Seguinos en redes

Alemania

¿Hacía falta una guerra? Alemania anuncia que aumentará la producción de gas y deja atrás la agenda verde

Publicado

en

En una sesión extraordinaria del Parlamento, el canciller Olaf Scholz anunció que abandonaría la posición extremista respecto al medio ambiente para enfocarse “en la seguridad nacional”.

La guerra en Ucrania lleva tan solo 4 días pero ya ha generado profundos cambios en Europa, y especialmente en Alemania. El país extremadamente dependiente del gas ruso, un 60% de su matriz energética se abastece de Rusia, se dio cuenta de su vulnerable posición frente a una situación como la actual.

Este domingo por la noche, el canciller socialista Olaf Scholz, anunció que “Alemania entra en una nueva era“, en una sesión extraordinaria del Bundestag que convocó para informar de las “reformas estratégicas” que decidió impulsar.

Entre otras cosas, ordenó iniciar la construcción de dos nuevas plantas de producción de Gas Natural Licuado en suelo alemán, algo que va en dirección contraria a lo que había prometido en campaña y a la agenda que su partido viene sosteniendo hace 20 o 30 años. Las terminales de GNL se ubicarán en Brunsbuettel y Wilhelmshaven.

El actual gobierno, compuesto por el Partido Socialdemócrata (SPD), el Partido Verde (Grüne) y el Partido Demócratico Liberal (FDP), había firmado en su proclama de alianza que impulsaría un fuerte impuesto al carbón y al gas, para decinsentivar su uso, con vistas de prohibir completamente su producción para 2030. Todas estas propuestas han quedado “suspendidas”.

“Los acontecimientos de los últimos días nos han demostrado que una política energética responsable y con visión de futuro es decisiva no solo para nuestra economía y el medio ambiente, si no también es decisiva para nuestra seguridad”, dijo Scholz.

El Canciller alemán también anunció no solo que promoverían la producción de gas en suelo alemán, si no que ordenará crear una reserva de gas nacional con fines estratégicos para afrontar “por lo menos 1 año de demanda”.

Debemos cambiar de rumbo para superar nuestra dependencia de las importaciones de proveedores de energía individuales”, explicó, entrando en razón después de décadas de los partidos de derecha diciéndole tanto al gobierno de Merkel como de los socialistas que las políticas verdes llevarían a esto. “Haremos más para garantizar un suministro de energía seguro para nuestro país”.

La realidad es que la implementación de energías renovables, aunque prometedoras, todavía no son capaces de generar lo suficiente para abastecer más del 30% de la energía del país, a pesar de los miles de millones de euros que Alemania puso en subsidios.

Otros anuncios de la “nueva era alemana”

Otra política de Merkel cuestionada por sus opositores es que a pesar de ser uno de los principales líderes de la OTAN, nunca en sus casi 20 años de gobierno pagó el 2% del PBI que requiere la membresía a la organización militar.

Merkel llegó a pagar algunos años menos del 0,5%, y en promedio contribuyó con el 1% del PBI en todos los años de gobierno. La situación empezó a cambiar cuando llegó Trump a la Casa Blanca en 2017, quien en su primera reunión le exigió que implemente un plan de 4 años para llegar al 2% requerido. Para 2021, Merkel estaba pagando el 1,53%.

Scholz, en su anuncio al Parlamento, aseguró que la política de desfinanciar su contribución a la OTAN se había terminado, y a partir del 2024 Alemania pagará exactamento el 2% de su PBI en Defensa a perpetuidad.

Esto vendrá acompañado de un fondo estratégico de 100.000 millones de euros que solo se podrá utilizar en tiempos de emergencia por conflictos bélicos, como hay actualmente en Europa del Este.

Alemania

Cambian una dictadura por otra: Alemania firma acuerdo de gas con Qatar luego de quedarse sin suministro de Rusia

Publicado

en

En medio del Mundial, el gobierno de Scholz cerró un acuerdo con Qatar para garantizar la exportación de gas a partir del año 2026 y con vigencia por hasta 15 años. En vez de producir localmente, Alemania busca reemplazar el gas proveniente de Rusia con importaciones qataríes.

Alemania continúa en la búsqueda de nuevos socios comerciales para reemplazar el suministro energético ruso de manera definitiva. La administración de Olaf Scholz terminó de negociar un acuerdo con la empresa estatal Qatar Energy, para garantizar el bombeo de 2.700 millones de toneladas de gas natural licuado al año.

El acuerdo llevaba varios meses de negociación entre los países y finalmente tendrá vigencia sólo a partir del año 2026, con una duración de 15 años a partir de entonces. También se involucra a la empresa estadounidense Conoco Phillips que entregará el gas a Alemania.

La demora en las negociaciones se debieron a la reticencia de Alemania para firmar acuerdos de largo plazo. El ministro de Economía Robert Habeck justificó esta posición por los “objetivos climáticos de largo plazo” aún en medio de la peor crisis energética que atraviesa el país en décadas. 

Constituye una de las muchas medidas adoptadas para conseguir abaratar los precios domésticos de la energía, y aminorar la variación del índice de precios mayoristas sobre este segmento.

En la misma línea, el Gobierno alemán aprobó la reactivación temporal de centrales eléctricas sostenidas en base a petróleo y carbón, y extendió la finalización de los contratos para el funcionamiento de las últimas tres plantas nucleares que aún permanecen operativas en el país. 

Sin embargo, lo cierto es que la operación no involucra una cantidad significativa para el suministro a la demanda anual de Alemania. Cada año el país consume cerca de 100.000 millones de metros cúbicos de gas natural, por lo que el acuerdo con Qatar solo cubriría el 2% del total a partir de 2026.

El suministro de gas ruso alcanzaba a cubrir hasta el 50% de la demanda alemana hasta antes del estallido de la guerra en Ucrania, y se vio progresivamente deteriorado hasta su agotamiento definitivo en el mes de agosto. Aún hace falta la apertura de muchos más mercados y nuevos socios comerciales como para poder reemplazar a Rusia como el ex-principal proveedor de energía. 

Seguir Leyendo

Alemania

El Canciller Scholz anunció la expropiación de la filial de Gazprom en Alemania

Publicado

en

El Gobierno socialdemócrata estatizará las operaciones del gigante energético ruso Gazprom dentro de Alemania, a fin de evitar la quiebra del proveedor e incrementar el control del Estado sobre uno de los mercados energéticos más importantes de Europa. 

La agenda de nacionalizaciones se ramificó por las economías europeas tras el estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. El Gobierno socialdemócrata de Olaf Scholz anunció la expropiación de Securing Energy for Europe GmbH (SEFE), la subsidiaria local del gigante energético Gazprom. Esta empresa concentra y administra la mayor instalación de almacenamiento de gas de Alemania.

El Estado alemán desembolsará la suma de hasta 255 millones de euros para adquirir la empresa, el equivalente a 233 millones de dólares. De esta manera, el Gobierno obtendrá la participación total de la empresa energética y se convertirá en su único accionista, no habrá lugar para inversores del sector privado. 

La empresa constituye uno de los principales proveedores energéticos para el mercado alemán, uno de los más grandes de Europa. Las autoridades determinaron que la nacionalización se justifica por la “seguridad del suministro de gas”, y de esta manera se concluye con la segunda gran nacionalización en solo 3 meses.

Cabe resaltar que el Gobierno socialista expropió la empresa Uniper en septiembre de este año, debido a las tamañas dificultades financieras que enfrentaba por la guerra. Uniper había desempeñado un rol preponderante como inversor para el proyecto Nord Stream II, completamente boicoteado por el conflicto bélico. 

En este último el Estado tomó hasta el 99% de la participación accionaria de la empresa de gas más importante del país. La operación involucró un monto de 500 millones de euros. 

Uniper es un pilar central del suministro energético alemán, el Gobierno se hará cargo de alrededor de 99% de Uniper”, confirmó el ministro de Economía Robert Habeck.

Para ambos casos, no solo serán asumidos importantes costos para adquirir y recapitalizar las empresas, sino que también se asumirán las pérdidas operativas que resultan del shock por la guerra. La recapitalización tendrá un costo de 8.000 millones de euros para el caso de Uniper. 

Alemania sigue la misma estrategia que adoptó la administración de Emmanuel Macron en Francia tras el anuncio por la expropiación de Electricité de France (EDF), la principal empresa de generación de electricidad en el país. 

Seguir Leyendo

Alemania

Alemania posó en protesta por la decisión de la FIFA de no permitir usar cintas LGBT: Perdieron un partido histórico contra Japón

Publicado

en

La selección germana parece estar más enfocada en lo político que en lo futbolístico, y se notó: perdió por 2-1 contra Japón, que venía de un pésimo desempeño en las eliminatorias de Asia.

Japón superó a Alemania por 2-1 gracias a los goles de Ritsu Dōan y Takuma Asano, en un resultado impensado para los nipones que venían de un pésimo desempeño en las eliminatorias. Con este resultado, el equipo que dirige Hajime Moriyasu se ubica primero del Grupo E con 3 puntos.

El seleccionado japonés tuvo que dar vuelta el resultado, ya que a los 30 minutos tras un penal pateado por Gündoğan quien puso el marcador 1 a 0 a favor de los Germanos. Pero en el Segundo Tiempo, se lo vio apagado a Alemania y quedó físicamente lejos del desempeño de Japón.

Doan puso el 1-1 y poco después, Asano marcó el 2 a 1 final, dando un batacazo parecido al de los saudíes con Argentina este martes.

Este resultado poco tuvo que ver con lo futbolístico. Nadie puede dudar que Alemania es un equipo que supera en todos los aspectos al seleccionado nipón, sin embargo, no pudo aguantar el resultado y terminó perdiendo bien.

En Alemania ya están criticando a los jugadores por estar más enfocados en cuestiones políticas que en lo futbolística, lo que quedó muy claro en la apertura del partido, cuando los 11 germanos posaron con las manos tapando sus bocas en protesta por la decisión de la FIFA de cancelar la campaña “One Love”.

Las asociaciones del fútbol de nueve países (Holanda, Francia, Inglaterra, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Noruega Suiza) habían lanzado la campaña “One Love“, para que los capitanes de los equipos utilicen un brazalete con los colores de la bandera LGBT en vez de la cinta tradicional de capitán.

La FIFA había dado el visto bueno en septiembre, pero el gobierno de Qatar expresó su enojo y después de que Francia se bajara de la campaña, el presidente de la asociación del fútbol mundial, Gianni Infantino, anunció que no se permitiría el uso de las cintas multicolor en territorio qatarí.

La Selección de Alemania, que tiene los ojos puestos en enviar mensajes políticos y resistir las leyes retrógradas de Qatar en vez de jugar al fútbol, pensó en un primer momento no presentarse a jugar el partido contra Japón.

Finalmente se presentaron pero rechazaron sacarse la foto con la bandera de Qatar o de la FIFA y en su lugar posaron tapándose la boca. Además, el capitán alemán, el arquero Manuel Neuer, se colgó una cinta blanco y negro, pero con el logo de la campaña “One Love” y una frase que dice “No a la discriminación“.

De hecho, al principio del partido, uno de los árbitros se acercó al arquero y chequeó cuál era el brazalete que tenía puesto, y preguntó por comunicador si tenía que amonestarlo. Pero finalmente le dijeron que no lo amoneste, ya que si bien tenía el logo de la campaña, no tenía la bandera multicolor de la comunidad LGBT.

Seguir Leyendo

Tendencias