Seguinos en redes

Colombia

La derecha fragmentada se queda con el Congreso pero Petro logra un resultado histórico en las primarias

Publicado

en

Petro arrasa en la izquierda, Fajardo es el mariscal de la derrota de un centro débil y Fico Gutiérrez se convierte en el indiscutido líder de una centroderecha fuerte. Las fuerzas antipetristas llegaron a la elección muy divididas.

Este domingo los colombianos fueron a las urnas y eligieron un nuevo Congreso, además de votar en las “Consultas Interpartidistas“, que no son más que unas primarias abiertas y simultáneas.

Con algo más del 99% de los votos escrutados en las tres coaliciones presidenciales, el líder de la extrema izquierda y miembro del Foro de Sao Paulo, Gustavo Petro, ha exhibido fortaleza y lidera con enorme ventaja la consulta del Pacto Histórico, en la que roza el 80% de las preferencias con casi 4,5 millones de votos.

La consulta de la izquierda, con más de cinco millones de votos, logró casi el mismo apoyo que el centro y la derecha juntos, un dato que preocupa a las fuerzas anti-izquierda de cara a las elecciones presidenciales del 29 de mayo.

Colombia nunca fue gobernada por el Foro de Sao Paulo, y este sería el tercer intento de Petro por hacerlo. Después de un desastroso gobierno de Iván Duque y el colapso del uribismo, además del “estallido social” en abril del 2021, Petro parecería tener el camino más fácil que nunca para tomar el poder.

Sergio Fajardo, en la debilitada y fragmentada Coalición Centro Esperanza, obtuvo el 33,5% y superó los 700.000 votos. Los partidos de centro liberal y centro izquierda que componen la alianza esperaban un resultado de votos más holgado, pero sumando todas las preferencias finalmente se ubicaron en poco más de 2 millones de votos, la mitad que el Pacto Histórico.

Por su parte, Fajardo, ex alcalde de Medellín y ex gobernador de Antioquía, es enemigo político de Petro desde hace tiempo, pero su postura centrista derrumbó cualquier esperanza de formar una gran coalición de centroderecha con el Partido Conservador.

La otra líder de Centro Esperanza es Claudia López, quien apoyó a Petro en las elecciones del 2018 (en las que Fajardo participó y quedó tercero, por debajo de Duque y Petro). Sin embargo, en estos últimos 4 años, López chocó con la extrema izquierda y dio un giro al centro.

Si bien parecía que la coalición centrista se iba a convertir en el principal contendiente de Petro, los números obtenidos marcan otro panorama, y nuevamente dividirán el voto anti-izquierda.

La gran sorpresa de la jornada fue Federico “Fico” Gutiérrez, también ex alcalde de Medellín, pero quien llevó a cabo medidas que lo pusieron en el centro de la política nacional.

Ganó cómodamente la consulta en el centroderechista Equipo por Colombia, que se convierte en el principal favorito para evitar la llegada de la extrema izquierda a Colombia. Fico Guitérrez se ha mostrado más sólido de lo anticipado con el 54%, y más de dos millones de votos.

En total, la coalición de centroderecha obtuvo alrededor de 3,4 millones de votos, y se ubica como la segunda fuerza de cara a las elecciones de mayo.

Por último, la Unión del Centro Democrático, el actual oficialismo que viene gobernando Colombia hace 20 años bajo la tutela del ex presidente Álvaro Uribe, ni siquiera participó de las consultas y decidió hacer una elección interna en noviembre.

El ganador de la elección fue el centroderechista Óscar Iván Zuluaga, con el 43% de las preferencias, derrotando a la derechista María Fernanda Cabal, quien denunció irregularidades en la votación, especialmente luego de que la suma de porcentajes diera 101%.

La senadora Cabal perdió una oportunidad histórica de llevar una agenda de derecha al estilo de Trump y Bolsonaro al centro de la agenda política de Colombia, y la victoria de Zuluaga, más moderado, abrió la puerta a un enorme crecimiento de Equipo por Colombia.

A pesar de tener el apoyo de Uribe, algo que desde hace dos décadas en Colombia significa automáticamente ganar una elección, como fue el caso de José Manuel Santos e Iván Duque, dos deconocidos sin prácticamente imagen positiva que fueron ungidos por Uribe como sus sucesores, esta vez Zuluaga apenas sondea en el 10% de la intención de voto.

Congreso

La situación en el Congreso quedó muy distinta. La derecha, centroderecha y el centro arrasaron en las elecciones y la coalición de extrema izquierda de Petro menos del 15% del voto total.

Cabe aclarar que a nivel legislativo, si bien la izquierda mantuvo la coalición del Pacto Histórico, y el uribismo fue dentro del Centro Democrática, las coaliciones de Centro Esperanza y Equipo por Colombia no figuraban en las boletas, y los partidos miembro fueron por separado.

En la Cámara baja, Pacto Histórico tendrá 25 de los 165 escaños elegibles. Por su parte, el Partido Conservador (que forma parte de la coalición Equipo por Colombia) se quedó con otras 25 bancas y el Partido Liberal (que forma parte de la coalición Centro Esperanza) quedó como la primera fuerza con 32 bancas.

Por su parte, los centroderechistas Partido de Centro Democrático de Uribe tendrá 16 bancas (una brutal caída ya que antes de estas elecciones tenía 32), Partido de la U (parte de Equipo por Colombia) tendrá 15 y partido Cambio Radical otros 15. Además, el centrista ecologista Alianza Verde obtuvo 11 bancas, y las 26 bancas restantes quedaron en fuerzas minoritarias que van desde la centroizquierda a la derecha.

En síntesis, las fuerzas de la centroderecha obtuvieron 80 bancas, las de centro/centroizquierda 50 bancas, la izquierda, comprendida entre Pacto Histórico y otras fuerzas alineadas a Petro, se quedaron con 48 bancas, y diputados independientes, que van por todos los colores políticos, con 10.

En el Senado, si bien el Pacto Histórico quedó como primera fuerza con 16 bancas, quedó como minoría frente a los 16 senadores del Partido Conservador, los 15 del Partido Liberal, los 14 de Alianza Verde, los 14 del Centro Democrático, los 11 de Cambio Radical, los 10 del Partido de la U, y 4 del centroderechista partido Mira.

Por último, gracias al pacto de Santos con las FARC, habrá 7 escaños “reservados” para distintas fuerzas. 5 irán para los senadores comunistas del partido Comunes (ex FARC), y 2 para partidos indigenistas (MAIS y AICO).

El dibujo del nuevo Senado consolida a los dos partidos tradicionales de Colombia. el Partido Conservador y el Partido Liberal. La hegemonía del Centro Democrático de Uribe, primera fuerza en la pasada legislatura en mabas cámaras, llega a su fin.

Pero la buena noticia es que aunque llegue Petro al poder, la formación del Congreso, especialmente en el Senado, tiene una enorme influencia de la centroderecha y el centro, que a pesar de su moderación ideológica, son en esencia antipetristas.

En las últimas semanas, el mismo Petro había arengado a los suyos a votar masivamente por el Pacto en el Congreso para poder hacer las reformas “que necesita el país” si llega a la Casa de Nariño, pero los izquierdistas, si bien a él lo votaron masivamente, no tuvieron el mismo entusiasmo con sus candidatos legislativos.

Colombia

Elecciones Colombia: El comunista Petro denuncia que quieren asesinarlo y cancela su visita al interior

Publicado

en

El candidato del Foro de Sao Paulo tuvo que suspender una gira por el centro del país tras asegurar que un grupo sicario contratado por las Fuerzas Armadas quiere atentar contra su vida.

La recta final de la campaña electoral en Colombia está llegando a niveles de tensión preocupantes. El candidato de la extrema izquierda que lidera en las encuestas, Gustavo Petro, tuvo que suspender una gira por el denominado “Eje Cafetero”, ubicado en el centro del país, luego de recibir información de un supuesto plan para asesinarlo

El comando de campaña del candidato planteó que la información provino de “una fuente confiable” y apunta a que un grupo irregular de sicarios llamado La Cordillera busca asesinarlo para que no gane las elecciones.

Este grupo estaría involucrado en el asesinato de Lucas Villa, un líder juvenil al que dispararon desde un puente durante las protestas del año pasado contra el Gobierno.

Petro dijo en sus redes sociales: “Lamentable que tenga que suspender la gira del eje cafetero. El paso de los sectores de la corrupción a pagar bandas de sicarios para mi eliminación física, muestra la desesperación política a la que han llegado“.

Esta situación hace recordar a muchos de los asesinatos de candidatos presidenciales de izquierda en las últimas décadas, como Arnulfo Gomez (1927), Jorge Eliecer Gaitán (1948), Luis Carlos Galán (1989) y el mismo Carlos Pizarro Leongómez, comandante del M-19 y compañero de Gustavo Petro. Todos fueron asesinados en plenas campañas presidenciales.

Hace unos días el comandante del Ejército Nacional de Colombia, Eduardo Zapateiro, respondió un tuit de Petro sobre la relación de generales y miembros de paramilitarismo,

Esto hace referencia a un cruce ocurrido el pasado 20 de abril cuando Gustavo Petro se pronunció a través de su cuenta de Twitter sobre la muerte de siete soldados tras un ataque del Clan del Golfo en el municipio de Frontino, en el occidente de Antioquia.

“Mientras los soldados son asesinados por el clan del golfo, algunos de los generales están en la nómina del Clan. La cúpula se corrompe cuando son los politiqueros del narcotráfico los que terminan ascendiendo a los generales”, manifestó el candidato comunista.

La respuesta del General fue mediante un extenso hilo de tuits en el que destaca: “No hay a quien le duela más la muerte de un soldado que a los que portamos el camuflado“. 

No se valga de su investidura (inviolabilidad parlamentaria) para pretender hacer politiquería con la muerte de nuestros soldados. A ningún general he visto en televisión recibiendo dinero mal habido. Los colombianos lo han visto a usted recibir dinero en bolsa de basura“, disparó con contundencia el jefe militar. 

Pero lo más importante es que esta no fue la opinión de un militar suelto sino del conjunto de las Fuerzas Armadas, que empiezan a mirar con desconfianza a Petro y anticipan una relación de extrema tensión en caso de ser electo. Ese fue el foco de una nota que se tituló “Malestar en los Cuarteles” de la revista Semana, que para el sector de Petro forma parte del tono amenazante contra la campaña de la izquierda.

En Perú ocurrió una situación similar, y tras la llegada del comunista Pedro Castillo, el mandatario llevó a cabo una purga de los altos rangos de las Fuerzas Armadas para evitar este tipo de tensiones.

Seguir Leyendo

Colombia

Elecciones presidenciales en Colombia: Petro se mantiene arriba en las encuestas pero no logra evitar la segunda vuelta

Publicado

en

Según el último sondeo tiene 43,6 por ciento de los votos seguido por Fico Gutiérrez con 26,7. El ex presidente, César Gaviria anunció su apoyo a la derecha.

Colombia ingresa en la recta final de la campaña presidencial. En un mes, irán a las urnas para elegir al presidente que gobierne el país hasta 2026 y tome muchas de las demandas sociales que se vieron plasmadas en las protestas de noviembre de 2019 y abril de 2021. Justamente se cumple un año de la ola de protestas contra el gobierno de Ivan Duque encabezadas por el denominado “Comité de Paro” que nuclea a organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles. 

En este marco, la consultora Invamer publicó su última encuesta en donde ubica al candidato de izquierda, Gustavo Petro, en la primera posición con 43,6 por ciento de los votos seguido por el postulante apoyado por el uribismo, Federico “Fico” Gutiérrez, con 26,7 por ciento. En comparación a la última encuesta de febrero, Petro cayó 1 punto mientras que Gutiérrez subió 11. Esto tiene que ver con las elecciones intentar que definieron los nombres para competir, apoyos de candidatos de derecha que decidieron bajarse como el oficialista Oscar Ivan Zuluaga y  un escenario más polarizado entre los dos principales candidatos que re-orientó el voto de terceras o cuartas fuerzas a Gutiérrez. 

 Si el escenario electoral se mantiene como está hoy, no alcanzaría a tener la votación suficiente para hacerse con la presidencia en primera vuelta, uno de los objetivos de Petro. El relevamiento también muestra una caída estrepitosa de Sergio Fajardo, candidato moderado que propone una tercera vía pero que está hundiéndose en el cuarto lugar.

Petro venía negociando un acuerdo con el partido liberal del ex presidente César Gaviria pero esta semana, terminó apoyando a Gutiérrez. El bloque liberal en el Congreso será clave para la gobernabilidad.

Todas las encuestas indican que en un eventual balotaje, ambos candidatos llegan muy parejos y habría una pequeña ventaja para el candidato de derecha. En ese sentido, en el comando de Petro dicen que “para llegar con chances a una segunda vuelta ajustada tenemos que evitar errores no forzados. Este mes venimos con las acusaciones contra Piedad Córdoba y el enorme error infantil del hermano de Petro de ir a la cárcel a visitar a un dirigente condenado por corrupción. Son situaciones que le restan, en medio de operaciones que sabemos se van a intensificar. Es una pelea contra los poderosos”.

La izquierda colombiana sigue mirándose en el espejo chileno y baraja la posibilidad que un crecimiento de la derecha pueda genera un efecto de indignación que favorezca a Petro. Al mismo tiempo, argumentan: “Petro sabe qué quiere hacer respectó al  ingresos, renta básica y pensiones. ¿Qué va a hacer la derecha y Estados Unidos?

Seguir Leyendo

Colombia

Uribe dio de baja a su candidato presidencial para evitar que la izquierda gane en primera vuelta

Publicado

en

Oscar Iván Zuluaga, candidato del Centro Democrático, anunció que se retira de las elecciones para apoyar a Federico Gutiérrez, el candidato de la centroderecha mejor posicionado para hacerle frente a Gustavo Petro.

La elección presidencial de mayo presentará una novedad. Por primera vez desde 2002, el uribismo no tendrá candidato propio. El histórico ex presidente Álvaro Uribe llegó al poder ese año y gobernó hasta 2010 con un liderazgo implacable, sobre todo aniquilando la avanzada de las FARC y el narcotráfico que buscaba derribar el Estado colombiano.

Desde entonces, ha puesto a todos los presidenes que lo sucedieron. Tras un intento fallido para ir por un nuevo mandato en 2010, apoyó a su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien terminó traicionándolo y firmando un aberrante acuerdo con las FARC.

En 2018 elige a Iván Duque, y nuevamente, logra colocar a su candidato como presidente, derrotando en aquél entonces a Gustavo Petro, quien hoy amenaza con llevar a la extrema izquierda al poder. La gestión de Duque fue desastrosa, y sin romper completamente con Uribe como hizo Santos, el actual gobierno ha concedido en todos los terrenos a la izquierda.

Duque fue tan débil como Piñera, y el año pasado estuvo marcado por protestas que muchos comparan con el “estallido social” de Chile. Las duras medidas para contener la panemia y la nula respuesta a la recesiva economía dejaron al uribismo fuera de juego por primera vez desde su concepción.

Los problemas judiciales de Uribe también contribuyeron a la pérdida de credibilidad del espacio que supo aglutinar a todas las fuerzas del centro a la derecha del país y destronó la histórica hegemonía de conservadores y liberales como las dos primeras fuerzas del país, que ahora parecería estar volviendo, si Petro es derrotado en las urnas.

Oscar Iván Zuluaga, el candidato respaldado por Uribe para estas elecciones, resolvió declinar su candidatura para apoyar a “Fico” Gutiérrez y evitar una eventual victoria de Gustavo Petro en primera vuelta. Zuluaga estaba midiendo entorno al 5% de los votos.

Resultados elecciones Colombia: Fico Gutiérrez y el riesgo de reconocerse  como “el candidato de Uribe” | Internacional | EL PAÍS

“Fico” Gutiérrez es el ex alcalde de Medellín y fundador del Movimiento Equipo Colombia, con el cual lanzó su campaña hace sólo tres meses. Gutiérrez busca mostrarse independiente de las estructuras tradicionales y se diferencia del uribismo principalmente en el apoyo al nefasto proceso de “paz” con las FARC impulsado por Santos.

Cabe recordar que en ese acuerdo se le concedió a las FARC lugares fijos en el Congreso, la posibilidad de evitar ir a la cárcel por sus más terribles crímenes contra la humanidad y acceso a la política colombiana.

El candidato conservador tendrá el enorme desafío de despintarse del apoyo uribista, que tan mal visto está hoy en día, mientras convence a los todavía fieles votantes del ex presidente que él es el candidato que puede vencer a la extrema izquierda.

Fico también se respalda en el debilitamiento de las opciones de centro expresadas en Sergio Fajardo (centro liberal) e Ingrid Bentancourt (centro ecologista), cuyas candidaturas resultaron en un fiasco y los votantes optaron preferentemente por el candidato conservador.

El Foro de Sao Paulo nunca gobernó Colombia, fallando en todos sus intentos a lo largo de los últimos 20 años, siempre frenados por la figura de Uribe. Sin embargo, hoy todas las condiciones están dadas para una polarización de la derecha con Petro, y como vimos en Chile, en esas situaciones el centro vota por el comunismo si no ve una opción viable en la derecha.

Seguir Leyendo

Tendencias