Seguinos en redes

Hungría

Hungría aprueba penas más duras para pedófilos y prohíbe la propaganda LGTB en las escuelas

Publicado

en

El primer ministro Viktor Orbán sigue promoviendo su agenda conservadora y logró aprobar una ley que protege a los más chicos del lobby LGTB.

El Parlamento de Hungría aprobó este martes una ley destinada a combatir la pedofilia implementando penas más duras para los condenados por este tipo de delitos. La legislación también apunta a proteger a los más chicos de la educación sexual escolar destinada a promover la disforia de género.

El proyecto de ley ha sido aprobado por el partido de derecha gobernante Fidesz y ha sido respaldado por la formación opositora de derecha Jobbik, mientras que las formaciones de izquierda, entre ellas el Partido Socialista Húngaro, el partido Diálogo, la Coalición Democrática y los ecologistas del LMP, decidieron no participar en la votación.

Con 157 votos a favor y ninguno en contra, el primer ministro Viktor Orbán hizo valer su mayoría oy consiguió aprobar esta legislación:

  • Las penas por delitos de pedofilia tendrán cadena perpetua;
  • La posesión de pornografía infantil tendrá una pena de 20 años;
  • Se creará un registro nacional de infractores pedófilos accesible al público;
  • Se prohibirá la exhibición de contenidos que promuevan la homosexualidad y la reasignación de género a los menores de 18 años.
  • La televisión no podrán emitir películas o programas que promuevan contenido LGTB en horario infantil, antes de las diez de la noche.

El texto de la ley, identifica como un “delito contra los niños” mostrar contenido que le diga a los menores de 18 años que “es sano” hacer un cambio de género, o que “te hace más feliz ser homosexual“.
De esta forma, las clases de educación sexual pasarán a tener un contenido puramente anatómico, y se prohibirá que los educadores muestren videos donde también se da “educación amorosa“, y se promueve la homosexualidad. Varios casos así se viralizaron en escuelas de Budapest, la capital, y elevaron la preocupación del partido oficialista, que terminó aprobando esta ley para ponerle fin a los avances del progresismo sobre los más chicos.

Orbán, durante la votación de la nueva ley húngara.

Hungría

Viktor Orbán en Estados Unidos: Se reunió con Trump y habló ante un centenar de republicanos en el CPAC de Texas

Publicado

en

El primer ministro húngaro destacó la importancia de unir las agendas de la derecha americana y europea, y llamó a dar la batalla cultural en todos los ámbitos de la sociedad, no solo en la política.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, habló esta tarde en el CPAC de Texas, tan solo dos días después de reunirse con Donald Trump, en el hotel del ex presidente en Nueva Jersey.

En un video que subieron a Facebook, el mandatario húngaro llamó al líder republicano como un importante aliado de Hungría. “Ambos estamos comprometidos en la lucha contra la inmigración ilegal, con los impuestos bajos y, lo que es más importante, ambos estamos comprometidos con la paz”, agregando que el único antídoto contra la crisis económica bélica es la paz.

Pero la paz solo puede ser creada por líderes fuertes, por lo que es de nuestro interés que Estados Unidos sea fuerte”, explicó Orbán. Además, destacó que el dirigente americano respeta y valora a los húngaros: “Nuestra cooperación ha sido buena en el pasado y podemos esperar que lo sea en el futuro. Le deseo mucha suerte”.

Por su parte, Trump escribió en su propia red social, Truth Social sobre la reunión. “Es genial pasar tiempo con mi amigo Viktor Orbán, el Primer Ministro de Hungría. Discutimos muchos temas interesantes: pocas personas saben tanto sobre lo que está sucediendo en el mundo de hoy. También estábamos celebrando su gran victoria electoral en abril”.

Trump invitó al popular mandatario europeo a su finca en Bedminster (Nueva Jersey) y contó con la presencia del canciller húngaro Péter Szijjártó, el asesor ministerial Balázs Orbán, el parlamentario magiar Zsolt Németh, la delegada republicana Susie Wiles, el asesor de Trump Brian Jack y el director de comunicaciones del ex presidente Taylor Budowich.

Balázs Orbán, quien oficia de director político de la oficina del Primer Ministro, respondió a las críticas de los medios estadounidenses y abogó por una alianza entre los conservadores húngaros y americanos, en una carta publicada en Twitter.

Reaccionó a un video del conductor Fareed Zakaria de CNN, sobre el reciente discurso de Viktor Orbán en la Universidad de Verano de Tusványos, en el que lo acusó de racista. Según Balázs, el video fue “otro ejemplo más de los esfuerzos deliberados de los medios progresistas occidentales para difundir información errónea sobre Hungría”.

Viktor Orbán habló esta tarde en la nueva edición del CPAC en Texas, donde llevó al público lo que conversó en privado con Trump.

Estoy aquí para decirles que debemos unir nuestras fuerzas”, dijo Orbán. “Occidente está en guerra consigo mismo y hay una batalla ideológica por la civilización occidental”, explicó, y agregó que la puja de poder no se da solo en Washington si no que también en Bruselas, en referencia a la sede del gobierno de la Unión Europea.

La política no es suficiente”, sentenció. “Esta guerra es una guerra cultural. Tenemos que revitalizar nuestras iglesias, nuestras familias, nuestras universidades y nuestras instituciones comunitarias”.

Y cerró el discurso: “Todos los globalistas pueden irse al infierno. He venido a Texas porque aquí está el verdadero sueño americano y el verdadero pueblo americano”.

La Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el principal foro de la derecha estadounidense, comenzó este 4 de agosto con el discurso del primer ministro húngaro y terminará el sábado 6 con un discurso de Donald Trump en Dallas.

Orbán en Texas, bajo el lema “awake, not woke”.

Ambos entienden que no debemos ser controlados por corporativistas radicales o multimillonarios que piensan que no se puede confiar en que las personas comunes tomen sus propias decisiones”, dijo Matt Schlapp, organizador del CPAC, a The Hill en una declaración anterior.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, abrió el CPAC junto a Viktor Orbán, una emblemática condecoración a quien es uno de los pocos invitados extranjeros que tendrán la oportunidad de hablar en Dallas. De acuerdo con el periódico húngaro Magyar Nemzet, el discurso de treinta minutos que dio el mandatario se titula La forma en que luchamos (The way we fight).

Viktor Orbán ha defendido políticas conservadoras, a pesar de las fuertes críticas de los gobiernos de izquierda de la Unión Europea. Esas políticas están muy alineadas con la plataforma del Partido Republicano. En particular, en temas sociales y seguridad fronteriza”, dijo Andy Harris -congresista republicano por Maryland- al medio europeo.

El premier húngaro tiene razón en lo siguiente: las naciones deben proteger su identidad y sus fronteras. La civilización occidental se basa en valores judeocristianos, especialmente en lo que respecta al rol y a la importancia de la familia“, agregó el congresista de origen húngaro, cuyo padre emigró de Miskolc a Estados Unidos en la década de 1950, durante plena ocupación soviética.

La izquierda globalista simplemente no puede soportar que una derecha conservadora pueda gobernar y, más importante aún, gobernar con éxito. Esta es una amenaza fundamental para su visión del mundo que no tolera el pensamiento patriótico, los valores de la sociedad o la defensa del interés nacional.

Frente a un contexto internacional cada vez más perturbado por crisis económicas y conflictos bilaterales que amenazan con posibles nuevos enfrentamientos, urge la unidad y la colaboración entre los dirigentes derechistas comprometidos con la paz, la libertad y el bienestar general


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Economía

Hungría rechaza la agenda internacional de Biden y no aplicará el impuesto mínimo global a las empresas

Publicado

en

El Parlamento húngaro decidió rechazar la imposición de una tasa mínima corporativa del 15% como pretendía la agenda global de Biden y la Unión Europea. Hungría mantendrá firmemente su tasa impositiva en el 9%.

Hungría no se sumará a la agenda global impulsada por Janet Yellen y Joe Biden desde Estados Unidos, así como por la Unión Europea (UE). La Asamblea Nacional de Hungría emitió un decreto para rechazar terminantemente la adopción de la tasa mínima global para las empresas, a partir de la mayoría del partido derechista “Unión Cívica Húngara” de Víktor Orbán.

La tasa mínima global que se propone un piso con una alícuota marginal del 15% para grandes empresas, en particular multinacionales con ingresos anuales superiores a los US$ 750 millones.

Aunque para otros países la adopción de la normativa no implicaría ningún cambio práctico, para Hungría significaría un incremento impositivo notable porque actualmente aplica una tasa corporativa consolidada en el 9%, que se viene aplicando en ese país desde el año 2017.

Además, supondría un retroceso en la agenda del presidente Orbán, que rebajó la tasa impositiva para empresas en 10 puntos porcentuales como parte de su reforma tributaria de 2016. El Presidente se pronunció abiertamente en contra del aumento impositivo, y aseguró que su impacto recesivo es inoportuno en medio del delicado contexto mundial.

La tasa mínima global no está lista para su aplicación. El trabajo es lento y no se sabe cuándo se completará, pero tampoco se sabe cuál será su resultado final”, explicó Orbán frente al parlamento húngaro.

Desde el punto de vista del Partido Demócrata en Estados Unidos y la Unión Europea, la aplicación de una tasa corporativa mínima a nivel global fue ideada para limitar la pérdida de eficiencia y competitividad que generan las elevadas tasas aplicadas en estos países, un hecho que desincentiva el asentamiento de empresas multinacionales y puestos de trabajo. Se pretende trasladar parte del costo por ineficiencia desde los países con mayores tasas tributarias hacia aquellos que imponen tributos más bajos, en perjuicio de estos últimos.

Hasta antes de la reforma tributaria de Donald Trump, Estados Unidos aplicaba una tasa marginal máxima consolidada del 38% para empresas con un sistema progresivo y distorsivo, y fue rebajada al 21% a partir de 2018.

El presidente Biden pretende aumentar la tasa al 28%, un nivel similar al que aplican Alemania (29,9%), Francia (28,4%), Italia (27,8%), y Portugal (31,5%), que conforman los países de la UE con mayores tasas impositivas sobre las empresas.

El impuesto mínimo también fue propuesto para tratar de poner un freno a la tendencia internacional por la rebaja de impuestos. El aumento de la ineficiencia y la erosión de la competitividad provocaron una importante retracción de las tasas corporativas entre 1980 y 2021, como lo explica la base de datos de la Tax Foundation.

Hungría no aceptará el traspaso de ineficiencia desde otros países hacia el suyo, y el presidente Orbán aseguró que no habrá ningún cambio en la tasa marginal del 9% a pesar de cualquier presión internacional.  

Seguir Leyendo

Hungría

La derechista Katalin Novak asume como presidente de Hungría, la primera mujer de la historia del país

Publicado

en

La popular Ministra de la Familia asumió hoy como presidente de Hungría, con el respaldo de Viktor Orbán y ante el enojo de la oposición socialdemócrata.

Un mes antes de las elecciones generales en Hungría, que Viktor Orbán ganó comodamente por casi 20 puntos, el Parlamento húngaro tuvo sus propias elecciones internas, y el pasado 10 de marzo se eligió a Katalin Novák como la nueva presidente del país.

El cargo es principalmente ceremonial, ya que Hungría es una democracia parlamentaria que separa al jefe de Estado (presidente) del jefe de Gobierno (primer ministro), pero mantiene un importante poder de veto que si caía en manos de la oposición, podría haber bloqueado muchas de las reformas de Orbán.

Sin embargo, su oponente, el economista Péter Róna, apoyado por la Oposición Unida, no tuvo chances contra la popular ministra de la Familia y mano derecha de Orbán, quien con 137 votos ganó las elecciones dentro del Parlamento, y asumió este 10 de mayo como presidente.

Novák ha defendido los valores familiares tradicionales de Hungría en su mandato. Ella es la autora de múltiples leyes en favor de la familia en el país, que han ayudado a frenar la caída de la tasa de natalidad y han permitido un importante aumento de los ingresos familiares.

Entre otras cosas, durante su mandato, implementó recortes de impuestos y luego también subsidios a familias que tuvieran más de 2 hijos. También propuso programas de asistencia a madre solteras y fortaleció el sistema de adopción para evitar abortos.

El trabajo de Novák también se centró en terminar con el adoctrinamiento educativo en las aulas, ayudar a las madres solteras, promover la cultura húngara en las familias, y combatir la agenda LGBT.

Con respecto al adoctrinamiento LGBT en las escuelas, un tema con el que peleó toda su gestión, señaló que “los niños no deben recibir ningún tipo de propaganda en las escuelas, sino que deben ser protegidos y es trabajo del Estado hacerlo. Esto es lo que nos piden los padres húngaros: evitar que sus hijos se vean expuestos a influencias ideológicas en la escuela”.

La nueva presidente pronunció un apasionado discurso ante los parlamentarios previo a la votación, y les recordó la importancia de mantener la neutralidad política y la paz en la región, en un mensaje directo como respuesta a la invasión rusa a Ucrania.

Su antecesor, el exjefe de Estado Janos Ader, saludó a la nueva presidente en la entrada del Palacio de Sandor, residencia del máximo mandatario húngaro. Ader y Novák marcharon juntos por la alfombra roja hasta la entrada de la residencia, donde entraron juntos.

Novák ocupará un mandato de cinco años como presidente de Hungría, donde tiene el poder de bloquear leyes temporalmente, pedir la intervención de la Corte Suprema y convocar referéndums.

Seguir Leyendo

Tendencias