Conecte con nosotros

Perú

Parlamentarios presentan juicio político contra el ministro de Castillo que persigue a Keiko Fujimori

Publicado

en

El ministro de Trabajo Iber Maraví indicó que recurrirá a la justicia para arrestar a Keiko Fujimori, a lo que el Congreso respondió presentando una moción de censura por su pasado terrorista.

Este jueves, 42 parlamentarios de diversas bancadas firmaron una moción de censura presentada por el partido Renovación Popular, de Rafael López Aliaga contra el ministro de Trabajo Iber Maraví, luego de ser interpelado en el Congreso.

Maraví está denunciado por haber participado de actos terroristas durante la década del 90 con el grupo comunista Sendero Luminoso, según diversos informes policiales de la época y testimonios de otros terroristas que estuvieron con él en esa época.

“Durante su presentación el ministro Iber Maraví, no ha logrado desmentir de manera satisfactoria las múltiples pruebas que lo vinculan con Sendero Luminoso y su fachada política el Movadef”, sostuvieron los parlamentarios.

Además, señalan que una de sus primeras acciones como funcionario nacional fue inscribir en el Registro de Organizaciones Sindicales de Servidores Públicos a la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación del Perú, la cual tiene vínculos con el Movadef, la organización “social” de Sendero.

Hasta el momento tiene la firma de al menos 42 parlamentarios de las bancadas de Renovación Popular (Aliaga), Avanza País (De Soto), Alianza Para el Progreso (Acuña) y Podemos Perú (Urresti). De acuerdo con el artículo 86 del Reglamento del Congreso, una moción requiere 66 votos para aprobarse y destituir a un ministro.

Si bien le faltarían 24 votos, la bancada fujimorista que tiene exactamente 24 diputados podría respaldar la moción, especialmente luego de que Keiko Fujimori publicara un video denunciando al ministro y que Maraví le respondiera que está buscando meterla presa.

“El Gobierno de Pedro Castillo anuncia cuestión de confianza para defender a un ministro acusado de participar activamente en atentados de Sendero Luminoso. Nunca estuvo tan claro lo que está en juego”, diijo Fujimori.

A lo que el ex terrorista respondió: “Señora Keiko Fujimori, usted que actualmente está acusada por el Ministerio Público tendrá que demostrar ante la justicia sus afirmaciones, cuando se refiere a mí como acusado de participar activamente en atentados de Sendero. Prepárese porque la voy a querellar”, en una publicación en Twitter.

Si la bancada fujimorista apoya, o incluso se consiguen algunos votos de los parlamentarios más de derecha de Acción Popular, el ministro Maraví podría ser destituido, en lo que sería otra baja clave para el gobierno comunista de Castillo.

Perú

Por presión del Congreso, el comunista Pedro Castillo echó a Bellido y a todo su gabinete

Publicado

en

El comunista de línea dura Guido Bellido será reemplazado por la progresista feminista Mirtha Vázquez, del partido de izquierda Frente Amplio.

El presidente de Perú, el comunista Pedro Castillo, finalmente cedió ante la presión del Congreso y le pidió la renuncia a Guido Bellido, hasta hoy su Jefe de Gabinete y Primer Ministro. Su salida significó también la dimisión de todo su Gabinete, lo cual generó nuevamente un vacío de poder en el país que sigue en plena crisis política hace 4 años.

Castillo designó como sucesora al frente del Gabinete a Mirtha Vásquez, una abogada de 46 años que hasta fines de julio presidió el Congreso, y que pertenece al Frente Amplio y no, como Bellido, al partido oficialista Perú Libre. Esto significa una fuerte caída en la influencia de Vladimir Cerrón en el gobierno de Castillo, y una suba del sector más progresista de la mayoría.

Desde su asunción, el gobierno de Castillo ha estado sufriendo la presión del Congreso, tanto de los diputados de derecha, que exigen un Gabinete sin figuras vinculadas al terrorismo, como los legisladores de izquierda, que piden un Consejo de Ministros con figuras progresistas y feministas.

Cabe recordar que Castillo llegó al poder con el partido y vehículo político de Perú Libre, una formación comunista vinculada a Sendero Luminoso controlada por Cerrón, quien trató de ser candidato a vicepresidente (en una jugada similar a la de Argentina con Cristina y Alberto) pero la Justicia lo frenó; sobre el dirigente comunista pesan múltiples causas de corrupción.

Hasta hoy, el gobierno lo manejaba el propio Cerrón a través de Bellido, con un gabinete que poco espacio le había dejado a otros aliados de izquierda del gobierno, como el Frente Amplio, Juntos por Perú y el Partido Morado, todos partidos progresistas que rechazan las propuestas más conservadoras de Perú Libre.

“Juro por Dios, por este país de mujeres y hombre que luchan vivir sin discriminación, sí juro”, juramentó Vázquez al asumir el cargo.

Hasta el momento, Vázquez ha dicho que pedirá que los ministros Oscar Maúrtua (Canciller), Pedro Francke (Economía), Hernando Cevallos (Salud), Aníbal Torres (Justicia) e Iber Maraví (Trabajo) permanezcan en el cargo.

Estos nombres sin embargo no son indispensables para el nuevo gobierno, y no sorprendería que en las próximas semanas se busquen nuevas figuras, especialmente en el caso de Maraví, quien está a punto de ser enjuiciado por el Congreso por sus vínculos al terrorismo guerrillero en la década del ’90.

“Tanto la cuestión de confianza, la interpelación como la censura, no deberían usarse para crear inestabilidad política, el Perú espera mucho de sus autoridades, es momento de poner el Perú por encima de toda ideología y posición partidaria aislada”, subrayó Castillo en el breve mensaje con el que esta tarde anunció la salida de su primer ministro.

Además, Castillo esgrimió una defensa de la propiedad privada, lo cual fue considerado una crítica al saliente Bellido, quien estaba impulsando la estatización de la operación en el yacimiento de gas de Camisea.

Ratificamos el compromiso del Perú con la inversión privada, remarcando la necesidad que esta opere sin corrupción y con responsabilidad social, priorizando la diversificación productiva nacional“, sostuvo el presidente.

Este profundo cambio en el Gabinete significa dos cosas: cae el poder de Cerrón en el gobierno, y aumenta considerablemente la influencia de Marcos Arana, Pablo Guzmán y Verónika Mendoza en el Ejecutivo.

Seguir Leyendo

Perú

Luego de desembarcar en México, VOX se reunió con Keiko Fujimori y extiende su fuerza en Hispanoamérica

Publicado

en

Luego de la criticada reunión de Abascal con senadores del PAN, tres altos dirigentes se reunieron con la ex candidata presidencial peruana y actual líder de la oposición para que firme la Carta de Madrid.

El partido de derecha español VOX busca extender su presencia en Hispanoamérica. Tras el reciente viaje de Santiago Abascal a México, los miembros del partido continúan extendiendo su cruzada anticomunista en la región.

Esta semana fue el turno de Perú, donde aterrizaron el europarlamentario de VOX Hermann Tertsch y el diputado y vicepresidente de la formación, Víctor González, acompañados por Jorge Martín Frías, el director de la Fundación Disenso, el think tank que sustenta los postulados de Vox.

Allí se reunieron con diputados de los partidos peruanos de derecha Renovación Popular (López Aliaga), Avanza País (Hernando de Soto) y Fuerza Popular (Keiko Fujimori), quienes firmaron la Carta de Madrid, el documento fundacional del Foro Madrid, que busca ser la contracara del Foro de Sao Paulo.

El manifiesto cuenta ya con las adhesiones del candidato presidencial derechista chileno José Antonio Kast, del diputado e hijo del presidente brasileño Eduardo Bolsonaro, y del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, a quien visitaron en Colombia los tres dirigentes españoles antes de pisar Lima.

A comienzos de septiembre Abascal llevó esa misma carta a México y sacudió el tablero político. La gran mayoría de los senadores del PAN recibieron con sonrisas y abrazos al Presidente de VOX y firmaron la carta. Sin embargo, la dirigencia del partido, mucho más de izquierda y cómplices con el gobierno socialista, hicieron que los congresistas borraran la foto de Twitter de la reunión y negaran cualquier afiliación con la formación española.

Con el mismo espíritu pero con mejores resultados, Tertsch, González y Frías sumaron el apoyo de las más importantes formaciones peruanas que luchan contra el gobierno comunista de Pedro Castillo, y que hasta último momento desconocieron su triunfo electoral.

Dos de los los congresistas que firmaron la Carta, Jorge Montoya y José Cueto, fueron los que lideraron la batalla judicial por el fraude electoral de Perú Libre que anuló actas y permitió que Castillo ganara por escasos votos el ballotage. Hoy en día, son perseguidos políticamente por la Fiscalía peruana.

Montoya y Cueto forman parte de Renovación Popular, que tiene de líder a Rafael López Aliaga, un empresario de derecha que en sus actos pide “muerte al comunismo y a Castillo”, y que apodaron como el “Trump peruano” en las pasadas elecciones presidenciales, donde quedó en tercer lugar y por escaso margen no entró al ballotage.

La gira peruana terminó con una reunión clave entre Tertsch, González, Frías y Keiko Fujimori, quien a esta altura se ha convertido en la líder de la oposición al gobierno de Castillo, y muchos temen que la nueva administración la use de chivo expiatorio con causas judiciales inventadas como hizo Evo Morales en Bolivia con Jeanine Añez.

“Compartimos nuestra preocupación sobre el avance del comunismo y reafirmamos nuestro compromiso en defensa de la libertad y democracia”, expresó la ex candidata.

La misión de los tres hombres consistió en unir a la derecha peruana y exhibir músculo en un país que VOX considera invadido por el comunismo. Tal como lo hizo en México para marcarle territorio a López Obrador, otro enemigo de la derecha mundial.

Con todo, Perú ofrece a VOX un considerable poder simbólico. Castillo, al igual que López Obrador, cuestionó los efectos de la conquista y la colonización española, una transgresión imperdonable desde la óptica del grupo de Abascal, que justamente reivindica ese periodo de la historia y asegura que sin la llegada de los españoles, el continente americano nunca hubiera prosperado.

Los dirigentes de VOX también recibieron el respaldo de Erasmo Wong, dueño del canal de televisión Willax, ferviente opositor a Castillo y una de las pocas voces de derecha que queda en los medios peruanos.

Seguir Leyendo

Perú

El gobierno comunista de Perú busca nacionalizar el yacimiento de gas de Camisea

Publicado

en

Castillo y Bellido tienen los ojos puestos en el yacimiento de gas más importante del país, responsable de producir el 40% de la energía eléctrica del país y dejar una producción equivalente al 0,5% del PBI.

El primer ministro de Perú, el comunista Guido Bellido, amenazó este domingo con nacionalizar el yacimiento de gas de Camisea si el consorcio formado por la argentina Pluspetrol, la española Repsol y la estadounidense Hunt Oil, entre otras empresas, se niega a “renegociar” el reparto de beneficios dándole más regalías al Estado.

En un mensaje publicado en Twitter, Bellido aseguró que el Gobierno está convocando al consorcio para que acepte entregar una cuota mayor al Estado de las ganancias obtenidas por la venta del gas de uno de los mayores yacimientos de Latinoamérica.

“Caso contrario, optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento”, publicó Bellido, cumpliendo con sus promesas de campaña.

Esta es una total violación de los derechos de propiedad de las empresas, ya que hay un contrato vigente que determina las repartijas de utilidades con el Estado. También hay un momento para renegociar este reparto, y es cuando vence el actual contrato y se debe firmar uno nuevo. El plazo de concesión de 15 años venció en 2019, y ese año fue extendido 5 años más, por lo que hasta 2024 el contrato no puede ser renegociado.

Dentro del consorcio de Camisea, Pluspetrol es el socio mayoritario con 27,3% de participación, seguido de la estadounidense Hunt Oil (25,1%), la coreana SK Innovatión (17,6%), la española Repsol (10%), la argentina Tecpetrol (10%), y la argelina Sonatrach (10%).

Sin embargo, desde 2019 está bloqueada la compra de la participación de SK Innovatión por parte de Pluspetrol al exigir el Estado peruano la firma de una cláusula anticorrupción que obligaba al comprador a desprenderse de sus derechos sobre el yacimiento en caso de que en adelante se hallara algún caso de corrupción en Camisea.

Pluspetrol se encarga desde 2004 de realizar las actividades de exploración y explotación de las reservas de gas natural en los bloques 56 y 88 de Camisea y su posterior procesamiento en la planta de fraccionamiento de Malvinas, ubicada a orillas del río Urubamba, donde se separan los líquidos y el gas seco.

De esta forma, Camisea procesa 92% de la producción fiscalizada de gas natural de Perú y su gas permite generar más del 40% de la energía eléctrica consumida a nivel nacional. Durante sus primeros 15 años de operaciones, Camisea facturó 30.000 millones de dólares tras una inversión de 5.000 millones de dólares y generó regalías para el Estado peruano por valor de 8.000 millones de dólares, lo que equivale al 0,5 % del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Una caja así en manos de Pedro Castillo podría ser la mina de oro que el gobierno comunista peruano estaba buscando para financiar sus políticas públicas. De todos modos, una nacionalización de Camisea tendría resultados desastrosos para Perú, y el país podría entrar en el largo plazo en una severa crisis energética como Cuba o Venezuela.

Seguir Leyendo

Trending