203.100. Durante el gobierno de Mauricio Macri, la cifra se mantuvo constante, pero durante la presidencia de Alberto Fernández, el número de beneficiarios volvió a ascender, alcanzando las 1.250.000 pensiones al 10 de diciembre de 2023.


Seguir Leyendo

Tendencias