Seguinos en redes

Ucrania

Ucrania arrasa en la “Guerra de Información” contra Rusia gracias a una campaña sin precedentes de Zelénski

Publicado

en

Con su teléfono y décadas de experiencia en el mundo del espectáculo, el presidente de Ucrania ha vencido rotundamente a Putin en la guerra de propaganda.

La guerra en Ucrania ha puesto al mundo en una situación que no veía en más de una generación. La última vez que un Estado europeo le declaró la guera a otro Estado europeo había sido en la Segunda Guerra Mundial. Rápidamente, se demostró que el mundo de las redes sociales y los medios de comunicación era otro importante frente de batalla en la invasión rusa.

Pero a diferencia de la batalla militar, donde a pesar de la heroica resistencia ucraniana, Rusia tiene un poderío superior y es solo cuestión de tiempo para que cante victoria, esta “guerra de información” o “guerra de propaganda” la está ganando por goleada el presidente de Ucrania, Volodimir Zelénski.

La ex estrella de televisión y comediante se ha transformado en una fuente de inspiración y tal vez el líder europeo más popular del momento, elevando la moral de su pueblo en el momento más oscuro de su historia moderna.

Fotos suyas vestido de soldado (que no son de ahora si no de hace 8 meses) coparon las redes sociales, el video de la traductora alemana quebrándose en vivo mientras repite las palabras de Zelénski se viraliza en cuestión de minutos, sus videos hablando en las calles de Kiev después de una noche de combates son traducidos a todos los idiomas imaginables.

Zelénski no es nuevo en esto. Su experiencia en el mundo del espectáculo fue su principal herramienta en la campaña del 2019, donde le ganó al entonces presidente Petro Poroshenko por una diferencia de más de 40 puntos, y se nota que continúa con la misma estrategia en este nuevo desafío.

El líder ucraniano sabe cómo apelar a la pasión, empatía y demás emocioes de su audiencia, y ha calibrado una de las mejores, si no tal vez la mejor, campaña de propaganda de guerra de la historia. No hay un solo foro de internet que no comparta sus palabras, o que no divulgue un meme sobre él.

En la guerra de propaganda con Putin, un maestro del espionaje y de la manipulación de la información, Zelénski y su teléfono con cámara han resultado ganadores.

Su negativa a huir de Kiev ha pulido su leyenda. Según los rumores, que no tienen otra fuente que algún posteo en internet, le dijo a Joe Biden que necesitaba “municiones, no un viaje a Polonia” cuando el presidente de los Estados Unidos le sugirió que debería escaparse a Varsovia.

Pero la propaganda ucraniana no se detiene con Zelénski. Los medios no han tardado en publicar noticias falsas de un supuesto héroe del combate aéreo, el “Fantasma de Kiev”, que supuestamente abatió decenas de cazas rusos en los primeros días de la invasión. Este sujeto no existe, pero en cualquier foro o medio, desde Estados Unidos hasta Argentina, alguna publicación sobre este mítico personaje inventado por trolls en Twitter aparece.

Lo mismo ocurre con los videos de supuestos tanques rusos destruidos y abandonados en las calles de Kiev. La situación descrita puede ser real, pero el 90% de los videos que se han viralizado en los últimos días no lo son.

Analizando los videos mencionados, que no compartiremos para no contribuir a esta red de noticias falsas, se ven por ejemplo tanques rusos que fallaron en un ejercicio militar en 2018, o algún combate viejo en las calles de Crimea o el Donbás, sin relación a los enfrentamientos de estos útlimos 4 días.

Incluso clips del videojuego de guerra “ARMA 3″ han sido mostrados en noticieros de Argentina, México y España como imagenes reales del conflicto en Ucrania.

También se especula con que Magomed Tushaev, subcomandante del Ejército checheno, una de las repúblicas rusas más famosas por su brutalidad en el combate, fue abatido por tropas ucranianas en el segundo día de combate.

La fuente de esta información es supuestamente las propias Fuerzas Armadas de Ucrania, pero la realidad es que no hay un solo comunicado oficial que lo corrobore.

Pudimos rastrear la primera publicación de esto en redes sociales a la cuenta @ArmedForcesUkr, que si bien puede parecer la cuenta del Ejército ucraniano, la propia biografía aclara que es una “página no oficial”.

Es posible que Tushaev haya fallecido en los combates, pero no hay ninguna confirmación oficial sobre ello y es extraño que la muerte de un comandante tan importante no haya sido reportada. Por lo pronto, parece ser parte de la guerra de propaganda que Ucrania está ejerciendo para subir la moral de sus soldados, y derribar la de los rusos.

Lo que no hemos encontrado hasta el momento son videos reales del combate “cuadra por cuadra” en las calles de Kiev, que según reportes tanto del Ministerio de Defensa de Rusia como de Ucrania, vienen pasando en las noches del viernes y del sábado. Resulta extraño que videos de tanques rusos destruidos haya en todas las versiones y ángulos posibles, pero no haya ni un solo clip de fuerzas de defensa ucranianas disparando en las calles de Kiev.

Todo esto indica una fuerte intencionalidad en qué sale en las redes sociales y los medios de comunicación y qué no. Imagenes de brutales combates en las calles no apoyarían la imagen que Zelénski está tratando de evocar sobre Ucrania.

Por su parte Putin ha estado haciendo un terrible trabajo informativo. El único video que logró viralizar desde que comenzó la guerra fue un clip de la Embajada rusa en España, de una mujer con expresiones desagradables, sobre un fondo negro, explicando sin mostrar evidencia las “atrocidades” que Ucrania cometió contra los rusos en los últimos años y que por eso el Kremlin decidió invadir.

El video, que hace recordar a muchos al tipo de contenido que suele sacar el gobierno kirchnerista en Argentina o el gobierno del PSOE/Podemos en España, se viralizó más por lo mal editado que está, y la poca empatía que genera un discurso condescendiente que no convence a nadie.

Las famosas “granjas de trolls rusos” han sido vencidas por una maquinaria de propaganda que coordina Zelénski con un presupuesto prácticamente nulo, divulgando noticias falsas mezcladas con un ápice de verdad: la fórmula perfecta que hace que un mensaje se viralice en el siglo que vivimos.

Ucrania

Entrevista con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano que cuenta cómo es la situación de su país en medio de la guerra con Rusia

Publicado

en

Entre tanta fake news sobre la guerra con Rusia, tuvimos la oportunidad de entrevistar a un periodista ucraniano que vivió (y todavía vive) la guerra en primera persona.

Why would Russia invade Ukraine and what does Putin want? | News | The Times

Desde los primeros días de la guerra estamos informando acerca de la invasión rusa de Ucrania. Desde la redacción de La Derecha Diario tuvimos extremo cuidado en la publicación de muchas noticias, ya que el conflicto bélico dio lugar a una de las campañas de desinformación más grandes de los tiempos.

Estas fake news, que fueron usadas como herramientas políticas en el pasado pero hoy cumplen un nuevo rol en conflictos armados, vinieron indiscriminadamente tanto de Rusia como de Ucrania, por lo que se hizo muy difícil separar entre verdad y relato.

En este contexto, nuestro periodista brasileño Guilherme Ramos, logró ponerse en contacto con Fedor Popadiuk, periodista ucraniano del periódico online Pravda (Verdad Ucraniana), para hablar de su experiencia personal sobre lo que está pasando en el país europeo.

Fedor, que vive en Kiev, detalla su experiencia en la capital ucraniana. “Una semana antes de la guerra estaba bebiendo cerveza con unos amigos, y aunque hablamos de la guerra, nunca nos imaginamos que se terminarían tan rápido los tiempos de paz“, relata.

“Ahora podemos caminar más que en los primeros días de la guerra, pero a veces los cohetes rusos destruyen casas y matan a nuestra gente. La última vez fue hace una semana”, explicó en referencia a la retirada de tropas rusas del frente norteño.

“En Kiev, las sirenas no dejan de aullar y vivimos constantemente con el temor de que un cohete caiga sobre nuestra casa. Rusia no pudo tomar Kiev con su ejército, así que ahora están empezando a destruirla“, añade Fedor.

Fedor Popadiuk.

Fedor también habla de que las ciudades cercanas a la capital fueron destruidas. “Por lo que sabemos sobre Bucha, muchos civiles fueron asesinados y violados. Por ejemplo, mataron al padre uno de nuestros editores”, asegura.

Al hablar de por qué Putin decidió invadir Ucrania, Fedor cuenta que habló en su podcast con un politólogo ruso al respecto. “Entonces me dijo lo que ya habíamos entendido: Putin cree que el pueblo ucraniano no existe y que las fronteras de nuestro Estado son condicionales“, contó.

Según Fedor, desde el inicio de la Rusia moderna, que comenzó en 1991 tras la caída de la URSS, siendo Boris Yeltsin el primer presidente de Rusia propiamente dicho, Ucrania ha hecho todo por alejarse del país, y que el gobierno ruso está intentado recuperar su esfera de influencia.

Fedor cree que Putin ya poseía planes para apoderarse de partes de Ucrania desde el año 2000, habiéndose implementado a partir de 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea e inició una guerra en el Donbás. “Si no fuera por Rusia, todas las atrocidades que han pasado en el Donbás todo este tiempo podrían haberse evitado“.

El periodista dice que no cree que el líder ruso tuviera el plan de invadir toda Ucrania, pero que este plan se desarrolló muy activamente en los últimos dos años. “Esto fue acompañado de una acumulación de fuerzas en la frontera, represiones dentro de Rusia, bombeando a la gente con propaganda“, dice Fedor.

El periodista comentó el discurso del presidente Putin del 25 de febrero, en el que calificó al presidente Zelensky y a sus ministros de “banda de drogadictos y neonazis, que se han instalado en Kiev y toman como rehén a todo el pueblo ucraniano“. Según Fedor, “parece que el propio Putin se creyó su propaganda“.

“Y eso explica por qué la blitzkrieg no se produjo. Putin pensó que los ucranianos recibirían a los soldados rusos como liberadores. Pero los ucranianos los consideran ocupantes. Rusia nunca ha entendido a Ucrania“, añade Fedor.

Cabe recordar que el territorio de la ucrania soviética fue el foco de los mayores genocidios de la historia. En la década del ’30, antes de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, Stalin ordenó la expropiación de los ricos campos de Ucrania, y se los entregó a jerarcas del Partido Comunista.

Esto llevó a una de las hambrunas más fuertes de la historia, pero Stalin redobló la apuesta y se llevó los pocos recursos producidos a Moscú, dejando a los ucranianos a su merced para que se mueran de hambre.

Las tropas rojas sitiaron Kiev y otros importantes centros urbanos, y dejaron que ciudades enteras se mueran de hambre. Este genocidio fue conocido posteriormente como Holodomor, y dejó 7 millones de ucranianos muertos, sea por hambre, ejecuciones sumarias, enfermedades o incluso canibalismo.

Desde entonces, cualquier intento por asimilar las nacionalidades ucranianas y rusas ha sido en vano, y la población ucraniana desarrolló un fuerte rechazo por los dictaminados de Moscú.

Fedor asegura que ahora los ataques de Rusia han consolidado a toda Ucrania, y que muchos ciudadanos que nunca se habían preguntado qué significa ser ucraniano, y qué diferencias fundamentales hay con el ser ruso, ahora lo entienden.

Preguntado por la labor del presidente ucraniano Volodimir Zelénski, Fedor contó que cuando llegó a la presidencia, la “parte activa de la sociedad civil” lo criticó duramente y que “su entorno perdió el sentido de la realidad”, con medidas políticas y económicas que nunca tuvieron sentido.

Pero, según el periodista, después de las acciones realizadas por Zelénski en el contexto de la guera, gran parte de los que lo criticaban ahora lo admiran.

Está aquí en Kiev. Está constantemente en contacto con los ciudadanos. Él, junto con su cuerpo diplomático, está dando grandes pasos: logró sanciones históricas, ayuda de los socios, el llamamiento a la Unión Europea”, asegura Fedor. “Así que lo que Zelénski está haciendo ahora es digno de respeto, aunque no todos lo apoyemos políticamente.

“Como también bromeamos en Ucrania, Putin se creía el mayor estratega de la tierra, temido por los líderes mundiales, que quería devolver las “tierras históricas” en un día. Pero el capitán del equipo KVN de la ciudad de Krivoy Rog le jodió los planes“, añade Fedor.

Klub Vesyólykh i Nakhódchivykh (KVN), algo así como el “club de gente divertida e ingeniosa“, es un concurso televisado en el que Zelénski actuaba como cómico. A veces jugaban al fútbol y él era el capitán del equipo.

Una de las razones por las que Putin atacó ahora a Ucrania fue porque Joe Biden mostró debilidad, especialmente cuando los talibanes se apoderaron de Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses en el país afgano.

Ante esta pregunta, Fedor asegura: “Podría ser una de las razones. Pero no estoy seguro de que sea la única y principal“, dice Fedor. “Si has escuchado el discurso de Putin antes de reconocer Luhansk y Donetsk, has oído cuántas palabras ha dedicado a Ucrania. Es una fijación enfermiza. Si no hubiera retirada de tropas de Afganistán, habría algo más. Era una cuestión de tiempo“, añade Fedor.

Ucrania no forma parte de la OTAN, pero se considera un “país asociado” desde la década de 1990. El periodista afirma que el gran objetivo de formar parte de la alianza era protegerse de las amenazas de Rusia, algo que finalmente ocurrió mientras el resto del mundo se hacía los desentendidos.

Ahora deberíamos ingresar a la OTAN“, explica. “Porque es Ucrania la que se enfrenta ahora a uno de los mayores ejércitos del mundo. Y lo hace con bastante éxito”, dice el periodista.

“Los sentimientos son diferentes, por supuesto. Por suerte o no, una persona se adapta a todo. Incluso para la guerra, las sirenas constantes, los lanzamientos periódicos de cohetes en las casas, las muertes de personas que conozco”, cuenta sobre las diferencias entre los primeros días de la guerra y ahora, después de 2 meses de batallas.

“Ahora no está el miedo que había al principio de la guerra. Pero eso es solo porque vivo en Kiev. Las personas en Kharkov, Nikolaev, Mariupol, Gulyai Pole, que son bombardeadas todos los días, se sienten de manera diferente. También lo son las personas que viven en los territorios ocupados”, añade Fedor.

Y ahora hay más confianza en ganar. Una vez más, el precio de esta victoria es grande y terrible: miles de ucranianos asesinados”, concluye.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Ucrania

Rusia anticipa que quiere conectar el Donbás con Transnistria y Zelenski advierte: “Ucrania es solo el principio”

Publicado

en

El Comando Militar Ruso hizo claras sus intenciones de conquistar todo el sur de Ucrania, y la guerra podría llegar hasta el este de Moldavia.

Este fin de semana, el vicecomandante del Distrito Militar Central ruso, Rustam Minekayev, informó que Moscú tiene como objetivo militar conquistar todo el sur de Ucrania, uniendo la región de Donbás con la región separatista de Moldavia, Transnistria.

Ante esta noticia, el presidente ucraniano, Volodímir Zelénski, alertó que la ofensiva del Kremlin contra su país “es solo el principio” y que Putin está planeando ocupar otros países, en referencia principalmente a Moldavia.

Todos los países que, como nosotros, creen en la victoria de la vida sobre la muerte tienen que luchar con nosotros. Tienen que ayudarnos, porque estamos en primera línea. ¿Quién va a ser el siguiente?“, se preguntó Zelenski en un mensaje compartido en sus redes sociales.

La región del Donbás contiene a las auto-proclamadas República Popular del Donetsk y República Popular de Lugansk, que Rusia reconoce como independientes, y Transnistria es una región que también se auto-proclamó independiente y desde 1992 está ocupada por una “fuerza de paz” rusas que nunca se fueron.

Este territorio que se desprendería de Ucrania podría ser anexado completamente por Rusia, o podría convertirse en una zona buffer entre los países aliados a la OTAN y la misma Rusia.

La ruta descrita por el comandante ruso se asemejaría a trazar una U al mapa de Ucrania, desde el este bajando al sur y cruzando al suroccidente. De lograrlo, la presencia militar rusa bloquearía a los ucranianos sus salidas al mar.

Si este es el objetivo final de Rusia en esta guerra, todavía le queda un largo trecho por cumplir. La región del Donbás todavía no está completamente en manos rusas: le hace falta avanzar más allá de la ciudad del Donetsk al norte, y tomar total control de la ciudad portuaria de Mariúpol, al sur.

Además, tras completar la conquista de Jérson, las tropas rusas deberán dirigirse a Odesa, una ciudad que hasta el momento no ha tenido mayores incursiones, y luego subir hasta Transnistria para conectar con el enclave en territorio moldavo.

Cabe aclarar que Moldavia tampoco es parte de la OTAN y una invasión a este país tampoco constataría un avance sobre la alianza del Atlántico, por lo que es una presa fácil para el Kremlin.

Con este nuevo objetivo, Rusia ha desistido en sus ataques a Kiev y otras ciudades que se ubican al norte del país. Valiéndose de esto, Zelenski utilizó sus redes sociales para transmitir un mensaje positivo sobre la “vuelta a la normalidad” en algunos puntos del país.

Todo indica que muchas actividades empezarán a reanudarse en la capital, como las escuelas, comercios esenciales, clínicas y demás. Sin embargo, los esfuerzos de Kiev, según confirma el propio gobierno, están puestos en evacuar por completo la ciudad de Mariúpol, totalmente sitiada por las tropas rusas.

La viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, adelantó que “si todo va según lo planeado“, esta evacuación masiva podría concretarse este mismo lunes. “Hoy trataremos nuevamente de evacuar a mujeres, niños y ancianos“, explicó.

El alcalde de Mariúpol, Vadim Boichenko, quien según Rusia ya no tiene más poder para ejercer su cargo ejecutivo, dio el anuncio para que se lleve a cabo una “total evacuación” de la ciudad del sudeste, que está prácticamente tomada por los rusos y donde la única resistencia ucrania está en la acería de Azovstal. En esa fábrica también hay al menos 1.000 civiles, según las autoridades ucranianas.

Seguir Leyendo

Ucrania

Zelénski se pasea por las calles de Kiev con mandatarios del G7 y empieza a declararse ganador de la guerra

Publicado

en

Aunque Rusia todavía mantiene una clara ventaja en la guerra, tuvo que retirar el bloqueo a Kiev y esta semana el mandatario ucraniano recibió a sus homólogos del Reino Unido y la Unión Europea.

El presidente Volodimir Zelénski se encuentra tal vez en el mejor momento desde que empezó la guerra en Ucrania. Después de casi un mes de asedio ruso a la capital, Kiev, el Ejército de Rusia ha retrocedido y la ciudad no se encuentra más rodeada.

Esto ha permitido que mandatarios del G7, como Boris Johnson (Reino Unido) o Ursula Von der Leyen (Unión Europea) viajen a Kiev, se paseen por las calles y hagan una demostración de fuerza contra Putin.

Se desconoce por qué Putin ha reducido la intensidad del asedio. Las Fuerzas Armadas rusas están lejos de su máxima capacidad en la invasión, y por las primeras maniobras registradas parecía que Rusia quería ocupar la ciudad de Kiev.

Los objetivos de Putin son claros: quiere la anexión de la región del Donbás, lo cual podría declarar hoy mismo según como se encuentra el teatro de la guerra, pero también quiere forzar a Ucrania a firmar un compromiso a no ingresar ni a la OTAN ni a la Unión Europea, lo cual parece cada vez más lejos.

El viernes, Zelénski recibió en Kiev a Von der Leyen, presidente de la Comisión Europea, y juntos viajaron a la ciudad de Bucha, junto a un grupo de investigadores forenses que fueron a determinar si Rusia cometió allí un crimen de guerra o no.

La ciudad cercana a Kiev fue uno de los escenarios más sangrientos desde que comenzó la guerra, y tras fuertes combates en las calles, Rusia bombardeó la ciudad y retiró sus tropas.

Zelénski le mostró las casas y las rutas completamente destruidas por el asedio. Von der Leyen pegó un grito (algo forzado frente a las cámaras) cuando exhumaron cuatro cuerpos de una fosa común, donde las autoridades ucranianas dicen que las fuerzas rusas dejaron a cientos de civiles tras asesinarlos a sangre fría.

El sábado, Zelénski recibió a Boris Johnson en la capital, una enorme demostración de fuerza contra Rusia. En su visita, recorrieron las calles de Kiev, donde el mandatario ucraniano les mostró algunos de los sectores donde resistieron el asedio ruso.

En una conferencia que dieron luego, el primer ministro británico prometió que le enviaría vehículos blindados y misiles antibuques a Ucrania, en lo que será la mayor transferencia de armamento militar en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

“Gracias al decidido liderazgo del presidente Zelénski y al invencible heroísmo y el coraje del pueblo ucraniano, los monstruosos planes del presidente ruso Vladimir Putin han sido desbaratados”, dijo cantando victoria Boris, y celebró la resistencia ucraniana contra la invasión rusa como “la mayor hazaña del siglo XXI”.

El asesor presidencial ucraniano Andriy Sybiha destacó que “el Reino Unido es el líder en el apoyo a la defensa de Ucrania” y alabó a Boris como “el líder de la coalición antiguerra, el líder de las sanciones al agresor ruso”, un comentario que no fue bien recibido en la Casa Blanca.

Seguir Leyendo

Tendencias