Seguinos en redes

Austria

Crisis en Austria: renuncia el derechista Sebastián Kurz por presión del Partido Verde

Publicado

en

Investigado por haber utilizado fondos públicos para lograr una cobertura positiva de los medios en la elección del 2017, Kurz abandona el gobierno luego de que sus socios verdes amenazaran con forzar unas elecciones anticipadas si no lo hacía.

El conservador austríaco Sebastián Kurz, quien llegó a lo más alto de la política de su país con tan solo 31 años y se convirtió en uno de los líderes de la derecha más importantes de Europa, renunció este sábado en medio de una investigación por corrupción contra su gobierno.

Una fiscalía vinculada a la oposición empezó esta semana a investigar al partido de Kurz, el ÖVP, por sospecha de haber usado fondos gubernamentales para pauta oficial a cambio de una cobertura mediática favorable, entre ellas, la difusión de encuestas truchas que lo ubicaban en primer lugar.

Esta malversación de recursos públicos habría ocurrido entre 2016 y 2018, cuando Kurz pasaba de ser Ministro de Relaciones Exteriores a Primer Ministro (Canciller) y líder del partido, en mayo de 2017.

Según la fiscalía, se publicaron artículos elogiosos y encuestas de opinión favorables a Kurz a cambio de la compra de espacios publicitarios por parte del Ministerio de Finanzas, en ese momento en manos de los conservadores.

Si bien el ÖVP tenía pensado cerrar filas y desestimar estas acusaciones, su aliado de gobierno, el izquierdista Partido Verde, presionó internamente esta última semana para que Kurz demitiera. Finalmente, amenazando con romper la coalición de gobierno e ir a elecciones en medio de este escándalo, el Canciller dimitió y le dejó su lugar al actual Minsitro de Relaciones Exteriores, Alexander Schallenberg, su mano derecha.

Lo que necesitamos ahora son condiciones estables“, dijo Kurz a los periodistas en Viena. “Entonces, para resolver el estancamiento, quiero abrir paso para evitar el caos y garantizar la estabilidad“. El ahora ex Canciller volverá a sus tareas legislativas, y asegura que se quedará como líder del oficialismo en el Parlamento austríaco, un rol de suma importancia en la política del país.

El extraño gobierno austríaco

En mayo del 2017, Austria dio el giro a la derecha más grande de su historia democrática con la llegada al poder de Sebastián Kurz, quien había logrado formar una coalición entre el centroderechista ÖVP y el derechista FPÖ (de Heinz-Christian Strache). Este gobierno tenía como objetivo cambiar completamente la política en el país, bajando impuestos, cerrando las fronteras a los refugiados islámicos, achicando el Estado y fortaleciendo la cultura nacional.

Sin embargo, en 2019 un video de Strache y otros funcionarios del FPÖ salió a la luz donde se los veía pidiéndole apoyo económico a una mujer que decía estar vinculada con el gobierno de Vladimir Putin. Finalmente se demostró que esta mujer no tenía ningún vínculo con la política rusa y se cree que fue todo armado por Kurz para sacarse de encima a Strache, quien estaba subiendo en las encuestas y parecía que lo destronaría en las próximas elecciones.

El llamado “Escándalo Ibiza” resultó en la quiebra del gobierno de derecha, ya que Kurz se negó seguir gobernando con los del FPÖ y llamó a elecciones anticipadas.

Esas elecciones fueron un fracaso, y la izquierda creció considerablemente. Negándose a formar gobierno con el FPÖ, Kurz terminó aceptando una coalición con el Partido Verde, de extrema izquierda ecologista. Los verdes habían obtenido un magro 14% contra casi 40 puntos de Kurz, por lo que no tendrían mucho poder en el gobierno.

Pero con el pasar de los meses, los verdes usaron la Vicecancillería, el Ministerio de Justicia, el de Salud y el de Medio Ambiente para crecer considerablemente, y hoy son una fuerza importante de la política austríaca, con el poder incluso de vetar al Canciller.

Austria

Austria suspendió la vacunación obligatoria contra el Covid y eliminó el pase sanitario

Publicado

en

Se revisará la decisión en 3 meses pero por ahora el gobierno de Karl Nehammer no exigirá más la vacunación contra el Covid-19.

El gobierno conservador de Karl Nehammer, a pesar de haber sido uno de los más duros en cuanto a restricciones sanitarias por la pandemia, anunció el pasado 10 de marzo la suspensión de la inoculación obligatoria contra el Covid-19.

De esta manera, por decretó eliminó las multas asociadas a no estar vacunado y eliminó el pase sanitario, en base a un informe de una comisión de expertos que considera que “no hay razones para ponerla en marcha debido al carácter leve de los contagios de la variante Ómicron y la ausencia de una cuarta ola”.

Austria había sido el primer país europeo en aprobar la vacunación obligatoria contra el Covid por una ley que pasó por el Parlamento. Sin embargo, desde que entró en vigor el 1ro de febrero, Nehammer dio la orden de no controlar su cumplimiento ya que se estaba en un periodo de transición y mucha gente todavía no había podido vacunarse.

Cualquier persona mayor de 18 años que no se vacunara a partir del 15 de marzo, debía empezar a pagar una multa mensual de 3.600 euros. Por suerte, triunfó la cordura y el Ministerio de Salud no aplicará esta sanción.

Según el decreto publicado la semana pasada, la ley no se deroga si no que queda “suspendida”, y el gobierno volverá a revisar la situación epidemiológica en tres meses para decidir si se deroga completamente o se pone en funcionamiento.

La ministra de Asuntos Constitucionales, Karoline Edtstadler, tras una reunión del Consejo de Ministros, precisó que ante la variante Ómicron del SARS-CoV-2, la inoculación obligatoria no responde al principio de “proporcionalidad” entre “los beneficios que aporta a la sociedad” y las limitaciones a las libertades individuales que exige la Constitución.

Al mismo tiempo, defendió la ley recientemente sancionada, que de momento no se abolirá, sino que permanecerá suspendida hasta nuevo aviso. “Nos permite reaccionar de forma rápida e inmediata ante el virus, porque no sabemos qué más tiene planeado el virus para nosotros”, dijo.

Seguir Leyendo

Austria

Austria impondrá desde febrero la vacunación obligatoria forzada a los mayores de 18 años

Publicado

en

Así lo anunció el domingo pasado el canciller Karl Nehammer. Será el primer país del continente en imponer la medida y habrá elevadas multas para aquellos que no cumplan la normativa. 

A pesar del intenso debate sobre forzar la vacunación en la población, que no llegó a ningún consenso en el Parlamento, el mandatario del gobierno coalicionista entre conservadores y ecologistas comunicó la medida el pasado domingo, convirtiendo a Austria en pionero al implementar esta medida. 

“Como estaba previsto, vamos a hacer que la vacunación sea obligatoria a principios de febrero”. No estar vacunado será un “delito” con “sanciones” financieras de entre 600 y 3.600 euros. 

“Es un proyecto sensible” pero “conforme a la Constitución”, dijo Nehammer. El gobierno prevé una “fase de adaptación” hasta marzo para los que se resistan a la norma. 

En Austria, el 72% de la población cuenta con el esquema de vacunación completa, cifra que no parece ser suficiente según los “especialistas” del gobierno austriaco. 

No obstante, el pasado sábado más de 27.000 personas se manifestaron en la capital, oponiéndose a la medida por ir en contra de las libertades individuales. Se espera que las protestas continúen durante las próximas semanas.

Seguir Leyendo

Austria

El derechista Karl Nehammer se convierte en Canciller de Austria y promete ir contra la inmigración y las cuarentenas

Publicado

en

Tras un escándalo de corrupción que envolvió al gobernante Partido Popular, Austria llega al tercer canciller en dos meses, ahora con un importante giro a la derecha.

El ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer, fue juramentado como Canciller de Austria este lunes en una ceremonia en el Palacio Hofburg de Viena, tomando el mando de un gobierno en plena crisis política, y convirtiéndose en el tercer mandatario del país en menos de tres meses.

Ahora se enfrenta a la tarea de intentar liberar al gobierno de coalición de la mancha de meses de agitación política y escándalo y de crear condiciones propicias para terminar con la crisis política que amenaza con elecciones anticipadas.

La llegada de Nehammer se dio tras la renuncia de Sebastian Kurz como líder del partido oficialista ÖVP y su retiro de la política. Anteriormente, había dimitido como Canciller en octubre en medio de un escándalo de corrupción que vio sus oficinas registradas en una investigación policial.

La salida de Kurz del mundo político disparó la renuncia del centrista Alexander Schallenberg como Canciller y dejó un fuerte vacío de poder, que fue rápidamente ocupado por Nehammer, quien hace años estaba tratando de llegar al mando del Ejecutivo.

Austria: Karl Nehammer sworn in as new chancellor | News | DW | 06.12.2021
Karl Nehammer siendo juramentado por el presidente Alexander Van der Bellen

Nehammer representa el ala más de derecha del ÖVP, y había sido nombrado por Kurz en enero del 2020 al frente del Ministerio del Interior para controlar la fuerte crisis migratoria que estaba azotando a Europa. Al frente de esta cartera, apoyó a Kurz para que adopte una postura de línea dura contra la inmigración.

Si bien había logrado controlar la inmigración durante la pandemia, la reciente “guerra híbrida” que está propiciando Bielorrusia y Turquía contra la Unión Europea desbarató todo el modelo migratorio austríaco, y Nehammer tendrá el difícil desafío de solucionar tanto la crisis política a lo interno como la incipiente crisis migratoria.

El flamante canciller también prometió lograr un consenso en la sociedad respecto a las restricciones sanitarias por la pandemia. Si bien Kurz había tenido una postura relativamente laxa respecto a las cuarentenas, en dos meses Schallenberg impuso duras restricciones y trató de hacer obligatoria la vacuna.

Las políticas de Schallenberg generaron profundas divisiones en la sociedad, y las manifestaciones en contra del pase sanitario no tardaron en llegar. Nehammer deberá establecer una política sanitaria que satisfaga tanto a los pro como los anti cuarentena.

Por el momento, terminó la cuarentena general que había impuesto Schallenberg, pero mantiene el pase sanitario, que restringe las libertades civiles de los no vacunados. De todos modos, asegura que todavía está analizando qué decisión a largo plazo tomará.

Seguir Leyendo

Tendencias