Seguinos en redes

España

La guerra Ayuso-Casado quiebra al PP sin retorno: ¿Quién se hará cargo de la dirección del partido?

Publicado

en

Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso han llevado al PP a una situación límite declarándose una guerra sin vuelta atrás en la mayor crisis interna del PP hasta la fecha y con la sensación en el partido de que solo puede quedar uno de los dos.

El partido ha vivido a lo largo de su historia luchas internas bastante cruentas como la de Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre o entre la propia Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón; y enemistades eternas como la de María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, entre otras.

Pero nunca se declaró un conflicto de tal calibre tan abiertamente, como el que enfrenta hoy a Isabel Ayuso, presidente de la Comunidad de Madrid y Pablo Casado, presidente nacional del PP, con acusaciones directas de corrupción en medio de los “infundios y calumnias”, que denuncian por ambas partes, espionaje e intercambios que ya han hecho de ésta, una situación irreconciliable

Este conflicto comenzó cuando el presidente socialista Pedro Sánchez intimó a Casado a pactar con el PSOE y no con VOX en las regiones. Allí, un importante sector del partido, que responde principalmente a Ayuso, se indignó cuando trascendió que Casado lo estaba considerando.

Allí, casualmente, surge una investigación sobre corrupción contra Ayuso, acusada de favoritismos en las licitaciones de venta de barbijos en la pandemia. Luego de algunas presentaciones de pruebas, Casado terminó admitiendo que tal vez no hubo corrupción, pero sí una falta de “ejemplaridad”. Todo el caso estuvo contaminado de un fuerte tinte político, y espionaje ilegal de parte de Casado a Ayuso.

¿Quién filtró la información de Ayuso?

Ayuso dice que la información en su contra salió de una operación gestada en la Moncloa, entre Casado y Sánchez. Por ahora la única cabeza que ha rodado es la de Ángel Carromero, afín a Casado, quién dimitió este jueves como director general de Coordinación General de Alcaldía de Madrid, después de que su nombre saliera a la luz como quien contrató el espionaje contra la presidente regional, que el partido niega de forma tajante.

Cabe recordar que Carromero inició su carrera política cuando Casado fue presidente nacional de Nuevas Generaciones desde 2005 hasta 2013 y él fue nombrado vicesecretario general de las Nuevas Generaciones del PP en Madrid. Tuvo un crecimiento político astronómico hasta que fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio imprudente en Cuba por ser el conductor de un auto cuando chocó y fallecieron el líder opositor Oswaldo Payá y el disidente Harold Cepero. 

A los pocos meses, el Gobierno español alcanzó un acuerdo con Cuba para que Carromero cumpliera la condena en España. Pasó apenas unos meses en la prisión de Segovia y, desde enero de 2013, en el centro de inserción social madrileño Victoria Kent, aunque solo para pernoctar de lunes a jueves y, a los pocos días sin esa restricción, solo con pulsera de control.

Lo notable es que la situación en Cuba quedó más embarrada y la familia de Payá presentó una querella para determinar si realmente se trató de un accidente y revocar el indulto a Carromero, pero la justicia cubana se negó.

De regreso en España, retomó inmediatamente su carrera política y siguió escalando con puestos cada vez más altos dentro del PP hasta ahora que se vio envuelto como una de las figuras centrales del entramado de espionaje contra Ayuso.

El futuro de Ayuso: ¿Se va del PP o se convierte en su presidente?

El expediente abierto a Ayuso le puede suponer desde seis años de inhabilitación a la expulsión directa del PP. Si bien no hay precedentes de que se expulse a una autoridad máxima en ejercicio en un gobierno autónomo, esto tiene implicancias en su carrera a la presidencia del PP.

Esto sucede en un contexto vertiginoso en el PP debido a que Ayuso venía presionando para que se celebre el congreso regional del PP en Madrid para tomar por fuerza el partido. Tiene como objetivo “dar la voz a los militantes” y preparar con tiempo las candidaturas ‘populares’ a los ayuntamientos y la propia Comunidad de Madrid que tocan el año que viene. Casualmente el Congreso debe celebrarse en el primer semestre de este 2022, pero Casado lo quiere posponer.

Mientras tanto, Casado convocará para el próximo lunes, 28 de febrero, la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, aplazando así la solución a la crisis abierta en el partido. Lo cierto es que no hay forma de que la situación se resuelva sosteniendo a Ayuso y a Casado dentro del PP, por lo que ahora se debaten el poder de sus influencias internas para lograr votos a su favor.

Este martes trascendió que Casado y Egea, el secretario general del PP, están con un pie afuera del partido, y un importante grupo de dirigentes piden a Alberto Núñez Feijoó, gobernador de Galicia y una de las figuras más populares del PP en todo el país, como nuevo líder; mientras otros insisten que Ayuso debe tomar el control.

Economía

La administración de Pedro Sánchez disparó el crecimiento de la deuda de 800 euros por habitante a más de 7.000

Publicado

en

La deuda pública de España se incrementó en casi 17 puntos porcentuales desde que el Partido Socialista se hizo cargo del Gobierno. Solamente este año se acumuló un endeudamiento por 78.964 millones de euros.

La contracara de la irresponsabilidad fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez es el aumento desbocado del stock de la deuda pública. Desde la asunción del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) al poder en junio de 2018, la participación de la deuda bruta española con respecto al PBI escaló del 100,4% al 117,68% al término de agosto de 2022.

Mientras que entre mayo de 2018 y mayo de 2019 la deuda pública española crecía a razón de 828 euros por persona, el crecimiento registrado entre mayo de 2018 y septiembre de este año se multiplicó nueve veces y alcanzó los 7.307 euros.

Lo que es lo mismo, la deuda del Estado español subió en 38.688 millones euros en el acumulado de 12 meses hasta mayo de 2019, pero considerando el acumulado hasta septiembre de este año el incremento se dispara hasta los 346.719 millones euros

Solamente en los primeros 9 meses de este año el stock del pasivo aumentó en 78.964 millones de euros, y hasta 12.609 millones de euros entre agosto y septiembre. Tras cuatro años de administración socialista, la deuda bruta española aumenta en 219 millones de euros todos los días

El principal factor explicativo para el crecimiento explosivo del endeudamiento es la falta de responsabilidad fiscal. Incluso habiendo llevado a cabo una muy poco convencional reforma tributaria para subir los impuestos en plena pandemia, el Gobierno de Sánchez no consiguió que los aumentos en la recaudación compensaran la expansión del gasto público.

La recaudación total alcanzó el 43,74% del PBI al término del segundo trimestre del año, mientras que el gasto consolidado (incluyendo el Gobierno central y las Comunidades Autónomas) representó el 48,29% del producto en el mismo período. 

Gasto público y recaudación total de España entre 1999 y 2022.

No solamente ambas partidas se encuentran en niveles holgadamente superiores a los que había antes de la pandemia, sino que además la brecha entre el gasto y la recaudación sigue siendo más grande de la que había en el último trimestre de 2019.

El déficit fiscal financiero alcanzó el 4,54% del PBI hacia el pasado mes de junio, un resultado que es consistente con la meta de 4,9% para fin de año pero aún muy superior al 3% que se registraba antes de la pandemia.

El FMI estima que de cumplirse efectivamente la meta fiscal anual, España cerrará el 2022 con un déficit primario del 2,93% del PBI, y proyecta que se estabilizará en el 2% durante los próximos años. Este camino irresponsable garantiza que la deuda pública seguirá creciendo inescrupulosamente.

Seguir Leyendo

España

El Gobierno socialista de Sánchez dispara 11 puntos el gasto público y apunta a un explosivo aumento de la deuda

Publicado

en

El Presupuesto para 2023 proyecta un aumento de casi 11% sobre las erogaciones del Estado. La deuda pública española se disparó en 130.000 millones de euros en lo que va de la gestión socialista. 

La responsabilidad fiscal dejó de ser una prioridad en la España socialista de Pedro Sánchez. El Gobierno presentó su Presupuesto 2023 con un brutal incremento del gasto público en torno al 10,7% en comparación al total de erogaciones para este año. Aislando las partidas que devienen de fondos europeos, el aumento presupuestario alcanza el 6,7% anual. 

El incremento explosivo del déficit fiscal se mantiene como una de las características más comunes en los Gobiernos socialistas de España. El gasto público acumula un incremento de 7 puntos del PBI desde el segundo trimestre de 2018, y hasta 1 punto porcentual hasta el cuarto trimestre de 2019 (antes del shock provocado por la pandemia). 

La recaudación total acumuló un crecimiento del 5,24% del PBI en lo que va de la gestión de Pedro Sánchez. La mayor parte de los ingresos responde a la reforma tributaria impulsada por el socialismo en 2020, aún en plena recesión, la cual implicó el aumento del tipo marginal máximo del 45% al 47% para los ingresos de personas físicas

Gasto público y recaudación total en España desde 1999.

La recaudación récord fue capaz de compensar el aumento de los gastos. La reducción del déficit fiscal, que había sido proyectada hacia la baja constantemente durante la administración anterior, fue completamente abordada a partir de 2018. 

El rojo financiero del Gobierno español saltó del 2,75% del PBI al final de la gestión del Partido Popular (PP) al 3,06% en 2019, y actualmente se mantiene en el 4,54% del producto tras el shock y la posterior reversión de la pandemia. 

A diferencia de otros países con mayor responsabilidad fiscal como Alemania, la pandemia llegó a España en un contexto de 1 año y medio de relajación en la reducción del déficit fiscal, una situación que se terminó pagando muy caro en términos de endeudamiento. 

La detención súbita de la corrección de las arcas públicas fue financiada con deuda. La gestión socialista añadió al país un monto total de 130.000 millones de euros sobre el stock heredado en 2018

La herencia del mandato de Pedro Sánchez comprende un masivo endeudamiento, la desaceleración del crecimiento del PBI, la profundización de los desequilibrios financieros del Estado y la marcha atrás con algunas de las flexibilizaciones regulatorias de la reforma laboral de 2012

Seguir Leyendo

Economía

Fracasa la reforma laboral socialista en España: Desempleo aumenta al 13% y ya alcanza a 3 millones de personas

Publicado

en

El recrudecimiento de las regulaciones laborales hacen cada vez más difícil la contratación de personas en el mercado formal. La economía española registra el peor dinamismo de la eurozona. 

A pesar de los resultados positivos cosechados por la reforma laboral del año 2012, el Gobierno socialista de Pedro Sanchez decidió dar marcha atrás con la flexibilización regulatoria

Entre otras modificaciones, la reforma laboral eliminó los límites a la ultra-actividad de convenios colectivos vencidos, promueve las negociaciones centralizadas e inflexibles, limitó contratos temporales con modalidades flexibles, y endureció los requisitos para los contratos de aprendizaje. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) del país confirmó que la tasa de desocupación abierta aumentó al 12,67% de la población activa al término del tercer trimestre del año, según la serie desestacionalizada del indicador. Se observa un ligero aumento con respecto al 12,6% de desempleo registrado sobre la serie mensual del indicador en julio.

Las estadísticas de desempleo en España representan casi el doble de lo que se registra para el promedio de la Unión Europea, que cayó al 6% al término del mes de agosto. La mayor parte de las economías europeas con plena ocupación se destacan por sus parámetros regulatorios flexibles en relación al mercado laboral. 

España encuentra un nuevo piso para la tasa de desempleo, que aún se encuentra 4 puntos porcentuales por encima de los valores mínimos correspondientes al año 2007, antes de la crisis financiera e inmobiliaria.

La desocupación alcanzó a un total de 2.980.200 personas al cabo del tercer trimestre del año, marcando un aumento de 60.800 en comparación al nivel que había durante el trimestre anterior. 

El aumento del paro fue incluso mayor si se tiene en consideración a todas aquellas personas menores de 25 años, ya que se registró un alza de hasta 71.500 personas sobre este grupo. Por otra parte, un total de 42.100 personas de entre 25 y 54 años cayeron en la desocupación en el tercer trimestre del 2022

El principal factor de dinamismo para el crecimiento del empleo no fue el sector privado como hubiera sido esperable en una economía dinámica, sino que fue el Estado español. El sector público incorporó 52.300 nuevas plazas laborales en el tercer trimestre

Seguir Leyendo

Tendencias