Seguinos en redes

Venezuela

El Gobierno Interino de Juan Guaidó en caída libre, dividido entre la complicidad y la incapacidad

La falta de propuestas, y los acuerdos de partidos progresistas con el régimen de Nicolás Maduro han generado que diversos sectores rechacen formar parte de un “Pacto Unitario” con Juan Guaidó, con miras al proceso electoral de diciembre. 

Publicado

en

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se ha reunido con distintos sectores de la oposición para presentarles una propuesta conjunta para unirse y crear un “Pacto Unitario” de cara a las fraudulentas elecciones que pretende realizar el dictador Maduro el 6 de diciembre del 2020.

Con el pacto unitario, Guaidó quiere conformar un Gobierno de Emergencia Nacional que trate de restituir la democracia en el país y lograr unas elecciones libres y justas para los venezolanos.

Los integrantes del denominado “G4”, dónde están los cuatro partidos políticos más importantes y con la mayoría de diputados en la Asamblea Nacional (Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo) han acompañado a Guaidó y confirman que no participarán en ninguna farsa electoral que pretenda imponer el régimen de Nicolás Maduro.

Pese al apoyo del G4, Guaidó no ha podido capitalizar los dos pesos pesados de la oposición venezolana, María Corina Machado líder del partido político Vente Venezuela, de ideología liberal, y Enrique Capriles, ex-gobernador de Miranda y candidato a la presidencia de Venezuela en dos oportunidades.

Machado anunció por redes sociales que se reuniría con el Presidente Encargado el día 29 de agosto, pero tan solo unas horas después de la reunión, la líder opositora publicó un vídeo y además una carta escrita donde informó que no logró articular ningún acuerdo con Juan Guaidó.

Expuso que esperaba una propuesta diferente a la que ya ha mantenido el Presidente Encargado en el pasado y lo acusó a Guaidó de no haber logrado nada de lo que realmente planteó cuando asumió el cargo, y que tendría hasta el 5 de enero del 2021 para hacer lo que no hizo en los 18 meses de presidencia interina.

Este comunicado fue un claro revés para Juan Guaidó que tenía la esperanza de lograr un acuerdo con la líder de Vente Venezuela.

Ad

Por otro lado, Henrique Capriles, ha confirmado su intención de participar en las elecciones que pretende hacer la tiranía venezolana, la cuál no cuenta con respaldo nacional ni internacional y todo indica que se hará fraude para legitimar su régimen.

Capriles es fundador de La Fuerza del Cambio, un partido que inscribió ante el Consejo Nacional Electoral en 2018, pese a haberlo fundado en 2013.

Ese mismo año, ante los señalamientos de la prensa venezolana y los cuestionamientos de sectores de oposición, declaró que no tenía ninguna relación con el movimiento y que seguía formando parte del Partido Primero Justicia, otro partido cómplice de la dictadura venezolana. 

En los últimos días, el ex gobernador de Miranda, junto a Stalin González (muy cercano a Juan Guaidó) se reunieron con el régimen de Maduro y el canciller de Turquía para empezar un diálogo.

Este cobarde acto fue totalmente denunciado por los sectores de oposición que acusaron a los dos “opositores” de negociar “a espaldas del pueblo venezolano“.

Según informes del medio Caraota Digital, el portal turco Star publicó una rueda de prensa del canciller Çavuşoğlu tras su regreso de una gira por América, quien confirmó que Capriles y los dirigentes opositores exigieron ciertas concesiones para participar en el proceso y Maduro las habría aprobado.

Ad

A través de su cuenta de Twitter, Capriles descartó haberse reunido con funcionarios turcos, sin embargo, aseguró que está dispuesto a hablar “con todo el que sea necesario” para sacar a los venezolanos de la crisis actual, aceptando de manera indirecta su participación en la reunión. 

A su vez, se mostró “agradecido” con el dictador Nicolás Maduro por el indulto concedido a más de un centenar de políticos. 

“Hay quienes se terminan convirtiendo en lo que critican. Conversar y negociar no es lo mismo, salvo que quieras manipular y mentir. No hay negociación entre Turquía y la oposición en Venezuela. Lo que sí corresponde es hablar con todo el que nos acerque a una solución creíble”, aseguró Capriles.

Ad

El panorama es sombrío para el gobierno interino de Guaidó. Según la propia constitución venezolana, este año tendrá que realizarse elecciones para renovar al parlamento venezolano que culmina su mandato el 5 de enero del 2021. 

El régimen de Maduro ha realizado diversas maniobras para intentar validar su farsa electoral. Es así que junto a los partidos Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT) y la Causa R (CR) (todos de centro-izquierda) se ha conformado un nuevo Consejo Nacional Electoral en el mes de febrero, 50% controlado por la falsa oposición y 50% controlado por el PSUV chavista.

El problema que enfrenta el Presidente Interino de Venezuela es como renovará su gobierno mientra no hayan elecciones confiables ni libres en el país. 

Tras 18 meses de gobierno interino donde prometió “el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres“, la oposición venezolana continúa dividida debido a la las disputas de poder entre sus miembros y a la incapacidad de Juan Guaidó de cumplir sus promesas.

Los venezolanos ya se han dado cuenta que directa o indirectamente, Guaidó ha demostrado ser otro cómplice más del régimen de Nicolás Maduro. 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Venezuela

La dictadura de Maduro acusó a Alberto Fernández de haber secuestrado su avión: “Lo queremos ya mismo”

Publicado

en

Diosdao Cabello del gobierno chavista dijo que el Presidente está cumpliendo “una orden del imperialismo” en referencia a la retención de la aeronave de Emtrasur.

Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la segunda persona más poderosa de Venezuela después de Maduro, acusó al gobierno de Alberto Fernández de mantener secuestrado el avión venezolano-iraní retenido desde el 10 de junio en Ezeiza y advirtió que su país lo quiere “ya mismo” de vuelta.

Nosotros no queremos ese avion dentro de cinco años, lo queremos ya porque ese avion es de Venezuela”, afirmó Cabello, quien controla el Ejército Bolivariano.

El avión está secuestrado por la Argentina, secuestrado por el gobierno del presidente Fernández con toda la intención de apoderarse de un bien que es de todos los venezolanos y las venezolanas”, remarcó.

Cabello siempre criticó con dureza a Alberto Fernández, y según fuentes consultadas por este medio, en una reunión que tuvo con Cristina Kirchner en 2019, la increpó por haber elegido a un “peór de la Embajada yanqui” como su delfín político.

En una reunión del PSUV esta semana, Cabello dijo que “el presidente de la Argentina tiene este avión secuestrado y antes tuvieron secuestrada a la tripulacion”, y agregó: “Sin embargo la carga la liberaron. ¿Que cosa, no? El gobierno argentino se pone al lado de quienes han atropellado al pueblo de venezolano“.

“Le hacen carantoña (le chupan las medias, ndr), nosotros desde aquí exigimos la devolución al gobierno del señor Fernández y que devuelva ese avión y toda la tripulación a nuestro territorio lo mas pronto posible”, aseguró. “Es un tema político del señor presidente Fernández, y se lo vamos a exigir a él”.

En su exposición, Cabello afirmó: “No entendemos cuál es el ensañamiento contra nuestro pais. Sabemos que él tiene quien le da órdenes. Porque eso es cumplir una orden del imperialismo. Después surge una orden juduicial desde Miami que ellos están dispuestos a cumplir, pero no están dispuestos a cumplir las leyes y el ordenamiento del derecho internacional“.

“A Estados Unidos sí les cumple. El avión es de Venezuela y está secuestrado por el gobierno del presidente Fernández. Es el único responsable de lo que ocurra con ese avión y la tripulación venezolana”, advirtió.

Finalmente, se acordó de defender la coartada de los tripulantes: “Ese avión no estaba ni llevando armas. Ese avión no estaba poniendo en peligro la seguridad de nadie. Al contrario, pusieron en peligro la seguridad de la tripulación al negarle el combustible y al ponerlos a orbitrar hasta que se les acabara el combustible. Seguramente va a ocurrir que dentro de cinco años van a decir ‘aquí está su avión’. No, nosotros no queremos ese avión dentro de cinco años, lo queremos ya porque ese avion es de Venezuela”.

Seguir Leyendo

Venezuela

El dictador Nicolás Maduro dijo que solicitó la VISA para ir a un festival de salsa en Nueva York: “Amamos los Estados Unidos”

Publicado

en

El Festival de Salsa Boricua coincide con la fecha de las Cumbres de las Américas, evento al que Maduro quiere ir y por el que le pidió a Biden que le quite sanciones a cambio de venderle petróleo barato.

El dictador chavista Nicolás Maduro participó en un programa radial, obviamente estatal y alineada al régimen, donde aseguró que inició los trámites para pedir la VISA norteamericana que le permitiría asistir a un festival de salsa en la ciudad de Nueva York.

Nos vamos Cilia y yo, directo a Nueva York. Me esperan en Nueva York. A mí me gusta mucho Nueva York, he manejado muchísimo en Nueva York”, dijo el dictador quien antes de dedicarse a la política fue colectivero.

Pese a su acostumbrado discurso antimperialista y en contra del “demonio”, como su antecesor Hugo Chávez apodó a Estados Unidos, dijo que siente “amor” por el país más rico del mundo.

Mi saludo a toda la gente de los Estados Unidos de Norteamérica”, afirmó Maduro y agregó: “Amamos a los Estados Unidos de Norteamérica, por Estados Unidos lo que tenemos es amor”.

Maduro aseguró que conoce a fondo los barrios de la Gran Manzana. “En el sur de Nueva York queda la Pequeña Italia, ahí venden unos espaguetis mundiales. Y el Barrio Chino, Manhattan, el barrio puertorriqueño y el barrio dominicano. Ahí me la pasaba yo en las calles de Nueva York“, aseguró.

No hay registro de que Maduro haya vivido en Nueva York o que haya trabajado allí de colectivero. Durante toda su carrera política aseguró que siempre fue un “pobre conductor de colectivos” que fue levantado de la miseria por el chavismo.

No quedó claro si lo dijo en tono humorístico o si realmente vivió en Manhattan, lo cual desmentiría todo el relato chavista sobre sus principales políticos. Es altamente probable que sus dichos hayan sido irónicos, especialmente teniendo en cuenta que el festival al que se refiere es el Festival de Salsa Boricua, que coincide en fecha con la Cumbre de las Américas de este año, prevista para el 6 de junio.

Hay una larga discusión interna en el gobierno de Joe Biden sobre invitar a Maduro a la Cumbre de las Américas que se realizará en Los Ángeles en junio. Como ocurre hace ya muchos años, varios dictadores del continente no iban a estar invitados. Entre ellos el dictador venezolano Nicolás Maduro, el dictador cubano Miguel Díaz-Canel y el dictador nicaragüense Daniel Ortega.

Sin embargo, el reciente acercamiento entre la Casa Blanca y el Palacio de Miraflores ha cambiado el panorama. Biden está intentando desesperadamente conseguir que Venezuela aumente su producción de petróleo para expandir la oferta y lograr bajar los precios de los combustibles antes de las elecciones de medio término de noviembre.

Por su parte, Maduro pidió que Estados Unidos quite las sanciones contra las empresas estatales venezolanas, además de las sanciones contra los principales líderes del chavismo, lo cual le permitiría viajar sin restricciones al país.

Actualmente, sobre Maduro pesa una orden de captura de un tribunal federal neoyorquino y prácticamente no puede salir de Venezuela bajo riesgo de que la Interpol lo arreste. Pero esto podría cambiar pronto.

Seguir Leyendo

Economía

El dictador Maduro anunció la privatización de hasta el 10% de las acciones de empresas estatales

Publicado

en

Serán puestas a la venta entre el 5% y el 10% de las acciones de las gigantes empresas estatales venezolanas, con el fin de combatir la dramática falta de inversión y descapitalización en los sectores estratégicos estatizados.

La estructura económica de Venezuela se articula sobre la base de tener los principales sectores estratégicos de la economía estatizados. El Estado venezolano posee control casi absoluto sobre la electricidad, el petróleo y el gas, la distribución de agua potable, el transporte público, las telecomunicaciones, la producción de cemento, la producción siderúrgica, los puertos e incluso fueron expropiados latifundios y tierras anteriormente privadas.

Pero los resultados de la economía estatizada fueron un fracaso absoluto medido en cualquier métrica existente. Escasez, inflación, falta de inversión y una profunda descapitalización han llevado a Venezuela a la Edad Media.

Los efectos de la economía socialista han sido tan perjudiciales, que ahora incluso la dictadura chavista se empezó a plantear un cambio de rumbo. En un intento desesperado por revertir estos efectos, Nicolás Maduro anunció que pondrá en venta entre el 5% y el 10% de las acciones de todas las empresas estatales.

La privatización accionaria tendrá mayor lugar, en particular, en aquellos sectores que pueden ser más atractivos para la inversión como la producción de hidrocarburos y las telecomunicaciones, especialmente luego del acercamiento con el gobierno de Joe Biden, quien le pidió que aumente su producción para combatir las medidas de Rusia.

La focalización en sectores se debe a la necesidad de captar el mayor interés inversor que sea posible, dada la baja seguridad jurídica que ofrece Venezuela para empresas privadas.

De la misma manera, la economía socialista sigue colapsada, y el control estatal de los sectores estratégicos del país, han fallado en garantizar el normal suministro de bienes y servicios a la población

Tampoco se harán distinciones sobre el origen del capital provisto para la inversión, ya sea de formación en Venezuela como inversión extranjera directa. Nuevamente, este enfoque se debe a cuestiones prácticas, debido a que la formación bruta de capital en Venezuela es extremadamente baja y si las inversiones solamente fueran locales no podrían ser significativas.

Usted se podrá convertir en inversionista de CANTV (Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela), de Movilnet (Telefonía móvil), de la petroquímica, de todas las empresas mixtas del petróleo, de las empresas de gas, de las empresas de Guayana (sector minero, forestal, aluminio y servicios)”, anunció Nicolás Maduro en el canal estatal de televisión.

Pero además de la recapitalización de las empresas, la dictadura venezolana prioriza otros dos objetivos fundamentales: el levantamiento de embargos y sanciones internacionales, y una tenue reducción de las pérdidas siderales que generan las empresas públicas al Estado.

Se observa un claro desmembramiento y colapso de la implementación de la economía socialista en todos los frentes económicos en los cuales se llevó a cabo. La constante monetización de los déficits fiscales para mantener un Estado sobredimensionado, y la introducción de un modelo de controles de cambios, llegó finalmente al colapso entre 2018 y 2019 con la hiperinflación, dando lugar así a una dolarización de facto.

La inflación llegó a tal nivel, que se le hizo más caro al Estado recolectar impuestos en bolívares que la propia recaudación. Así, en los últimos 2 años, Maduro prácticamente no hace esfuerzos para recolectar impuestos, más que los impuestos a las ventas, y ha optado por financiar el Estado con el narcotráfico.

Esto ha llevado a que el bolívar hiperinflacionado pierda su única razón de existencia: pagar impuestos, y ahora la gran mayoría de venezolanos utiliza los pocos dólares que hay en el país como moneda corriente. Esto provocó una ligera baja en la suba del nivel de precios en los últimos meses, y Venezuela hoy no es más el país con mayor inflación de América Latina, ese lugar lo arrebató Argentina.

Seguir Leyendo

Tendencias