Seguinos en redes

Francia

Macron anuncia la estatización total de la principal empresa de energía en Francia para "hacer frente al gas ruso"

Publicado

en

El gobierno francés pasará a controlar la totalidad de EDF y monopolizará la producción energética. Alemania sigue sus pasos.

Ante la crisis energética que vive Europa por apostar a las energías verdes mientras dependían del gas ruso, el presidente Emmanuel Macron decidió avanzar en la nacionalización total de Electricité de France (EDF), la principal empresa de generación de electricidad en el país.

La primera ministra Elisabeth Borne aseguró que el Estado pasará a monopolizar la producción de energía, enfocándose en la generación en base a gas y a reactores nucleares, después de que el Parlamento Europeo avalara la clasificación de estas dos fuentes como energías sostenibles.

El canciller alemán Olaf Scholz analiza seguir el mismo camino que Macron con la estatización de Uniper, la empresa de energía que se convirtió en los últimos años en el mayor comprador de gas ruso de Alemania.

Macron y Scholz juegan en equipo: mientras Francia promueve la energía nuclear en la Unión Europa, Alemania consiguió que el gas sea considerado un recurso "verde", estrategia que se concretó la semana pasada con una nueva ley que se aprobó en el Parlamento Europeo.

El 84% del paquete accionario de la EDF ya está en manos estatales, pero dada la privatización del año 2005 en manos del el presidente Jacques Chirac, los accionistas privados tienen un poder de voto especial y tienen una enorme injerencia en la empresa. Ahora, Macron, que de liberal no tiene nada, propone volver marcha atrás y retomar la estructura de la vieja corporación estatal sin ninguna participación del sector privado.

La empresa acumula una deuda de 43.000 millones de euros, gracias a las pésimas políticas energéticas de Francia y del resto de Europa en las últimas décadas. La idea de Macron es estatizar la deuda y financiarla con las arcas del Tesoro nacional.

Borne calificó la medida de "soberana y competitiva" para que la EDF se deshaga de la deuda y pueda tener una mayor espalda para negociar frente a las demandas de Gazprom, la empresa estatal rusa.

Sobre algunas de las actividades más soberanas, se debe considerar que el Estado debe hacerse cargo del capital, lo que también va con una reforma más amplia del primer electricista francés”, declaró Macron.

La decisión forma parte de una estrategia más amplia por parte de Macron para solucionar el corte de envíos de gas de Rusia a Francia. El gobierno ya llevó a cabo una intensa regulación sobre los precios para la distribución de energía eléctrica desde la EDF. Estas medidas destruyeron los balances contables de la empresa y la condujeron a importantes desequilibrios financieros.

Durante la reciente visita a París del nuevo primer ministro israelí Yair Lapid, el mandatario francés se comprometió a mediar entre Israel y Líbano por el yacimiento marítimo de Karish, en el Mediterráneo, en disputa por los dos países rivales.

Macron busca que el gas de Karish llegue a Europa a través de Egipto y está dispuesto a usar su influencia entre los políticos y empresarios libaneses para destrabar el conflicto. Si logra esta jugada, dejará de comprarle gas a Rusia pero pasará a comprárselo a caudillos árabes.

El programa energético de Macron, el llamado plan “Marie Curie”, prevé la construcción de hasta 20 nuevos reactores nucleares en todo el país. Todo esto iba a hacerse con una fuerte iniciativa privada, pero ahora se hará 100% con inversiones del Estado. Además, de éstos, la mitad estarán activos a partir de 2031 y la segunda mitad a partir de 2036, por lo que Francia necesita una solución más rápida.

Francia

A dos semanas de las elecciones en Francia, un inmigrante afgano apuñala a cuatro personas a la salida de un supermercado en Metz

Publicado

en

La fiscalía de Metz anunció este lunes 17 de junio que cinco personas resultaron heridas con arma blanca, dos de las cuales eran muy graves. Se cree que se trata de cuatro víctimas y el quinto sería el agresor.

Este lunes 17 de junio de 2024 por la mañana, un nuevo ataque islámico aterró a Francia. Un inmigrante ilegal proveniente de Afganistán atacó con un cuchillo a las personas que salían de un local de comidas llamado Borny Souk, en la Avenida du Fort des Bordes, en la localidad de Metz.

Tras la llegada de la Policía Nacional se constató que cuatro franceses fueron apuñalados, dos de ellos están heridos de gravedad, con uno al borde de la muerte y con el pronóstico vital reservado hasta nuevo aviso.

El atacante también fue herido por la Policía, pero se dio a la fuga. Los investigadores también encontraron un vehículo sospechoso en la rue des Feivres de Metz, a una cuadra del ataque. En total, se movilizaron dieciséis unidades de bomberos, con la participación de 25 efectivos.

El hecho ocurre a tan solo dos semanas de las elecciones, donde la derecha de Marine Le Pen está al alza, justamente por su discurso frontal en contra de la inmigración ilegal. La líder de Agrupación Nacional, que actualmente mide arriba de los 35 puntos porcentuales y podría ganar la mayoría en el Congreso, propone deportaciones masivas de los inmigrantes ilegales.

Mientras tanto, la polémica gira en torno a las declaraciones del jugador de fútbol Kylian Mbappé, que ha expresado su rechazo a los "extremos políticos" en una rueda de prensa este domingo durante la Eurocopa.

El campeón del Mundo 2018 y perdedor de la Final en 2022, aludió a Marine Le Pen, y llamó a los jóvenes a votar en las próximas elecciones legislativas por el partido del presidente Macron para evitar que la "extrema derecha" llegue al poder.

Su discurso cayó muy mal en la sociedad francesa, especialmente a medida que se intensifican los ataques violentos de inmigrantes musulmanes que no se logran adaptar a la sociedad occidental europea.

Las encuestas indican que el partido de Le Pen se llevará la mayoría de los votos, casi duplicando al partido centrista de Macron, que ha implementado una política de fronteras abiertas en los casi 7 años que lleva al frente del Poder Ejecutivo.

Seguir Leyendo

Francia

Tras la masiva victoria de la derecha en Francia, Macron llama a elecciones locales anticipadas y pone en duda su continuidad

Publicado

en

El presidente convocó a elecciones legislativas de emergencia para resolver la crisis de representación que desató el masivo triunfo del partido de Le Pen en las elecciones europeas de este domingo.

Todavía no habían cerrado los centros de votación y en Francia ya se sentía un terremoto político. Este domingo los franceses acudieron a las urnas para elegir los representantes que formarán parte del Parlamento Europeo por los próximos 5 años.

Sin resultados oficiales pero con unos boca de urna que indicaban lo peor para el oficialismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dio una cadena nacional convocando a elecciones legislativas anticipadas para el 30 de junio en Francia.

Su partido, Renacimiento, no pudo cosechar ni el 15% de los votos en las elecciones europeas, mientras que el partido de Marine Le Pen, el derechista Agrupación Nacional, superó el 35% de los votos. El resultado es incluso más abultado si se tiene en cuenta que el partido Reconquista, de Éric Zemmour, un desprendimiento por derecha de Agrupación Nacional, sacó por su cuenta el 5,5% de los votos.

El masivo batacazo llevó a que Macron apretara el botón rojo. “He escuchado su mensaje, sus preocupaciones y no las dejaré sin respuesta. Dentro de unos instantes firmaré el decreto de convocatoria de las elecciones legislativas cuya primera vuelta tendrá lugar el 30 de junio y el balotaje el 7 de julio”, anunció Macron en un mensaje televisado.

“No podría seguir, al término de esta jornada, mirando hacia otro lado. A esta situación se añade además la fiebre que ha contagiado el debate público y parlamentario en nuestro país”, dijo el mandatario desde el Elíseo.

La medida de urgencia convoca a elecciones en 21 días, el plazo más corto que se puede adelantar de manera constitucional. Desde el Gobierno creen que cada día Macron pierde más votos, y que una elección lo antes posible podría frenar la sangría que está teniendo el centrismo.

No solo creció la derecha. El Partido Socialista duplicó su cantidad de votos respecto a la anterior elección y obtuvo el 12,8% de los votos; el frente de partidos de izquierda, la Francia Insumisa, obtuvo el 7,2% de los votos, los ecologistas de Los Verdes obtuvieron el 4,7% de los votos y el Partido Comunista se consolidó en 2,5%.

Toda la izquierda junta suma 27,2% y le gana con creces en apoyo popular a la alianza de gobierno actual, que engloba los 14 puntos de Macron, y 7% que obtuvo el partido centroderechista Los Republicanos, un total de 21 puntos.

La derecha al alza

Marine Le Pen viene de perder un ballotage mano a mano contra Macron en 2022, lo que la llevó a reformar completamente su partido político. La histórica dirigente de derecha dio un paso al costado y le cedió el liderazgo de su agrupación a Jordan Bardella, un dirigente con sus mismas ideas pero sin el historial de tener un padre que colaboró con los nazis.

Bardella logró hábilmente convertir las elecciones europeas en un referéndum sobre la continuidad de Macron en el poder. Durante toda la campaña pidió una convocatoria a elecciones anticipadas en caso de que la derecha se impusiera en las elecciones.

Golpeado en todos los frentes, y luego de tener una merma de apoyo en junio de 2022 cuando su partido perdió las elecciones legislativas y perdió la mayoría absoluta que había tenido en la legislatura 2017-22, Macron está analizando dar un paso al costado.

Si bien le quedan 3 años de mandato y actualmente gobierna en coalición con el Partido Socialista y Los Republicanos, un triunfo de la derecha en el Congreso podría blindar completamente su agenda, e incluso podría tener que hacer un acuerdo de gobernabilidad con Le Pen.

En Francia el presidente suele cederle el cargo de Primer Ministro, una suerte de Jefe de Gabinete, al partido que tiene mayoría en el Congreso o que le brinda los votos para tenerla. Si en las elecciones que tendrán lugar el 30 de junio la formación de Le Pen se impone con una diferencia lo suficientemente grande, Macron podría tener que terminar dándole el cargo a alguien de Agrupación Nacional.

La propia Marine Le Pen afirmó que está preparada “para asumir el poder” si gana las elecciones legislativas convocadas para fin de mes. ”Estamos listos para asumir el poder si los franceses nos dan su confianza”, aseguró ante sus seguidores, tras la victoria electoral de este domingo.

Seguir Leyendo

Francia

Jugador del Mónaco fue suspendido por la Liga Francesa por negarse a repudiar la homofobia en su camiseta

Publicado

en

El jugador nacido en Malí recibió cuatro fechas de suspensión en la Ligue 1, en un acto de persecución política sin precedentes en la nación francesa.

El jugador del AS Monaco de Francia, Mohamed Camara, fue suspendido por 4 fechas este jueves 31 de mayo por el comité disciplinario de la liga francesa, debido a una polémica por haberse negado a participar en una campaña contra la homofobia el pasado domingo 19 de mayo por la fecha 34 de la Ligue 1, entre el AS Monaco y el Nantes, en el cual el Mónaco se llevó la victoria por 4-0, en el cual Camara convirtió un gol de penal.

El Comité Disciplinario de la Liga indicó en un comunicado que sancionó al internacional de Mali por rehusarse a “realizar una o más acciones para crear conciencia de la pelea contra la homofobia”. Se actuó de oficio, ya que el jugador no solo jugó ese partido, sino que hasta metió un gol.

Camara cubrió con cinta blanca un estampado de su camiseta el cual era parte de una campaña “anti homofobia”, además el jugador no participó de la habitual foto antes del partido, en la cual se sostenía una pancarta con un mensaje en la misma línea con el de la inscripción de la camiseta.

La ministra de Deportes de Francia, Amélie Oudéa-Castéra, consideró “inaceptables” las acciones de Camara y pidió “sanciones firmes” contra el jugador y club. Las cuales fueron ratificadas y ejecutadas por el comité de disciplina de la liga.

El entrenador del Mónaco, Adi Hütter, dijo después del partido que el club apoya la iniciativa de la liga y que las acciones de Camara fueron "una elección personal".

Esta no es la primera vez que sucede algo así en la liga francesa. En 2022, el centrocampista del Everton, nacido en Senegal, Idrissa Gueye, que entonces jugaba para el PSG, se negó a participar en un partido que requería que los jugadores usaran camisetas con números de los colores del arcoíris.

El presidente de Senegal, Macky Sall, apoyó públicamente a Gueye y afirmó que "sus convicciones religiosas deben ser respetadas".

Hace varios años que la liga francesa obliga a los clubes a participar en este tipo de campañas, y cada año surgen estas controversias por jugadores, entrenadores y dirigentes que no están dispuestos a entregar sus valores morales.

Francia no es el único país en el que suceden estos episodios en el ámbito deportivo, sino que en las ligas más importantes de Europa, tanto las federaciones nacionales, como las organizaciones de cada competencia y las dirigencias de los distintos clubes promueven este tipo de campañas en contra del supuesto “odio de género”.

La controversia siempre está a la orden del día, cuando algún valiente osa rebelarse contra la dictadura del pensamiento progresista, defendiendo sus valores morales, religiosos y/o nacionales. Y por supuesto, como todo régimen autoritario, no tardan en castigar y reprimir cualquier insinuación de pensamiento disidente, o como ellos lo llaman “discurso de odio”.

Seguir Leyendo

Tendencias