Seguinos en redes

El Salvador

Modelo a seguir: Bukele enfrenta el narco-crimen organizado con masivas cárceles en El Salvador

Publicado

en

El presidente salvadoreño lanzó un masivo operativo policial en todo el país para recuperar las regiones tomadas por los maras tras una ola de asesinatos. Ahora, lanzó una mega-prisión para que no salgan nunca más.

El presidente de El Salvador, el derechista Nayib Bukele, presentó este fin de semana el Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT) como el destino final de los pandilleros de la agrupación Mara Salvatrucha, la más violenta del mundo, y mostró imágenes del traslado de los primeros 2.000 reos.

Se trata de un enorme complejo carcelario con capacidad para 40.000 internos, y se convierte en el máximo símbolo de la ofensiva de Bukele contra las pandillas, que antes de su llegada al poder controlaban el país y habían convertido a la nación centroamericana en un Narcoestado.

La mega cárcel será destinada a recluir a los cabecillas de las pandillas, incluidos los jefes de las llamadas clicas, así como a sus miembros más importantes y sus colaboradores. El CECOT fue construido en el municipio de Tecoluca, departamento de San Vicente, lejos de las zonas urbanas y a 74 kilómetros de la capital.

Si bien organizaciones de derechos humanos, que callaron por décadas mientras los maras imponían el terror en El Salvador, criticaron la construcción de esta prisión y de las políticas de seguridad de Bukele, y acusaron al gobierno de estar encerrando gente inocente, es importante aclarar que las personas en el CECOT que se vieron en los videos son todos pandilleros con condenas por violación, asesinatos, o robos violentos.

Los presos tendrán solo dos comidas diarias, sin ningún contacto con el exterior y deberán trabajar para pagar su estadía allí. Solo saldrán de sus celdas para las audiencias con los tribunales, que se harán por videoconferencia desde un salón interno.

La mega prisión concluye una promesa del presidente, quien dijo que iba a encerrar a todos los responsables de la masacre del sábado 26 de marzo del 2022, cuando los maras llevaron a cabo 62 homicidios en menos de 24 horas como "protesta" por las medidas de seguridad de Bukele.

Otras 25 personas fueron asesinadas el domingo 27 de marzo por los pandilleros, cuando Bukele le pidió al Congreso que declare el Estado de Excepción y lanzó un operativo policial para recuperar las calles del país, y frenar las matanzas, que cerraron el fin de semana en 87 asesinatos.

De esas redadas se arrestaron más de 67.000 homicidas, violadores y delincuentes, que "vivirán en el CECOT por décadas, mezclados, sin poder hacerle más daño a la población", en palabras del mandatario.

El CECOT: Así Bukele recuperó la soberanía de El Salvador y lanza el combate contra el crimen organizado

El presidio, que se destaca por rigurosos controles de ingreso, fue construido para recluir a parte de los poco más de 64.000 pandilleros detenidos hasta el momento bajo un régimen de excepción decretado por el Congreso a pedido de Bukele.

Ubicado en un valle rural a una corta distancia del imponente volcán Chichontepec, en Tecoluca, unos 74 km al sureste de San Salvador, el CECOT, fue construido sobre 166 hectáreas compradas por el Estado, 23 de las cuales albergan ocho pabellones ubicados dentro de un perímetro rodeado por un muro de concreto de 11 metros de altura y 2,1 kilómetros de largo, protegido por alambradas electrificadas.

Para ingresar al presidio tanto reclusos como personal de seguridad y administrativo tienen que llegar a zonas de registro antes de pasar por tres portones fortificados controlados por guardias de seguridad.

Cada criminal que llegue, además de pasar por un escáner corporal deberá registrarse en un área de ingreso donde le tomarán fotografías.

La prisión posee un muro perimetral de 2,1 kilómetros, que será vigilado día y noche por 600 soldados y 250 policías. En el interior la seguridad estará a cargo de guardias de la Dirección General de Centros Penales, que Bukele renovó en su totalidad para eliminar la corrupción de gobiernos anteriores.

El presidio tendrá autonomía total, para que no pueda ser atacada con golpes indirectos al sistema eléctrico o de cloacas nacional, algo que Bukele aprendió de estudiar las reacciones de las pandillas cuando son arrestadas en otros países, como Colombia.

Se perforaron dos pozos, se instalaron una planta de abastecimiento de 600 metros cúbicos de agua, cuatro cisternas, y construyeron ocho subestaciones de energía eléctrica, además de una planta de aguas residuales. Con el fin de garantizar el fluido eléctrico, el penal dispone además de plantas de emergencia a base de combustible.

Frente a los pabellones de celdas, figura un cuarto de control para operar los sistemas de agua y electricidad para que los internos no tengan capacidad de "manipular" ambos servicios, explicó el director del CECOT, quien se mantiene en el anonimato para que no pueda ser atacado o extorsionado por os maras. Lo mismo aplica para todos los funcionarios del complejo presidiario.

Argentina

Gracias a la relación entre Milei y Bukele, Argentina exportará vehículos a El Salvador y busca firmar tratados de libre comercio

Publicado

en

Las Cancillerías de ambos países avanzan en una mayor venta de unidades hacia el país centroamericano, y tambien busca la exportación hacia Honduras.

En medio de la participación del presidente argentino Javier Milei en la segunda investidura del presidente salvadoreño Nayib Bukele, la Cancillería argentina anunció que está avanzando en negociaciones para habilitar un cupo de exportación de vehículos argentinos hacia El Salvador.

Fuentes oficiales informaron que, en el contexto de la asunción del presidente Nayib Bukele, el presidente Milei se reuniría con el mandatario salvadoreño para hablar sobre las necesidades del sector automotriz, como una de las áreas clave para el desarrollo comercial entre los países.

Otro eje que conversaron los presidentes fue la posibilidad de ensamblar automotores para reexportarlos a otros mercados, aprovechando la capacidad instalada de los fabricantes de equipos eléctricos en la región.

"Se trata de países donde las marcas asiáticas están bien establecidas y los mercados son pequeños, pero es importante comenzar a mostrar la producción argentina y mejorar la inserción", indicaron las fuentes.

Argentina "es un gran productor mundial de pickups y con la venta de apenas 1.500 unidades al año, El Salvador representa un mercado con gran potencial para aumentar las ventas de vehículos", expresaron las fuentes.

"Para nosotros, El Salvador es un mercado interesante. Aunque los niveles de importación son bajos, creemos que puede ser una puerta de entrada a otros mercados de Centroamérica", explicaron desde Cancillería.

"No solo estamos activando el acuerdo desde el punto de vista comercial, sino también buscando agregar valor, como realizar alguna terminación o proceso de transformación aquí en El Salvador", aseguraron.

En cuanto a la distribución de marcas a nivel regional, del total de vehículos tipo automóvil que circulan en Centroamérica, aproximadamente el 55% corresponden a las marcas Toyota, Hyundai, Nissan y Honda, según datos proporcionados por la industria.

Además, en los registros del parque vehicular centroamericano, cerca del 30% de las unidades tipo automóvil corresponden a Mitsubishi, Mazda, Chevrolet, Ford, Suzuki, Volkswagen y Kia.

Recientemente, la canciller Diana Mondino se reunió con su homólogo costarricense, Arnoldo André Tinoco, y subrayó que Costa Rica "es un socio significativo para Argentina en la región, con coincidencias en diversos foros multilaterales y una cooperación bilateral que abre nuevas oportunidades".

Ambos enfatizaron que, aunque el comercio entre ambos países es superavitario para Argentina, existe un gran potencial para aumentarlo y diversificarlo, especialmente en sectores como el automotriz, donde la Cancillería continúa promoviendo la exportación de pickups hacia Centroamérica.

Otros sectores como maquinaria agrícola, turismo, software, servicios informáticos, productos alimenticios e insumos médicos también podrían ingresar a Centroamérica en el mediano plazo. De manera gradual, el Gobierno y las terminales automotrices comenzarán a ingresar en un mercado muy amplio, aunque actualmente dominado por marcas asiáticas.

Según fuentes de la industria, la “hoja de ruta” también incluye a Honduras, aunque aún no se ha definido una fecha. El objetivo principal es firmar acuerdos de libre comercio, ya que la potencialidad para exportar pickups es considerable. Para el viaje a Honduras, se han inscrito autopartistas y terminales, con la consigna de fomentar un mayor intercambio comercial. “Hoy se exportan 3,000 unidades al año y el mercado tiene una capacidad de 11,000 unidades/año”, explicó un directivo del sector.

El Salvador, según un informe sectorial, muestra un "negocio cíclico y muy frágil frente a las crisis internacionales". Guatemala está dominada por las marcas asiáticas y predomina la compra de autos usados, aunque el mercado de vehículos nuevos está en crecimiento.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

El Salvador

Asunción de Nayib Bukele tras su reelección: “El país ya se curó de las pandillas, ahora hay que arreglar la economía”

Publicado

en

Arrancó su segundo mandato, luego de obtener un histórico 85% de votos en las elecciones de febrero. Puso foco en dinamizar la economía salvadoreña, luego de solucionar la crisis de inseguridad.

Autodenominado como "Rey Filósofo", Nayib Bukele inició este sábado su segundo mandato presidencial consecutivo en El Salvador. Tras jurar, le habló al pueblo desde el balcón del Palacio Nacional.

En su discurso, hizo un repaso de las medidas que tomó en estos años para combatir la inseguridad, el gran flagelo que tenía la comunidad salvadoreña y que lo catapultó a la presidencia, y aseveró: "El país ya se curó de las pandillas, pero ahora hay que arreglar la economía".

"Ahora, que ya arreglamos lo más urgente, que era la seguridad, vamos a enfocarnos de lleno en los problemas importantes, empezando por la economía", dijo Bukele ante cientos de personas, entre invitados especiales y seguidores, que incluyeron al presidente argentino Javier Milei, al Rey de España, y al hijo de Donald Trump.

Bukele aseguró que "la sociedad salvadoreña sigue enferma, pero ya no tiene cáncer" y que "sigue enferma de las demás cosas que siempre ha tenido", porque "el país ya se curó de las pandillas y ahora quiere curarse de la mala economía".

El popular presidente salvadoreño arrancó su nuevo mandato con un poder casi absoluto y sin oposición política, con el desafío de mantener la seguridad en el país y lograr la prosperidad económica que prometió durante su campaña.

Bukele, de 42 años y ascendencia palestina pero que defiende a Israel, empieza un segundo mandato de cinco años tras pulverizar a la oposición y obtener un histórico 85% de votos en las elecciones de febrero, donde también ganó la mayoría absoluta en el Congreso obteniendo 54 de los 60 escaños.

En su asunción, fue acompañado por la mítica guardia de la Escuela Militar "Capitán General Gerardo Barrios".

Considerado el presidente más popular de América Latina según la ONG Latinobarómetro, Bukele llegó al poder en 2019 prometiendo doblegar a las pandillas, a las que se atribuye más de 120.000 homicidios en tres décadas, más que las 75.000 de la guerra civil que tuvo lugar entre 1980 y 1992.

Muy seguro de sí, Bukele se autodefine como un "dictador cool" para burlarse de quienes lo acusan de autoritarismo y de mantener el poder gracias a magistrados afines que interpretaron la ley para permitir su reelección, pese a estar prohibida ligeramente en la Constitución.

Bajo su Gobierno, El Salvador pasó de ser el país sin conflicto bélico "más peligroso del mundo" al "más seguro del hemisferio occidental". En sus primeros cinco años, un total de 80.300 pandilleros fueron detenidos y sacados de la sociedad.

Ataviado con un traje de cuello negro y puños dorados, juró a mano alzada y recibió la banda presidencial de parte del presidente del Parlamento, Ernesto Castro, ante dignatarios internacionales en el Palacio Nacional, en el centro histórico de San Salvador.

"¡Bukele, Bukele!", gritaron, entre disparos de salva, miles de simpatizantes que colmaban la plaza frente al palacio, bajo un intenso sol. Poco después comenzó un desfile militar, con aviones que dejaban una estela azul y blanco, colores de la bandera salvadoreña.

Desde temprano, uno a uno, los invitados extranjeros fueron llegando al Palacio Nacional para asistir a la ceremonia oficial. Además de Milei dijeron presente los presidentes de Ecuador, Daniel Noboa, y de Paraguay, Santiago Peña. También el rey de España, Felipe VI, con quien el libertario compartió gestos y sonrisas a la distancia, en medio de la tensión diplomática con el socialista Pedro Sánchez.

Seguir Leyendo

El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, llamó a una reunión de Gabinete para decirles que están siendo investigados por corrupción

Publicado

en

El mandatario salvadoreño convocó a una reunión con sus ministros televisada, y los sorprendió avisándoles que todos serían investigados por el Fiscal General de manera preventiva.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, convocó este lunes a una reunión a todos los funcionarios de su Gabinete para sorprenderlos con el hecho de que serán investigados por el Fiscal General por corrupción, particularmente por sobornos.

Bukele comenzó la reunión como todas, pero de repente sorprendió diciendo: "Todos aquí son del Poder Ejecutivo que yo superviso, excepto una persona: el Fiscal General. Él no es del Ejecutivo, pero está aquí hoy por una razón: quiero pedirle públicamente que investigue a todos los que están sentados aquí. Retroactivamente y en el futuro".

"Me imagino que no debería haber ningún problema con eso", aclaró antes que los funcionarios pudieran responder. La reunión fue grabada, por lo que la cámara captó las reacciones en vivo de los ministros, algunos con miradas de asombro y otros con sonrisas de satisfacción

"Hay algunos presidentes en prisión y otros huyendo, pero la mayoría son recordados como criminales", afirmó y agregó: "No es así como quiero que me recuerden", por lo que iniciará una "cacería de brujas preventiva" para encontrar si tiene funcionarios corruptos.

En este sentido, recordó al ex presidente salvadoreño, José Napoleón Duarte, quien, según Bukele, no era un ladrón, pero sí "se rodeó de ladrones", y él no está dispuesto a condonar que nadie robe en su gobierno.

"Hubo un momento en que ofreció esperanza al pueblo salvadoreño. Pero si bien era cierto que no robó, entonces fue un tonto, porque él era la esperanza del pueblo", afirmó Bukele. "No tocó ni un centavo y aun así manchó su legado rodeándose de ladrones". 

"Eso no me pasará a mí", dijo, añadiendo que quiere ser recordado como el presidente que encarceló a los ladrones, tanto en las calles como en el Gobierno.

La gente en las redes sociales aplaudió abrumadoramente al presidente luego de la reunión televisada, en una medida que se da a dos meses de haber reelegido de manera abrumadora. "Imagínense hacer eso en Estados Unidos. El 90% estaría en prisión", dijo un usuario de las redes sociales.

Seguir Leyendo

Tendencias