Seguinos en redes

Vaticano

Un cardenal conservador alemán expone el despotismo con el que el Papa Francisco dirige la Iglesia Católica

Publicado

en

La muerte de Benedicto XVI y la publicación del libro del Cardenal Müller han dejado en evidencia el peor costado de Francisco. Su actitud dictatorial y contraria a la fe genera mayores rupturas de cara al décimo aniversario de su pontificado.

Tras la muerte de Benedicto XVI, el ala conservadora de la Iglesia no se achica ante los desmanes del Papa Francisco. En la última semana se publicó In buona fede: La religione nel XXI secolo («En Buena Fe: La Religión del Siglo XXI»), una entrevista del tamaño de un libro con el cardenal alemán Gerhard Müller, quien no escatimó en punzantes críticas al Santo Padre y a su forma despótica de conducir el Vaticano.

Roma entró en máxima alerta tras la entrevista, realizada por Franca Giansoldati, la Corresponsal en el Vaticano del diario italiano Il Messaggero, y ya comparan la publicación con la del crudo relato del arzobispo Georg Ganswein, secretario privado de Benedicto. El libro del cardenal alemán se suma a una serie de textos que develan un costado de Francisco que pocos quieren ver.

Las principales críticas giran en torno de la forma autoritaria en la que Francisco saca de sus puestos a toda autoridad eclesiástica que se muestre «tradicionalista» o “conservador», o siquiera que no comulga en absolutamente todo con su visión abiertamente progresista y revolucionaria de la Iglesia.

Su Santidad ha demostrado, además, no tener misericordia con aquellos “desagradecidos” que no le son leales ciegamente, como es el caso de Müller, quien fue nombrado Cardenal por Francisco en 2014 y lejos de torcer su actitud hacia la doctrina tercermundista de Francisco, éste se mantuvo leal a la doctrina tradicional, la cual fue ampliamente defendida por el recientemente fallecido Cardenal Pell.

Mantenerse acorde a sus principios le valió a Müller que Francisco lo remueva de su cargo como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y lo reemplazara por un “amigo” que si comulga con su visión de extrema izquierda.

No es secreto que Roma hoy se encuentra divida entre los fieles seguidores de Francisco y aquellos tradicionalistas que se identificaban con Benedicto y Pell. Ahora que ambos han fallecido, todos miran a Müller como la principal figura de este espacio.

La tirante relación entre Francisco y Benedicto quedó evidenciada con la actitud que Bergoglio demostró cuando su antecesor falleció. Si bien era emérito, Ratzinger no dejó de ser Papa, por lo que merecía la rendición de honores protocolares correspondiente, las cuales Francisco no permitió.

En síntesis, no se declaró feriado, por lo que todos los empleados del Vaticano sólo podían participar de las exequias hasta el mediodía. El Vaticano no declaró el luto oficial, por lo que todo siguió como si fuera un día normal, sin banderas a media asta, cosa que si hicieron en otros países. Quizás, Francisco olvida que Benedicto fue, durante 8 años fue el jefe del Estado Vaticano, además de Santo Padre y líder de los tradicionalistas. Tampoco hubo cortejo oficial, y Francisco solo participó de la Misa exequial, con una actitud indolente, como quien despide al jefe de su oposición.

Hoy, Bergoglio se rodea de sus amigos, sin importar si son idóneos para ocupar cargos, o tengan denuncias por desfalcos financieros o abuso sexual. Parece que recuerda las palabras de cierto general de su país de origen que decía “al amigo todo; al enemigo, ni justicia”.

La porción conservadora de la Iglesia llora a Benedicto y a Pell, y sufren el avance del progresismo desenfrenado al que Francisco está sometiendo a la Iglesia con un poder autoritario contrario al cristianismo que no parece ceder frente a su edad avanzada y sus problemas de salud.

Actualmente, Roma se llena de rumores de nuevas restricciones para la celebración de la Misa tradicional, las cuales buscan centralizar aún más el poder de la Curia Romana. Sea realidad o no, lo cierto es que los rumores son signos de un malestar que resquebraja la Iglesia desde adentro y deja la interrogante si será posible revertir todo el daño que Francisco y su progresismo han hecho al Clero.

Ucrania

Diplomacia en llamas: Ucrania desafía al Papa por llamar a la paz con Rusia y rechaza negociar con el «Dragón de la Guerra»

Publicado

en

La Embajada Ucraniana arremetió contra las palabras del Papa Francisco, asegurando que nadie le pidió a los Aliados que negocien la paz con la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial.

En un enfrentamiento diplomático sin precedentes, la Embajada de Ucrania cruzó a la Santa Sede y respondió con contundencia a las recientes declaraciones del Papa Francisco, quien abogó por la negociación de paz y el coraje de la «bandera blanca» en el conflicto ucraniano.

La embajada, a través de sus redes sociales, lanzó un mensaje desafiante, recordando la historia y cuestionando la posibilidad de entablar conversaciones con lo que denominan «el dragón de la guerra».

La Segunda Guerra Mundial se convirtió en el epicentro del debate, con la Embajada ucraniana argumentando que durante aquel conflicto nadie consideró seriamente negociar la paz con Hitler, y vencer al Nazismo era la única opción viable.

«¡Es muy importante ser coherentes! Cuando hablamos de la Tercera Guerra Mundial, que enfrentamos ahora, debemos aprender las lecciones de la Segunda Guerra Mundial«, expresó la liga diplomática ucraniana en un tono desafiante.

«¿Alguien habló seriamente de las negociaciones de paz con Hitler y de la bandera blanca para satisfacerlo? Así que la lección es solo una: ¡si queremos terminar la guerra, tenemos que hacer todo lo posible para matar al Dragón!«, concluyó el mensaje, elevando la tensión en el ya complicado escenario internacional.

La entrevista del Papa Francisco a la Radio Televisión Suiza desató la controversia al instar a la valentía de la «bandera blanca» y a la negociación como medios para poner fin al conflicto en Ucrania. El pontífice destacó que negociar no es rendirse y abogó por la intervención de las potencias internacionales en el proceso de paz.

Sin embargo, la Embajada Ucraniana se mantuvo firme en su posición, desestimando la perspectiva papal y centrándose en la analogía con la Segunda Guerra Mundial para respaldar su postura contra las negociaciones.

El Vaticano, en un intento de suavizar la controversia, matizó que el Papa no se refería a la rendición, sino a la negociación como un medio para alcanzar un cese de hostilidades. Matteo Bruni, portavoz vaticano, aclaró que el término «bandera blanca» simbolizaba la tregua lograda mediante la valentía de la negociación.

A pesar de este intento de aclaración, la Embajada Ucraniana persiste en su posición, instando a la comunidad internacional a no ceder ante la idea de negociar con lo que ellos denominan el «Dragón».

El enfrentamiento entre la fe y la política internacional ha avivado las llamas de la diplomacia, generando incertidumbre sobre el futuro de las relaciones entre Ucrania y la Santa Sede. Las tensiones geopolíticas se intensifican en un momento en que la comunidad internacional observa con atención la evolución del conflicto ucraniano.

La firmeza de la Embajada Ucraniana en su rechazo a las negociaciones, junto con las palabras del Papa Francisco, sitúan a esta disputa en el epicentro de un debate crucial sobre la paz, la valentía y la estrategia diplomática.

Seguir Leyendo

Argentina

Milei le explicó a Francisco su plan económico: “El Papa se mostró satisfecho con el programa económico y su contención social”

Publicado

en

Fue un diálogo privado, casi sin testigos, cuyo núcleo giró en torno a la economía y a los planes que tiene el Presidente para el futuro del país.

En diálogo con Infobae tras salir del encuentro con el Papa Francisco, el presidente Javier Milei contó que durante la conversación de más de una hora con el Santo Padre, le explicó con detalles todos los indicadores sociales que recibió del gobierno de Alberto Fernández y le hizo un recorrido por su plan económico.

Se mostró satisfecho por el programa económico y su contención social”, aseguró Milei, quien a su vez dijo que tuvieron más coincidencias de las que pensaba que iban a tener en cuanto a las soluciones que el líder libertario está introduciendo en la Argentina.

El jefe de Estado argentino expuso sobre la herencia que recibió, el plan de contención social que está implementando y las medidas impulsadas para desanudar maniobras enquistadas en la administración pública contra el erario público.

El Pontífice se interesó en la cuestión e interumpiendo solamente para hacer algunas preguntas, mantuvo la atención durante más de una hora en la que no hubo té, agua ni bebidas. Solamente un diálogo franco entre los dos argentinos más importantes del mundo que parecen haber dejado atrás los roces del pasado.

Te quiero pedir disculpas por mis declaraciones”, dijo Milei en un tramo de la charla, según supo este medio. “Son errores de juventud que todo el mundo comete”, contestó Francisco, dando por cerrada la cuestión. En declaraciones públicas previas, el Pontífice ya había dado indicios de que no le daba demasiada entidad a los agravios del pasado al declarar que los dirigentes políticos en sus campañas políticas suelen tener expresiones que no representan su pensamiento real: “Son cosas que se usan para crear un poco de atención, pero después caen solas”.

Durante las cordiales conversaciones en la Secretaría de Estado, se expresó satisfacción por las buenas relaciones entre la Santa Sede y la República Argentina y el deseo de reforzarlas aún más. A continuación, se detuvieron en el programa del nuevo Gobierno para enfrentar la crisis económica y se abordaron varios temas internacionales, en particular los conflictos actuales y el compromiso por la paz entre las naciones”, informó oficialmente el Vaticano luego del encuentro.

Seguir Leyendo

Argentina

El regalo personal de Milei al Papa: Le dio unos libros de economía austríaca del profesor español Jesús Huerta de Soto

Publicado

en

El «gran profesor» de Milei, famoso por decir que «Dios es libertario», le regaló al Papa Francisco algunos de sus libros más importantes.

El Papa Francisco recibió durante más de una hora al presidente Javier Milei en su despacho en la Santa Sede. Fue un diálogo privado, casi sin testigos, pero fuentes del Vaticano aseguraron que tuvo como núcleo la economía y los planes para el futuro del país.

En este sentido, y por fuera de los regalos protocolares que preparó la Cancillería, el mandatario le dio un obsequio muy particular: unos libros de economía austríaca del renombrado profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, Jesús Huerta de Soto.

Según fuentes consultadas, estos libros se los obsequió directamente el economista español, y se los hizo llegar a través de Milei, con quien mantiene una estrecha relación, y el Presidente argentino suele apodarlo como su «gran profesor«.

Como dice el gran Jesús Huerta de Soto, los planes contra la pobreza generan más pobreza, la única manera de salir de la pobreza es con más libertad”, dijo el jefe de Estado frente al Congreso en su inauguración.

Famoso por sus videos dando clases, que son filmados por sus alumnos y que suelen viralizarse en redes sociales, ha dicho en más de una ocasión que «Dios es libertario«, explicando cómo la ideología libertaria es, en realidad, la que mejor se acopla a la doctrina católica. Incluso tiene una ponencia en el año 2017 llamada «Anarquía, Dios y el Papa Francisco«, donde congenia todos estos conceptos.

Huerta de Soto es quizás el mayor exponente de las ideas libertarias en el habla hispana. Pertenece al Instituto Ludwig von Mises, ha sido patrono de la Fundación Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA), y fue vicepresidente de la Sociedad Mont Pelerin (2000-2004), a la que pertenece actualmente.

Igualmente pertenece a los consejos editoriales del Quarterly Journal of Austrian Economicsdel Journal of Markets and Morality y de la revista New Perspectives of Political Economy. También colabora muy cercanamente con el Instituto Juan de Mariana en Madrid desde su fundación en el año 2005.

Aunque receloso de meterse en política, algo que él mismo ha admitido que le aconsejó a Milei que no haga y que «por suerte» no le hizo caso, en octubre del año 2011 anunció su afiliación al Partido Libertario (P-Lib) de España, aunque la agrupación nunca prosperó, especialmente tras la aparición del partido VOX, que engloba a conservadores, nacionalistas y libertarios.

Además de los libros de Huerta de Soto, durante el intercambio oficial de regalos, uno de los momentos más tradicionales de las audiencias con el Papa, Milei le entregó una carpeta con la copia de la carta manuscrita del Canciller José María Gutiérrez a Juan Bautista Alberdi, el prócer liberal argentino, acreditándolo como embajador en Europa en mayo de 1854.

También, le obsequió un cuadro con la postal conmemorativa de Mama Antula que el Correo Argentino distribuyó en ocasión de su beatificación em agosto de 2017, además de una caja de alfajores de dulce de leche de Cachafaz y otra de galletitas de limón de Havanna, los preferidos de Bergoglio.

El Santo Padre, por su lado, le obsequió un medallón de bronce inspirado en el Baldaquino de San Pedro, una serie de volúmenes con documentos papales pertinentes a la Argentina y el Mensaje por la Paz del Vaticano para este año.

Seguir Leyendo

Tendencias