Seguinos en redes

Chile

En Chile no quieren enseñar las guerras mundiales en la escuela por la guerra en Ucrania

Publicado

en

En las circunstancias actuales, algunos contenidos curriculares, como los relacionados con conflictos bélicos, “podrían generar una carga adicional para los alumnos”, según el gobierno.

Cuando recién están volviendo al colegio después de dos años de pandemia, los estudiantes escolares se enfrentan ahora a otro gran acontecimiento mundial: la guerra en Ucrania, con la consecuente avalancha de información sobre los constantes bombardeos, la crisis de los refugiados y la amenaza de Rusia con su arsenal nuclear.

Varios funcionarios del gobierno y autoridades universitarias están analizando “dejar para más adelante” enseñar sobre las guerras mundiales en los cursos donde está estipulado en la currícula.

Los niños han tenido dos años muy difíciles; dos años sin contacto, usando mascarilla, con una incertidumbre continua respecto a que sus papás se puedan enfermar, con lagunas importantes de conocimiento y de adquisición de destrezas; y además ahora estamos partiendo el año escolar con las noticias de la guerra. Hoy día los niños están híper conectados, entonces absolutamente todos saben que hay una guerra. Hay que ser muy conscientes de eso y trasmitirles a los papás que puede ser que muchos de sus hijos estos días estén con más desgano, no quieran entrar al colegio, se quieran pasar a la cama de ellos o quieran hablar como niños más pequeños buscando certeza y seguridad“, aseguró el Dr. Alberto Larraín, psiquiatra y académico de la Universidad Autónoma.

Ante esto, llamó a los padres a “acompañarlos y validar sus emociones“, además de “aclarar las dudas” que puedan tener. “El otro día me pasó, por ejemplo, que el hijo de una familia creía que la guerra era en Chile; sus papás que veían las noticias en el living y él veía la gente corriendo y empezó a internalizar que esto estaba pasando en una parte del país y estaba con temor de que hubiera un bombardeo. Entonces es súper importante sentarnos con nuestros hijos y aclarar qué es lo que ellos están viviendo, para poder trasmitirles certeza y que nosotros, al menos, estamos en un espacio de seguridad”, comenta.

“De hecho, en una dinámica de autocuidado, uno debiera pensar que los colegios debieran adecuar su currículum a eso, entonces partir por ejemplo este año escolar con la Segunda Guerra Mundial podría no ser lo más adecuado, en términos de generar ansiedad en los niños; y tratar en el fondo de partir con otros temas y dejar esto para un poco más adelante“, recomienda.

El planteo es absurdo ya que nunca es conveniente ignorar un tema como este, si no que por el contrario, es un gran momento para enseñar sobre los conflictos bélicos de nuestro pasado, como herramienta para entender mejor lo que pasa en la actualidad.

¿Sería pertinente postergar contenidos que hoy pudieran ser más sensibles para los alumnos?, ¿o bien aprovechar los sucesos en Ucrania para abordar esas materias con un enfoque diferente? Para el director del Centro UC para la Transformación Educativa (Centre), Ernesto Treviño, “es pertinente hacer una adecuación de la planificación en relación con la edad de los estudiantes”. Aunque, en su opinión, “más que dejarlo para más adelante, recomendaría enfocar el tema desde la necesidad de construir la paz mundial y la importancia de la participación social y democrática para lograrlo”.

Los estudiantes van a experimentar la avalancha noticiosa y es mejor tocar el tema en la escuela en vez de ignorarlo“, argumenta. Sugiera abordarlo con una “discusión abierta en la sala de clases, donde los estudiantes expongan sus emociones y conocimientos sobre este preocupante tema”.

Lo que sí, preocupa el nivel de mentiras y desinformación que pueda darse en el aula sobre el conflicto en Ucrania, especialmente con maestras y profesores que sacan sus ideas de noticieros politizados en vez de datos duros; que de hecho también sería muy difícil si quisieran buscar esos datos duros dada la guerra de información que también está ocurriendo en este conflicto.

Es necesario dar tranquilidad a los estudiantes y explicar la situación lo más claramente posible. Para ello, debemos partir escuchándolos en vez de suponer sus preocupaciones. De esta manera, se pueden conocer y contrastar las distintas perspectivas sobre el conflicto”, explica.

Para la directora ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, “quizás puede ser necesario en algunos contextos –y eso es legítimo, es parte del rol y de la profesionalización docente– que lo puedan ajustar (el currículo) y, si les parece que los estudiantes están muy angustiados como para verlo, poder partir por otros objetivos y después ver el tema de las guerras“.

“Sin embargo –agrega–, también puede ser interesante que, a partir de lo que está pasando en Ucrania, los jóvenes tengan inquietudes, preguntas, que les permitan un análisis crítico más pertinente y más contextualizado (…) Creo que esto también da una oportunidad para poder promover el desarrollo de habilidades que permitan a los jóvenes construir sentido y entender mejor lo que está pasando”, señala.

Chile

Plan de Control de Armas de Boric: Prohibición total para civiles y creación de una Unidad de Control Federal

Publicado

en

El Plan “Menos Armas” contará de 2 partes, una legislación para prohibir la portación, y una orden ejecutiva para cerrar las importaciones y la venta de armas por dos años.

El pasado 19 de mayo, la ministra del Interior Izkia Siches anunció el lanzamiento del Plan Menos Armas, que busca la prohibición total del ingreso de armas al país por 2 años para civiles, fuertes aumentos al control de circulación de armas.

De acuerdo a la funcionaria, la iniciativa será temporal pero buscará avanzar a la prohibición total de las armas en manos de civiles durante todo el gobierno de Boric.

La iniciativa va acorde al plan de desarme que Boric prometió en campaña, y busca que ninguna persona en Chile pueda portar armas legalmente. Actualmente, los civiles pueden comprar armas para tener en sus casas, y los ex funcionarios de las FF.AA. y la policías pueden portar armas, según lo dispuesto por el Decreto Nº 3556, firmado en 1980 por el propio Augusto Pinochet.

El Plan cuenta de dos partes. Por un lado, el Gobierno envió un proyecto de ley para prohibirle a los ex uniformados a portar armas, pero por otro, el Ministerio avanzará con sus poderes ejecutivos para aumentar los controles.

De acuerdo a Siches, se creará una Unidad Federal de Control de Armas, la cual estará compuesta por autoridades del Ministerio de Defensa, de la Subsecretaría de Prevención del Delito, Policía De Investigaciones, de las Aduanas, de Carabineros y de la Dirección General de Movilización Nacional.

La Unidad se encargará de crear una red de control de armas. Por ejemplo, Aduanas incautará todos los ingresos por lo menos por los próximos 2 años; Movilización hará controles en las rutas, Carabineros y la Policía investigará a los grupos que quieran importar el armamento, y así.

Se trabajará para aumentar la incautación de armas en operativos continuos y modernizados“, explicó la ministra. “También se intensificará el proceso de inscripción de armas, para su control, y se creará un reglamento para el sistema de identificación balística“.

Siches, por su parte, sostuvo que se buscará avanzar a la prohibición total de las armas en manos de civiles. Por ejemplo, se quiere legislar la prohibición general de la posesión y compra de armas y municiones. Esto incluye la prohibición de colección de estos artefactos, y su herencia.

Seguir Leyendo

Chile

La frutilla del postre: La izquierda quiere poner un preámbulo con alusiones cósmicas y hablar de un Estado “biocéntrico”

Publicado

en

Este miércoles se votaron 12 propuestas que buscarán quedar definidas como el texto que introducirá a la propuesta de nueva Constitución en Chile.

Luego que culminara la redacción del borrador de la nueva Constitución, la Convención sigue con su labor ahora para escribir el Preámbulo de la Constitución, el texto que introduce la Carta Magna y establece el tono con la que se dirige al pueblo.

Esta tarea recae en la Comisión del Preámbulo, que tiene 15 miembros y tiene tiempo hasta el 31 de mayo para redactarla. Ya hay 12 propuestas diferentes para el Preámbulo, una más delirante y disparatada que la otra.

Entre los textos sometidos a votación, se encuentra la iniciativa 277-2, que plantea como Preámbulo:

“Conscientes que vivimos una existencia unificada en una integración de naturaleza cuántica, planetaria y cósmica, y que todas las personas conformamos una sola familia humana anterior a cualquier Estado, conscientes que la realidad se manifiesta y desarrolla tangible e intangible, y que nuestra identidad esencial humana es anterior a las formas, espiritual y soberana”.

Por otra parte, la iniciativa 433-2 empieza: “El Estado que constituimos es social, biocéntrico, de derecho, plurinacional, inclusivo, solidario, afectivo y ecológico”.

A su vez, la iniciativa 637-2 señala: “Somos cordillera, somos río, somos mar, somos bosque, somos glaciares. Somos comunidades y pueblos que cohabitamos en este territorio y que luego de dos siglos irrumpimos en este escenario político para posicionar la voz del mundo popular que jamás quisieron escuchar. Somos la morenidad, la otredad, las regiones, las diversidades, las disidencias, la plurinacionalidad”.

Tono similar tiene la iniciativa 1-10, pero hablando en primera persona, algo que no tiene ninguna Constitución del mundo: “He emergido de entre vosotros, florecido en medio del proceso constituyente más democrático e igualitario de la historia mundial, pero que sin embargo, para algunos un desierto, un proceso de dudas y desaciertos; pero ahora estoy aquí, soy tangible, pueden apreciarme, y vengo con ustedes a disipar todos esos miedos; estoy aquí junto a vosotros para ser una nueva expresión de autenticidad. No sólo de quienes se han encontrado entre los pasillos de la Convención Constitucional que me dio vida. No soy sólo de quienes han sido elegidos para incursionar de entre la diversidad para sentir que, entre sus voces, existe este fundamental proceso, sino que además, para todos y todas por igual”.

No soy un mero documento másNo seré solo de algunos pocos. Soy mucho más, permitiré mejores acuerdos en pos de una construcción conjunta, para lograr una nueva y mejor comunión, reivindicadora, fraterna, con respeto a nuestra identidad y diferencias. Soy la fe de todos los pueblos, soy la creencia en un mundo mejor, reflejo todos sus sueños, soy la razón para imaginar que un nuevo porvenir sí es posible”, finaliza dicho texto.

Otra enfatiza “la lucha de los pueblos de Chile” y compara la independencia de 1810 con el estallido social de 2019: “La lucha política del gran pueblo de Chile frente a las elites, cerró el siglo con un golpe de fuerza que buscó destruir las luchas sociales e instalar por la violencia un modelo pétreo, que cerrara la discusión y excluyera, a través de distintos mecanismos, la participación de las personas en el dibujo de su propio destino”, establece el texto.

Y finaliza: “el río de la historia siempre sigue su curso y el 18 de octubre de 2019, ese mismo pueblo se reencontró con su lucha histórica en busca de igualdad y justicia social y fueron los mismos estamentos de siempre los que llenaron las calles con sus banderas y cantos de esperanza”.

Otra está escrito en lenguaje inclusivo habla de la plurinacionalidad: “Aquí estamos los pueblos que convivimos en el Chile plurinacional y que mantenemos y reivindicamos las convicciones y fuerzas de toda la historia que nos han traído hasta este momento. Chile y sus pueblos asumen el desafío histórico de edificar un Estado Social de Derechos, Plurinacional y Descentralizado, que articula los anhelos democráticos de todos nuestras memorias”.

También se refieren a la conformación de la sociedad, donde “somos humanes, construyendo nuestros destinos, con distintas miradas, sin distinciones de género y creencias, iguales en derechos y dignidad, buscando el justo equilibrio en la complementariedad (sic)”.

Una sola de estas 12 propuestas presentadas será el Preámbulo, aunque antes de la votación final podrá enmendarse y agregarse oraciones o párrafos. Finalmente, la comisión elaborará una propuesta que deberá ser ratificada en el pleno.

Seguir Leyendo

Chile

Esta es la nueva Constitución comunista de Chile: Con un total de 499 artículos, deberá ser aprobada en el plebiscito de septiembre

Publicado

en

Fue presentada de forma oficial este lunes 16 de mayo en el viaje de la Convención a Antofagasta.

Durante la jornada de este sábado, la Convención Constituyente anunció el primer borrador de la nueva Constitución que deberá ser votada el próximo 4 de septiembre en Chile.

Con un total de 499 artículos, se trata del primer documento completo que produjo la Convención, y contiene lenguaje inclusivo, artículos enteros destinados a entregarle privilegios a las comunidades indígenas, se declara la posibilidad de expropiar bienes privados y se establece un duro marco normativo para explotación de recursos naturales.

Este primer borrador ahora deberá transitar por las comisiones de Preámbulo, Armonización y Transitorias, previo a ser aprobado por el pleno de la Convención, aunque no se esperan mayores cambios.

El frenteamplista Jaime Bassa, primer vicepresidente de la Convención, celebró este domingo la instancia compartiendo el texto.

“En este link está la primera versión, completa, del borrador de nueva Constitución. En las próximas semanas trabajaremos en su sistematización, en el preámbulo y en los artículos transitorios que regularán los plazos para su implementación”, indicó el abogado en la red social Twitter.

Algunas de las joyitas de la nueva Constitución. En el capitulo 1, artículo 2, se establece el sistema político chilena como una “Democracia paritaria“.

El Estado reconoce y promueve una sociedad en la que mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexogenéricas participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva en el conjunto del proceso democrático es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía“, lee el artículo constitucional.

En el artículo 4 se establece a Chile como un Estado Plurinacional: “Chile es un Estado Plurinacional e Intercultural que reconoce la coexistencia de diversas naciones y pueblos en el marco de la unidad del Estado“.

Incluso, en el mismo artículo, enumera las naciones indígenas que ahora tendrán rango constitucional, al mismo nivel que el ser chileno: “Son pueblos y naciones indígenas preexistentes los Mapuche, Aymara, Rapa Nui, Lickanantay, Quechua, Colla, Diaguita, Chango, Kawashkar, Yaghan, Selk’nam y otros que puedan ser reconocidos en la forma que establezca la ley“.

En el artículo 5, se les otorga autonomía e incluso se le da reconocimiento de sus tierras: “Los pueblos y naciones indígenas preexistentes y sus miembros, en virtud de su libre determinación, tienen derecho al pleno ejercicio de sus derechos colectivos e individuales. En especial, tienen derecho a la autonomía y al autogobierno, a su propia cultura, a la identidad y cosmovisión, al patrimonio y la lengua, al reconocimiento de sus tierras“.

Por último, se otorgan cupos políticos a los indígenas. Esto quiere decir que todos los organos del Estado deberán tener obligatoriamente un mínimo de representantes indígenas. En el mismo artículo 5: “El Estado debe garantizar la efectiva participación de los pueblos indígenas en el ejercicio y distribución del poder, incorporando su representación en la estructura del Estado, sus órganos e instituciones, así como su representación política en órganos de elección popular a nivel local, regional y nacional“.

Más adelante, se le cambia el nombre a la cámara baja, para pasarlo a lenguaje inclusivo, y se establece paridad de género y cupos indígenas: “El Congreso de Diputadas y Diputados es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional que representa al pueblo“.

Chau Senado. La nueva Constitución reemplaza el Senado por la Cámara de las Regiones. “La Cámara de las Regiones es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional de representación regional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y de ejercer las demás facultades encomendadas por esta Constitución“, explica, y aclara: “Sus integrantes se denominarán representantes regionales“.

Toda la Constitución está escrita en lenguaje inclusivo. Por ejemplo, en el artículo 23: “La Presidenta o Presidente de la República tendrá la potestad de dictar aquellos reglamentos, decretos e instrucciones que crea necesarios para la ejecución de las leyes.”

Ley completa

Seguir Leyendo

Tendencias