Seguinos en redes

España

Alberto Núñez Feijóo, a un paso de convertirse en el nuevo presidente del PP

Publicado

en

La oscura figura de Galicia, viene gobernando hace 13 años con puño de hierro a la comunidad y ahora tendrá la oportunidad de extrapolar esa forma de hacer política a PP Nacional.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, fue proclamado este jueves como candidato único a la Presidencia del Partido Popular, y será elegido como el sucesor de Pablo Casado en el Congreso extraordinario que se celebrará los días 1 y 2 de abril en la ciudad de Sevilla.

Así lo confirmó el presidente de la Comisión Organizadora del Congreso del PP, Esteban González Pons, quién además señaló que Feijóo es el único candidato que cumple con los requisitos del Reglamento, algo extraño porque Isabel Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid , también parecería cumplir con los requisitos.

Sin embargo, luego de la guerra entre Ayuso y Casado, los “barones del PP”, como se suele llamar a las autoridades del histórico pero estropeado partido español, no quieren saber nada con ninguno de los dos, y Feijóo es una suerte de candidato de la reconciliación. 

En los últimos días, los afiliados de distintas ciudades españolas recibieron mensajes convocándolos a apoyar al nuevo líder del PP en clara señal de unidad y, al mismo tiempo, conseguir el apoyo suficiente para desalentar a cualquiera que quiera competir a último momento. Lo cierto es que, sin candidatos competidores, Feijóo será proclamado candidato sin necesidad de primarias, pero el Congreso sí tendrá que votar la lista de nombres con la que acompañe su propuesta para presidir el partido.

Por su parte, el gobernante PSOE busca tener acercamientos con el PP en vista al cambio de la presidencia del partido para lograr acuerdos convenientes, pero hasta el momento sin éxtio. De hecho, Feijóo se distanció rápdiamente de Sánchez y manifestó que los socialistas no van a indicarle al PP con quién pueden o no acordar, en referencia a las presiones de Sánchez a Casado para impedir el acuerdo del PP con VOX en Castilla y León.

En cuanto a VOX, Feijóo ha dado libertad a los presidentes autonómicos para gestionar sus pactos regionales con el partido de derecha, pero mantiene la postura que había anunciado Casado que no habría pacto a nivel nacional para llegar al Palacio de la Moncloa. “El PP no es lo mismo que VOX. El PP nunca ha sido antiautonomista, euroescéptico y populista”, manifestó en una reciente entrevista.

Así mismo, Feijóo se ha comprometido a hacer con el PP lo que, a su juicio, no logró Pablo Casado: “Reconstruir una mayoría de centroderecha“. 

El gobernador de Galicia controla la Comunidad con mano de hierro desde 2009. Si bien ha sido promotor de la baja de impuestos, y de políticas para promover el turismo, el sector agroganadero y la industria electrointensiva, tiene una larga lista de denuncias de corrupción en su contra, además de cortejar con el separatismo gallego y una adhesión total a la Agenda 2030.

Es una figura que no se sabe cómo hará para dirigir un partido nacional, ya que se ha dedicado las últimas dos décadas a construir un búnker impenetrable en Galicia. Si replica lo mismo en el PP Nacional, los populares podrían entrar en una nueva era de “feijoísmo” por varios años.

Cabe mencionar que en los últimos días, Feijóo criticó a Sánchez por la serie que protagonizará desde la Moncloa. “Me imagino que eso no es lo que esperan los españoles. No se lo merecen“, señaló. Con los problemas que enfrenta el país, lo último que desean los españoles es “verlo en un reality show“, dijo.

La larga trayectoria de Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo (Ourense, 1961) es licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela. En 1991, Feijóo comenzó su carrera política como Secretario General Técnico de la Consellería de Agricultura, Gandería e Montes; y, tres meses más tarde, accedió a la Consellería de Sanidade e Servicios Sociais con el cargo de Secretario General hasta 1996, una suerte de Ministro de Salud y Desarrollo Social para la comunidad de Galicia.

Es en 1996 cuando Feijóo se trasladó a Madrid para formar parte del Gobierno popular de José María Aznar, en el que fue nombrado Secretario General de Asistencia Sanitaria en el Ministerio de Sanidad Nacional hasta el año 2000.

Asimismo, durante esta etapa, también tuvo la presidencia del Instituto Nacional de la Salud (INSALUD), donde empezó a crear sus kioscos y sus búnkeres con militantes propios.

Entre 2001 y 2003, el popular ejerció la dirección de la sociedad estatal de Correos y Telégrafos. Después, regresó a Galicia, ostentó el puesto de consejero de Política Territorial, Obras Públicas e Vivenda, y un año después -en 2004- se convirtió en Vicepresidente Primero de la Xunta de Galicia (vicegobernador).

Lo cierto es que en Galicia lleva ganando cuatro legislaturas seguidas con mayoría absoluta, y es una persona que ha sabido cómo construir su propia militancia y cómo conservar la simpatía de los gallegos. Como siempre se dice de estas figuras, en Galicia lo que más respetan de Feijóo es su inclinación hacia la gestión por encima de las imposiciones ideológicas

Pero quizás sea conveniente recordar que en su libro “Políticamente indeseable”, la diputada derechista del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, lo describe a Feijóo como un “barón blando”, y explica que la campaña que lo llevó al poder en Galicia en 2009 fue una guerra sin cuartel “donde no midió los sacrificios ni las formas, considerando que el fin justifica los medios“. 

España

Insólito: Joe Biden retira a ETA de la lista de organizaciones terorristas en el mundo

Publicado

en

La agrupación terrorista vasca todavía tiene fuerte influencia a través de su rama política EH Bildu y sus líderes siguen libres y viajan constantemente a Cuba y Venezuela.

El gobierno demócrata de Joe Biden ha decidido retirar a ETA (Euskadi Ta Askatasuna) de la lista de organizaciones terroristas en el mundo, en una decisión que ha despertado el enojo de muchos españoles, especialmente del partido político VOX.

El secretario de Estado Antony Blinken notificó por escrito al Congreso el pasado viernes sobre la retirada de ETA del listado, y se espera que en las próximas semanas su nombre sea oficialmente eliminado de la Lista de Organizaciones Terroristas (“FTO“, por sus siglas en inglés Foreign Terrorist Organizations), la recopilación más precisa del mundo de este tipo de agrupaciones.

Si bien ETA ya no está más en acción, su eliminación de la lista provocará que muchos juicios que quedan pendientes no tendrán el apoyo internacional que solían tener, lo cual perjudica las acciones de las víctimas en su lucha por aclarar los brutales crímenes que este grupo ha cometido en el pasado.

ETA es un grupo separatista de ideología comunista que aboga por la independencia de la nación vasca, en el norte de España. Desde su creación en 1958, la agrupación es responsable de 864 asesinatos, de los cuales 355 fueron civiles, entre ellos 22 niños.

Su objetivo militar fue la “construcción de un Estado socialista en Euskal Herria“, un territorio imaginario que comprende las actuales Comunidad Vasca y Navarra en España, y Basse-Navarra, Labourd y Soule, en Francia.

Tras la muerte de Francisco Franco en 1975 y la vuelta a las democracia, ETA aprovechó la retirada de las Fuerzas Armadas del poder para afianzar su postura guerrillera y entre los años ’80 y ’90, cometieron una masacre tras otra, asesinando a policías, soldados, políticos, jueces, empresarios, profesores, periodistas y todas sus familias, lo cual le ligó el ingreso a la FTO en 1997.

La agrupación terrorista declaró un alto al fuego en 2010, después de dejar un baño de sangre en España y un País Vasco más español que nunca, y terminó de desmovilizarse en 2018.

Sin embargo, sigue habiendo fuertes simpatías por el accionar del ETA, especialmente entre la llamada izquierda abertzale, con partidos que reivindican su accionar y tienen una fuerte influencia en la política vasca y nacional, como el EH Bildu.

Las razones dadas no tienen en cuenta que ETA, como tal, su marca, nunca se ha disuelto y que los sucesivos “escenarios” que montaron, entrega de armas (no todas), solemnes declaraciones de abandono del terrorismo, no tenían otro fin que allanar la legalización del que fuera su “brazo político” para que pudiera actuar con plena libertad. Por otra parte, una pequeña escisión, ATA, se mantienen activa aunque, de momento, sin ningún peligro conocido.

El Departamento de Estado mantenía, en su informe de 2019, durante el gobierno de Trump, a ETA como organización terrorista extranjera que operaba en España y Francia. El reporte indicaba que esta agrupación se mantenía activa políticamente, ayudando a Cuba y Venezuela a hacer lobby en España.

Incluso por estar en la lista, ese mismo año, Estados Unidos le impidió viajar a Arnaldo Otegui, líder del EH Bildu, a La Habana para asistir a un homenaje a Fidel Castro. Las autoridades estadounidenses no permiten sobrevolar su espacio aéreo a personas que pertenezcan a agrupaciones que estén la la FTO.

Según la información que ha publicado la agencia AP, Biden también pretende eliminar en la misma modificación a la agrupación japonesa Aum Shinrikyo, el grupo judío radical Kahane Kach y dos grupos islámicos, el Consejo de la Shura de los Muyahidines de Derna y Al-Gama’a al-Islamiyya.

Seguir Leyendo

España

Preocupación en el Gobierno español porque Puigdemont estaría buscando apoyo militar ruso para la independencia de Cataluña

Publicado

en

El ex presidente de la Comunidad catalana que debió exiliarse tras declarar la independencia de Cataluña, todavía busca impulsar la secesión y tendría el apoyo de Rusia, bajo la garantía de 10 mil soldados rusos.

Todas las alarmas saltaron esta semana en España, luego de que una mega-investigación internacional conjunta entre El Periódico de Catalunya, el medio italiano Il Fatto Quotidiano y varias organizaciones de investigación periodística y transparencia como Bellingcat y el OCCRP, revelaran una serie de negociaciones entre el ex-presidente secesionista de la Comunidad de Cataluña, Carles Puigdemont, y altos mandos del Kremlin.

Según se logró averiguar, 5 años atrás, el 26 de octubre de 2017, el diplomático ruso Nikolay Sadovnikov viajó a Barcelona, capital catalana, en un vuelo procedente de Moscú, se reunió en secreto con Puigdemont, y regresó a su país de origen dos días después, prácticamente sin rastros de su visita.

Mientras estuvo en Cataluña, particularmente el 27 de octubre, Puigdemont anunció la Declaración Unilateral de Independencia, logrando aprobar en el Parlemento local la secesión de España, proclama que duró literalmente 5 minutos cuando el Gobierno Nacional ordenó la intervención de la Comunidad, y el entonces gobernador se exilió al extranjero.

Según detalla Electomanía, medio que cubrió la noticia, el representante ruso se comprometió a apoyar a Cataluña militarmente, enviando 10.000 soldados para forzar la independencia de manera unilateral, y económicamente con subsidios a la industria local en el primer año de la separación y préstamos para pagar la deuda catalana con Occidente.

Por su parte, Puigdemont se habría comprometido a poner en marcha un sistema de resguardo de activos en criptomonedas, probablemente alojando en tierras catalanas servidores de criptomonedas de millonarios y políticos rusos, entre otros amigos de Putin y el Kremlin.

La investigación recopila información de hace casi cinco años, pero su publicación ahora no es casualidad. Según varios reportes, la invasión de Rusia a Ucrania y la pseudo-guerra fría que se está iniciando con la OTAN han llevado al Kremlin a revisar nuevamente estos planes.

Si bien Puigdemont fue arrestado el año pasado en Italia, donde permanecía exiliado, quedó en libertad antes de ser extraditado. Además, el presidente Pedro Sánchez indultó a 9 líderes del intento independentista catalán, y la Comunidad todavía es gobernada por un ferviente independentista, Pere Aragonés. Por lo que la estrategia todavía podría servir.

El portavoz del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Felipe Sicilia, exigió a Puigdemont que explique y brinde detalles acerca de esta información. Pero a pesar de sus dichos, Sicilia se desligó de confirmar que el encuentro realmente ocurrió, afirmando que si bien el Gobierno está investigando la denuncia, todavía no tiene ninguna información precisa que lo pruebe.

Sin embargo, según los medios investigadores, las evidencias sobran. Ese mismo 26 de octubre en el que habría llegado el diplomático ruso, el dirigente del partido ultra-independentista CDC, Víctor Terradellas le envió un mensaje por WhatsApp a Puigdemont diciéndole que “a las 5 viene el emisario de Putin”.

El CDC, Convergencia Democrática por Cataluña, es un partido que a pesar de su tendencia separatista, tiene una ideología más bien conservadora, a diferencia de los demás partidos separatistas que son de extrema izquierda comunista, y mantiene una estrecha relación con el gobierno de Putin.

Terradellas, amigo y aliado de Puigdemont, era el Secretario de Relaciones Internacionales del CDC y habría sido el nexo con el Kremlin. En los whatsapp, se ve que esa tarde le dijo a Puigdemont que estaban reunidos con Sadovnikov. Minutos después, Puigdemont los invitó a los dos a la residencia oficial.

El Periódico de Catalunya amplió la noticia, y reveló que Terradellas viajó a Moscú el mismo día que Puigdemont anunciaba la fallida independencia de Cataluña. Terradellas no fue solo, sino que junto a un misterioso empresario catalán ligado a Rusia de nombre Jordi Sardà Bonvehí, quien habría sido el contacto entre el propio Terradellas y el diplomático ruso.

Por su parte, el medio español Crónica Global, que también participó de la masiva investigación, reportó unas declaraciones de Terradellas en las que concluye que Puigdemont se reunió una segunda vez con emisarios del gobierno ruso tras la proclama independentista. De todas formas, no dejó claro ni la fecha, ni el lugar, ni si las reuniones fueron con el mismo emisario.

Otra importante incógnita que aún permanece sin esclarecer es el chat de WhatsApp entre Terradellas y Bonvehí, que probaría una continua comunicación con delegados diplomáticos rusos hasta mayo de 2018, varios meses después de que la independencia haya sido aplastada por el Gobierno Nacional.

Esto podría ser resuelto en los próximos días, mientras Terradellas continúa siendo interrogado junto a varios otros investigados por un caso de desvío de fondos de la comunidad autónoma hacia el CDC, caso relacionado a la trama rusa.

Los WhatsApp de Terradellas y Bonvehí que demuestran los contactos con  Sadovnikov hasta mayo de 2018 | El Periódico de España
Víctor Terradellas.

Como es sabido, la DUI fracasó estrepitosamente, terminando con la ambición secesionista del PDeCat y seguramente espantando a los operadores rusos. Puigdemont tuvo que huir a Bélgica donde pidió asilo político, y estuvo varios años prófugo hasta que finalmente el año pasado fue atrapado en Italia y arrestado. Fue procesado por rebelión y malversación de fondos públicos, y puesto en prisión preventiva, pero salió en libertad antes que pueda ser extraditado a España.

Actualmente la situación legal del líder catalán es delicada. Él asegura ante las cortes internacionales que tiene inmunidad legal por ser diputado en el Parlamento Europeo por el partido Lliures, que casualmente es una coalición de varios partidos, entre ellos el CDC de Terradellas.

El Tribunal General de la Unión en 2021 dejó sin inmunidad a Puigdemont, pero bajo la recomendación de que no sea detenido. Actualmente, solamente España pide por su detención y si bien todavía tiene problemas cada vez que viaja entre países europeos, ninguno parece dispuesto a extraditarlo.

Incluso, Puigdemont tiene en agenda visitar España en las próximas semanas, ya que fue citado a declarar en el caso de espionaje de Pegasus y tendría inmunidad para entrar y salir del país en calidad de testigo.

En el viaje exprés, el líder independentista no podrá, en teoría, visitar Barcelona, ya que está citado para un juzgado en Madrid, pero lo que quiere es una foto con Pedro Sánchez, y quien sabe, reunirse con sus punteros políticos para discutir un nuevo plan secreto con los rusos.

Seguir Leyendo

España

Inspirado por el fallo de SCOTUS para derogar el aborto, VOX busca una sentencia similar del Tribunal Constitucional en España

Publicado

en

VOX, un sector del PP y las organizaciones antiaborto apelan a la demorada sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley Zapatero, para derogar la despenalización del aborto sancionada en 2010.

La decisión filtrada de la Corte Suprema de Estados Unidos que restringiría el acceso al aborto envalentonó a la derecha española. Apenas trascendió que los jueces estadounidenses van a revocar el fallo de 1973 que despenalizó el aborto, VOX y la Conferencia Episcopal comenzaron a agitar la idea de un cambio en la legislación española.

Sin preludios, la diputada derechista Lourdes Méndez pidió esta semana al Tribunal Constitucional que revisara la “Ley Zapatero“, legislación que impulsó el entonces presidente socialista José Luis Zapatero en 2010 para despenalizar el aborto en toda España..

Méndez, militante del Opus Dei, contó con el respaldo del portavoz parlamentario de VOX, Iván Espinosa de los Monteros, y también de Enrique Benavent, obispo de Tortosa y presidente de la influyente Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, quien aseguró que todo “político cristiano” tiene la obligación de enmendar o derogar las leyes que atentan contra la vida.

En España, el aborto recibió su primera desregulación con la famosa “Ley de lo Supuestos“, aprobada en 1985 durante el gobierno del también socialista Felipe González. La ley despenalizaba el aborto bajo tres supuestos: riesgo grave para la salud física o mental de la mujer embarazada (supuesto terapéutico), violación (supuesto criminológico) y malformaciones físicas o psíquicas en el feto (supuesto eugenésico), y fue aceptado por todas las fuerzas políticas como un consenso generalizado.

Pero en 2010, Zapatero sorprendió a todos enviando una ley al Congreso para despenalizar el aborto siguiendo una lógica de plazos. Con la aprobación de la “Ley Zapatero”, el aborto quedó despenalizado hasta las 14 semanas, en sintonía con las normas de otros países europeos.

Sin embargo, 13 de las 50 provincias nunca practicaron un aborto en los últimos doce años, es decir, desde que la ley promovida por Zapatero entró en vigor, ya que esta permite la objeción de consciencia.

En Huesca, Teruel (Aragón), Ávila, Palencia, Segovia, Soria, Zamora (Castilla y León), Cuenca, Guadalajara, Toledo (Castilla-La Mancha), Cáceres (Extremadura), Ceuta y Melilla no ha habido un solo hospital o centro de salud que haya decidido hacer un aborto legal en todos estos años.

Desde el año pasado, la ministra de Mujeres e Igualdad, Irene Montero, está presionando para enviar al Congreso una nueva ley de abortos que obligue a los centros de salud a proveer por lo menos una persona dispuesta a practicar un aborto, además de obligar a las provincinas a crear un registro de médicos objetores.

Montero también quiere restituir a las menores de entre 16 y 17 años la prerrogativa de abortar sin autorización de sus padres o tutores, como impuso el PP durante el gobierno de Mariano Rajoy.

Pero mientras el gobierno busca expandir la práctica, el aborto puede haber encontrado un obstáculo en el Tribunal Constitucional, que desde 2010 ha dejado en suspenso una resolución sobre el recurso presentado por el PP para derogar nueve artículos de la Ley Zapatero.

El presidente de la máxima corte, Pedro González Trevijano, admitió que la demora era inexplicable, si bien sigue postergando una decisión final. Lo que pasa es que el magistrado Enrique Arnaldo, cercano al PP, es quien le toca redactar la sentencia, y hay un fuerte lobby verde para impedir que el juez conservador le eche mano al asunto.

Hace más de una década que se está dilatando esta sentencia esperando hasta que una renovación del Tribunal traiga una mayoría progresista. Pero el modelo no beneficia a la izquierda: ocho miembros son nombrados por el Congreso, dos por el Poder Judicial y solamente dos por el gobierno.

Actualmente hay 4 jueces progresistas y 8 conservadores, y en junio de este año Pedro Sánchez deberá nombrar los dos jueces que le corresponden, probablemente cambiando a los nominados por Rajoy, Pedro González Trevijano y a Antonio Narváez Rodríguez por dos socialistas.

Esto dejará la composición de la corte en 6 progresistas y 6 conservadores, a uno de tener la mayoría necesaria para derribar los fallos conservadores como el que se espera que dé Arnaldo.

VOX sin embargo está con la mirada puesta en los legislativos autonómicos, y quiere inspirarse en el modelo de Estados Unidos, donde hasta 1973 se dejó la decisión en manos de los estados, y ahora todo indica que la Corte Suprema, con mayoría conservadora, volverá a instalar.

Seguir Leyendo

Tendencias