Conecte con nosotros

Afganistán

Los talibanes reclaman como botín de guerra mujeres de 15 años para usar de esclavas sexuales

Publicado

en

Los radicales islámicos talibanes reclaman como botín de guerra en las zonas conquistadas de Afganistán mujeres de entre 15 y 45 años para usar como esclavas sexuales. Ya controlan casi el 90% del país, pero son en su mayoría zonas agrarias o no urbanizadas con mayoría de hombres.

El grupo terrorista islámico talibán avanza en su plan de vencer al gobierno central afgano y fusionar el Estado y el gobierno para establecer un Estado fundamentalista del Islam en pleno Asia Central.

Ahora, comienzan la islamización radical convirtiendo en esclavas sexuales a las mujeres de entre 15 y 45 años de las zonas capturadas rurales.

Inclusive, los talibanes ya empezaron a imponer sus leyes islámicas medievales a los predicadores musulmanes reformistas, tanto imanes como mullahs:

“Todos los imanes y mullahs en las zonas capturadas deben proveernos a los talibanes una lista de mujeres de más de 15 años y viudas de menos de 45 para que se casen a los luchadores talibanes”

Comisión Cultural Talibán para los Predicadores del Islam

En la visión islámica acorde a la Ley Shariah, los “jihadis”, que son los guerreros que luchan en la jihad (guerra santa), necesitan reproducirse para crear más y más guerreros islámicos.

Por esto, la decisión de los altos cargos talibanes de conseguirle esposas de manera forzada.

Inclusive, múltiples veces se ha encontrado casos de talibanes que secuestran a mujeres uzbekas, tayikas, jázaras o de otras etnias minoritarias para ser tomadas como esclavas sexuales o incluso comerciarlas como objetos de trata a clientes millonarios dentro o fuera de Afganistán.

Otro importante problema para estas desafortunadas mujeres abducidas por los radicales islámicos es que muchas veces tienen que ir de hombre en hombre, ya que sus esposos son combatientes en primera línea de combate, y muchas veces mueren al poco tiempo de casarse, y son forzadas a casarse con otro talibán, en un ciclo que usualmente se repite muchas veces.

Es por más extraño que estas noticias no aparezcan en portales feministas, que dedican artículos enteros a hablar del machismo en Occidente pero no hablan de lo que está ocurriendo en Medio Oriente.

Los talibanes aplican una multitud de medidas machistas y que violan los derechos de las mujeres que, para los estándares de libertad y calidad de vida occidentales, son extremadamente ilegales y por las que ninguna feminista reclama.

En las zonas donde domina el fundamentalismo islámico, a las mujeres se les prohíbe trabajar fuera de la casa, por lo que están obligadas a ser amas de casa; se les prohíbe ser atendidas por doctores masculinos, algo que lleva muchas veces a muertes por desatención médica, ya que no abundan los expertos en salud entre los talibanes; se les prohíbe salir de su hogar sin su “supervisor” (esposo o familiar masculino); y se les prohíbe mostrar los tobillos u otras partes del cuerpo a excepción del rostro en público, lo que conllevaría a una pena de latigazos en la fe islámica radical.

Afganistán

Afganistán en su peor momento en 5 años: los talibanes cometen atrocidades y pactan con China

Publicado

en

Los talibanes intentan ocultar un número cada vez más grande de ciudadanos desaparecidos y asesinados ilegalmente en los territorios que conquistan. Activistas, funcionarios gubernamentales, pueblos túrquicos antiguos y prisioneros de guerra, solo algunos de los grupos afectados.

Mientras continúan los cada vez más intensos combates entre las fuerzas gubernamentales afganas y los radicales islámicos talibanes, los ojos del mundo se centran en la región de Asia Central en búsqueda de respuestas sobre cómo será el desenlace de la interminable guerra.

El conflicto había estado al borde de terminarse con una resolución pacífica luego de la firma del Acuerdo por la Paz en Afganistán“, firmado el 29 de febrero del año pasado entre Donald Trump y algunos líderes talibanes, pero el tratado quedó sin efecto tras la asunción de Biden y una serie de medidas que se oponían a lo firmado en el documento.

Los talibanes, que todavía dicen querer respetar el acuerdo si Estados Unidos corrige el rumbo, son cada vez más cuidadosos para evitar las condenas internacionales que perjudicarían sus intenciones de diálogo, han convertido sus ejecuciones masivas en desaparecimientos o fusilamientos clandestinos.

Esto es un cambio muy extraño. Su propia visión islámica fundamentalista fomenta la violencia como acción política y los talibanes siempre suelen filmar sus ejecuciones y utilizarlas como propaganda. Pero eso ha terminado y ahora este grupo terrorista actúa con una fría planificación de su estrategia con un objetivo claro: derribar al gobierno central afgano de Ashraf Ghani e instaurar un Estado Islámico.

A pesar de haber estado en una situación muy beneficiosa hace tan solo un año, increíblemente hoy el gobierno afgano está evidentemente perdiendo la guerra civil contra los talibanes, no solo en el plano militar, si no que diplomática y económicamente.

Diplomáticamente

El gobierno ha empezado a ser denunciado por organizaciones internacionales por los numerosos abusos que suceden en su Ejército, como la profanación de cadáveres de talibanes y abusos sexuales por parte de soldados afganos.

Esto le ha abierto la puerta a los talibanes a empezar a llevar a cabo relaciones bilaterales como si ya hubiesen vencido al gobierno central afgano. Esto quedó demostrado en la reunión que tuvo la delegación diplomática talibán con China, en la que lograron una reunión a solas con el Canciller comunista en la que negociaron un acuerdo en el que China reconozca a los talibanes como el legítimo gobierno afgano a cambio de que los talibanes no apoyen más a los musulmanes uigures en la provincia china de Xinjiang.

Económicamente

Los talibanes lograron que el gobierno afgano pierda casi la mitad de sus ingresos aduaneros en julio, cuando pasaron a controlar 7 importantes puestos fronterizos, luego de ganar las batallas en los territorios que conectan.

Los guerrilleros cortaron estos pasos y el flujo comercial a las principales ciudades afganas ha quedado bloqueado. En las últimas semanas, fueron reportadas faltas de productos básicos en los mercados afganos por la poca entrada de mercancía, y los propios ciudadanos leales al gobierno central están empezando a manifestarse por la crisis económica.

Seguir Leyendo

Afganistán

Los talibanes ya controlan casi el 90% del territorio afgano y se profundiza la crisis

Publicado

en

Los radicales islámicos talibanes ya controlan casi el 90% del territorio afgano y se profundiza la crisis. Sin embargo, aún no logran capturar las ciudades y los bastiones políticos. Las maniobras de Biden demuestran ineficacia y Rusia, Irán y China preparan sus garras para entrar de lleno.

Los talibanes, el conocido grupo terrorista islámico radical que aterroriza Afganistán hace varias décadas, reanudo sus avances en los frentes de batalla contra el gobierno central afgano y las últimas tropas de la coalición occidental que aún no se retiraron.

Donald Trump había firmado la paz entre el gobierno afgano, los talibanes, y la coalición de países liderada por Estados Unidos que intervenía en el territorio. Sin embargo, el acuerdo no llegó a consolidarse pues el mandatario republicano fue removido de la Casa Blanca en las elecciones 2020 mediante fraude, y en su lugar el demócrata Joe Biden no cumplió con los plazos que se habían establecido.

En ese sentido, frenó la retirada de tropas, y dejó de delegarle tareas al gobierno afgano para asignárselas a la coalición militar. Así, los talibanes rompieron relaciones y se reinició la brutal guerra civil que se mantiene desde el 2001.

Ahora, los talibanes, con nuevas armas y un Ejército fresco y con ansias de combate, van por las ciudades, tras lograr el control efectivo de prácticamente todas las zonas agrícolas o del interior de Afganistán. En algunos meses lograron extender su control a un preocupante número de distritos.

Para inicios de septiembre debe entrar en efecto la retirada total de tropas estadounidenses y de otras naciones de la OTAN, pero ahora, bajo un contexto puramente bélico, la Casa Blanca está preocupada que los talibanes logren avanzar sobre los distritos restantes y caigan los bastiones urbanos que permiten el control político y gubernamental.

De consolidarse esto, se podría hablar del primer Estado Islámico “exitoso” del siglo XXI, habiendo logrado un gobierno nacional yihadista, el sueño frustrado de ISIS en Siria e Irak y de tantas otras organizaciones terroristas musulmanas de los últimos siglos.

Los talibanes ya controlan varias zonas y puntos de alto valor estratégico-militar, como la frontera con Tayikistán y Uzbekistán, gran parte de la frontera con China y casi toda la frontera con Irán, además de enclaves montañosos cercanos a las infraestructuras de importancia.

Como era de esperar, esto vino acompañado del estallido de una crisis de refugiados, que ya afecta a decenas de miles de personas que huyen hacia los países fronterizos, y muchos de estos empiezan a planificar su travesía a Europa, como ocurrió con los sirios la década pasada.

Las noticias alarmantes siguieron por toda la semana, destacándose recientemente una importante y que podría ser histórica novedad, que es que Shahabuddin Delawar, representante de la delegación político-diplomática de los talibanes, dio una conferencia de prensa en Moscú, capital rusa, donde confirmó que están teniendo negociaciones bilaterales, algo que hasta el momento no era muy común, ya que implica que importantes naciones y potencias como Rusia están empezando a cederle reconocimiento como nación o gobernantes afganos a los talibanes.

Sin embargo, el conflicto no solo genera problemáticas de refugiados, si no que también agrava la preocupante situación de malnutrición infantil que sufre el país del Medio Oriente. Según la OMS, más de 3 millones de niños menores a los cinco años están en situación o cerca de caer en situación de malnutrición aguda.

Seguir Leyendo

Afganistán

Pactan reparto del poder en Afganistán

El presidente de Afganistán Ashraf Ghani y su principal opositor han sellado este domingo un acuerdo de Gobierno para superar la crisis política en la que está sumido el país. Acordaron compartir el poder para avanzar en el turbulento proceso de paz que necesita la nación.

Publicado

en

Por

Los dos principales candidatos en las elecciones afganas lograron este domingo un acuerdo para superar la crisis política en el país. El presidente Ashraf Ghani y el principal opositor y autoproclamado presidente, Abdullah Abdullah, acordaron un Gobierno conjunto con el objetivo principal de finalizar de una vez el proceso de paz con los talibanes.

Sayed Nasir Musawi, analista político de Kabul, explicó “Lo que se espera ahora es que estos líderes resuelvan los problemas que enfrenta Afganistán, como el coronavirus y las conversaciones de paz con los talibanes”.

 En las elecciones del septiembre pasado, ambos se habían declarado ganadores y en marzo de este año ambos tuvieron su propia ceremonia de investidura. Ghani fue el ganador oficial de las elecciones pero con más de 16.000 denuncias por irregularidades. Abdullah Abdullah denunció fraude total y se autoproclamó ganador.

Con este acuerdo, Ghani seguirá en el cargo, mientras que Abdullah Abdullah será el titular del Consejo Nacional de Reconciliación, y también tendrá la capacidad de nombrar a la mitad de los ministros del país. El Consejo Nacional de Reconciliación tiene a cargo todos los temas relacionados al proceso de paz en el país, principalmente con los talibanes.

El acuerdo llega en un momento crítico, donde la violencia no para de aumentar desde febrero. En febrero, EE.UU. había anunciado retirar todas las fuerzas extranjeras del país en un plazo de 14 meses, luego de varios años dando estabilidad a un país dividido en dos.

Frente a la crisis política que se desató con el nombramiento de ambos presidentes simultáneamente, Washington redujo inmediatamente el apoyo económico en 1.000M de dólares hasta que se llegara a un acuerdo.

Ad

Hoy, el Secretario de Estado de los EE.UU. Mike Pompeo celebró el pacto y declaró en un comunicado “Felicito a los dos líderes por alcanzar un acuerdo de gobernanza inclusiva para Afganistán, lamento el tiempo perdido y ahora hay que actuar de inmediato en apoyo a un pronto inicio de negociaciones inter-afganas”.

En un atentado talibán lanzado este jueves con un vehículo bomba contra un complejo militar de la provincia de Paktia, murieron al menos cinco civiles. Los talibanes explicaron que su acuerdo con los EEUU sellado en Doha el pasado febrero conlleva que no lanzarán ataques contra las fuerzas internacionales estacionadas en Afganistán, pero han resaltado que los militares afganos quedan excluidos de este tratado.

A su vez, otro acuerdo político fue consolidado hoy, con el mismo objetivo de finalizar con una duradera crisis política. En Israel, el gobierno conjunto Gantz-Netanyahu fue aprobado por el parlamento israelí.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending