Conecte con nosotros

Venezuela

El Gobierno Interino de Juan Guaidó en caída libre, dividido entre la complicidad y la incapacidad

La falta de propuestas, y los acuerdos de partidos progresistas con el régimen de Nicolás Maduro han generado que diversos sectores rechacen formar parte de un “Pacto Unitario” con Juan Guaidó, con miras al proceso electoral de diciembre. 

Publicado

en

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se ha reunido con distintos sectores de la oposición para presentarles una propuesta conjunta para unirse y crear un “Pacto Unitario” de cara a las fraudulentas elecciones que pretende realizar el dictador Maduro el 6 de diciembre del 2020.

Con el pacto unitario, Guaidó quiere conformar un Gobierno de Emergencia Nacional que trate de restituir la democracia en el país y lograr unas elecciones libres y justas para los venezolanos.

Los integrantes del denominado “G4”, dónde están los cuatro partidos políticos más importantes y con la mayoría de diputados en la Asamblea Nacional (Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo) han acompañado a Guaidó y confirman que no participarán en ninguna farsa electoral que pretenda imponer el régimen de Nicolás Maduro.

Pese al apoyo del G4, Guaidó no ha podido capitalizar los dos pesos pesados de la oposición venezolana, María Corina Machado líder del partido político Vente Venezuela, de ideología liberal, y Enrique Capriles, ex-gobernador de Miranda y candidato a la presidencia de Venezuela en dos oportunidades.

Machado anunció por redes sociales que se reuniría con el Presidente Encargado el día 29 de agosto, pero tan solo unas horas después de la reunión, la líder opositora publicó un vídeo y además una carta escrita donde informó que no logró articular ningún acuerdo con Juan Guaidó.

Expuso que esperaba una propuesta diferente a la que ya ha mantenido el Presidente Encargado en el pasado y lo acusó a Guaidó de no haber logrado nada de lo que realmente planteó cuando asumió el cargo, y que tendría hasta el 5 de enero del 2021 para hacer lo que no hizo en los 18 meses de presidencia interina.

Este comunicado fue un claro revés para Juan Guaidó que tenía la esperanza de lograr un acuerdo con la líder de Vente Venezuela.

Ad

Por otro lado, Henrique Capriles, ha confirmado su intención de participar en las elecciones que pretende hacer la tiranía venezolana, la cuál no cuenta con respaldo nacional ni internacional y todo indica que se hará fraude para legitimar su régimen.

Capriles es fundador de La Fuerza del Cambio, un partido que inscribió ante el Consejo Nacional Electoral en 2018, pese a haberlo fundado en 2013.

Ese mismo año, ante los señalamientos de la prensa venezolana y los cuestionamientos de sectores de oposición, declaró que no tenía ninguna relación con el movimiento y que seguía formando parte del Partido Primero Justicia, otro partido cómplice de la dictadura venezolana. 

En los últimos días, el ex gobernador de Miranda, junto a Stalin González (muy cercano a Juan Guaidó) se reunieron con el régimen de Maduro y el canciller de Turquía para empezar un diálogo.

Este cobarde acto fue totalmente denunciado por los sectores de oposición que acusaron a los dos “opositores” de negociar “a espaldas del pueblo venezolano“.

Según informes del medio Caraota Digital, el portal turco Star publicó una rueda de prensa del canciller Çavuşoğlu tras su regreso de una gira por América, quien confirmó que Capriles y los dirigentes opositores exigieron ciertas concesiones para participar en el proceso y Maduro las habría aprobado.

Ad

A través de su cuenta de Twitter, Capriles descartó haberse reunido con funcionarios turcos, sin embargo, aseguró que está dispuesto a hablar “con todo el que sea necesario” para sacar a los venezolanos de la crisis actual, aceptando de manera indirecta su participación en la reunión. 

A su vez, se mostró “agradecido” con el dictador Nicolás Maduro por el indulto concedido a más de un centenar de políticos. 

“Hay quienes se terminan convirtiendo en lo que critican. Conversar y negociar no es lo mismo, salvo que quieras manipular y mentir. No hay negociación entre Turquía y la oposición en Venezuela. Lo que sí corresponde es hablar con todo el que nos acerque a una solución creíble”, aseguró Capriles.

Ad

El panorama es sombrío para el gobierno interino de Guaidó. Según la propia constitución venezolana, este año tendrá que realizarse elecciones para renovar al parlamento venezolano que culmina su mandato el 5 de enero del 2021. 

El régimen de Maduro ha realizado diversas maniobras para intentar validar su farsa electoral. Es así que junto a los partidos Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT) y la Causa R (CR) (todos de centro-izquierda) se ha conformado un nuevo Consejo Nacional Electoral en el mes de febrero, 50% controlado por la falsa oposición y 50% controlado por el PSUV chavista.

El problema que enfrenta el Presidente Interino de Venezuela es como renovará su gobierno mientra no hayan elecciones confiables ni libres en el país. 

Tras 18 meses de gobierno interino donde prometió “el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres“, la oposición venezolana continúa dividida debido a la las disputas de poder entre sus miembros y a la incapacidad de Juan Guaidó de cumplir sus promesas.

Los venezolanos ya se han dado cuenta que directa o indirectamente, Guaidó ha demostrado ser otro cómplice más del régimen de Nicolás Maduro. 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Venezuela

Maduro terminó cediendo y la “oposición” logra quedarse con la gobernación en Barinas

Publicado

en

El chavismo perdió por primera vez en su historia la gobernación del Estado de Barinas, donde nació Hugo Chávez y donde venían gobernando familiares suyos hace décadas.

Tras los comicios especiales de este domingo 9 enero, el Consejo Nacional Electoral (CNE) finalmente anunció la victoria del abanderado de la coalición “opositora” Mesa de la Unidad Democrática (MUD, centroizquierda), Sergio Garrido.

Estas elecciones regionales se llevaron a cabo tras la decisión del régimen de invalidar los resultados del pasado 21 de noviembre y llamar a nuevas elecciones, en un intento por evitar la apabullante victoria que había tenido la oposición.

El chavismo fue tan descarado que también inhabilitó de competir al candidato de la oposición, el ex diputado Freddy Superlano, y a su esposa, quien había decidido postularse después de la inhabilitación de su pareja. Así es como quedó Garrido en la boleta, un candidato que Maduro pensó que perdería.

Pero el dirigente de Acción Democrática obtuvo el 55,36%, venciendo al abanderado de Maduro y su coalición Gran Polo Patriótico (comunista), Jorge Arreaza, quien solo consiguió el 41,27%. Arreaza es un histórico dirigente chavista, habiendo llegado hasta ser vicepresidente de la dictadura, pasando por ministro de Ciencia y Canciller, puesto que actualmente ostenta. Su derrota sonó muy fuerte en el país.

Por último, quedó otro candidato “opositor”, Claudio Fermín, de Soluciones para Venezuela (centroizquierda) con el 1,77%. La participación reportada fue del 51,9%, un número altísimo para Venezuela.

Barinas es el estado natal del difunto dictador Hugo Chávez, y por primera vez desde 1998, el estado no tendrá un gobernador que sea familia suyo.

Si bien es la primera vez que gana un gobernador opositor, no es la primera ves que el chavismo pierde una elección en ese estado. En las parlamentarias del 2015, cuando hubo una participación del 75,3%, la MUD arrasó con el 55,6% de los votos, y el chavismo perdió con el 42,5%. Si se comparan los resultados, se darán cuenta que los números son muy similares a esta elección.

El chavismo nunca juega limpio. Tras los resultados, Maduro salió a las cámaras con discursos incendiarios diciendo que “vamos a proteger al estado”, haciendo referencia a los “protectores” que han designado en diferentes instituciones gubernamentales en todo el país. Estas son figuras que no están en la Constitución y que el chavismo inventó para quitarle funciones a gobernadores opositores y otros funcionarios públicos electos.

La cara oscura de la victoria: La oposición es patética 

La MUD, que se hace llamar “oposición”, vende la victoria de un gobierno regional como un gran éxito suyo, pero viene de pactar con la narcodictadura unas elecciones que solo le han dado legitimidad al régimen en el resto del país.

Si bien fue obtenida tras un gran esfuerzo de sus habitantes, yendo dos veces a las urnas, y teniendo que sortear amenazas, fraude y demás, sería ingenuo pensar que Sergio Garrido será capaz de ser un gobernador opositor al régimen que controla con puño de hierro a todo el país.

La MUD ha hecho una incontable cantidad de acciones que le han dado oxígeno al régimen a lo largo de los años, y ha demostrado que su negocio está en cohabitar con el chavismo para llenarse los bolsillos a costa de vidas humanas, condenadas a vivir en socialismo.

Seguir Leyendo

Venezuela

Barinas: el bastión chavista que intervino Maduro para evitar el triunfo de Guaidó

Publicado

en

La familia Chávez gobierna desde 1998 pero en las últimas elecciones regionales cayeron derrotados por la oposición. La Corte ordenó realizarlas de nuevo. La interna chavista y el objetivo de Maduro de asegurarse la hegemonía.

Las elecciones regionales en Venezuela terminaron el domingo 21 de noviembre pero una de las 23 regiones quedó sin ganador confirmado. Se trata del estado de Barinas, bastión de la familia Chávez, en donde el régimen venezolano a través del Tribunal Supremo de Justicia no reconoció la victoria de la oposición y ordenó la realización de nuevos comicios para el 9 de enero.

El legítimo ganador fue Freddy Superlano, diputado del partido de Juan Guaidó, que derrotó al Argenis Chávez, hermano del ex presidente y aspirante a la reelección. 

El argumento oficial para la intervención fue Superlano ya estaba inhabilitado desde agosto de este año en una de las tantas ofensivas del chavismo para inclinar la cancha en su favor. 

El territorio en disputa tiene una carga simbólica muy grande y contiene importantes internas dentro del chavismo que van desde lo familiar hasta lo político. El telón de fondo es la pelea entre Maduro y Diosdado Cabello.

Las internas del chavismo se encuentran marcadas por un sector que busca una mayor radicalización del proceso, alejado de la negociación en México y de cualquier apertura democrática. Por eso precisamente judicializan la política como forma de evadir el resultado electoral, inhabilitan a Superlano, el TSJ llama a repetir elecciones (competencia única del CNE), Voluntad Popular lanza a la esposa y la inhabilitan.

En medio de un irregular proceso de convocatoria para los nuevos comicios, Maduro ungió Jorge Arreaza como candidato. Arreaza fue Canciller y ahora ocupa el ministerio de la Producción. Como representante diplomático fue un espada del madurismo en medio de las tensiones con toda la comunidad internacional. 

Arreaza nunca compitió por un cargo electivo y tiene como antecedente haber sido esposo de María Gabriela Chávez, una de las hijas del fallecido líder. El objetivo de Maduro es aprovechar los problemas familiares para poner a un leal.

Para la oposición que lidera Guaidó, destronar a los Chávez de Barinas hubiese significado un triunfo de alto contenido simbólico que lo revitaliza ante el desmantelamiento de lo que intentó ser “el gobierno interino” y  en la discusión con líderes como Herique Capriles que vienen criticando la estrategia fallida de Guaidó hace tiempo.

Adán Chávez: "En América Latina, el progresismo no fue derrotado, solo tuvo  caídas circunstanciales" - 05.12.2020, Sputnik Mundo
Adán y Hugo Chavez.

Finalmente, el escenario es más favorable para Maduro. La Mesa de Unidad Democrática lanzó a Sergio Garrido, secretario general de Acción Democrática y se confirmó otro postulante que dividirá el voto opositor: Claudio Fermín, de Soluciones para Venezuela.

 La salida de Ramirez fue un golpe para la hija del líder bolivariano. Uno de los hechos de corrupción de PDVSA denunciados en el 2016, era de un ex novio de María Gabriela que había contratado con la petrolera estatal.  

Maduro y Adán se llevan relativamente bien. Pero Maduro estaba en contra de Argenis, por eso apoyaba a Huguito que es una figura emergente en Barinas. Maduro también está bien con Asdrúbal Chávez, hoy presidente de PDVSA. Pero en la muerte de uno de los Chávez, por una enfermedad menor, la mamá de Chávez recriminó que Maduro no ayudó lo suficiente. Parece que para salvarlo se necesitaba un traslado en helicóptero que nunca ocurrió.  Él ha buscado fracturar a la familia, la misma María Gabriela quedó en el ostracismo con la salida de Ramírez.

Diosdado fue quién cobijó a los atacados por Maduro pero siempre terminó imponiéndose la voluntad del jefe de estado que ha logrado acumular poder interno y vaciar de aliados a Cabello, quien antes del fallecimiento de Chávez controlaba las Fuerzas Armadas y el PSUV.

Maduro controla la Asamblea Nacional con Jorge Rodríguez, se aseguró la interlocución con inversores estadounidenses que presionan para una acuerdo con el FMI con Delcy Rodríguez como figura clave y logró lealtad de las Fuerzas Armadas, gracias al acuerdo con el poderoso Vladimir Padrino López. Por eso, el fin de la hegemonía chavista en Barinas consolida la hegemonía madurista en el régimen.

Lo cierto es que las peleas intestinas pueden hacer que el objetivo del gobierno de alcanzar una relativa normalidad en la relación con la comunidad internacional termine volando por los aires. “Maduro le está ganando la interna por goleada a Diosdado y está dispuesto a eliminar a todos los Chávez que busquen ser alternativa política”, finalizó este dirigente distanciado del presidente venezolano.

Seguir Leyendo

Venezuela

Elecciones regionales en Venezuela: La crónica de un fraude anunciado y una oposición cómplice

Publicado

en

Este 21 de noviembre, la dictadura hace una movida histórica para tratar de legitimar su gobierno, negociando con la oposición cómplice y una Unión Europea donde el socialismo tiene cada vez más poder.

Este domingo 21 de noviembre la dictadura chavista lleva a cabo unas ilegítimas elecciones regionales en Venezuela. Bien se podrían denominar fácilmente como un “simulacro democrático electoral”, dónde desde ya hace meses se conocen los resultados.

Hace unas pocas semanas se conocieron los resultados de las elecciones presidenciales de Nicaragua, dónde el dictador socialista, Daniel Ortega, obtuvo el 76% de los votos, en unas elecciones donde se encarceló a 7 candidatos opositores. Todo esto puede ser tomado en cuenta para lo que se avecina en el proceso electoral venezolano, dado que el chavismo cuenta con más de 300 presos políticos y un poder económico y mediático casi total.

Ser participe de este fraudulento proceso electoral solo beneficia al régimen chavista y a los falsos políticos “opositores”, que han sido seleccionados a dedo por la tiranía para darle una falsa imagen al mundo de “democracia y transparencia”.

Los casos más llamativos de éstos opositores que volvieron del éxilio con aval de la dictadura, para participar como candidatos, son Manuel Rosales, José Manuel Olivares, y Américo de Grazia, que volvieron de un día para el otro con el perdón de la dictadura, con la promesa de participar como candidatos.

Por ejemplo Manuel Rosales, ahora candidato a la gobernación del estado Zulia, ha sido acusado de usar fondos de la empresa venezolana Monómeros para su millonaria campaña electoral. Esta compañía ha sido desfalcada por el gobierno interino de Juan Guaidó. Rosales se encargaba de repartir las cuotas de dividendos que generaba Monómeros (alrededor de 1.700 millones de dólares al año) desde sus empresas en Panamá.

La Unión Europea buscaría blanquear la dictadura de Maduro

El Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, envió una misión electoral a Venezuela haciendo caso omiso al informe presentado por sus propios expertos, el cuál fue filtrado a la prensa y que señalaba la inexistencia de condiciones para una elección democrática y también se advertía el riesgo probable de terminar legitimando a la dictadura de Maduro con esta acción.

Parte del documento filtrado por el diario The Financial Times decía que “probablemente tendrá un impacto adverso en la reputación y credibilidad de los observadores de la Unión Europea y legitimará indirectamente el proceso electoral de Venezuela”.

La misión enviada por Borrell a Venezuela está encabezada por Isabel Santos, dirigente del Partido Socialista portugués.

Por su parte Nicolás Maduro amenazó en cadena nacional a la comisión europea con dar una respuesta “contundente” si los observadores de la Unión Europea presentan un “veredicto” negativo luego de las elecciones de este domingo.

Además, Maduro afirmó que “todo el que acuda a votar está avalando el CNE (Consejo Nacional Electoral) electo por la Asamblea Nacional de Jorge Rodríguez“, pretendiendo así la ligitimación del régimen.


Por Eric Rodríguez, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending