Seguinos en redes

Rusia

Quién es Elvira Nabiúllina, la principal asesora económica de Putin que recomendó el patrón oro y salvó el rublo

Publicado

en

La presidente del Banco Central de Rusia acompaña a Vladimir Putin desde su llegada al Kremlin. Sus políticas monetaristas han apaleado la inflación y esquivaron las sanciones de Occidente.

Tal vez la persona con más influencia en la economía rusa de todo el país, Elvira Nabiúllina dirige el Banco Central de Rusia desde 2013 y es la asesora personal en asuntos económicos de Vladimir Putin por lo menos desde el 2003.

A pesar de la rigidez de la economía de Rusia, más parecida muchas veces a la de un país tercermundista que a la de un país que es la segunda potencia militar más grande del mundo, quien ha estado tirando de los hilos desde la llegada de Putin al Kremlin ha sido una figura con una fuerte impronta liberal, como lo es Nabiúllina.

Poco se sabe de esta mujer antes de la caída de la Unión Soviética. Nació en la zona industrial de Ufá, donde vio de cerca cómo las políticas comunistas dañaron severamente el tejido de la sociedad. Viajó a la capital y se educó en Economía en la Universidad Estatal de Moscú, recibiéndose con honores en 1986.

Pero cuando cae el Muro de Berlín realmente empieza a construir su carrera política. Tras un breve paso por la Unión Industrial, alcanzó el rango de viceministra de Economía en 1997, en pleno gobierno de Boris Yeltsin.

Sin embargo, deja la actividad pública con la misma velocidad con la que llegó, y en 1998 se convierte en directora ejecutiva del Sberbank. Además, funda junto al economista Herman Gref el think tank Centro para el Desarrollo Estratégico de Russia (CSR), uno de los semilleros más importantes para las carteras de economía del gobierno de Putin.

Como directora de este think tank, Nabiúllina se convierte en el año 2000 en la asesora personal de Putin, y Herman Gref asume como Ministro de Economía de Rusia, por recomendación de ella. Ambos gestionan la transición de una economía soviética a una economía capitalista y globalizada.

Ella fue la responsable de que Rusia tenga un impuesto plano (flat tax) del 13% tras la llegada de Putin al poder. Esto no solo permitió reducir la evasión si no que fue el garante de un fuerte boom económico. A su vez, abrió el comercio al mundo y convenció a Putin de la importancia de mantener las industrias privadas y un Banco Central independiente.

En 2007, reemplaza a Gref como ministra de Economía y blanquea su posición cercana a Putin. Lamentablemente, en 2008 con la crisis financiera, Putin da marcha atrás con la apertura económica que venía defendiendo, y encarga a Nabiúllina llevar a cabo múltiples reformas con las que no estaba de acuerdo.

En 2012, Nabiúllina pega el portazo y abandona el Ministerio, y se mantiene un año entero fuera de la política, hasta que en 2013 regresa como Presidente del Banco Central, donde supuestamente Putin le promete independencia absoluta. Allí se ha mantenido en el cargo hasta la fecha.

La presidenta del Banco Central de Rusia nombra la principal lección de la  crisis del coronavirus - RT

La estrategia para revalorizar el rublo en plena guerra y asedio de sanciones

Tras la decisión de Putin de invadir Ucrania, la gestión de Nabiúllina en el Banco Central se ve afectada. El rublo se desplomó un 30% en un solo día y más de 45% entre el 24 de febrero (que empezó la guerra) hasta el 9 de marzo, cuando Putin empezó a aplicar las medidas que la directora del Banco Central le recomendó.

Nabiúllina es una experta en política monetaria, y rápidamente lo hizo notar. Primero, le recomendó a Putin atar el valor de los commodities que exporta Rusia al rublo, en vez de seguir pidiendo dólares.

Así, cualquier país que quiera adquirir gas o petróleo ruso debe ahora comprar rublos primero y luego usar esa moneda para comprar los hidrocarburos. Esto generó un shock de demanda que revalorizó parcialmente la moneda nacional rusa.

El siguiente paso fue darle un respaldo al rublo, y así lo hizo Putin. Por recomendación de Nabiúllina, ordenó que el Banco Central empiece a garantizar el cambio de 140.000 rublo por una onza de oro.

Este “patrón oro híbrido” implica que cualquier ruso puede ir con 140.000 rublos a cualquier banco en Rusia, y éstos deben entregarles por ley una onza de oro. Un sistema similar rigió en Estados Unidos entre 1946 y 1971, conocido como “Bretton Woods”. Según el decreto, tendrá vigencia hasta el 30 de junio.

Tipo de cambio dólar estadounidense a rublo.

La gestión de Nabiúllina al frente del Banco Central de Rusia

Bajo su dirección, el Banco Central ruso acumuló una de las mayores reservas de moneda extranjera y oro del mundo, lo que permitió implementar este sistema de tipo de cambio fijo con el oro.

Además, en su gestión de ya 9 años, tomó medidas contra bancos mal administrados o subcapitalizados (que Yeltsin dejó en manos de amigos cuando los privatizó) y llevó la inflación al nivel más bajo en la historia post-soviética de Rusia.

Los inversionistas extranjeros invirtieron miles de millones de dólares en Rusia desde la caída del Muro de Berlín, en gran parte porque confiaban en la mano dura de Nabiúllina.

Putin confía en ella, escucha siempre su opinión y defiende sus políticas monetaristas de contracción de oferta de dinero frente a otros funcionarios de gobierno que insisten con expandir el gasto público mediante emisión para financiar la guerra y reemplazar el agujero que dejó que hayan cortado a Rusia del acceso al crédito internacional.

Una gran parte de la razón por la que Putin decidió invadir Ucrania sabiendo que Occidente los asediaría a sanciones económicas es porque confiaba en que Nabiúllina sabría como salir aireosa, y hasta ahora, parece estar cumpliendo.

Rusia

Jefe de Inteligencia de Ucrania asegura que hubo un intento de asesinato contra Putin días después de ordenar la invasión

Publicado

en

El General del Ejército encargado de la inteligencia militar ucraniana dio una extraña entrevista donde reveló que una persona del Cáucaso intentó asesinar al presidente ruso hace 2 meses.

El mayor general Kirilo Budanovjefe de la Inteligencia de Defensa de Ucrania, confirmó en una entrevista para el medio Pravda que hubo un “intento fallido” contra la vida del presidente ruso en la región del Cáucaso días después de que Rusia invadiera Ucrania el pasado 24 de febrero.

Hubo un intento de asesinar a Putin”, dijo Budanov al medio. “Incluso fue atacado, se dice, por representantes del Cáucaso, no hace mucho tiempo”. El Cáucaso es una región entre los mares Negro y Caspio que comprende Armenia, Azerbaiyán, Georgia y partes del sur de Rusia, donde habría ocurrido el supuesto ataque.

Budanov dijo que el intento de asesinato “absolutamente fallido” tuvo lugar dentro del territorio ruso, y que tuvo como motivo el enojo de los países del Cáucaso. No lo dijo pero lo más probable es que el ataque habría sido perpetrado por un georgiano, cuyo territorio y soberanía también está bajo asedio ruso.

Repito, este intento no tuvo éxito”, continuó Budanov. “No hubo publicidad sobre este evento, en Rusia no se habla, pero les aseguro que se llevó a cabo”, aseguró.

No se tienen mayores detalles del hecho, y no hay más evidencia que la palabra del jefe de inteligencia de Ucrania. De todos modos, se especula que si Budanov sabe del ataque, es porque la SBU (agencia de seguridad ucraniana) o la HUR (agencia de inteligencia militar ucraniana) participaren de alguna manera u otra del ataque. La entrevista con Budanov se transmitirá en su totalidad el martes, en el medio Ukrainska Pravda, donde tal vez tendremos más información.

Tampoco sería el primer ataque contra su vida que sobrevive. En 2017, Putin le reveló al director Oliver Stone en las imperdibles “Entrevistas de Putin” que había sobrevivido al menos a cinco intentos de asesinato, pero afirmó que no estaba preocupado por su seguridad.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelénski, habló este lunes de manera virtual en el Foro Económico Mundial de Davos, donde pidió que se impusieran sanciones “máximas” contra Rusia y contra Putin

También pidió la prohibición total de las empresas de operar en Rusia mientras dure la guerra y aseguró que Ucrania necesita al menos 5.000 millones de dólares en financiación mensual para sobrevivir.

Así deberían ser las sanciones: deberían ser máximas, para que Rusia y cualquier otro agresor potencial que quiera librar una guerra brutal contra su vecino sepa claramente las consecuencias inmediatas de sus acciones“, dijo Zelensky a través de un traductor.

La cantidad de trabajo es enorme: tenemos más de medio billón de dólares en pérdidas, decenas de miles de instalaciones fueron destruidas“, completó Zelénski. “Necesitamos reconstruir ciudades e industrias enteras“, dijo, haciendo alusión al Plan Marshall que financió Estados Unidos para recontruir Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Seguir Leyendo

Rusia

Rusia ofrece venderle energía a Ucrania proveniente de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, tomada en combate

Publicado

en

La planta se encuentra en territorio ucraniano pero está bajo dominio ruso. Autoridades de Kiev denunciaron que Moscú prepara un referéndum en la región.

El vice primer ministro de Rusia, Marat Jusnulin, afirmó el miércoles que la Central Nuclear de Zaporiyia —en territorio ucraniano pero bajo dominio ruso— está preparada para suministrar energía a Ucrania siempre que Kiev esté dispuesto a recibirla y pagar por ella.

“La central nuclear se pondrá en marcha. Tenemos una amplia experiencia trabajando con plantas nucleares. Si Ucrania está preparada para recibir y pagar, entonces la central trabajará para ellos. Si no aceptan, trabajara para Rusia”, dijo en declaraciones durante una entrevista para el medio ruso TASS.

Respecto a la producción de energía en Zaporiyia, Jusnulin dijo que la energía nuclear es una de las más baratas del mundo y celebró que Rusia adhiera una central nuclear más a los 37 reactores que tiene en su territorio.

El vice primer ministro ruso viajó este miércoles a la ciudad ucraniana de Melitopol, cerca de la central nuclear de Zaporiyia, desde donde dio un discurso marcando las victorias en combate del Ejército ruso e ironizando sobre la energía que ahora le pueden vender a Ucrania.

“Es por esto que he venido aquí, para brindar la máxima asistencia y una oportunidad para la reintegración” afirmó el vice primer ministro, quien el martes ya visitó algunos puntos de la región de Jersón para abordar la recuperación económica tras los enfrentamientos entre tropas ucranianas y rusas.

La semana pasada, el asesor del ministerio del Interior de Ucrania, Vadym Deniseko, denunció que los ocupantes rusos recibieron órdenes del Kremlin para preparar un referéndum en las regiones de Jérson y Zaporiyia en los próximos meses, donde se les preguntará a los residentes si quieren permanecer en Ucrania o ser parte de Rusia.

Desde ya que si eso ocurre no se puede esperar que las elecciones sean libres, ambas regiones están bajo ocupación militar y el plebiscito estaría organizado por el mismo Ejército ruso. Pero sería la excusa perfecta para Putin para anexar el territorio, o a lo sumo dárselo a las pseudo-independientes Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Por su parte, el presidente de la administración militar regional de Jérson, Gennady Laguta, informó de que los ocupantes están recogiendo los datos personales de los residentes para las elecciones y expresó su convencimiento de que los habitantes de Jersón apoyan a Ucrania y no acudirán al referéndum.

La agencia Unian recordó que los rusos tiene previsto realizar un “censo” de la población en la región de Jérson, al igual que hicieron en la península ucraniana de Crimea, luego de ser anexada en 2014.

Seguir Leyendo

Rusia

Rusia se hace con el total control de la ciudad de Mariúpol, completando su asedio en la región del Donbás

Publicado

en

Fin del asedio en la acería de Mariupol: soldados del Batallón Azov fueron evacuados y fueron transportados como prisioneros a Rusia.

Después de semanas de resistencia, los soldados ucranianos del batallón Azov en una planta siderúrgica en Mariupol se han rendido. Esto marca el fin del conflicto en la importante ciudad y el total control de Rusia.

Este lunes, más de 260 combatientes ucranianos, incluidos 53 soldados gravemente heridos, fueron evacuados de Azovstal Iron and Steel Works , según confirmaron funcionarios ucranianos. Habían estado escondidos allí durante semanas, la última línea de defensa de la ciudad contra la invasión rusa.

Ahora, según los informes, los combatientes ucranianos fueron transportados al territorio controlado por Rusia como prisioneros, donde, según el vocero del Ministerio de Defensa de Ucrania, serán intercambiados por soldados rusos. 

Rusia ha dicho que tratará a las tropas “de conformidad con las respectivas leyes internacionales”, aunque algunos funcionarios rusos pidieron que los combatientes ucranianos sean juzgados como “criminales de guerra”, ya que estos soldados no son miembros cualquiera de las Fuerzas Armadas rusas, si no que son importantes figuras del Batallón Azov, ampliamente vinculado a tendencias neonazis y persecución y asesinato de ucranianos de etnia rusa y judía en la región del Donbás.

El día 82 de nuestra defensa está llegando a su fin”, dijo el lunes por la noche el presidente de Ucrania, Volodimir Zelénski, en un discurso en video. “Un día difícil. Pero este día, como todos los demás, está destinado precisamente a salvar a nuestro país y a nuestro pueblo”.

Quiero enfatizar: Ucrania necesita héroes ucranianos vivos”, agregó. “Este es nuestro principio. Creo que toda persona adecuada entenderá estas palabras”, concluyó.

Dentro del gobierno ucraniano, también están quienes piden juzgar a los soldados rusos prisioneros como criminales de guerra y no hacer ningún tipo de intercambio por los “héroes de Mariúpol” capturados este lunes.

Mariupol, en el Mar de Azov, era una ciudad portuaria de más de 400.000 habitantes antes de la invasión de Rusia, y uno de los centros más desarrollados de Ucrania.

La ciudad es una de las más importantes de la región del Donbás, que se ha convertido en el principal objetivo estratégico de Putin en su invasión del sur de Ucrania. Además, aprovecharlo fue fundamental para la propaganda del presidente ruso, Vladimir Putin, de que está tratando de “liberar” a los hablantes de ruso del control ucraniano

La ciudad ha estado bajo asedio ruso durante toda la guerra. Para finalmente tomarla, Rusia tuvo que destruirla casi completamente y vaciarla de su gente, matando a miles de civiles y convirtiendo a muchos del resto en refugiados.

Pero la resistencia de los combatientes de Ucrania en Mariupol ayudó a atascar las fuerzas y los recursos rusos, impidiéndoles lograr sus objetivos de guerra en otros lugares. “Consiguieron un tiempo muy valioso, desde un punto de vista táctico, para que las fuerzas ucranianas contraatacaran en otras áreas, se reagruparan y recibieran también armas adicionales de Occidente”, dijo Natia Seskuria, miembro asociada del Instituto Royal United Services.

Desde Mariúpol, Rusia podrá avanzar al resto del sur de Ucrania. Ahora pondrá sus ojos en la ciudad de Odesa para completar la invasión, y dejará a Ucrania sin acceso al mar.

La región del Donbás le quedan dos ciudades solamente bajo control ucraniano, la ciudad de Kramatorsk y Sloviansk. Putin, además, apuntará a recuperar la ciudad de Zaporizia, que había capturado pero luego tuvo que replegarse.

Ukraine latest: Uncertainty surrounds fate of evacuated Mariupol fighters -  BBC News
Seguir Leyendo

Tendencias