Conecte con nosotros

Afganistán

Los talibanes reclaman como botín de guerra mujeres de 15 años para usar de esclavas sexuales

Publicado

en

Los radicales islámicos talibanes reclaman como botín de guerra en las zonas conquistadas de Afganistán mujeres de entre 15 y 45 años para usar como esclavas sexuales. Ya controlan casi el 90% del país, pero son en su mayoría zonas agrarias o no urbanizadas con mayoría de hombres.

El grupo terrorista islámico talibán avanza en su plan de vencer al gobierno central afgano y fusionar el Estado y el gobierno para establecer un Estado fundamentalista del Islam en pleno Asia Central.

Ahora, comienzan la islamización radical convirtiendo en esclavas sexuales a las mujeres de entre 15 y 45 años de las zonas capturadas rurales.

Inclusive, los talibanes ya empezaron a imponer sus leyes islámicas medievales a los predicadores musulmanes reformistas, tanto imanes como mullahs:

“Todos los imanes y mullahs en las zonas capturadas deben proveernos a los talibanes una lista de mujeres de más de 15 años y viudas de menos de 45 para que se casen a los luchadores talibanes”

Comisión Cultural Talibán para los Predicadores del Islam

En la visión islámica acorde a la Ley Shariah, los “jihadis”, que son los guerreros que luchan en la jihad (guerra santa), necesitan reproducirse para crear más y más guerreros islámicos.

Por esto, la decisión de los altos cargos talibanes de conseguirle esposas de manera forzada.

Inclusive, múltiples veces se ha encontrado casos de talibanes que secuestran a mujeres uzbekas, tayikas, jázaras o de otras etnias minoritarias para ser tomadas como esclavas sexuales o incluso comerciarlas como objetos de trata a clientes millonarios dentro o fuera de Afganistán.

Otro importante problema para estas desafortunadas mujeres abducidas por los radicales islámicos es que muchas veces tienen que ir de hombre en hombre, ya que sus esposos son combatientes en primera línea de combate, y muchas veces mueren al poco tiempo de casarse, y son forzadas a casarse con otro talibán, en un ciclo que usualmente se repite muchas veces.

Es por más extraño que estas noticias no aparezcan en portales feministas, que dedican artículos enteros a hablar del machismo en Occidente pero no hablan de lo que está ocurriendo en Medio Oriente.

Los talibanes aplican una multitud de medidas machistas y que violan los derechos de las mujeres que, para los estándares de libertad y calidad de vida occidentales, son extremadamente ilegales y por las que ninguna feminista reclama.

En las zonas donde domina el fundamentalismo islámico, a las mujeres se les prohíbe trabajar fuera de la casa, por lo que están obligadas a ser amas de casa; se les prohíbe ser atendidas por doctores masculinos, algo que lleva muchas veces a muertes por desatención médica, ya que no abundan los expertos en salud entre los talibanes; se les prohíbe salir de su hogar sin su “supervisor” (esposo o familiar masculino); y se les prohíbe mostrar los tobillos u otras partes del cuerpo a excepción del rostro en público, lo que conllevaría a una pena de latigazos en la fe islámica radical.

Afganistán

Atentado en mezquita en Afganistán: el ISIS y los talibanes profundizan su guerra religiosa

Publicado

en

Brutal atentado en una mezquita en Afganistán deja más de 50 muertos confirmados mientras se profundiza la guerra entre los talibanes y el ISIS. El atacante se inmoló con una bomba.

Durante la oración religiosa islámica de este viernes 8 de octubre, un atacante suicida se inmoló con una bomba en una importante mezquita de la ciudad de Kunduz, Afganistán, dejando al menos 50 muertos. Además, se reportaron “cientos de heridos”, con hasta el momento más de 140 confirmados.

Los hospitales de la zona se declararon colapsados por la gran afluencia de heridos que tuvieron que ser internados de urgencia y las fuerzas especiales afganas fueron enviadas a ayudar en la zona afectada. Según la policía local, se trata de uno de los mayores atentados de la historia del país.

El grupo terrorista talibán, ahora en el gobierno nacional, emitió un comunicado en el que afirman que podrían haber más ataques terroristas pronto, por lo que piden a los residentes locales que eviten acceder a lugares públicos.

No dieron detalles de la autoría del hecho, pero todo apunta a ISIS-K, la filial del Estado Islámico en Afganistán que desde la salida de Estados Unidos del país lleva una cruenta guerra religiosa contra los talibanes.

Aunque ambos grupos son fundamentalistas islámicos, son de distintas etnias: los talibanes son chiítas, mientras que el ISIS es suní, razón que provoca que el ISIS venga llevando una política agresiva de atentados en las últimas semanas tanto en el país afgano como en Pakistán.

¿Qué es ISIS-K, el grupo que asesinó 13 estadounidenses en Kabul y lleva una cruenta guerra religiosa contra los talibanes?

Seguir Leyendo

Afganistán

Afganistán: al menos ocho muertos por un nuevo ataque en Kabul de ISIS contra los talibanes

Publicado

en

Uno de los atacantes fue abatido y el otro capturado por los talibanes. Se trata del primer atentado de gran magnitud en Kabul desde la retirada de las tropas estadounidenses.

Los talibanes informaron este domingo que al menos ocho personas murieron y unas 20 resultaron heridas en un atentado en una mezquita de Kabul donde se celebraba una ceremonia religiosa en memoria de la madre de un alto responsable talibán. Se trata del primer ataque a la capital afgana desde el fatídico atentado contra las fuerzas estadounidenses en el aeropuerto el mes pasado.

Sin lugar a dudas el ataque provino de ISIS-K, la rama del Estado Islámico en Afganistán. Estos extremistas ven a los talibanes como demasiado moderados y quieren promover su propio sistema de gobierno, basado más en un califato que en un emirato, como actualmente está organizado el país desde la toma de poder talibán.

Un soldado talibán aseguró que los atacantes eran dos, uno de los cuales fue abatido y el segundo capturado cuando intentaba huir. El Ministerio del Interior confirmó el número de víctimas, aunque otras fuentes han dicho que esa cifra podía aumentar con el paso de las horas. El ataque se produjo alrededor de las 16.00, hora local (13.30 GMT) cerca de la puerta de entrada a la mezquita Eid Gah.

Ahmadullah, un comerciante cuya tienda se encuentra cerca de la mezquita, dijo a la agencia AFP que escuchó “el ruido de una explosión seguida de disparos”. El testigo añadió que “justo antes de la explosión, los talibanes acababan de bloquear la carretera en previsión de la oración por la madre de Zabihullah Mujahid”, el portavoz de los talibanes.

“El ataque ocurrió en la calle justo fuera de la mezquita”, dijo otro soldado talibán, quien aseguró que todas las víctimas eran civiles. Altos mandos talibanes fueron vistos donando sangre en el hospital donde se atendió a los lesionados. Si bien ningún grupo se atribuyó el ataque, las sospechas apuntan al Estado Islámico, también responsable del atentado de agosto que dejó 72 muertos, entre ellos numerosos soldados estadounidenses.

Este grupo había perpetrado antes atentados especialmente en Jalalabad cuyo blanco habían sido las fuerzas de seguridad talibanas. Estado Islámico y los talibanes son enemigos y siente un odio recíproco. El último de estos ataques dejó el sábado al menos cinco muertos, entre ellos un niño y varios talibanes de las fuerzas de seguridad, y otras dos personas resultaron heridas en un atentado cerca de un mercado en la provincia oriental de Nangarhar.

Seguir Leyendo

Afganistán

La línea dura de los talibanes presionan a los “moderados” y se abre una grieta en el nuevo gobierno

Publicado

en

Los rumores que recorren el Palacio Presidencial tomado por los talibanes indican hechos de violencia entre las distintas facciones del régimen.

Tras la caída de Kabul en manos de los talibanes y la toma del Palacio Presidencial a mediados de agosto, los seguidores del mulá Abdul Ghani Baradar se hicieron con el control del Estado y formaron el Emirato Islámico de Afganistán.

Baradar fue siempre el más “moderado”, entre muchas comillas, del Talibán, y hace años que venía pidiendo un tratado de paz con Estados Unidos, e incluso lográndolo con Trump en 2020, frenando múltiples ataques terroristas para honrar el acuerdo.

Sin embargo, la llegada al poder de las fuerzas islámicas trajeron la confluencia de todas las facciones del Talibán, y rápidamente se abrió una grieta dentro del grupo terrorista entre los “moderados” y los “radicales”.

Cabe destacar que los talibanes moderados están lejos de ser considerados de centro o “pragmáticos” si usamos el estándar occidental, sino que refiere a talibanes más abiertos al diálogo con otras naciones islámicas menos estrictas con la Ley Sharia como podría ser Emiratos Árabes Unidos o Marruecos, por ejemplo.

Si bien todo indicaba que Baradar iba a ser el máximo mandatario del Ejecutivo afgano, los Cinco Talibanes, que son los verdaderos líderes del grupo, que fueron liberados de Guantánamo por Obama en 2014 y están refugiados en Qatar desde entonces, enviaron la orden que el Emirato debe tener un Líder Supremo, y nombraron a Hibatullah Akhundzada, un talibán del ala más radical, como la máxima autoridad.

Esto generó fuertes fricciones internas en los primeros días del régimen, y los primeros enfrentamientos fueron revelados por la agencia informativa AP, que consultó con dos importantes funcionarios afganos, que pidieron permanecer anónimos, y afirmaron que hubo hechos de agresión en los pasillos de los edificios gubernamentales, y que incluso se puso en peligro la vida de Baradar.

Según se dice, los moderados están enojados y tensos dentro del propio gobierno por el amplio nombramiento de ministros del ala más radical en el nuevo gabinete, fallando a las promesas que hicieron los talibanes moderados frente a las cámaras internacionales prometiendo que este nuevo gobierno tendrá políticas más pragmáticas e inclusivas.

El mulá Abdul Ghani Baradar, encargado de las negociaciones por la paz.

Seguir Leyendo

Trending