Seguinos en redes

Francia

Una empresa cementera francesa pagará US$ 778 millones de multa tras admitir que financió al ISIS en Siria

Publicado

en

La cementera francesa Lafarge llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por medio del cual acepta pagar 778 millones de dólares por financiar al ISIS en plena guerra civil siria.

La cementera francesa Lafarge se declaró culpable este martes en los tribunales de Estados Unidos y admitió haber pagado millones de dólares a guerrilleros del ISIS (Estado Islámico en Irak y Siria) para que los terroristas les permitieran mantener operativa sus fábricas en Siria durante la guerra civil, al encontrarse en territorio controlado por los yihadistas.

Lafarge, ahora fusionada con la suiza Holcim, llegó a un acuerdo con el Gobierno estadounidense por el cual reconoció su responsabilidad por haber prestado ayuda material a ISIS, con el fin de mantener sus negocios en ese país, y pagará una multa de US$ 778 millones de dólares.

Su filial Lafarge Cement Syria, que ya no se encuentra en funcionamiento debido a este escándalo, se declaró culpable del cargo de conspiración para dar apoyo material a organizaciones terroristas desde agosto de 2013 a octubre de 2014, en plena guerra civil.

La acusación contra Lafarge por apoyar a grupos yihadistas en Siria fue presentada por el fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, Breon Peace. "Hoy anuncio las históricas declaraciones de culpabilidad de dos empresas por conspirar para brindar apoyo material a organizaciones terroristas extranjeras. Las dos empresas son Lafarge S.A. y Lafarge Cement Siria S.A.", aseguró en declaraciones a la prensa.

"Las organizaciones terroristas extranjeras son el Estado Islámico de Irak y al-Sham, o mejor conocidos como ISIS y el Frente al-Nusra", dijo Peace en la conferencia. Por su parte, la fiscal general adjunta de los Estados Unidos, Lisa Monaco, señaló entre los agravantes, que la empresa intentó encubrir los envíos de dinero a los yihadistas borrando los registros, e incluso intentando sobornar a los testigos para que no declaren.

"Lafarge también ocultó su asociación con estos terroristas a través de una red de contratos falsos, facturas falsificadas, intermediarios corruptos y cuentas de correo electrónico fuera del sistema", explicó Monaco.

"En el verano de 2014, el mundo vio con horror cómo ISIS asesinaba a periodistas y trabajadores humanitarios inocentes. Ese mismo verano, Lafarge estaba en negocio con ISIS, asegurándoles parte de sus ganancias y capitalizando la brutalidad del grupo".

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos describió este caso como el primero de su tipo en el que han intervenido y resuelto; y subrayó que "no hay justificación para que una empresa multinacional autorice pagos a una organización terrorista".

El fiscal Breon Peace (primero de la derecha) y su equipo llegando a la rueda de prensa sobre la condena a Lafarge.

Lafarge prácticamente no puso resistencia luego de que los fiscales desanudaran el esquema de corrupción, pero sí hizo hincapié en que en esas actividades no estuvieron involucrados ningunos de sus empleados de Estados Unidos.

La compañía francesa resaltó que los ejecutivos implicados en las operaciones ya no están en la empresa o en ninguna de sus filiales, resaltando que su comportamiento “fue una violación flagrante del código de conducta de Lafarge”.

Además, en un intento absurdo por intentar justificar su accionar, declararon durante el juicio que las actividades de la empresa se produjeron "durante un periodo de intensa violencia y presión coercitiva por parte de los grupos terroristas".

Camiones de la cementera francesa Lafarge.

Francia

Una niña de 12 años fue violada por tres árabes menores de edad, quienes la quemaron y llamaron "judía asquerosa"

Publicado

en

La justicia francesa imputó el martes por la noche a dos adolescentes de 13 años por violar en grupo y amenazar de muerte a una menor de orígen judío en París. Este caso se desarrolla en un contexto de creciente preocupación por el antisemitismo árabe en todo Europa.

El periódico francés Le Parisien informó sobre la investigación de la violación de una niña de 12 años que tiene relación con el antisemitismo. Los sospechosos en este caso también son menores de edad. Según la información proporcionada por el diario, la niña llegó a la comisaría de Courbevoie, un suburbio al noroeste de París, acompañada por sus padres, y presentó una denuncia por violación.

De acuerdo con la información oficial, la niña estaba en una plaza cerca de su casa en compañía de una amiga cuando tres adolescentes de 12, 13 y 14 años, todos inmigrantes árabes, la secuestraron y llevaron a un hangar abandonado.

Allí, los tres agresores la golpearon, la insultaron por ser judía y luego cometieron el delito de violación, para luego intentar quemarla. Los tres jóvenes violadores fueron arrestados y llevados ante un juez de instrucción antes de que se presentaran cargos formales.

Uno de ellos sería un exnovio, de 12 años, quien supuestamente estaba "enojado" con ella por no haberle dicho que era judía. Además, en el teléfono del agresor, los investigadores encontraron imágenes antisemitas, incluida una bandera israelí quemada y banderas palestinas. Otro de los violadores acusó a la niña de haber hecho “comentarios inapropiados sobre Palestina”.

Los menores comparecerán hoy ante un juez de instrucción, enfrentando varios delitos graves incluyendo violación con agravantes, agresión sexual con agravantes, intento de extorsión mediante amenazas, invasión de la privacidad, amenazas de muerte, violencia e insultos, estos dos últimos delitos considerados agravados. A pesar de su corta edad, debido a la seriedad de los cargos, la fiscalía francesa solicitará la detención preventiva de los menores incluso antes del juicio.

En los últimos dos meses, se han registrado una serie de incidentes antisemitas en Europa por parte de inmigrantes árabes. En Suecia se escucharon disparos cerca de la embajada de Israel, en Bélgica un ciudadano israelí fue atacado por partidarios de los palestinos después de retirar una pegatina antisemita, y en Francia, una sinagoga fue incendiada en la región de Normandía.

La líder de derecha, Marine Le Pen, quien obtuvo una contundente victoria en las últimas elecciones europeas, conectó directamente ese incidente con lo que describió como "la estigmatización de los judíos por la extrema izquierda", en un comunicado publicado en su cuenta de redes sociales.

Le Pen enfatizó que "el aumento explosivo de los actos antisemitas, con un incremento del 300% respecto a los primeros tres meses de 2023, debe ser una señal de alerta para todos los franceses: la estigmatización continua de los judíos durante meses por parte de la extrema izquierda, utilizando el conflicto entre israelíes y palestinos, representa una verdadera amenaza para la paz social".

"Todos deben ser conscientes el 30 de junio y el 7 de julio", añadió, refiriéndose a las fechas de las elecciones legislativas donde su partido, la Agrupación Nacional (RN), lidera según las encuestas.

Ella apuntó específicamente hacia La Francia Insumisa (LFI), un partido político de extrema izquierda que defiende la inmigración masiva, que defiende a los palestinos de la Franja de Gaza y que rechazan clasificar a Hamás como un grupo terrorista.

Le Pen está enfocada en presentar esta campaña como un contraste entre su agenda centrada en seguridad y control de la inmigración ilegal, frente al bloque del nuevo Frente Popular de extrema izquierda, dominado por LFI.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Francia

A dos semanas de las elecciones en Francia, un inmigrante afgano apuñala a cuatro personas a la salida de un supermercado en Metz

Publicado

en

La fiscalía de Metz anunció este lunes 17 de junio que cinco personas resultaron heridas con arma blanca, dos de las cuales eran muy graves. Se cree que se trata de cuatro víctimas y el quinto sería el agresor.

Este lunes 17 de junio de 2024 por la mañana, un nuevo ataque islámico aterró a Francia. Un inmigrante ilegal proveniente de Afganistán atacó con un cuchillo a las personas que salían de un local de comidas llamado Borny Souk, en la Avenida du Fort des Bordes, en la localidad de Metz.

Tras la llegada de la Policía Nacional se constató que cuatro franceses fueron apuñalados, dos de ellos están heridos de gravedad, con uno al borde de la muerte y con el pronóstico vital reservado hasta nuevo aviso.

El atacante también fue herido por la Policía, pero se dio a la fuga. Los investigadores también encontraron un vehículo sospechoso en la rue des Feivres de Metz, a una cuadra del ataque. En total, se movilizaron dieciséis unidades de bomberos, con la participación de 25 efectivos.

El hecho ocurre a tan solo dos semanas de las elecciones, donde la derecha de Marine Le Pen está al alza, justamente por su discurso frontal en contra de la inmigración ilegal. La líder de Agrupación Nacional, que actualmente mide arriba de los 35 puntos porcentuales y podría ganar la mayoría en el Congreso, propone deportaciones masivas de los inmigrantes ilegales.

Mientras tanto, la polémica gira en torno a las declaraciones del jugador de fútbol Kylian Mbappé, que ha expresado su rechazo a los "extremos políticos" en una rueda de prensa este domingo durante la Eurocopa.

El campeón del Mundo 2018 y perdedor de la Final en 2022, aludió a Marine Le Pen, y llamó a los jóvenes a votar en las próximas elecciones legislativas por el partido del presidente Macron para evitar que la "extrema derecha" llegue al poder.

Su discurso cayó muy mal en la sociedad francesa, especialmente a medida que se intensifican los ataques violentos de inmigrantes musulmanes que no se logran adaptar a la sociedad occidental europea.

Las encuestas indican que el partido de Le Pen se llevará la mayoría de los votos, casi duplicando al partido centrista de Macron, que ha implementado una política de fronteras abiertas en los casi 7 años que lleva al frente del Poder Ejecutivo.

Seguir Leyendo

Francia

Tras la masiva victoria de la derecha en Francia, Macron llama a elecciones locales anticipadas y pone en duda su continuidad

Publicado

en

El presidente convocó a elecciones legislativas de emergencia para resolver la crisis de representación que desató el masivo triunfo del partido de Le Pen en las elecciones europeas de este domingo.

Todavía no habían cerrado los centros de votación y en Francia ya se sentía un terremoto político. Este domingo los franceses acudieron a las urnas para elegir los representantes que formarán parte del Parlamento Europeo por los próximos 5 años.

Sin resultados oficiales pero con unos boca de urna que indicaban lo peor para el oficialismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dio una cadena nacional convocando a elecciones legislativas anticipadas para el 30 de junio en Francia.

Su partido, Renacimiento, no pudo cosechar ni el 15% de los votos en las elecciones europeas, mientras que el partido de Marine Le Pen, el derechista Agrupación Nacional, superó el 35% de los votos. El resultado es incluso más abultado si se tiene en cuenta que el partido Reconquista, de Éric Zemmour, un desprendimiento por derecha de Agrupación Nacional, sacó por su cuenta el 5,5% de los votos.

El masivo batacazo llevó a que Macron apretara el botón rojo. “He escuchado su mensaje, sus preocupaciones y no las dejaré sin respuesta. Dentro de unos instantes firmaré el decreto de convocatoria de las elecciones legislativas cuya primera vuelta tendrá lugar el 30 de junio y el balotaje el 7 de julio”, anunció Macron en un mensaje televisado.

“No podría seguir, al término de esta jornada, mirando hacia otro lado. A esta situación se añade además la fiebre que ha contagiado el debate público y parlamentario en nuestro país”, dijo el mandatario desde el Elíseo.

La medida de urgencia convoca a elecciones en 21 días, el plazo más corto que se puede adelantar de manera constitucional. Desde el Gobierno creen que cada día Macron pierde más votos, y que una elección lo antes posible podría frenar la sangría que está teniendo el centrismo.

No solo creció la derecha. El Partido Socialista duplicó su cantidad de votos respecto a la anterior elección y obtuvo el 12,8% de los votos; el frente de partidos de izquierda, la Francia Insumisa, obtuvo el 7,2% de los votos, los ecologistas de Los Verdes obtuvieron el 4,7% de los votos y el Partido Comunista se consolidó en 2,5%.

Toda la izquierda junta suma 27,2% y le gana con creces en apoyo popular a la alianza de gobierno actual, que engloba los 14 puntos de Macron, y 7% que obtuvo el partido centroderechista Los Republicanos, un total de 21 puntos.

La derecha al alza

Marine Le Pen viene de perder un ballotage mano a mano contra Macron en 2022, lo que la llevó a reformar completamente su partido político. La histórica dirigente de derecha dio un paso al costado y le cedió el liderazgo de su agrupación a Jordan Bardella, un dirigente con sus mismas ideas pero sin el historial de tener un padre que colaboró con los nazis.

Bardella logró hábilmente convertir las elecciones europeas en un referéndum sobre la continuidad de Macron en el poder. Durante toda la campaña pidió una convocatoria a elecciones anticipadas en caso de que la derecha se impusiera en las elecciones.

Golpeado en todos los frentes, y luego de tener una merma de apoyo en junio de 2022 cuando su partido perdió las elecciones legislativas y perdió la mayoría absoluta que había tenido en la legislatura 2017-22, Macron está analizando dar un paso al costado.

Si bien le quedan 3 años de mandato y actualmente gobierna en coalición con el Partido Socialista y Los Republicanos, un triunfo de la derecha en el Congreso podría blindar completamente su agenda, e incluso podría tener que hacer un acuerdo de gobernabilidad con Le Pen.

En Francia el presidente suele cederle el cargo de Primer Ministro, una suerte de Jefe de Gabinete, al partido que tiene mayoría en el Congreso o que le brinda los votos para tenerla. Si en las elecciones que tendrán lugar el 30 de junio la formación de Le Pen se impone con una diferencia lo suficientemente grande, Macron podría tener que terminar dándole el cargo a alguien de Agrupación Nacional.

La propia Marine Le Pen afirmó que está preparada “para asumir el poder” si gana las elecciones legislativas convocadas para fin de mes. ”Estamos listos para asumir el poder si los franceses nos dan su confianza”, aseguró ante sus seguidores, tras la victoria electoral de este domingo.

Seguir Leyendo

Tendencias